El jefe de Seguridad Ciudadana afirmó que era Titadine

09-07-04

11-M LA INVESTIGACION / LAS COMPARECENCIAS


El jefe de Seguridad Ciudadana afirmó que era Titadine

El subdirector de la policía reconoce haber facilitado ese dato erróneo al secretario de Estado a las 13.00 horas

MANUEL CERDAN

PEDRO DIAZ-PINTADO

Subdirector operativo de la policía durante el 11-M.

Ocupó el cargo de jefe de la Brigada Provincial de Madrid.

Destituido por el nuevo Gobierno, está en el Consejo Asesor de la policía.

Fue comisario jefe de la policía en la Audiencia Nacional.

MIGUEL ANGEL SANTANO

Jefe de la Comisaría General de la Policía Científica, con sede en Canillas.

Durante el atentado ocupaba el mismo cargo en la Jefatura de Madrid.

Coordinó los trabajos de identificación de los cadáveres en el IFEMA.

Está considerado como uno de los mejores expertos de la Policía Científica.

M. A. FERNANDEZ RANCAÑO

Jefe superior de la Policía de Madrid desde hace dos años.

Coordinó las investigaciones desde el atentado hasta el 12 de marzo.

Fue jefe superior de policía en Cataluña y Galicia.

Está considerado como un profesional próximo al PSOE.

MADRID.- Pedro Díaz-Pintado, el subdirector operativo de la policía durante el 11-M, despejó ayer uno de los enigmas que más ha obsesionado esta semana a los diputados de la Comisión. ¿Por qué el ministro Acebes, tras la masacre, informó erróneamente de que el explosivo utilizado en el atentado era Titadine, el habitual de la banda terrorista ETA?(.../...)

Díaz-Pintado, la máxima autoridad policial del anterior Gobierno, reconoció que la información se la facilitó él, personalmente, al entonces secretario de Estado de Interior, Ignacio Astarloa, en el transcurso de una reunión celebrada en el Ministerio sobre las 12.30 horas del 11-M. El dato le fue proporcionado previamente por teléfono por el comisario Santiago Cuadro, el responsable de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana, a la que pertenecen los Tedax.

El jefe de esa unidad, el comisario Juan Jesús Sánchez Manzano, aseguró el miércoles que ni él ni nadie de su equipo informaron del tipo de explosivo hasta las 14.00 horas. Sólo a esa hora comenzaron a saber, tras los preceptivos análisis, que era dinamita, porque habían aparecido restos de nitroglicerina.

Sin embargo, el ex subdirector de la policía explicó a los diputados de la Comisión por qué se produjo la equivocación: «En esa reunión de la cúpula policial, el secretario de Estado pregunta por el tipo de explosivos del atentado. Le digo que tengo que llamar a Santiago Cuadro y pregunto a éste si sabe algo. Me contesta, con cierta acritud, que no tengamos tanta prisa, que las prisas pueden provocar errores. Cuando está finalizando la reunión, recibo una llamada de Cuadro y me dice que es 'Titadine con cordón detonante'. Le digo; '¿Seguro?'. Y me contesta: 'Sí, seguro'.Tomo nota en un papel oficial del Ministerio y, seguidamente, se lo comunico al secretario de Estado. Después, ya por la tarde, sobre las 17.00 horas, el comisario general me dice que el explosivo es otro y que ha habido un error».

¿Cómo pudo producirse ese error en un asunto de tanta importancia? Díaz-Pintado justifica el desliz por una imprecisión en la «cadena de mando», como ya mantuvo Sánchez Manzano.

«Mi opinión es que las prisas llevan a Cuadro a preguntar a algún agente de los Tedax que estaba in situ en el lugar de los hechos y no participó en la analítica, por lo que la información no es fiable. Después, el comisario general pudo confundir dinamita con Titadine con cordón detonante, que es una especie de muletilla que se pone en todos los informes sobre los atentados de ETA».Díaz-Pintado informó a los diputados de que, antes de su comparecencia, había hablado por teléfono con el comisario Cuadro: «Me ha dicho que mencionó Titadine, pero no con toda seguridad. Fue un error lamentable, pero no buscado. Una equivocación que se puede cometer en medio de tanta presión».

El ex subdirector de la policía afirmó que no descartaron la pista etarra hasta que las pesquisas sobre la tarjeta prepago les condujeron al locutorio de Lavapiés. «Los resultados de la tarjeta no llegaron hasta el 12 por la noche, mientras se celebraban las manifestaciones. De la Morena me dice que tenía una investigación, pero que los individuos no colaboraban. Se refería a los hindúes que vendieron las tarjetas y que luego fueron detenidos. Al día siguiente, el sábado por la mañana, me comunica que habían avanzado, que iban a detener a unos marroquíes, pero que no diga nada a mis superiores. Se lo comento al director, pero le insisto en que no diga nada».

Los portavoces de los grupos parlamentarios, excepto el del PP, insistieron en el dato de si el Gobierno centró la pista etarra sólo a partir de la información del Titadine. Díaz-Pintado aclaró que, al margen de ese dato, existían otros elementos que conducían a ETA: «La coincidencia del atentado en los trenes, el antecedente de las maletas en Madrid, Teruel y Huesca; el número de bolsos, que coincidía con la cifra dada por uno de los detenidos por la Guardia Civil en Cuenca, quien había manifestado que pensaban colocar 12 bolsas con explosivos en Baqueira. A partir de ahí, comenzamos a pensar en ETA. Si el atentado se hubiera producido en el Metro o en un avión, habríamos reaccionado de otra manera».

Díaz-Pintado aclaró una duda que se había suscitado con anterioridad por otro de los comparecientes. El comisario general de Policía Científica, Miguel Angel Santano, manifestó que la tarjeta prepago encontrada en el teléfono móvil de la mochila la había entregado su unidad a la UCIE, el grupo especializado en terrorismo árabe, a las 12.00 horas de la mañana del 12-M.

Sin embargo, el subdirector operativo rectificó al comisario y afirmó que la entregaron a la Comisaría General de Información.La investigación sobre la tarjeta la efectuó otra unidad operativa, diferente a la UCIE.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XXV). Las mentiras de 'El Gitanillo'