El explosivo que estalló el 11-M fue distinto del que tenían los islamistas

11-07-06



11-M LA INVESTIGACION / El comisario jefe de los Tedax declaró en su comparecencia ante la Comisión del 11-M que en los focos de las explosiones se encontró nitroglicerina / Acebes también mencionó ese componente /

El explosivo que estalló el 11-M fue distinto del que tenían los islamistas




CASIMIRO GARCIA-ABADILLO

MADRID.- El explosivo que estalló en los trenes el 11 de marzo de 2004 no era Goma 2 ECO, ni tampoco era el mismo que se encontró en la bolsa de Vallecas, en la furgoneta Renault Kangoo, en el piso de Leganés o en las vías del AVE a su paso por Mocejón.

Eso es lo que se deduce de los análisis que hicieron los Tedax en los focos de las explosiones, en los que se encontró un componente inexistente en la Goma 2 ECO. Así lo hizo constar el comisario jefe de dicha Unidad, Juan Jesús Sánchez Manzano, en su comparecencia ante la Comisión de Investigación del 11-M que tuvo lugar el 7 de julio de 2004.

A una pregunta del diputado del PP Jaime Ignacio del Burgo sobre la composición del explosivo usado por los terroristas, Sánchez Manzano respondió: «He dicho que los restos de los focos de las explosiones llegan a la Unidad a las 12.30; se inicia su análisis y se obtienen los primeros resultados en torno a las 14 horas [del 11 de marzo]...».
(.../...)

En algunos casos (en concreto, ocho de los 10 focos), no en todos, cuando se hace el análisis de los restos del foco de la explosión logramos encontrar restos de nitroglicerina, y la nitroglicerina es el componente de todas las dinamitas», prosiguió Sánchez Manzano en respuesta al PP.

Posteriormente, durante el mismo interrogatorio, pero esta vez a preguntas del diputado del Grupo Mixto José Antonio Labordeta, Sánchez Manzano vuelve a recalcar: «A las 14 horas, como son muestras obtenidas en los restos que ha dejado la explosión, lo único que se puede averiguar es que es dinamita, porque lo único que se puede encontrar es nitroglicerina, que es componente común en todas las dinamitas».

El dato de la existencia de nitroglicerina es recurrente y, por tanto, hay que darlo como cierto, ya que el propio ex ministro del Interior Angel Acebes, en su comparecencia ante la Comisión de Investigación del 11-M, que tuvo lugar el 28 de julio de 2004, insiste en que el componente encontrado en los restos de las explosiones es nitroglicerina, «el componente de la dinamita», afirmó, siguiendo la línea argumental de Sánchez Manzano.

Por tanto, hay que dar por hecho que el explosivo que se empleó para hacer estallar los trenes contenía nitroglicerina. Ahora bien, ¿es la nitroglicerina un componente de la Goma 2 ECO? Rotundamente, no.

Tanto en los informes de la Policía Científica como en los de Guardia Civil, así como en los propios análisis de los Tedax (aunque luego haremos mención al incidente de la metenamina), existe una coincidencia absoluta en cuanto a las sustancias que componen la Goma 2 ECO: nitrocelulosa, nitrogricol, nitrato amónico, ftalato de dibutilo y carbonato cálcico.

En el sumario 20/2004 aparecen diversos informes de los Cuerpos de Seguridad que analizan las sustancias encontradas en Vallecas, el trozo de papel parafinado hallado en la furgoneta Renault Kangoo, en la vía del AVE y en el piso de Leganés, y en ninguno de ellos aparece mencionada la nitroglicerina.

La determinación del tipo de explosivo utilizado en el atentado de Madrid es muy relevante de cara a la investigación, ya que puede ser determinante a la hora de dilucidar aspectos clave de su realización, incluida la autoría del mismo.

Hasta tal punto esto es así que uno de los elementos esenciales que llevó al Gobierno del PP a mantener la autoría de ETA en los atentados del 11 de marzo fue precisamente el tipo de explosivo utilizado.

Recordemos por un momento la situación que se vivió en aquel fatídico 11-M. El entonces ministro del Interior, Angel Acebes, convocó en el Ministerio una reunión de toda la cúpula policial antiterrorista que dio comienzo a las 12.00 horas. Dicha reunión, que se celebró en una sala blindada, estuvo presidida por el entonces secretario de Estado de Interior, Ignacio Astarloa (Acebes se encontraba a esa hora en el Palacio de la Moncloa), y en ella estuvieron presentes Agustín Díaz de Mera (director general de la Policía); Santiago López Valdivielso (director general de la Guardia Civil); Vicente Faustino (subdirector de Operaciones de la Guardia Civil); José Manuel García Varela (jefe de Información de la Guardia Civil); Jesús de la Morena (comisario general de Información de la Policía); Miguel Angel Fernández Rancaño (jefe superior de Policía de Madrid), y Pedro Díaz Pintado (subdirector general Operativo de la Policía).

Poco antes de que concluyera dicha reunión, cerca de las 14 horas, Díaz Pintado recibió una llamada del comisario de Seguridad Ciudadana, Santiago Cuadro Jaén, en la que éste le informó del tipo de explosivo utilizado por los terroristas: «Se trata de Titadyn con cordón detonante, eso es lo que dicen los Tedax». Eso fue lo que les comunicó Díaz Pintado a los allí reunidos nada más colgar el teléfono, y ésa fue su versión (no corroborada por Cuadro Jaén) ante la Comisión de Investigación del 11-M.

El consenso general entre la cúpula policial era que, si el explosivo utilizado en el atentado era Titadyn, la hipótesis de la autoría apuntaba claramente a ETA; si no era así, las hipótesis se abrían a otro tipo de grupos terroristas, incluidos los islamistas.

Esto era así porque ETA había llevado a cabo dos importantes robos en Francia, uno en el polvorín de Plévin (septiembre de 1999) y otro en el polvorín de Grenoble (marzo de 2001), en los que se apropió de miles de kilos de Titadyn. Por cierto, el robo de Plévin fue llevado a cabo por una especie de joint venture entre ETA y el denominado Ejército Revolucionario Bretón (ARB), lo que demuestra que la organización terrorista española ha colaborado con otras bandas siempre que ha encontrado un beneficio en la asociación.

Desde esas fechas, ETA ha utilizado dicho explosivo en todos sus atentados con coche bomba.

ETA robó dos tipos de dinamita: Titadyn-30 y Titadyn-50. La primera era de procedencia austriaca, mientras que la segunda era de fabricación francesa. Sin embargo, la diferencia fundamental entre ambas, más que su procedencia, es que la primera contiene nitrogricol, mientras que la segunda contiene nitroglicerina.

Es decir, que tenía toda la lógica pensar que, si en los análisis de los focos de las explosiones los Tedax habían detectado la existencia de nitroglicerina, dedujeran inmediatamente que se trataba de Titadyn-50. Es decir, en la tesis de ETA como autora de los atentados.

Sin embargo, una vez localizada la Renault Kangoo y el papel parafinado de cartucho de dinamita con restos de explosivo y, sobre todo, tras el hallazgo de la bolsa de Vallecas, los Tedax apuntaron de forma contundente hacia otro tipo de explosivo: la Goma 2 ECO.

Efectivamente, la bolsa de Vallecas contenía una masa gelatinosa cuyo análisis dio como resultado que se trataba de Goma 2 ECO (metenamina aparte). Y lo mismo sucedía con los restos de la Kangoo (o, al menos eso parecía). La dinamita de Leganés y de las vías del AVE no se analizó hasta entrado el mes de abril (el día 2 de dicho mes los terroristas trataron de atentar contra el tren de alta velocidad con destino a Sevilla, y el día 3, siete de ellos volaron por los aires en el piso de la calle de Martín Gaite en Leganés).

La convicción de Sánchez Manzano de que el explosivo localizado en la Renault Kangoo y en la bolsa de Vallecas no podía ser otra cosa que Goma 2 ECO le llevó a realizar un informe el 12 de marzo (un día después de los atentados) en el que se refleja el resultado de una analítica errónea o manipulada.

Según dicho informe, tanto en el caso de los restos del papel parafinado como en el explosivo que había en la bolsa de Vallecas se detectaron nitrocelulosa, nitrogricol, nitrato amónico, ftalato de dibutilo y ¡metenamina!

Curiosamente, cuando en dicho informe Sánchez Manzano se refiere a los restos encontrados en los focos de las explosiones localizados en los trenes, la concreción desaparece, no se habla de nitroglicerina, sino de «componentes habituales de la dinamita».

Como demuestran los informes de los distintos cuerpos policiales recogidos en el sumario, una cosa sí puede afirmarse sin duda: la nitroglicerina no es un componente habitual de todas las dinamitas, ya que no existe en la Goma 2 ECO, que es un tipo de dinamita.

Sin embargo, sí que existe, además de en el Titadyn-50, en la dinamita conocida como Goma 2 EC. Así lo refleja un informe emitido el 18 de junio de 2004 por el Grupo Especial de Desactivación de Explosivos (Gedex) de la Guardia Civil, realizado con motivo de una inspección llevada a cabo en Mina Conchita. En dicho informe se detalla cuál es la composición de la Goma 2 EC: nitrogricol, dinitrotolueno, nitrocelulosa y nitroglicerina.

Sin embargo, en un informe pericial remitido por Sánchez Manzano el 20 de abril de 2005 al juez Del Olmo, el comisario jefe de los Tedax desestima con rotundidad la posibilidad de que los terroristas que provocaron el 11-M utilizaran Goma 2 EC. «En relación con el oficio objeto de este informe y que es Goma 2 EC, es preciso aclarar en este punto que tal explosivo no ha sido ocupado, ni detectado en ningún momento, que el explosivo identificado ha sido el denominado Goma 2 ECO».

La seguridad con la que los Tedax señalaron a la Goma 2 ECO como el único explosivo utilizado en el atentado del 11-M, descartando otro tipo de dinamitas, como el Titadyn, fue un elemento esencial no sólo para descartar a ETA de la investigación, sino para apuntar hacia la hipótesis del terrorismo islamista y, lo que era más importante en ese momento, para avalar la tesis mantenida por el PSOE de que el Gobierno quería engañar a la opinión pública.

¿Qué ha sucedido desde entonces con la nitroglicerina encontrada en los focos de las explosiones producidas en los trenes? ¿Por qué en el sumario el comisario jefe de los Tedax no ha incluido ningún informe en el que se refleje el hallazgo de esa sustancia, y siempre que se ha referido a lo hallado en los focos de las explosiones se ha limitado a hablar de los «componentes habituales de la dinamita»?

¿Pudo equivocarse Sánchez Manzano a la hora de mencionar el nombre de dicho componente en la Comisión de Investigación? Esa hipótesis parece absolutamente descartable por cuanto no sólo él mismo lo usó en dos ocasiones, sino porque, en una comparecencia posterior, el ex ministro del Interior lo volvió a utilizar, se supone que pertrechado de información oficial facilitada por los propios Tedax.

Un error tan flagrante sería razón suficiente como para destituir a un responsable policial que definió, en su comparecencia ante los diputados, las funciones de su Unidad de la siguiente forma: «La Unidad Central de Desactivación de Explosivos es una unidad especializada, eminentemente técnica, con una normativa específica que regula cada uno de sus procedimientos y de los pasos que se tienen que dar, incluso en cuanto a la gestión de la información que se genera desde el punto de vista técnico, y siempre procedemos de la misma manera. Aquí, por supuesto, acentuamos el rigor para que las cosas se produzcan exactamente como se tienen que producir, por dos razones fundamentales: una, porque nos lo dice la normativa específica que lo regula y, otra, porque, como ustedes saben, si es eminentemente técnica y no seguimos los procedimientos rigurosamente, perdemos credibilidad, con lo cual la calificación técnica se nos derrumbaría».

El extraño caso de la metenamina

El responsable de los Tedax incluyó este componente «por error» en tres muestras distintas de Goma 2 ECO

El 18 de junio de 2004, el juez Juan del Olmo hizo público su primer auto en el que hacía un relato de los hechos acaecidos el 11 de marzo en Madrid en función de los datos que la investigación policial había puesto ya sobre su mesa.

En la página 4 de dicho auto puede leerse: «Las analíticas efectuadas a los restos de explosivos encontrados en la furgoneta de Alcalá -Renault Kangoo- apuntan a la presencia en su composición de nitrocelulosa, nitrogricol, nitrato amónico, ftalato de dibutilo, metenamina y carbonato cálcico; las realizadas a la sustancia explosiva del artefacto desactivado en la Comisaría de Puente de Vallecas ofreció el mismo resultado anterior, y las realizadas con muestra patrón de dinamita Goma 2 ECO dan el mismo resultado analítico; todo lo cual viene a determinar que en ambos casos se utilizó el mismo explosivo».

El juez había transcrito lo que los informes remitidos por el comisario jefe de los Tedax, J. J. Sánchez Manzano, le habían transmitido; pero, al mismo tiempo, estaba cometiendo un error garrafal que no pasó desapercibido para los expertos. De hecho, los peritos de la Policía Científica ya detectaron ese grave error en un informe elaborado el mismo día 12 de marzo de 2004, en el que señalan que tanto en la muestra encontrada en la Renault Kangoo como en la supuesta muestra patrón se hallan los mismos elementos. Sin embargo, en la muestra de la bolsa de Vallecas no han logrado encontrar la metenamina (que es un componente que incluyen algunos explosivos militares como el C3 o el C4).

Pese a todo, Sánchez Manzano no modificó sus informes y convenció al juez para que éste asumiera con naturalidad que tanto en Vallecas como en el papel parafinado localizado en la Renault Kangoo había lo mismo: Goma 2 ECO, y que ese explosivo incluye entre sus componentes la metenamina.

El entuerto no se enderezó hasta el mes de abril del año siguiente. El día 5 de abril de 2005, el Juzgado Central número 3 de la Audiencia Nacional, a cuyo frente se encuentra Teresa Palacios, y que instruye lo relativo al intento de descarrilamiento del AVE, remitió al juez Del Olmo un escrito en el que, a petición de la Guardia Civil, le solicitaba lo siguiente: «Si en todas las muestras obtenidas en las distintas actuaciones derivadas de los atentados del 11 de marzo de 2004 y 3 de abril de 2004 (sustancias explosivas intervenidas o muestras de las mismas) se ha localizado la sustancia conocida como metenamina».

Esa pregunta, realizada por los expertos de la Guardia Civil, era un aldabonazo a la credibilidad del comisario jefe de los Tedax, que seguía manteniendo la existencia de la metenamina como componente de la Goma 2 ECO. Es decir, algo materialmente imposible. Tanto como decir que en la Goma 2 ECO hay nitroglicerina.

El informe que remitió J. J. Sánchez Manzano al juez Del Olmo en contestación al oficio remitido por el Juzgado número 3 de la Audiencia Nacional, que lleva fecha de 20 de abril de 2005, provoca sonrojo. Sobre todo, teniendo en cuenta la alta estima, en cuanto a su «cualificación técnica», en la que el citado comisario tiene considerada a su Unidad.

Afirma Sánchez Manzano que en cuanto al explosivo recuperado en la Comisaría de Puente de Vallecas, la mención de la metenamina se debe a un «error de transcripción».

Respecto a la presencia de la metenamina en los restos del papel parafinado de la Kangoo y en la muestra patrón, la justificación que da Sánchez Manzano es que se debe a que se ha producido «contaminación».

¿Una muestra patrón contaminada? ¿Una sustancia localizada en un lugar completamente distinto que se contamina, no de otra, sino de la misma sustancia? ¿Un error mecanográfico que justamente coincide con la sustancia contaminada que aparece en las dos muestras examinadas con anterioridad?

Resultaría cómico si no fuera tan grave.

La tesis más extendida entre los expertos en desactivación de explosivos es que Sánchez Manzano quiso, de forma apresurada, desmontar la tesis de que el explosivo utilizado por los terroristas en los trenes fuera justamente Titadyn.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Bloguero Belga, héroe de Internet
Anónimo ha dicho que…
Belga 197, heroe de internet
Anónimo ha dicho que…
Cronicas del Gulag, de Bitnick
Unknown ha dicho que…
Ésto puede suponer un vuelco a todas las patrañas que nos han intentado vender, sin embargo en los foros de la SER siguen llamando fachas a los que no se creen la "verdad" oficial.¿acabará Zp en la carcel?...Ojalá.
Anónimo ha dicho que…
Gran exclusiva de El Mundo: La Audiencia Nacional ordena la repetición de los análisis de las muestras de los focos de explosión (23 de enero de 2007)

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XXV). Las mentiras de 'El Gitanillo'