Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




20.1.05

 

Ingeniería periodística o como la SER crea la noticia, para tener primicia y exclusiva

 


Un redactor jefe de la emisora del Grupo Prisa fue a la CNMV a entregar documentos sobre Francisco González

Ingeniería periodística o como la SER crea la noticia, para tener primicia y exclusiva

PD

Ha sido uno de los ejercicios de ingeniería periodística más espectaculares de los últimos años. Al estilo de lo que acostumbraba a hacer Pedrojota Ramírez cuando se coordinaba a principios de cada semana con Julio Anguita, Herri Batasuna o el sursum corda para lanzar andandas contra el felipismo, la Cadena SER soltó este martes un bombazo.

A todo volumen y colocando la noticia por encima del coche-bomba explosionado ese mismo día por ETA, la emisora abría "Hora 25" con la noticia de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) investigaba “irregularidades contables” en la venta a Merrill Lynch de una sociedad de Bolsa propiedad de Francisco González (FG), presidente del BBVA. El titular era: "La CNMV estudia presuntas irregularidades en la venta de la sociedad de Bolsa del presidente del BBVA".
(.../...)

El miércoles, el resto de medios del Grupo Prisa –El País, CNN Plus y Cinco Días– repican la noticia. Eso sí, siempre citando como fuente a la Cadena SER. En el caso de El País, citando incluso la fuente en el titular, mientras que Cinco Días repetía que la información es de la SER hasta en cuatro ocasiones dentro de la noticia.

Lo que no decía ni uno sólo de los medios del Grupo Prisa y ha salido a la luz el lunes, justo la víspera de la "gran exclusiva", Javier Ruiz, redactor Jefe de la Cadena SER, había ido hasta la CNMV y había depositado en el registro de la entidad tres cartas escritas en 1996 por el entonces responsable de Merrill Lynch en España, en las que se este denunciaba supuestas irregularidades contables en la operación que acababan de cerrar con FG.

Poniéndose la venda antes de la herida, la SER se apresuró a justificar su insólita su actuación afirmando que "es política informativa de este medio de comunicación el publicar únicamente informaciones cuya veracidad ha sido probada y ratificada".

Lo paradójico es que la cadena de radio no considerara noticia las cartas de Merrill, que podía haber presentado como una "exclusiva", sino la investigación que a partir de su denuncia hizo la CNMV. Llama también la atención que en momento alguno, se informara a los oyentes oyentes de la SER, a los lectores de El País y Cinco Días o a los espectadores de CNN Plus, de que el motor de la noticia era un redactor jefe de la Casa.

Antes de informar a sus oyentes sobre el contenido de esos documentos, la SER prefirió ponerlos en manos de la CNMV con el claro propósito de fabricar, primero, un pretexto para que esta institución actuara contra el presidente del BBVA y después, una noticia por el procedimiento de la profecía autocumplida.

Uno de los cerebros de la ofensiva contra Francisco González es Matías Cortés, consejero de Prisa, propietaria de la SER. Cortés, que es consejero de Sacyr y amigo de Luis del Rivero, ha logrado poner a todo el grupo de Polanco al servicio de la estrategia de desestabilizar al presidente del BBVA.

Resulta grave que un medio de comunicación se preste a este papel, pero mucho más todavía que lo haga la CNMV, que se ha dejado instrumentalizar por Miguel Sebastián, asesor de Zapatero, y un sector del Gobierno. En primer lugar, es insólito que la CNMV actúe a instancias de una cadena radiofónica con tan obvios intereses en el caso. En segundo lugar, resulta difícil de explicar que, nueve años después y tras haber dado el visto bueno a la compraventa, la CNMV se dedique ahora a indagar difusas responsabilidades penales, lo cual sería en cualquier caso una tarea de los tribunales.

Después, cuando la CNMV afirmó que esos documentos no aparecían en sus registros o archivos, la SER optó -como es lógico- por un titular de mayor calado: La CNMV sospecha que las denuncias sobre la venta de FG Valores se borraron de sus archivos .

La CNMV hizo pública ayer una nota de prensa en la que, tras desvelar cómo el redactor jefe de la SER se había presentado ante ellos para denunciar un hecho, afirmaba que ha comenzado a investigar si hubo algún tipo de delito en la venta de FG Valores, la sociedad de Francisco González, al banco de inversiones Merrill Lynch en 1996.

La SER replicó de inmediato con un comunicado en el que insiste en la teoría de que "las pautas de responsabilidad informativa bajo las que la Cadena Ser actúa nos exigen un contraste riguroso de toda la información que llega a nuestras manos".

Resulta difícil de explicar que, nueve años después y tras haber dado el visto bueno a la compraventa, la CNMV se dedique ahora a indagar difusas responsabilidades penales, lo cual sería en cualquier caso una tarea de los tribunales. Nada de lo publicado sugiere la existencia de responsabilidades penales. El propio banco de inversiones da por cerrado este asunto que tanto le interesa reabrir a la CNMV, días después de que el ministro de Economía avalara la ofensiva de Sacyr contra el BBVA con el peregrino argumento de la «españolidad» del banco


Lea mas

This page is powered by Blogger. Isn't yours?