Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




24.9.04

 

Las coacciones de 'los talibanes'

 

24-09-04



Las coacciones de 'los talibanes'

Los partes de los empleados de Topas denuncian las presiones de los integristas


ANA DEL BARRIO

MADRID.- Aunque para la directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, son conflictos irrelevantes, desde abril hasta septiembre de 2004, en la prisión de A Lama (Pontevedra), se han producido un suicidio, tres muertes naturales, dos tentativas de suicidio, 11 agresiones a funcionarios, 27 agresiones entre internos, dos plantes colectivos de presos, una intoxicación aguda de un interno y se han requisado 28 objetos punzantes.
(.../...)

Los funcionarios de prisiones reconocen que Gallizo ha heredado la situación del Gobierno anterior y que ha llegado a la institución en su peor momento, pero no ocultan su malestar por sus palabras quitando relevancia a los incidentes. A pesar del miedo a las posibles represalias y al temor que siempre existe a desvelar este tipo de percances en prisión, EL MUNDO ha tenido acceso a los partes internos que han elevado diversos funcionarios denunciando la situación de la prisión de Topas (Salamanca).

En ellos, relatan el aumento de las agresiones y la conflictividad provocado por la actuación de un grupo de presos integristas, que presiona al resto para que siga al pie de la letra los dictados del Corán, como adelantó este diario. Muchos de los incidentes no han ido a más gracias a la intervención de la dirección del centro.

«Parece ser que hay un grupo de internos denominados 'talibanes' que están presionando a los internos del módulo 9 para que asistan a los 'oficios religiosos' y que practiquen los ritos de la religión musulmana» [ver documento adjunto].

En otro informe, los funcionarios se quejan de que el preso Afif Said «obliga a sus compañeros del módulo bajo amenazas, en un principio, y palizas si no cumplen, a asistir al rezo durante las 24 horas del día. En concreto durante la noche, coacciona a los internos de su séquito para rezar en voz alta y, con la ventana abierta, llegando a establecer varios turnos, perturbando de esta manera el descanso nocturno de los demás compañeros del centro».

Y el parte prosigue así: «Obliga a denunciar a todo interno que no cumpla con la tradición islámica para imponer castigos tanto psíquicos como físicos, realiza amenazas religiosas con el pretexto de ser el imam del centro y obliga a participar a otros internos en las protestas colectivas del módulo (comidas, aperturas, cierres de celdas...) como lucha de la fe islámica».

Otro de los partes recoge la agresión a una mujer ATS: «El citado interno [Nabil Dalaf] se abalanzó sobre la ATS de guardia cuando ésta procedía a curarle en la enfermería del centro, teniendo que retroceder, siendo perseguida por el interno, que rápidamente fue reducido tanto por la médico como por el funcionario del M-9 que controlaba la actividad».


Lea mas

 

Un funcionario hizo un informe de la celebración de islamistas y etarras del 11-M

 

24-09-04



Un funcionario hizo un informe de la celebración de islamistas y etarras del 11-M


ANA DEL BARRIO

MADRID.- Un funcionario de la prisión de A Lama (Pontevedra) elevó un informe por escrito a la dirección del centro denunciando que presos islamistas y etarras celebraron la masacre del 11-M. Aquella mañana, un recluso integrista, Mustafá Z., que ejercía las labores de imam, invitó a café a todos los reclusos del módulo V, entre los que se encontraban dos internos de la organización terrorista ETA.
(.../...)

Tras la celebración, llegó a media mañana la orden del entonces director general de Instituciones Penitenciarias, Angel Yuste, de aislar a los reclusos de la banda terrorista ETA, ya que en aquel momento se trabajaba con la hipótesis de que esta banda terrorista era la autora de la masacre de Atocha. De cualquier forma, los presos de ETA, al ser internos de primer grado, por la tarde no pueden bajar al patio ni acceder al economato donde los detenidos pueden comprar comida y bebida.

Sin embargo, el aislamiento no fue impedimento para que los etarras se siguiesen comunicando intensamente con los presos islamistas el 11 de Marzo, a través de las ventanas de las celdas que dan al patio, según confirmaron a este diario los trabajadores de la prisión. «En el módulo V, donde se celebraron los atentados, había dos etarras. Y luego, a pesar de estar aislados, se comunicaron con los islamistas a través de las ventanas o por debajo de las puertas, cuando salieron a las galerías. No sólo el 11-M sino también los días sucesivos», declaró ayer a este diario el vicepresidente del sindicato de prisiones ACAIP, Juan Figueroa.

La actual directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, negó ayer que presos etarras e islamistas festejaran el atentado terrorista del 11 de Marzo en la cárcel de A Lama, como informó ayer EL MUNDO. Gallizo matizó que ese día había instrucciones de aislar a los reclusos de ETA porque en ese momento el Gobierno atribuía la masacre a esta banda terrorista. Pero, en realidad, el apartamiento de los internos fue posterior a la celebración.

En declaraciones a Los Desayunos de TVE, Gallizo aseguró que «en ese momento la tesis del Gobierno era que la autoría del atentado correspondía a ETA y se dieron instrucciones a los centros para que se aislara a los internos pertenecientes a esa banda».

La responsable de Instituciones Penitenciarias aseguró que cualquier incidente es reflejado en los partes que se hacen en las cárceles.Según confirmaron a este diario varios funcionarios de la cárcel y uno de los jefes de servicio -que no han querido desvelar su identidad-, la invitación del preso integrista, que ejercía de imam, a los etarras consta precisamente en uno de los partes internos. Sin embargo, estos informes elevados por los funcionarios no figuran en ningún registro y la dirección del centro puede realizar con ellos lo que considere oportuno.

Se da la circunstancia de que, por la política de dispersión, los presos etarras están separados en la cárcel y, por tanto, en prácticamente todos los módulos del centro hay unos dos presos de la banda.

Los funcionarios de la prisión están acostumbrados a que los reclusos de ETA festejen los atentados, ya que suelen brindar cada vez que tiene lugar uno de ellos. Lo que les llamó la atención el 11 de Marzo fue que los islamistas tomasen la iniciativa e invitasen al resto, circunstancia que fue muy comentada por los trabajadores de A Lama.

De hecho, la celebración de la matanza de Atocha no fue exclusiva del módulo V, sino que se produjo también en otros. Dos días después, el 13 de marzo, el imam mayor y otros 10 presos islamistas fueron castigados y sometidos a aislamiento para separarlos del resto de los internos.

Las buenas relaciones entre los terroristas de ETA y los islamistas -con los que se comunican en español o francés- también constan en los informes que los funcionarios realizan diariamente sobre los presos de primer grado, sometidos a una vigilancia especial.


Lea mas

23.9.04

 

«En España no hubo una reacción valiente tras el 11-M»

 

23-09-04



«En España no hubo una reacción valiente tras el 11-M»


MANUEL MARRACO

MADRID.- La única calificación posible que la catedrática de la Universidad del País Vasco Edurne Uriarte podría encontrar para el comportamiento de los españoles ante el 11-M sería un suspenso.
(.../...)

No fue una reacción valiente, más bien «una mezcla de miedo debilidad y confusión», según explicó ayer la propia Uriarte en la presentación en Madrid de su libro Terrorismo y Democracia tras el 11-M. La reacción mayoritaria fue culpabilizar al Gobierno y aceptar «parte de la legitimación del terrorismo». Esto último, explica, es parte de la recuperada teoría de las causas: aquélla que carga la culpa del terrorismo en la agresión de los países occidentales a los musulmanes, en el conflicto árabe-israelí, en la miseria...«Pensaba que estábamos mejor preparados».

A juicio de la presidenta de la Fundación para la Libertad, décadas de terrorismo etarra no han servido de enseñanza. «No estoy de acuerdo con ese juicio de que en España hubo una reacción generalizada de valentía y rechazo frontal al terrorismo», explica Uriarte.«Espero que España no tarde en entender el terrorismo de Al Qaeda los 20 o 25 años que tardó en entender el de ETA», añade.

Del pueblo para arriba, también fallos. El más reciente, el del propio presidente del Gobierno español en su discurso en Naciones Unidas, donde propuso una «alianza de civilizaciones» que ayudaría en la lucha contra el terrorismo.

Ingenuidad

El razonamiento de Uriarte conduce a que José Luis Rodríguez Zapatero está «equivocado» en su análisis del terrorismo fundamentalista, ya que «no ha sabido evaluar la verdadera fuerza de su fanatismo».La estrategia que sigue sería un ejemplo de lo que en el libro califica de «diplomacia ingenua»: la que cree que la vía del diálogo es suficiente para acabar con el terrorismo. «Desde el punto de vista estratégico y político», señala Uriarte, «Zapatero no está desarrollando las medidas necesarias para luchar contra Al Qaeda».

Esa fe en la «diplomacia ingenua» es una de las principales debilidades de las democracias que enumera la catedrática de Ciencia Política.Hay otras. Por ejemplo, la facilidad con la que surge el miedo en la sociedad y su poca capacidad de resistencia. También la «tolerancia suicida», que acepta la existencia de planteamientos antidemocráticos en su propio seno. Y una cuarta debilidad: «la mentalidad civil», una aversión a adoptar medidas militares.«Una característica que España representa muy bien», dice Uriarte.«El terrorismo de ETA requiere medidas policiales. El de Al Qaeda, medidas policiales y militares», añade.



Lea mas

 

La Audiencia Nacional une las investigaciones del 11-M y Leganés en el juzgado de Del Olmo

 

23-09-04



11-M LA INVESTIGACION

La Audiencia Nacional une las investigaciones del 11-M y Leganés en el juzgado de Del Olmo

El Pleno de la Sala de lo Penal le da la razón en la cuestión de competencia frente a Teresa Palacios - La juez retiene las diligencias previas abiertas por el intento de atentado contra la línea del AVE

MANUEL MARRACO

MADRID.- La juez de la Audiencia Nacional Teresa Palacios deberá abandonar la investigación que sigue por el suicidio colectivo de Leganés el pasado 3 de abril, y trasladar la causa a su colega Juan Del Olmo. El intento de atentado contra el AVE, que tuvo lugar el día anterior, seguirá en manos de la juez.
(.../...)

Este trasvase del Juzgado Central de Instrucción número 3 al número 6 fue acordado ayer unánimemente por el Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, compuesto por los 12 magistrados titulares -tres por cada una de las cuatro secciones- y los tres que se encuentran en comisión de servicio. La decisión coincide con lo solicitado por Del Olmo que, tras dos negativas de su colega a inhibirse en su favor, presentó el pasado 3 de agosto una cuestión de competencia para que fuera el Pleno de la Sala el que determinara a quién correspondía la investigación.

En su petición, el juez contó con el respaldo de la Fiscalía, que, aunque inicialmente defendió mantener dos procedimientos, cambió luego de criterio y consideró «más ventajoso» un solo sumario.

Además, el Ministerio Público había solicitado que también se le asignase a Del Olmo la investigación sobre el AVE. Sin embargo, con la misma unanimidad el Pleno acordó que las diligencias previas abiertas tras el intento de atentado contra la línea de alta velocidad Madrid-Sevilla deberá continuar en el juzgado número 3.

Según fuentes de la Sala, el criterio decisivo de los magistrados para fundir los dos sumarios es que la localización de los terroristas fue producto de la investigación iniciada por Del Olmo tras los atentados. Fue la identificación de los posibles autores del 11-M -contra varios de los cuales se había dictado orden de busca y captura- y el rastro de sus tarjetas telefónicas lo que llevó a su localización en un piso de la calle de Carmen Martín Gaite, donde finalmente fallecieron siete terroristas y un geo. Aunque se trate de hechos cometidos con tres semanas de diferencia, fue la persecución de los sospechosos del 11-M la que condujo a lo sucedido en Leganés.

Fortuito

En su deliberación, el Pleno partió de la ponencia elaborada por el presidente de la Sala de lo Penal, Javier Gómez Bermúdez, cuyas conclusiones coincidían con las adoptadas ayer. Según fuentes de la Sala, a lo largo de las dos horas de reunión se decidió otorgar un mayor peso al argumento de que la solicitud de entrada y registro en Leganés partió de las investigaciones de Del Olmo.Que la identidad de los investigados coincidiera en ambos casos quedó en un segundo plano.

Esa misma identidad de sujetos fue aducida por la Fiscalía respecto al intento de atentado del AVE. Sin embargo, en este caso la localización del explosivo se produjo de modo fortuito, al margen de lo actuado por Del Olmo. El magistrado no quiso pronunciarse ayer sobre el hecho de que la Sala hubiera acordado ya no remitirle las diligencias previas del AVE, y zanjó el asunto asegurando que la decisión era satisfactoria para ambas partes. «La cuestión ha quedado dirimida», señaló, según informa Efe. Palacios, por su parte, declaró que había ocurrido «lo que se preveía».

Fuentes de la Sala subrayaron que en la decisión no pesó el hecho de que Del Olmo vaya a dedicarse casi en exclusiva -con la excepción del caso Egunkaria- a investigar el 11-M. Tampoco la opinión de las Fuerzas de Seguridad, partidarias de tratar con un solo juez. Según las mismas fuentes, sólo se manejaron elementos «estrictamente jurídicos» vinculados a las reglas de conexidad que fija la ley.

La decisión del Pleno fue comunicada ayer mismo a los dos magistrados y a la Fiscalía, aunque el auto con el texto definitivo está todavía pendiente de redacción.




Lea mas

 

«Yo me llevo 'superbién' con el argelino, es un tío muy serio»

 

23-09-04



11-M LA INVESTIGACION

«Yo me llevo 'superbién' con el argelino, es un tío muy serio»


MADRID.- Las buenas relaciones que mantienen desde hace tiempo los presos de ETA con los islamistas en las cárceles españolas quedaron patentes en una conversación mantenida en la prisión de Villabona a finales de septiembre de 2001, días después del 11-S, entre el dirigente de Jarrai Juan Luis Camarero y el colaborador etarra Joseba Iñaki Bereciartúa. Casimiro García-Abadillo, director adjunto de EL MUNDO, reproduce este diálogo en su libro 11-M, La venganza.

En esa conversación, Camarero le decía a su compañero, que había ido a visitarle a la cárcel:

-Vine con el argelino [se refería a Abdelkrim Beresmail, detenido en 1997 por su pertenencia al Grupo Islámico Armado (GIA) en el curso de la operación Appreciate], que está aquí.

-Del GIA, ¿no?, le preguntó Bereciartúa.

- Sí, es la leche. Está supercontento [se refiere a los atentados del 11-S]. Tiene unas ganas de matar yanquis que mecagüen la leche. ¡Increíble! Es un tío superserio. Este es de los que, en cuanto salga, va con una bomba encima. Yo me llevo superbién con él. Todo lo que sea guerra, de puta madre. Para él hay cosas que nosotros hacemos muy mal. Según él, tú pones la bomba y no tienes que avisar. Tiene que haber muchos muertos. Y ésa es la historia, otro concepto. Mira lo que han hecho... Para mí, chapó.

El contenido de esta conversación fue remitido por los servicios de información al Gobierno el pasado 12 de marzo, un día después del 11-M, dentro de una serie de documentos que avalaban la posible relación entre ETA y el terrorismo islamista.


Lea mas

 

Presos etarras e islamistas festejaron juntos la masacre la mañana del 11-M

 

23-09-04



11-M LA INVESTIGACION / Uno de los internos que ejercía de imam invitó a café a todos los reclusos de su módulo, entre los que se encontraban dos de ETA / Los funcionarios destacan la relación cordial entre los distintos terroristas

Presos etarras e islamistas festejaron juntos la masacre la mañana del 11-M

Miembros de la banda terrorista internados en la cárcel de A Lama, Pontevedra, acudieron a la invitación de uno de los 'emires' que controlan al colectivo musulmán de la prisión - Entre los etarras presos se hallaban Luis Mariñelarena, condenado por el asesinato de Fernando Buesa, y Javier Ugarte Villar, miembro del comando que secuestró a Ortega Lara - En el grupo musulmán estaba Sohbi Khouni, detenido en el 97 con Allekema Lamari, presunto séptimo suicida, y con Abdelkrim Benesmail, que coincidió en la prisión de Villabona con Toro Castro
ANA DEL BARRIO

MADRID.- Los presos islamistas de la cárcel de A Lama (Pontevedra) festejaron con reclusos etarras los atentados del 11-M. Esa misma mañana, uno de los internos que ejerce de emir en el centro penitenciario, invitó a café y té al resto de los internos del módulo V, entre los que se encontraban dos presos de la banda terrorista ETA, según denunciaron a EL MUNDO los funcionarios de la prisión.
(.../...)

Entre los reclusos de la banda terrorista ETA en A Lama, se encuentran Javier Ugarte Villar, condenado a 32 años de cárcel por el secuestro de Ortega Lara y Luis Mariñelarena Garciandía, sentenciado a 100 años de prisión por el asesinato del dirigente socialista Fernando Buesa.

El fatídico 11 de Marzo, los dos reclusos etarras estuvieron hablando toda la jornada con el preso integrista que actúa de emir -líder espiritual- y otros miembros islamistas. A los dos días, este imam fue sancionado y se le limitó su régimen de vida en la prisión. Sin embargo, tras el castigo por haber celebrado la masacre terrorista, el jefe musulmán regresó al mismo módulo.

Los funcionarios de la cárcel de A Lama denunciaron ayer a EL MUNDO la buena sintonía existente entre los 11 reclusos de ETA, los dos del GIA argelino y uno del 11-M, que, en la actualidad, están encarcelados en el centro de Pontevedra. «Hay una comunicación constante entre estos presos, aunque se aplica la política de dispersión. Pasean y charlan por el patio, se entienden y se respetan. Los islamistas, que no se suelen relacionar con nadie, se dan golpes en el pecho y hacen señales de saludo y respeto a los etarras», declaró Juan Figueroa, vicepresidente del sindicato ACAIP, que agrupa a los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias.

Además de los presos etarras, en A Lama están internados Osama Darra, detenido por su relación con los atentados del 11-M, y Sohbi Khouni, arrestado en el 97 por su vinculación con la organización terrorista argelina GIA junto a Allekema Lamari, presunto séptimo suicida de Leganés, y Abdelkrim Benesmail, que coincidió en la cárcel de Villabona con Antonio Toro Castro.

En la misma prisión también ha estado radicado uno de los más sanguinarios miembros de la banda terrorista ETA, Rafael Caride Simón, condenado a 790 años de cárcel por el atentado de Hipercor, y a otros 142 por un atentado con coche-bomba en el puerto de Barcelona, entre otros delitos.

A los funcionarios de A Lama les ha llamado la atención la relación demasiado cordial entre los reclusos islamistas y los etarras, ya que no se suelen relacionar con el resto de internos. «Se comunican y son afines. Tienen la misma ideología. El etarra no se comunica con los presos comunes», aseguró Rafael Moral, delegado de la Confederación Intersindical Gallega (CIGA) en A Lama.

En el presidio, existe un interno que ejerce las labores de imam mayor y otros dos presos que ocupan el cargo de coroneles, según su propia denominación. El núcleo duro está formado por otros 10 integristas que también actúan de imames y que tienen bajo su órbita a otros 120 internos musulmanes.

El festejo de los atentados del 11-M no ha sido el único incidente registrado en prisión. Cuando el 3 de abril se inmolaron los siete terroristas de Leganés, los reclusos integristas intentaron hacer un acto de apoyo a los suicidas y reivindicar, de paso, la salida del aislamiento del imam mayor.

Los funcionarios de A Lama lograron abortar esta acción y también tuvieron que sofocar un enfrentamiento entre los presos árabes y los españoles. Según el relato de un trabajador del centro gallego -que no quiso desvelar su identidad-, los internos musulmanes advirtieron a los españoles de que el suceso de Leganés no quedaría impune y amenazaron con que se iban a producir más atentados.

La tensión estaba a flor de piel y los funcionarios se tuvieron que emplear a fondo para separarlos y evitar la pelea. Es más, los trabajadores recibieron un chivatazo de los reclusos españoles de que los islamistas estaban planeando secuestrar a uno de los empleados de la prisión para exigir el fin del aislamiento del imam.

El sindicato ACAIP denuncia que este tipo de presos está perfectamente organizado y tiene una estructura jerárquica y militar: «Ellos consideran que están en guerra santa y dicen que por qué nos quejamos de 190 muertos cuando en Palestina ha habido muchos más. Su visión es lo que pasa en Irak o en Palestina. Esta situación se nos va de las manos», afirmó Figueroa.

Como muestra de esta organización, los integristas realizan entrenamiento militar en el patio haciendo simulaciones con escobas (a modo de fusil), tirándose al suelo y reptando. Los funcionarios del centro les prohibieron terminantemente este tipo de comportamientos.

Este núcleo duro coacciona al resto de reclusos y llega a imponer castigos físicos -como golpes en las plantas de los pies- a quienes no siguen al pie de la letra los dictados del Corán. Así, muchos internos marroquíes condenados por delitos menores acaban radicalizando en prisión sus ideas religiosas.

«A los líderes musulmanes les ingresan dinero y así ejercen su poder sobre el resto, que no tiene recursos. Les dan un préstamo de 10 euros y, la semana siguiente, les tienen que devolver el doble. Tienen un ejército de gente analfabeta y sin arraigo familiar», añadió Figueroa.

El sindicato ACAIP destaca el gran aumento de la población extranjera en A Lama, que ha pasado de 72 foráneos en 2002 a los 611 de la actualidad -unos 400 musulmanes-, sobre un total de 1.571.


Lea mas

21.9.04

 

Una de las pistolas halladas en el piso de Leganés fue robada en 1997 a un general retirado

 

21-09-04



11-M LA INVESTIGACION

Una de las pistolas halladas en el piso de Leganés fue robada en 1997 a un general retirado

La Policía Científica ha descubierto que una de las pistolas halladas en el piso de Leganés fue robada en 1997 a un general retirado. Unos delincuentes sustrajeron el arma de su chalé, situado en el distrito madrileño de Moncloa. El delito aún no ha sido esclarecido, según adelantó el Abc.


Lea mas

20.9.04

 

Ni brindó ni habló con la juez

 

20-09-04



11-M LA INVESTIGACION

Ni brindó ni habló con la juez

Rubalcaba dijo a la Comisión que no tomó champán el 13-M ni preguntó a Le Vert por «algo que seguramente ella desconoce»

MADRID.- Alfredo Pérez Rubalcaba, uno de los asistentes a la cena en el restaurante Hacienda de Santa Fe en la que José Blanco recibió la llamada de Margarita Robles, negó ante la Comisión del 11-M haber hablado nunca con la juez Le Vert o haber brindado con champán por las noticias de que los atentados eran obra de islamitas. Este es el extracto de las respuestas que dio a las preguntas de la portavoz del PP, Alicia Castro, en su declaración ante la Comisión, el pasado 29 de julio.
(.../...)

Alicia Castro.- ¿Habló usted con la juez francesa Laurence le Vert?

Alfredo Pérez Rubalcaba.- No. Es que ni la conozco. No he hablado nunca con ella por teléfono ni la conozco físicamente. No he hablado con la juez Le Vert, lo siento. Le tengo gran respeto y gran estima, pero no la conozco ni he hablado con ella.

A. C.- No pasa nada, podía usted haber hablado con ella.

A. P. R.- Por supuesto.

A. C.- Es que como lo dice así... Yo tampoco la conozco.

A. P. R.- Efectivamente, tiene usted razón, hubiera sido algo muy razonable, pero no lo hice. No lo hice porque, entre otras cosas, como digo, no la conozco. Sencillamente, me hubiera parecido una impertinencia llamar a alguien que no conozco para preguntarle por algo que seguramente ella desconoce.

A. C.- ¿Es cierto, como han afirmado supuestos testigos presenciales, que usted brindó con champán en un restaurante de la Comunidad de Madrid cuando le llegó la noticia de que el atentado había sido reivindicado por el terrorismo islamista?

A. P. R.- Eso es radicalmente falso. Además, fíjese, como se dice en estos casos, le agradezco que me haga esa pregunta, porque me permite desmentir una calumnia, un infundio. No he brindado con champán esa noche. Nunca. No lo hicimos, sencillamente, no lo hicimos. Eso es una calumnia. Es rotundamente falso. Lo niego una y mil veces y, repito, le agradezco que me haya hecho la pregunta.

En otro momento, la diputada del PP le preguntó a Rubalcaba sobre las conversaciones que mantuvo esos días con el ex secretario de Estado de Interior Rafael Vera, muy vinculado a los servicios de información.

A. C.- ¿Cuántas veces habló con Rafael Vera, ex secretario de Estado de Seguridad del Gobierno socialista, entre los días 11 y 14 de marzo?

A. P. R.- Creo recordar que hablé una vez. Le voy a decir cómo fue, porque me acuerdo que me llamó Juan Carlos Rodríguez Ibarra y me dijo: «Rafael Vera quiere deciros una cosa». Le llamé y me dijo lo siguiente, no sé si fue el jueves o el viernes, eso no se lo puedo precisar. En aquel momento se estaba abriendo paso, sobre todo en la red, la tesis de que ETA y Al Qaeda podían haber colaborado, y me llamaba para decirme que, a su juicio, como experto, que lo es, en la lucha antiterrorista, esa colaboración era imposible. Eso fue todo.



Lea mas

 

Blanco fue informado el 12-M de que al día siguiente la policía iba a detener a islamistas por los atentados

 

20-09-04



11-M LA INVESTIGACION / Margarita Robles le comunicó por teléfono que los servicios secretos le habían dado esa noticia a la juez Le Vert / El dirigente socialista cenaba en esos momentos con Rubalcaba y otros dirigentes del partido

Blanco fue informado el 12-M de que al día siguiente la policía iba a detener a islamistas por los atentados

EL MUNDO

MADRID.- El secretario de Organización del PSOE y director de la campaña electoral de José Luis Rodríguez Zapatero, José Blanco, supo el viernes 12 de marzo por la noche que al día siguiente, durante la jornada de reflexión de las elecciones, la policía iba detener a islamistas por su relación con los atentados del 11-M. La noticia se la comunicó por teléfono la magistrada de la Audiencia Nacional Margarita Robles, que había conocido la información a través de la juez antiterrorista francesa Laurence le Vert.
(.../...)

Margarita Robles, que fue secretaria de Estado de Interior con Felipe González entre 1994 y 1996 y que recientemente ha sido nombrada magistrada del Tribunal Supremo, le comentó a Blanco: «Mira Pepe, lo que te voy a decir es muy importante, por eso te llamo a estas horas. Acabo de hablar con la juez antiterrorista francesa Laurence le Vert y me ha dicho que a ella le ha llegado esta noche una información de los servicios secretos españoles, según la cual mañana se van a producir en Madrid detenciones de islamistas por los atentados de ayer», según ha desvelado Casimiro García-Abadillo en su libro 11-M, La Venganza.

La juez Le Vert ha desarrollado numerosas operaciones conjuntas contra ETA con las Fuerzas de Seguridad españolas y mantiene un estrecho contacto con los servicios de información de nuestro país.

El secretario de Organización del PSOE estaba en esos momentos cenando con otros dirigentes socialistas en el restaurante La Hacienda, situado en la carretera de La Coruña, a pocos kilómetros de Madrid. Los compañeros de Blanco en la mesa eran Alfredo Pérez Rubalcaba, los miembros del Comité Electoral del PSOE Oscar López, Nacho Varela y César Mongo, y el consejero de RTVE y militante socialista Miguel Angel Sacaluga.

Según detalla Casimiro García-Abadillo los comensales «tuvieron en ese momento la sensación de que las posibilidades de ganar las elecciones se podían incrementar exponencialmente», ya que la detención de islamistas iba «a dejar en muy mal lugar al Gobierno, que seguía insistiendo en la tesis de ETA». «No se pidió champán para celebrar la noticia, como después de rumoreó», dice el director adjunto de EL MUNDO, pero «alguien propuso ir a celebrarlo a su casa».

Acusaciones

El secretario de Organización del PSOE conocía esta noticia después de una jornada en la que su partido había decidido abrir el fuego contra el Gobierno. El propio Blanco había afirmado esa mañana en un programa de televisión que el Ejecutivo estaba ocultando información y había exigido a Aznar y a Acebes que dijeran antes de las elecciones quiénes habían sido los autores de los atentados.A la misma hora, la Cadena Ser difundía «la posibilidad de que un terrorista suicida» se hubiera «inmolado en uno de los trenes», aunque «tanto el Ministerio del Interior como el portavoz del Gobierno niegan esta información».

Por la tarde, en las manifestaciones que se convocaron en todas las ciudades de España para condenar los atentados, el ambiente de unidad que había presidido la jornada del 11 de marzo ya no era el mismo. En la plaza de Cibeles de Madrid, el secretario de Estado de la Presidencia, Javier Zarzalejos, se cruzó con José Blanco y no pudo evitar decirle: «La que habéis montado».A lo que el secretario de Organización socialista contestó: «A la gente no le estáis diciendo la verdad y éstas son las consecuencias».

Esa tarde, las «consecuencias» fueron el intento de agresión que sufrieron Rodrigo Rato y Josep Piqué en la manifestación de Barcelona, y los abucheos que soportaron José María Aznar, Mariano Rajoy, Angel Acebes e incluso Silvio Berlusconi en Madrid, donde un centenar de personas les preguntaron insistentemente «¿quién ha sido?» y les acusaron de ser los responsables de la matanza.

Al día siguiente, la información trasmitida por Margarita Robles a José Blanco se confirmó: tres marroquíes y dos indios fueron detenidos por su relación con los atentados. En ese momento, miles de personas se estaban manifestaban delante de sedes del Partido Popular en toda España, acusando al Gobierno de mentir y de ser el auténtico responsable del 11-M. Alfredo Pérez Rubalcaba compareció en la sede del PSOE ante los medios de comunicación para desvelar que su partido había tenido conocimiento de que la principal línea de investigación policial apuntaba al extremismo islámico, pero que, por respeto a las víctimas y por sentido de Estado, había estado callado. «Los españoles merecen un Gobierno que no les mienta», concluyó Rubalcaba. Un día después, el PSOE ganó contra pronóstico las elecciones generales.




Lea mas

 

El entierro del 11-M

 

20-09-04



CRONICA DE LA SEMANA

El entierro del 11-M


CASIMIRO GARCIA-ABADILLO

El PSOE y el PP trataron de cerrar precipitadamente la Comisión del 11-M a la vuelta del verano. Rubalcaba y Zaplana negociaron el carpetazo porque a ninguno de los dos grandes partidos les interesaba prolongar el suplicio de una investigación que no podía dejar bien ni al Gobierno ni al principal partido de la oposición. Pero no hubo forma. La firmeza de los partidos minoritarios, las revelaciones tanto sumariales como periodísticas y, sobre todo, la presión de la opinión pública han obligado a los comisionados a solicitar 14 nuevas comparecencias y multitud de documentos oficiales.
(.../...)

El monumental enfado del PP a partir del pasado día 15 ha tenido su origen no en el acuerdo para que Aznar acuda al Congreso, sino en que el PSOE ha conseguido hábilmente situar al ex presidente del Gobierno como reo político estelar en este histórico proceso.

La falta de interés de los socialistas en el mantenimiento de la Comisión (incluso la creación de la misma es cuestionada ya abiertamente como un «grave error» por parte de algunos de sus dirigentes) tiene su explicación en una obviedad: Rodríguez Zapatero ganó las elecciones el 14 de marzo y, por tanto, todo lo que sea remover lo sucedido desde el 11 de marzo hasta el día de los comicios sólo puede ir en desdoro de lo que fue, hay que repetirlo una vez más, una victoria absolutamente legítima.

Tampoco el PP se siente cómodo al tener que mirar hacia atrás.Fue su Gobierno el que cometió los errores imperdonables, sobre todo en la gestión informativa de la crisis, que le llevaron a la derrota. Rajoy quiere mirar hacia el futuro, empezar a hacer oposición en terrenos que le son propicios, como el debate sobre el modelo de Estado, el presupuesto, la financiación de la sanidad, etc. Todo lo que sea recordar el 11-M supone revivir la pesadilla de aquellos cuatro días en los que el PP perdió unas elecciones que tenía prácticamente en el bolsillo. A ese amargo recuerdo, se suma el hecho de que la defensa obligada de Aznar y su política impide hacer algunas rectificaciones necesarias, como la posición del partido respecto a la Guerra de Irak.

En ese escenario de intereses comunes por concluir una investigación parlamentaria que ya se inició con notable desgana, parece que lo que menos importa es indagar hasta el fondo en los hechos.Es decir, averiguar qué ocurrió realmente el 11 de marzo, cómo se fraguó el atentado y quienes fueron los autores intelectuales de la masacre. Sólo conociendo esos extremos se puede llegar a conclusiones útiles que sirvan para ayudar a evitar o, al menos, para reducir los riesgos de que algo similar vuelva a ocurrir.

Es evidente que las investigaciones policiales y judiciales siguen sus propios derroteros y que el Congreso de los Diputados no puede ni debe tratar de suplantarlas. Pero eso es una cosa y otra muy distinta es tratar de limitar los objetivos de la Comisión a los estrictamente relacionados con la gestión del Gobierno anterior.

Por desgracia para el PP, la mayoría de los partidos que integran la Cámara han encontrado en este asunto la oportunidad de vapulear a Aznar y a sus ministros, arreglando así viejas cuentas pendientes.Sólo así se puede entender el respaldo de los grupos minoritarios a la negativa por parte del PSOE a que comparezcan los confidentes policiales y algunos mandos de las fuerzas de seguridad.

La pretendida búsqueda de la verdad a la que todos apelan se ha convertido en un instrumento para tratar de machacar al PP.Esa es la sensación que tiene la mayoría de los españoles y de ahí deriva su escepticismo sobre la luz que puedan arrojar las conclusiones de la Comisión.

¿Qué podemos esperar entonces de esta segunda fase de comparecencias que respetuosamente no se producirán hasta que no haya concluido el congreso del PP? No mucho. Tal vez el testimonio de Aznar ayude a entender un poco mejor el comportamiento de su Gobierno en aquellos días. La presencia de los jefes de la Guardia Civil y de la policía de Asturias también deberían ayudar a despejar algunas de las incógnitas sobre la incomprensible pasividad de la UCO ante las denuncias previas al 11-M sobre el tráfico de dinamita. También será útil escuchar las explicaciones del fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Asturias. Por último, la versión de la presidenta de la Asociación de Víctimas del 11-M, Clara Escribano, llevará al Congreso la imprescindible voz de los protagonistas de la masacre.

Pero, mientras los grandes partidos no se despojen de los prejuicios generados por sus intereses a corto plazo será difícil que cambie la dinámica de la Comisión. Tal vez sea pedirle peras al olmo, pero sería muy bueno para la investigación y para el país que el PP y el PSOE se olvidaran por un momento de sus pequeñas miserias.Es cierto que Aznar llamó a los directores de periódicos para decirles que el atentado lo había cometido ETA. Como lo es también que el entonces líder de la oposición, Rodríguez Zapatero, llamó al menos a uno de ellos para decirle que habían aparecido restos de terroristas suicidas en uno de los trenes. Es verdad que el PP se dio cuenta de que si se demostraba que la autoría de los atentados correspondía a un grupo fundamentalista islámico, el principal beneficiario sería el PSOE y de que si lograba mantener con solvencia la tesis de ETA podría obtener la mayoría absoluta.Pero a sensu contrario, el mismo razonamiento operó en el PSOE.Cada partido tiró para su lado. Y con ello contaban los terroristas que planificaron la masacre. Sabían que un atentado de esas proporciones hundiría al Gobierno y beneficiaría a la oposición.

Es decir, el maquiavelismo de los autores intelectuales del 11-M fue corroborado por los hechos, y, lo que es peor, ese juego de intereses sigue actuando como un elemento que dificulta avanzar hacia el conocimiento de la verdad.

Una de las grandes lecciones del 11-M es que mientras la mayoría de los ciudadanos (desde los policías hasta los enfermeros, pasando por los médicos, los funcionarios de Justicia o simplemente los centenares de personas que fueron a donar su sangre) pensaba en cómo echar una mano para paliar el dolor de las víctimas, en un ejemplo de solidaridad que no tiene precedentes, algunos líderes políticos pensaron antes que nada en la rentabilidad política de lo sucedido.

El impacto del 11-M fue tan grande que lo lógico es que el Gobierno hubiera convocado el Pacto Antiterrorista o una reunión extraordinaria de todos los grupos representados en el Parlamento para que las decisiones se adoptaran por consenso. Esa imagen de unidad ante la tragedia hubiera beneficiado a todos los partidos y hubiera reforzado la confianza de los ciudadanos en el Gobierno de la nación.

Eso no se hizo en su momento y los principales perjudicados fueron precisamente Aznar y el PP, que, en sólo 72 horas, perdieron su credibilidad. Si Rodríguez Zapatero no es capaz de extraer esa lección de lo sucedido entre el 11 y el 14 de marzo, su Gobierno corre el riesgo de sufrir también un serio desgaste.

Nadie les está pidiendo a los dos grandes grupos que representan al 80% de los ciudadanos que se hagan el haraquiri. Entre otras cosas porque ellos fueron también víctimas de la monstruosidad planeada a sangre fría por los autores finales del 11-M.

Lo que la sociedad les está demandando es que den prioridad a lo más importante ahora, que no es otra cosa que buscar la verdad, independientemente de quién sea su beneficiario.

En una actitud constructiva, los grupos de la Comisión deberían escuchar todos aquellos testimonios que puedan arrojar algo de luz y no cerrarse líneas de investigación que pueden resultar políticamente incorrectas.

Decir que ya se sabe lo fundamental sobre el 11-M sólo sirve para tranquilizar las conciencias de los que temen a la verdad.

casimiro.g.abadillo@el-mundo.es


Lea mas

 

Conde-Pumpido cree que otro 11-M es «irrepetible» en España

 

20-09-04



Conde-Pumpido cree que otro 11-M es «irrepetible» en España


MADRID.- El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, considera que con lo que han aprendido las Fuerzas de Seguridad y los poderes del Estado tras el atentado del 11 de Marzo en Madrid, un suceso de «esa magnitud» no volverá a repetirse en España.
(.../...)

Conde-Pumpido declaró a la agencia Europa Press que el motivo de ese atentado fue hacer daño a una sociedad occidental. «Y hay determinados acontecimientos, como la guerra de Irak, que elevan el nivel de riesgo», añadió, pero a conmtinuación aclaró que esto no quiere decir que el atentado sea una «consecuencia directa» de esa guerra.

El fiscal general considera que de la información judicial y de la parlamentaria se están obteniendo lecciones «que deben servir para impedir que un hecho como el atentado de Atocha vuelva a ocurrir jamás, que nunca pase en España un horror como ése».

Elogió el trabajo realizado por las Fuerzas de Seguridad, por la rapidez con que detuvieron a los presuntos autores, y también la tarea que llevan a cabo el juez Juan del Olmo y los fiscales que intervienen en este caso. «Nunca un sumario de esta complejidad ha avanzado de esta forma», subrayó.

El hecho de que el juez y una fiscal se vayan a dedicar en exclusiva a este sumario, a partir del próximo mes, se traducirá en que pueda ser concluido «en 6 ó 7 meses, un plazo más que razonable», indicó.

En opinión del fiscal general del Estado, los atentados fueron cometidos «por unas células islamistas sin vinculación inmediata con Bin Laden». Hizo un paralelismo entre esas células y los comandos autónomos de ETA, al afirmar que ni éstos ni los islamistas tienen «contacto directo con la dirección» aunque siguen «las mismas directrices».

Conde-Pumpido cree que no puede existir «un autor intelectual» que pueda dirigir un atentado en el que han intervenido más de 50 personas.

«El terrorismo islámico se ha diversificado de tal manera que no hay una sola cabeza pensante sino que hay una red, lo que quiere decir que, aunque podamos detener y condenar a muchos de ellos, pueden existir otros brotes islamistas que están ahí», afirmó.

El fiscal general restó credibilidad al confidente de la Guardia Civil Rafá Zouhier, imputado en el sumario. «Se le ha tomado declaración judicial en cuatro ocasiones distintas, y no siempre ha manifestado lo mismo».


Lea mas

19.9.04

 

El guardia civil que vendió las armas fue el 13-M a una fiesta del socio de 'El Chino'

 

16-09-04

11-M LA INVESTIGACION / LA MARISCADA DE LA INFAMIA

El guardia civil que vendió las armas fue el 13-M a una fiesta del socio de 'El Chino'

El traficante Lofti celebró su cumpleaños dos días después de los atentados en una marisquería del centro de Madrid con Antonio Toro y Zouhier

ANTONIO RUBIO

MADRID.- El 13-M, cuarenta y ocho horas después de los atentados y cuando la mayoría de los 191 cadáveres aún no habían sido sepultados, un grupo de personas vinculadas, directa o indirectamente, con la masacre de Atocha montaron una fiesta en una importante marisquería de Madrid. Los comensales terminaron la celebración, que comenzó al mediodía, bien entrada la tarde.
(.../...)

Entre los asistentes se encontraban Lofti, socio de El Chino y al que el guardia civil Pedro vendió las armas que después pudieron utilizar los terroristas islamistas; Antonio Toro Castro, cuñado de José Emilio Suárez Trashorras y el hombre que presuntamente proporcionó los explosivos al comando islamista que colocó las mochilas bomba en los trenes de la muerte; Richard, un amigo de Toro y que ha ayudado al asturiano en diferentes trabajos y negocios; Rafá Zouhier, confidente de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y el hombre que avisó al alférez Víctor de que Toro y Suárez vendieron explosivos a los terroristas, y, por último, el mismísimo Pedro, agente del acuartelamiento de Valdemoro que se dedicaba, entre otras actividades, a la venta de subfusiles y pistolas a miembros de bandas organizadas y traficantes de droga.

EL MUNDO ha podido saber que el número de comensales que se reunió alrededor de la mesa que presidía Lofti fue de unos 12, entre hombres y mujeres. El motivo aparente de la fiesta o celebración era que el marroquí Lofti, traficante de hachís y socio del terrorista Jamal Ahmidam, El Chino, cumplía años y para ello invitó a todos sus amigos, tanto de Madrid como de Asturias.

La celebración se llevó a cabo en una importante marisquería de Madrid, Sirena Verde, que se encuentra situada en la céntrica Gran Vía. Los camareros del restaurante, con los que anteayer pudo hablar este diario, aún se acordaban seis meses después de aquella celebración: «Salieron bien tarde, serían entre 10 ó 15 y estuvieron en ese reservado que ve usted. Se lo pasaron muy bien».

El salón privado del restaurante Sirena Verde, habitual en las guías turísticas por su calidad y buen precio, se encuentra en el primer piso del local, está decorado con motivos marineros y sus paredes son de color azul claro. Según uno de los testigos de la fiesta, el alcohol corrió abundantemente, acompañado de «excelente» droga y mejores mujeres: «Aquella celebración era como cuando se reúne una gran familia, todos estábamos allí por diferentes intereses, pero nos sentíamos familia».

Se da la circunstancia de que el mismo día 13-M, según ha declarado Rafá Zouhier al juez Juan del Olmo, Antonio Toro Castro recibió la confidencia de su cuñado y socio José Emilio Suárez Trashorras de que «los moros de Carabanchel a los que les vendimos los explosivos pueden ser los mismos que han llevado a cabo los atentados de Atocha». Tras la confidencia de Suárez, Toro, que ya había tenido problemas económicos con su cuñado, se alejó del ex minero para que no lo vincularan con los atentados.

Curiosamente, Antonio Toro Castro llegó a Madrid el 11 de marzo en compañía de su amigo Richard. La misma jornada en la que los terroristas islamistas utilizaron la Goma 2 que días antes les habían vendido los asturianos y que después trasladaron desde Avilés a Madrid en una furgoneta Renault Kangoo, que más tarde apareció abandonada junto a la estación de Alcalá de Henares.

Toro Castro y Richard llegaron a Madrid el 11-M y, según ha podido saber EL MUNDO, se alojaron en un hostal de la calle Fuencarral que está junto a un establecimiento Vip's de esa zona. Toro volvió a Avilés el día 14 de marzo y realizó un segundo viaje a la capital el 19, la misma fecha en la que detuvieron a Rafá Zouhier.

Antonio Toro Castro, según sus allegados y amigos, es un hombre callado y discreto, amante de los gimnasios y dedica gran parte de su tiempo a hacer pesas. Toro, al igual que Zouhier, trabajó una temporada como portero de discotecas.

Durante el tiempo que Antonio Toro estuvo en la cárcel de Villabona, donde conoció al confidente marroquí Rafá Zouhier, también solía hacer pesas y muchas mañanas hacía sus ejercicios en compañía de algunos de los miembros de la organización vasca Jarrai que se encontraban recluidos en aquella prisión.

Meses antes de los atentados del 11-M el cuñado de Suárez Trashorras llegó a tener serios problemas con algunos de los inquilinos del edificio donde vivía en Avilés. Sus vecinos se quejaron del trajín y movimiento que había en su casa. «Venían muchos moritos y llegaban a cualquier hora, incluso de madrugada, y hacían mucho ruido», comentó un ex vecino de Toro a este diario.

Invitados a la boda

Algunos de esos moritos a los que se referían los vecinos de Toro, después asistieron a la boda de su hermana, Carmen, con el ex minero José Emilio Suárez Trashorras, que tuvo lugar el 14 de febrero de 2004.

Entre los invitados a la boda estaban El Chino y su amigo Rachib Adli. Adli era conocido entre los marroquíes como El Conejo y, cuando fue detenido el pasado 2 de abril, reconoció que «tenía relaciones de amistad y negocios» con Ahmidan y otros miembros del comando Lavapiés.

Tras la boda, Carmen Toro y Suárez Trashorras viajaron en luna de miel a Tenerife y a su regreso mantuvieron una reunión en un restaurante McDonald's de Madrid con El Chino, Rachib, Zouhier y Toro. Zouhier siempre ha mantenido que allí sólo se habló de diferencias económicas en la venta y compra de hachís, pero las investigaciones policiales apuntan que en aquella ocasión se cerró el trato sobre la Goma 2 que iban a comprar los terroristas islamistas.

Se da la circunstancia, de que Toro Castro es en la actualidad uno de los pocos imputados por la matanza de Atocha que está en libertad provisional. Su hermana Carmen también se encuentra en libertad.

Rafá Zouhier siempre ha mantenido que la persona que le entregó la muestra de Goma 2, que posteriormente puso en manos de los agentes de la UCO, y quien le habló de la posibilidad de comprar explosivos, fue Antonio Toro Castro.

Curiosamente, los agentes de la UCO de la Guardia Civil para los que trabajaba Zouhier declararon que la Goma 2 entregada por el confidente estaba caducada.

Sin embargo, en el registro que durante el mes de agosto levó a cabo el juez Del Olmo en la casa de Zouhier, los funcionarios policiales y judiciales encontraron restos de Goma 2 explosionada y un agujero en el colchón de una de las camas.

Los agentes policiales consideran que esos restos de explosivos podrían ser producto de la prueba que realizó Zouhier cuando activó un detonador que le proporcionaron los asturianos. En aquel momento fue cuando el confidente marroquí se hirió en la mano y tuvo que ser asistido en un hospital de Madrid.

Ahora, seis meses después de aquel festín que celebraron los miembros de la gran familia en la marisquería Sirena Verde de Madrid, cada uno de ellos ha recorrido diferentes caminos: Lofti, el traficante de hachís, esta desaparecido. Toro Castro, vendedor de explosivos, imputado en la matanza de Atocha y en libertad provisional. Pedro, el guardia civil que vendía armas a Lofti y otros, sin paradero conocido. Y Zouhier, en la cárcel y amenazado de muerte por sus revelaciones.



--------------------------------------------------------------------------------
Las grabaciones telefónicas de la UCO

La principal preocupación que tiene en estos momentos la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil es saber qué información se recogió en las escuchas telefónicas que llevó a cabo la Udyco (Unidad de Drogas y Crimen Organizado) de la policía de Madrid.

Las escuchas, que se produjeron con anterioridad a los atentados del 11-M y que tenían la correspondiente autorización judicial, se centraron en el control y seguimiento de varios miembros de una banda de narcotraficantes de hachís que operaban en las localidades madrileñas de Alcalá de Henares y Parla.

Como consecuencia de esas escuchas la policía tuvo conocimiento de la existencia de Rafá Zouhier y de que el marroquí trabaja para la Guardia Civil en su condición de confidente.

En una de esas conversaciones, la del 17 de marzo, aparecía Zouhier y el alférez 'Víctor'.

Pero EL MUNDO ha podido saber que ésa no es la única conversación, de las muchas horas grabadas que existen, en la que aparece el agente 'Víctor' o algún otro miembro de la UCO.

Es más, en una de esas conversaciones telefónicas está registrada la voz del traficante de hachís Lofti y de otro marroquí llamado Al-Yasi.

Al-Yasi, dentro del ambiente de los traficantes de hachís, también era conocido por el alias de 'El Chino II'.

Todas esas grabaciones y seguimientos propiciaron que el 21 de mayo la policía detuviera a una importante banda de traficantes de hachís y pastillas de diseño. Uno de los jefes de esa banda era Rida, que logró huir hasta Marbella.

Este periódico también ha podido saber que Pedro, el guardia civil del acuartelamiento de Valdemoro, se dedicaba a vender armas a la mayoría de las bandas de traficantes y que es muy posible que su voz aparezca en alguna de esas grabaciones.

Pues hay que recordar que los marroquíes Lofti y Rafá Zouhier eran amigos de Pedro y que en algunas ocasiones hablaban de su trabajo por sus teléfonos móviles.



Lea mas

This page is powered by Blogger. Isn't yours?