Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




3.6.06

 

Rosa Díez llama a la 'resistencia' ante la 'tomadura de pelo' de Zapatero

 

3-06-06


ALTO EL FUEGO / Anima a «organizar otra vez la resistencia» para combatir el «relativismo moral» que pretenden imponer los «cobardes» / «La paz nos la ganamos hace tiempo, pero también nos ganamos un respeto intelectual»

Rosa Díez llama a la 'resistencia' ante la 'tomadura de pelo' de Zapatero


Rosa Díez considera un «tomadura de pelo», una «falta de respeto» y un «engaño» que el presidente del Gobierno y los líderes de su partido hayan declarado que se reunirán con los dirigentes de Batasuna sólo para advertirles de que no negociarán con ellos hasta que se ajusten a la ley.




ANGELES ESCRIVA

MADRID.- La europarlamentaria Rosa Díez considera un «tomadura de pelo», una «falta de respeto» y un «engaño» que el presidente del Gobierno y los líderes de su partido hayan declarado que se reunirán con los dirigentes de Batasuna sólo para advertirles, «mirándoles a los ojos», de que no negociarán con ellos hasta que se ajusten a la ley. La dirigente socialista calificó de «cobardes» a los representantes del «relativismo moral» que se está intentando imponer, y animó a «organizar otra vez la resistencia» para combatirlo.

«Lo de mirar a los ojos es llamar a las cosas por el nombre que no es. A los terroristas nosotros les hemos mirado a los ojos en las manifestaciones para decirles que no nos vamos a marchar, y ellos nos han mirado a los ojos antes de meternos un tiro en la nuca», afirmó segura de que no hay que sentarse a hablar con la formación ilegalizada. Acto seguido, y aludiendo implícitamente a la intención de los socialistas de participar en la mesa de partidos impulsada por la izquierda abertzale, añadió: «Que no nos tomen el pelo, que no nos engañen, y si quieren hacer una cosa, que lo digan».
(.../...)

Rosa Díez también le replicó al presidente que «la paz nos la hemos ganado hace mucho tiempo, pero también nos hemos ganado un respeto intelectual y personal». Y criticó la posición del fiscal de la Audiencia Nacional que argumentó que los dirigentes de Batasuna, con sus ultimátum, pretendían «apoyar el cese de la violencia» asegurando que esto sólo se explica por la perversión del lenguaje que se está produciendo. «Hemos visto muchas veces a los terroristas hablar de paz y decir que defendían nuestros derechos; no me extraña que el fiscal diga ahora que trabajan por la paz», ironizó.

La europarlamentaria realizó estas afirmaciones en la presentación de su libro Porque tengo hijos, a la que asistieron por parte del PSOE únicamente Maite Pagazaurtundua, concejal y también presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, el ex ministro Juan Manuel Eguiagaray y Alejandro Cercas, uno de los hombres más próximos, en su día, a Felipe González. No en vano, la dirigente socialista se dolió de que «los suyos» estén llamando «radicales» a los compañeros que no comparten los pasos que está dando el Ejecutivo y les sometan a un «exilio interior». «La resistencia tiene algo de épica, pero la insumisión interna es mucho más dolorosa», declaró.

Maite Pagaza aseguró que se tragaría sus palabras si, en la reunión con el PSE, los dirigentes de Batasuna dicen: «Renunciamos al pasado criminal que hemos tenido, renunciamos a todo el horror y al espíritu antidemocrático que hemos intentado inferir a la sociedad vasca, eliminando a los que pensaban distinto a nosotros».La presidenta de la Fundación le había recordado el jueves a Zapatero que un encuentro semejante estaba fuera de la Constitución.

También anunció su presencia en la manifestación organizada por la AVT el día 10 porque «lo que abunda no daña y, en caso de duda, es mejor acudir a reivindicar el Estado de Derecho en una situación de mucha confusión, donde lo que se tenía como seguro parece mucho más frágil de lo que todos deseábamos».

Convencida de que fue el Pacto por las Libertades el que acorraló a ETA, Díez denunció que «estamos volviendo a caer en errores que cometimos hace ocho o 10 años». «Ceder ante el chantaje no va a traer más que dolor y más chantaje», advirtió.

Aseguró que su pretensión es contar la historia real «para que nadie tenga la tentación de convertir a los verdugos en algo homologable». Según su análisis, los 30 años de asesinatos tienen unos culpables, que son los terroristas, y varios responsables, que se dividen entre quienes «se han aprovechado políticamente de la existencia de ETA»; los «tibios», que «siempre miran hacia otra parte», y los «cobardes», representantes del «relativismo moral» y que quieren que «quienes nos han perseguido pasen a ser cargos públicos» sin solución de continuidad. Entonces, indicó que creía que «hay que organizar otra vez la resistencia».

De hecho, sugirió que los momentos que vivimos pueden ser más duros que los anteriores si ese relativismo se apodera definitivamente de la sociedad, y aludió a la angustia que experimentaron los judíos supervivientes de los campos de concentración después de que el nazismo hubiese desaparecido.

Díez continuó reivindicando la regeneración moral pendiente en el País Vasco al afirmar que no es lo mismo dialogar con ETA que derrotarla y «deslegitimarla» para que las víctimas no tengan que agachar la cabeza, como ocurrió con Pilar Elías. Para evitar esta situación sugirió el establecimiento de «líneas rojas» que nunca puedan ser sobrepasadas, como que «la inocencia de las víctimas es intocable» o que «quienes hayan cometido un delito sean puestos a disposición de la Justicia».


Lea mas

 

BATASUNA SACA PECHO GRACIAS AL FISCAL Y ROSA DIEZ SE REBELA

 

3-06-06



EDITORIAL

BATASUNA SACA PECHO GRACIAS AL FISCAL Y ROSA DIEZ SE REBELA


Mientras la crisis de confianza abierta entre el presidente del Gobierno y Mariano Rajoy por las negociaciones con Batasuna mantiene en suspenso el calendario previsto por Zapatero para solicitar la autorización del Congreso para el diálogo con ETA, han comenzado a vislumbrarse las nefastas consecuencias de la decisión del juez Marlaska de dejar en libertad a los proetarras siguiendo el criterio de la Fiscalía. Los dirigentes de Batasuna se mostraron ayer muy ufanos. Karmelo Landa aseguró que «la Audiencia Nacional ha quedado apartada del proceso» y para celebrarlo, el brazo político de ETA ha convocado una manifestación en Pamplona para el 17 de junio, exigiendo una «mesa de resolución».

Nada tiene de particular que Batasuna considere como una victoria frente al Estado la libertad de sus dirigentes, puesto que hace sólo una semana la posibilidad de ir a la cárcel parecía haberse convertido en poco menos que una certeza. El 26 de mayo, Grande-Marlaska amplió las imputaciones que pesaban sobre Otegi y otros miembros de la Mesa Nacional, después de presentar su «comisión negociadora» para la mesa de partidos y de que Joseba Permach dijera que un hipotético encarcelamiento paralizaría el proceso. En dicho auto, el juez consideraba que estos acontecimientos podrían constituir un delito de «amenazas terroristas» al hacer depender «el cese de la violencia» de un determinado comportamiento por parte de los poderes del Estado «tratando de generar un temor racional en la sociedad, caso de sustraerse a la voluntad» de la formación ilegalizada.

Una interpretación jurídica que contrasta -de forma apabullante- con los cínicos argumentos de la Fiscalía para dejarlos en libertad.Según el fiscal, las actuaciones glosadas por el juez no pretendían «contribuir a los fines de ETA», sino «recuperar la presencia institucional de la formación en la vida pública, así como apoyar la situación de cese de violencia y la consecución de la misma con carácter definitivo». Una tesis que rezuma hipocresía política por todos lados y que viene a echar una mano a Zapatero y al PSOE, que fundamentan su negociación con Batasuna en el hecho -aún por demostrar- de que Otegi trabaja para que el alto el fuego sea definitivo.

Sin embargo, la jugada de Zapatero es arriesgada y le puede costar cara. La eurodiputada socialista Rosa Díez, cuya ejecutoria en defensa de las libertades es impecable, llamó ayer a la «resistencia» frente a la «tomadura de pelo» del presidente al autorizar la reunión con la ilegal Batasuna. Muchos socialistas se sentirán sin duda identificados con ella y con las víctimas del terrorismo que opinan igual.


Lea mas

 

«El PSOE prescinde una y otra vez de la ley y de la democracia»

 

3-06-06



ALTO EL FUEGO / La entrevista / IGNACIO ASTARLOA / Secretario ejecutivo de libertades públicas del PP

«El PSOE prescinde una y otra vez de la ley y de la democracia»


FERNANDO LAZARO

Pregunta.- ¿Qué le parece la inminente reunión PSOE-Batasuna?

Respuesta.- Es gravísimo. Afecta a la esencia misma de lo que ha sido la lucha para acabar con el terror. ETA ha reclamado siempre sentarse en una mesa para negociar la política: autodeterminación, referéndum, Navarra... Y ha reclamado que se le inicie una negociación a la que acude con la pistola al cinto, sin dejar su actividad criminal. Hace 15 días ETA hizo el comunicado largo, la entrevista de Gara, y le dejó muy claro al Gobierno: o empezaba el diálogo político en lo que ellos consideran la mesa política o se acababa el alto el fuego. Desgraciadamente, el Gobierno ha aceptado el chantaje de ETA y ha decidido iniciar la conversación política con su brazo político, que es Batasuna. Estamos hablando del inicio de la hoja de ruta marcada por ETA, que dice que o avanza el diálogo político o no hay nada que hablar sobre la entrega de las armas. O se me dan las reivindicaciones políticas por las que he estado matando durante 40 años o usted ni sueñe con que nosotros vamos a dejar la actividad criminal.
(.../...)

En este momento, Zapatero ha aceptado hacer aquello que hemos negado durante 40 años y por lo que han muerto tantas personas.

P.- Entonces, usted interpreta que el Gobierno se ha quedado sin hoja de ruta y sigue la de ETA?

R.- Con toda evidencia. Vengo diciendo desde hace muchos meses que lo peor de la política antiterrorista del Gobierno es que había entregado la iniciativa a una organización terrorista.En el momento en que se va al Parlamento y propone que se apruebe una resolución en la que ofrece negociar con el terrorismo, te estás poniendo en manos de los terroristas. Los terroristas entendieron el mensaje y declararon una tregua.

P.- ¿Y la coincidencia del anuncio de Zapatero con el debate del Congreso y la comparecencia de Otegi en la Audiencia?

R.- Esto ha sido una actuación polifuncional. Es absolutamente intolerable todo lo que se está haciendo desde el Gobierno, la Fiscalía General del Estado y el PSOE por llegar al escenario de flexibilización del Estado de Derecho en su aplicación a ETA.Es tremendo que se hagan juicios de valor sobre el juez antes de que el juez decida, de que se le diga al juez lo que tiene que hacer, que se planteen toda clase de admoniciones sobre las consecuencias negativas que puede tener seguir aplicando la ley en un momento como éste.

Y es de una extrema gravedad que un presidente anuncie que está razonablemente bien que su partido se siente a dialogar con una organización terrorista el día antes de que los dirigentes de esta organización terrorista sean juzgados en la Audiencia Nacional.No sólo se preconiza que guardemos la ley en un cajón en este momento en relación con los terroristas sino que se está haciendo todo lo posible para que la ley, efectivamente, se meta en el cajón.

Estamos ante un engaño masivo, a 44 millones de ciudadanos. Porque se dice durante todos los días de estos últimos meses que no se va a sentar con una organización ilegal y terrorista como Batasuna-ETA y con nocturnidad se anuncia que se va a sentar.Lo peor para acabar con una organización terrorista es usar el engaño, la manipulación y la falta de transparencia, porque uno se deslegitima de raíz. La fuerza que tenemos es la ley y los principios de la democracia. Cuando uno prescinde de la ley y de la democracia, y el PSOE lamentablemente una y otra vez en su historia insiste en esa línea, se deslegitima para cualquier lucha contra el terrorismo.

P.- Y qué información proporciona el Gobierno al PP?

R. - Ninguna. No se nos ha dado información sobre por qué hemos llegado hasta aquí, por qué se está gestionando así y -una cosa que no conoce ni un solo español- ¿A dónde quiere ir el presidente del Gobierno?

Se hacen cosas de unas consecuencias extraordinarias con nocturnidad y alevosía. Ejemplo. ¿Alguien me puede explicar qué hace un presidente del Gobierno anunciando que ya ha verificado todo lo que tenía que verificar, que tiene el apoyo de todos los partidos y que, en consecuencia, se va a poner a dialogar con ETA en un mitin de su partido rodeado de banderas del PSOE y del PSE en Baracaldo? ¿Alguien me puede explicar por qué la propaganda oficial dice que eso lo hace el presidente del Gobierno porque ya se lo ha contado antes a Rajoy cuando es rigurosamente falso? He llegado a la conclusión de que el cauce establecido de comunicación entre el Gobierno y el PP se usa para decir que se ha hecho la llamada y, a partir de ese momento, decir que se ha contado lo que no se ha contado.

P.- Qué se plantean si se produce el encuentro con Batasuna?

R.- Ese es un encuentro manifiestamente ilegal. Viola la Ley de Partidos y todas y cada una de las leyes que dicen que uno no se va de merienda con los criminales. Los dirigentes del PP ya han dicho que adoptarán todas las medidas políticas y jurídicas que estén en su mano para evitar que se produzca. Contraviene una orden de la Audiencia Nacional que dice que las autoridades tienen que hacer todo lo posible para evitar que los terroristas tengan actuaciones, reuniones, manifestaciones... Estudiaremos los elementos jurídicos y todo aquello que entendamos delictivo lo pondremos donde lo tenemos que poner.

P.- Le defraudó la decisión del juez sobre Batasuna?

R.- Estoy muy decepcionado con la resolución. El argumento de la Fiscalía nos parece de una gravedad enorme. Se basa en un principio aborrecible: meter la ley en un cajón en este momento por conveniencias políticas. Eso es justo lo contrario de lo que tenemos que hacer. Hay que conseguir que los terroristas cumplan la ley, no que los que cumplimos la ley dejemos de cumplirla frente a los terroristas. Se está poniendo definitivamente en tregua al Estado de Derecho. Los etarras están trabajando para reorganizarse. Y nosotros, desde el Estado de Derecho, me temo que estamos desmontando -y se jactan de ello los terroristas- todo el poderoso aparato del Estado de Derecho que habíamos forjado y que estaba llevando a ETA a su final.

P.- ¿Y por ese motivo aumenta el apoyo del PP y las víctimas?

R.- Sin duda. No hay política antiterrorista que no se sustente sobre las víctimas. Las víctimas no son un estorbo, no son un colectivo al que hay que neutralizar, al contrario, son el fundamento.A la manifestación del día 10 estaremos desde el Partido Popular y hacemos un llamamiento a todos los miembros de este partido para que secunden la iniciativa.

P.- Y los movimientos detectados en Francia de miembros de ETA?

R.- En Francia, la actividad de ETA es exactamente la misma que un minuto antes de mandarnos el comunicado. Agradezco a los jueces franceses y a las policías francesas, con el ministro Sarkozy a la cabeza, que sigan haciendo su trabajo contra ETA.Lo que me duele es el contraste del trabajo policial y judicial contra ETA en Francia, que sigue igual, y el momento actual en España, donde las noticias de detenciones o de aplicación de la ley desgraciadamente no se están produciendo.


Lea mas

 

Rajoy lanza el Estatuto contra Zapatero y Mas inicia su carrera electoral hacia la Generalitat

 

3-06-06



REFERÉNDUM EN CATALUÑA / La jornada

Rajoy lanza el Estatuto contra Zapatero y Mas inicia su carrera electoral hacia la Generalitat

Esquerra coincide con el PP en pedir que, si gana el 'no', se retome el proceso desde el inicio

FÉLIX MARTINEZ

BARCELONA.- Si aún quedaba alguien en Cataluña que albergara la esperanza de que la campaña electoral para el referéndum del próximo 18 de junio versara sobre el Estatuto, ayer debió quedar definitivamente decepcionado.

La principal estrella de la jornada, el presidente del PP, Mariano Rajoy, arrojó el Estatuto contra el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. La campaña del principal líder de la oposición no es sólo contra el «Estatuto de La Moncloa», sino contra toda la política territorial del Gobierno del PSOE -proceso vasco de paz incluido- que, según Rajoy, debe ser castigado.
(.../...)

Pero el presidente del PP no fue el único que aprovechó la campaña del Estatuto para su particular batalla política. El presidente de CiU, Artur Mas, principal rival del próximo candidato socialista -sea quien sea- a la Presidencia de la Generalitat, hacía ayer promesas electorales más pensadas para las autonómicas que previsiblemente se celebrarán en noviembre. Eso sí, el contexto era un acto en el que los principales dirigentes de la federación nacionalista iban a explicar las bondades del nuevo Estatuto en materia de política fiscal y financiera.

Rajoy, que inició en Tarragona la primera de las seis visitas a Cataluña que tiene previstas para los próximos 15 días, dejó claro que el objetivo de su campaña de desgaste no es otro que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que no aterrizará en tierras catalanas hasta mañana. El mensaje del líder del PP, que apareció flanqueado por los principales dirigentes de un desdibujado Partido Popular de Cataluña, no podía ser más directo: el no en el referéndum del Estatuto debe ser masivo para que Zapatero reciba el mensaje de que el proyecto debe ser retirado para iniciar el proceso desde cero. Piqué, por cierto, tuvo un encontronazo la noche del jueves con un grupo de agitadores -a los que no dudó en tildar de «hijos de puta»- que intentaban reventar su inicio de campaña.

Curiosamente, los dirigentes de ERC Joan Ridao y Marina Llansana, que sí parecían interesados en explicar el porqué de su no al Estatuto, completamente distinto al del PP, según ellos, acabaron pidiendo precisamente lo mismo que viene pidiendo el líder de los populares catalanes, Josep Piqué: suprimir de un plumazo los 27 meses que ha costado su elaboración para iniciar de nuevo el proceso. Y es que Esquerra es quien más tiene que esforzarse en explicar su postura en el referéndum, porque ha pasado del sí al no, pasando por el sí crítico y por el voto nulo político.

De hecho, el presidente del partido, Josep Lluís Carod-Rovira, se dedicaba, mientras Ridao y Llansana hacían campaña, a calmar los ánimos en el seno de su partido. Carod se reunió con 70 dirigentes a los que intentó tranquilizar para evitar un congreso extraordinario de la formación. Algunos de los principales líderes republicanos creen que el giro de ERC debería tener consecuencias en la dirección.

Mientras tanto, la dirección del PSC, a la espera de que hoy empiecen a llegar los primeros espadas del PSOE -hoy interviene el secretario de organización del partido, José Blanco, y mañana, Zapatero- mantuvo ayer una campaña de perfil bajo. Entre otras cosas porque el principal acto de la jornada, que fue presidido en Cornellà por el primer secretario del PSC y ministro de Industria, José Montilla, estuvo a punto de ser reventado por los trabajadores de Braun, cuya empresa tiene previsto despedirles en poco más de un año para deslocalizar la producción.

Montilla tuvo que prometer al comité de empresa de Braun que viajará a Alemania para intentar convencer a los directivos de la multinacional de que reconsideren su decisión para poder concluir su primer acto en la ciudad de la que fue alcalde durante casi 20 años.



Lea mas

 

ROSAS BLANCAS CONTRA ZAPATERO

 

3-06-06



ROSAS BLANCAS CONTRA ZAPATERO


El hombre de la fotografía visitaba ayer el Congreso y, al pasar junto al escaño de Rodríguez Zapatero, colocó encima una fotografía del concejal del PP Miguel Angel Blanco -asesinado por ETA- y dos rosas blancas sobre las que arrojó mercromina simulando sangre. Gritó: «¡Libertad, justicia y dignidad!», y fue expulsado.


Lea mas

 

La AVT asegura que Marlaska «cedió» a las presiones

 

3-06-06



ALTO EL FUEGO

La AVT asegura que Marlaska «cedió» a las presiones


MADRID.- El presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Francisco José Alcaraz, aseguró ayer que el juez Fernando Grande-Marlaska «cedió» a las presiones para acabar aceptando las tesis de la Fiscalía en su decisión de dejar en libertad a Arnaldo Otegi y a otros ocho dirigentes de Batasuna.

A juicio de Alcaraz, la resolución de la Audiencia Nacional se debió a que «la política entró por la puerta del tribunal y la Justicia salió por la ventana». Consideró «lamentable» que «se pueda adaptar la ley a las condiciones que ponga una banda terrorista».

En el mismo sentido se pronunció el portavoz del Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (Covite), Cristian Matías.Para Matías, «es lógico» que al juez «le hayan podido influir» las declaraciones del ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, en las que dijo que Grande-Marlaska tenía que estar «pendiente del contexto social y político actual». «Además, la luz verde de Zapatero al PSE-EE para iniciar diálogos formales con Batasuna hacía presagiar esta decisión», añadió Cristian Matías.

Asimismo, el presidente del Foro Ermua, Mikel Buesa, acusó a Patxi López de «encubridor de terroristas» y confió en que «jamás ocupe» el cargo de lehendakari. En la presentación del libro de Rosa Díez, Buesa denunció que el Gobierno «se ha hecho rehén de ETA», y culpó a Zapatero de «reírse de las víctimas» con sus explicaciones sobre el diálogo con Batasuna.


Lea mas

 

Un informe que certifica la mala práctica del doctor Montes

 

3-06-06



IMPRESIONES

Un informe que certifica la mala práctica del doctor Montes

En la primavera del año pasado, EL MUNDO desveló informaciones que arrojaban graves dudas sobre las prácticas sanitarias utilizadas por el doctor Luis Montes y su equipo en el Servicio de Urgencias de Leganés. Muchos defendieron entonces a capa y espada el trabajo de Montes e hicieron de él un mártir de la Sanidad pública pese a que los indicios apuntaban a que su conducta era inaceptable.No ha terminado el proceso penal que se inició a raíz de las denuncias de los familiares de algunos pacientes, pero ya conocemos el informe solicitado por el juez al Colegio de Médicos y sus conclusiones son demoledoras. El documento -firmado por 11 facultativos de reconocido prestigio- establece que ha habido mala práctica médica en al menos 34 de los 72 casos analizados. Entre esas 34 sedaciones irregulares hay tres grupos. Veinte corresponden a pacientes en coma, para los que la sedación no añadía ningún beneficio cierto y en otros 10 no hay ningún dato clínico que la justifique. En los cuatro restantes, la sedación terminal estaba contraindicada. En palabras del propio informe, «si tenían alguna posibilidad de superar el evento que generó su ingreso, la sedación terminal eliminó cualquier expectativa de supervivencia».Por si esto fuera poco, el documento reconoce que existen 11 casos en los que las dosis son tan elevadas que sugieren «una relación directa con el fallecimiento» o «una contribución muy notable al acortamiento de la vida». A la espera de la sentencia, el informe deja en evidencia no sólo al doctor Montes sino a todos los que usaron su caso como arma arrojadiza contra el PP.La demostración de que en Leganés hubo malas prácticas médicas respalda, pues, al consejero Lamela, vilipendiado durante meses por una decisión -la de suspender al doctor- que al final se ha revelado correcta.


Lea mas

 

El Colegio de Médicos ve 'mala práctica' en 34 muertes en el Hospital de Leganés

 

3-06-06



El informe que rubrican de forma unánime 11 expertos nombrados por el Colegio de Médicos es demoledor. Señala que es «probable» que el fallecimiento de algunos pacientes haya sido causado «por la sobredosis de medicación» aunque «no es posible afirmarlo con certeza». El mismo detalla que, de las 73 historias clínicas, en 30 hubo sedación no indicada y en cuatro pacientes estaba contraindicada

El Colegio de Médicos ve 'mala práctica' en 34 muertes en el Hospital de Leganés


«Probable muerte por sobredosis»

LUIS ANGEL SANZ

En el servicio de Urgencias del hospital Severo Ochoa de Leganés que dirigía el doctor Luis Montes se aplicaron sedaciones terminales inadecuadas, no indicadas y contraindicadas. Lo sacó a la luz una denuncia anónima hace 14 meses; lo corroboraron las primeras investigaciones de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid; lo confirmó la investigación del Comité de Expertos designado por el Gobierno de Esperanza Aguirre y ayer lo reiteró casi con más contundencia, si cabe, un informe elaborado por 11 expertos independientes nombrados por el Colegio de Médicos de Madrid a petición del Juzgado de Instrucción número siete de Leganés.
(.../...)

El exhaustivo informe, que los expertos han realizado durante tres meses con información extraída de las 73 historias clínicas enviadas por el juez, detalla tres tipos de malas prácticas médicas que se cometieron con regularidad en las Urgencias de aquel centro sanitario y hasta en 34 casos. En 20 historias clínicas hubo sedaciones terminales que los expertos consideran «innecesarias y no indicadas» porque los pacientes estaban en coma profundo y no necesitaban medicación. Éste es el primer caso de mala práctica médica.

Como detallan los facultativos, el coma profundo «por definición anula la conciencia» con lo que la sedación nunca está justificada.Como estos medicamentos pueden producir parada respiratoria y la muerte «su administración injustificada supuso un riesgo adicional innecesario para este tipo de pacientes» con lo que es mala práctica porque «genera riesgo sin aportar ningún beneficio».

En otros 10 casos se practicó la sedación terminal sin que existieran síntomas refractarios (los que no pueden ser controlados sin un tratamiento que disminuya la conciencia), con lo que tampoco estaba indicada.

Por último y en cuatro casos, la sedación estaba directamente contraindicada, según los especialistas del Colegio de Médicos.En estas historias se refleja que los pacientes ni siquiera eran enfermos terminales y, además, ninguno tenía síntomas refractarios.En estas historias se refleja que los pacientes no fueron tratados con los tratamientos adecuados a sus dolencias (infecciones, glucosa alta...), y en ocasiones ni siquiera se les realizaron pruebas para efectuar un diagnóstico adecuado. Sin embargo, se les administró por vía intravenosa un cóctel de fármacos que el estudio tilda de «peligroso», normalmente morfina, midazolam y clorazepato.

Eliminar la supervivencia

Como continúa el estudio, los pacientes de estos cuatro casos «si tenían alguna posibilidad de superar el evento que generó su ingreso, la sedación terminal eliminó la posible expectativa de supervivencia».

La última de las conclusiones del informe señala que bajo las órdenes de Montes se produjeron «sedaciones terminales con dosis injustificadamente altas de medicamentos». Pese a ello, «no es posible afirmar con certeza absoluta si la causa directa de la muerte fue la medicación administrada». Como explicaron ayer fuentes médicas, para poderlo demostrar sería necesario haber realizado autopsia a los fallecidos.

Estas combinaciones de clorazepato, midazolam y morfina suponen «un riesgo objetivo de depresión y parada respiratoria» a altas dosis y éstas eran «en general, elevadas». Además, los médicos no utilizaban dosis de carga. Es decir, administraban una alta cantidad de medicamento por vía intravenosa desde el principio de la medicación cuando lo adecuado, señala el estudio, es hacerlo paulatinamente hasta ver con qué dosis remiten los síntomas en el paciente.

Este riesgo cierto de muerte se eleva, además, cuando los enfermos eran de edad avanzada, sufrían dolencias de gravedad clínica o padecían insuficiencia respiratoria y la mayor parte de los pacientes «tenían uno o más de dichos factores».

En 11 casos, las dosis «son tan elevadas que sugieren una posible relación directa con el fallecimiento» o «una contribución muy notable al acortamiento de la vida».

Como alega también el estudio, «no es posible afirmar con certeza que el fallecimiento de ninguno de los pacientes haya sido causado por la sobredosis de medicación, si bien parece probable en algunos casos».

El trabajo de los 11 expertos lleva unos días en manos del juez, que ayer lo trasladó al fiscal del caso y a todas las partes personadas.

El estudio de las historias clínicas también refleja que los médicos que trabajaron a las órdenes de Montes «parecen confundir la aplicación de cuidados paliativos con la aplicación de sedación terminal» y denuncia también «conductas contradictorias entre los diversos médicos». Algunos administraban sedación terminal y el siguiente turno médico eliminaba esa medicación. Cuando volvían los primeros, resalta el estudio, volvían a administrar la medicación en dosis más elevadas, con la muerte posterior del paciente, a veces sólo 30 minutos después de empezar a serles inyectadas las últimas dosis de sedación terminal.

«Criterios opuestos»

Esos «criterios completamente opuestos en la opción terapéutica en el mismo paciente», continúa, «sorprende en una unidad médica en la que varios facultativos deben tratar en jornadas sucesivas al mismo paciente».

El estudio también señala que en 24 casos estaba indicada la sedación terminal, en nueve historias clínicas los expertos no han logrado alcanzar un consenso sobre la indicación o no y en cinco casos no se realizó esa sedación.

El juez citó ayer a la presidenta del Colegio de Médicos, Juliana Fariña, para el próximo día 12 para que se ratifique en el informe.En los días siguientes acudirán al juzgado los 11 autores para explicar su trabajo y solventar las dudas que pudieran surgir sobre el mismo.

Los 11 expertos que han realizado el estudio son profesionales de reconocido prestigio seleccionados por el Colegio de Médicos y hasta ayer mismo no se conocía sus identidades para que pudieran trabajar sin ninguna presión. Entre ellos están José Félix Sancho, jefe del servicio de Oncología Médica del hospital central de la Defensa; Francisco Arnalich, coordinador-jefe de Urgencias de La Paz; Mercedes Cuesta, jefa de la unidad de Cuidados Intensivos y de las Urgencias de la Ruber Internacional; Santos Barrigón, profesor titular de Farmacología en la Facultad de Medicina de la Complutense, o Fernando Gilsanz, jefe de Anestesia de La Paz.

El informe que se conoció ayer confirma los hechos que EL MUNDO fue desvelando a lo largo de marzo y abril de 2005. Este diario dio a conocer las actas de las comisiones de Mortalidad del propio hospital que apuntaban a que había sedaciones «no indicadas», «excesivas» y «contraindicadas». Este periódico también adelantó que el 90% de los pacientes del doctor Montes que habían sido sometidos a sedación había muerto en menos de 24 horas desde el comienzo de la misma, cuando las estadísticas de cuidados paliativos señalan una vida media de los pacientes terminales que oscila entre dos y tres días después de empezar a ser sedados.


Lea mas

2.6.06

 

Señor Presidente: miente usted y su traición debe tener la oportuna respuesta de los ciudadanos en la calle

 



DOS PALABRAS

Señor Presidente: miente usted y su traición debe tener la oportuna respuesta de los ciudadanos en la calle

@Federico Quevedo

Viernes, 02 de junio de 2006



Señor Presidente:

A muchos españoles –cada vez más- no les cabe duda alguna de cuál es su catadura moral: ninguna. Pero, aun así, sigue habiendo un porcentaje importante de ciudadanos de este país que se han creído sus palabras y depositado en usted la confianza necesaria para acabar con el terrorismo de ETA. Y usted ha mentido, ha engañado, ha burlado la confianza de mucha gente y su buena fe, y ha traicionado todo aquello que conformaba la esencia de nuestra convivencia en libertad, los valores de la Democracia y del Estado de Derecho, el objetivo del bien común. Dijo usted que no habría diálogo con la pandilla de canallas y sus secuaces mientras no llegara el fin de la violencia, y ahora ha autorizado a su más leal escudero, al inefable secretario general de los socialistas vascos, Patxi López, a entablar los contactos que sean precisos con el entorno etarra, aunque el fin de la violencia sea, hoy por hoy, una lejana utopía, un deseo fugaz, una débil ilusión que los propios asesinos se encargan de ensombrecer con sus hechos y sus declaraciones. Da igual como lo vista, porque es usted un maestro en el arte de las medias verdades y la manipulación de las palabras: usted ha autorizado el contacto antes de que se produzca el fin de la violencia, y eso, lo llame como lo llame, es una estafa en toda regla.
(.../...)

Lo hace usted por dos razones. La primera, porque no le queda más remedio. Se encuentra, señor Rodríguez, en manos de la pandilla de canallas porque, en aquella desgraciada fecha del 11 de marzo de 2004, ellos sabían lo que iba a pasar y tuvieron mucho que ver con lo que ocurrió y en el modo en que usted llegó al poder tres días después. Pero lo hace usted, también, por convicción y eso, en mi opinión, es aún más grave, porque demuestra que destila usted un odio profundo hacia todo lo que signifique la idea de España tal cual hoy la conocemos; respira resentimiento, fluye rencor de su acción política, y no le duele en prendas pactar con los enemigos de la democracia y de la Nación, aunque sea a costa de la libertad y los derechos individuales de todos los españoles: ese es el precio que está pagando por mantenerse en el poder. Todo estaba amañado, desde el principio, desde antes del principio, cuando nadie apostaba por usted, señor Rodríguez, como caballo ganador. Nunca quiso usted el apoyo del PP en esto que llama, eufemísticamente, proceso de paz, porque sabía que el PP actuaría como conciencia crítica de su desaguisado. Miente usted, y lo hace con absoluto desprecio a la conciencia colectiva.

Es obvio, señor Rodríguez, que no le importa nada, que todo le da igual. Que su esencia relativista llega a un punto casi cruel desde el momento en que la misma afecta de modo tan negativo a la convivencia. Para usted los pactos, las leyes, la Democracia y el Estado de Derecho son sólo obstáculos salvables en su objetivo de permanencia en el poder. Da igual que, hoy por hoy, Batasuna sea una organización terrorista ilegal y que, por lo tanto, quienes con ella se reúnan puedan ser acusados de colaboración con el ‘mal’, usted mismo, incluso. Desde su Gobierno se presiona a los jueces para que Otegi campe a sus anchas –decir que se coacciona a los jueces sería más certero, pero lo dejaré en presión-, se manipula a los fiscales, se desprecia la independencia de la magistratura y se pisotea la separación de poderes. Y, sobre todo, se humilla a las víctimas, se convierte su dolor en moneda de intercambio con sus asesinos, se ultraja su memoria y se menosprecia su entrega por la libertad, una libertad, señor Rodríguez, en la que usted, perdóneme que se lo diga así de claro, no cree y a la que no respeta.

Alexis de Tocqueville parecía estar pensando en usted, señor Rodríguez, cuando hace ya dos siglos, en su obra La Democracia en América, escribió que “pienso que los ambiciosos de las democracias se preocupan menos que todos los demás de los intereses y los juicios del porvenir: sólo el momento actual los ocupa y los absorbe”. Usted actúa por su propio interés cortoplacista, obviando el bien común, y en nada le afecta lo que a los demás les pueda parecer o convenir su actuación. Su impulso político es el fanatismo del pensamiento único y todo el que discrepe está condenado al ostracismo y a la caverna, y pretende apropiarse del progreso y de sus leyes en un atraco perfecto llevado a cabo por los dictadores de la conciencia que forman parte de su escuadra política, intelectual y mediática. Así, los secuaces de la pandilla de canallas han pasado de ser unos apestados defensores del asesinato como arma política, a convertirse en gentes de bien y amantes de la paz con los que es posible intercambiar objetivos y estrecharse las manos. No, señor Rodríguez, no se puede caer tan bajo ni hacerlo en nombre de todos los españoles.

Hoy, más que nunca, señor Rodríguez, su mentira, su traición a la Democracia merece una respuesta en la calle. Las víctimas la han convocado para el próximo día 10 de junio en Madrid y espero que la indignación, semilla de la libertad, logre que sea un éxito colectivo de la democracia y de los ciudadanos. Si hoy pudiera mirar a los ojos de Fernando Buesa, de Miguel Ángel Blanco, de Gregorio Ordóñez... Usted se daría la vuelta, les daría la espalda. Con quien se va a reunir Patxi López, señor Rodríguez, ¿con los mismos que hace tres años asesinaron a Julián Embid y Bonifacio Martín y todavía siguen libres? ¿Va a pactar usted un precio político por la paz sin que todavía se haya resuelto el crimen de estos dos policías nacionales y sus asesinos hayan dado con sus huesos en la cárcel... o es que se trata de evitarlo? Conteste a eso en el Pleno que quiere convocar para obtener el apoyo incondicional de una clase política sumisa y anulada en su propia capacidad de respuesta ante las extravagancias y los excesos del poder. Pero con lo que no podrá acabar usted es con la voluntad de cientos de miles de ciudadanos, de millones de personas convencidas de que es posible el fin de ETA sin entregar nuestra libertad.

No puede porque aunque los dictadores de la conciencia que tan bien manejan los resortes del poder se empeñen en coaccionar la discrepancia, la querencia de la libertad es mucho más fuerte que todo su poderío intelectual y mediático. No podrá usted, señor Rodríguez, ahogar el grito de libertad que se escuchará en las calles de Madrid el 10 de junio. No podrá ahogar la indignación. No podrá ahogar la exigencia de Justicia. No podrá ahogar el llanto de las víctimas. No podrá ahogar el abrazo de millones de manos blancas. No podrá ahogar el sentimiento de repudio a los asesinos. No podrá ahogar la demanda de respeto a su dolor. No podrá ahogar el enojo por el engaño. No podrá ahogar la repulsa a la humillación. No podrá ahogar el recuerdo de tanta muerte y tantos seres queridos que dieron su vida por la Democracia. No podrá, aunque quiera, porque los que tienen la verdad de su lado y la convicción moral de la razón, son más fuertes que los sembradores de odio y de cizaña. Y usted, señor Rodríguez, se encuentra entre los segundos.


Lea mas

 

Toda España en Madrid. 10-J

 



Lea mas

 

Un ultimátum de ETA forzó a Patxi López a improvisar el anuncio de la reunión con HB

 

2-06-06


Un ultimátum de ETA forzó a Patxi López a improvisar el anuncio de la reunión con HB


Los proetarras querían crear un clima de «conciliación» para presionar al juez Grande-Marlaska

J. M. Zuloaga / R. L. Vargas



Madrid- Las declaraciones del secretario general del PSE, Patxi López, realizadas el martes, en las que anunciaba el inicio de conversaciones con la «izquierda abertzale» estuvieron precedidas de un ultimátum de ETA-Batasuna con la amenaza de que, si no se producía un pronunciamiento de este tipo, el «proceso» podía quedar roto, según han informado a LA RAZÓN fuentes antiterroristas.

Aunque se desconocen los términos concretos del ultimátum, las fuentes consultadas recuerdan que estuvo precedido de varias declaraciones de dirigentes de Batasuna (Otegi y Permach, entre otros) y del secretario general de LAB, Rafael Díez Usabiaga, en las que advertían de que el «proceso» se encontraba en un mal momento y que si los cabecillas de la coalición proetarra citados en la Audiencia Nacional ingresaban en prisión, se podría «colapsar».
(.../...)

Presionar a Marlaska. Al forzar la declaración de Patxi López, en la que llegó a decir que «la izquierda abertzale es un interlocutor necesario (...) en la búsqueda de unos principios comunes para hacer viable el diálogo político en los próximos meses», Batasuna pretendía crear un ambiente de «conciliación» que sirviera para ejercer presión sobre el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande- Marlaska, que había citado a varios dirigentes del brazo político de la banda terrorista.
El aval que a los contactos entre el PSE y Batasuna dio al día siguiente Zapatero, durante el Debate del Estado de la Nación, formaría parte de las exigencias planteadas por ETA para no romper el «proceso».
Hay una serie de datos que indican que la decisión de hacer las declaraciones se tomó con una cierta urgencia. Los pocos militantes del PSE que estaban al tanto de lo que ocurría se pusieron en contacto el martes por la tarde con compañeros de partido y representantes de diversos estamentos para advertirles que su secretario general iba a hacer un anuncio importante en el programa «Ganbara», de Radio Euskadi, que se emite a partir de las once de la noche.
Las declaraciones fueron acogidas con satisfacción por el entorno proetarra, que rebajó de inmediato la presión que hasta entonces había mantenido. Al diario «Gara» le dio tiempo a escribir un elogioso editorial en el que recordaba que dichas declaraciones se producían en la víspera de la citación de los dirigentes de Batasuna en la Audiencia, por lo que pedía que se desactivaran estos «mecanismos represivos».
Otro dato que llamó la atención, y que también se cita como un indicio de la inmediatez con la que tuvo que actuar López, es la reacción de los dirigentes del Partido Socialista de Navarra (PSN), que, de inmediato, se desmarcaron y descartaron su participación en esos contactos.Con posterioridad, y ante las reacciones contrarias producidas en diferentes ámbitos políticos, incluso dentro del propio PSOE, la «doctrina oficial» de la Moncloa y de la calle Ferraz ha sido la de que las reuniones con la «izquierda abertzale» (se evita al máximo hablar de Batasuna) es para convencerlos, incluso «mirándolos a los ojos», como dijo el secretario de Organización, José Blanco, de que acepten la legalidad vigente.
Ayer mismo, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró que el Gobierno no ha cambiado de criterio porque el PSE no hablará de política con Batasuna ni se sentará a negociar con una formación ilegalizada. Precisó que esta futura conversación de los socialistas vascos con la formación ilegalizada «no se va a producir ni hoy ni mañana», y explicó que lo que hará el PSE será advertirle a Batasuna de que si quiere volver a la legalidad tiene que rechazar de forma clara la violencia. «Es imprescindible que haya un rechazo explícito de la violencia», insistió.
El ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, fue más rotundo y declaró que quienes se denominan «izquierda abertzale tienen un camino que recorrer, que es hacia la legalidad». «No nos vamos a sentar a negociar con un partido ilegalizado», aseveró. La llamada «izquierda abertzale» no lo ha entendido así y considera que es una victoria y el primer paso para la formación de la «mesa de partidos» vascos.



Lea mas

 

Rajoy decide volver a hacer oposición a la política antiterrorista de Zapatero en el Congreso y en la calle

 

2-06-06



ALTO EL FUEGO / El líder del PP se dice «liberado» de su compromiso de apoyo al Gobierno si éste se reúne con Batasuna / El Grupo Parlamentario presenta una propuesta de resolución sobre ETA que se debatirá el martes

Rajoy decide volver a hacer oposición a la política antiterrorista de Zapatero en el Congreso y en la calle


CARMEN REMIREZ DE GANUZA

MADRID.- Mariano Rajoy decidió ayer llevar de nuevo al Parlamento y a la calle su labor de oposición al Gobierno en materia antiterrorista. «A partir de ahora», dijo al cabo de un paréntesis que ha durado desde el 22 de marzo, «estamos en la misma situación en que estábamos antes de que se produjera el alto el fuego de ETA. Las circunstancias han cambiado y estamos en una situación diferente».
(.../...)

El presidente del PP, que semanas atrás avaló un diálogo del Gobierno con ETA para verificar la disolución de la banda terrorista -más allá de la crítica a Zapatero por haberlo anunciado en un mitin del PSOE-, aguardó a escuchar de labios del propio presidente del Gobierno en TV3, la noche del miércoles, su decisión de reunirse con Batasuna para denunciarle abiertamente por aceptar una negociación política con la banda y por conculcar tanto la Ley de Partidos como el Pacto Antiterrorista.

Así, en la mañana de ayer, Rajoy aseguró en la Cope que su partido apoyará de manera expresa la manifestación de la Asociación de Víctimas del Terrorismo del próximo día 10 de junio en contra de la negociación política con ETA y a favor del esclarecimiento de la verdad sobre el 11-M.

Además, dijo que «denunciará» en el Parlamento la decisión del presidente del Gobierno cuando éste «comparezca», al tiempo que daba luz verde a su Grupo en el Congreso para presentar, entre sus propuestas de resolución tras el Debate sobre el estado de la Nación, una específica sobre ETA que propiciará un debate monográfico el próximo martes, antes de la sesión pretendida por Zapatero.

Con la propuesta, presentada a última hora de ayer en el Registro, el PP somete a votación una declaración del Congreso con cuatro puntos fundamentales: que «no se puede pagar ningún precio político por el cese de la actividad terrorista»; que el Estado de Derecho no puede estar en tregua; que reconoce expresamente a las víctimas del terrorismo; y que el «cese definitivo de cualquier actividad delictiva» y «la desaparición de la banda terrorista ETA» deben ser «condiciones necesarias y previas a cualquier otra iniciativa».

El segundo de los puntos es el más perentorio, ya que el PP propone al Congreso recordar que «Batasuna es una organización ilegal y terrorista» y declarar que «no cabe iniciar ningún diálogo político ni constituir Mesa alguna para dar respuesta política a las exigencias de los terroristas».

En cuanto al primero, el texto del PP reclama fijar posición sobre Navarra. «La alteración del actual estatus de Navarra sólo puede hacerse respetando la libre decisión del pueblo navarro y de sus instituciones representativas, de acuerdo con la Constitución y el Amejoramiento del Fuero», reza la propuesta.

«La facultad de formalizar convenios de colaboración y acuerdos de cooperación entre Navarra y el País Vasco», añade, «no podrá utilizarse para establecer entre ambas comunidades un sistema de coordinación universal de sus respectivas facultades autonómicas mediante la creación de órganos de naturaleza confederal, ni de instituciones similares a las que se atribuyan facultades de representación política y poder de decisión sobre ambas comunidades».

Con esta propuesta, aparentemente asumible por los socialistas según su discurso de días atrás, Rajoy volvió ayer a retomar con fuerza la iniciativa, sin llegar a «romper» su apoyo a Zapatero.Y es que, según explican los populares, su estrategia ha sido y sigue siendo la de que se evidencie que es el propio presidente del Gobierno el responsable de crear la fractura con el Partido Popular. Sea como fuere, y mientras aguarda a que Zapatero cruce físicamente la línea roja de la anunciada reunión con Batasuna, Rajoy le advirtió de que no habrá más avisos.

El presidente del PP aseguró que si el jefe del Ejecutivo da interlocución política a Batasuna, y efectivamente el PSOE se reúne con la formación declarada terrorista e ilegal por el Supremo, él se considerará «liberado» del apoyo al Gobierno que comprometió tras el alto el fuego.

De momento, la vuelta de Rajoy a la brega política en materia antiterrorista ni siquiera se detuvo ayer en una batería de anuncios parlamentarios y de manifestación popular. El presidente del PP se ocupó también de lanzar serias advertencias al Gobierno y al PSOE sobre la posible responsabilidad penal que podría derivarse de sus encuentros con Batasuna. «Tengo mis serias dudas», dijo, «de que no puedan ser citados por los tribunales los dirigentes del PSE que se reúnan con una organización terrorista ilegal, porque los tribunales han citado, como es sabido en los últimos días, a representantes de Batasuna que se han presentado ante la opinión pública como miembros de una comisión negociadora».«Es evidente», añadió, «que los dirigentes del PSOE pueden ser citados por los tribunales por reunirse con una organización ilegal y, por lo tanto, deberían pensárselo».

A pesar de este sobrevenido cambio de rumbo político, Rajoy puso énfasis ayer en repetir que su posición «no ha cambiado desde el 22 de marzo». En un corrillo informal con periodistas del Congreso, afirmó: «Yo no cambio»; y aún llegó a afirmar, aclarando luego que no se refería sino a sí mismo: «Sólo un cantamañanas cambia de posición».


Lea mas

 

ZAPATERO PREFIERE CEDER ANTE BATASUNA QUE CONTAR CON EL PP

 

2-06-06



EDITORIAL

ZAPATERO PREFIERE CEDER ANTE BATASUNA QUE CONTAR CON EL PP


Zapatero no consiguió ayer disipar la enorme y creciente alarma generada por su decisión de autorizar un encuentro minuciosamente descrito por Patxi López como una «negociación política» en toda regla entre el PSE y Batasuna, adoptada en contra no sólo de sus propios compromisos públicos, sino también -y esto es lo más grave- de su obligación de guardar y hacer guardar el Estado de Derecho. Zapatero primero intentó atribuir la iniciativa a una decisión personal de López, lo cual es inverosímil además de contradictorio con el respaldo que le ha otorgado. Y luego intentó explicar que su posición -«primero la paz y luego la política»- no ha variado «en absoluto». Incluso llegó a pedir que no se hagan «interpretaciones insólitas» al hilo de sus afirmaciones en el Congreso y pidió «sosiego» al PP.

Pero sus explicaciones resultaron muy poco, por no decir nada, convincentes. Afirmar que no va a haber «diálogo político» con el brazo político de ETA, sino un encuentro para «instarles a que puedan tener el diálogo político» es tomar por tontos a los ciudadanos, que asisten atónitos a su capacidad para tergiversar el sentido de las palabras y vaciar los conceptos de contenido.Se añade al comentario de Blanco sobre la necesidad de decirle a Batasuna « mirándola a los ojos» que debe cumplir la ley. Y a la afirmación de la vicepresidenta de que no se hablará con Batasuna «en términos políticos». Perogrullada tras perogrullada.¡Como si fuera necesario informar personalmente a Otegi y sus secuaces de lo que deben hacer para volver a la legalidad! Y, en todo caso, al margen del contenido de dicho encuentro, su mera celebración supondría un triunfo para Batasuna, que necesita demostrar a los suyos que el marco legal ha quedado superado por la presión que -a punta de pistola- viene ejerciendo hace tres décadas la izquierda abertzale. Si lo que pretende el Gobierno es hacer un gesto que estimule la condena de la violencia por parte de Batasuna, que lo haga de acuerdo con el Estado de Derecho.Es decir, sin vulnerar la Ley de Partidos ni las sentencias del Supremo. Y sobre todo sin transmitir a los jueces y a los ciudadanos la inquietante sensación de que el poder Ejecutivo tiene una concepción utilitaria de la legalidad. El Gobierno no puede apoyar una negociación con el brazo político de los terroristas aunque jamás hayan condenado la violencia y, esto también es clave, aunque ETA no haya hecho ningún gesto que permita acreditar su voluntad de dejar las armas. Y menos aún puede hacerlo a sabiendas de que supondría el final del apoyo del PP. Zapatero no sólo no ha contado con el PP para dar este paso, sino que ni siquiera le informó previamente de su intención de darlo. Lo cual demuestra que prefiere ceder ante Batasuna que mantener el apoyo de Rajoy.En este contexto, está plenamente justificado el anuncio de Rajoy de que si el PSE se reúne con Batasuna, el PP retirará el apoyo que hasta ahora lealmente ha prestado a Zapatero. Y también la decisión del Grupo Popular de presentar toda una batería de iniciativas políticas, empezando por una propuesta de resolución instando al Gobierno a no apoyar una reunión con Batasuna, que sin duda colocará en una situación muy embarazosa al PSOE.

Zapatero no sólo ha rebasado las líneas rojas del Pacto Antiterrorista y su acuerdo personal con Rajoy, sino que está deslegitimando el Estado de Derecho. Aunque el encuentro entre el PSE y Batasuna diera pie a que los proetarras condenaran la violencia, nada podría soslayar el gravísimo precedente que supondría que un Gobierno erosionara la legalidad para conseguir sus objetivos.El fin nunca justifica los medios. Y menos aún cuando esos medios incluyen el socavamiento de la legalidad democrática y la quiebra de nuestro ordenamiento jurídico. Es decir, de nuestro sistema de convivencia.


Lea mas

 

Zapatero dice que el PSE exigirá a Batasuna que cumpla la ley y excluye el diálogo político

 

2-06-06



ALTO EL FUEGO / Los argumentos del Ejecutivo

Zapatero dice que el PSE exigirá a Batasuna que cumpla la ley y excluye el diálogo político


El Gobierno cree que el «gesto» facilitará que la formación ilegalizada rechace la violencia - El presidente asegura que se enteró durante el debate y que es iniciativa de López, aunque él lo avala

FERNANDO GAREA

MADRID.- José Luis Rodríguez Zapatero se vio obligado a improvisar ayer una comparecencia pública para intentar rebajar en lo posible la polémica por el próximo encuentro entre el PSE y la ilegalizada Batasuna. El presidente del Gobierno aseguró en el Congreso, tras un acto oficial con los Reyes, que la reunión que él avala no servirá para abrir un diálogo o una negociación política, sino para que los socialistas vascos les exijan que cumplan la ley.
(.../...)

Pidió que se vea con «normalidad», se cuidó mucho de mencionar expresamente a Batasuna y se refirió a la formación ilegalizada como «izquierda abertzale».

«El PSE va a tener un encuentro con representantes de la izquierda abertzale para instarles a que acepten las reglas del juego y para que respeten la legalidad y ésa es una tarea positiva. No va a haber diálogo político, pero se les va a instar a que puedan tener un diálogo político», aseguró Zapatero.

El encuentro con Batasuna fue anunciado el martes por la noche por Patxi López, líder de los socialistas vascos, quien sí dijo que tendrá por objeto abrir un diálogo político con la formación ilegalizada. Incluso, utilizó la palabra negociación.

Ayer Zapatero avaló la reunión, pero matizó su objetivo, y sostuvo tres veces que es una iniciativa del propio López que él no conoció previamente. Dijo que se enteró durante el Debate sobre el estado de la Nación, justo después de que en el cara a cara con Rajoy no se incluyera el proceso de paz.

Otras fuentes del Gobierno aseguran que fue una decisión de Zapatero, que dirige personal y directamente el llamado proceso de paz.Estas fuentes explican que se trata de hacer un «gesto» público a los dirigentes de Batasuna, presionados por sectores más resistentes y apurados por la prisa de iniciar el proceso y necesitados de ser reconocidos como interlocutores.

Estas fuentes autorizadas dan por hecho que de ese encuentro podría salir una condena expresa de los dirigentes de Batasuna.Hasta ahora, el Gobierno había explicado públicamente que el proceso debía ser al revés: primero condena y luego contactos con Batasuna.

Sin embargo, el presidente del Gobierno aseguró ayer que «en absoluto supone cambiar ninguna posición, ni afecta a los principios y los elementos que hemos defendido en todo momento».

Preguntado varias veces si incumplía sus compromisos anteriores, aseguró reiteradamente que «lo importante son los hechos, no las palabras». Según dijo, «no resulta razonable todos los días estar en un debate sobre palabras y, mucho menos, de intenciones».Los hechos, según explicó, son que han transcurrido tres años sin víctimas mortales de ETA, el alto el fuego permanente dura ya dos meses y el Gobierno ha anunciado su disposición a abrir el diálogo con la organización terrorista.

«Hagamos un debate sobre los hechos, no sobre las palabras. No es razonable estar todo el día en un debate sobre palabras. Sería aconsejable y responsable que fuéramos teniendo la perspectiva de poner la mirada en los hechos. No hemos iniciado el diálogo con ETA y no ha pasado nada en términos de resultados».

Pidió expresamente que la reunión se vea con «naturalidad», y añadió que «nadie se atreva a dudar de las intenciones y los valores del PSE, después de ver su hoja de servicios».

Añadió que ese encuentro será público para «que la izquierda abertzale, a la que todo el mundo le exige cada día que respete la legalidad y las reglas del juego, cumpla los principios democráticos, con un buen fin, sin cambiar nada ni renunciar a nada».

Zapatero afirmó que ha visto «interpretaciones insólitas» e insistió en su tesis de que «primero será la paz y luego la política».Como anteayer dijo en la tribuna del Congreso que el «diálogo político» no tiene que esperar a la paz, ayer se esforzó en asegurar que ese diálogo político debe desarrollarse sólo «en los ámbitos institucionales, entre las fuerzas políticas que están en la legalidad».

Diálogo político

Dijo que el «diálogo político ya existe» y explicó que se refería, por ejemplo, a los debates en el Congreso sobre el futuro de Navarra o la autodeterminación que se han producido en el Debate sobre el estado de la Nación o en las sesiones habituales de control. Lo demás, dijo, son «interpretaciones insólitas» y sigue vigente lo de «primero la paz y luego la política». «En todo momento he afirmado y reafirmado que la paz está separada de la política y que el objetivo del diálogo con ETA es el fin de la violencia», aseguró.

Con Rajoy evitó polemizar, pero hizo una «llamada a la meditación, al sosiego y a la perspectiva de las cosas» y que se tenga «una mirada larga». Dijo estar dispuesto a reunirse «mañana mismo» con el PP.

Fuentes del Gobierno muestran su preocupación por el hecho de que el anuncio del encuentro con Batasuna ponga en dificultades a Rajoy ante sectores del PP partidarios de no apoyar el proceso de paz, justo después de haber accedido a excluir el asunto del Debate sobre el estado de la Nación.


Lea mas

 

Díez acusa a López de «relativismo moral»

 

2-06-06



ALTO EL FUEGO / Las reacciones

Díez acusa a López de «relativismo moral»


MADRID.- La eurodiputada socialista Rosa Díez criticó duramente ayer al secretario general del PSE-EE, Patxi López, tras su anuncio del inicio de conversaciones del PSE con Batasuna. Díez consideró «una quiebra moral y democrática grave» el que un partido como el PSOE dialogue con una banda terrorista «de igual a igual».

«Cuando oí al secretario general de mi partido decir que reconoce a Batasuna como interlocutor político me pareció de un relativismo moral y de una falta de cuajo democrático verdaderamente impresionante», señaló en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press.«La organización es ilegal por pertenecer a una banda terrorista, no porque se le haya olvidado poner un sello en el registro», apuntó.

En su opinión, el que un Gobierno se siente a dialogar con una banda terrorista es «una cosa normal», porque tiene legitimidad para ello y para «tomar el pulso a una banda terrorista que reconoce como tal». Pero consideró «una quiebra moral y democrática extraordinariamente grave» el que un partido democrático como el PSOE entable conversaciones con una organización terrorista «de igual a igual», a la que «reconoce legitimidad como partido político».

Así, advirtió del «daño en términos de pedagogía democrática» que puede hacer a un partido democrático como el PSE el que «se reconozca como interlocutor político a una banda terrorista».«Todavía soy incapaz de reaccionar, me parece fortísimo», agregó.


Lea mas

1.6.06

 

El juez Del Olmo se ha recuperado de sus achaques de salud, asume sus fallos y asegura estar tranquilo: “los jueces hablan con sus autos”

 

Jueves, 01 de Junio de 2006

El juez Del Olmo se ha recuperado de sus achaques de salud, asume sus fallos y asegura estar tranquilo: “los jueces hablan con sus autos”

El magistrado Juan del Olmo está recibiendo numerosas críticas en las últimas semanas, habiéndose cuestionado incluso su futuro al frente del caso del 11-M. Sin embargo, Del Olmo afirma en privado estar bien de salud y encontrarse tranquilo.


La baja médica tomada por el juez de la Audiencia Nacional, Juan del Olmo, sirvió para que desde algunos sectores cargaran contra él por su modo de llevar adelante la investigación de los atentados del 11-M. A ello se sumó la excarcelación, por error, de Saed El Harrak, uno de los 29 procesados en la causa en la que se investigan los atentados y acusado de un delito de colaboración con organización terrorista.

Fuentes consultadas por El Confidencial Digital en la Audiencia Nacional afirman que Juan del Olmo acaba de sufrir una intervención quirúrgica a causa de un glaucoma, cuya cura ha requerido visitas semanales al médico. No obstante, explican, la gravedad de la enfermedad no es tanta como se ha querido sugerir desde algunos sectores. El juez, que ya dispone del alta médica, trabaja con normalidad y no deberá abandonar la carrera judicial por este motivo.

El magistrado se encuentra tranquilo ante las informaciones que aparecen sobre su supuesto cese o relevo en la instrucción del Sumario del 11-M, apuntan a ECD desde su entorno más cercano. Eso sí, considera injusto el cuestionamiento que de su gestión llevan haciendo personas e instituciones desde hace dos años, casi a diario.

El motivo por el que Del Olmo no sale al paso de estas informaciones, señalan desde su entorno, es que considera que “los jueces hablan con los autos” y nada más.

Del Olmo, que sí ha asumido el fallo cometido por su juzgado en la excarcelación de “Saed El Harrak”, un desliz que podría dejarle fuera de la Audiencia Nacional, ha dicho en privado que “más no puede hacer” para resarcirse. Y lamenta haber puesto en bandeja, con ese error, que lo critiquen con fundamento aquellos que ya lo hacían.

El estado actual de Del Olmo, aseguran quienes lo ven a diario, es de tranquilidad. “No tiene nada que ocultar”, apostillan.


Lea mas

 

La ex socialista Cristina Alberdi irrumpe con unas duras declaraciones: Zapatero es un irresponsable; Rafael Simancas es una nulidad que le va a venir

 

01-06-06

La ex socialista Cristina Alberdi irrumpe con unas duras declaraciones: Zapatero es un irresponsable; Rafael Simancas es una nulidad que le va a venir muy bien a Esperanza Aguirre



La ex ministra socialista Cristina Alberdi ha sido entrevistada en la mañana de hoy en Telemadrid. Durante su intervención ha criticado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a quien ha calificado de “irresponsable” por su actual política territorial.

También ha tenido palabras para Rafael Simancas, candidato socialista a la Comunidad de Madrid, de quien ha dicho que “es una nulidad, una persona muy limitada”. Además ha añadido que a Esperanza Aguirre le va a venir muy bien tener una persona de “tan bajo nivel como adversario”.

Cristina Alberdi, que fuera ministra socialista de Asuntos Sociales, ha dado un viraje ideológico significativo en su carrera política. Presidenta de la Federación Socialista Madrileña (FSM) de octubre de 1997 a noviembre de 2000, dimitió de su cargo en la ejecutiva de la FSM tras la fuga de Tamayo y Sáez que provocaron la pérdida de la Comunidad para Simancas.

En diciembre de 2003 abandonó su militancia en el PSOE, por discrepancias con la política del Gobierno de Zapatero en asuntos como el pacto de gobierno en Cataluña. Actualmente es presidenta del Consejo Asesor del Observatorio contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid.


Lea mas

 
 

01-06-06

EL PSE ANUNCIÓ PRÓXIMAS CONVERSACIONES
Pagazaurtundua dice a Zapatero que vulnera la Constitución hablando con Batasuna antes de la paz

AGENCIAS

MADRID.- La presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo (FVT), Maite Pagazaurtundua, ha advertido a José Luis Rodríguez Zapatero que el inicio del diálogo con Batasuna sin haber alcanzado antes la paz supone el incumplimiento del artículo primero de la Constitución española. Por ello, pidió al presidente del Gobierno que clarifique cuál es su estrategia con "Batasuna-ETA".

Leer n oticia completa aqui.


Lea mas

 

La justicia atrapada

 

1-06-06





Lea mas

 

Zapatero negociará con ETA aunque no deje las armas y abre oficialmente el diálogo con Batasuna

 


01-06-06

INSINÚA QUE PODRÍA REFORMAR LA LEY DE PARTIDOS

Zapatero negociará con ETA aunque no deje las armas y abre oficialmente el diálogo con Batasuna



José Luis Rodríguez Zapatero. EFE.

Sin turno de palabra para el PP, ETA centró la segunda parte del Debate sobre el estado de la Nación. Zapatero eludió debatir con Rajoy sobre ello en la cita parlamentaria más importante del año. Rajoy tampoco lo hizo, aunque ha negado que estuviera pactado. Tras el anuncio de Patxi López de que se reunirá con la ilegalizada Batasuna, Zapatero dijo que no impedirá que "comience el diálogo político" antes del "fin de la violencia" y recordó que las Cortes pueden "reformar el contenido" de las leyes. Acebes reprochó a Zapatero que el 17 de abril hablara de "primero paz y después política" y que ahora haya hecho "lo contrario".

Noticias completa aqui.


Lea mas

 

ZAPATERO ROMPE SUS PROMESAS, ETA IMPONE SU CHANTAJE

 

1-06-06



EDITORIAL

ZAPATERO ROMPE SUS PROMESAS, ETA IMPONE SU CHANTAJE


Zapatero respondió el pasado 17 de abril de forma categórica en la entrevista publicada por EL MUNDO que «evidentemente» no habría diálogo con ninguna fuerza política ilegalizada. Aseguró que no pagaría «ningún precio político» en una eventual negociación con la banda. Y precisó sus prioridades: «Primero, la paz y luego, la política».

Ayer dijo lo contrario en el Congreso cuando manifestó que «el fin de la violencia va a ser una tarea que lleve su tiempo» pero que ello «no va a impedir que el diálogo político empiece». Ese diálogo va a comenzar antes de finalizar el mes de junio con Batasuna. Según informa hoy nuestro periódico, ha sido el presidente del Gobierno quien personalmente ha autorizado el inicio de contactos entre el PSE y la formación de Arnaldo Otegi. Aunque ayer mismo Zapatero matizó en TV3 que el encuentro debe servir para pedirle a la formación ilegalizada un «rechazo explícito de la violencia» y que se trata de «un diálogo para que estén en política», es obvio que para eso no hace falta reunirse y que enmascara una «negociación política».

Patxi López, secretario general del PSE, fue meridianamente claro anteayer cuando afirmó que Batasuna era «un interlocutor necesario» y que era partidario de «negociaciones incluyentes» que «permitan ampliar los consensos políticos» y supongan «un proceso de diálogo multipartito» en el País Vasco. No hay, pues, posibilidad de equívoco ni de interpretación alternativa: lo que el PSE va a hacer es sentarse en una mesa para iniciar una «negociación política» con un partido ilegalizado, considerado por la Justicia como un mero apéndice de una banda terrorista. Y lo va a hacer sin una previa renuncia a la violencia de esa formación, que actúa como un instrumento de la organización armada.

Flagrantes contradicciones

Ello supone no sólo incumplir lo que han dicho y han defendido el propio Zapatero, la vicepresidenta Teresa Fernández de la Vega, los ministros de Defensa e Interior y otros miembros del Gobierno sino además vulnerar de forma flagrante la Ley de Partidos y la sentencia del Supremo que ilegalizaba Batasuna, clausuraba sus sedes y les privaba de grupo parlamentario.

También contradice la resolución aprobada en el Congreso a propuesta del PSOE hace un año, en la que se hacía constar que «las cuestiones políticas deben resolverse únicamente a través de los representantes legítimos de la voluntad popular». Huelga decir que Batasuna no reúne precisamente esa condición.

Y, por último, Zapatero destroza el Pacto Antiterrorista, que establecía la necesidad de buscar soluciones al conflicto vasco en el marco de la Constitución y el diálogo de los partidos democráticos, que postulaba «el compromiso del PSOE y del PP para trabajar para que desaparezca cualquier legitimación política de la violencia» y concluía que no se podrá pagar «ventaja o rédito alguno» por la paz.

Zapatero se ha cargado de un plumazo todos estos acuerdos. Sus palabras de ayer ponen en evidencia que ha estado haciendo un doble juego, diciendo a unos que no iba a entablar una negociación política con ETA ni con su brazo político y diciendo a otros justamente lo contrario, que es lo que va a hacer.

En la reciente entrevista publicada por Gara con los dirigentes de la banda, éstos afirmaban que, gracias a «la lucha de la izquierda abertzale», ha sido posible recoger «la cosecha» de un nuevo escenario político y «abrir la situación actual». Los representantes de ETA hablaban de «una fórmula consensuada sobre la territorialidad y la autodeterminación» y advertían que administrarán la tregua «en función del desarrollo del proceso».

La decisión de Zapatero confirma el análisis de la dirección de ETA. Y el pronto inicio de una negociación con Batasuna, que sigue sin distanciarse de la banda, suena a la aceptación de un chantaje de sus dirigentes, que emplazaron al Gobierno a sentarse en una mesa tras constituir una comisión negociadora.

El hecho de que sea el PSE y no el Ejecutivo quien lo haga no resta importancia al hecho de que Zapatero haya acabado por aceptar esa «interlocución necesaria» con un partido ilegal, cuyas manifestaciones han sido prohibidas hace un mes por la Justicia y cuyos líderes declararon ayer en la Audiencia Nacional, en un sumario en el que están acusados de pertenencia a banda armada.

El engaño

Mariano Rajoy aceptó anteayer no hablar del alto el fuego y la negociación con ETA en el debate del estado de la Nación. Fue engañado por un Zapatero que maniobraba a sus espaldas. Ayer, el presidente del Gobierno no tuvo inconveniente alguno en abordar el tema con el portavoz del PNV y de otros partidos, lo que revela la tomadura de pelo al líder del PP. Rajoy renunció a una baza formidable y perdió por 17 puntos en un combate previamente amañado.

El juez Grande-Marlaska debe decidir hoy si encarcela a Otegi, Permach, Barrena y la plana mayor de Batasuna. Necesitará mucho valor para enviarles a prisión contra el criterio del fiscal de la Audiencia Nacional, que no ha pedido la adopción de ningún tipo de medidas cautelares contra los imputados, y tras su elevación a ese rango de interlocutores políticos del PSE. El ministro de Justicia, López Aguilar, propugnó ayer la interpretación de las resoluciones de los jueces «en un contexto histórico y social», lo que supone un claro mensaje a Marlaska para que no meta en la cárcel a Otegi.

Zapatero ha incumplido su compromiso y ha cruzado las líneas rojas que él mismo se había marcado. Por ello, nuestro periódico suspende «el apoyo provisional, tasado y vigilante» que concedió al Gobierno en la actual encrucijada. El final de todo esto es muy importante, pero ni siquiera el mejor de los imaginables justificaría la quiebra de la palabra dada, del orden jurídico y de la legalidad democrática. Tres abismos en los que acaba de caer el presidente.


Lea mas

 

Zapatero rectifica por el atasco del proceso y ordena abrir el diálogo ya con Batasuna antes de lograr la paz

 

1-06-06



EL ESTADO DE LA NACION / El presidente sí habló de ETA en su debate con el PNV, EA y Nafarroa Bai / Asegura que la autodeterminación no existe en la Constitución / Afirma que estamos ante una oportunidad única

Zapatero rectifica por el atasco del proceso y ordena abrir el diálogo ya con Batasuna antes de lograr la paz

FERNANDO GAREA

MADRID.- José Luis Rodríguez Zapatero movió ayer una pieza importante en el llamado proceso de paz para sacarlo de la actual situación próxima a la ruptura, según admite el Gobierno.

En concreto, el presidente del Ejecutivo ha autorizado contactos con la ilegalizada Batasuna antes de que se logre la paz, lo que supone una clara rectificación. El movimiento de Zapatero lo anunció el martes por la noche Patxi López, secretario general del PSE, y lo concretó el propio presidente en la segunda jornada del Debate sobre el estado de la Nación cuando dijo que el «diálogo político» debe iniciarse antes de lograr la paz.
(.../...)

Hasta ahora, Zapatero y los miembros autorizados del Gobierno habían repetido constantemente: «Primero, la paz y luego, la política» y lo de que no se puede hablar con Batasuna hasta que no cumpla la Ley de Partidos, es decir, hasta que no se distancie de la violencia.

Sin embargo, justo al terminar la primera jornada del Debate sobre el estado de la Nación sin enfrentamiento con Mariano Rajoy sobre terrorismo, Zapatero consumó la rectificación.

Lo hizo también horas antes de que los dirigentes de Batasuna comparecieran ayer ante el juez Fernando Grande-Marlaska.

«La teoría de ver la paz, de alcanzar el fin de la violencia, va a ser una tarea que nos lleve su tiempo. Eso no va a impedir que el diálogo político empiece, pero va a condicionar las expectativas para ese diálogo que va a exigir tiempo, sensatez, prudencia, máxima sinceridad por todas las partes y, por supuesto, una voluntad de acuerdo, sin prejuicios y sin clichés que en muchos momentos se han podido mantener y defender», aseguró ayer por la mañana Zapatero en el Congreso.

Hablar de ETA

El presidente formuló este anuncio en respuesta al portavoz del PNV, Josu Erkoreka, con el que sí debatió sobre ETA, a diferencia de lo que hizo la víspera con Rajoy. También habló de terrorismo con Uxue Barkos (Nafarroa Bai) y Begoña Lasagabaster (EA).

La versión oficial del PSOE, formulada por José Blanco, es que se trata de sentarse con los dirigentes de la ilegalizada Batasuna para decirles «mirándoles a los ojos» que deben incorporarse a la legalidad.

El PSOE asumió y respaldó ayer expresa y públicamente el anuncio de Patxi López, que habló el lunes pasado de «negociación incluyente» con la ilegalizada Batasuna, «que permita ampliar los consensos políticos» y suponga «un proceso de diálogo multipartito». Y es obvio que la dirección del partido no toma tal decisión sin orden expresa de Zapatero. Según la versión difundida por el PSOE, es difícil de entender que haya diálogo con ETA y no con Batasuna. Sin embargo, fuentes autorizadas del Gobierno admiten que sí hay un cambio de posición y tiene que ver con el hecho de que el incipiente proceso de paz se encuentra en una situación delicada.

Estas fuentes admiten que el Ejecutivo tiene dificultades para cumplir su calendario al verse atrapado entre las prisas de Batasuna y la actuación de los jueces que genera nerviosismo entre los abertzales. Ninguno de esos factores está bajo el control del Ejecutivo y por eso la situación preocupa a los pocos miembros del Gobierno que participan en las gestiones con Zapatero.

Obviamente, la versión oficial niega la palabra negociación como objetivo del contacto. Ayer le dijo al PNV en el Congreso que el PP es necesario en el futuro proceso de paz.

Hace sólo unos días, el Gobierno respondió pública y contundentemente a la creación de la comisión negociadora de Batasuna asegurando que no se sentaría con la formación ilegalizada si antes no cumple la ley. Lo hicieron, entre otros, el propio presidente, la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, y el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Todos han negado reiteradamente la posibilidad de sentarse con Batasuna, sin que cumpla las exigencias de la Ley de Partidos.

Fuentes oficiales del PSOE aseguraban, incluso, que el contacto que no tiene fecha fijada sería con «representantes de la izquierda abertzale», puesto que Batasuna no existe por estar ilegalizada.

Fuentes del Gobierno dan por segura por la tarde una nueva conversación telefónica entre Zapatero y Rajoy, si es que la llamada no se produjo ayer mismo.

Zapatero explicó ayer en el Congreso, en respuesta al PNV, que el objetivo debe ser «un gran acuerdo histórico de convivencia en Euskadi, para una Euskadi plural y de convivencia de Euskadi con España, con el conjunto de Euskadi».

Añadió que no quiere adelantar «contenidos» del acuerdo, pero que «el Gobierno tiene ideas y propuestas para cuando llegue el momento». «Ojalá que podamos tener un escenario en un tiempo razonable donde el diálogo político entre todas las fuerzas y todas las ideas que representan, lógicamente, a un número importante de ciudadanos, se pueda producir en Euskadi, ojalá. Eso significaría que todas, inequívocamente, aceptan las reglas del juego democrático y la legalidad y, por supuesto, creo que todo lo que sea trabajar en esa dirección, desde los parámetros del Estado de Derecho, es un deber de las fuerzas políticas, de los gobiernos y de los poderes públicos», aseguró Zapatero.

«Estar a la altura»

Según dijo, «el Gobierno se ha comprometido a fondo consciente de que la oportunidad que tenemos por delante es una oportunidad que seguramente no se ha planteado nunca en democracia hasta ahora con tanto margen de posibilidades y consciente además de que tiene la confianza plena en que las fuerzas políticas van a estar a la altura de las circunstancias».

Expresamente rechazó que el precio a pagar vaya a ser la autodeterminación y el futuro de Navarra. Calificó el derecho de autodeterminación como un «concepto mítico», y aseguró que «no tiene ningún anclaje en nuestro sistema constitucional».

Zapatero se defendió ayer en el Congreso de las críticas del PNV por haber anunciado en un acto de partido el diálogo con ETA. El presidente replicó que su intervención en Baracaldo «fue para todos los españoles, para todos los ciudadanos, y lo hice ante mis compañeros de Euskadi que han sufrido mucho, han soportado mucho y han sido fuertes y valientes, como los miembros de otro partido en Euskadi».

El presidente del Gobierno escuchó cómo todos los partidos que intervinieron ayer le expresaron su apoyo sin matices para abrir el diálogo con ETA. Incluso, el portavoz del PNV le dijo que no es preciso que comparezca en el Congreso.

Por otra parte, el ministro Alfredo Pérez Rubalcaba está a la espera de que el Partido Popular le diga cuándo quiere que se celebre la reunión del Pacto Antiterrorista y el posterior Pleno que debe dar autorización al diálogo con ETA.



Lea mas

 

«Un diálogo para que estén en política»

 

1-06-06



«Un diálogo para que estén en política»


El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, matizó anoche en TV3 que su autorización al PSE para que inicie una «negociación política» con Batasuna debería servir para pedirle a la formación ilegalizada un «rechazo explícito de la violencia».
(.../...)

«Se acabó la comprensión, el apoyo a cualquier tipo de actitud que no defina nítidamente que los comportamientos políticos sólo se articularán por los cauces naturales en democracia», añadió.

Según Zapatero, esto es lo que el secretario general del PSE-EE, Patxi López, le dirá a los miembros de Batasuna y señaló que «si contribuye» a la tarea de «aceptación de la legalidad» será «positivo», informa Europa Press.

En la entrevista que le hizo la TV catalana desde La Moncloa, Zapatero explicó que el PSE no abre un «diálogo político» con Batasuna, sino que se trata de «diálogo para que estén en política».«Si dan un paso, la democracia sabrá dar los pasos oportunos y tener capacidad para que su participación sea efectiva», insistió Rodríguez Zapatero, quien recordó que «hay que aceptar las reglas del juego, donde caben todas las ideas, defendiéndolas democráticamente».

El presidente del Gobierno consideró «prematuro hablar de diálogo político, que lo habrá, cuando todo el mundo esté en el ámbito de la legalidad».

Zapatero no habló del alcance de las decisiones judiciales sobre dirigentes de Batasuna, que consideró «coyunturales» en un «proceso de paz que tiene un alcance mayor». No obstante, sí admitió que afirmaciones como las de Arnaldo Otegi alertando de las consecuencias de su encarcelamiento sobre el proceso «no se deberían decir».


Lea mas

 

Rajoy: 'Si se reúnen, que Zapatero no cuente conmigo, rompo'

 

1-06-06



Rajoy: 'Si se reúnen, que Zapatero no cuente conmigo, rompo'


El presidente del PP, Mariano Rajoy, salió ayer del Congreso definitivamente resuelto a romper con Zapatero si se confirma el 'permiso' dado por el presidente a Patxi López, secretario general del PSE-EE, para que se reúna con la ilegalizada Batasuna. En la mañana de ayer, los 'populares' se veían sorprendidos porque Zapatero diera ese 'visto bueno' a negociar con la formación 'abertzale', como se encargó de denunciar Angel Acebes. En el transcurso del día Rajoy concluyó que la frágil unidad que mantiene con el Gobierno se podía romper por lo que él considera una nueva 'traición' del presidente: «Si el PSE y Batasuna se reúnen, que Zapatero no cuente conmigo, rompo». Como recoge el diario 'Abc' en su edición de hoy, Rajoy incluso llegó a encargar a Ignacio Astarloa, responsable de Justicia e Interior del PP, que estudie las posibles consecuencias jurídicas que podrían resultar de una reunión con una formación declarada ilegal por formar parte de un entramado terrorista.


Lea mas

 

El PP advierte que es «incompatible» su apoyo con la «legalización de hecho» de Batasuna

 

1-06-06



EL ESTADO DE LA NACION / El balance de los partidos

El PP advierte que es «incompatible» su apoyo con la «legalización de hecho» de Batasuna

Acebes acusa a Zapatero de «mentir» y de «ocultar» su intención de reunirse con los «ilegales» - Los 'populares' creen que los socialistas pretenden «coaccionar» a los jueces en favor de Otegi

CARMEN REMIREZ DE GANUZA

MADRID.- El PP no llegó ayer a romper la baraja con Zapatero pero sí le dio el último y más solemne de sus avisos desde la declaración del alto el fuego de ETA. El secretario general del partido, Angel Acebes, advirtió a Zapatero de que el PP «no tolerará la legalización de Batasuna por la vía de los hechos» y le responsabilizó a él de una posible y definitiva ruptura con el principal partido de la oposición en España. Si efectivamente se sienta a dialogar con Batasuna, le dijo, «romperá cualquier posibilidad de acuerdo con el PP».
(.../...)

«La posición del PP y de Rajoy», dijo, «de apoyo a la verificación de que ETA va a disolverse» es «incompatible» con el «disparate» de que «se convierta a Batasuna en interlocutor válido del PSOE o del Gobierno, aunque ETA no desaparezca, y siga la actividad de la banda terrorista sin que haya condenado la violencia, sin que haya pedido perdón a las víctimas, sin que cumpla la Ley de Partidos, y contra la sentencia del Supremo».

Además de trazar con brillantina la última de las líneas rojas, el número dos de Rajoy arremetió contra el presidente y le llamó mentiroso y traidor. Lo primero, por otorgar interlocución política a la formación ilegalizada para el actual proceso, a pesar de haber declarado, primero en EL MUNDO, y luego en el Congreso, «primero, la paz y luego, la política». «Está jugando con fuego y con mentiras», afirmó Acebes sobre Zapatero. En cuanto a la traición, Acebes aseguró que semejante decisión supone «pagar un precio político», lo que, según sus palabras, constituye «una traición al Pacto Antiterrorista y a la Ley de Partidos».

Acebes acusó también al jefe del Ejecutivo de «ocultar» deliberadamente sus intenciones al Congreso durante su debate con el jefe de la oposición de la víspera. El dirigente popular aplicó así la agravante de «nocturnidad» al anuncio que, aunque hecho por Patxi López, dio por autorizado previamente por Zapatero, antes de que el propio presidente del Gobierno lo refrendara ayer.

Por otra parte, el enfado de los populares llegaba al punto de creer que el de ayer no fue sino uno de los virajes tácticos de Zapatero, encaminado, sobre todo, a neutralizar ante Batasuna la presión de la Audiencia Nacional. No en vano, y al tiempo que Otegi aguardaba a declarar como imputado, Acebes decía que el anuncio de López y de Zapatero «es una coacción a los jueces que hoy van a determinar si encarcelan a los miembros de Batasuna».

Durante todo el día, la convocatoria del Pacto Antiterrorista planeó sobre los populares como un interrogante. Acebes se esforzó una y otra vez en calificar de «un ejercicio de intoxicación y de manipulación» de los socialistas la existencia de conversaciones secretas entre los dos partidos para convocar una reunión. Los hombres de Rajoy trasladaron su escepticismo hacia la verdadera intención de Zapatero de cumplir en breve con la promesa que hizo a Rajoy.

Los ánimos en el partido hacia Zapatero estaban caldeados. Se sentían engañados de nuevo y traicionados en la lealtad demostrada por Rajoy. No obstante, y fieles a la estrategia del jefe de filas, los populares no escenificaron ninguna ruptura, y ni siquiera anunciaron decisión alguna sobre su muy posible apoyo a la manifestación convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo del día 10 de junio.

Lo que hicieron fue recibir en su sede al Foro Ermua y dejar que dicha asociación hiciera el recuento de acciones violentas de la presente tregua de ETA: de 18.000 a 60.000 euros exigidos a 20 empresarios; 72.000 euros recaudados en bonos y 285.000 euros en daños en acciones de terrorismo callejero.



Lea mas

 

Una decisión que ignora una sentencia y dos pactos

 

1-06-06


EL ESTADO DE LA NACION / Las contradicciones

Una decisión que ignora una sentencia y dos pactos


El presidente aseguró que, «evidentemente», no habría diálogo con ninguna fuerza ilegal y lo condicionó a la «disolución» de ETA

ANGELES ESCRIVA

MADRID.- Es la segunda vez en semana y media que el Gobierno, primero, y el Partido Socialista, después, precipitan sus planes y se saltan sus propios pronunciamientos para ajustarlos a los requerimientos hechos por la izquierda abertzale o para ahuyentar los nubarrones procedentes de la propia ETA. Ocurrió primero el domingo 21, cuando el presidente anunció en un acto público de partido desde el Bilbao Exhibition Centre (BEC) que en junio iba a comunicar a los partidos el «inicio del proceso de diálogo con ETA».
(.../...)


La segunda variación de la administración de los tiempos esbozada por Zapatero se produjo en la noche del martes y en la mañana de ayer. Pero, en esta ocasión, fue más lejos porque con dos declaraciones -una realizada por el secretario general de los socialistas vascos, Patxi López, después de acordarla con él y otra propia- dio por abolidos, a efectos prácticos, varios puntos del Pacto Antiterrorista, de la sentencia del Supremo con la que esta institución ilegalizó Batasuna y de la resolución del Congreso de mayo de 2005. Y ha rectificado radicalmente muchas de las manifestaciones que ha venido realizando.

La primera declaración fue realizada por López a las 23.00 horas del martes y en ella anunciaba su intención de reunirse con los representantes de la ilegalizada Batasuna, después de que el presidente comunique al Congreso el inicio de las conversaciones oficiales con la banda. El secretario general del PSE precisó que había decidido reunirse públicamente con la formación liderada por Otegi porque le parece que es un «interlocutor válido» y con el fin de trabajar para poner en marcha un «diálogo multipartito», que es como, hasta el momento, ha venido designándose a la mesa de partidos propuesta en Anoeta por Batasuna. No puso como condición que antes esta formación sea legal y, por tanto, que sus líderes hayan condenado la violencia.

La frase pronunciada ayer por el presidente, lejos de su primigenio «primero la paz y luego la política», establecía que el fin de la violencia «va a ser una tarea que lleve su tiempo» y «eso no va a impedir que el diálogo político empiece».

De modo que el Gobierno vino a oficializar ayer que Batasuna y ETA son algo distinto, que Batasuna es interlocutor, por tanto, y que no hace falta que ETA se disuelva para iniciar una negociación política con una metodología propuesta en Anoeta y avalada por la banda terrorista -la de las dos mesas-, que incluye a un partido que plantea sus exigencias.

El hecho es que, si finalmente ésa es la formulación, habrán sido varios los incumplimientos realizados. Por ejemplo, el artículo 3 del Acuerdo por las Libertades, firmado el 8 de diciembre de 2000, sostiene que «el diálogo propio de una sociedad democrática debe producirse entre los representantes legítimos de los ciudadanos, en el marco y con las reglas previstas en nuestra Constitución y Estatuto y, desde luego, sin la presión de la violencia».

Si Batasuna sigue ilegalizada cuando empiecen las conversaciones oficiales, según el Supremo, se estará hablando con ETA. El Alto Tribunal declaró en marzo de 2003 que existe una «identidad real» entre Batasuna y la banda, porque este partido ha sido sólo un «artificio legal creado por ETA para lograr el complemento político de su propia actividad terrorista». «Se trata de un único sujeto real, que es la organización terrorista, que se oculta tras esa apariencia de diversidad de personalidades jurídicas creadas en diferentes momentos en virtud de una sucesión operativa previamente diseñada», se afirma.

La resolución acordada por el Congreso de los Diputados hace un año, como gesto hacia la izquierda abertzale de que el Gobierno estaba dispuesto a iniciar el proceso también puso una condición no compatible, precisamente, con la participación de una Batasuna ilegal. «Apoyamos procesos de diálogo entre los poderes competentes del Estado y quienes decidan abandonar la violencia, respetando en todo momento, el principio democrático irrenunciable de que las cuestiones políticas deben resolverse únicamente a través de los representantes legítimos de la voluntad popular».

Y, finalmente, están las declaraciones pronunciadas hace apenas unas semanas por el propio presidente del Gobierno y que entran en contradicción con los planteamientos realizados ayer. El pasado 17 de abril, en una entrevista concedida al director de EL MUNDO, Zapatero respondía con un confiado «evidentemente» a la pregunta: «¿No habrá diálogo con ninguna fuerza que no esté legalizada?».Un año antes, en una comparecencia en el Senado aseguró: «Primero, que el fin de la violencia no tiene precio político; segundo, que ETA debe disolverse, debe acabar con la violencia, y, tercero, que sólo en ese momento el Estado, la democracia, podrá escuchar, dialogar con quienes han estado en la violencia».

Gestos socialistas

El Gobierno se ha visto obligado a precipitar su calendario.En el BEC, dio por finalizada la verificación del alto el fuego, a pesar de que parecía que el periodo de prueba de ETA incluía el mes de junio. Días antes se supo que el Ejecutivo tenía un informe en el que quedaba constancia de que la dirección de la banda había abordado la posibilidad de ponerle plazos al presidente para que demostrase su buena disposición. Y se supo que los líderes de Batasuna, que advertían de que el proceso se encontraba en un momento crítico, en privado habían solicitado un anuncio que desbloquease la situación.

Las declaraciones de ayer se producían horas antes de la comparecencia de Otegi ante el juez. Coyunturalmente, es una forma de que los abertzales sepan cuál era la apuesta de los socialistas en caso de que el magistrado dicte prisión. Y, más profundamente, que están dispuestos a realizar gestos realmente comprometidos en la convicción de que, en principio, no hacen falta comunicados de disolución porque lo importante es que ETA, de hecho, deje de matar. Y son comprometidos, sobre todo si tenemos en cuenta que, en la última entrevista de ETA a Gara, la banda advierte, en contra del criterio inicial del presidente, de que primero ha de ir la política y luego la paz. «Para nosotros la base imprescindible se encuentra en el proceso democrático. Sobre esa base se abrirá después la situación para hablar de presos y desmilitarización.Pero el punto de partida es el otro», precisó.

LOS COMPROMISOS INCUMPLIDOS

ACUERDO POR LAS LIBERTADES Y CONTRA EL TERRORISMO (PACTO ANTITERRORISTA) (8.12.2000).

«Por ello, el PP y el PSOE nos comprometemos a trabajar para que desaparezca cualquier intento de legitimación política, directa o indirecta, de la violencia. Por eso, también, afirmamos públicamente que de la violencia terrorista no se extraerá, en ningún caso, ventaja o rédito político alguno». «[...] El diálogo propio de una sociedad democrática debe producirse entre los representantes legítimos de los ciudadanos, en el marco y con las reglas previstas en nuestra Constitución y Estatuto y, desde luego, sin la presión de la violencia. La paz, la convivencia libre y el respeto a los Derechos Humanos son valores no negociables».

LEY DE PARTIDOS (27.06.2002)

«Un partido político será declarado ilegal cuando su actividad vulnere los principios democráticos [...] mediante alguna de las siguientes conductas, realizadas de forma reiterada y grave:

Fomentar, propiciar o legitimar la violencia como método para la consecución de objetivos políticos [...].

Complementar y apoyar políticamente la acción de organizaciones terroristas para la consecución de sus fines de subvertir el orden constitucional o alterar gravemente la paz pública, tratando de someter a un clima de terror a los poderes públicos [...]».

SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO (17.03.2003).

«HERRI BATASUNA, EUSKAL HERRITARROK Y BATASUNA [...] se trata de un único sujeto real, que es la organización terrorista ETA».

RESOLUCION DEL CONGRESO (17.05.2005).

«[...] las cuestiones políticas deben resolverse únicamente a través de los representantes legítimos de la voluntad popular.La violencia no tiene precio político y la democracia española nunca aceptará el chantaje».

JOSÉ LUIS RODRIGUEZ ZAPATERO (25.05.2005).

«En el Debate del estado de la Nación y en su fase posterior el Congreso de los Diputados aprobó [...]: primero, que el fin de la violencia no tiene precio político; segundo, que ETA debe disolverse, debe abandonar las armas y acabar con la violencia, y, tercero, que sólo en ese momento el Estado, la democracia, podrá escuchar y dialogar con quienes han estado en la violencia».

JOSÉ LUIS RODRIGUEZ ZAPATERO (30.03.2006).

«Siempre he dicho que la democracia no va a pagar un precio, ni el Estado. Ese lenguaje habitual de 'pagar precios', no».

JOSÉ LUIS RODRIGUEZ ZAPATERO (17.04.2006)

(Entrevista con el director de EL MUNDO)

«Pedro J. Ramírez.- Quiero decir que no habrá diálogo con ninguna fuerza que no esté legalizada.

Zapatero.- Evidentemente. Pero, si se trata de fuerzas legalizadas, el PSOE estará dispuesto a dialogar con todos».

MARIA TERESA FERNANDEZ DE LA VEGA (20.04.2006)

«En el proceso de paz no hay atajos ni precios políticos».


Lea mas

This page is powered by Blogger. Isn't yours?