Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




23.10.04

 

El PP acusa al PSOE de «desleal» por despenalizar el pago de subvenciones al grupo de Batasuna

 

23-10-06



RELACIONES GOBIERNO-PNV / Los 'populares' critican que no ha sido convocado el Pacto Antiterrorista / El socialista López Garrido responde que el PP no consultó para tipificar como delito la convocatoria de referéndum

El PP acusa al PSOE de «desleal» por despenalizar el pago de subvenciones al grupo de Batasuna


AGUSTIN YANEL

MADRID.- El Partido Popular considera que el Gobierno y el PSOE han actuado con «deslealtad» hacia el Pacto Antiterrorista, al anunciar que van a anular la reforma del Código Penal que aprobó el PP y que permitía encarcelar al presidente de una comunidad autónoma que convocara un referéndum, sin haber consultado antes a ese Pacto.

El miércoles último, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, José Luis Rodríguez Zapatero anunció que va a derogar tres artículos incluidos en el Código Penal por el anterior Ejecutivo del PP, que permitirían encarcelar al lehendakari Juan José Ibarretxe en el caso de que éste, como ha anunciado reiteradamente, convoque un referéndum sobre su polémico plan de autodeterminación para el País Vasco.
(.../...)

Ayer, el diputado del PP Ignacio Astarloa, portavoz de su partido en asuntos de Justicia, criticó que el PSOE derogue un artículo que castigaba a las instituciones públicas que faciliten subvenciones o ayudas económicas a organizaciones políticas declaradas ilegales, como Herri Batasuna o sus sucesoras.

Astarloa mostró su «rotunda oposición» hacia esta propuesta de los socialistas, y también un «profundo disgusto». «Esto no es leal, en modo alguno, con el Pacto Antiterrorista», dijo, «y pensaremos detenidamente las consecuencias».

Este diputado popular lamentó, sobre todo, que el Gobierno no haya consultado esta iniciativa con el PP, que precisamente es el único partido con el que en su día firmó el Pacto Antiterrorista.En su opinión, éste es un «momento inoportuno» para plantear una reforma legal de este tipo, por lo que se preguntó qué es lo que puede existir «detrás de esta propuesta».

El PP ya había mostrado con anterioridad su preocupación por la intención del Gobierno de despenalizar la convocatoria de un referéndum, puesto que estas consultas únicamente puede plantearlas el Gobierno central. Pero esa preocupación aumentó ayer, al conocer que uno de los artículos del Código Penal cuya anulación propone el PSOE es el 576.bis, que establece condenas para las autoridades o funcionarios que proporcionen ayudas, bienes o subvenciones a partidos políticos o a asociaciones declaradas ilegales.

Astarloa, que fue secretario de Estado de Interior con el PP, considera que no castigar esas ayudas es «de una enorme gravedad».

Ayer, nada más conocer esas acusaciones de Astarloa, el secretario general del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, le contestó.Indicó que la propuesta que plantea el PSOE no tiene «nada que ver» con el Pacto Antiterrorista que en su día firmaron con el PP y con el Gobierno de Aznar.

En su opinión, lo que hace el PP ahora, con «aspavientos» y con su «política del miedo», es «mezclar el Pacto Antiterrorista con la derogación de esos artículos».

PSOE: «Cinismo» del PP

López Garrido acusó al PP de «cinismo absoluto», porque este partido no consultó al Pacto Antiterrorista para tipificar como delito la convocatoria de un referéndum y, además, tampoco contó con la opinión del Congreso.

Para aclarar la propuesta del PSOE, López Garrido puso un ejemplo: «No tiene ningún sentido, y es absolutamente desproporcionado, que a Otegi [portavoz de la ilegalizada organización política abertzale Batasuna] no se le meta en la cárcel, pero sí se encarcele al que le ayuda económicamente».

El diputado del PNV Emilio Olabarria consideró «razonable» que el PSOE pretenda que no sea delito ayudar a formaciones políticas que hayan sido disueltas. Opinó que sería «excesivo y antijurídico» que un grupo parlamentario no pudiera seguir funcionando ni recibir las subvenciones legales cuando su partido político ha sido ilegalizado.Por eso, indicó, el PSOE también quiere derogar esa parte del Código Penal, según Europa Press.

Por el contrario, la candidata del PP a presidir el Gobierno vasco, María San Gil, criticó que el PSOE despenalice el pago de subvenciones a partidos políticos disueltos por los tribunales.


Lea mas

 

El juez pide al FBI que impida la difusión en Internet de imágenes macabras del 11-M

 

23-10-06



El juez pide al FBI que impida la difusión en Internet de imágenes macabras del 11-M


El magistrado Del Olmo fue alertado por una denuncia anónima de que se exhiben en una web situada en EEUU - La medida busca garantizar el derecho al honor de las víctimas y sus familiares

MANUEL MARRACO

MADRID.- «Para que no pueda seguir dañando a las víctimas y familiares».Con esas palabras explicó ayer el juez Juan del Olmo su decisión de ordenar a la Policía Judicial que haga todo lo posible para impedir la difusión de 34 fotografías y un vídeo de gran crudeza sobre el 11-M a través de Internet.

El magistrado de la Audiencia Nacional recibió ayer por la mañana noticias de la existencia de una web, cuyo servidor se encuentra en EEUU. La noche anterior, las Fuerzas de Seguridad ya habían recibido al menos una denuncia al respecto, a las que se sumaron otras a lo largo del día de ayer. Como la página está alojada en territorio norteamericano, su control corresponde al FBI.Desde el ordenador de su despacho, el juez repasó las fotografías, que iban precedidas del siguiente texto en inglés: «Imágenes exclusivas de los atentados en los trenes de Madrid el 11 de Marzo». Y proseguía: «Un total de 10 bombas estallaron en cuatro trenes de cercanías en la hora punta del 11 de Marzo, matando a 191 personas e hiriendo a más de 1.800. Debajo encontrará imágenes de las secuelas del atentado».

(.../...)

La misma página permite acceder a un vídeo en el que se ve a miembros de la policía y los servicios de emergencias en el interior de los vagones minutos después de que estallaran los artefactos.En la grabación se puede observar el momento en el que un teléfono móvil suena junto a uno de los cadáveres alineados en el andén de la estación de El Pozo.

La página, además, recoge un comentario hiriente enviado por un internauta que había contemplado el vídeo: «Es llamativa la calidad con que están hechos los teléfonos móviles hoy en día».Le seguía un cálculo macabro: al menos una decena de pasajeros había fallecido como consecuencia del impacto de teléfonos móviles que salieron despedidos por la explosiones.

El otro comentario recogido en la web -a última hora del jueves sólo había dos mensajes- se limitaba a decir: «¡Qué grande es el poder del todopoderoso!».

Tras comprobar su contenido, el juez dictó un auto en el que solicitaba a las Fuerzas de Seguridad que bloqueasen el sitio de Internet «para preservar el dolor y la intimidad de las víctimas y de sus familiares».

Según fuentes jurídicas, el auto se basa en el artículo 579 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que permite la interceptación de comunicaciones. Además, se apoya en el artículo 18 de la Constitución, que protege el derecho a la intimidad.

Respecto a otras medidas judiciales que se puedan adoptar, fuentes del Juzgado Central de Instrucción número 3 señalaron ayer que «no se va a indagar más», indicando que no se tenía la intención de perseguir penalmente la difusión de las imágenes, tan sólo su bloqueo. Sí explicaron que la resolución contiene «diligencias de investigación», sin determinar cuáles.

Imágenes muy similares a las reproducidas en la web forman parte del sumario en el que se investiga el 11-M. Del Olmo mostró ayer su malestar por el hecho de que elementos que se encuentran bajo secreto puedan salir a la luz. Sin embargo, fuentes policiales aseguraron que las fotografías divulgadas no se encuentran en la base de datos de la Policía Científica, la única encargada de hacer un registro gráfico en la escena de un atentado. Las mismas fuentes apuntan que también podrían provenir de otros servicios públicos presentes en el lugar, como Bomberos, Samur o Protección Civil.

El primer mensaje que recoge la web investigada subraya que su contenido está amparado por la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que dispone que «el Congreso no aprobará ley alguna [...] que coarte la libertad de expresión o de prensa».También afirma que el mejor derecho a la información es el que permite el acceso sin restricciones a información relevante.

«No nos dejan empezar nuestra vida como quisiéramos o volver a retomar nuestras vidas». Así se expresaba ayer la presidenta de la Asociación de Víctimas del 11-M, Clara Escribano, que no descartó acudir a los tribunales «si es una filtración de alguna persona o de algún grupo». «[Si alguien se lucra] es alguien que no tiene corazón, alguien que no vive el dolor como lo vivimos nosotros todos los días, ni como lo viven los familiares de las víctimas», dijo, según informa Efe.

A pesar del empeño que ponga el juez Del Olmo en cerrar la web -que también incluye decapitaciones de rehenes en Irak y escenas de heridos en accidentes de tráfico-, y a pesar de la cantidad de denuncias que puedan interponer los familiares de las víctimas, con la legislación en la mano es prácticamente imposible acabar con una web de estas características, según informa Olalla Cernuda.

Aunque la Ley española establece claramente que un juez puede ordenar el cierre si atenta contra los derechos fundamentales, el problema viene si esta página no está alojada en España, como es este caso. La página que publica las fotografías del sumario del 11-M está alojada en una máquina de servidor estadounidense Level3.net, que ofrece estos servicios a cualquier empresa o particular.

Pero para poder cerrar la web, Level3 tendría que recibir la orden de un juez estadounidense, al que Del Olmo tendría que enviar un requerimiento judicial. Una vez recibido, es el juez local quien debe decidir si, de acuerdo a la legislación de su país, la página debe ser cerrada. De ser así, el dueño de los contenidos siempre puede recurrir a los llamados paraísos cibernéticos: países cuyas legislaciones son escasas o nulas en estas materias.

En Internet es relativamente sencillo encontrar imágenes de cadáveres e incluso pruebas incluidas en los sumarios de casos famosos, especialmente de EEUU, como los de la masacre del instituto de Columbine, o los crímenes de Charles Manson. Eso sí, resulta prácticamente imposible encontrar imágenes de cadáveres del 11-S.


Lea mas

22.10.04

 

La Audiencia liberó al emir dos años antes de lo debido, dice el Supremo

 

22-10-06



TERRORISMO ISLAMISTA / LA INVESTIGACION

La Audiencia liberó al emir dos años antes de lo debido, dice el Supremo


MARIA PERAL / MANUEL MARRACO

MADRID.- El presidente de la Sala Penal del Supremo, Luis Román Puerta, envió ayer al presidente del Tribunal, Francisco Hernando, un oficio en el que explica que Allekema Lamari, presunto cabecilla de la célula del 11-M, fue excarcelado en junio de 2002 no por una supuesta lentitud de su Sala en la notificación de la sentencia condenatoria sino porque la Audiencia Nacional decretó su libertad casi dos años antes de lo debido. El Consejo General del Poder Judicial ha abierto una investigación a los magistrados de la Sección Penal Tercera de la Audiencia Nacional que acordaron la excarcelación.
(.../...)

De acuerdo con la respuesta que la Sala Penal del Tribunal Supremo (TS) ha dado a Hernando, la puesta en libertad del terrorista sólo es imputable a esa Sección y a una «interpretación absurda» según la cual Lamari debía ser excarcelado al cumplir la mitad de la pena impuesta por sólo uno de los delitos por los que fue condenado, el más grave (pertenencia a banda armada).

En realidad, el precepto legal aplicable al caso indicaba que la prisión provisional «podrá prolongarse hasta el límite de la mitad de la pena impuesta en la sentencia cuando ésta hubiere sido recurrida». Dado que Lamari fue condenado a 14 años, la Audiencia hubiera podido mantenerle en la cárcel hasta junio de 2004.

El oficio enviado a Hernando recuerda que Lamari fue condenado a 10 años por pertenencia a banda armada, a dos por tenencia ilícita de armas y a otro dos por tenencia de útiles destinados a la comisión de falsedades documentales. «Dicha condena, por tanto, suponía un total de 14 años de prisión, por lo que la mitad de la condena de privación de libertad era de siete años», añade.

Recurrida esa condena en casación, el TS celebró la vista del recurso el 29 de mayo de 2002 y dictó sentencia dentro de plazo, el 7 de junio siguiente. Las actuaciones se entregaron el 16 de julio en la secretaría del TS, que la notificó 24 horas después.La causa fue devuelta a la Audiencia Nacional, con certificación de lo resuelto en la casación, el 24 de julio de 2002.

«Por consiguiente, todavía faltaban casi dos años para que los condenados por la Audiencia Nacional hubiesen cumplido la mitad de las condenas privativas de libertad que les fueron impuestas por dicho Tribunal, que es el que conservaba la pieza de situación de los condenados», destaca el oficio.

Fuentes del Supremo señalaron que resulta «escandaloso» que, «además de computar erróneamente los plazos, desde la Audiencia Nacional no se informara al TS de que, según les parecía, el acusado iba a cumplir el tiempo de prisión provisional». Señalaron que son los magistrados que juzgan el asunto en la primera instancia los que saben cuánto tiempo de prisión lleva un imputado, dato que el Supremo no conoce.

También aseguraron que es «habitual» en el Supremo que se tarde en notificar algunas sentencias un mes, ya que han de leerla, corregirla y firmarla cinco magistrados.

El presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia, Javier Gómez Bermúdez, telefoneó ayer al presidente de la Sala Segunda para «pedir disculpas» y reconocer que, aunque se ha atribuido al Supremo, la equivocación procede de la Audiencia. Además, la Audiencia ha abierto unas diligencias informativas para investigar lo sucedido.

Fuentes de la Sección Tercera explican que se limitaron a aplicar el criterio más favorable al preso, algo que viene apoyado, aseguran, por la jurisprudencia del Tribunal Constitucional. Según fuentes jurídicas, el TC ha indicado que cuando existe un concurso real entre los delitos por los que se ha condenado, el cómputo debe realizarse utilizando sólo el de la pena más alta, en este caso los 10 años de pertenencia a banda armada.


Lea mas

 

Lamari envió dinero el 6-M al islamista que contactó con ETA en la cárcel de Villabona

 

22-10-06



TERRORISMO ISLAMISTA / LA INVESTIGACION

Lamari envió dinero el 6-M al islamista que contactó con ETA en la cárcel de Villabona

Garzón descubre el resguardo de un giro postal de 150 euros en la celda de Abdelkrim Beresmail

MANUEL MARRACO

MADRID.- Allekema Lamari, considerado por la policía como «el emir» del 11-M, envió cinco días antes de los atentados un giro postal de 150 euros a Abdelkrim Beresmail, quien se encuentra en la prisión de Villabona (Asturias), y a quien se implica en la célula integrista desarticulada esta semana y que pretendía atentar contra la Audiencia Nacional.
(.../...)

Según fuentes policiales citadas por Europa Press, los agentes que registraron la celda de Beresmail localizaron el resguardo de un giro postal que le había enviado el 6 de marzo el argelino Allekema Lamari, que falleció en el suicidio colectivo de Leganés.Además, al recluso se le incautaron también diversas cartas y documentos en árabe que la policía está estudiando e investigando.

Lamari y Beresmail fueron detenidos en Valencia en 1997 por orden del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en una operación contra miembros del Grupo Islámico Armado (GIA). Ambos fueron condenados en 2001 junto a Mohamed Amine Akli y Bachir Belhakem.Estos dos, junto con Beresmail, fueron aislados en prisión, interrogados y sus celdas registradas el pasado miércoles a raíz de la operación que desarticuló una célula integrista liderada por el palestino Kamel Saadi.

Además de mantener contactos con otros presos integristas, Beresmail coincidió en la cárcel de Villabona con el dirigente de Jarrai Juan Luis Camarero. La buena relación entre ambos quedó patente en una conversación que el dirigente abertzale mantuvo a finales de septiembre de 2001 -días después del 11-S- con el colaborador etarra Joseba Iñaki Bereciartúa. Camarero hablaba así de Benesmail: «Es la leche [...] Es un tío superserio. Este es de los que, en cuanto salga, va con una bomba encima. Yo me llevo superbién con él. Todo lo que sea guerra, de puta madre. Para él hay cosas que nosotros hacemos muy mal. Según él, tú pones la bomba y no tienes que avisar. Tiene que haber muchos muertos. Y ésa es la historia, otro concepto. Mira lo que han hecho... Para mí, chapeau».

La conversación fue remitida por los servicios de información al Gobierno un día después del 11-M, dentro de una serie de documentos que avalaban la posible relación entre ETA y el terrorismo islamista.

Varios etarras

En las fechas en las que se produce esa conversación había cuatro miembros de ETA internados en la cárcel asturiana: Itziar Arrizabalaga, Jesús Amantes, Javier Izaga y Anselmo Olano. Asimismo, había otros dos miembros de la organización juvenil Jarrai: Enrique Urarte y Daniel Ortiz.

Esa no fue la única coincidencia de Beresmail. En esa misma prisión se encontraban dos implicados en la trama del 11-M que están imputados por el juez Juan del Olmo. Uno de ellos es Antonio Toro Castro, el asturiano que ofreció dinamita a otro de los presos, el confidente de la Guardia Civil Rafá Zouhier. Tanto Zouhier como Toro sirvieron de enlace entre el ex minero Emilio Suárez Trashorras y Jamal Ahmidan, El Chino, para conseguir más de 200 kilos de explosivos para el 11-M.

Además, Toro pasó a su cuñado, José Emilio Suárez Trashorras, un teléfono de contacto que le facilitaron dos miembros de ETA.Según reveló el confidente marroquí al juez Del Olmo, Toro facilitó el teléfono del etarra a su hermana, Carmen, y a su cuñado en un encuentro en prisión.

Otro de los detenidos junto a Lamari y Benesmail en 1997 por su pertenencia al GIA es Sohbi Khouni, que se encuentra ingresado en la cárcel de A Lama, en Pontevedra. Según informaron los funcionarios del centro, Khouni mantiene buenas relaciones en el módulo 3 con el etarra Luis Mariñelarena Garciandía. Además, Khouni también se comunica con Osama Darra, recluido por los atentados del 11-M, aunque los funcionarios procuran que no coincidan en el patio.



Lea mas

 

Zaplana: el PP «no se recreó» con el GAL ni con Lasa y Zabala en 1996

 

22-10-06


POLEMICA EN EL CONGRESO

Zaplana: el PP «no se recreó» con el GAL ni con Lasa y Zabala en 1996


CARLOS SEGOVIA

El portavoz del Partido Popular, Eduardo Zaplana, acusó ayer al ministro de Defensa, José Bono, de «utilizar el dolor» de forma «irresponsable» y «miserable» y destacó que el PP no hizo lo mismo en 1996 en un duro diálogo que el presidente del Congreso, Manuel Marín, permitió de forma excepcional.
(.../...)

Zaplana: «Cuando tuvimos responsabilidades de Gobierno en 1996 eran muchos los españoles que reclamaban justicia y que se investigasen los crímenes del GAL y el GAL no era un error, era una monstruosidad (...) ¿Se imaginan que yo me recreara aquí durante cinco minutos contándoles el trayecto de unas personas secuestradas que iban a ser asesinadas [en alusión a los etarras Lasa y Zabala]? (...) Pues eso es lo que no se ha hecho honestamente aquí».

Bono: «Yo comprendo que en el teatro de la contestación en un día complicado se puede hablar del GAL y se puede hablar, como hizo el señor vicepresidente, que dijo que cuando llegamos al Gobierno no hicimos un pleno para hablar de Roldán. Yo le diría que se equivocó, pues ¡vaya comparación que hizo! Yo tengo mucho más afecto por el señor Trillo que por el señor Roldán».

Zaplana: «¿Está en condiciones de dar garantías absolutas de que no va a haber un nuevo accidente? Yo creo que no, porque es imposible. (...) Si hay otro accidente será difícil que vengan ustedes a pedirnos apoyo».

Bono: «No se suprimen los accidentes por la mera voluntad ni por desentrañar lo que ocurrió en otro, pero no cometiendo los mismos errores que otros, avanzamos. (...) ¿Habría usted metido a su hijo en ese avión? Yo, no».



Lea mas

 

Bono asegura que la cúpula militar eligió el Yak-42 para ahorrar 6.000 euros

 

22-10-06



POLEMICA EN EL CONGRESO / El ministro abre la vía a más cambios en la cúpula militar, aunque no inminentes / Zaplana replica que también apoyó el avión el ahora director de la Guardia Civil ascendido por el PSOE

Bono asegura que la cúpula militar eligió el Yak-42 para ahorrar 6.000 euros


CARLOS SEGOVIA

MADRID.- Los familiares de las víctimas no daban crédito desde sus asientos para visitantes en el Hemiciclo. Los políticos se jaleaban e insultaban como si fuera un debate parlamentario habitual, aunque se pronunciaron constantemente en cinco impresionantes horas términos como «sangre», «muertos», «viudas» o «ataúdes».Ayer fue el primer debate en el Pleno del Congreso de los Diputados sobre la muerte de 62 militares españoles en el Yakovlev-42 estrellado en Trebisonda (Turquía) el 26 de mayo de 2003.
(.../...)

Bono compareció para relatar lo que sabe del accidente y sostuvo que el drama se podría haber evitado si, como estaba previsto, el avión escogido hubiera sido un Tupolev 154, pero éste se cambió a última hora por ahorrar 6.000 euros. «Las consecuencias no son despreciables, con el Tupolev [que alcanza 6.600 kilómetros con el triple de carga que el Yak] hubiesen podido volar desde Manás [el aeropuerto del que procedía el avión siniestrado antes de llegar a Trebisonda] hasta España sin escalas». Según Bono «el Estado Mayor de la Defensa asegura que se cambió para ahorrar dinero ya que el contingente cabía en el avión más pequeño».Y dijo que la diferencia en el precio de uno u otro era «despreciable», de 6.000 euros (un millón de las antiguas pesetas).

Agregó que en la contratación del Yak hubo hasta cinco intermediarios -de algunos de los cuales se desconoce la comisión que se quedaron- y que en esa cadena se perdió el seguro previsto de 75.000 dólares por pasajero. Diputados del PP increparon a Bono por utilizar, en su opinión, la tragedia en interés partidista y éste llegó a decir:

Bono: «Es elocuente la falta de respeto de algunos señores diputados, pero ni Franco me calló ni me van a callar ustedes (...) algunos no quieren oír que por ganar un millón de pesetas cerraron los ojos a perder 700 millones [la cantidad perdida del seguro que ha tenido que aportar el Estado español a las víctimas]».

En otro momento del debate, el que fuera ministro de Defensa cuando ocurrió el accidente, Federico Trillo-Figueroa, ironizó con que el militar que no quiso el Tupolev ha sido precisamente ascendido por Bono como nuevo jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra.

Trillo-Figueroa: «¿Sabe quién recomendó que no se contratara el Tupolev? Pues el entonces segundo jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra, el general José Antonio García González, que es un magnífico militar al que ustedes han nombrado jefe del Ejército de Tierra».

El ex ministro de Defensa también subrayó que otro militar promovido por Bono, el actual secretario general de Política de Defensa, el almirante Francisco Torrente, aseguró que no había quejas sobre el Yak-42. Bono exculpó a este último, pero citó entre las medidas a tomar, la posibilidad de continuar depurando responsabilidades en la cúpula militar. «Las jefaturas del Estado Mayor Conjunto y de la División de Operaciones no hicieron adecuadamente el trabajo de programación, coordinación y seguimiento del contrato y de los vuelos que transportaban a soldados españoles y, por ello, mañana [por hoy] solicitaré autorización al Consejo de Ministros para adoptar las medidas que procedan en el ámbito de mi competencia».

El jefe del Estado Mayor Conjunto en la época era el actual segundo jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire, el teniente general (ascendido a ese puesto en enero de este año) Juan Luis Ibarreta.El jefe de la división de Operaciones era el actual mando del cuartel de alta disponibilidad naval español de la OTAN, el vicealmirante José Antonio Martínez Saínz-Rozas.

Pese a que ambos fueron apuntados claramente por Bono, fuentes próximas al ministro aseguraron anoche a este diario que no serán relevados de momento. El goteo de ceses, todos militares hasta ahora, está provocando malestar en el Ejército.

Las nuevas destituciones se unirían a las ya tomadas antes del verano contra los generales Vicente Navarro y José Antonio Beltrán, responsables de los errores en las identificaciones de los cadáveres de las víctimas, y, sobre todo, de la cúpula militar. En sus réplicas a Bono, el portavoz parlamentario del PP, Eduardo Zaplana, lamentó la arbitrariedad en las destituciones y subrayó que también apoyó el avión el entonces jefe del Mando Aéreo de Levante y director ahora de la Guardia Civil, Carlos Gómez Arruche.

Desde ERC, PNV, IU-ICV y Grupo Mixto se exigieron responsabilidades políticas a Federico Trillo-Figueroa y, fuera del hemiciclo, el presidente de la Asociación mayoritaria de familiares, Carlos Ripollés, insistió en que están estudiando llevarle al Tribunal Supremo. La portavoz del PSOE, Carmen Sánchez, señaló que corresponde al PP depurar esta responsabilidad. Bono afirmó que su conclusión es que «no hubo mala fe» pero apuntó a posible «lucro injusto» de alguien y «falta de diligencia».

«Necesitábamos más tiempo»

En cuanto al error en 30 identificaciones de los cadáveres, Bono aseguró que uno de los médicos que intervinieron, el comandante Ramírez, le dijo en su despacho que habían recibido órdenes de apresurarse para llegar al funeral del 28 de mayo de 2003. «Hubiésemos necesitado más tiempo», Y acusó a Trillo-Figueroa de forzar la colosal equivocación.

Bono: «¿Estamos de acuerdo señor Trillo en que dio una orden de repatriación urgente de los cadáveres?», le espetó en el hemiciclo.

Trillo (negó con el brazo en el escaño)

Bono: «No está de acuerdo. Esto es lo que dijo el entonces señor ministro el 4 de junio de 2003 y está en el diario de sesiones: 'En el tanatorio de Trebisonda di las instrucciones necesarias a la delegación médica y al general Beltrán para que ultimasen el proceso de identificación de los restos y tramitasen con urgencia el regreso a España de todos ellos'».

El ministro de Defensa dijo que los responsables no cotejaron ni los anillos que llevaban los muertos. Descalificó a Beltrán por su «desvergonzada» identificación de los cadáveres y subrayó que fue enviado en 2003 a Ginebra con un sueldo de 23.000 euros al mes.


Lea mas

21.10.04

 

Zapatero derogará la sanción penal por convocar referendos

 

21-10-06



Zapatero derogará la sanción penal por convocar referendos


Asegura que la reforma que aprobó el PP fue «desafortunada, superflua e inapropiada» - El PNV pide celeridad en la modificación, y el PP cree que se ha elegido una vía que evita al CGPJ

MANUEL SANCHEZ

MADRID.- El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer al PNV, durante la sesión de control, que el PSOE presentará hoy una proposición de Ley Orgánica que derogue la reforma del Código Penal que castiga la convocatoria de referendos, aprobada en diciembre de 2003.
(.../...)

Esta reforma, que castiga con penas de cárcel a quien convoque un referéndum no ajustado al marco constitucional -y que se aprobó con la oposición de todos los grupos de la Cámara, a excepción del PP, que tenía mayoría absoluta en la pasada legislatura-, buscaba frenar las intenciones del plan Ibarretxe de hacer una consulta popular sobre autodeterminación, bajo amenaza de sanciones penales.

Ante una pregunta del portavoz del PNV, Josu Erkoreka, sobre el compromiso del PSOE de derogar dicha reforma, el presidente del Ejecutivo dio la mejor respuesta posible para el grupo vasco.

Es más, incluso fue aplaudido por varios de sus diputados del PNV cuando acabó su intervención, algo absolutamente insólito desde hace muchos años en el Congreso de los Diputados.

Y es que como si la pregunta y la respuesta fueran preparadas, Erkoreka y Zapatero, al menos en la tribuna, no hacían sino coincidir.

El presidente del Gobierno afirmó: «Como bien ha recordado, la reforma del Código Penal era una decisión desafortunada, superflua e inapropiada para afrontar un teórico problema que pretendía evitar».

Y añadió el presidente: «Por ello, no tengo ningún inconveniente, sino todo lo contrario, en anunciarle que mañana mismo [por hoy] el Grupo Parlamentario Socialista va a presentar en esta Cámara una proposición de Ley Orgánica para derogar la reforma del Código Penal».

Erkoreka, que había calificado la reforma del PP como la nueva «institucionalización del delito político y la criminalización de la discrepancia ideológica», en la tribuna sólo dijo parabienes, aunque con una advertencia: «Le recuerdo que la derogación de estas previsiones es urgente, no para salvar de la cárcel a tal o cual presidente democrático, sino para salvar la democracia misma, para salvar las libertades, para salvar la libertad ideológica, el pluralismo político y las esencias mismas de la voluntad popular».

Como Erkoreka relató a la salida de la sesión, el PNV teme que la proposición de Ley Orgánica anunciada por Zapatero para la modificación del Código Penal se prolongue en el tiempo por la vía escogida para el cambio legislativo. El problema radica en que estas proposiciones van por turno de registro, y sólo se pueden anticipar por unanimidad, lo que es bastante improbable por la postura del PP.

Por ello, ayer, Erkoreka negoció con el secretario general del Grupo Parlamentario Socialista, Diego López Garrido; y con el de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, para buscar un subterfugio que permita adelantar esta modificación legal.

Todo lo contrario opina el PP, que a través de Ignacio Astarloa denunció que Rodríguez Zapatero ha utilizado esta vía para evitar, una vez más, el pronunciamiento del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en torno a esta modificación legislativa.

La sesión de control estuvo marcada por la última ocurrencia de ERC, que exhibió las camisetas de la selección catalana, que incluyen la senyera. El presidente del Congreso, Manuel Marín, toleró la protesta mientras duró la intervención del diputado catalán, pero, al finalizar, pidió a los diputados de ERC que las retiraran. «Como me imagino que lo que pretendían era la foto, y ya la tienen... ¡retiren la tienda!», les espetó, antes de dar la palabra a la ministra de Educación. Los de ERC, muy sensibles, dijeron luego haberse sentido ofendidos por Marín.

También hubo pregunta de Mariano Rajoy sobre la vivienda. Fue un debate con datos cruzados. Eso sí, Zapatero arriesgó más en las cifras. Dijo que en seis meses ha logrado 10.000 viviendas más de promoción cediendo suelo público. Habló de La Coruña, Guadalajara y Zaragoza. Pero, parece ser, que la cuentas no salen.


Lea mas

 

Los internos radicales de Topas se 'plantan' en el Ramadán

 

21-10-06



TERRORISMO ISLAMISTA / LA SITUACION EN LAS CARCELES

Los internos radicales de Topas se 'plantan' en el Ramadán


MADRID.- Los conflictos se siguen sucediendo en la prisión de Topas (Salamanca). El martes, un grupo de presos musulmanes se negó a bajar de sus celdas, ya que pretendían quedarse en ellas para rezar durante el mes del Ramadán.

Hasta ahora, la dirección del centro había consentido que durante este mes sagrado para los musulmanes, éstos no bajasen de sus celdas hasta que no se pusiese el sol. Sin embargo, este año la orden de la dirección ha sido que todos debían descender de sus aposentos a primera hora de la mañana y luego, el que quisiese podría regresar.
(.../...)

Durante la apertura de las celdas, los musulmanes del módulo 13 se negaron a descender ante el subdirector y le profirieron insultos como «perro sionista» o «judío». También le amenazaron con que los conflictos no habían hecho más que empezar. Tras una acalorada discusión de unos 20 minutos, al final los presos descendieron de sus celdas.

Por otra parte, los sindicatos de funcionarios de prisiones amenazaron ayer con una huelga a finales de noviembre si la Dirección General de Instituciones Penitenciarias no ofrece soluciones a la situación en las cárceles, que consideraron «al borde del colapso».

Una veintena de representantes de las centrales UGT, CCOO, ACAIP-USO, CSI-CSIF y CIG comenzaron el lunes un encierro indefinido en la dirección de Prisiones, que supone el inicio de un calendario de movilizaciones en octubre y noviembre. Hoy mismo, los delegados sindicales se concentrarán en las prisiones en protesta por la falta de soluciones de la Dirección General.

Los sindicatos pidieron una solución al hacinamiento de las cárceles, un aumento de la plantilla y calificaron de ridícula la propuesta económica de Gallizo, consistente en una subida salarial de 21 euros mensuales en 2005 y de 17 en 2006.



Lea mas

 

Alonso asegura que todos los reos integristas están controlados

 

21-10-06



TERRORISMO ISLAMISTA

Alonso asegura que todos los reos integristas están controlados


FARO (PORTUGAL).- El ministro del Interior, José Antonio Alonso, aseguró ayer que los presos integristas recluidos en cárceles españolas «están controlados y lo van a seguir estando», y puso como prueba de ello los registros y aislamientos producidos en diferentes centros penitenciarios, según informa Europa Press.
(.../...)

Alonso confirmó que ha habido una actividad de registro en las cárceles relacionadas con la operación contra células islamistas, aunque añadió que no puede dar más información al estar bajo secreto sumarial.

Explicó que todas las inspecciones han sido ordenadas por el juez central de Instrucción número cinco de la Audiencia Nacional, en el marco de las investigaciones que se estaban realizando para descubrir las células islamistas.

El ministro incidió en que se trata de una labor «preventiva» para evitar la futura acción de actividades terroristas «que estaban siendo ideadas y preparadas» por los integrantes de las células detenidas, informa Efe.

Asimismo, el ministro del Interior defendió la operación policial contra una célula de integristas islámicos en diferentes puntos de España, aunque no se haya encontrado a los detenidos armas o explosivos, ya que, según aseguró, el objetivo es «evitar el tema de raíz».

Alonso hizo estas declaraciones después de reunirse en la localidad portuguesa de Faro con su homólogo luso, Daniel Sanches, con el que acordó diferentes medidas de colaboración para luchar contra la delincuencia y el terrorismo. Según explicó el ministro, entre los acuerdos está la decisión de intercambiar las listas de sospechosos de terrorismo de uno y otro país.

Mayor eficacia

El ministro español explicó que el objetivo de este acuerdo, que España ha suscrito con otros países como Francia, es el de luchar «con la mayor eficacia posible» contra el terrorismo «de nueva cuña internacional» y, en esta línea, agradeció al Gobierno portugués su apoyo en la lucha contra ETA.

Reiteraron igualmente su compromiso de poner en vigor de forma «inmediata» un sistema de alerta contra el robo de explosivos y el tráfico de armas, una propuesta que Alonso ya planteó a sus homólogos de la Unión Europea para obligar a todos los socios comunitarios a informar de eventuales robos.

En la misma línea, los ministros acordaron incrementar la colaboración entre la Guardia Civil española y la Guardia Nacional Republicana de Portugal en la lucha contra el tráfico ilegal de personas y contra el narcotráfico que se realiza en el delta del Guadiana.


Lea mas

 

El presidente del Supremo ordena investigar el retraso en la notificación de la sentencia de Lamari

 

21-10-06



El presidente del Supremo ordena investigar el retraso en la notificación de la sentencia de Lamari


MANUEL MARRACO

MADRID.- El presidente del Tribunal Supremo ordenó ayer abrir una investigación para esclarecer por qué se produjo un retraso en la notificación de la sentencia sobre Allekema Lamari que permitió que el considerado líder de la célula del 11-M fuera puesto en libertad y eludiera la Justicia. Según fuentes del Alto Tribunal, Francisco José Hernando quiere reunir los datos que indiquen si alguien incurrió en una responsabilidad disciplinaria.
(.../...)

El Supremo rebajó en 2002 la condena impuesta un año antes a Lamari, ya que consideró que la Sección Tercera de la Audiencia Nacional no había motivado suficientemente las penas que impuso.Los 14 años de prisión dictados inicialmente quedaron reducidos a nueve años y tres meses. La sentencia del Supremo tiene fecha del 7 de junio de 2002, pero no fue remitida a la Audiencia Nacional hasta el 8 de julio, un mes y un día después.

El 29 de junio, apenas nueve días antes de recibir el fallo del Alto Tribunal, la Audiencia había ordenado la excarcelación de Lamari, ya que el argelino había superado el tiempo máximo de prisión provisional que permitía la Ley, en este caso cinco años.

Según fuentes jurídicas, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional tienen intención de poner en marcha un sistema para alertar directamente a la Sala Segunda del Supremo en los casos en los que los presos cuya sentencia se está revisando estén a punto de cumplir el tiempo máximo de prisión provisional. En el caso de Lamari, la Sección Tercera de la Audiencia dictó un auto en el que recogía que ese plazo se cumplía el 29 de junio de 2002, pero, como es preceptivo, ese auto fue remitido a las partes, no al Tribunal Supremo.

La Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional condenó el 26 de junio de 2001 a Lamari por pertenencia al Grupo Islámico Armado (GIA), tenencia ilícita de armas y tenencia de útiles para la falsificación de documentos. En el mismo juicio fueron condenados otros cinco miembros del Grupo Islámico Armado.

Entre esos cinco se encontraban los argelinos Abdelkrim Bensamail, Mohamed Amine Akli y Bachir Belhakem. Según fuentes de la investigación citadas por Efe, los tres forman parte del grupo de reclusos que desde el martes se encuentran aislados en prisión tras la operación dirigida por Baltasar Garzón. El primero de ellos se encuentra en la cárcel de Villabona (Asturias), Amine en la de El Puerto de Santa María I (Cádiz) y Belhakem en la de Córdoba.Según fuentes jurídicas, los tres declararán mañana ante el juez de la Audiencia Nacional, al igual que los otros siete internos acusados de pertenecer a una célula islamista. Se trata de Addila Mimon y Baldomero Lara (encarcelados en la prisión de A Lama, Pontevedra), Said Afis (Topas, Salamanca), Eddebdoubi Taoufik (Zuera, Zaragoza), Mustafá Fajani (Boxe, Lugo) y Hoari Jera (Teixeiro, La Coruña).

Por su parte, los ocho detenidos en la operación pasarán ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 el sábado.Son Smail Latrech, Mourad Yala, Majad Machmacha y un indocumentado conocido como Mehdi, todos ellos arrestados en Almería; Djamel Merabet, en Málaga; Ahmed Mohamed Ahmed, en Madrid; Alí Omar, en Valencia, y Majad Sahouane, en Pamplona.



Lea mas

 

Fuerte malestar en el CNI por la captura de uno de sus confidentes en la operación de Garzón

 

21-10-06



TERRORISMO ISLAMISTA / LA INVESTIGACION

Fuerte malestar en el CNI por la captura de uno de sus confidentes en la operación de Garzón


Ismail Latrech fue detenido por su implicación en la célula que quería volar la Audiencia Nacional - La policía vincula a varios de los detenidos del comando con el Movimiento Islámico de la Juventud


FERNANDO LAZARO

MADRID.- En esta ocasión, la felicidad no ha sido completa. La operación desarrollada desde el lunes por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón contra una célula islamista ha levantado muchas ampollas en el seno de los servicios secretos españoles.

En el marco del operativo policial contra el grupo de islamistas que estaban, aunque en fase incipiente, preparando un atentado contra la Audiencia Nacional, fue detenido el pasado lunes en la localidad almeriense de El Ejido el ciudadano argelino Ismail Latrech. El martes, todos los medios de comunicación nacionales informaron de que este implicado era un confidente del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).
(.../...)

El malestar en los servicios de información es muy importante.No entienden por qué la policía ha tenido que detener a uno de sus colaboradores. Pero, peor aún, que desde la Policía Nacional o desde la Audiencia, se informara casi inmediatamente de la condición de Latrech de colaborador de estos servicios. Esto descarta por completo la hipótesis de que este hecho hubiera sido casual, como consecuencia del desconocimiento que los operativos tuvieran de que Latrech trabajaba para los servicios secretos.

Desde el CNI, además, restan relevancia a la operación dirigida por el juez de la Audiencia Nacional, y consideran que no tiene tanto alcance como se está trasladando.

Las fuentes consultadas por este periódico aseguran que Latrech era una buena fuente de información. Tal es así que estaba prácticamente en «nómina» del CNI, es decir, que tenía asignada una cantidad fija al mes por su colaboración.

No son pocas las ocasiones en que, cuando se va a actuar contra algún informador policial, se alerta a este cuerpo por si conviene adoptar alguna decisión previa para protegerlos, con el fin de evitar quemarlos.

El pasado lunes, fuentes de la investigación señalaron que el ciudadano argelino detenido colaboraba en operaciones contra el tráfico de drogas y, sobre todo, contra las redes dedicadas al tráfico de seres humanos.

Las fuentes consultadas por este periódico recuerdan cómo, en las investigaciones sobre los atentados del 11-M, están apareciendo públicamente las relaciones de muchos de los investigados con diferentes Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado.

Por otra parte, la policía vincula a algunos de los presuntos miembros de la supuesta célula islamista que pretendía atentar contra la Audiencia Nacional con el denominado Movimiento Islámico de la Juventud, algunos de cuyos miembros ya fueron investigados por el juez Baltasar Garzón en el año 2001.

Según informa Efe citando fuentes de la investigación, el Movimiento Islámico de la Juventud (IYM, por las siglas en inglés de Islamic Youth Movement) está radicado en Australia, uno de los países, junto a otros europeos y Estados Unidos, donde algunos de los arrestados habrían mantenido «numerosos contactos».

Garzón ya hizo referencia al IYM en varios de los autos dictados en el curso de la investigación sobre la supuesta célula de Al Qaeda en España desarticulada en noviembre de 2001, concretamente al hablar de los contactos en Australia del presunto responsable de ese grupo, Imad Eddin Barakat Yarkas, Abu Dahdah.

Así, el auto del 17 de septiembre de 2003 que dictó el procesamiento de 35 miembros de Al Qaeda, entre ellos Osama bin Laden, señala que Abu Dahdah disponía de dos contactos en ese país, uno de los cuales era Belal Khazaal, quien «pertenece al IYM en Australia, cuyo líder es Ali Hawat, y es el responsable del periódico integrista islámico Nida'ul Islam».

Durante el registro practicado en el domicilio de Abu Dahdah en Madrid se encontraron cuatro ejemplares de esa publicación, editada en Australia.

De Khazaal se añadía que su actividad principal era «el reclutamiento de muyahidin en Australia» y se le describía como «un ferviente seguidor de la doctrina impartida por Abu Kutada», nombre por el que se conoce al líder religioso integrista Omar Mahmud Othman, afincado en el Reino Unido.

Por otras parte, la policía volvió ayer a interrogar en la cárcel de Topas (Salamanca) a Said Afis, uno de los cabecillas de los presos islamistas que está siendo investigado por el juez Baltasar Garzón por su presunta relación con la célula que planeaba volar la Audiencia Nacional. Fuentes penitenciarias informaron a Servimedia de que durante parte del día de ayer varios agentes tomaron declaración a Afis en la enfermería de la cárcel.


Lea mas

 

La policía encargó al confidente de los servicios marroquíes investigar a Zougam

 

21-10-06



TERRORISMO ISLAMISTA / El testigo protegido de Garzón facilitó muchos datos sobre implicados en el 11-M durante ese año y 2003 / La Unidad Central de Información Exterior trasladó al juez toda la información

La policía encargó al confidente de los servicios marroquíes investigar a Zougam

La operación comenzó a finales de 2002 y dio como resultado la identificación de otros de los implicados en el 11 de Marzo - El ahora testigo protegido fue bautizado por los agentes de la UCIE (antiterrorismo islamista) con el nombre de 'Cartagena' - Cobraba 300 euros al mes de Interior y otros tantos como imam, además de contar con protección policial para él y su familia


FERNANDO LAZARO

MADRID.- Al principio, en septiembre de 2002, los agentes de la Comisaría General de Información consideraron que era uno más, un informador que podía aportar datos más o menos relevantes sobre las estructuras radicales asentadas en España. Nadie creyó entonces que su testimonio iba a ser de tanta importancia como para que el juez Baltasar Garzón le declarara testigo protegido en el sumario que se sigue sobre la célula islamista que pretendía volar la Audiencia Nacional.
(.../...)

El confidente, conocido policialmente como Cartagena, ha trabajado con la Unidad Central de Información Exterior de la Policía y con Marruecos. Y no sólo se ha convertido en el hombre clave para desmantelar una compleja red de terroristas que querían asesinar a los jueces Del Olmo y Garzón, sino que durante muchos meses facilitó datos sustanciales sobre la célula que perpetró la matanza del 11-M.

Los agentes entraron en contacto con él en septiembre de 2002.El informador marroquí, que en aquellas fechas apenas llegaba a los 30 años, ya había tenido relación con la policía. En 1997, solicitó asilo político, asegurando que era argelino y que estaba siendo perseguido por el Grupo Islámico Argelino (GIA). Como se hace en todos los casos en que se pide asilo, agentes de la Comisaría General de Extranjería y Documentación le entrevistaron.A raíz de esta petición, este confidente colaboró con esta Comisaría, pero con poca intensidad y durante poco tiempo.

El contacto quedó interrumpido durante meses, pero en septiembre de 2002 se decidió a dar el paso y se puso en manos de la Policía Nacional. En un primer encuentro aclaró que no era argelino, como había apuntado inicialmente, sino marroquí. Dio una serie de datos personales para que los agentes hicieran comprobaciones antes de decidir si le aceptaban como informador. Explicó que había estado trabajando de imam en varias localidades del sur de Madrid y que por ello percibía alrededor de 300 euros al mes.


Lea mas

20.10.04

 

El ex jefe de la Udyco no descarta contactos en la cárcel entre etarras e islamistas radicale

 

20-10-06



TERRORISMO ISLAMISTA / LA COMISION DEL 11-M

El ex jefe de la Udyco no descarta contactos en la cárcel entre etarras e islamistas radicales

Calleja es el comisario que, con sus investigaciones, propició la detención del confidente Zouhier

MANUEL CERDAN

JUAN MANUEL CALLEJA

  • Comisario jefe de la Brigada Provincial de Policía Judicial.
  • Jefe de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) durante el 11-M.
  • Destinado varios años en la Brigada de Información de Bilbao.
  • Experto en terrorismo y narcotráifco, con 27 años de servicio.

MADRID.- Las relaciones entre ETA y terroristas islamistas han podido fraguarse en las cárceles en los últimos meses, según manifestó ayer ante la Comisión del 11-M el actual jefe de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid, Juan Manuel Calleja.
(.../...)

El comisario Calleja, que está considerado en la policía como un experto en terrorismo de ETA, ya que estuvo destinado varios años en la Brigada de Información de la Jefatura Superior de Policía de Bilbao, no descartó durante su comparecencia ante los comisionados que se hayan producido contactos en las cárceles entre islamistas y etarras: «Los contactos entre estos dos tipos de organizaciones totalmente contrapuestas, pero ambas terroristas, no los conozco, pero pueden haber empezado a fraguarse en las prisiones donde cumplen pena activistas de un grupo y otro. Puede ser el inicio de alguna relación».

El comisario Calleja, que durante el 11-M ocupaba el cargo de jefe de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado de Madrid (Udyco), respondía a una pregunta del diputado de CiU, Guinart Solá, sobre una información que publicó ayer EL MUNDO. Este diario desveló las investigaciones de la Audiencia Nacional acerca de la compra de explosivos a ETA por parte de un grupo islamista que pretendía volar el edificio de la Audiencia Nacional.

El ex jefe de la Udyco también contestó a otra pregunta del diputado del PNV Emilio Olabarría dirigida en el mismo sentido. El parlamentario vasco quiso que el comisario precisara si disponía de pruebas que ratificara esas eventuales relaciones entre ETA y Al Qaeda.El comisario Calleja le precisó: «No dispongo de datos. Sólo mantengo que las prisiones son un sitio donde pueden empezar determinados contactos. Está claro que las organizaciones terroristas tienen su estrategia, su inteligencia, su mando político, su aparato de finanzas y su aparato militar, pero después hay alguien que aglutina y dirige.... Las organizaciones terroristas, cuando quieren ponerse en contacto, lo hacen y saben hacerlo muy bien».

El ex jefe de la Udyco propició la detención del marroquí Rafá Zouhier, el confidente de la Guardia Civil que intermedió en la compra de los explosivos del 11-M entre Emilio Suárez Trashorras y Jamal Ahmidan, El Chino.

Los agentes de la Udyco iniciaron una investigación contra una red de traficantes de hachís en diciembre de 2003, en la que estaban implicados el marroquí Abdelilah, también conocido por el apodo de El Chino, y sus compatriotas Otman El Gnaout y Lofti, que actuaba de jefe. En el transcurso de esas pesquisas, en los primeros días de marzo, detectaron la presencia de Rafá Zouhier, quien al parecer se había infiltrado en la banda a petición de la Guardia Civil. El 12 de marzo, la policía solicitó al juzgado de Parla la intervención del teléfono móvil de Zouhier, de quien desconocían su condición de confidente. El 15-M, los agentes comenzaron a grabar las conversaciones de Zouhier con otros miembros de la banda, y el 17, descubrieron su relación con Víctor, el alférez de la UCO de la Guardia Civil, que ya compareció en julio pasado ante la Comisión. El 19 de marzo, el confidente fue detenido.

Las grabaciones telefónicas también concluyeron que Jamal Ahmidan, El Chino, mantenía una estrecha relación con la organización de Lofti y que realizaba viajes al norte de España, siempre relacionados con el tráfico de drogas. Según Calleja, en las escuchas telefónicas nunca hablaron de explosivos.

«Debemos concretar algo: ¿de qué 'Chino' hablamos?»

MADRID.- Dos horas y media tardaron ayer los miembros de la Comisión en averiguar de qué Chino se hablaba en las comparecencias, después de que el ex jefe de la Udyco Juan Manuel Calleja se refiriera durante su declaración a una persona con el mismo apodo que el miembro del comando del 11-M Jamal Ahmidan, pero que no tenía nada que ver con los atentados.

Durante ese tiempo, los comisionados estuvieron preguntando a Calleja sobre El Chino islamista que se suicidó en Leganés, mientras que el comisario respondía hablando de otro Chino, llamado Abdelelah, al que se le hizo un seguimiento por tráfico de drogas en la localidad madrileña de Parla.

Fue el diputado de IU Gaspar Llamazares el que puso fin a la confusión cuando preguntó a Calleja: «Hay algo que debemos concretar...¿de qué Chino hablamos?». Gracias a su intervención se pudo comprobar que el comisario llevaba más de dos horas y media citando a una persona que no era Ahmidan, como todos creían.

«Pero, ¿cuántos Chinos hay?», se preguntaban diputados y periodistas durante un receso, algunos de los cuales recordaron, para añadir confusión, que hay más de 1.300 millones en el mundo, según informa Efe.

En la reanudación, la Comisión tuvo que hacer un esfuerzo para no confundir a los dos Chinos y se empezaron a utilizar expresiones como «El Chino del 11-M», «El Chino uno y dos» e incluso «nuestro Chino», para referirse a Jamal Ahmidan.

Sin embargo, Calleja estuvo a punto de liar de nuevo a los comisionados cuando empezó a relacionar a los dos Chinos, diciendo que es posible que «el uno» llamara a un ayudante de «el dos», y asegurando que todos los miembros de la familia del traficante de Parla también son conocidos como Chinos.


Lea mas

 

El jefe de la célula tenía relaciones en EEUU, Bélgica y Suiza

 

20-10-06



TERRORISMO ISLAMISTA / LA INVESTIGACION

El jefe de la célula tenía relaciones en EEUU, Bélgica y Suiza


FERNANDO LAZARO

MADRID.- El presunto jefe de la célula desmantelada por Garzón es el argelino vinculado al GIA Mohamed Achraf, quien, además de estudiar futuras acciones terroristas, según la información facilitada por el confidente, se dedicaba a estudiar cómo lograr fondos para ayudar a los presos musulmanes que se encuentran en prisiones europeas.
(.../...)

Así, el detenido, según estos datos, disponía de importantes sumas de dinero. Viajaba por toda Europa, fundamentalmente Suiza y Bélgica, país donde envió dinero recientemente para uno de los presos musulmanes encarcelados en aquel país. Fue en Suiza donde fue detenido recientemente por la policía de aquel país siguendo instrucciones de la Audiencia Nacional.

Este presunto terrorista, definido por el Ministerio del Interior como muy violento, ha visitado a multitud de presos islamistas en diferentes cárceles de España.

Asimismo, Achraf mantuvo contactos con un preso de Estados Unidos, Med Amin Salameh, internado en una cárcel de Colorado. Según explicaron estas fuentes, los datos facilitados por el confidente han sido remitidos a Estados Unidos.

Fuentes de la investigación precisaron que Achraf también tenía otro objetivo en sus actividades delictivas: la captación de jóvenes en prisión para futuras acciones suicidas. De hecho, en sus periplos por prisiones, el detenido había detectado que había un gran número de jóvenes musulmanes encarcelados dispuestos a participar en operaciones como mártires.

Los investigadores han detectado contactos de éste con uno de los más representativos miembros de la célula de Abu Dahdah, Yusuf Galán, encarcelado en el marco de la operación Dátil realizada en varias fases por el juez Garzón.


Lea mas

 

El confidente informó de que el líder islamista y Rego Vidal querían matar a Garzón y a Del Olmo

 

20-10-06



TERRORISMO ISLAMISTA / LA INVESTIGACION

El confidente informó de que el líder islamista y Rego Vidal querían matar a Garzón y a Del Olmo


Dijo a sus contactos que los detenidos querían dar «un golpe a España, el más grande de su historia»

FERNANDO LAZARO

MADRID.- Dos magistrados estaban en el punto de mira de los detenidos por la Policía Nacional en la denominada Operación Nova.

Los jueces Baltasar Garzón y Juan del Olmo eran los principales objetivos de los radicales. Así lo trasladó a los agentes de la Comisaría General de Información el confidente marroquí cuyos datos han dado origen a esta operación policial.
(.../...)

Según explicaron a EL MUNDO fuentes de la investigación, este informador, que ha colaborado también con los servicios secretos marroquíes, precisó detalles que le había dado uno de los detenidos de este comando sobre sus contactos con presos de ETA. En concreto, según estas fuentes, el informador facilitó datos detallados a mediados del pasado mes de julio, fecha en la que la policía informó de estos extremos a Garzón, quien abrió un sumario.

Hace algo más de tres meses, este confidente señaló que Mohamed Achraf, detenido en Suiza por su implicación con esta trama, le contó que había coincidido con uno de los etarras que intentó asesinar al Rey en el interés de ambos en matar a los jueces Garzón y Del Olmo. Así se lo transmitió este informador a la Policía. En la misma conversación con el presunto responsable de este entramado terrorista detenido en Suiza, el confidente conoció la intención de estos presuntos terroristas de perpetrar un atentado contra la Audiencia Nacional con 500 kilos de explosivos y el deseo de adquirir no menos de 1.000.

El confidente marroquí, al que ahora se ha dado la condición de testigo protegido, informó de que los detenidos querían darle «un golpe a España, el más grande de su historia». De hecho, como ya informó EL MUNDO, este informador aseguró a la policía que alguno de los detenidos le contó que habían tenido contactos con presos de ETA encarcelados para poder obtener colaboración en sus actividades delictivas.

Inicialmente, los investigadores habían bautizado la operación como Génova, por la cercanía de la Audiencia Nacional a esta conocida calle de Madrid. Finalmente, decidieron llamarla Nova.El confidente habla de sus conversaciones con Achraf en las que éste, presunto responsable de esta célula, tenía entre sus intenciones también, a la vez que asesinar a los jueces y demoler la Audiencia Nacional, destruir todos los archivos que hubiera en estas dependencias relacionados con causas sobre muyaidines.

Estos datos fueron comunicados por el confidente a los agentes de la Comisaría General de Información al menos en dos ocasiones: a mediados del pasado mes de julio y a finales del pasado mes de agosto.

Los agentes de Información dieron credibilidad completa a la versión de este informador. Lo conocían perfectamente ya que durante dos años había facilitado valiosísima información sobre islamistas radicales asentados en España de los que, finalmente, se comprobó, tras los atentados del 11-M, sus implicaciones con el terrorismo.

Entre los nombres aportados por este colaborador estaban el del El Egipcio, El Tunecino y Jamal Zougam. Por este motivo, los especialistas de información de la policía dieron máxima prioridad y credibilidad a los datos de este informador y los pusieron sobre la mesa del magistrado de la Audiencia Nacional que decidió concederle la condición de testigo protegido, con el fin de garantizar su integridad física.



Lea mas

 

«Un ejército organizado»

 

20-10-06



«Un ejército organizado»

Los presos islamistas del módulo 9 de Topas tienen una estructura jerárquica y perfectamente organizada, según han denunciado los funcionarios de la prisión. La estructura estaba liderada, en un principio, por Mustafá Zaníbar, recluso que fue trasladado posteriormente a la prisión de A Lama. Allí fue donde este interno se dedicó a celebrar los atentados del 11-M invitando a todos los internos de su módulo, entre los que se encontraba el etarra Kepa Etxebarria.

Zaníbar fue sustituido en el liderazgo por Afif Said, que también se atribuía las labores de imam del centro hasta que fue dispersado al módulo 7, debido a las coacciones hacia el resto de internos para que cumpliesen a rajatabla los dictados del Corán. Ahora es Mustafá Rhoufin quien ejerce de cabecilla y de líder de los cantos nocturnos, mediante los cuales llama a la oración al resto de los internos musulmanes.

El núcleo duro de integristas, al que los funcionarios califican de auténtico «ejército organizado», está formado además por otros 13 reclusos. Entre ellos destacan, Abdelmouleman Makrelouf y Abdelkader Layachi, que son los otros tres cabecillas del grupo; Hamid Bouarka que realiza las tareas de muecín y llama al rezo y Yousseff Alamari, Omar Fagloni y Djamal Missadi considerados como los lugartenientes.


Lea mas

18.10.04

 

El comando integrista que quería volar la Audiencia ha tenido contactos con ETA en Topas y Valdemoro

 

20-10-06



TERRORISMO ISLAMISTA

El comando integrista que quería volar la Audiencia ha tenido contactos con ETA en Topas y Valdemoro


ANA DEL BARRIO. FERNANDO LAZARO

MADRID.- Miembros del comando integrista que pretendía volar la Audiencia Nacional han contactado con reclusos de la organización terrorista ETA en la cárcel de Topas (Salamanca), según informaron fuentes penitenciarias. Entre los detenidos ayer en prisión, se encuentra Said Afif, cabecilla de los reclusos islamistas de Topas y que mantiene buenas relaciones con José Manuel Errazkin Beldarrain, antiguo enterrador del Ayuntamiento de Hernani y experto de ETA en zulos, según aseguraron los funcionarios de la prisión salmantina.
(.../...)

En una operación sin precedentes, agentes del Cuerpo Nacional de Policía entraron ayer en ocho cárceles españolas para interrogar a más de 10 presos islamistas y registrar sus celdas. Estos reclusos están presuntamente relacionados con la célula integrista que pretendía volar la Audiencia Nacional con 500 kilos de explosivos, desarticulada el lunes por orden del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

Seis agentes de la policía irrumpieron ayer en el centro de Topas para registrar la celda de Said Afif e interrogar a este recluso, que fue incomunicado posteriormente. Afif estaba ingresado en el módulo 9 de esta cárcel y había destacado como uno de los cabecillas de los integristas que están intentado imponer sus normas en prisión. Como publicó EL MUNDO, un núcleo duro de reclusos radicales se dedica a coaccionar al resto de internos magrebíes para que sigan los dictados del Corán, aunque no sean practicantes, y han ocupado una sala de uso común para utilizarla como mezquita.

De hecho, el cabecilla de la célula integrista, Mohamed Achraf, detenido en Suiza, también ha estado ingresado en la cárcel de Topas. El marroquí Khalid Oulad Akcha, detenido por el 11-M y hermano de dos de los terroristas que se inmolaron en Leganés, ha sido otro de los internos integristas de este centro. Una vez en prisión, estos líderes se han dedicado a captar a reclusos comunes que han ido radicalizando sus ideas en la cárcel.

Tras protagonizar numerosos conflictos, Afif fue posteriormente trasladado al módulo 7, donde ha coincidido con Errazkin Beldarrain.Este etarra cumple condena por esconder en los panteones mortuorios el armamento y la munición del comando Donosti de la banda. «Están juntos en el módulo 7 y hablan continuamente. Coinciden mucho en el patio y charlan. Enseguida ves en un departamento cuándo hay una relación que va más allá de la amistad», declaró un funcionario de prisiones.

Además, Mohamed Achraf también coincidió durante unos días de 2001 en la prisión de Valdemoro con Juan José Rego Vidal, el etarra que intentó asesinar al Rey.

A lo largo del día de ayer los agentes policiales inspeccionaron las celdas de ocho centros penitenciarios: Topas (Salamanca), A Lama (Pontevedra), Zuera (Zaragoza), Texeiro (A Coruña), Bonxe (Lugo) y Puerto 1 (Cádiz), Córdoba y Almería. Además de Said, entre los presos interrogados ayer se encuentran Baldomero Lara Sánchez y Aisa Kaddour, ingresados en la prisión de A Lama.

Según explicaron fuentes judiciales, en la operación iniciada el pasado lunes los agentes no buscaban armas ni explosivos, ya que sabían que la célula estaba en una fase muy incipiente y trataban de localizar documentos y cartas sobre las intenciones de los detenidos. Los agentes de la Comisaría General de Información arrestaron ayer en Pamplona a otro presunto integrante en la trama Majad Sahouane, quien ya fue detenido en 2001 en el marco de las investigaciones sobre el 11-S.

Entre los arrestados el lunes se encuentran los autores de una carta de marcado cariz islamista, en la que se alertaba de futuras acciones contra los refuerzos policiales que el Ministerio del Interior tiene previsto enviar a Andalucía para combatir a los terroristas integristas. Los investigadores creen que esta carta, publicada por varios medios de comunicación, fue elaborada en el ordenador del detenido Abu Anas, uno de los más radicales.

El ministro del Interior, José Antonio Alonso, indicó que los terroristas «estaban ideando» cometer algún atentado terrorista, presumiblemente contra la sede de la Audiencia Nacional y añadió que «las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado se conducen con datos objetivos», en referencia a la posible vinculación entre etarras e islamistas.

Los funcionarios de prisiones opinan que estos arrestos confirman sus denuncias, a pesar de que la directora de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, se haya negado a admitir que exista un problema de integrismo en algunas cárceles.


Lea mas

 

El juez investiga a 19 posibles 'falsos heridos' en los atentados

 

19-10-06



11-M LA INVESTIGACION

El juez investiga a 19 posibles 'falsos heridos' en los atentados


MANUEL MARRACO

MADRID.- El juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo investiga si 19 personas que alegaron haber resultado heridas en el 11-M mintieron en su comparecencia ante la Unidad de Apoyo habilitada por la Audiencia Nacional para atenderles. En todos los casos se ha detectado que «no se evidencia relación entre los daños padecidos» y los atentados. En algunos, se han aportado «partes médicos de lesiones referidas de difícil determinación».

Además, la fiscal Olga Sánchez ha mostrado su «preocupación» ante la falta de información previa que tienen muchas víctimas respecto a sus derechos. En concreto, casi un 20% desconocían que podían reclamar indemnizaciones ante el Ministerio del Interior.Algo más de la mitad no sabía que podían hacerlo también ante el Consorcio de Compensación de Seguros, adscrito al Ministerio de Economía.

Siete meses después de los atentados, la Oficina de Atención a las Víctimas del 11-M ha concluido 181 de los 191 procedimientos abiertos por los fallecidos, y 178 de los 861 seguidos por los lesionados. Además, los médicos forenses adscritos a la Oficina han reconocido a 433 personas heridas.


Lea mas

 

Detenidos 7 islamistas que iban a comprar dinamita a ETA para volar la Audiencia

 

19-10-06



GARZON DECLARA TESTIGO PROTEGIDO AL CONFIDENTE DE LOS SERVICIOS MARROQUIES QUE ANTICIPO EL 11-M / TERRORISMO ISLAMISTA / Garzón declara testigo protegido al imam confidente de los servicios marroquíes / La redada de ayer se debió a sus informaciones / Entre los arrestados se encuentra el colaborador del CNI Ismail Latrech

Detenidos 7 islamistas que iban a comprar dinamita a ETA para volar la Audiencia

Entre los arrestados en la redada que tuvo lugar ayer en las provincias de Almería, Valencia, Málaga y Madrid, está el argelino Ismail Latrech, colaborador del CNI - Según lo revelado por el agente doble al juez, el grupo mantuvo contactos con el etarra Rego Vidal, encarcelado por intentar asesinar al Rey durante el verano de 1995 - Pretendían adquirir a la banda 1.000 kilos de explosivos y hacer estallar la mitad en un camión a las puertas de la Audiencia Nacional, en la calle Génova de Madrid
FERNANDO LAZARO

MADRID.- La policía detuvo ayer a siete islamistas que estaban preparando un gran atentado en Madrid, una acción espectacular comparable a la que sufrió la capital de España el pasado 11 de Marzo. Pretendían volar la sede de la Audiencia Nacional colocando en las proximidades un camión bomba cargado con 500 kilos de explosivos.
(.../...)

La operación, desarrollada a lo largo del día de ayer por funcionarios de la Comisaría General de Información, fue ordenada por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón gracias a las informaciones del imam y confidente de los servicios secretos de Marruecos que ya dio en su día datos sobre los implicados en el 11-M antes de que éstos cometieran aquellos sangrientos atentados.

El colaborador de los servicios secretos marroquíes, que ha sido declarado testigo protegido por el juez, informó que los terroristas detenidos ayer pretendían comprar la dinamita a ETA.

Según explicaron fuentes de la investigación, el juez le ha declarado testigo protegido tras comprobar que su vida puede estar en peligro después de las trascendentales informaciones que ha facilitado.

Durante los últimos meses, este informador ha ido proporcionando datos a la Comisaría General sobre una célula radical con ramificaciones en varias provincias.

Fruto de sus informaciones, la policía inició ayer una operación en la que, al cierre de esta edición, se había detenido a siete presuntos terroristas. Cuatro de los activistas fueron detenidos en Almería. Se trata de Ismail (Smail) Latrech, argelino, que fue capturado en El Ejido; Mourad Yala, Abu Anas, también argelino, en Cabañuelas (Almería); un indocumentado conocido como Mehdí, al parecer también argelino, en la misma localidad de Cabañuelas; y Magid Mchmacha, marroquí, en Almería capital. Además, se detuvo a Alí Omar, Jelloul, en Gandía (Valencia); al argelino Djamel Merabet en Málaga; y a Ahmed Mohamed Ahmed, natural de Ceuta, en Madrid.

Según informó el Ministerio del Interior, esta red está compuesta por islamistas que en su mayoría han pasado por distintos centros penitenciarios y que han mantenido contacto con individuos de otros países europeos, de Estados Unidos y de Australia.

Se da la circunstancia de que uno de los detenidos, Ismail Latrech, es confidente del Centro Nacional de Inteligencia en asuntos de drogas y de mafias dedicadas al tráfico de seres humanos.La operación, según explicaron fuentes policiales, no está cerrada y se presume que durante las próximas horas se puedan producir nuevas detenciones y registros.

Este nuevo golpe policial al islamismo violento está avalado por las aportaciones del imam y agente doble de los servicios secretos marroquíes, cuya credibilidad es muy alta en opinión de los agentes policiales españoles, y por las propias investigaciones de la Comisaría General.

Según explicaron a EL MUNDO fuentes de la investigación, aunque en un estado muy embrionario, los detenidos estaban ya estudiando la manera de perpetrar otra gran matanza en Madrid.

En esta ocasión, está acreditado por el testimonio del testigo protegido que para poder conseguir los explosivos los detenidos ya habían entrado en contacto con presos de ETA para que fueran ellos los que, o bien les proporcionaran la dinamita, o les pusieran en contacto con aquéllos que tenían acceso a ella.

Se trata de la primera vez que existe una declaración en sede judicial sobre unos vínculos tan importantes entre islamistas y miembros de ETA.

En concreto, los radicales islámicos mantuvieron contactos con el etarra Juan José Rego Vidal, que se encuentra encarcelado por el intento de atentado contra el Rey Juan Carlos en 1995.

Los detenidos pretendían adquirir una gran cantidad de explosivos para que su acción fuera extraordinariamente letal: más de 1.000 kilos de dinamita. Su intención era colocar la mitad de ellos en un camión para hacerlo estallar contra la Audiencia Nacional, en la madrileña calle de Génova.

Atentado suicida

El grupo desarticulado ya había estudiado el terreno y consideraba que la resolución de esta acción era muy sencilla. Los investigadores no descartan que los islamistas intentaran una acción suicida.

Los agentes policiales detectaron también contactos de estos radicales con presos jóvenes islamistas. «Iban a la caza de futuros terroristas con los que poder llevar a cabo acciones suicidas», apuntan fuentes de la investigación.

La pieza clave en estas pesquisas, que inicialmente no tienen relación con los atentados del 11-M, es este colaborador policial que durante años aportó datos a la Policía Nacional sobre, entre otros, El Tunecino, El Egipcio y Jamal Zougam, implicados directamente en los atentados de marzo.

Los informes de este colaborador a la Policía Nacional fueron clave cuando, una vez desactivada la bomba de la estación de Atocha el día 12, apareció el nombre de Zougam. Fue a partir de ese momento cuando a los agentes de la Comisaría General de Información se les encendió la bombilla y recuperaron todos los datos que durante años les había proporcionado este confidente.

El informador no sólo facilitó a los investigadores los nombres y direcciones de personas que estaban estrechamente relacionadas con el terrorismo islamista sino que, también, entregó los números de teléfono móvil tanto de El Egipcio como de El Tunecino. Estos datos permitieron que la Policía Nacional solicitara a Baltasar Garzón que interviniera estos teléfonos en el marco de las investigaciones que este magistrado tenía abiertas entonces sobre la posible implicación de ciudadanos asentados en España con los atentados de Casablanca.

El confidente policial aportó también datos de otros ciudadanos marroquíes implicados en las acciones de Casablanca. Uno de los nombres facilitados por este informador a la policía en 2002, además de los de Zougam, El Tunecino y El Egipcio, fue el de Mustapha Maymouni, un hombre clave en la trama radical islamista asentada en España. De hecho, éste fue el primero que alquiló la casa de Morata de Tajuña donde los terroristas del 11-M prepararon las bombas.

Los datos aportados por el informador a los especialistas eran trasladados al juez Garzón, quien los incorporaba al sumario sobre los atentados de Casablanca. El magistrado, en base a estos datos, autorizó a la Comisaría General de Información las intervenciones telefónicas de los que, posteriormente, intervinieron directamente en los atentados del 11-M.

Los investigadores sospechan que de las declaraciones que próximamente realice este informador pueden salir nuevos datos y pistas que permitan avanzar en las pesquisas a los investigadores que tratan de esclarecer los atentados del 11 de Marzo en Madrid.



Lea mas

 

El G-5 pide unidad para expulsar de la UE a sospechosos de terrorismo

 

18-10-06



11-M LA INVESTIGACION


El G-5 pide unidad para expulsar de la UE a sospechosos de terrorismo


IRENE HDEZ. VELASCO. Enviada especial

FLORENCIA.- ¿Qué indicios han de darse para que un inmigrante pueda ser considerado sospechoso de estar involucrado en actividades terroristas y se pueda decretar su expulsión del país? Ahora mismo, la normativa varía de un estado de la Unión Europea a otro. Pero para los ministros del Interior de Francia, Reino Unido, Italia, Alemania y España (el G-5) es fundamental que se unifiquen criterios, y por eso han solicitado a un grupo de expertos que estudien la cuestión y que determinen cuáles son las normas mínimas que se han de aplicar en toda la UE.
(.../...)

«Las sospechas, evidentemente, tienen que ser racionales y demostradas», aclaraba ayer a los periodistas José Antonio Alonso, el titular español, en un descanso de la reunión que los ministros del Interior del G-5 celebran desde ayer y hasta hoy en Florencia para estudiar el problema del terrorismo y la inmigración ilegal. «Y el sistema tiene que funcionar sobre el principio de confianza de todos los países de la UE, de manera que si por ejemplo Francia expulsa a un persona por este motivo, España tiene que asumir que efectivamente el motivo es bueno y que la causa es justa. Y viceversa», precisaba.

Asimismo, Alonso indicaba que en el encuentro de ayer los representantes de los cinco países con más peso en la UE habían tratado sobre la cuestión del futuro pasaporte comunitario y los datos que ese documento debe incluir. «El núcleo de la UE tiene claro que no sólo debe figurar la foto del titular, sino también sus huellas dactilares. Las huellas son más fiables y permiten una mayor y mejor persecución de los delitos», sentenciaba el titular español.

«La Unión Europea tiene que ser un espacio de libertad, en el que se puedan mover sin dificultad los ciudadanos, pero por lo mismo tiene que serlo de seguridad», apostilló.

Los ministros también discutieron sobre la iniciativa, defendida entre otros por Alemania e Italia, de crear 'centros de tránsito' en países del Magreb que se ocupen de gestionar el flujo de inmigrantes que se dirigen a Europa. El proyecto piloto para crear estos centros se aprobó el pasado día 1 en una reunión de los 25 estados, pero no satisface a todos, entre otros a España.



Lea mas

 

'Operacion Esfera'

 

18-10-06



11-M LA INVESTIGACION

'Operacion Esfera'



La policía inició este dispositivo, que inicialmente se llamó 'San Cristóbal', sobre radicales islámicos


FERNANDO LAZARO

MADRID.- Inicialmente se bautizó como operación San Cristóbal.El motivo: la mayoría de los sospechosos investigados residían en el madrileño barrio de San Cristóbal de los Angeles. El objetivo: controlar un entramado muy preciso de radicales islámicos que circulaban alrededor de las mezquitas de esa zona de Madrid.Los agentes de la Comisaría General de Información controlaban a una célula de fundamentalistas que se dedicaban a hacer proselitismo en favor de la Yihad, la lucha islámica.
(.../...)

El control era constante aunque no intenso. No se les quería perder de vista ya que, según los datos obtenidos por los especialistas, estos sospechosos, en un futuro, podían dar el salto e integrarse en algún comando terrorista. Esta vigilancia se intensificó tras los atentados de las Torres Gemelas en Estados Unidos. El dispositivo nació a finales de 2002.

Con el paso de los meses y la acumulación del material obtenido por la policía sobre los sospechosos, se decidió cambiar de nombre al dispositivo, que pasó a llamarse operación Esfera. Los vigilados ya cruzaban las fronteras imaginarias de esa barriada y sus implicaciones, pese mantenerse centradas en Madrid, alcanzaban ya bastantes más zonas.

Estas dos operaciones se pusieron en marcha como consecuencia de los datos aportados por dos colaboradores policiales: uno denominado Juan y el otro, el que, además de colaborar con la policía española hacía lo mismo con los servicios secretos marroquíes.

Según informaron fuentes policiales, fue Juan, vinculado al movimiento muyahidin, quien, ya en 1999, aportó los primeros datos a los agentes de la Comisaría General de Información sobre una persona conocida como Abel que, posteriormente, fue identificada como Mustapha Maymouni, hombre clave en las conexiones radicales islamistas en España. De hecho, fue detenido finalmente en Marruecos por su presunta implicación en los atentados de Casablanca de mayo de 2003.

Los informadores policiales vincularon a éste con destacados miembros del movimiento Tablig Wa Dawa en España. Según los datos recopilados por los especialistas, los investigados en la operación Esfera realizaron proselitismo en favor de la participación en los conflictos armados de Bosnia y de Chechenia.

En los documentos policiales sobre estas operaciones ya se ponían de relieve las extremas medidas de seguridad que ponía en marcha Maymouni con el fin de evitar vigilancias policiales. Desde el principio, los agentes tuvieron claro que «habían pillado cacho» y que tenían algo importante entre manos. Según explicaron fuentes de la investigación, un hombre que adopta las medidas que tomaba Maymouni para evitar vigilancias policiales debía ser alguien representativo en la comunidad integrista.

Según las fuentes consultadas por EL MUNDO, Maymouni facilitó su número de su teléfono móvil a un reducido número de personas y lo mismo hizo con su domicilio. De esta forma, las dificultades para localizar o intervenirle el teléfono se multiplicaban. Siempre solía proporcionar los datos del domicilio de sus padres, residentes en Leganés, con el fin de evitar ser localizado en su vivienda particular. Asimismo, utilizaba intermediarios para cualquier tipo de encuentro. Es decir, él nunca contactaba directamente con la persona a la que iba a ver y siempre utilizaba a personas interpuestas. Estos intermediarios también fueron objeto de investigaciones policiales desde 2002.

Fue a partir de ese año cuando las pesquisas sobre este grupo radical se fueron estrechando. La información facilitada por el colaborador que, a su vez, trabajaba para los servicios secretos marroquíes, fue decisiva para potenciar la denominada operación Esfera. Este informador ya situó perfectamente a Maymouni en el centro, como el eje sobre el que giraba todo un grupo de fundamentalistas, dispuestos a dar el paso hacia la violencia. Era lo que las Fuerzas de Seguridad denominan una célula durmiente, un grupo decidido a tomar las armas en el momento en el que alguna autoridad islamista les diera la orden, según fuentes de la investigación. Se da la circunstancia de que este informador «centró» policialmente a Maymouni meses antes de que se produjeran los atentados de Casablanca.

El informador detallaba dónde y por cuánto tiempo se reunía Maymouni con jóvenes a los que intentaba captar para la Yihad con sus discursos. Como consecuencia de estos datos y de otros recibidos de otros informadores, la Comisaría General de Información consigue a finales de 2002 tener localizados a personajes fundamentales dentro del integrismo asentado en España. Así, entre otros, se trabaja ya sobre Serham El Tunecino, quien está considerado en aquel momento como la persona de contacto para acceder a Maymouni.

Los especialistas habían llegado a la conclusión de que El Tunecino, uno de los máximos responsables de los atentados del 11-M, estaba por debajo de Maymouni en la estructura jerárquica del islamismo radical instalado en España. También en aquellas fechas los analistas conocían ya la figura de El Egipcio, arrestado en Italia como uno de los presuntos autores intelectuales de la masacre de Madrid.

En las reuniones celebradas en la capital de España en aquel periodo, los asistentes ya defendían la posibilidad de realizar operaciones fuera de países que no fuera Afganistán. Eran varios los que no alcanzaban a entender por qué esa obsesión de los musulmanes por aquel país cuando la Yihad se podía realizar en cualquier otro punto geográfico, según explicaron a EL MUNDO fuentes de las investigaciones. Fruto de los datos obtenidos tanto por Juan como por el otro colaborador, los especialistas pudieron ir precisando las conexiones que había en Madrid entre el movimiento Tabligh Wa Dawa y las corrientes salafistas.

Las organizaciones extremistas y el movimiento Tabligh coincidían, según los análisis policiales, en el mismo sustrato social para lograr nuevas captaciones. Buscaban jóvenes entre 20 y 30 años, fundamentalmente solteros y muy impresionables. Por eso, el uso de los vídeos de combatientes musulmanes en Chechenia servía de forma muy clara para los propósitos de los captadores. En ambos casos, las organizaciones radicales exigen autofinanciación a sus integrantes.


Lea mas

 

El difícil trato policial con Marruecos

 

18-10-06



11-M LA INVESTIGACION

El difícil trato policial con Marruecos


Las relaciones policiales con Marruecos no son nada fáciles. Las susceptibilidades están a la orden del día. Los mandos de Rabat y de Madrid no muestran nunca todas sus cartas en las reuniones bilaterales. Esta situación se reprodujo durante alguno de los encuentros mantenidos entre dirigentes policiales de ambos países en los que analizaron datos sobre los atentados perpetrados en mayo de 2003 en Casablanca.
(.../...)

Así, según consta en documentos policiales que obran en poder de EL MUNDO, en uno de estos encuentros, celebrado en Casablanca el 22 de mayo, el subdirector operativo marroquí se mostró molesto por el hecho de que en un encuentro previo preguntara por un tal «Mustapha» y que la policía española asegurara que no sabía a quién se refería. En el encuentro del día 22, este mando policial dio a entender que la policía española le ocultó los datos que tenían sobre Mustapha Maymouni.

Pero las recriminaciones fueron recíprocas. La policía española echó en cara a sus colegas magrebíes que habían solicitado datos para avalar las identidades de dos de los detenidos durante la 'operación Dátil' y que habían obtenido el silencio por respuesta.«La delegación marroquí admitió la recepción de dichas notas pero no dio respuesta alguna». En cuanto a una de las dos identidades, «hicieron gestos claros de poder conocer de quién se trata, pero no dijeron nada», añade la nota de resumen de dicho encuentro elaborada por la Comisaría General de Información.

Los representantes españoles, según recoge el informe, presionaron para que los marroquíes les facilitaran datos sobre Maymouni.Querían conocer cuál era el grado de implicación de éste en los atentados de Casablanca. «La contestación fue que no sabían y ante la insistencia en la pregunta de los agentes españoles contestaron literalmente: 'Seguiremos hablando'. En el informe de la Comisaría de Información donde se resumía el encuentro de Casablanca de 22 de mayo de 2003 se indicaba: «Dada la situación de la reunión con los servicios marroquíes no se mencionaron otros aspectos conocidos sobre las otras dos notas que ellos nos habían remitido a través de la Agregaduría de Interior en la embajada, quedando simplemente en que se intentaría hacerles llegar un cuestionario que solicitaron sobre Mustapha Maymouni».

Según explicaron fuentes policiales, en dichas reuniones apenas se comparte información operativa. Unicamente se facilita con cierta celeridad identidades y antecedentes sobre sospechosos.


Lea mas

 

Un confidente de los servicios marroquíes avisó a España de que se gestaba un 11-M

 

18-10-06



11-M LA INVESTIGACION

Un confidente de los servicios marroquíes avisó a España de que se gestaba un 11-M


El imam de una mezquita del sur de Madrid advirtió a la Comisaría General de Información en 2003 de que un grupo planeaba atentados a ambos lados del Estrecho / Para ayudar a combatir la trama, facilitó datos sobre Zougam, los teléfonos de 'El Tunecino' y de 'El Egipcio' y detalles de las medidas de seguridad que éste adoptaba / Los policías españoles siempre creyeron que el imam primero facilitaba la información a los servicios secretos marroquíes y luego se la pasaba a ellos

FERNANDO LAZARO

MADRID.- La policía española ya fue avisada en 2003 de que un grupo de radicales islámicos estaba gestando lo que acabaría siendo el 11-M. Su fuente de información era un imam de una mezquita del sur de Madrid que, al mismo tiempo, trabajaba para los servicios secretos marroquíes. Este hombre era considerado una fuente fiable por los policías españoles, que creían que pasaba sus informes a Marruecos antes de hacérselos llegar a ellos.
(.../...)

Para ayudar a combatir a los islamistas, el confidente facilitó datos precisos sobre Jamal Zougam, El Tunecino y El Egipcio.De estos dos, incluso dio sus números de teléfono, y detalló las medidas de seguridad que adoptaba el último. Por eso, después del 11-M, tras conocerse la participación de Zougam, los investigadores revisaron sus archivos y sus notas y comprobaron cómo muchos de los implicados eran viejos conocidos suyos.

Este colaborador de la Comisaría General de Información había dicho en sus contactos con los policías que ya no tenía tratos con los servicios secretos marroquíes. Pero lo principal es que sus informaciones siempre fueron consideradas como muy importantes.

Tal es así que sus datos, sus nombres y sus teléfonos, fueron clave a la hora de poner en marcha las operaciones policiales para identificar y detener a los autores de la masacre del 11-M.Fue después de que se desactivara la mochila bomba de Vallecas, cuando las pesquisas se centraron en Jamal Zougam. Muchos de los datos facilitados por este colaborador policial han servido de base para informes que constan en los sumarios que se instruyen en la Audiencia Nacional por terrorismo, en concreto, sobre los atentados de Casablanca y del 11 de Marzo.

El colaborador de los servicios secretos de Rabat y de la policía española es también marroquí y estuvo durante varios años asentado en localidades del sur de Madrid.

Fue a partir de 2002 cuando entró en contacto con la policía y comenzó a aportar indicios y datos muy sensibles sobre la implicación de un gran número de personas, fundamentalmente marroquíes, asentadas en España y que estaban directa o indirectamente relacionadas con el terrorismo internacional.

De hecho, sus informes fueron clave para las investigaciones realizadas por la Policía sobre la implicación de marroquíes de España en los atentados de Casablanca. Y también se convirtieron en piezas importantes con el fin de desentrañar la masacre de Madrid. Incluso, en algunas de sus conversaciones indicó que varios de los sospechosos que la policía investigaba a partir de sus colaboraciones hablaban de perpetrar atentados en Marruecos y en España. Estos datos fueron aportados a la Comisaría General de Información incluso antes de que se perpetraran los ataques suicidas de Casablanca.

Según explicaron fuentes de la investigación, cuando comenzó a colaborar con ellos, este confidente afirmó que tuvo contacto con los servicios policiales de Marruecos. Sin embargo, mandos policiales sostienen que, o bien de forma voluntaria o presionado de alguna manera, este colaborador sigue informando a los espías de Rabat.

Este colaborador policial aportó datos muy valiosos desde 2002 sobre Rabei Osman El Sayed Ahmed, Mohamed El Egipcio, y Sarhane Ben Abdelmajid Fakhet, El Tunecino, entre otros. Son muchos los expedientes que han servido de base para las investigaciones policiales realizadas por la Comisaría General de Información, tras los atentados del 11-M.

Incluso, hay informes en estas diligencias en los que se incluyen referencias aportadas por este confidente durante 2003. Pero, tal y como están redactadas, da la impresión de que la Policía, según consta en las diligencias del 11-M, las obtuvo como consecuencia de indagaciones posteriores a los ataques terroristas.

Se da la circunstancia de que él mismo fue quien se ofreció a finales de 2002 a los servicios de información españoles para cooperar. En un primer encuentro, según explicaron fuentes policiales, ya señaló que había trabajado para los servicios marroquíes.

No obstante, no aclaró con cuál de ellos colaboró, si con los servicios secretos más oficiales o con aquellos que, pese a ser también oficiales, tienen una consideración cuanto menos más oscura: la Direction Général de la Surveillance du Territoire (DGST), dirigida por el general Hamidou Lanigri. Este organismo tiene teóricamente restringido su ámbito de actuación a Marruecos.Sin embargo, sus brazos se extienden fuera de sus fronteras.

Los especialistas policiales en exterior mantienen que este colaborador tiene acceso a «muy buena información». Le definieron como «fuente sensible» cuyo testimonio es «muy importante». Fue él quien puso sobre la mesa el nombre de Mustapha Maymouni como eje aglutinador de un grupo «muy peligroso» que se estaba gestando en Madrid.Se trata del hombre que alquiló por primera vez la casa de Morata de Tajuña donde, más adelante, se prepararon las bombas del 11 de Marzo.

Fruto tanto de la operación que ya estaba en marcha como de los datos aportados por este colaborador policial se llegó a la conclusión de que Maymouni estaba directamente implicado en los atentados de Casablanca. Precisamente, Maymouni fue detenido en Marruecos por su implicación en los ataques suicidas contra un restaurante español, un hotel de cinco estrellas y un centro judío en dicha ciudad marroquí.

Todos los datos obtenidos sobre esta masacre como consecuencia de los contactos con este informador fueron trasladados a los agentes magrebíes. Pero los especialistas sospechan que Marruecos ya los conocía. Sus informes no se quedaban únicamente en Maymouni.Además, puso a los agentes de la Comisaría General de Información sobre la pista de la implicación de El Tunecino y El Egipcio en movimientos radicales islamistas vinculados con la Yihad.

El confidente señaló puntualmente a sus contactos de Información la existencia de un grupo que se estaba formando en Madrid vinculado, primero, con Takfir Wal Hijra y segundo con Al Harakat Al Safia Al Jihadia. Según consta en documentos policiales, sus datos dieron paso a la identificación de todo el conglomerado y a la apertura de «una nueva investigación vinculada con otra, ya puesta en marcha». En ambas, el nombre coincidente era el de Mohamed El Egipcio, según explicaron a este periódico fuentes de la investigación.

Una de las identidades clave aportadas por este confidente era la de Mohamed Larbi Ben Sellan, que formaba parte del entramado que estaba orquestando en España Mustapha Maymonui. Ben Sellan tenía parentesco con Mohamed El Egipcio. Era el nexo de unión entre las operaciones que ya tenía en marcha la Comisaría General de Información. El Egipcio está detenido en Italia por su presunta implicación en la masacre de Madrid y los investigadores sospechan que fue uno de sus inductores.

El otro gran protagonista de las informaciones aportadas por este colaborador era Sarhane Ben Abdelmajid Kaher, Serham El Tunecino. Además de toda su filiación, proporcionó el número de móvil que utilizaba el terrorista. Esto permitió que fuera intervenido judicialmente el teléfono del hasta ahora máximo estratega de los atentados del 11-M. También incluyó en una de sus primeras informaciones la dirección que El Tunecino tenía en Madrid, en la calle Francisco Remiro. Además de su teléfono, su vivienda estuvo vigilada por la Policía tras los datos del informador.

El Tunecino fue uno de los siete autores de la masacre de Madrid que se suicidaron en Leganés. Estaba casado con una hermana de Maymouni. Según consta en uno de los expedientes de la Comisaría General de Información, «Serham es conocido por estos servicios por su relación con Rabei Osman El Sayed Ahmed, Mohamed El Egipcio, usuario del terminal móvil 653...... (actualmente bajo observación por esta unidad)».

El confidente informó a la policía española de que, además de El Tunecino, El Egipcio contaba también con Mohamed Larbi ben Sellam como otra de las personas de su absoluta confianza para realizar contactos en Madrid. El Egipcio aplicaba unas grandes medidas de seguridad con el fin de evitar posibles controles policiales. Tal es así que el número para contactar con él estaba muy restringido. Por este motivo, el hecho de que este colaborador lo obtuviera y lo facilitara a los expertos en la lucha contra el terrorismo internacional fue valorado como muy positivo por los responsables policiales.

Los datos aportados por el confidente coincidían en su mayor parte con los facilitados por otros colaboradores policiales, como es el caso de uno de ellos bautizado en la documentación policial como Juan. Este también habló de El Tunecino y de sus reuniones con otros simpatizantes islamistas radicales. Ambos informadores explicaron a los especialistas en terrorismo islamista cuáles eran las medidas de seguridad que Maymouni había puesto en marcha para evitar vigilancias no deseadas.

Así, trataba de variar los lugares donde se reunían con jóvenes para intentar captarlos. Aparte de las medidas especiales sobre los teléfonos móviles, los responsables de este entramado trataban también de no fijar con demasiado espacio de tiempo sus reuniones con el fin de evitar vigilancias. Decidían a última hora cuándo y dónde se reunían y únicamente conocían estos datos dos personas que eran las que iban contactando con los jóvenes a los que querían reclutar.

Según otros colaboradores, en dichos encuentros también visionaban vídeos con sermones de Abu Kutada -considerado el embajador de Osama bin Laden en Europa- ensalzando la Yihad. Uno de los datos más relevantes de estos encuentros para los especialistas policiales es la defensa que algunos de los que dirigían las reuniones realizaban de la Yihad. Pero, además, éstos consideraban que esta «lucha» se podía llevar a cabo en cualquier país y citaban expresamente Marruecos y España.



Lea mas

This page is powered by Blogger. Isn't yours?