Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




17.2.07

 

Zougam rebate las acusaciones y la fiscal no logra ponerle en apuros

 

17-02-07



Juicio por una masacre / Día 2

Zougam rebate las acusaciones y la fiscal no logra ponerle en apuros


Explica la venta de las tarjetas, niega conocer a los suicidas de Leganés, refuta los reconocimientos y asegura que estaba durmiendo durante el atentado Olga Sánchez le interrogó durante apenas media hora y no puso en evidencia ninguna contradicción en su relato Tanto Belhadj como Haski, presuntos inspiradores de la masacre, niegan su participación y la condenan

MANUEL MARRACO

MADRID.- Jamal Zougam, el primer detenido por el 11-M, el rostro de la masacre desde la víspera de la jornada electoral, eligió ayer el camino opuesto a los tres acusados que le habían precedido: miró a la cara a la fiscal y dijo que sí, que iba a responder a sus acusaciones.


Olga Sánchez mantiene que fue él quien entregó las tarjetas de teléfono para las mochilas bomba y que, además, colocó uno de los artefactos. El resultado de la suma son casi 40.000 años de cárcel por 191 asesinatos y 1.825 heridos.
(.../...)

El cálculo que arrojaron las respuestas de Zougam al breve interrogatorio de la fiscal -apenas duró media hora- fue muy distinto. Tras sus primeras palabras al presidente del tribunal -«Me declaro inocente»-, ofreció una versión de los acontecimientos que encajaba con facilidad en su rutina de trabajo en el locutorio.

Cuando la fiscal le preguntó si era consciente de que una tarjeta salida de ese locutorio había aparecido en la mochila bomba desactivada en Vallecas, el marroquí replicó: «Sí, se rompió mi presunción de inocencia por esa tarjeta».

El presunto autor material de la masacre negó conocer a ninguno de los suicidas de Leganés y haber estado en el piso franco o en la casa de Morata de Tajuña, donde supuestamente se montaron los artefactos.

El ritmo fulgurante con el que avanza el juicio ha dejado atrás los interrogatorios a los presuntos inductores de la masacre. Con el turno de los autores materiales ha llegado también un cambio de actitud. Ayer, Jamal Zougam encaró a Olga Sánchez y ofreció a la Sala otra versión de los hechos

Según el relato que presentó al tribunal, aquel 11 de marzo se levantó, como siempre, a las 10 de la mañana. Supo de los atentados por la televisión, mientras desayunaba con su madre. Antes de salir para Lavapiés, llamó a su hermano para saber cómo estaba el tráfico y optó por coger la M-30. Llegó al locutorio con algo de retraso porque, aunque había poco tráfico, le costó aparcar.

El marroquí era socio del negocio junto a su hermanastro, Mohamed Chaoui, y Mohamed Bakali. Contaban con un cuarto empleado, Abdelmajid Zbakh. También ellos fueron detenidos, pero el juez Juan del Olmo acabó poniéndoles en libertad y decidió no sentarles en el banquillo. Sólo Zougam siguió en prisión, porque a él le habían identificado en los trenes.

«¿Cuándo conoció a Serhane [El Tunecino]?», preguntó de manera directa la fiscal. «No lo conozco». Tampoco a El Chino, otro de los líderes de la célula de Madrid. El marroquí puso en duda la consistencia de las declaraciones que sitúan a ambos en una ocasión en el locutorio.

La tarjeta localizada en la mochila de Vallecas formaba parte de bloque de 100 que habían comprado a otro negocio. Zougam confirmó la compra, pero aclaró que era Bakali quien se encargaba de todo lo relacionado con las tarjetas. «¿Recuerda si vendió un lote de 10 tarjetas a alguien?», preguntó la fiscal, en referencia a las supuestamente obtenidas por la célula. Tampoco ésa era su tarea. «Eso lo hacen Zbakh y Bakali, yo hago otras cosas. Estoy poco tiempo de cara al público».

Esas «otras cosas» a las que se dedicaba era aspectos más técnicos, la reparación de los aparatos. Sin embargo, insistió en que esos conocimientos no eran suficientes para dar un paso más en su presunta intervención en la masacre: conectar los teléfonos para que estallaran.

«¿Enseñó a El Tunecino o a El Chino a sincronizar los teléfonos?». Zougam lo negó por tres vías: «No puedo porque no sé ni de bombas ni de esto. Segundo, no conozco a estas personas. Y tercero, no tengo nada que ver con esto».

El acusado consideró normal que la tarjeta de su móvil en el momento de la detención proviniera del mismo lote de 100 que las de la célula. Era habitual emplear las tarjetas que ellos mismos compraban para la tienda, dijo.

Otro apartado del interrogatorio fiscal se centró en una comprometida llamada desde su teléfono a Mohamed Afalah, en busca y captura por los atentados. Dijo que no le conocía, aunque tenía su número en la agenda porque hacía chapuzas. Esa llamada concreta la realizó otra persona desde su teléfono, también por asunto de una obra. No dijo qué persona, pero sugirió que si, como se supone, su teléfono estaba pinchado, sería fácil comprobarlo.

Tras negar -a preguntas de otra acusación- que conociera a alguno de los suicidas de Leganés, dijo que nunca había estado en otro de los refugios de la célula. «No había oído hablar de Chinchón hasta que fui detenido. Ni de Morata de Tajuña ni de Chinchón». Zougam dijo estas últimas palabras con una media sonrisa, lo que provocó que el presidente le reprendiera: «¿Le hace mucha gracia? Absténgase de sonreír».

Zougam se defendió de manera especialmente activa en el segundo apartado: los reconocimientos. En su escrito de defensa, el abogado del marroquí, José Luis Abascal, insistió ante la Sala en las inconsistencias y contradicciones en las que, a su juicio, incurrieron los testigos. Ayer la fiscal dio pie al marroquí para que las explicara: «¿Cómo explica que cuatro personas le reconocieran en los trenes?», formuló Sánchez.

«Tengo una explicación», dijo: su fotografía se había divulgado por el mundo entero. Sólo uno de los testigos le había reconocido antes, pero su testimonio era claramente contradictorio. Le situaba colocando la mochila bomba en el piso de abajo del tren de Santa Eugenia, cuando la explosión se produjo en el de arriba. Zougam volvió a relatar este episodio a preguntas de Gómez Bermúdez, que le pidió aclaraciones antes de cerrar el turno de la fiscal.

Los supuestos reconocimientos en los trenes serán sometidos a contradicción en la siguiente fase del juicio, una vez que concluyan los interrogatorios a los acusados.

Cuando llegó el turno a las otras 23 acusaciones, Zougam perdió la paciencia. Respondió a la mayoría de las preguntas, pero otras las despachó con un «ya le he contestado». Acabó negándose a seguir respondiendo porque se sentía cansado, lo que llevó al presidente a suspender la sesión hasta el lunes. Cuando concluyan las acusaciones, será su defensa la que pregunte.

Antes de concluir dio tiempo a repasar su relación con AbuDahdah, al que conoció únicamente como «comerciante». También confirmó al tribunal que, como publicó este diario, miembros del CNI le habían intentado captar como confidente. «Si tú nos ayudas, nosotros te ayudamos», le dijeron, según la versión del marroquí. La respuesta fue que no tenían contactos con el islamismo ni tiempo para dedicárselo.

PROXIMA SESION

BASEL GHALYOUN

Nacionalidad: Sirio. Detenido en Ugena (Toledo) el 24 de marzo de 2004.

Acusación: Autor material. La Fiscalía pide 36.854 años de prisión.

Argumentos: Una joven lo reconoció en uno de los trenes. Sin embargo, Del Olmo no lo procesó como autor, pero la fiscal recurrió.

ABDELMAJID BOUCHAR

Nacionalidad: Marroquí. Detenido en Belgrado (Serbia) el 17 de agosto de 2005.

Acusación: Autor material. La Fiscalía pide 36.854 años de prisión.

Argumentos: Un testigo dice haberlo visto en el tren de Téllez. Escapó del piso de Leganés al detectar la presencia policial.

ORDEN EN LA SALA

DISCULPAS DE GOMEZ BERMUDEZ

La segunda sesión del juicio del 11-M comenzó ayer con las disculpas del presidente del Tribunal, Javier Gómez Bermúdez, al abogado defensor de 'Mohamed El Egipcio', Endika Zulueta, por sus intervenciones el pasado jueves durante el interrogatorio. «Cuando crea que he cometido un exceso, haré esto al inicio de cada sesión», afirmó. Durante la primera jornada de la vista, Gómez Bermúdez cortó las protestas que planteó la defensa de Zougam y Ghalyoun por la retransmisión del juicio al no haberse planteado como cuestión previa. También impidió a 'Mohamed El Egipcio' explicar las razones por las que se negaba a declarar. Por la tarde, interrumpió en varias ocasiones al letrado Endika Zulueta e ironizó sobre la utilidad de alguna de sus cuestiones.

CARTEL DE RAFA ZOUHIER

El ex confidente de la Guardia Civil Rafá Zouhier mostró un cartel durante un receso del juicio por los atentados del 11-M en el que se podía leer: «Nunca provocaré a las víctimas por las que arriesgué mi vida avisando a la Guardia Civil».

Este gesto de Zouhier -acusado de haber servido de intermediario entre la célula islamista que perpetró la masacre y el ex minero José Emilio Suárez Trashorras para la obtención de los explosivos- provocó que la presidenta de la Asociación 11-M Afectados de Terrorismo, Pilar Manjón, se acercara hasta la sala blindada donde se encuentran los procesados para leer la nota.

Después de hacerlo, Manjón comentó a los periodistas que, durante la primera sesión del juicio, Rafá Zouhier -detenido el 19 de marzo de 2004- ya había intentado hablar con ella.

Etiquetas: ,



Lea mas

 

«Yo estaba durmiendo, no pude desplazarme a ningún sitio»

 

17-02-07



JUICIO POR UNA MASACRE / El interrogatorio

«Yo estaba durmiendo, no pude desplazarme a ningún sitio»


Zougam responde a Olga Sánchez que fue uno de sus empleados quien vendió las tarjetas a «dos personas con pinta de traficantes»

Extracto del interrogatorio que la fiscal Olga Sánchez realizó ayer a Jamal Zougam, acusado de colocar las bombas que estallaron el 11 de marzo de 2004.


Olga Sánchez.- Cuando usted fue detenido el día 13 de marzo de 2004. ¿En qué trabajaba?

Jamal Zougam.- Teníamos un locutorio en donde éramos socios yo, Mohamed Bakali, y mi hermano...
(.../...)

O. S.- ¿Cuándo conoció usted a Serhane Fakhet [El Tunecino]?

J. Z.- No le conozco.

O. S.- ¿Qué explicación tiene para que uno de sus socios diga que El Tunecino iba frecuentemnete a buscarle al locutorio, y si no estaba usted, se marchaba?

J. Z.- No he escuchado esta declaración de mi compañero. He escuchado una declaración en la que dijo que vino una vez a preguntar por mí. Puede ser que haya venido por algún tema de mi trabajo, y de paso ha preguntado por mí [...].

O. S.- ¿A finales del mes de enero de 2004, no le arregló usted unos teléfonos a El Tunecino?

J. Z.- No. Según... Hay una persona que venía a arreglar los teléfonos a la tienda. Éste es Khalid Seimi. Pero El Tunecino es posible que haya venido alguna vez a arreglarlos, nosotros estamos abiertos para todas las personas [...].

O. S.- ¿De qué conocía usted a Jamal Ahmidan [El Chino]?

J. Z.- No le conozco.

O. S.- ¿No es cierto que estuvo en su tienda y que llamó a su locutorio unos días antes de los atentados del 11 de marzo?

J. Z.- Mohamed Bakali y Abdelajid Zbakh declararon eso en la comisaría. Incluso Abdelajid llamó por teléfono a la Policía [...] y dijo que vinieron dos personas a la tienda a comprar 10 tarjetas, que se las vendió él, y que esas personas tenían pinta de traficantes o de comerciantes.

O. S.- ¿Le proporcionó usted a El Chino las tarjetas telefónicas de la compañía Amena...

J. Z.- Si no lo conozco no se lo puedo proporcionar [...].

O. S.- ¿A partir del 25 de febrero del año 2004 recuerda si vendió, proporcionó, dio a alguna persona más de 10 tarjetas a la vez...?

J. Z.- En la tienda mi trabajo no es vender tarjetas porque este trabajo lo hacen Bakali y Zbakh.

O. S.- ¿Enseñó usted a El Tunecino, a El Chino o a otra persona a sincronizar los teléfonos y a programar la alarma despertador que haría funcionar el modo vibración?

J. Z.- No puedo enseñar lo que yo no sé.

O. S.- ¿Le mostró el interior del teléfono donde se tenían que unir los cables del detonador?

J. Z.- No.

O. S.- ¿Sabe que, de las tarjetas vendidas [en su locutorio], siete se encendieron bajo el repetidor de la localidad de Morata de Tajuña, y una de ellas se recuperó en la bolsa con un artefacto explosivo en la madrugada del día 12 de marzo de 2004 en la comisaría de Puente de Vallecas?

J. Z.- Bueno creo que mi detención... se rompió mi presunción de inocencia por esta tarjeta. O sea, sé que se ha encontrado esa tarjeta en una mochila en Vallecas.

O. S.- ¿Recuerda usted a qué hora llegó a su tienda el día de la comisión de los atentados de Madrid, el día 11 de marzo de 2004?

J. Z.- Un poco más tarde... Llego normalmente a las 11.00 horas. Ese día tardé un poquito en aparcar [...].

O. S.- ¿Dónde estuvo las primeras horas de aquel día?

J. Z.- Aquel día me levanté alrededor de las 10.00 horas. Y desayuné y vine a trabajar, como todos los días.

O. S.- ¿Estuvo con el grupo que partió de Chinchón a la estación de trenes de Alcalá de Henares, o con el otro grupo que salió de Leganés hacia la misma dirección?

J. Z.- Yo nunca había oído Chinchón hasta que fui detenido, y después, de escucharlo por las noticias.

O. S.- ¿No recuerda la palabra Chinchón? ¿Y Morata de Tajuña?

J. Z.- Ni Morata de Tajuña ni Chinchón.

O. S.- ¿Cómo y con quién se desplazó a Alcalá de Henares o a las estaciones donde primero cogió el tren que explosionó en la estación de El Pozo, y luego el tren que explosionó en la estación de Santa Eugenia?

J. Z.- Yo estaba durmiendo, y si estoy durmiendo con mi familia en casa, no puedo desplazarme a ningún sitio.

O. S.- ¿Qué explicación tiene para que le hayan reconocido cuatro personas distintas en el interior de estos dos trenes que explosionaron aquella mañana?

J. Z.- Sí tengo explicación. Al ser detenido, y puesto en los medios de comunicación, me han reconocido porque me han visto por la televisión; entonces, si me han visto, es normal que si te ven una vez te vuelven a reconocer. Aquí hay una persona que declaró el día 12, pero según su testimonio, estaba en el piso de abajo y la mochila se puso arriba o sea que, desde un punto de vista, cualquier niño sabría que es incorrecto, es falso, es mentira.

O. S.- ¿Cuándo conoció a Hasan Haski?

J. Z.- A esta persona no la conozco. Nunca le he visto.

O. S.- ¿Tiene alguna explicación para que esta persona dijera días después de los atentados que había sido su grupo Hamma, entre los que estaba usted, el autor de los hechos de Madrid?

J. Z.- Ellos pueden hablar lo que quieran, pero yo no les conozco.

O. S.- ¿Ha conocido usted a Mohamed Almallah?

J. Z.- No, no no le he conocido y no le conozco.

O.S.- ¿Qué explicación tiene para que haya un contacto telefónico entre usted y Mohamed Almallah?

J. Z.- Una persona llamó desde mi teléfono a ese número [...].

Gómez Bermúdez.- Vamos a aclarar un episodio. Usted dice que cuatro personas, según afirma el Ministerio Fiscal, le reconocen y que puede ser por la televisión y que hay una en concreto que le vio, se supone, en un tren, y dice que la mochila estuvo abajo cuando estaba arriba o viceversa. Relate su versión.

J. Z.- [...] Me pareció un testimonio equivocado porque esta persona dice que ha visto a una persona dejar una mochila en el vagón de abajo, y la mochila explotó en el piso de arriba.

Etiquetas: ,



Lea mas

 

No interesa, y las víctimas son amorales

 

17-02-07



ASI LO CUENTAN

No interesa, y las víctimas son amorales


VICTOR DE LA SERNA

Los rostros, los gestos, las voces en vivo y en directo: tras las dos primeras jornadas del juicio del 11-M, ése es el impacto informativo más poderoso. Tres años de sombras, de sumergirse en agujeros negros y recoger piedrecitas de Pulgarcito, y ahora empezamos a salir de lo abstracto. Ahí estaba ayer ese Jamal Zougam, único inculpado por Del Olmo como autor material, con su buen castellano. Y sus negativas. Todos los hasta ahora fanáticos islamistas niegan serlo. El autosacrificio ritual, proclamando su fidelidad al profeta y su repudio de Occidente, será para los juicios del 11-S, no del 11-M...

(.../...)

Los editoriales de los principales periódicos continuaban ayer a vueltas con los explosivos. El País seguía despreciando el DNT: «Los datos sobre esa composición no cuestionan lo establecido en la instrucción sumarial de que fue Goma 2 Eco, procedente de la mina asturiana Conchita, lo que estalló en los trenes y en los otros escenarios de actuación terrorista». El fluctuante ABC, en cambio, ya no está tan seguro sobre esa Goma 2 Eco: «La aparición de nuevos rastros de explosivo ha podido empañar este arranque de la vista oral. También ha sido motivo, sin duda, para juzgar críticamente la instrucción sumarial, pero aun así lo importante es que también este capítulo esencial del atentado -los explosivos empleados- será aclarado por los peritos, en juicio oral y ante el tribunal sentenciador». ¿Ah, sí?

El País encontró, eso sí, a los malos de la película en la primera jornada: la gran mayoría de las víctimas del terrorismo. Como suena: es «procesalmente anómalo y moralmente escandaloso que dos de las acusaciones que ejercen la acción popular en representación de las víctimas -no la Asociación 11-M Afectados de Terrorismo- compartan estrategia con las defensas para debilitar los indicios de prueba acumulados por la instrucción contra quienes se sientan en el banquillo de los acusados. (...) Parece que buscan dar verosimilitud a las teorías conspiratorias empeñadas en buscar unos supuestos 'autores intelectuales' (o verdaderos culpables) diferentes de los que figuran en los casi 100.000 folios de la instrucción».

Pero como el 11-M fue una tragedia, no fue una noticia. A tan notable conclusión llega Soledad Gallego-Díaz en El País: «El 11-M no fue interesante y resulta ofensivo que algunos periodistas y políticos lo miren con esa mirada de dividendo». Tupido velo, mirada de reojo hacia el poco interesante juicio y a aceptar el veredicto con resignación democrática: toda la doctrina Prisa, resumida en una frase.

Curioso: La Razón no opina, pero sí, en sus páginas, Enrique López, portavoz del CGPJ, que reflexiona sobre esta hora de la verdad: «Coartadas morales, las mínimas, Madrid e Irak están muy lejos y deben seguir estándolo».

Etiquetas: ,



Lea mas

 

Yusef Belhadj y Hasan Haski niegan su participación y condenan los atentados

 

17-02-07



JUICIO POR UNA MASACRE / Los inductores

Yusef Belhadj y Hasan Haski niegan su participación y condenan los atentados


Rechazan que exista el Grupo Islámico Combatiente Marroquí, al que la fiscal acusa de la matanza

MADRID.- Los presuntos autores intelectuales de los atentados del 11-M en Madrid Yusef Belhadj y Hasan Haski condenaron ayer la masacre y negaron cualquier participación en la misma durante la segunda jornada del juicio que se desarrolla en la sede de la Audiencia Nacional en la Casa de Campo de Madrid.

Belhadj, que según la Fiscalía fue quien indicó a la célula terrorista que cometió los ataques la fecha del 11 de marzo de 2004, negó, además, ser Abu Duhana, portavoz de Al Qaeda en Europa. Haski, por su parte, dijo no tener relación con ninguno de los otros procesados y estar dispuesto a «encararse» con cualquiera de ellos que asegure lo contrario. También señaló que no tiene relación alguna con la banda terrorista ETA, algo que calificó como «imposible», ya que no habla español, según informa Europa Press.
(.../...)

La segunda jornada del juicio comenzó minutos después de las 10.00 horas con la declaración de Belhadj, a la que siguió el interrogatorio de Haski, presunto dirigente del Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM), al que se responsabiliza de la masacre.

Ambos se negaron a contestar a las preguntas de la fiscal Olga Sánchez y del resto de acusaciones y defensas personadas en la vista, con excepción de sus abogados. La sesión se alargó más allá de las 14.00 horas para permitir al tribunal realizar un interrogatorio más: el de Jamal Zougam.

Como ya había hecho el jueves otro de los presuntos jefes ideológicos de los terroristas, Rabei Osman, El Egipcio, Belhadj negó cualquier relación con los ataques del 11-M, que condenó junto a «todos los atentados en el mundo». «Estoy en contra de cualquier forma de violencia», afirmó, respondiendo a su letrado, Francisco Andújar.

Belhadj, que se describió a sí mismo como «un musulmán normal», negó todas las acusaciones que se vierten contra él en el escrito de la Fiscalía, como que fuera él quien puso la voz en la grabación reivindicativa de los atentados que apareció en una papelera junto a la mezquita de la M-30, días después del ataque. Negó igualmente haber tenido relación alguna con Osama bin Laden, haberse entrenado con muyahidin o haber reclutado a personas para la yihad en Irak o Afganistán.

Tras la declaración del presunto ideólogo se produjo la de otro de los inspiradores, Hasan Haski, que señaló, tras preguntarle su abogado, José Luis Borraz, si condenaba expresamente la masacre de Madrid, que «cualquier musulmán condena esas cosas» y que no podía consentir que se diga que los musulmanes «atentan contra inocentes y niños, porque el islam desaprueba este tipo de conductas».

Haski negó también su pertenencia al GICM, del que dijo que «no existe, es un grupo ficticio», por lo cuestionó que pueda decirse «dónde está su sede». A la pregunta de su abogado sobre si rechazaba la yihad, Haski respondió que la yihad significa «superación de uno mismo, y también escribir en defensa propia y conseguir medios económicos».

Durante un momento de su interrogatorio, Haski fue preguntado sobre una posible relación con miembros de ETA.

En este punto, Haski elevó la voz y espetó al tribunal: «¿Cómo puedo tener relación con ETA si no hablo en español, ni lo leo? ¿Puedo tener una relación con ellos en el cielo, acaso? Esto es incierto».

Con este mismo tono se refirió Haski al hallazgo en su domicilio de Lanzarote de ácido bórico. Los peritos que analizaron esta sustancia recordaron que también fue encontrada en un piso franco de ETA, referencia que fue eliminada por sus superiores, que por ese motivo se encuentran imputados por falsedad documental. «Es como la película de los medicamentos de las cucarachas», dijo.

Etiquetas:



Lea mas

 

El acusado principal presenta batalla

 

17-02-07



PREGUERIAS

El acusado principal presenta batalla


VICTORIA PREGO

Ayer nos quedamos sin asistir al careo previsto entre la versión que el jueves había dado de sí mismo el hombre del callo en la frente, El Egipcio, y la grabación de las cintas en las que contaba a sus hermanos en el fanatismo que él era el padre y organizador de la matanza de Madrid. Tendremos que esperar hasta el día 26 para poder asistir al acontecimiento: son siete horas de conversaciones las que tiene grabadas la policía italiana y el abogado defensor debe conocer primero los fragmentos que van a ser sometidos a contraste. De modo que Rabei Osman se pasó la mañana de ayer dentro de la cabina en la que, por segundo día, se repitió una escena significativa: él se sienta solo. Todos los demás islamistas acusados se agrupan en los bancos de la habitación blindada dejando en torno a él lo que podría ser una especie de zona instintiva de respeto. Lo cual sugiere inevitablemente al observador que ahí se sienta un jefe y que ese jefe es muy consciente de su autoridad. Y, sin embargo, sentado solo en el canto del banco, con el cuerpo dirigido directamente hacia la silla de los declarantes, casi anhelante, el hombre del callo en la frente se bebió literalmente las palabras de los dos marroquíes de quienes dicen que ocupan con él los puestos de mando de la red del terror.

(.../...)


Al final, y puesto que tampoco ellos, Yusef Belhadj y Hasan Haski, quisieron responder a nadie más que a sus abogados, tuvimos que reconstruir sus vidas y andanzas siguiendo el ordenado hilo de las preguntas de la fiscal. Si todo lo que allí se dijo puede ser demostrado, esos dos cogotes son los de dos fanáticos dispuestos a negar hasta lo innegable -sus convicciones y su locura convertida en fe- porque ni siquiera el orgullo de pertenecer a ese ejército sangriento de Alá está por encima de su determinación para continuar su tarea de exterminio.

Entonces se produjo un quiebro. Dos quiebros en realidad. Y donde había habido silencio o frases apenas musitadas y devueltas luego con la asepsia y el titubeo propios de una traducción simultánea dificultosa, entraron las palabras en torrente. Declaraba Jamal Zougam, acusado de ser uno de los autores material de los crímenes de Atocha que, por primera vez en estas dos jornadas de juicio, sí quiso responder a la fiscal. Y llegó así el segundo quiebro porque, para sorpresa de algunos, el interrogatorio estructurado, sistemático e implacable que la fiscal había practicado con los tres acusados anteriores, perdió energía y densidad. Perdió hasta duración: fue la intervención más corta de Olga Sánchez, pero la más larga de un acusado en lo que llevamos de juicio. Zougam, dijo su defensor, no esperaba tener que declarar ayer por la mañana. Quién lo hubiera dicho. Con un español bien construido, apto para el matiz y también para las reservas, airado a veces y hasta sarcástico, este marroquí que es pieza esencial de la acusación porque es el único que queda vivo de los que Del Olmo consideró autores materiales del atentado, respondió sin aparentes contradicciones al interrogatorio de la fiscal y al de una parte de las acusaciones particulares. Preguntado en ocasiones por el presidente, Gómez Bermúdez, que le forzó a aclarar algunos puntos que él había dejado en nebulosa pero que son determinantes para reconstruir su papel en la tragedia, Zougam demostró que no va a defenderse únicamente con protestas de inocencia y que está dispuesto a no dejarse quebrar. Al término de su declaración, que continuará el lunes, su abogado le transmitió en silencio su clara satisfacción levantando ambos pulgares.

victoria.prego@el-mundo.es

Etiquetas: ,



Lea mas

 

Cara a cara con el monstruo

 

17-02-07



EL BLOC DE

Cara a cara con el monstruo


Luis del Pino

Ideólogos. Las declaraciones han ido hoy más rápido de lo esperado. Se ha acabado el interrogatorio de Yusef Belhadj y de Hasan Haski y se cierra con ello (a falta de interrogar a El Egipcio sobre sus conversaciones grabadas) la presentación de los presuntos autores intelectuales. No hemos podido enterarnos en qué se basa la fiscal para señalar a estos sujetos. No parecen ideólogos, ni líderes religiosos, sino más bien personas de escasa formación intelectual y doctrinal. Tampoco nos hemos enterado de cómo o cuándo organizaron los atentados: viajaban y hablaban por teléfono, sí, pero eso lo hacemos todos. Ellos niegan, como El Egipcio, su pertenencia a organizaciones terroristas. ¿Dónde están las imputaciones concretas? ¿Cuál es el relato de los hechos relativo a la preparación de la masacre? A Belhadj lo extraditaron desde Bélgica porque, según la Policía, era el encapuchado de la cinta de reivindicación del 13-M, pero las pruebas de voz demostraron que no era así.

Parquedad. Por fin hemos podido verle los ojos al monstruo, conocer en vivo la cara del único imputado a quien se acusa de colocar las bombas en los trenes. Y el espectáculo que hemos visto resulta poco comprensible para quien no haya seguido las investigaciones: la fiscal se ha limitado a hacerle un puñado de preguntas. ¿Eso era todo lo que doña Olga tenía que decirle a Jamal Zougam, el culpable oficial del 11-M? Pues qué decepción, ¿no? Claro que, bien mirado, ¿qué demonios le vas a preguntar a alguien cuyas huellas y ADN no aparecen en ningún lugar de la trama; a alguien del que no constan contactos con los restantes compañeros de banquillo; a alguien que lo que ha transmitido, prestándose a contestar en español a todas las preguntas, es que se trata de una persona normal a quien algunos decidieron, por algún motivo, asignar el ingrato papel de cabeza de turco? La sesión del lunes, en la que responderá a su abogado, promete.

Etiquetas: ,



Lea mas

 

Están entre nosotros

 

17-02-07



A SANGRE FRIA

Están entre nosotros


David Gistau

Ese habitáculo en el que por momentos se propaga una chispa de jarana encendida por algunos acusados que se comportan como si estuvieran en el autobús de una despedida de soltero, indiferentes al rigor de su destino y a cualquier escándalo de la conciencia. Ese habitáculo en el cual Rafá Zouhier rotula mensajes merengosos que son como un S.O.S. arrojado al mar dentro de una botella. El cristal no era lo único que establecía una distancia terapéutica entre nosotros y ellos. También lo hacía el idioma. Ese árabe hirsuto, áspero como si cada palabra se despegara de un velcro, que evoca los «desiertos lejanos» y los vídeos montaraces de Al Qaeda, con el atrezo de un AK-47.

(.../...)

Como antes ocurrió con 'El Egipcio', la traducción simultánea nos hizo ajenos a Yusef Belhadj, el que impresionaba a sus sobrinos con hazañas afganas que acaso debían servir como modelo de iniciación, y a Hasan Haski, éste tan tenso durante el interrogatorio sin respuestas de la fiscal Olga Sánchez que para encauzar la cólera jugaba con la batería del traductor como con una PSP. Pudo haber desautorizado el concepto de yihad: eso habría convenido a la imagen calculada de hombre sencillo y familiar cuyo único paraíso anhelado no es el de las huríes, sino el de un permiso de trabajo y un coche en el garaje. Pero no lo hizo, y si ahora el abogado defensor le pregunta por qué le picó cuando le ayudaba a cruzar el río, podrá responderle lo mismo que el escorpión a la rana: «Es mi naturaleza». Es mi credo.

El idioma y la catadura lombrosiana nos hicieron lejanos a Belhadj y Haski. Pero Jamal Zougam, uno de los presuntos autores materiales que metieron la mano en un barril de sangre, que rozaron y miraron sin compadecerse a los que iban a morir reventados, se nos hizo cercano hasta el asco con un castellano algo chulapón y sobrado como el que se aprende en el barrio de Lavapiés que lo mismo le sirvió para ponerse altanero que para urdir tramas que le vincularían con el CNI. Es posible imaginarle hasta un banderín del Atleti en el locutorio, a éste que era de los nuestros por adopción y que en la mañana del 11-M debió de ser el único madrileño que al subirse al coche para ir al curro circuló con fluidez a través de un barrio colapsado por el martirio, sin reparar siquiera en que sus habitantes no buscaban dónde aparcar, sino que se subían la manga para dar su sangre: tremenda capacidad de abstracción.

Si en verdad, como dicen cuatro testigos, Zougam depositó en los trenes una de las mochilas mortíferas, resultaría que él encarna la perfección de los durmientes, de los que están entre nosotros y no en los vídeos del AK-47, integrados en apariencia hasta en el cafelito de media mañana, pero a la espera de que un correo electrónico o un susurro en la mezquita dé la orden. No siempre la convivencia y la prosperidad del negociete rebajan la tentación letal de los iluminados. A veces ocurre que la cercanía no hace sino alimentar aún más el deseo de «castigar a los incrédulos». En su propio barrio, y después de repararles los teléfonos.

Etiquetas: , ,



Lea mas

 

El Gobierno exige que no se hagan «juicios paralelos»

 

17-02-07



JUICIO POR UNA MASACRE / La valoración del Ejecutivo

El Gobierno exige que no se hagan «juicios paralelos»


Respalda la «eficaz y exhaustiva» investigación policial y judicial

FERNANDO GAREA

MADRID.- El Gobierno hizo pública ayer una insólita declaración institucional en la que respaldó la investigación policial y judicial de la masacre del 11-M y exigió que no se hagan «juicios paralelos».

Sin esperar a que nadie le preguntara por el inicio del juicio por la matanza islamista, la vicepresidenta primera y portavoz del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, leyó la declaración oficial desde la mesa de las ruedas de prensa posteriores al Consejo de Ministros en La Moncloa.

(.../...)

Según dijo Fernández de la Vega, «el respeto a las víctimas pasa por el respeto a la Justicia y el respeto a la Justicia exige que no se hagan juicios paralelos y se deje trabajar a los fiscales, a los tribunales, a los abogados, a todas las personas que intervienen en el juicio».

No precisó la portavoz del Gobierno si se refiere a partidos políticos o a medios de comunicación, aunque la declaración se produce en el contexto de una larga vista oral que comienza con voces que discuten la forma en que se ha instruido el sumario previo.

La número dos del Gobierno hizo un respaldo expreso a esa instrucción judicial que ha desembocado en el juicio que arrancó el jueves.

«Vivimos en un Estado de Derecho que funciona con plenas garantías y después del brutal atentado las Fuerzas de Seguridad del Estado han realizado su tarea de manera rápida y eficaz, con una exhaustiva investigación y una eficaz instrucción».

María Teresa Fernández de la Vega añadió que «desde ayer los presuntos culpables se sientan en el banquillo, el Estado de Derecho está funcionando con garantías y ha llegado el momento de la Justicia».

Por eso, Fernández de la Vega pidió que se deje trabajar a la Justicia y afirmó que «su trabajo aportará claridad a los hechos y facilitará la verdad».

Y la portavoz del Ejecutivo mostró la «absoluta confianza en que la Justicia va a hacer como ha venido haciendo su trabajo y lo va a hacer bien».

«Ésa es nuestra esperanza y creemos que el mejor mensaje de solidaridad que podemos transmitir», añadió la vicepresidenta primera en nombre del Gobierno.

En esa petición de respeto a las decisiones judiciales, Fernández de la Vega incluyó como argumento la referencia a las víctimas de la masacre del 11-M.

De hecho, sus primeras palabras sobre este asunto fueron dirigidas directamente a las víctimas de los atentados y a sus familias: «El Gobierno quiere que las víctimas y sus familias sepan que el dolor sigue vivo y compartido por todos los españoles».

Etiquetas:



Lea mas

16.2.07

 

Un principio anodino

 

16-02-07



EL BLOC DE

Un principio anodino


Luis del Pino

Inercia. Comienza el juicio del 11-M. Durante tres años, hemos estado avisando de que nos ocultaban los informes de explosivos de los trenes, que todo el caso está basado en pruebas sobre las que pesan graves sospechas de falsedad. Los hechos han venido a darnos la razón. Los nuevos análisis químicos han revelado que en los focos de los trenes pudieron estallar unas bombas que nada tienen que ver con la Goma 2 ECO en que está cimentada la versión oficial. Hubiera sido normal aplazar el comienzo del juicio hasta aclarar las dudas que existen sobre el arma del crimen, pero la maquinaria judicial no puede ya detenerse: se quiere juzgar a estos precisos imputados y se quiere hacerlo ya. La inercia ha ganado la primera batalla. Aunque no está mal que podamos, por fin, interrogar a los testigos sobre tanto enigma pendiente.


(.../...)


Generalidades. Sin sorpresas en la sesión inaugural. Gómez Bermúdez no va a dejar que un juicio tan complejo se le escape de las manos y rechaza los intentos de plantear cuestiones previas. Se entra directamente a interrogar a los acusados, en el orden marcado por la fiscal. Hubiera sido más lógico comenzar por los autores materiales, porque permitiría a la opinión pública entender mejor qué relación tiene el juicio con los hechos. Pero Olga Sánchez ha preferido enfriar las expectativas y ha elegido comenzar por los presuntos ideólogos de los atentados. Se ha hablado mucho, por tanto, de las tendencias islamistas de uno de los imputados, pero poco del propio 11-M. Quien haya seguido la sesión, sale hoy con la misma idea del atentado que tenía ayer.

Condena. Mohamed El Egipcio ha declarado primero. No estaba en España el 11 de marzo de 2004 y ni siquiera sabía cuánta gente había muerto en Leganés, pero le acusan de ser el autor intelectual de la masacre. Niega cualquier participación en los hechos, cosa lógica, pero también ha condenado la matanza del 11-M. ¿Éste es, de verdad, un peligroso líder islamista?

Etiquetas: ,



Lea mas

 

«Uno de los máximos dirigentes de una organización terrorista internacional»

 

16-02-07



JUICIO POR UNA MASACRE / La clave italiana

«Uno de los máximos dirigentes de una organización terrorista internacional»


La sentencia de un tribunal de Milán que lo condenó a 10 años de cárcel declara probado que 'El Egipcio' integra una red con células en España, Bélgica, Francia, Holanda y Marruecos

PAOLO BIONDANI. Corriere della Sera / EL MUNDO

MILAN.- La sentencia condenatoria que los jueces de Milán han dictado contra Osman Rabei, alias Mohamed el Egipcio, especifica que la Policía posee la «prueba irrefutable» de que éste «era uno de los máximos dirigentes de una organización terrorista internacional activa con varias células locales» no sólo en España, sino también «en Bélgica, Francia, Holanda, Marruecos, Egipto, Siria, Irak y Arabia Saudí».

Rabei, que fue detenido en Italia el 7 de junio de 2004, ha sido procesado y condenado a 10 años por el Tribunal de Milán a causa de este delito asociativo; sin embargo, su implicación en el 11-M es competencia de los magistrados de Madrid. Con todo, según la sentencia italiana, queda «ampliamente demostrado» que El Egipcio fue uno de los «cerebros organizadores, en calidad de reclutador, de los atentados del 11 de marzo y del suicidio del 3 de abril en Leganés».

(.../...)

Tras los atentados, Rabei huyó a Italia y «organizó una nueva red de reclutamiento de jóvenes suicidas para la Guerra en Irak», existiendo «un único hilo conductor entre la matanza del 11-M y los atentados suicidas en Irak».

La sentencia de Milán declara que estos delitos han sido «comprobados más allá de cualquier duda razonable» y que forman parte de una «red terrorista internacional» que relaciona al grupo de Rabei con la matanza de Casablanca (16 de mayo de 2003, 45 muertos), «con el homicidio del cineasta holandés Theo Van Gogh» y con sendos «proyectos», frustrados por las detenciones, de dos nuevos atentados «en Roma» y «contra la organización OSAC, dependiente de la OTAN». Además, la sentencia enumera una serie de indicios que, por primera vez, levantan sospechas acerca de la existencia de un nivel superior de dirigentes.

La sombra de Zawahiri.

El subjefe superior de Policía de Milán, Bruno Megale, declaró que Rabei «es un experto en explosivos y fue artificiero del ejército en Egipto durante tres años», donde los servicios secretos lo clasificaron como «afiliado a la yihad egipcia de Ayman Zawahiri», el número dos de Al Qaeda. En el piso de Milán donde lo detuvieron, Rabei guardaba «una carta de Omar Abdelrahman», el jeque egipcio ciego condenado a cadena perpetua en Estados Unidos por el ataque de 1993 contra las Torres Gemelas. Se trataba de un «llamamiento a todos los musulmanes a combatir en todo el mundo contra los infieles».

El primer rastro de la presencia de Rabei en Europa fue hallado en Alemania. El 30 de junio de 1999 El Egipcio fue «detenido como clandestino y recluido en el centro de Lebach», donde «asumió el papel de imam». Luego, desapareció misteriosamente «coincidiendo con el ataque terrorista del 11-S».

Van Gogh y el grupo de Holanda.

Entre los contactos personales de Rabei, los jueces italianos señalan también a «Ismail Hakni, detenido en Holanda durante las investigaciones sobre el homicidio de Theo Van Gogh». Hakni es el terrorista que «lanzó una bomba de mano contra los policías holandeses que estaban irrumpiendo en su casa» para capturar a los cómplices del asesino del cineasta. El 4 de junio de 2004, durante la visita de Bush a Italia, Rabei fue interceptado mientras revelaba a un joven discípulo, Mohamed Yahia, un nuevo proyecto por entonces secreto. Sólo mencionaba el objetivo y a los cómplices: «Abriremos Roma... como dijo Al Boukari, el compañero del Profeta, 'después de Constantinopla, abriremos Roma'... Entraremos en Roma con los de Holanda».

Los jeques saudíes.

El 24 de mayo de 2004 Rabei, a través de su ordenador, contacta por videoconferencia con dos predicadores wahabíes, a los que considera sus maestros, «los jeques Salman Bin Awda y Alí del Qatar», y les pide una fatwa o pronunciamiento islámico. Rabei explica que su «plan de reunirse con Dios el día 20 del mes que viene» queda aplazado, ya que «el consejo de los religiosos es el siguiente: una persona sólo puede presentarse ante Dios limpia y pura y, por lo tanto, antes debe arreglar todos sus asuntos terrenales». El problema de Rabei era la «esposa tunecina» que «había dejado en Madrid», a la cual consideraba «poseída por el demonio». El Egipcio le pidió a un imam que la exorcizara, pero éste «fue arrestado, acusado de terrorismo».

Rabei pidió a los dos jeques «una autorización específica para inmolarse en un atentado suicida en Irak», y éstos le respondieron que, aunque no lo consideraban inadecuado, «antes debía purificarse y resolver la cuestión de la mujer». Si el dato es cierto, confirmaría que el motor que mueve o frena a los terroristas islámicos es el poder religioso atribuido a sus guías espirituales, los únicos capaces de legitimar el suicidio (prohibido por el Corán).

Etiquetas:



Lea mas

 

Un hombre, dos personajes

 

16-02-07



PREGUERIAS

Un hombre, dos personajes


VICTORIA PREGO

Vayamos con calma, que esto no ha hecho más que empezar. La sesión inaugural del juicio del 11-M careció casi por completo de la carga de emoción que, sin embargo, merece, y que parte de la opinión pública, pero también los partidos políticos, tienen depositada en él. Si exceptuamos la beligerante actitud de Pilar Manjón, presidenta de la asociación mayoritaria de víctimas de aquel atentado, quien hizo notar desde el primer minuto a los acusados que está decidida a perseguirles moral y judicialmente hasta donde sus fuerzas se lo permitan, el resto de los afectados se comportó con una mesura sorprendente. Tanto, que ni siquiera la sala habilitada para ellos llegó ni remotamente a llenarse. Puede que no se atrevieran aún a enfrentarse a quienes están señalados como los causantes de tanta tragedia. Puede que hayan querido esperar a que los periodistas vayamos abandonando el campo para ir acudiendo, poco a poco, a hacer lo que ayer hizo Manjón: mirarles a la cara uno por uno y retarles con su presencia. El caso es que asistieron pocas víctimas y las que lo hicieron se comportaron con extrema discreción, como en voz baja. Nada que ver con los últimos juicios contra los grandes asesinos de ETA, en los que familiares de los muertos dejan resbalar incontenible su ira ante los cristales blindados que encierran a los terroristas.

(.../...)


No fue por tanto la de ayer una sesión cargada de electricidad, pero sí permitió hacer dos constataciones importantes.

La primera, que a partir del momento en que el llamado 'El Egipcio' se decidió a hablar, pudimos los presentes atisbar por dónde pueden ir algunas cosas en esta vista que va a durar meses. Puede que muchos de los acusados, y no sólo éste, vayan a presentarse como víctimas inocentes de una injusticia sin base. Habrá que esperar a la presentación de pruebas para comprobar si es posible pulverizar esa versión arcangélica. Éstos serán los momentos clave: todas las ocasiones en las que las pruebas inculpatorias se presenten y permitan al tribunal -y en cierto modo a los observadores- calibrar la solidez de los datos que señalan la responsabilidad criminal de estos 28 hombres y de esta mujer. Hoy mismo tendremos la primera oportunidad: asistiremos al enfrentamiento de Rabei Osman con su propio personaje. Hoy se celebra una especie de careo entre la versión ovina que él ofreció ayer de sí mismo y las cintas grabadas en las que el propio acusado se jacta de haber inspirado y planificado la matanza. El hecho, ya apuntado por este periódico, de que en sus conversaciones telefónicas intervenidas por la policía haya cometido errores de bulto sobre datos que él debería conocer perfectamente si fuera verdad que había organizado el crimen, otorga mucho interés a la sesión de hoy por la mañana.

Por lo que se refiere al tribunal, se vio ayer con nitidez que su presidente, Gómez Bermúdez, no está ni mínimamente dispuesto a que las partes intenten conducir el juicio según su conveniencia. Es muy posible que con dos o tres jornadas más nadie albergue ya la menor duda de que las cosas se van a hacer bien y se van a hacer todo lo rápido que el rigor procesal permita. Bromas, ni una.

victoria.prego@el-mundo.es

Etiquetas: ,



Lea mas

 

Un tipo modesto

 

16-02-07



A SANGRE FRIA

Un tipo modesto


David Gistau

Más allá del perímetro policial, había corredores en chándal y paseantes con perro. El simulacro de una mañana cualquiera en la Casa de Campo, rota por el zumbido del helicóptero y por el trasiego de los furgones celulares que aún preservaban el misterio de los rostros. Sobre todo, rota por la procesión de los dolientes. Las víctimas caminaban como si desde la avenida de Portugal hasta la puerta del búnquer de ladrillo hubieran de atravesar como funambulistas un fino alambre anímico: los psicólogos, los botiquines, eran la red tendida para amortiguar el golpe de los que fueran cayendo. Dentro, a los 29 de la infamia, Pilar Manjón los recibió a portagayola, con una mirada que acaso sea la más viva de las que le quedan y que intentaba decir lo que James Stewart en un Western: «Cada vez que te des la vuelta, ahí estaré yo, persiguiéndote». Una mota de polvo que se agranda.


Oscar Wilde decía que él sólo necesitaba un público.

(.../...)

En la medida en que también puedan tenerlo y necesitarlo los autores de una masacre celebrada en la rapsodia de su ambiente, resulta que Rabei Osman El Sayed, El Egipcio, decepcionó al suyo. No le pudo el ego, como en esas conversaciones telefónicas intervenidas por la policía italiana en las que se ufanaba del atentado como si hubiera dejado impresa la primera huella en la Luna. Tampoco se comportó como los etarras que patean el cristal del habitáculo, cargados de orgullo de ser y entregados a su público.

Hubo de reparar mediante un receso de cinco minutos, una descoordinación con su abogado defensor. Pero, cuando por fin se avino a responder a sus preguntas, fue para retratarse, metido en su abrigo que le quedaba grande e impostando cortesías y respetos, como un paria cualquiera de los que descubren en las luces de costa europeas una oportunidad de mejorar. Como un náufrago social, piadoso, negado a cualquier habilidad, incapaz incluso de enviar sin ayuda un correo electrónico -no digamos, entonces, de aportar conocimientos sobre explosivos a un plan criminal-, que habría malvivido en las calles amparándose en la caridad. Se puso a condenar las acciones de la yihad, 11-M y 11-S incluidos, y si le dejan habría condenado incluso la toma de Jerusalén por Saladino antes de desear la paz mundial igual que una reina de la belleza.

Por más que El Egipcio se pretendiera incapaz hasta de colarse en el Metro, sobre esa silla estaba sentado el presunto organizador del más cruel atentado de nuestra Historia. Que según las escuchas, por cierto, habría sido tramado dos años y medio antes del 11-M: antes, por tanto, de esa fotografía en Azores que tanto ha servido como coartada y como justificante. Al observarle, uno se preguntaba por qué El Egipcio no es para la sociedad española lo mismo que Bin Laden para la estadounidense: un rostro en un cartel de Wanted. Por qué los corredores en chándal y los paseantes con perro vivían una mañana cualquiera llena de desdén por el asesino, y eso si es que les suena.

Ocurre que todo el odio alentado por aquella jornada terrible se volcó en Aznar: contra él tuvo lugar la catarsis colectiva. Aliviada así la ira, cabe preguntarse si a alguien le importa todavía si El Egipcio es algo más que un vendedor de bolsos que tenía discusiones con su mujer y problemas para llegar a fin de mes. Gente de la que viajaba en los trenes.

Etiquetas: , ,



Lea mas

15.2.07

 

Un documento del Ministerio de Industria dice que el DNT no forma parte de la Goma 2 ECO

 

15-02-07



JUICIO POR UNA MASACRE / Los análisis periciales

Un documento del Ministerio de Industria dice que el DNT no forma parte de la Goma 2 ECO


Subraya que UEE decidió empezar a fabricar esta dinamita en lugar de la Goma 2 EC precisamente para eliminar el dinitrotolueno por razones ecológicas


PABLO JAUREGUI

MADRID. - Un informe financiado por el Ministerio de Industria señala que la característica fundamental que define a la Goma 2 ECO y la distingue de su versión anterior (la Goma 2 EC) es la ausencia total de dinitrotolueno (DNT). Ésta es, sin embargo, una de las sustancias que se han encontrado en los focos de las explosiones del 11-M.


Este informe demuestra, por lo tanto, que el explosivo que estalló aquella trágica mañana no pudo ser Goma 2 ECO, salvo que se hubiera producido una insólita contaminación con DNT en su proceso de elaboración, debido a una gravísima negligencia de la empresa fabricante.
(.../...)

Ayer, algunos medios siguieron apoyándose en la tesis de la contaminación para llegar a la conclusión de que la dinamita que se utilizó en la masacre fue Goma 2 ECO, mezclada accidentalmente con DNT durante su fabricación. Sin embargo, si ayer todos los expertos consultados por EL MUNDO reaccionaron con enorme escepticismo ante esta posibilidad, el informe de Industria cuestiona todavía más su verosimilitud.

Imagínese que alguien le vendiera un cafe descafeinado con cafeína, una cerveza sin alcohol que le dejara colocado, o un refresco light repleto de azúcar. Pues un fraude de este calibre es lo que supondría que una empresa de explosivos fabricara Goma 2 ECO contaminada con DNT. Según el citado informe -elaborado por la Fundación Entorno como parte de un estudio sobre las mejoras ambientales en diferentes sectores de la industria española- la Goma 2 ECO, por definición, no puede contener DNT. De hecho, podría decirse que la razón de ser de este explosivo, o su seña de identidad, es precisamente que carece del componente que se ha descubierto en los focos de las explosiones del 11-M.

El informe explica que el desarrollo de la Goma 2 ECO se enmarcó, a finales de los años 90, dentro de la adhesión de la Unión Española de Explosivos (UEE) a los principios de la llamada Iniciativa Europea de Eco-Eficiencia, un programa de la UE concebido para disminuir progresivamente el impacto medioambiental de la actividad industrial en nuestro continente.

Con este objetivo en mente, las empresas españolas de explosivos empezaron a investigar nuevas fórmulas que resultaran menos dañinas desde el punto de vista ecológico. Y fue entonces cuando surgió la idea de tranformar el producto líder en el mercado español de las dinamitas, la Goma 2 EC, en un explosivo más verde. ¿Cómo? Pues precisamente eliminando por completo el DNT, un producto que se ha utilizado durante décadas en la industria de explosivos por su eficiencia a la hora de desencadenar la detonación, pero que resulta altamente tóxico para el medio ambiente.

Menos gases nocivos

Inicialmente, señala el informe, «el objetivo era obtener un explosivo con el mínimo DNT, que mantuviera los niveles de energía, mediante la adición de otros materiales inocuos». Sin embargo, finalmente, los técnicos que se dedicaron a buscar una fórmula más ecológica de Goma 2 EC fueron aún más lejos, ya que lograron mantener la misma capacidad detonadora, pero eliminando por completo el DNT.

«El objetivo inicial se ha obtenido y mejorado», destaca el informe, «ya que la reducción primeramente deseada se ha extendido hasta la eliminación total del DNT, lo cual ha permitido el desarrollo de un nuevo producto denominado Goma 2 ECO ('Goma sin DNT') por UEE». Ese paréntesis -'Goma sin DNT'- demuestra hasta qué punto la característica fundamental de la Goma 2 ECO -es decir, lo que define su especificidad, diferenciándola de su versión más primitiva y tóxica- es justamente la ausencia total de DNT.

Mediante la eliminación de este componente, se consigue que la nueva versión ecológica de la Goma 2 genere una cantidad mucho menor de gases dañinos -fundamentalmente monóxido de carbono y óxidos de nitrógeno- durante la detonación del explosivo. Al mismo tiempo, el informe señala que las mejoras ambientales del nuevo producto suponen una reducción en el coste de producción de más de 12.000 euros al año. En definitiva, si lo que estalló en los trenes el 11-M era Goma 2 ECO, sólo pudo deberse a una chapuza descomunal del fabricante.

Etiquetas: ,



Lea mas

 

El supuesto 'cerebro' del 11-M niega su intervención y condena la masacre

 

15-02-07



Juicio por una masacre / Día 1

El supuesto 'cerebro' del 11-M niega su intervención y condena la masacre



Rabei Osman, 'El Egipcio', asegura que salió de España en febrero de 2003 y no regresó hasta su detención en Italia Declara que no sabe de explosivos y que a 'El Tunecino' sólo lo conoció como profesor de castellano


MANUEL MARRACO

MADRID.- «Abadan, abadan». Nunca, nunca. Esa fue la palabra repetida continuamente por Rabei Osman, El Egipcio, para rechazar cualquier relación con el 11-M y con organizaciones islamistas.

La pregunta inicial que contestó el primer interrogado en el juicio por la masacre no fue comprometida, pero sí directa: «¿Ha tenido usted alguna relación, por mínima que sea, con el 11-M?», formuló su abogado. «Nunca he tenido ninguna relación con lo sucedido en Madrid», afirmó.
(.../...)

La respuesta pretendía evitar que, dentro de unos meses, el tribunal asuma la tesis del Ministerio Público y le condene a 38.656 años de cárcel. Esa es la pena solicitada por los fiscales Olga Sánchez y Carlos Bautista. En su escrito de acusación, mantienen que Rabei Osman fue, junto a otros dos procesados, el inductor del 11-M. También a eso hubo respuesta: «Nunca, nunca he inducido a ninguna persona o grupo. Lo reitero: nunca».

Frente a sus palabras de ayer, pesan las pronunciadas semanas después de la masacre, grabadas por la Policía italiana: «Los atentados de Madrid son un proyecto mío», dijo.

El primero de los 29 procesados ya ha dicho 'no'. La autoproclamación de inocencia de 'El Egipcio' dio ayer la salida al juicio por la masacre. Como harán los siguientes interrogados, negó ser un islamista radical, pese a que la Fiscalía le considera uno de los cuatro inductores de los atentados

El Egipcio se sentó ante el micrófono con aspecto tranquilo y la mirada baja. Su imagen no era la misma que hace dos años, cuando llegó detenido a España. Se ha dejado barba y la cicatriz de la frente, provocada por los rezos continuos, se ha suavizado.

El primer procesado en comparecer ante el tribunal -Javier Gómez Bermúdez (presidente), Alfonso Guevara y Fernando García Nicolás- no arrojó luz sobre la masacre. Sólo respondió a su abogado, e incluso eso se lo pensó. Su primera respuesta al presidente, que acababa de leerle los cargos, fue en otro sentido. «No reconozco ninguna acusación. No voy a contestar a ninguna pregunta, ni siquiera a mi defensa», dijo. Hizo falta una conversación en privado con su abogado para convencerle de que lo hiciera.

Eran las 10.45 horas. Apenas un cuarto de hora antes se había cerrado la puerta de la Sala especial de la Casa de Campo para que tres magistrados, tres fiscales y 49 abogados comenzasen a resolver el papel de 29 acusados en la matanza de Madrid.

La primera sesión de la vista oral no pasó del primer acusado. Sin embargo, su arranque fue fulminante. El presidente del tribunal rechazó de manera tajante que los letrados plantearan cualquier tipo de cuestión ajena al inmediato interrogatorio.

Las respuestas de El Egipcio llegaron por la tarde. Su abogado defensor, Endika Zulueta, fue dibujando la imagen de un joven egipcio normal: se ganaba la vida como electricista, cumplió sólo el servicio militar que era obligatorio y «nunca, nunca», tuvo conocimientos de explosivos. Según dijo, su salida del país hacia Europa significaba hacer lo que otros muchos, mejorar «socioeconómicamente». Además, si las autoridades egipcias hubieran sospechado de su militancia islamista, jamás le hubieran concedido los documentos oficiales que le permitieron viajar a Alemania.

Pasó por Francia y, finalmente, en 2001, «las noticias de una regularización de inmigrantes» le llevaron a Madrid. Además, según su versión, se marchó de España en febrero de 2003, un año antes de los atentados, y no volvió hasta su extradición.

Por el contrario, la Fiscalía mantiene -basándose en datos ofrecidos por su teléfono móvil y en pinchazos telefónicos posteriores- que El Egipcio «estuvo en España a finales de enero de 2004».

Otras respuestas sirvieron para insistir en la primera: «Obviamente, condeno los atentados [de Madrid] incondicional y totalmente. Ésta es una convicción que yo tengo muy clara y absoluta», dijo.

El Egipcio negó conocer a algunas personas relacionadas con la investigación. Sí, de manera superficial, a otras, como los también procesados Basel Ghalyoun y Jamal Zougam. A quien más conoció fue a El Tunecino, muerto en Leganés y supuesto responsable de la célula en Madrid. «Mi relación se limitaba a que yo era un alumno más en sus clases de español», dijo. Igualmente, negó haber suministrado vídeos y cintas sobre la yihad a la célula del 11 -M, como afirma la Fiscalía.

Las preguntas que quedaron en el aire fueron las de la fiscal Olga Sánchez, acompañada ayer por el fiscal jefe, Javier Zaragoza. Aun sin respuesta, servían para reconstruir la acusación: «¿Abrió una cuenta de correo dando por fecha de nacimiento 11 de Marzo de 1970?»; «¿qué significa la sura 70?; «¿es la que se refiere al juicio final?»; «¿Estaba adoctrinando a Yahia [detenido en Italia] para el martirio?» En ese punto culminante recurrió a las grabaciones obtenidas en su propia casa. «¿Le dijo muy bajo y con cautela: 'Los atentados de Madrid son un proyecto mío'; 'El hilo de Madrid fui yo?»

La parsimonia con la que el abogado de la defensa formuló las cuestiones fue interrumpida constantemente por el presidente. «No ha lugar», por ejemplo, a «si considera que el Islam es una religión de paz». Tampoco a si tenía noticia de que su ADN o huellas hubieran aparecido en algún lugar relacionado con la masacre.

En alguna ocasión, la respuesta del presidente no fue tan escueta. El momento más tenso llegó tras el enésimo «no ha lugar». Gómez Bermúdez pidió al abogado que no insistiera en lo que ya se había escuchado horas antes, al dar lectura a la declaración de El Egipcio ante el juez Juan del Olmo. El abogado respondió que él no sabía si su defendido iba a responder exactamente lo mismo o algo diferente. «Ah, que está usted haciendo de acusación...», replicó el presidente. «Ese comentario sobra, señoría», fue la respuesta tras unos instantes de silencio del letrado y de rumores en la sala.

También los intérpretes tuvieron su dosis de severidad. Las cosas no salieron bien cuando tocó traducir un documento matrimonial de El Egipcio. «Parece que los intérpretes no están finos esta tarde. Suspendemos la sesión 10 minutos. Quiero a los intérpretes en mi despacho inmediatamente», dijo Gómez Bermúdez

Minutos después concluyeron las preguntas de la defensa. Fue antes de llegar al apartado más comprometido: las conversaciones grabadas por la Policía Antiterrorista italiana (Digos) en las semanas previas a su detención, el 8 de junio de 2004. El abogado pidió escucharlas en privado con El Egipcio, antes de seguir preguntándole. El tribunal, que había admitido previamente esta petición, suspendió la vista hasta hoy por la mañana. En ese punto, previsiblemente, se retomará el juicio.

La cita vuelve a ser las 10. 00 horas. Entonces se podrá repetirse la imagen de ayer, poco antes de abrir las puertas a los familiares de las víctimas y a los acusados en libertad provisional: Pilar Manjón, aguardando en la pequeña antesala junto a procesados como Carmen Toro, los hermanos Moussaten o el propio Saed Harrak, presunto miembro de la célula y que se encuentra en libertad por un error de Del Olmo.

La presidenta de la Asociación de Víctimas del 11-M se sentó y volvió a levantarse para encarar a otros acusados, los que están presos, conforme la Policía los introducía en la cabina blindada. A su lado otras víctimas iban dando nombre a las caras con las fotografías publicadas en la prensa. Había también miembros de la Asociación de Ayuda a Víctimas del 11-M, pero no su presidenta, Angeles Domínguez, que ayer no se sintió con fuerzas para asistir.

Etiquetas: ,



Lea mas

 

Los Peones Negros pedirán a la Audiencia Nacional que se analice la ropa de una de las víctimas del 11-M

 


PARA DAR MUESTRAS SUFICIENTES A LOS ANALISTAS
Los Peones Negros pedirán a la Audiencia Nacional que se analice la ropa de una de las víctimas del 11-M
El movimiento cívico Peones Negros, constituido ya en asociación, ha anunciado que la próxima semana llevará a la Audiencia Nacional la ropa que llevaba una de las víctimas del 11-M cuando estalló el tren de la calle Téllez donde viajaba. El objetivo de esta iniciativa es ofrecer a los peritos unas muestras que permitan determinar, con claridad, la clase de sustancia que estalló aquel fatídico día. Los análisis efectuados hasta ahora revelan la existencia de dinitrotolueno (DNT), lo que descarta que el explosivo utilizado fuera Goma 2 ECO. No obstante, los peritos advirtieron de que la escasez de las muestras "no permite un análisis completo". El PP ya ha exigido claridad para saber "qué ha pasado" el 11-M.

Leer el resto de la noticia aqui.

Etiquetas: , ,



Lea mas

 

Varios peritos sospechan que el explosivo que estalló en los trenes es diferente al resto

 

15-02-07



Juicio por una masacre


Varios peritos sospechan que el explosivo que estalló en los trenes es diferente al resto

Casi tres años después comienza el juicio contra los presuntos autores de los atentados del 11-M en los que murieron 192 personas y más de 1.500 resultaron heridas. El proceso se iniciará hoy sin que aún se conozca cuál fue el material explosivo utilizado por los terroristas para perpetrar la acción.

MADRID.- Los peritos que han participado en la prueba pericial encargada por la Audiencia Nacional sospechan que el explosivo utilizado en la masacre de Madrid no es el mismo que fue localizado posteriormente en Leganés, en la Renault Kangoo, en Morata de Tajuña y en Mocejón, junto a las vías del AVE.

Según explicaron a este periódico fuentes de la investigación, esta sospecha se avala por la proporción de dinitrotolueno detectada en los focos de los atentados con respecto a lo detectado en lo que se considera pruebas que demuestran que el material utilizado en la matanza fue Goma 2 ECO: la mochila de Vallecas, los restos de la furgoneta, lo detectado en el piso de Leganés tras la explosión, la finca de Morata de Tajuña y el material incautado por la Guardia Civil en Toledo, tras el frustrado atentado en las vías del AVE.

(.../...)

Al parecer, según estas fuentes, la proporción de esta sustancia en el material analizado en los focos de las explosiones es sensiblemente superior a la encontrada en el resto de pruebas. Esto hace creer a los especialistas que lo que estalló en los trenes el 11-M no es el mismo producto explosivo que se encontraba en las pruebas que servirán de base a partir de hoy para juzgar a los ahora procesados.

Estos especialistas se han mostrado sorprendidos ya que, pese al paso del tiempo (tres años) y el uso de los tedax de agua y acetona para lavar los restos de los focos, se han localizado trazos mucho más importantes de dinitrotolueno que los localizados en lo que sirve de piezas clave en la versión oficial. Versión que siempre ha sostenido que el material explosivo utilizado para la masacre fue Goma 2 ECO.

Una parte de los peritos que ha participado en el peritaje sostiene que el dinitrotolueno es un elemento del material que estalló el 11-M, y que lo localizado en el resto de material (furgoneta, mochila, Leganés y Mocejón) en pequeña cantidad puede ser una contaminación, y no al contrario.

La Goma 2 ECO no tiene entre sus componentes dinitrotolueno, como bien dejó constancia la Guardia Civil en los informes remitidos a la Audiencia Nacional durante la instrucción del sumario del 11-M. Y también fueron contundentes los informes facilitados por los tedax, entonces dirigidos por el comisario Sánchez Manzano, sobre los componentes de los explosivos localizados en los focos de las explosiones. En estos informes, estos especialistas cerraban las puertas a que se tratara de otro tipo de Goma 2 diferente a la ECO de tipo EC. «Es preciso aclarar en este punto que tal explosivo no ha sido ocupado ni detectado en ningún momento, que el explosivo identificado ha sido Goma 2 ECO, como se referenció en su día en todos los informes que se emitieron en esta unidad». También la fiscal del caso, Olga Sánchez, fue muy precisa sobre el tipo de explosivo utilizado en la masacre: «El explosivo es Goma 2 ECO; es lo que estalló en los trenes y en Leganés. Es un tipo de explosivo que no tiene nada que ver con titadyn, cloratita, amosal... ¡Ya vale!».

A los especialistas les ha sorprendido que esta sustancia no haya sido localizada en grandes proporciones en el zulo que los presuntos terroristas elaboraron en la finca de Morata de Tajuña para preparar las mochilas con las bombas. En ese zulo, los constructores colocaron en sus paredes polispán. Según los especialistas, si el explosivo manejado allí hubiera llevado dinitrotolueno con proporción similar a la localizada en los focos, esta sustancia hubiera quedado impregnada en esas paredes.

Otra de las sustancias localizadas en este último análisis pericial, requerido por la propia sala que juzgará el 11-M, es el nitroglicol. Tanto el dinitrotolueno como el nitroglicol forman parte de los componentes de la dinamita Titadyn 30, robada por la organización terrorista ETA en 1999 en la localidad francesa de Plevin. En aquella ocasión, los terroristas consiguieron sustraer más de ocho toneladas de dinamita de un polvorín francés. Tanto el Tytadin 30 como la Goma 2 EC tienen entre sus componentes los elementos detectados en los focos de las explosiones: el nitroglicol y el dinitrotolueno.

Los estudios de los peritos no son aún definitivos. De momento no apuntan ninguna hipótesis sobre el material utilizado por los terroristas para perpetrar la masacre de Madrid. Según explicaron estas fuentes, los resultados definitivos de los análisis tardarán cerca de dos semanas en finalizar. Eso supondrá que el juicio debería estar camino de la tercera semana antes de que los informes finales sobre los explosivos de la masacre llegaran a poder de los jueces.

Etiquetas: ,



Lea mas

 

TRES FALACIAS OFICIALISTAS SOBRE EL INFORME DE LOS EXPLOSIVOS

 

15-02-07



Editorial

TRES FALACIAS OFICIALISTAS SOBRE EL INFORME DE LOS EXPLOSIVOS


La difusión del informe preliminar sobre los explosivos del 11-M volvió ayer a desatar el torbellino de confusión intencionada que ha rodeado desde el inicio la investigación de los atentados. La prensa gubernamental, que siempre se apuntó a la ciega tesis del «vale ya» y nunca mostró interés por que se llevaran a cabo estos análisis, trata ahora de presentar falsamente sus resultados como el aval de la versión oficial y de su propio e interesado conformismo.

Nada más lejos de la realidad. Como ya dijimos ayer en estas páginas, lo más importante de las pruebas es que han detectado una sustancia -dinitrotolueno (DNT)- que no está entre los componentes de la Goma 2 ECO, la sustancia con la que traficaban Toro y Trashorras y que según la policía había causado la masacre.
(.../...)

Emboscados en la alta dificultad técnica del asunto, las dos cabeceras oficialistas no tuvieron ayer reparos en difundir tres afirmaciones falsas pero muy fácilmente rebatibles. La primera es que el hallazgo de DNT demuestra que lo que explotó en el 11-M fue Goma 2 ECO. No es cierto. Como ya advertimos ayer, la presencia de DNT demuestra justo lo contrario: que lo único que no pudo estallar en los trenes es Goma 2 ECO, en cuya fórmula no se halla esta sustancia. Así lo dicen la Guardia Civil y la propia empresa que lo fabrica.

La segunda falacia es que la presencia de DNT no sólo en los focos de los trenes sino también en los otros restos demuestra que se trata del mismo explosivo en todos los casos. Tampoco es cierto. A la espera de análisis cuantitativos que determinen -si todavía es posible- cuáles son sus proporciones exactas, son varios los peritos que piensan que el explosivo de los trenes no es el mismo que el resto. El motivo es que el nivel de DNT en uno y otro caso es muy diferente. Si en el explosivo intacto de Vallecas, Mocejón, Leganés y la Kangoo aparece en cantidades casi imperceptibles -hasta el punto de que pasaron inadvertidas en los análisis de la Policía Científica-, en los restos de los trenes su rastro es mucho mayor, de tal manera que ni la explosión ni los tres años ni el corrosivo efecto de la acetona con la que se les ha lavado lo ha hecho desaparecer. Así como en el primer caso esto podría achacarse a una contaminación, en el de los trenes el rastro es tan intenso que ésta es muy improbable.

La tercera falacia es que la aparición junto al DNT de nitroglicol en los análisis descarta definitivamente que fuera Tita-dyn lo que estalló en los trenes. Quienes defienden esta tesis aseguran que en la fórmula de esta dinamita no hay nitroglicol sino nitroglicerina. No es cierto. No lo hay en algunas variedades, pero sí en el Titadyn 30. De hecho, entre los explosivos que se han barajado sólo dos incluyen DNT y nitroglicol: la Goma 2 EC y el Titadyn 30. Ni uno ni otro podían haber salido de Mina Conchita. Sin embargo, ETA sí tenía Titadyn 30: lo robó en Plévin en 1999.

A diferencia de nuestros competidores, nosotros no tenemos ninguna versión cerrada sobre la masacre. No hemos hecho otra cosa que intentar arrojar luz sobre sus puntos oscuros, abriendo nuevas vías para la Justicia. Si el instructor hubiera explorado algunas de ellas, no estaríamos aún discutiendo qué explosivo mató a casi 200 personas en 2004. Ojalá el juicio que hoy se inicia sirva para descubrir la verdad. Hace tres años habría sido posible. Hoy, desde luego, es mucho más difícil.

Etiquetas: , ,



Lea mas

 

Las dos Españas de las víctimas

 

15-02-07



Las dos Españas de las víctimas


MADRID. - A las víctimas les salpicó sangre de igual color, pero llevan una bandera distinta en el día en que se empieza a desenredar la madeja. Tres serán las acusaciones populares: la Asociación de Afectados del 11-M, la Asociación de Víctimas del Terrorismo y la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M.


La Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M afirmó ayer que la información publicada sobre la existencia de dinitrotolueno en el informe pericial sobre los restos de explosivos utilizados en el atentado da un «giro radical» a la investigación y «pone en entredicho la denominada versión oficial mantenida hasta el momento». La asociación planteó que en «ningún modo aceptará un cierre en falso de la causa», ya que «lo mínimo que merecen las víctimas es el completo esclarecimiento» de las circunstancias que rodearon al atentado.

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Afectados del 11-M, Pilar Manjón, dijo que el borrador del informe sobre los explosivos del 11-M desvincula a ETA del atentado de Madrid e indicó que la comparecencia de tres etarras, entre ellos Henri Parot, en el juicio que comienza responde a «garantías procesales de la defensa». Manjón subrayó que «el tema de las mochilas y del ácido bórico se ha caído por su propio peso».

Etiquetas: , ,



Lea mas

 

Una nueva línea de investigación

 

15-02-07



Una nueva línea de investigación


MADRID/CADIZ. - El PP pidió ayer, a través de su diputada Alicia Castro, «abrir una nueva línea de investigación» sobre los atentados del 11-M si se confirma que el explosivo utilizado en la masacre no es Goma 2 ECO, ya que, en ese caso, el sumario elaborado por el juez de la Audiencia Nacional, Juan del Olmo, «se caería por su propio peso».


Castro, que formó parte de la comisión parlamentaria que investigó el 11-M, afirmó que es «muy revelador» que el juicio comience con un nuevo informe policial que admite la presencia de una sustancia llamada dinitrotolueno (DNT) en los explosivos.

(.../...)

La diputada señaló que, de confirmarse estos extremos, «la instrucción se caería por sí misma y todos los coros que se empeñan en decir que el DNT forma parte de la Goma 2 ECO estarían falseando la verdad a la opinión pública».

Por su parte, el líder del PP, Mariano Rajoy, se mostró prudente al ser preguntado por el informe de los peritos y el hecho de que los restos fueran lavados con acetona y agua. «Yo, en ese asunto», señaló, «espero a las decisiones de los tribunales, no voy a entrar en eso. Es un asunto ciertamente polémico. Yo lo que quiero es claridad, que se explique a los españoles qué tipo de explosivo es y qué es lo que ha pasado».

Etiquetas: ,



Lea mas

 

Los expertos dudan que pudiera contaminarse la Goma 2 ECO

 

15-02-07



JUICIO POR UNA MASACRE / Los explosivos

Los expertos dudan que pudiera contaminarse la Goma 2 ECO


Consideran inverosímil que el hallazgo de dinitrotolueno pueda deberse a que este ingrediente se mezclara con el explosivo durante su fabricación

PABLO JAUREGUI

MADRID.- El hallazgo de dinitrotolueno (DNT) en los restos de los explosivos que segaron la vida de 192 personas en la masacre de Madrid supone un jarro de agua fría para todos aquellos que creían que en la investigación del 11-M, todo está claro. La aparición de esta sustancia, que no forma parte de la Goma 2 ECO, significa que, lejos de aclarar la pregunta clave del tipo de explosivos que se utilizaron en la masacre, el informe pericial que acaba de conocerse ha convertido esta cuestión en un enigma áun mayor.


A pesar de que ayer, algunos medios de comunicación intentaron quitar hierro al asunto de inmediato, argumentando que la Goma 2 ECO pudo contaminarse con DNT de forma accidental durante su fabricación, diversos expertos consultados por EL MUNDO reaccionaron con enorme escepticismo ante esta explicación.
(.../...)


«A mí se me hace muy difícil creer que se haya podido producir una contaminación en la fábrica. Si el DNT se ha encontrado en todos los focos, lo más probable es que fuera uno de los ingredientes del explosivo utilizado», asegura José Angel Sanchidrián, profesor de Explosivos de la Escuela Técnica Superior de Minas de la Universidad Politécnica de Madrid. Este experto especula que quizás las amasadoras que se utilizan en el proceso de fabricación de los explosivos pudieron haber dejado algún rastro de DNT en la Goma 2 ECO, teniendo en cuenta que en el pasado se fabricaba la versión antigua de este explosivo en estas mismas máquinas.

Sin embargo, el profesor Sanchidrián considera que «en todo caso, serían trazas muy pequeñas, de porcentajes muy poco significativos». Este especialista, por lo tanto, cree que será fundamental conocer las cantidades precisas de DNT que se han encontrado en los focos de las explosiones para saber si es mínimamente creíble la hipótesis de una contaminación accidental en la fábrica de explosivos. «En todo caso, a mí me parece muy extraña la posibilidad de una contaminación», afirma Sanchidrián.

Lo mismo opina Miguel Torres, un veterano técnico en detonación de explosivos para quien la idea de que la Goma 2 ECO pudiera contaminarse en una fábrica con DNT al mezclarse con los componentes de su versión más primitiva resulta poco menos que imposible. «Las fábricas de explosivos no son como talleres mecánicos llenos de grasa, sino más bien como quirófanos. Tienen unas normas de seguridad realmente extraordinarias y un nivel de pulcritud de mucho cuidado. Por lo tanto, me parece muy poco verosímil la posibilidad de que se haya contaminado la Goma 2 ECO», asegura este experto.

Pero entonces, ¿cómo puede explicarse la presencia del DNT en los focos de las explosiones? En principio, sólo cabrían dos posibilidades: o bien Emilio Suárez Trashorras incluyó al menos algo de Goma 2 EC (la versión antigua de la Goma 2 ECO, que sí contiene DNT), o bien el explosivo que se utilizó era de otra clase. Y con relación a esta última hipótesis, según los expertos consultados, no puede descartarse que lo que estalló aquella trágica mañana en Madrid fuera Titadyn, el explosivo habitualmente utilizado por ETA.

La posibilidad de que Suárez Trashorras diera gato por liebre a los islamistas, entregándoles la versión más primitiva de la Goma 2 ECO evidentemente no puede descartarse, pero tiene al menos dos argumentos en su contra: el hecho de que en la mina asturiana, la Goma 2 EC fue sustituida por la Goma 2 ECO en 2002, y que se trataría de una dinamita muy deteriorada, incluso con riesgo de explosión.

Por lo tanto, teniendo en cuenta que las versiones más avanzadas de la Titadyn contienen tanto DNT como nitroglicol, de momento es imposible descartar la posibilidad de que fuera esta dinamita la que estalló el 11-M. «Por ahora no podemos saberlo, pero está claro que el hallazgo del DNT abre un nuevo abanico de posibles explosivos que pudieron utilizarse en el atentado», concluye el profesor Sanchidrián.

Etiquetas: ,



Lea mas

 

Las nitroglicerinas y los toluenos

 

15-02-07



Las nitroglicerinas y los toluenos


ANTONIO RUIZ DE ELVIRA

La nitroglicerina es el primer compuesto explosivo que se desarrolló con un muy alto poder expansivo. Pero es esencialmente inestable y, por lo tanto, inmensamente peligrosa en su manipulación.


Alfred Nobel hizo su fortuna al mezclar la nitroglicerina con serrín o con un material similar a las camas que se le ponen a los gatos, materiales muy porosos que convertían la nitroglicerina inestable en dinamita estable. Después de Nobel, las empresas químicas buscaron con ahínco otros compuestos de alto poder explosivo pero inherentemente estables. Los compuestos deben ser de ácido nítrico y glicoles, o toluenos, pues es la combinación del nitrógeno con los hidrógenos de estos últimos compuestos lo que genera muy altas temperaturas al estallar.

(.../...)

Uno de los compuestos de mayor poder expansivo es el trinitrotolueno, o TNT, cuyo poder explosivo se utiliza como unidad de medida de los explosivos, incluso de las bombas atómicas. El TNT es razonablemente estable y altamente tóxico en contacto con la piel humana.

Las empresas de explosivos han buscado otros compuestos, en particular la Goma 2 ECO cuya composición es de nitroglycol, nitrocelulosa, nitrato de aluminio y dibutil ftalato. Las tres primeras substancias son explosivas, el último es un estabilizante. La Titadyn contiene dinitroglycol-etileno, nitrocelulosa, trinitroglicerina, nitrato de aluminio y dinitrotolueno (DNT), que se utiliza como estabilizante en vez del ftalato. La diferencia esencial entre una y otra sustancia es el estabilizante, que es DNT en el caso de la Titadyn. El resto de compuestos son esencialmente los mismos, nitroglycol y dinitroglycol-etileno.

Es imposible que en una fábrica química las sustancias se contaminen unas a otras. El dinitrotolueno no es un gas y, por lo tanto, no se dispersa de unas partes a otras de las fábricas, y los procesos de fabricación separan radicalmente unas sustancias de otras. La presencia de dinitrotolueno en una muestra sometida a análisis físico-químico, esencialmente con espectrógrafos de masas es determinante de su composición. Las técnicas de análisis permiten, hoy día, detectar cantidades minúsculas de sustancias, en cantidades inferiores a los micro y picogramos.

Los componentes orgánicos tales como la nitroglicerina son solubles en diversos disolventes, entre los cuales la acetona es uno de ellos. Estos explosivos dejan manchas muy negras al estallar. Esas manchas son esencialmente carbono, que no es soluble en acetona. La acetona se emplea, como el dinitrotolueno, como disolvente y estabilizante de la nitroglicerina, antes de que esta explote.

El problema de las muestras de los explosivos es un problema muy delicado, y el esfuerzo en su identificación debe ser uno de los objetivos principales de las Fuerzas de Seguridad en el momento de las explosiones, utilizando para ello no solamente los laboratorios de esas mismas fuerzas, sino distintos laboratorios universitarios o del CSIC, perfectamente preparados para ello y que, al producir análisis independientes, garantizan una enorme seguridad en lo que se hace.

La presencia del compuesto orgánico DNT es de una importancia similar al de las huellas dactilares hace años, y al del ADN de hoy día: es lo que puede permitir identificar a los asesinos en crímenes dudosos con un alto grado de fiabilidad.

Es, por tanto, de un inmenso interés que, si se puede, se realicen análisis repetidos de las muestras existentes, por pequeñas que sean, por una serie de laboratorios independientes. Está claro que la presencia o ausencia de DNT es capaz de determinar la procedencia del explosivo.

Antonio Ruiz de Elvira es Catedrático de Física en la Universidad de Alcalá.

Etiquetas: ,



Lea mas

 

La hipótesis de la Titadyn

 

15-02-07



La hipótesis de la Titadyn


Según los expertos consultados por este periódico, el informe pericical que acaba de realizarse a petición del juez, ni demuestra que los terroristas emplearan Goma 2 ECO ni tampoco puede descartar la hipótesis de que usaran Titadyn. La razón es sencilla: el compuesto que más abunda en las muestras de los focos de la explosión es el DNT, que no forma parte de la Goma 2 ECO. Ésta es la única sustancia que, junto con el nitroglicol, está presente en todos los lugares donde hubo víctimas mortales aquel fatídico día: la calle de Téllez y las estaciones de Atocha, El Pozo y Santa Eugenia.
(.../...)

Los especialistas consultados señalan que las versiones más modernas de Titadyn contienen una sustancia equivalente al nitroglicol, el dinitroglycol-etileno. Este componente se ha incorporado a las clases más avanzadas del explosivo con el fin de evitar su tendencia a la exudación, un fallo que tenían las versiones más antiguas.

Una de las tareas pendientes que tiene el equipo de peritos antes de emitir el informe final es realizar un análisis de dos tipos de Titadyn (30F, 50F), lo que podría arrojar luz sobre esta posibilidad. Ayer, uno de los expertos en explosivos consultados por EL MUNDO facilitó a este diario un listado de los componentes de estas dos clases de Titadyn, elaborada por el propio fabricante, en la que puede comprobarse que ambas contienen el componente equivalente al nitroglicol (dinitroglycol-etileno) y también DNT (es decir, las dos sustancias que han detectado los peritos en los focos de las explosiones). En definitiva, se trata, como mínimo, de una hipótesis que no se puede rechazar a la ligera.

Etiquetas: ,



Lea mas

 

La infamia, en el banquillo

 

15-02-07



JUICIO POR UNA MASACRE / Las claves

La infamia, en el banquillo

Hoy comienza la vista oral por la mayor matanza terrorista de la Historia de Europa: 29 procesados, 650 testigos, 98 peritos, 49 abogados, 93.226 folios de sumario, dos fiscales, tres jueces... y muchas incógnitas por resolver


JOAQUIN MANSO

MADRID.- Hoy comienza El Juicio. Fue hace casi tres años. Madrid se despertaba aquel 11 de marzo de 2004 en plena campaña electoral, a sólo tres días de los comicios generales. Como cada mañana, los trenes de Cercanías que bajan hacia la capital desde el Corredor del Henares viajaban atestados de gente. En su mayor parte, estudiantes y trabajadores. En apenas cuatro minutos, esa rutina se tornó en caos, horror y sangre: entre las 7.39 horas y las 7.42, 10 mochilas bomba estallaron en cuatro convoyes; los dos primeros, cerca de la estación de Atocha, el tercero junto al apeadero de El Pozo y el cuarto, en el de Santa Eugenia.

El resultado fue la infamia, una masacre indiscriminada, nunca antes vista en Europa, que dejó 192 muertos (incluido el GEO Francisco Javier Torronteras, que falleció el 3 de abril de 2004 en el suicidio de Leganés) y 1.824 heridos.

(.../...)

Lo que ocurrió entre ese día y el 14 de marzo, en que el PSOE ganó contra todo pronóstico las elecciones, y la respuesta de algunos representantes institucionales a los descubrimientos que las averiguaciones periodísticas han alentado desde entonces, han generado una preocupante fractura social y un clima de crispación política sin precedentes en la Historia de la democracia española. Y han despertado muchas incógnitas que los 93.226 folios del sumario 20/04, distribuidos en 241 tomos, que incluyen todas las diligencias practicadas por el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo para investigar los atentados, todavía no han conseguido despejar.

No han sido suficientes los más de 60 careos, 30 ruedas de reconocimiento, una veintena de comisiones rogatorias (a Italia, Francia, Argelia, Marruecos, Bélgica, Gran Bretaña, Serbia y Libia), 200 pruebas de ADN, 50 inspecciones oculares, otras tantas pruebas de documentoscopia en castellano y árabe, 25 inspecciones de vehículos, medio centenar de dactiloscopias ni las casi 50.000 operaciones de rastreo telefónico.

En el aire sigue la determinación exacta de los explosivos que estallaron en los trenes, y en solfa alguna de las pruebas clave que sustentan la acusación de la fiscal Olga Sánchez contra los 29 procesados que desde hoy se sientan en el banquillo. Para siete de ellos pide penas que suman, en total, 270.600 años de cárcel.

El tribunal lo formarán el presidente de la Sala de lo Penal, Javier Gómez Bermúdez -que también será ponente-, y los de las secciones Segunda y Tercera: Fernando García Nicolás y Alfonso Guevara, respectivamente. La acusación pública estará representada por Olga Sánchez, asistida por el fiscal Carlos Bautista. Se han personado además tres acusaciones populares (la Asociación de Víctimas del Terrorismo, la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M y la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo (que preside Pilar Manjón); 20 particulares, y 26 abogados defensores (tres representan a dos acusados).

La cita es esta mañana a las 10.00 horas en la sede de la Casa de Campo de la Audiencia Nacional. En adelante, las sesiones tendrán lugar de lunes a miércoles (de 10.00 horas a 14.00, y de 16.00 horas a 20.00) y, excepcionalmente, los jueves.

Fuentes judiciales confirmaron ayer que la voluntad del tribunal es comenzar la vista oral interrogando hoy mismo al primer acusado. La Sala considera que si alguna parte tuviera algún artículo de previo pronunciamiento, debería haberlo puesto de manifiesto en los tres primeros días del plazo que se dio para calificar los hechos. Como ninguna planteó cuestiones previas, si quisiese hacerlo ahora deberá esperar a la fase de prueba.

También se solventará el trámite de la lectura de las conclusiones provisionales de cada una de las acusaciones y defensas optando por la fórmula de preguntar a cada uno de los procesados si conoce los hechos delictivos de los que se le acusa. De esta manera, se ahorra una formalidad que hubiese llevado varios días, sin vulnerar por ello las debidas garantías procesales.

De cumplirse estas previsiones, la vista oral comenzará con el interrogatorio de Rabei Osman, El Egipcio, uno de los supuestos autores intelectuales de la masacre. Seguirán las declaraciones de los otros dos presuntos ideológos; los tres acusados de ejecutar materialmente los atentados; el cooperador necesario (José Emilio Suárez Trashorras); los 13 islamistas que habrían colaborado con la célula a la que se señala como responsable de la tragedia, y, por último, los 10 integrantes de la trama asturiana, a quienes se atribuye que facilitasen los explosivos que la fiscal sostiene que estallaron en los trenes.

La siguiente fase es la prueba testifical. Nada menos que 650 testigos responderán -algunos de ellos por videoconferencia- a las preguntas de acusaciones y defensas. Tras ellos, 98 peritos expondrán las conclusiones de los diferentes análisis y exámenes técnicos practicados.

A continuación, la prueba documental y, finalmente, los informes de conclusiones definitivas en los que cada una de las partes concretarán la petición de pena para cada uno de los acusados, y los argumentos de hecho y de derecho que la fundamentan. Concluido este trámite, los procesados podrán hacer uso de su última palabra y el juicio quedará visto para sentencia. Los cálculos más optimistas vaticinan que la resolución podría conocerse en un plazo máximo de cuatro o cinco meses.

Tanta es la expectación, que los 140 periodistas acreditados que podrán acceder al interior del edificio han sido citados tres horas antes. En los alrededores, otros 250 profesionales de la información ejercerán su trabajo. En total, 53 emisoras de televisión y radio (de todo el mundo, desde Al Jazeera a la CNN) emitirán desde el exterior.

Unas 150 víctimas podrán acceder al edificio para seguir cada sesión. Contarán con el apoyo de psicólogos, asistentes sociales y funcionarios de la Oficina de Apoyo a las Víctimas. Fuera del pabellón, la Comunidad de Madrid ha instalado una carpa para ayudar a afectados y familiares a soportar el trauma que supondrá rememorar la tragedia.

Etiquetas: ,



Lea mas

 

Tres autores intelectuales y tres materiales para 192 víctimas

 

15-02-07



JUICIO POR UNA MASACRE / Los imputados

Tres autores intelectuales y tres materiales para 192 víctimas


J. M.

MADRID.- La acusación pública, representada por la fiscal Olga Sánchez, atribuye la autoría intelectual de la masacre a cuatro islamistas: Rabei Osman, El Egipcio, Hasan Haski, Yusef Belhadj y Serhane Abdeljamid Fakhet, El Tunecino. Sólo los tres primeros se sentarán mañana en el banquillo: para cada uno de ellos el Ministerio Fiscal pide 36.856 años por 191 delitos de asesinato terrorista consumados (los que se produjeron en los trenes), 1.824 en grado de tentativa, cuatro estragos terroristas y pertenencia a banda armada. El Tunecino, al que la Fiscalía señala como el cerebro de la célula que supuestamente atentó en Madrid, se suicidó en Leganés junto a otros seis radicales.

Dos años menos de cárcel -36.854- solicita el Ministerio Público para los marroquíes Jamal Zougam y Abdelmajid Bouchar, y para el sirio Basel Ghalyoun. A los tres se les acusa, como autores materiales de la masacre, de los mismos delitos que a los presuntos inductores, pero se les rebaja en dos años la petición por integración en organización terrorista.

(.../...)

En sus conclusiones, la Fiscalía sostiene que al menos otras nueve personas colocaron las bombas: los huidos Mohamed Afalah y Daoud Ouahne, que se encuentran en busca y captura internacional, y los siete suicidas de Leganés (además de El Tunecino, Jamal Ahmidan, El Chino; Mohamed Oulad Akcha; Rachid Oulad Akcha; Rifaat Anouar Asrih, Allekema Lamari y Abdennabi Kounjaa). No se descarta que otras personas aún no identificadas ejecutasen el crimen.

Suárez Trashorras

Otro de los procesados clave es el ex minero asturiano José Emilio Suárez Trashorras, que presuntamente habría proporcionado los cartuchos de Goma 2 ECO que el Ministerio Público cree que estallaron en los trenes. Para Suárez Trashorras, la fiscal Olga Sánchez pide más pena que para ningún otro acusado: 38.667 años de cárcel como cooperador necesario. A él se le acusa también de la muerte del GEO Francisco Javier Torronteras en Leganés, la víctima 192.

Otras nueve personas habrían colaborado con Suárez Trashorras en el tráfico o suministro de explosivos. La denominada trama asturiana estaría integrada por Antonio Toro; su hermana -y esposa de Trashorras- Carmen Toro; Rafá Zouhier; Emilio Llano; Iván Granados, Javier González; Raúl González; Sergio Alvarez, y Antonio Iván Reis. Las peticiones de la fiscal oscilan entre los 23 años de cárcel para Antonio Toro y los cuatro para su hermana Carmen.

Otros 13 islamistas están acusados de haber colaborado con la célula que atentó el 11-M: Hamid Ahmidan, Abdelilah El Fadoual, Mahamed Bouharrat, Rachif Aglif, Saed Harrak, Mahmoud Slimane, Nasredine Bousbaa, Brahim Moussaten, Mohamed Moussaten, Otman El Gnaoui, Mohamed Almallah, Mohamed Larbi y Fouad El Morabit. Para ellos, el Ministerio Público pide entre seis y 24 años de prisión.

Etiquetas: ,



Lea mas

This page is powered by Blogger. Isn't yours?