Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




16.1.06

 

Aquí no pasa nada.

 

Muchos son los calificativos que Rodríguez se ha ganado a pulso, pero quizá, sólo quizá, el que mejor le describe aún esté por venir. Él sonríe y manda por delante a sus incondicionales guerrilleros de salón para que nos cuenten lo normales y democráticos que son sus procedimientos y conseguir que todo vaya por "su" cauce. Un cauce que jamás será normal porque lo que por él corre es la sangre de los muertos españoles que se revuelven en sus tumbas mientras los criminales preparan jocosos su "reunión" empapelando el País Vasco con el hacha y la serpiente que exhibían tras cada asesinato y advierten triunfales que estarán el proceso democrático del 2007.

¿Y que hace el insigne?. Maltratar a las víctimas del terrorismo; alentar las provocaciones de sus socios hacia sus compatriotas. ¿Y estos socios qué hacen?. Pues muchas cosas y ninguna buena, entre otras; poner bombas; asesinar; acosar y amenazar a los periodistas que no les obedecen; reclamar media España por la fuerza; lanzar una OPA para monopolizar las fuentes de energía y controlar la economía del país; extorsionar, coaccionar y boicotear a sus propios empresarios; destrozar las hojas de la Constitución y la Constitución misma; espiar, violando la intimidad de los pacientes y el secreto profesional, a los médicos para forzarles a que escriban en catalán; chulear al Gobierno de la Nación, la única e indivisible y un larguísimo etcétera.

Una de las últimas, llamar, con todas las letras, hijos de puta y golpistas a aquellos que recuerdan, por segunda vez como medida desesperada ante la huída hacia adelante del irresponsable, de que es su deber evitar el golpe de Estado que convertirá el desangramiento progresivo en que se encuentra España en muerte súbita. Pero, según ellos, aquí no pasa nada. Ayer se hacía un llamamiento a la guerra clarísimo desde el Avuí, hoy nos dicen que es que no sabemos leer, así que no pasa nada. Nunca pasa nada… miento: cuando algún periodista no adepto de la secta se le ocurre, gran pecado, hacer uso de su libertad de expresión, entonces sí que pasa: que les cierran la boca por la fuerza o por lo menos, lo intentan.
El Gobierno de un país jamás puede estar por encima del bien y del mal, no puede ejercer de tirano sin que nadie le controle, está contemplado que así sea para que la democracia no se convierta en dictadura y quien está por encima del Gobierno de la Nación es la Carta Magna Magna y aquellos a quienes la misma encomienda su cumplimiento.
(.../...)



Nos rasgamos las vestiduras por la advertencia sobre la unidad territorial y la defensa de la Constitución en su artículo 8. "Los militares han de callar". Pues no, señores, en esto, no, porque esto no es "no mantenerse neutral en política públicamente", el discurso de la Pascua Militar hubiera sido el mismo estuviese gobernando quien estuviese gobernando porque es vital cortar sin demora la situación de extrema gravedad que está atravesando España . Hay que advertir antes de actuar de acuerdo a la Ley, hay que intentar por todos los medios evitar la solución menos deseable y para colmo, el que debía haberlo hecho, el que debía haber advertido que se puede y debe controlar que no se fulmine la unidad de España y se pase por el forro La Ley Fundamental, se dedicó a hablar de los inexistentes éxitos de aquel al que ha de advertir y fue reincidente, pues tuvo dos oportunidades: el discurso de Navidad y el de la Pascua Militar.

Hasta de los pañales habló el que tiene el deber de cortar de raíz una de las ilegalidades que se vienen cometiendo en la época que nos ha tocado vivir, una época que quizá pasará a la Historia por haber sido en la que España tuvo que afrontar los problemas más graves generados por su propio Presidente. Y el otro baboseando, hablando del logro social de los pañales, de la boyante economía española, cuando el IPC ha subido un 3´7% , de los éxitos en política exterior, siendo que tan sólo nos permiten relacionarnos los tiranos, a uno de ellos nadie quiere equiparles los aviones que les vendemos y por el que el Gobierno español está dispuesto a hacernos perder18.000 millones de euros; otro muy relevante: un narcotraficante, un hortera cómplice de Castro y Chávez de escasa moral y aún más escasa capacitación para el cargo que ostenta. Un "incivilizado", según Saramago que no yo, al que se le condona una deuda millonaria sólo porque alaba al Gobierno socialista. Qué fácil es obtener tan importantes apoyos malversando los dineros de los españoles.


El Presidente de España está trabajando con criminales, eso no tiene vuelta de hoja. El tipo de crimen lo dejo a elección del lector, porque desgraciadamente hay para elegir. Son pocos y cobardes, nadie se explica el por qué los prefirió a otros o mejor dicho: todos nos lo explicamos y callamos por prudencia, pero si la prudencia no da paso pronto a la valentía, a la determinación, vamos a llegar demasiado tarde. Lo que estuvo en juego y se perdió en el pasado y lo que sigue estando en juego ahora no es que sea mucho: es el todo. Y con ese todo, Rodríguez está construyendo la nada.

Un Presidente que, para amparar a los terroristas, acude a un razonamiento como el del derecho de reunión ( derecho reservado a personas, no a criminales ), para permitir que ETA monte su congreso, no puede ser calificado como Presidente. Ni tan siquiera como hombre o como persona. Para mayor escarnio, lo hace con una maniobra muy burda: rememorando subliminalmente la represión franquista sobre dicho derecho legítimo y darles a sus hienas el pie para poder seguir riéndose a boca llena de los muertos, de la Constitución, de España y de la democracia, mientras intenta silenciar al resto creando complejo de culpa. Si alguien osa quejarse, se le acusa de franquista y problema resuelto.

Rodríguez eligió para poder "gobernar" a un puñado de miserables que tenían un objetivo más que obvio desde hace muchos años. Estaban esperando el momento adecuado para romper un pacto que jamás debió hacerse y el momento llegó. Lo que no consiguieron en tres décadas con más de mil muertos, lo están consiguiendo hoy en día. Su señoría tenía para elegir y eligió lo peor, no creo en las casualidades, nada se hace por nada. El refranero popular suele ser sabio: dime con quién andas y te diré quién eres… o lo que eres.

Y si el protagonista del refrán ya andaba con quienes sabemos desde hace más de dos años, que parece ser que son cinco, apaga y vámonos, aunque más certero sería decir: "apaga y que se vayan". Y yo que lo vea.
La paradoja: ¿cómo algo tan grave puede hacerse de un modo tan burdo?. Todos sus movimientos lo son, incluso el ponerse chulo para intentar salvar lo que se le viene encima inquiriendo a la oposición sobre el tema estrella: "dónde está toda esa basura de los desiertos".

No pregunte usted demasiado, su señoría, ese consejo le doy, no sea que en no mucho obtenga cumplida respuesta. Usted y todos los españoles. Veremos si entonces sigue usted con la consigna de que "aquí no pasa nada".


Lea mas

This page is powered by Blogger. Isn't yours?