Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




16.10.04

 

Zapatero advierte a EEUU de que su posición contra la Guerra de Irak es inamovible

 

16-10-04



Zapatero advierte a EEUU de que su posición contra la Guerra de Irak es inamovible


Afirma que ni siquiera bajo mando de la ONU el Gobierno enviará un solo militar al país árabe - El presidente recurre a la «diplomacia» para afear indirectamente la actitud del embajador Argyros

MARISA CRUZ. Enviada especial

LAGO BALATON (HUNGRIA).- José Luis Rodríguez Zapatero hizo ayer un «ejercicio de diplomacia» para afear indirectamente la actitud del embajador de EEUU en Madrid, George L. Argyros, el Día de la Fiesta Nacional. El presidente evitó avivar la polémica y entrar en una espiral de declaraciones con el representante norteamericano, pero sí quiso lanzar un mensaje claro hacia Washington: nada ni nadie le hará cambiar su convencimiento de que la Guerra de Irak ha sido un estrepitoso fracaso.
(.../...)

«No haré valoraciones», dijo Zapatero, «sobre las declaraciones del embajador de EEUU, ni sobre si sus métodos son diplomáticos o no. Lo único que precisaré es que no voy a cambiar mis posiciones sobre la Guerra de Irak. Mantengo mi postura discrepante y es una postura de fondo que responde a mi compromiso con el pueblo español. Creo, además, que el tiempo me ha dado la razón», recalcó.

El presidente hizo estas declaraciones al término de la sexta Cumbre de Líderes Progresistas celebrada a orillas del lago Balatón (Hungría), y tras mantener un encuentro bilateral con el primer ministro británico, Tony Blair, principal aliado de la Administración norteamericana en Irak.

Rodríguez Zapatero fue presionado insistentemente por los periodistas para que expresara su opinión sobre la no asistencia al desfile militar del embajador de EEUU. Y también sobre las declaraciones de éste, dos días más tarde, cuando afirmó públicamente, tras almorzar con el Rey Juan Carlos, que no había acudido a los actos del 12 de octubre porque quería desairar al presidente del Gobierno, quien, el año anterior, cuando todavía era líder de la oposición, decidió no levantarse al paso de la bandera de las barras y estrellas, invitada a participar en la parada militar de la Fiesta Nacional.

La actitud de Argyros ha causado evidente malestar en la Administración española, hasta el punto de que el propio ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, ha recordado que era «obligación» del más alto representante de EEUU en España acudir, al igual que el resto del cuerpo diplomático acreditado en Madrid, a los actos del 12 de octubre.

Pese a ello, el presidente del Gobierno insistió en su deseo de «ejercer la diplomacia» y expresar su voluntad de mantener, por encima de la «profunda discrepancia que supone el conflicto de Irak», unas relaciones estrechas con un país «amigo y aliado» como es EEUU. Zapatero añadió que éste será el sentido de todas las gestiones que realice el nuevo embajador de España en Washington, Carlos Westendorp.

El presidente, que reconoció haber expresado en privado su opinión favorable al candidato demócrata John Kerry, rechazó repetir su preferencia en público. «No lo haré porque deseo mantener el máximo respeto ante el proceso electoral norteamericano. Eso es lo mismo que pido a los demás para España», insistió.

Rodríguez Zapatero repasó, además, los puntos más destacados de su conversación con el primer ministro británico, Tony Blair.Irak estuvo en el centro del encuentro, tal y como reconoció el presidente, quien señaló que las posiciones de ambos en este terreno siguen siendo totalmente divergentes.

Pese a ello, entre Madrid y Londres sigue vivo el espíritu de la colaboración tanto en el terreno europeo como en el ámbito internacional, e incluso coinciden en la necesidad de hacer un esfuerzo conjunto para impulsar la democratización y la estabilidad de Irak.

En este sentido, Zapatero se mostró convencido de que una conferencia internacional sobre Irak como la que ya se prepara en El Cairo cosechará un nuevo fracaso si no se celebra bajo el auspicio de Naciones Unidas y congrega al mayor número de países posible.

El presidente hizo hincapié, además, en que España no enviará ni a un solo soldado a territorio iraquí. Esta decisión es firme y no tiene vuelta de hoja. El Gobierno no desplegará fuerzas en Irak ni aun cuando la ONU organizara el envío de una misión de cascos azules. «A lo que sí estamos dispuestos», añadió Zapatero, «es a poner todo nuestro esfuerzo político, económico y diplomático para ver un Irak democrático y unido»


Lea mas

 

Un alto miembro de Al Qaeda buscado por el juez, detenido

 

16-10-04



11-M LA INVESTIGACION / LA LABOR JUDICIAL

Un alto miembro de Al Qaeda buscado por el juez, detenido


M.ANUEL MARRACO

MADRID.- La policía alemana detuvo ayer en Hamburgo a un importante miembro de Al Qaeda procesado por Garzón en su investigación sobre la célula española de Al Qaeda y para el que emitió una orden de detención. El Ejecutivo español, por su parte, había solicitado su extradición.

El germano-sirio Mamoum Darkanzali, alias Abu Ilyas y Abu Alloh, está considerado por el juez «una de las piezas clave» en el entramado de Al Qaeda. Según Garzón, Darkanzali mantuvo una «estrecha relación» con el presunto líder de la célula española, Abu Dadah, en cuya casa se alojaba cada vez que visitaba nuestro país.

Esos contactos se extendían a otros islamistas relevantes en España, también procesados en septiembre del año pasado en la misma causa. Entre ellos, el periodista de Al Yazira Taysir Alony y Abu Talah, «cerebro financiero» de la célula de Abu Dadah.Otro contacto descrito por Garzón es el de Mustafá Setmnarian, Abu Musab, uno de los nombres que las Fuerzas de Seguridad barajan como posible inspirador del 11-M.

Entre las actividades que Garzón atribuye a Darkanzali se encuentran las de «apoyo logístico y financiero» a la red de Al Qaeda. Un ejemplo de esas actividades a nivel internacional es su participación en la compra de un barco para Osama bin Laden en 1993. También se tiene constancia, señala el juez, de que viajó a Bosnia en 2000 por orden de Al Qaeda. Allí mantuvo contactos con el líder espiritual de los muyahidin, Abu Bashir.


Lea mas

 

Garzón pide la lista de teléfonos pinchados en el caso de Casablanca

 

16-10-04



11-M LA INVESTIGACION / LA LABOR JUDICIAL

Garzón pide la lista de teléfonos pinchados en el caso de Casablanca


La policía le envía un folio con los nombres, entre otros, de Zougam, 'El Tunecino' y 'El Egipcio' El juez quería saber el estado de las intervenciones

FERNANDO LAZARO

MADRID.- El magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón solicitó a la policía el mes pasado que le entregara un informe sobre los teléfonos que él tenía intervenidos en la causa que tiene abierta por los atentados de Casablanca en 2003.
(.../...)

Este escrito fue remitido por el juez instructor tras la publicación en el diario EL MUNDO de que tenía pinchados los teléfonos de algunos de los implicados en los atentados del 11-M al menos un mes antes de la masacre. Según explicaron a este periódico fuentes policiales, el juez quería que la policía le precisara la situación de todas las escuchas telefónicas.

La Comisaría General de Información ya ha remitido su contestación al juez. En un solo folio, le detalla la relación de personas que han sido o están siendo vigiladas telefónicamente por su presunta implicación en los atentados de Casablanca. Los responsables policiales le han notificado que, entre otros, su juzgado tenía escuchas sobre Jamal Zougam, su hermanastro, Mohamed Chaoui, Sarhane ben Abdelmajid Fakhet El Tunecino y Mohamed El Egipcio.

En este escrito, los agentes señalan las fechas en que fueron autorizadas las intervenciones telefónicas en el marco de las investigaciones por el atentado de Casablanca, en el que murieron 28 personas. Entre las víctimas había cuatro de nacionalidad española. Según explicaron a este periódico fuentes de la investigación, la respuesta a la petición del juez a los responsables de la Comisaría General de Información se produjo a los pocos días.

En este documento policial se le detalla a Garzón desde cuándo y cuántas veces se renovó la autorización judicial para mantener intervenido el teléfono de, entre otros, Jamal Zougam, encarcelado por su presunta participación directa en los atentados del 11-M.EL MUNDO publicó el pasado 26 de septiembre que el juez Baltasar Garzón pinchó los teléfonos de Zougam y El Tunecino un mes antes de los atentados de Madrid.

Dentro de las investigaciones que la policía española seguía sobre los atentados de Casablanca, los agentes también investigaron las relaciones de El Egipcio con el resto de implicados. De hecho, entre los documentos de los que informó este periódico también se encontraba uno de la policía en el que se solicitaba al magistrado la prórroga para seguir manteniendo intervenido el teléfono móvil de este presunto terrorista.

Las pesquisas policiales, de las que se informaba puntualmente al juez Garzón, se centraban en una célula que se dedicaba a la captación de jóvenes con fines radicales.

En febrero, los agentes trasladaron al magistrado sus sospechas de que tanto Zougam como El Tunecino podían estar vinculados a Al Qaeda.

También se tenía intervenido dentro de este mismo sumario el teléfono de Mohamed Chaoui, hermanastro de Zougam y que también está imputado en la causa por los atentados del 11-M. Mohamed Bakali, otro de los relacionados con los hechos, también figura en el listado.

En el informe policial del que dio cuenta EL MUNDO se indicaba ya la existencia de tres posibles células islamistas. Una de ellas está bautizada como célula Casablanca.



Lea mas

 

Interior confirma que Lamari es el séptimo terrorista de Leganés

 

16-10-04



11-M LA INVESTIGACION

Interior confirma que Lamari es el séptimo terrorista de Leganés


Dos policías viajaron a Argelia para conseguir el ADN de los padres


FERNANDO LAZARO

MADRID.- Era Allekema Lamari. Apenas quedaban dudas, pero faltaba la confirmación oficial. Ayer, el Ministerio del Interior informó de que el séptimo suicida de Leganés era este ciudadano argelino.

La Comisaría General de Policía Científica ha logrado determinar su identidad después de que dos agentes de estas dependencias se desplazaran a Argelia, contactaran con los padres de Lamari y obtuvieran pruebas de su ADN para poder compararlas con los restos sin identificar localizados en la vivienda de la calle de Carmen Martín Gaite de Leganés el pasado mes de abril.
(.../...)

En concreto, dos biólogos de la Policía Científica han conseguido determinar, con un margen de error «cero», que los restos del séptimo suicida son los de Lamari, después de confirmar en Argelia que su perfil genético y el de sus padres coinciden plenamente.

Las pruebas realizadas por los biólogos españoles se han basado fundamentalmente en la saliva de Mohamed y Teldja Lamari, padres de este integrante del comando del 11-M, que nació en ese país norteafricano el 10 de julio de 1965.

De esta manera, los siete terroristas suicidas que fallecieron en Leganés han sido definitivamente identificados por la Comisaría General de Policía Científica.

Las Fuerzas de Seguridad del Estado consideran a Allekema Lamari como el cabecilla de la célula terrorista que cometió los atentados del 11-M.

De hecho, según los expertos en la lucha antiterrorista, Lamari tenía un papel mucho más relevante que el de El Tunecino. Son muchos los que sospechan que Lamari era el auténtico líder del grupo.

El nombre de Lamari fue puesto sobre la mesa de los investigadores pocos días después de que se produjeran los hechos de Leganés.El Centro Nacional de Inteligencia aportó ese nombre como el de uno de los posibles suicidas.

Sin embargo, su identificación plena ha sido mucho más lenta y laboriosa de lo esperado. Inicialmente, el juez de la Audiencia Nacional envió un oficio a Argelia para que le remitieran muestras del ADN de los padres o de los hermanos de Lamari. Sin embargo, las autoridades de aquel país se demoraron en la gestión. Por este motivo, después de solicitar autorización a Argelia, Interior y el juez de instrucción acordaron enviar a dos funcionarios para que obtuvieran ADN con el que comparar los restos de Leganés.

Lamari ya fue detenido en España por su implicación con el Grupo Islámico de Liberación (GIA). Salió de prisión en junio de 2002, tras cumplir sólo cinco años de una condena de 14.

En aquella ocasión, Lamari fue detenido junto a -entre otros- Sohbi Khouni y Abdelkrim Benesmail. Ambos mantuvieron relaciones con miembros de la organización terrorista ETA en las cárceles de A Lama (Pontevedra) y de Villabona (Asturias).

Desde su excarcelación, el CNI le siguió la pista de cerca. Todos los expertos coinciden en que los islamistas salen aún más radicalizados de las cárceles tras cumplir sus condenas. Los agentes del CNI así lo detectaron también en el caso de Lamari, al que consideraron aún más peligroso que cuando entró en prisión. En septiembre de 2003, se detectó una conversación suya con otros ciudadanos argelinos, a los que proponía participar en atentados contra intereses españoles.

Además, los investigadores sostienen que Allekema Lamari es uno de los tres terroristas que aparecen con la cara cubierta en el vídeo recuperado en Leganés.

Los expertos también creen que este terrorista pudo ser el que organizó todos los detalles de los atentados: la colocación exacta de las bombas, la sincronización y la activación de los explosivos por medio de teléfonos móviles.


Lea mas

 

El PP pedirá que Félix Hernando vuelva a comparecer

 

16-10-04



11-M LA INVESTIGACION / LA CONEXION ASTURIANA

El PP pedirá que Félix Hernando vuelva a comparecer


El Partido Popular tiene previsto solicitar a la Comisión del 11-M que el coronel Félix Hernando, jefe de la UCO, vuelva a comparecer ante los comisionados a raíz de las revelaciones de ayer de los jefes de la Guardia Civil de Asturias.

Para los comisionados del PP, tanto el general Laguna como el teniente coronel Aldea han puesto en evidencia al jefe de la UCO, quien en su comparecencia de julio dio una versión distinta a la mantenida ahora por los responsables de la Guardia Civil.

Los comisionados populares quieren que Hernando aclare algunas de las contradicciones que se suscitaron ayer en la Comisión.Sobre todo, cuál fue la participación de su unidad tras remitir su informe a Asturias el 27 de febrero de 2003 y por qué manifestó que la investigación era de «demarcación local».


Lea mas

 

Para la Guardia Civil hubo «ajuste de cuentas» entre delincuentes

 

16-10-04



11-M LA INVESTIGACION / LA CONEXION ASTURIANA

Para la Guardia Civil hubo «ajuste de cuentas» entre delincuentes


Los mandos de la Guardia Civil de Asturias reconocieron ante los comisionados que nunca confiaron en el resultado final de la investigación sobre los explosivos porque los datos procedían de «confidentes delincuentes». El teniente coronel Aldea señaló que llegó a pensar que el narco Nayo había denunciado a Antonio Toro por venganza, ya que el cuñado de Suárez Trashorras lo había delatado a la policía en la denominada operación Pipol. Para Aldea se podía tratar de un «ajuste de cuentas» entre delincuentes.

Tanto el general Laguna como el teniente coronel Aldea declararon que nunca llegaron a conocer la identidad de la tercera persona que figura en los documentos policiales con el nombre de Miguel y que estaban convencidos de que los explosivos utilizados en el atentado de Madrid fueron obtenidos por los terroristas después de sus investigaciones. «La información que tengo es que los explosivos se sacaron en enero de 2004», contestó Aldea al diputado Jordi Jané de CiU.


Lea mas

 

La Policía investigó en 2002 a petición del fiscal si Trashorras traficaba con explosivos

 

16-10-04



11-M LA INVESTIGACION / LA CONEXION ASTURIANA

La Policía investigó en 2002 a petición del fiscal si Trashorras traficaba con explosivos


El jefe superior de Asturias califica de «cuento» que el ex minero tuviera 400 kilos de Goma 2 - Considera «inverosimil» que ETA utilizara delincuentes comunes para conseguir explosivos

FERNANDO LAZARO

JUAN CARRETERO

  • Actual Jefe superior de policía de Asturias.
  • Ha estado destinado en el País Vasco durante muchos años y está considerado como un experto en la lucha antiterrorista.
  • Es el mando del inspector de Avilés Manuel García Rodríguez, que tenía como confidente a Suárez Trashorras.

MADRID.- Juan Carretero fue preciso y conciso en sus respuestas.El actual jefe superior de Policía de Asturias admitió que en abril de 2002, tras recibir una información de la Fiscalía asturiana, se puso en marcha una operación policial para localizar 400 kilos de explosivos que se suponía que José Emilio Suárez Trashorras ocultaba en Avilés.
(.../...)

En su declaración, el mando policial detalló que en aquella fecha, en las reuniones habituales de los responsables de Policía Judicial con la Fiscalía del Tribunal Superior de Asturias, se les informó de que había un preso que quería facilitar informes sobre una trama de tráfico de explosivos a cambio de una rebaja de la pena.Carretero no cita nombres pero se refiere a la información que la Fiscalía recibe del abogado de Ignacio Fernández, Nayo.

Los agentes visitaron en la cárcel a este preso, encarcelado en la operación Pipol, y que éste les dijo que Emilio Suárez Trashorras escondía más de 400 kilos de Goma 2 en una zona de Avilés, indicó Carretero.

Aseguró que tras recibir esa información, los agentes inspeccionaron esa zona, incluso utilizaron perros adiestrados en la detección de explosivos, realizaron un control de la zona por si aparecía el sospechoso pero no se pudo concluir nada. Según Carretero, la denuncia de este preso era «un cuento».

Asimismo, calificó de «inverosímil» la hipótesis de que ETA se sirviera de una trama de delincuentes comunes para obtener armas y explosivos. «No conozco ningún caso en el que ETA haya entrado en contacto con delincuentes comunes para adquirir explosivos; primero, porque los etarras no se fían de estos delincuentes y segundo, por motivos de seguridad interna», afirmó.

También cuestionó el adoctrinamiento que Trashorras pudo realizar a «los moritos» sobre el manejo de explosivos. «Seguramente sabía activar un cartucho de dinamita», pero dudó de que les pudiera aleccionar sobre cómo activar explosivos por medio de teléfonos móviles, como sucedió el pasado 11-M.

«Ha sorprendido al mundo entero que unos delincuentes, traficantes de estupefacientes, unos moros que son delincuentes comunes, hayan podido hacer lo que han hecho», añadió. Carretero aseguró que los confidentes mantienen relaciones personales, únicas, con cada agente, no son colaboradores para todo el cuerpo policial.

Por este motivo justificó que hasta que no salió a la luz pública, nunca tuvo conocimiento de que Suárez Trashorras fuera un confidente o colaborador de Manuel García Rodríguez, inspector jefe de Avilés.Fue entonces cuando se le informó de que un confidente del jefe de estupefacientes de Avilés estaba facilitando datos sobre los atentados.

Desde 2001, afirmó, conoce la existencia de Trashorras al efectuarle un registro domiciliario por tenencia de estupefacientes en el que se encuentran «algunos cartuchos de Goma 2». Pese al hallazgo, Carretero tiene al ex minero por un delincuente común de poca monta, dedicado al trapicheo de estupefacientes, por lo que no se dio traslado de la dinamita a la Intervención de la Guardia Civil. Además, explicó que en Asturias y también del País Vasco es habitual que haya personas que tengan en sus casas cartuchos de dinamita. Explicó que Suárez tenía los cartuchos que se localizaron en la operación Pipol, tirados en el garaje, «como si fueran unos zapatos viejos». Recordó que en algunas localidades de la zona se explotan cartuchos durante las fiestas.

Reconoció que no es un tráfico legal, pero insistió en que en las minas asturianas es «normal» y «se sabe» que se sustraen cartuchos sobre los que es difícil mantener control y seguimiento.Pese a este reconocimiento, el jefe de policía de Asturias cree que no hay necesidad de que la Guardia Civil y la policía intercambien información en esta materia.


Lea mas

 

La Guardia Civil de Asturias desmonta la versión que dio el jefe de la UCO

 

16-10-04



11-M LA INVESTIGACION

La Guardia Civil de Asturias desmonta la versión que dio el jefe de la UCO


En contra de lo afirmado por el coronel Hernando, sus hombres nunca dejaron de coordinar la investigación de la trama de los explosivos del 11-M - «No se trataba de un asunto local, sino que era una banda que operaba desde Madrid», refuta el teniente coronel Aldea

MANUEL CERDAN

FERNANDO ALDEA

  • Teniente coronel de la Comandancia de Oviedo durante las investigaciones sobre la 'célula de Avilés' y los atentados del 11-M.
  • Actual jefe interino de la Guardia Civil de Asturias.
  • Ocupa destinos en el Principado desde que era teniente de Tráfico.

PEDRO LAGUNA

  • Coronel de la la Guardia Civil de Asturias durante el 11-M.La zona dispone de dos comandancias: Gijón y Oviedo.
  • Dejó Asturias en junio pasado al ser ascendido a general por el actual Gobierno.
  • Actual jefe de la Guardia Civil en Castilla y León.

MADRID.- Dos altos mandos de la Guardia Civil desmintieron ayer ante la Comisión del 11-M la versión sobre la célula de Avilés aportada por Félix Hernando, el jefe de la Unidad Central Operativa (UCO), en su comparecencia del pasado mes de julio. En contra de lo afirmado por este coronel, sus hombres no dejaron en febrero de 2003 la investigación sobre la trama de narcotráfico y de los explosivos de Avilés, fecha en que remitieron un informe a la Guardia Civil de Asturias sobre Emilio Suárez Trashorras y Antonio Toro.
(.../...)

El teniente coronel Fernando Aldea, jefe de la Comandancia de Oviedo, afirmó ante los comisionados que su unidad se mantuvo en contacto con los agentes de Madrid: «Las conversaciones con la UCO duraron hasta finales de 2003, y de lo que tratamos con la UCO era de derivar o que nos aportara datos sobre el tráfico de drogas, que era una posibilidad más». Sigue en página 8

Los testimonios del general Pedro Laguna -jefe de la Guardia Civil de Asturias hasta junio- y de su subordinado Fernando Aldea desvirtuaron, asimismo, el contenido de los informes emitidos por la Dirección de la Guardia Civil sobre la trama de los explosivos, que fueron entregados a los comisionados. Estos informes, que se referían a un supuesto «vasto y extenso operativo» en Asturias fueron elaborados a partir de la información de la UCO y sin la participación de la Guardia Civil de Asturias. El propio Carlos Gómez Arruche, director del Instituto Armado, se vio obligado a reconocer ante los comisionados que los había firmado sin detenerse en su contenido.

Los altos cargos de las Fuerzas de Seguridad en Asturias afirmaron que las motivaciones que arguyó Hernando para que la UCO se desvinculara de las investigaciones en Asturias no eran ciertas. Para el general Laguna, la demarcación de la investigación nunca fue local, como afirmó Hernando ante los diputados. Aldea llegó aún más lejos: «Si me dicen que hay unos hechos en Asturias, pero que esa gente de Asturias se está moviendo por Madrid intentando vender explosivos, intentando comprar droga, que alguien me diga qué ámbito local es ése. Era una banda organizada fuera de Asturias».

Los altos jefes del Principado también aclararon que los agentes de su unidad iniciaron con información propia sus investigaciones sobre la red de la venta de droga y explosivos, antes de que la UCO siguiera el rastro a Emilio Suárez Trashorras y a su cuñado Toro.

Félix Hernando declaró todo lo contrario ante la Comisión. Señaló que la investigación fue una iniciativa de la UCO y que el alférez Víctor se desplazó a Asturias en febrero de 2003 para verificar la información sobre los explosivos que les había facilitado el confidente Rafá Zouhier. El marroquí, que colaboraba con la UCO desde 2001, había coincidido en la cárcel de Villabona (Asturias) con Antonio Toro, quien le había confesado que tenía en su poder 150 kilogramos de dinamita. Toro estaba en aquella fecha en la nómina de confidentes de la policía de Avilés, aunque los mandos de la Guardia Civil mantuvieron ayer que ellos desconocían esa condición de confidente cuando iniciaron sus pesquisas. Tampoco sabían que Suárez Trashorras trabajaba para el inspector Manuel García Rodríguez.

El teniente coronel Aldea insistió en que, antes de que la UCO redactara el informe sobre la red de Suárez Trashorras y Toro, el 27 de febrero de 2003, y llegara a su poder a mediados de marzo, sus agentes, bajo las órdenes del comandante Jambrina, ya estaban sobre la pista de los explosivos. Habían obtenido los datos meses antes de José Ignacio Fernandez, conocido en el mundo del hampa como Nayo, quien también había coincidido en la cárcel de Villabona con Antonio Toro.

Nayo manifestó a la Guardia Civil que Toro y su cuñado guardaban en la zona de El Carballal 100 kilos de dinamita y que pensaban venderlos al mejor postor.

El general Laguna, quien declaró ante los comisionados después de Aldea, también indicó que la nota de la UCO -en la que se les informaban de la existencia de una organización que traficaba con explosivos y que tenía capacidad para introducir en Asturias fuertes cantidades de hachís- sólo se diferenciaba de sus pesquisas en la cantidad: «Ellos hablaban de 50 kilos más de explosivos».

Los mandos de Asturias también desmintieron las versiones de Hernando y de su subordinado Víctor, según las cuales la UCO decidió redactar su informe número 40.902 (de 27/02/03) y remitirlo a Asturias cuando se percató de que el asunto a investigar tenía una «demarcación local» y la competencia, por tanto, correspondía a sus colegas asturianos. Aldea y Laguna señalaron ayer que la nota fue elaborada en Madrid a requerimiento de la Comandancia de Oviedo, concretamente por el comandante Jambrina. Este sugirió a sus compañeros que plasmaran en una nota los datos obtenidos en Avilés en su breve visita de tres días al Principado.

El propio teniente coronel Aldea desmintió otras afirmaciones de Hernando. El jefe de la UCO manifestó que su unidad abandonó la investigación tras delegar la competencia en Asturias y que no fue retomada hasta marzo de 2004, tras los atentados. Aldea reconoció, en cambio, que sus hombres continuaron en contacto telefónico con los agentes de la UCO mientras se desarrollaron las pesquisas.

Asimismo, Hernando manifestó en su comparecencia de julio pasado que las investigaciones sólo se centraron en Suárez Trashorras, afirmación ésta que también fue desmentida por el teniente coronel.Según el alto cargo de Asturias, desde el primer momento, tanto Suárez Trashorras como Toro fueron objeto de las investigaciones.Incluso, llegó a mantener que la UCO les remitió en su informe fotografías de Toro, pero más tarde se desdijo.

En el informe de la UCO de febrero de 2003, remitido a la Comisión y del que ayer dio cuenta EL MUNDO, también se hace mención a Toro, en contra de las afirmaciones de Hernando. Se señala: «Se adjunta fotografía de Antonio Toro y de éste con su novia».

Los mandos de la Guardia Civil de Asturias reconocieron ante los comisionados que sus agentes informaron verbalmente a la Fiscalía de Asturias de sus pesquisas, pero que nunca formalizaron unas diligencias ni presentaron ningún escrito. Mantienen que carecían de pruebas para imputar a Toro o a Suárez Trashorras y que éstas no pudieron ser obtenidas a lo largo de la investigación.Para los jefes de Asturias, finalmente, falló el control de los explosivos en el interior de la mina Conchita.




Lea mas

15.10.04

 

«El 11-M es un jeroglífico envuelto en un misterio encerrado en un enigma»

 

15-10-04



11-M LA INVESTIGACION / HIPOTESIS SOBRE LA AUTORIA

«El 11-M es un jeroglífico envuelto en un misterio encerrado en un enigma»


El director de EL MUNDO inaugura en Londres el ciclo del Instituto Cervantes sobre los atentados - «Marruecos ha sido el principal beneficiario de los dramáticos cambios», sostiene Pedro J. Ramírez


ANA ROMERO. Corresponsal

LONDRES.- Parafraseando a Winston Churchill al referirse a Rusia, Pedro J. Ramírez definió así los atentados del 11 de Marzo en Madrid: «Un jeroglífico envuelto en un misterio encerrado en un enigma». El director de EL MUNDO inauguró anoche en Londres el ciclo de conferencias del Instituto Cervantes sobre el 11-M.
(.../...)

En su intervención, titulada Siete meses después, Ramírez expuso sus tres hipótesis en torno a lo sucedido ese jueves negro en España: la culpabilidad de Al Qaeda, las vinculaciones con ETA y la implicación de ciertos sectores de los servicios secretos de Marruecos. Una semana antes del XV aniversario del periódico, el director de EL MUNDO concluyó que, como ya ha ocurrido en otras ocasiones, el diario está a disposición de la sociedad española para encontrar la verdad sobre lo sucedido.

«Claro que hubo un complot terrorista islámico con lazos relevantes a figuras importantes de Al Qaeda. Pero el 90% de los participantes eran marroquíes, y Marruecos se ha convertido en el principal beneficiario de los dramáticos cambios acaecidos en la política exterior de España», afirmó Ramírez en la sede del Cervantes, situado desde principios de siglo en Eaton Square, una de las plazas más elegantes de Londres.

Robo sospechoso

«Nuestro periódico ha descubierto que los principales protagonistas de la red que proporcionó la dinamita y las armas a los terroristas eran confidentes de la policía», continuó Ramírez. «Y que esta misma gente tenía significativos lazos con la organización terrorista ETA. Ya hay suficiente información para mantener la teoría de que estos confidentes policiales estaban vendiendo su producto a los terroristas islámicos y a los etarras».

«Esto puede explicar el motivo por el que, hace dos años, ETA hizo estallar un coche cargado de dinamita después de que fuese robado justo en la misma calle donde uno de los principales sospechosos del 11-M tiene un garaje. Y esto puede también explicar por qué ese mismo día -el 28 de febrero- fueron enviadas a Madrid dos caravanas de explosivos: una perteneciente a ETA y otra a los islamistas. La de ETA fue interceptada y los conductores están en la cárcel, pero la islamista llegó a su destino final», añadió.

El director de EL MUNDO se lamentó de que tanto el Partido Socialista como el Popular hayan convertido la Comisión de Investigación del Parlamento español en un «campo político de batalla»: «La visión de EL MUNDO es que antes de buscar responsabilidades políticas debemos de encontrar la verdad completa, o por lo menos la mayor parte de la verdad».

En busca de esta verdad, el periódico ha puesto a investigar a tiempo completo a 10 de sus mejores reporteros. A ellos los comparó Ramírez, como en el cuento de Pulgarcito, con el niño que regresa a casa gracias a las piedras que él mismo había ido colocando en el bosque.

«La sociedad española sabe que EL MUNDO va a publicar lo que descubra con independencia de a quién beneficie políticamente.Sabe que somos un periódico realmente independiente, entregado solamente al derecho de los españoles a saber».

Ramírez recordó que desde el primer día, hace ahora casi 15 años, EL MUNDO ha buscado siempre la verdad: «Lo hicimos cuando revelamos la guerra sucia del Gobierno de González y su corrupción política.Lo haremos de nuevo, y siempre».

Después de la conferencia, los embajadores de España en Londres, los condes de Casa Miranda, ofrecieron una cena en honor de Ramírez en la residencia de la embajada. A la conferencia de Ramírez le seguirán, de aquí al primer aniversario de los atentados en 2005, la del ex director de ABC, José Antonio Zarzalejos, y la del director de El País, Jesús Ceberio.

Este ciclo surgió en la mente del director del Instituto Cervantes, Salvador Estébanez, a raíz de lo que percibió tras los atentados de Madrid: «Por primera vez en 30 años, sentí que los británicos estaban unidos a nosotros, como si hubieran desaparecido las fronteras entre los dos países y fuéramos un mismo país. Pensé que había que volver a analizar lo ocurrido y las repercusiones con un poso de tiempo».


Lea mas

 

Del Olmo devuelve el cuestionario de Zouhier pero se queda una copia

 

15-10-04



11-M LA INVESTIGACION / LOS TRABAJOS DE LA COMISION

Del Olmo devuelve el cuestionario de Zouhier pero se queda una copia


MANUEL MARRACO

MADRID.- El juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo acordó ayer devolver al diputado popular Jaime Ignacio del Burgo el cuestionario realizado al confidente Rafá Zouhier, tal y como había solicitado la Fiscalía.

Sin embargo, el magistrado se queda con una copia -la que devuelve es la enviada a la Fiscalía- «con el fin de custodiar y no desprenderse de un elemento que en un futuro pudiera ser analizado y ponderado en términos de eficaz actuación investigadora». Esta copia queda en el Juzgado Central de Instrucción número 3 «introducida en un sobre» cerrado y sellado y custodiado por la secretaria judicial.

En su auto, el magistrado señala que el comportamiento de Zouhier -imputado por el 11-M- «no se ajusta a ninguna de las previsiones legales contempladas en el ordenamiento jurídico para dotar de eficacia jurídica, en un proceso penal, a las copias presentadas».«En definitiva», concluye, «en este supuesto (fórmula de cuestionario en los términos descritos), ni el control de legalidad (cobertura legal), ni el de legitimidad (análisis de las circunstancias en que se desarrolla la actuación formalizada), ni el de adecuación a la norma (fijación de los requisitos y exigencias legales, con relación a un imputado en un proceso penal), permite aceptar el cuestionario remitido».

El pasado lunes, el juez rechazó la copia que el letrado del marroquí llevó a la Audiencia Nacional, explicando que aún no había decidido qué hacer con la copia enviada por Del Burgo.


Lea mas

 

La UCO supo en febrero de 2003 que Toro intentó vender 150 kilos de Goma 2

 

15-10-04


11-M LA INVESTIGACION / LOS TRABAJOS DE LA COMISION

La UCO supo en febrero de 2003 que Toro intentó vender 150 kilos de Goma 2


Realizó un completo seguimiento del cuñado de Suárez Trashorras cuando ofreció 2,5 kilos de explosivos en Madrid «por un millón de pesetas»

FERNANDO GAREA / FERNANDO LAZARO

MADRID.- La trama de los explosivos de Asturias no era desconocida para la Guardia Civil. La Unidad Central Operativa (UCO) del Instituto Armado ya tenía sobre la mesa, en febrero de 2003, multitud de detalles sobre este complejo entramado.

Pero sus datos no eran indirectos. Tal y como pone de relieve la nota facilitada ayer por el Ministerio del Interior a la Comisión parlamentaria sobre el 11-M, la UCO ya supo en aquellas fechas que Antonio Toro, cuñado de Emilio Suárez Trashorras, poseía 150 kilos de Goma 2 «enterrados en algún lugar de Avilés o en sus proximidades, por lo que está buscando compradores».
(.../...)

Pero el informe de la Guardia Civil es mucho más detallado. El documento interno de la UCO, clasificado como confidencial, fue visto ayer en sesión cerrada por los diputados de la Comisión del 11-M. Este documento de dos folios, que obra en poder de este periódico, precisa los intentos de Antonio Toro de vender el explosivo en Madrid y demuestra cómo era seguido de cerca por los especialistas de la Guardia Civil.

«El pasado día 20 [de febrero de 2003] se detectó la presencia de Antonio Toro, en compañía de Miguel, intentando vender la Goma 2. El precio de venta de 2,5 kilos es de un millón de pesetas, si bien prefiere el intercambio de ésta por un kilo de cocaína», indica el informe policial.

La UCO explica en dicho informe que Antonio Toro es socio de Emilio, quien trabajó como vigilante de seguridad en alguna mina de la zona.

Trama de explosivos

Indica que, el día 5 de febrero de 2003, «el equipo de vigilancia y apoyo de esta unidad realizó un control de actividades sobre Antonio Toro». Fruto de estos seguimientos, la UCO conoció muchos detalles de éste. El informe que ayer estudiaron en el Congreso corrobora las denuncias que el confidente de la UCO, Rafá Zouhier -encarcelado por su presunta implicación en los atentados de Madrid-, ha realizado sobre los conocimientos de esta unidad respecto a la trama de los explosivos. De hecho, ya informó de que Toro tuvo 150 kilos de explosivos y de que trató de venderlos.

El informe policial, dirigido al entonces coronel jefe de la Zona de Asturias, el ya general Pedro Laguna, detalla con precisión todos los movimientos de Toro. «Se tiene conocimiento de que está introduciendo cada 10 días aproximadamente entre 50 y 100 kilos de hachís en Asturias. Antonio suele utilizar otros jóvenes para que lo transporten».

La Comisión repasó también algunos de los documentos del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que el Gobierno ya remitió al Congreso el pasado mes de julio. En uno de ellos, se analizan los atentados perpetrados por terroristas suicidas en Casablanca y se desvela que los autores de la masacre de Marruecos pudieron contar con la colaboración de ciudadanos de Melilla.

En concreto, en el documento se precisa: «Elementos salafíes residentes en Melilla habrían prestado apoyos necesarios, tanto para la planificación y ejecución de los atentados como para proveer de refugio a personas buscadas por las autoridades marroquíes y como punto de entrada de éstas en territorio europeo». Ya en ese documento del CNI, de junio del pasado año, se destacaba: «Los atentados de Casablanca forman parte de una estrategia global a la que no puede sustraerse ningún territorio, incluido España».

La jornada de ayer sirvió de nuevo para que se produjera un nuevo cruce de acusaciones entre los representantes del Partido Popular y del PSOE en torno a los atentados de Madrid.

El diputado popular Vicente Martínez Pujalte denunció que el Gobierno había remitido al Parlamento 16 documentos del CNI y tres del Ministerio del Interior que ya habían sido conocidos por los comisionados en la sesión que se celebró a puerta cerrada el pasado mes de julio. «Sentimos que el Gobierno está tomando el pelo a la Comisión. No quiere ni comparecencias ni documentos.Esta tarde [por ayer] hemos asistido a una pantomima». No obstante, destacó que el informe de la UCO ponía de manifiesto contradicciones con las declaraciones que los agentes de esta unidad prestaron en el Parlamento.

El diputado socialista Alvaro Cuesta contestó con una dura andanada contra el antiguo Ejecutivo popular. «El 11-M se estaba preparando ante las mismas narices del Gobierno del Partido Popular».



Lea mas

14.10.04

 

Zaplana acusa al fiscal del Estado de «injerencia» en la Comisión del 11-M

 

12-10-04



Zaplana acusa al fiscal del Estado de «injerencia» en la Comisión del 11-M


AGUSTIN YANEL

MADRID.- El diputado Eduardo Zaplana, portavoz del PP en el Congreso, afirmó ayer que el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, ha cometido «una injerencia en el trabajo de un diputado», al recriminar por escrito que el parlamentario popular Jaime Ignacio del Burgo enviara un cuestionario a la cárcel al confidente de la Guardia Civil Rafá Zouhier.

Zaplana no sabía que su compañero de partido Jaime Ignacio del Burgo iba a enviar un cuestionario a ese confidente, después de que la Comisión que investiga en el Congreso de los Diputados los atentados islamistas del 11 de Marzo decidiera no llamarle para que compareciera. Pero ayer aseguró que él siempre «respalda» a los diputados del PP, «porque siempre tienen razón», indicó.

En su opinión, el fiscal general «se ha excedido clarísimamente» al «criticar y censurar el trabajo de un diputado de esta Cámara, con el que se puede estar de acuerdo o no, pero que sólo intenta investigar por sus medios y llegar al fondo de esta cuestión», dijo.

Por su parte, el diputado Del Burgo envió ayer una carta al presidente de la Comisión del 11-M, Paulino Rivero, en el que indica que su actuación en este asunto ha tenido un «carácter individual».

Califica de «insólito» que el fiscal general haya pedido al presidente del Congreso que en el futuro «evite cualquier acto individual realizado al margen de la Comisión del 11-M» y le pide su amparo para poder seguir desarrollando su trabajo parlamentario, siempre de acuerdo con el Reglamento del Congreso, y que rechace «por improcedente» el escrito del fiscal.

La Comisión del 11-M se reunirá hoy por la tarde a puerta cerrada [sin periodistas], para analizar documentos que el Gobierno no ha remitido al Congreso porque son secretos o porque afectan a servicios policiales extranjeros.

Esos documentos son seis informes de Europol sobre la amenaza del terrorismo islamista, uno de la Guardia Civil de Asturias referido a las investigaciones sobre la venta de explosivos por parte de Suárez Trashorras, y los informes relativos a los registros realizados en las minas de donde salió la dinamita utilizada para los atentados.


Lea mas

 

LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M(V)

 

14-10-04

LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (QUINTA ENTREGA)

El jefe de la Guardia Civil de Asturias no investigó la trama de la dinamita


El entonces coronel y ahora recién ascendido a general Pedro Laguna guardó en un cajón el informe que le remitió la UCO el 27 de febrero de 2003 - El capitán Marful indagó sobre Toro y Trashorras y al no sentirse apoyado por el mando transmitió informalmente lo que sabía a la Fiscalía de Avilés - El citado oficial conversó con el alférez de la UCO 'Víctor' llegando a la misma conclusión sobre el riesgo que implicaban los proveedores de los explosivos

FERNANDO MUGICA

Uno de los enigmas más inexplicables en torno a los atentados del 11-M gira alrededor de la maraña de fallos consecutivos que llevó a las Fuerzas de Seguridad a no darse cuenta de la trascendencia de las operaciones delictivas de la 'célula de Avilés'. El responsable de la Zona asturiana de la Guardia Civil, Pedro Laguna, restó importancia a las investigaciones en torno a Antonio Toro y Emilio Suárez Trashorras, a pesar de la insistencia de sus subordinados, y ocultó al jefe de la Comandancia de Oviedo, Fernando Aldea -hoy jefe interino de Asturias-, el informe de la UCO que implicaba a Toro en la venta de dinamita a los marroquíes. El 11 de junio, el Gobierno ascendió a Pedro Laguna a general.

(.../...)

MADRID.- La negligencia en la investigación previa al 11-M sobre los implicados asturianos en los atentados salpica al hasta ahora jefe de la zona de Asturias de la Guardia Civil, Pedro Laguna, ascendido el 11 de junio a general. La falta de entusiasmo por el tema llegó a exasperar a oficiales como el capitán Marful, que lloró el 11-M al darse cuenta de que no había conseguido interesar a nadie en algo que tal vez hubiera podido desbaratar los atentados. El actual jefe interino de la Zona asturiana, Fernando Aldea, antes jefe de la Comandancia de Oviedo, se enteró del informe de alerta remitido en febrero por la UCO cuando tomó posesión de su cargo tras la marcha de Pedro Laguna.

En Asturias hay muchas personas que no terminan de entender cómo se ha podido premiar, ascendiéndole a general, al máximo responsable de la Guardia Civil en la zona donde tuvo lugar el robo y la transacción de los explosivos teóricamente utilizados en el 11-M.

Es evidente que la responsabilidad del control y revisión de los distintos polvorines y almacenes de explosivos de todo el país es enteramente de la Guardia Civil. Pues bien, el 11 de junio de 2004, exactamente tres meses después de los atentados, el responsable de la Comandancia de Oviedo, el coronel Pedro Laguna, fue ascendido a general por el Consejo de Ministros a pesar de que fue en Asturias donde se produjeron graves fallos en el control de la seguridad de los explosivos.

Tendría que haberse producido un verdadero terremoto en la cúpula de los mandos de la Guardia Civil, máxime cuando la Unidad Central Operativa (UCO) insiste en que dejó la investigación de los sospechosos -tras las revelaciones del confidente Rafá Zouhier- en manos de la Comandancia asturiana. Pero vayamos al detalle.

La Unión Profesional de Guardias Civiles hizo pública una nota el 25 de septiembre de 2004 en la que consideraba «poco presentable» que no se llamara a declarar a la Comisión de Investigación del 11-M al que ostentaba el mando de la Zona de Asturias hasta junio pasado y que tenía a su cargo la investigación de la célula asturiana relacionada con los atentados. Pedro Laguna, sin embargo, fue más tarde incluido en la lista de comparecientes junto a su sucesor interino, el teniente coronel Fernando Aldea. Ambos podrán explicarse mañana viernes, ya que comparecerán por fin y podrán pormenorizar los avatares de la investigación fantasma que se llevó a cabo en torno a Emilio Suárez Trashorras y Antonio Toro y que no condujo a ninguna parte.

LA 'OPERACION SERPIENTE'

Todo comenzó en el año 2000 con la llamada operación Serpiente, nombre que provenía del tatuaje que tenía en un brazo uno de los delincuentes investigados en aquella ocasión. Es preciso matizar que la Zona de Asturias está dividida en dos comandancias, la de Oviedo y la de Gijón. El nombre de Piedras Blancas y los de Emilio Suárez Trashorras y Antonio Toro aparecen ya relacionados con el tráfico de armas y dinamita por drogas, según una denuncia que sale a la luz durante la citada operación Serpiente.

El teniente Medina, de Piedras Blancas, habla con su superior, Borinaga, que está al frente de la Comandancia de Gijón, sobre la posible implicación delictiva de Emilio y Antonio. Se envía al sargento Ferreiro desde Gijón hasta Piedras Blancas para tratar de aclarar la veracidad de la denuncia. Pasa el tiempo, pero no se llega a ninguna conclusión.

En junio del año 2001, la policía asturiana lleva a cabo una importante operación antidroga, la llamada operación Pipol, en la que están mezclados, entre otros, varios narcotraficantes gallegos y un policía municipal, así como Emilio Suárez Trashorras y Antonio Toro. Precisamente en el garaje de este último, la policía decomisa tres kilos de cocaína, 84 de hachís, 16 cartuchos de Goma 2 y 94 detonadores eléctricos. También dos armas de fuego con munición y dos pistolas de fogueo. Se detiene a 25 personas.

Para la policía constituye un éxito importante. La Guardia Civil se mantiene al margen de esta operación y se siente injustamente apartada al comprobar que la policía no les ha pasado la documentación sobre el caso a pesar de que se han decomisado armas y que es preceptivo, por tanto, enviar un informe al Instituto Armado.

Uno de los implicados en la operación Pipol, José Ignacio Fernández Díaz, apodado Nayo, tiene que soportar muchos meses de reclusión preventiva. Siente un agravio comparativo cuando ve que Trashorras ni siquiera ha pasado por prisión y cuando comprueba que Toro apenas si ha estado cinco meses.

Tiene el convencimiento de que ellos son los que le han vendido y acude a la policía para prevenirles de que sabe que Toro prepara explosivos para ETA. La policía, aparentemente al menos, no toma medidas, lo que termina por exasperar a Nayo. Es cuando su abogado, Carlos Alberto Tejeda, acude al fiscal para contarlo de nuevo.Una vez más, Nayo ve que no le hacen caso y vuelve a contarlo, esta vez, a la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil.

El capitán Marful le escucha y comienza una investigación con pocos medios. Utiliza incluso su tiempo libre. Hay que tener en cuenta que tanto Piedras Blancas como Avilés no pertenecen a la Comandancia de Oviedo, sino a la de Gijón. En sus averiguaciones, cuenta con la aprobación del jefe de la Comandancia de Oviedo, Fernando Aldea. Este transmite la información al jefe de la Zona, el coronel Pedro Laguna, quien a su vez informa al comandante de Gijón, Barinaga. Por la forma en que se llevan a cabo las investigaciones, Aldea se da cuenta de que ni su jefe Laguna ni Barinaga están demasiado interesados en el tema. No obstante, consigue que se forme una comisión conjunta de las dos comandancias para que se investigue el caso. Queda encargado el comandante Jambrina, que es el jefe operativo de la Comandancia de Oviedo.

LA ESTERIL BATALLA DEL CAPITAN MARFUL

Jambrina, a su vez, percibe el desinterés de Laguna y Barinaga y se limita a hacer un informe cronológico que no va a ningún lado. El capitán Marful no se da por vencido y habla por su cuenta con los fiscales de Avilés. Tiene que contarles lo que sabe fuera de las dependencias oficiales y se cita con ellos en el mesón Agora, en la avenida de Alemania. Marful percibe de nuevo que no le hacen ningún caso y entonces se decide a contárselo a un alférez y a un teniente de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, en Madrid. Uno de ellos -su apellido empieza por T pero todos le conocen como Víctor- le comenta a Marful que tienen los mismos datos sobre los tejemanejes de Toro y Trashorras con drogas y dinamita gracias a una información que uno de sus confidentes -sin duda, Rafá Zouhier- les ha dado en Madrid.

El 27 de febrero de 2003, se produce una nota informativa de la UCO dirigida a la Zona de Asturias en relación con el caso.Ni el capitán Marful ni los jefes de las dos comandancias, Barinaga y Aldea, se enteran de su contenido, ya que el coronel Pedro Laguna, el jefe de la Zona, la guarda en un cajón.

Se da la circunstancia de que Fernando Aldea se entera del contenido de esa nota cuando se hace cargo del puesto de jefe interino de la Zona de Asturias, al ser nombrado general Pedro Laguna contra todo pronóstico. Su enfado es mayúsculo, sobre todo a la vista del resultado catastrófico que ha tenido el mal empleo de la información en torno a individuos que han podido ser decisivos para llevar a cabo los atentados del 11-M. El capitán Marful llega a llorar en su despacho delante de su gente cuando descubre que todos sus esfuerzos por controlar y, en su caso, detener a Suárez Trashorras y a Toro han sido inútiles. De alguna manera, se siente responsable de no haber hecho algo más para impedir los atentados.

El enfado de Aldea llega a su cota máxima cuando, en un primer momento, se entera de que ha sido citado a declarar ante la Comisión de Investigación parlamentaria y que, al menos en un primer listado, no se llama a declarar al verdadero responsable de la Zona, Pedro Laguna.

Sobre el nombramiento de general de este último, en Asturias se hacen cábalas sobre los puestos que se han saltado en el escalafón para concedérselo, ya que no era a él a quien le correspondía el ascenso.

El propio Pedro Laguna declaró entre bromas -en una comida dos días antes del Consejo de Ministros en el que se firmó su ascenso- que su hermano, bien situado en el PSOE, había tenido que echar una mano para conseguirlo. «Pero que no se entere nadie», añadió, «ya que yo siempre he presumido de ser del PP».

Pedro Laguna ha dejado pendientes en Asturias algunos episodios relacionados con un deficiente funcionamiento de la Guardia Civil en materias que se encuentran en estos momentos en los tribunales.Por ejemplo, el relacionado con un caso de corrupción que denunció el entonces teniente -y ahora capitán- Virgilio López.

El relato de este episodio puede dar una idea de los comportamientos presuntamente mafiosos que se desarrollaron en torno a un caso claro de corrupción por parte de agentes de la Guardia Civil bajo el mando de Laguna.

CORRUPCION EN LOS VALES DE GASOLINA

Los hechos pueden parecer de poca entidad económica, pero reflejan un comportamiento. Se remontan a la primavera de 1998. Virgilio López, el teniente del puesto de Vegadeo (Asturias), descubre un fraude en la compra de gasolina. Existen documentados ante el juez vales con firmas supuestas e irregularidades en las fechas que dejan al descubierto que alguien se está llevando pequeñas cantidades de dinero, en torno a las 2.000 o 3.000 pesetas por vale.

El caso llega a un juez de Castropol quien, después de las diligencias oportunas y tras el informe de la Policía Judicial de la Guardia Civil que se encargó del asunto, determina que hay delito, pero que no existen pruebas que incriminen a una persona en concreto.Curiosamente, es el mismo juez que más tarde fue expedientado por otro asunto y que se atrevió a enviar un escrito al jefe del destacamento de la Guardia Civil de Luarca el 6 de junio de 2002 y que, según consta en el registro de entrada del acuartelamiento, dice así:

«A diario, y debido al cumplimiento de mis deberes jurisdiccionales, a veces ejecutados con gran premura de tiempo, me veo en la necesidad de circular por la carretera nacional 634 (Irún-Santiago), así como por la N-640, lo que le participo a usted con el fin de que curse instrucciones a sus agentes a fin de que me faciliten el tránsito, en la medida de lo posible y llegado el caso. A efectos identificadores de seguridad, pongo en su conocimiento que son turismos de mi propiedad los siguientes: O-4661-CB (Fiat Seicento Sporting rojo), O-0130-BZ (Fiat 130 Coupé Negro), O-8586-CG (Mercedes E-240 granate) y O-0130-CF (Fiat 130 Berlina gris plata), ordenados por frecuencia de utilización. En Castropol, a 6 de junio de 2002. El juez de Instrucción titular. Firmado: José Manuel Raposo Fernández.» No hace falta hacer ningún comentario.

Durante el proceso, Virgilio, el denunciante, recibe presiones para que abandone la demanda por corrupción. Las razones que aducen los diversos mandos, entre los que se encuentra el coronel Pedro Laguna, es que el asunto de los vales de gasolina falsificados va a dar muy mala imagen en la Dirección General sobre cómo funcionan las cosas en la Guardia Civil asturiana. El teniente se encarga de que sus quejas lleguen por escrito a las máximas instancias de Madrid, lo que provoca un aumento de la tensión.

Virgilio insiste en la denuncia y comienzan las sanciones económicas y las presiones más serias. Es un hombre popular. Fue pionero en la actuación del Seprona, las patrullas que se encargan de combatir los delitos contra la conservación de la naturaleza.Su nombre saltó a la fama cuando salvó la vida de dos osos.

Además, sus intervenciones en la lucha contra el narcotráfico le han dado prestigio entre sus compañeros. En las localidades donde le han visto trabajar se forma una plataforma ciudadana en su defensa y se recogen 3.000 firmas.

UNA PALIZA DE ADVERTENCIA

El presidente de la plataforma es un jubilado, ex director de una sucursal bancaria: Manuel Evaristo Villamil Fernández. El 20 de enero de 2003, poco después de las 00.00 horas y cuando se dirigía a su domicilio, es asaltado por dos individuos jóvenes que le propinan una paliza, a la vez que le advierten: «Esto, para que no te metas en lo que no te importa». Se le atiende en un hospital y se presenta la correspondiente denuncia por agresiones.

El calvario para los defensores del teniente Virgilio no acaba ahí. La Policía Judicial de la Guardia Civil recoge de pronto el testimonio del encargado de un club de alterne, El Edén, según el cual el agredido, junto a Virgilio y otro amigo también componente de la plataforma, Amadeo Arias López, participaron en una pelea en el local con algunos clientes a altas horas de la madrugada del día 20 de enero.

En la pelea, según el testimonio del declarante -que luego se demostraría falso-, había resultado con lesiones Evaristo Villamil.Se trataba de contrarrestar la denuncia de Evaristo y, de paso, desprestigiar a Virgilio y a los dirigentes de la plataforma.

Todos estos hechos tienen mucha repercusión en la prensa local.Incomprensiblemente, el coronel Pedro Laguna no sólo deja indefenso a su teniente, sino que lo sanciona con un año de suspensión de empleo, un periodo que comenzó el pasado mes de agosto.

En el entorno de Virgilio no pueden comprender cómo este coronel, con responsabilidad en toda la zona de Avilés en el momento en que se desarrollaron los robos y la venta de explosivos relacionados con el 11-M, ha podido ser ascendido a general. El mundo al revés.Al controlador de Emilio Suárez Trashorras le dan una comida homenaje y al responsable de la Guardia Civil de la Zona asturiana le premian con un ascenso sin respetar el escalafón.

COMIDA HOMENAJE

En efecto. En la comisaría de Avilés se premió la labor del inspector Manuel García, el controlador del confidente Emilio Suárez Trashorras, con una comida homenaje ofrecida por todos sus compañeros una semana después de que hiciera su lacrimosa declaración ante la Comisión de Investigación de los atentados del 11-M.

Los componentes de la plantilla de la comisaría de Avilés se reunieron en una comida de hermandad con la excusa de la llegada del comienzo de las vacaciones de verano. En realidad, se trataba de arropar a Manolón. Se celebró en el restaurante Pepes, el mismo local del barrio de Carbayedo, frente a comisaría, donde inspectores de Información de Madrid, junto a Manuel García, engañaron a Emilio Suárez Trashorras la noche en que después de cenar lo llevaron a Madrid con la excusa de protegerle para decirle, una vez allí, que estaba detenido.

A la comida del inspector Manuel García asistió toda la plantilla, desde el comisario Adolfo Barajas, pasando por el jefe operativo, Pablo Fuertes, así como una nutrida representación de todas las escalas del Cuerpo Nacional de Policía de Avilés.

COMPORTAMIENTO MODELICO

El máximo responsable de la comisaría, Adolfo Barajas, participó el pasado 2 de octubre en la fiesta de los Angeles Custodios con una alocución en la que enfatizó, antes de imponer cuatro condecoraciones, la inmaculada actuación de sus hombres: «Esta comisaría», dijo, «es ejemplar».

La concejala de Personal, Judith Flórez, asistió a los actos festivos en honor a los patrones de la policía y remató la faena en la comida con las siguientes palabras: «Que el año que viene sea menos complicado para esta comisaría, pero igual de eficaz».

En el Principado de Asturias, los acontecimientos en torno a los presuntos implicados en los atentados del 11-M han caminado en sentido contrario de lo que dicta el sentido común. Tal vez todo lo sucedido haya sido un simple cúmulo de desaciertos. Pero premiarlos parece fuera de cualquier lógica.


Lea mas

13.10.04

 

Antonio Toro entra en prisión por tráfico de drogas

 

13-10-04



Antonio Toro entra en prisión por tráfico de drogas

Antonio Toro volvió a ingresar en la prisión de Villabona el pasado lunes, aunque no por su relación con los atentados del 11-M, sino por tráfico de drogas, delito por el que ha sido condenado a seis de cárcel.

El cuñado de Emilio Suárez Trashorras, hermano de Carmen Toro e imputado en el sumario del 11 de Marzo se encontraba en libertad, pese a que diferentes testigos le han señalado como la persona que dirigió la venta de explosivos al comando islamista responsable de la matanza de Madrid.

El delito por el que ha ingresado en la cárcel de Villabona, en la que ya estuvo en 2001 -allí conoció al confidente de la Guardia Civil Rafá Zouhier, a varios etarras y a miembros de grupos islamistas-, data de junio de 2003, cuando fue detenido por vender 157 gramos de cocaína de gran pureza.


Lea mas

 

LA GUARDIA CIVIL DE ASTURIAS NO QUIERE LLEVARSE LA CULPA

 

13-10-04



LA GUARDIA CIVIL DE ASTURIAS NO QUIERE LLEVARSE LA CULPA


El teniente coronel Fernando Aldea, jefe interino de la Guardia Civil en Asturias, afirmó ayer que no va a permitir que se eche parte de la responsabilidad de los atentados del 11-M a la Comandancia asturiana, según informa Efe. Ayer, en los actos conmemorativos del Día de la Fiesta Nacional en Oviedo, coincidió con Gerardo Herrero, fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia asturiano.Este viernes, ambos comparecerán en el Congreso ante la Comisión del 11-M.


Lea mas

 

El PP cree necesario que el ex minero Trashorras declare sobre el 11-M

 

13-10-04



El PP cree necesario que el ex minero Trashorras declare sobre el 11-M

El diputado Martínez-Pujalte dice que el PSOE se opone porque «oculta algo» y que la Comisión no puede seguir sin escuchar a los confidentes

AGUSTIN YANEL

MADRID.- Tras analizar los documentos que el juez Juan del Olmo -que tramita el sumario sobre el 11-M- ha enviado a la Comisión del Congreso de los Diputados que investiga los atentados islamistas, el diputado del PP Vicente Martínez-Pujalte ha llegado a una conclusión: «La Comisión no debe seguir trabajando ni un minuto más sin escuchar a los confidentes de la Policía y la Guardia Civil».

Esos documentos incluyen, entre otras cosas, un informe de la Guardia Civil en el que se indica que el ex minero asturiano y confidente policial Emilio Suárez Trashorras fue, muy probablemente, quien enseñó a los autores del atentado a manejar los explosivos.
(.../...)

«Los documentos que nos ha remitido el juez hacen necesario que la Comisión de Investigación siga la pista de Asturias», declaró ayer Martínez-Pujalte a EL MUNDO. «Y eso es imposible sin que comparezcan los confidentes», subrayó.

Este diputado, portavoz del PP en la citada Comisión, indicó que es necesario que escuchen a los confidentes porque, según el informe de la Guardia Civil, fue precisamente uno de ellos, en referencia a Suárez Trashorras, el que «suministró la dinamita a los terroristas, el que posiblemente les enseñó a usarla, el que estaba en contacto con la policía permanentemente»...

«En el PP nos parece una atrocidad no escuchar a Rafá Zouhier, que ha escrito a la Comisión porque quiere comparecer y que ha contestado a las preguntas de Jaime Ignacio del Burgo», añadió, en referencia a ese compañero cuyo de partido y en la Comisión, que envió un cuestionario a la cárcel a ese confidente de la Guardia Civil.

Martínez-Pujalte opina que, tras los informes que han recibido del citado juez de la Audiencia Nacional, está «clarísimo» que el ex minero Suárez Trashorras tiene que comparecer en la Comisión.«Es absolutamente necesario», indicó.

El PP ya solicitó a principios de julio que fueran llamados esos dos confidentes, y otros más, pero el PSOE y los demás partidos de la Comisión (excepto IU-ICV) se opusieron. Ahora, tras conocer estos informes, los populares pedirán de nuevo que comparezcan.

«Nos parece que el PSOE, oponiéndose a todo esto, está ocultando algo», añadió.

Descoordinación policial

El diputado Joan Puig, de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), prefirió no comentar documentos, porque no ha podido leerlos.Pero, por lo que ha visto en los periódicos, opinó que se deduce, al menos, «que hubo errores en cuanto a la prevención y al seguimiento de los confidentes». «Y también ha habido errores de coordinación importantes», dijo a este periódico.

Gaspar Llamazares, portavoz de Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya Verds (IU-ICV), tampoco quiso opinar sobre los informes, porque no ha tenido tiempo para verlos. Pero sí destacó la «buena colaboración» que existe entre el juez y el Congreso.

«Esto es mejor que dedicarnos a meternos el dedo en el ojo, con interferencias desde la Comisión en la investigación judicial», afirmó, en referencia al cuestionario que el diputado del PP Jaime Ignacio del Burgo envió al confidente Zouhier después de que hubieran acordado que no comparezca.

Llamazares destacó el hecho de que el juez Del Olmo haya levantado una parte del sumario relacionada con los explosivos y la denominada trama asturiana, precisamente ahora que la Comisión va a empezar a investigar este asunto.

También indicó que la investigación judicial y la del Congreso son «complementarias ya que el magistrado Del Olmo busca la responsabilidad de los culpables de los atentados y la Comisión se encarga de la parte política y administrativa.

Llamazares indicó, en coincidencia con otros portavoces, que ha habido problemas de «falta de coordinación policial» al investigar lo referido a los explosivos y a las relaciones de los confidentes con los terroristas. «En eso tenemos que incidir para mejorar la acción policial y la seguridad», añadió.

Los portavoces de otros partidos declinaron comentar los informes, porque ellos estaban fuera de Madrid, por el puente festivo, y no los han visto.



Lea mas

 

El Gobierno pide a Rajoy que no invente una figura penal con el 11-M

 

13-10-04



El Gobierno pide a Rajoy que no invente una figura penal con el 11-M


CARLOS SEGOVIA

El Gobierno no comparte las manifestaciones del secretario general del Partido Popular, Mariano Rajoy, sobre la autoría intelectual del 11-M en el Foro de EL MUNDO.

«No me creo que los detenidos por el 11-M organizaran los atentados», afirmó Rajoy en la sede de este diario. En conversación informal con los periodistas, el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, subrayó que en el Código Penal existe la figura del autor, del cómplice y del encubridor, y que no hay que inventar la del autor intelectual. El y otros miembros del Gobierno preguntaban ayer en la recepción, como respuesta a Rajoy, si se sabe a ciencia cierta quién fue el autor intelectual de los atentados del 11 de Septiembre o los del 16 de mayo en Casablanca.

No obstante, Rodríguez Zapatero aseguró que relatará ante la Comisión de Investigación en su comparecencia del mes próximo en el Congreso de los Diputados, todo lo que sabe del atentado antes y después de llegar al Palacio de la Moncloa. Las últimas detenciones de ETA también centraron buena parte de los comentarios ayer en la recepción del Palacio Real, a la que asistieron 900 invitados. Tanto Rodríguez Zapatero como otros miembros del Gobierno se cuidaron de considerar el golpe a ETA como «definitivo» y señalaron que la batalla será larga. El presidente, sin llegar a emplear la palabra «pacto», insistió en buscar ahora «con más fuerza» la unión de todos los demócratas. Y dijo que había hablado unos minutos con el 'lehendakari', Juan José Ibarretxe, tras las detenciones.


Lea mas

12.10.04

 

Del Olmo rechaza tener en cuenta las respuestas de Zouhier a Del Burgo

 

12-10-04



Del Olmo rechaza tener en cuenta las respuestas de Zouhier a Del Burgo

MANUEL MARRACO

MADRID.- El juez de la Audiencia Nacional que se encarga de la instrucción de los atentados del 11-M, Juan del Olmo, se negó ayer a recibir de la defensa de Rafá Zouhier una copia del manuscrito en el que el confidente de la Guardia Civil responde a las preguntas del diputado del Partido Popular y miembro de la Comisión de Investigación parlamentaria del 11-M Juan Ignacio del Burgo.
(.../...)

En su escrito, la defensa solicitaba al magistrado de la Audiencia Nacional que incorporase el documento al sumario que instruye por los atentados y llamase a declarar al imputado, tanto para ratificar lo expuesto en el cuestionario como para declarar respecto a los hechos que relataba. Consideraba, y así se lo transmitió al juez Del Olmo, que el documento aporta «datos importantes para el esclarecimiento de los hechos», además de elementos «fundamentales» para la defensa del ciudadano marroquí detenido por su implicación en los atentados de Madrid.

El primer 'intento'

El magistrado del Juzgado Central de Instrucción número 3 basó su negativa en que todavía no ha resuelto sobre el primer intento de incorporar el cuestionario al sumario del 11-M. El pasado jueves, el diputado popular y miembro de la Comisión Juan Ignacio del Burgo le remitió -«a los efectos que V.I. considere oportunos»- una copia de las respuestas de Rafá Zouhier.

El juez, sin embargo, decidió ese mismo día «introducir todas las copias de la documentación en un sobre, cerrar y sellar dicho sobre» y dejarlo bajo la custodia de la secretaria judicial mientras la Fiscalía se pronunciaba sobre qué hacer con los papeles.

Juan del Olmo también mostró su malestar por lo que consideró una interferencia del diputado en la tarea judicial. Al día siguiente, la fiscal Olga Sánchez pidió al juez que devolviese los documentos a Jaime Ignacio del Burgo.

En su contestación, Del Olmo remite a la defensa de Zouhier al artículo 400 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que señala que «el procesado podrá declarar cuantas veces quisiere y el juez le recibirá inmediatamente la declaración si tuviere relación con la causa». Hasta ahora, el juez había admitido los escritos remitidos por Zouhier al Juzgado.


Lea mas

 

La Guardia Civil cree que Trashorras adiestró a los terroristas del 11-M

 

12-10-04



11-M LA INVESTIGACION

La Guardia Civil cree que Trashorras adiestró a los terroristas del 11-M


Un informe remitido al juez Del Olmo explica que el ex minero era la única persona del entorno de los terroristas con conocimientos de explosivos

AGUSTIN YANEL. MANUEL MARRACO

MADRID.- La Guardia Civil apunta al ex minero Emilio Suárez Trashorras como la persona que adiestró a los autores del 11-M en el uso de explosivos, «posibilitando de esta manera la comisión de acciones terroristas».

Así lo recoge un informe de 39 páginas remitido ayer por el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo al Congreso de los Diputados, y sobre el que ha levantado el secreto del sumario.
(.../...)

Para llegar a esa conclusión, el Instituto Armado parte de que, tres meses antes de los atentados, Jamal Ahmidan, El Chino -uno de los líderes de la célula islamista-, «carecía de los conocimientos técnicos y la experiencia necesaria para manejar con seguridad los detonadores y, por tanto, las cargas explosivas».

Esta afirmación se basa en el hecho de que, según relató en su declaración el propio Trashorras, en las Navidades de 2003 uno de esos detonadores estalló cuando estaba siendo manipulado por El Chino, por Rachid Aglif y por el confidente de la Guardia Civil Rafá Zouhier (el primero murió en el suicidio colectivo de Leganés y los otros dos se encuentran en prisión). Está claro que, tres meses más tarde, los miembros de la célula terrorista «ya habían adquirido capacitación suficiente».

De los datos existentes el pasado 1 de junio, momento en el que se elaboró el informe, la Guardia Civil destaca que «únicamente Emilio Suárez Trashorras tenía demostrada experiencia en la manipulación y manejo de los detonadores y explosivos específicos utilizados por los terroristas».

Por esa razón, «y debido a la intensa relación y numerosos contactos mantenidos por Suárez Trashorras y algunos de los terroristas más destacados, se estima posible que el ex minero proporcionara a los terroristas el entrenamiento necesario en la manipulación y manejo de detonadores y Goma 2 entre los meses de enero y marzo de 2004».

El documento -denominado Investigación sobre el origen de los explosivos utilizados en los atentados del 11 de Marzo- fue remitido a principios de junio al Juzgado Central de Instrucción número 6. Desde entonces, ha estado sometido a secreto sumarial, pero desde ayer forma parte del conjunto de informes sobre los que el juez ha acordado alzar el secreto.

A petición de la fiscal

Del Olmo adoptó esta medida a petición de la fiscal de Menores de la Audiencia Nacional, Blanca Rodríguez. La fiscal ultima estos días la instrucción del expediente sobre El Gitanillo, el único menor imputado por el 11-M, y, para ello, solicitó el pasado 29 de septiembre a Del Olmo que alzase el secreto sobre las declaraciones policiales y judiciales de dos de los imputados en el 11-M: Suárez Trashorras e Iván Granados Peña.

También solicitaba la fiscal que la medida alcanzase a «todos los informes y pericias que figuran en la causa relativos al origen y procedencia de las sustancias explosivas y detonadores, así como sobre el tipo de todas las sustancias intervenidas».

Ayer, el juez aceptó la petición y, además, acordó remitir al Congreso los informes periciales, al estar relacionados con los hechos que investiga la Comisión de Investigación del 11-M.

El ex minero Emilio Suárez Trashorras se encuentra en prisión desde el pasado 23 de marzo por su vinculación en la trama de los explosivos empleados en el 11 de Marzo.

La Guardia Civil describe la relación de Trashorras con varios de los autores del 11-M como «intensa, directa y continuada» hasta poco antes de los atentados. Esta relación, explica, «podría basarse en un intercambio comercial de sustancias estupefacientes, posiblemente hachís, por material explosivo».

Papel «imprescindible»

Otros dos miembros de la trama de Avilés, pese a estar igualmente imputados en la causa e incluidos por las Fuerzas de Seguridad «dentro del entramado delincuencial que facilitó el acceso a los explosivos a la célula responsable del 11-M», se encuentran en libertad. Se trata de la mujer de Trashorras, Carmen Toro Castro, y del hermano de ésta, Antonio.

En el mismo informe, la Guardia Civil describe el papel de Carmen Toro como «activo e imprescindible, facilitando la comunicación entre los restantes miembros de la red, y posibilitando de esta manera que los terroristas pudieran obtener los explosivos necesarios para perpetrar los atentados».

Carmen Toro se reunió en Madrid al menos en dos ocasiones con Jamal Ahmidan, El Chino, con Mohamed Oulad Akcha, con su marido y con otras personas. La Guardia Civil sospecha que en la última reunión, el 26 de febrero, visitó la casa de Morata de Tajuña (Madrid), donde presuntamente el comando del 11-M fabricó los artefactos para cometer los atentados y preparó las mochilas bomba.

Además, entre el 22 de enero y el 4 de febrero, Carmen Toro telefoneó en cuatro ocasiones a El Chino. Además, mantuvo otras conversaciones telefónicas con su hermano, con Javier González Díaz, El Dinamita, y con Manuel García Rodríguez, inspector jefe de Estupefacientes de Avilés.

La Guardia Civil descarta que su marido y ella utilizaran indistintamente sus dos teléfonos, por lo que cree que esas llamadas las realizó Carmen Toro.

Además, la Guardia Civil incluye en su informe una pormenorizada relación de las numerosas conversaciones telefónicas que Emilio Suárez Trashorras mantuvo con varias personas presuntamente relacionadas con los atentados en poco más de dos meses, entre el 17 de enero y el 22 de marzo pasados.

Aunque han utilizado sobre todo teléfonos móviles, los agentes han comprobado que varias llamadas que recibió El Chino fueron realizadas desde una cabina telefónica pública de Avilés, situada cerca del domicilio de Emilio Suárez Trashorras y de Carmen Toro.

Estos informes fueron distribuidos ayer a los distintos grupos parlamentarios del Congreso. Los 16 diputados que integran la Comisión del 11-M los estudiarán y, con toda probabilidad, preguntarán sobre su contenido a algunos de los próximos comparecientes, entre los que se encuentran varios mandos policiales y de la Guardia Civil de Asturias.


Lea mas

10.10.04

 

Yetu elude pronunciarse sobre la implicación de servicios secretos marroquíes en el 11-M

 

10-10-04


11-M LA INVESTIGACION / LAS INCOGNITAS DEL ATENTADO

Yetu elude pronunciarse sobre la implicación de servicios secretos marroquíes en el 11-M

«Veo un futuro muy alentador en nuestra relación con España y no quiero mirar hacia atrás por encima del hombro», afirma el primer ministro de Marruecos en el Foro Formentor

MARISA CRUZ. Enviada Especial

FORMENTOR.- El primer ministro de Marruecos, el tecnócrata independiente Driss Yetu, eludió ayer en el Foro Formentor pronunciarse acerca de posibles vinculaciones de algunos círculos de los servicios secretos marroquíes con el atentado del 11-M y ni siquiera se avino a comentar la petición hecha por Mohamed VI al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para que ayude a rectificar la imagen «distorsionada» que, según él, se vierte contra su país con estas sospechas. «Yo veo», dijo, «un futuro muy alentador en la relación con España y no quiero mirar hacia atrás por encima del hombro».
(.../...)

Yetu demostró ser un especialista en echar balones fuera pese a que las preguntas que ayer le dirigió la prensa en relación con todas las cuestiones de actualidad -terrorismo, Irak, Sáhara, inmigración ilegal, tensión con Argelia- fueron muy precisas.El primer ministro de Marruecos, que en su conferencia ante el Foro citó reiteradamente al difunto rey Hasan II y al actual monarca Mohamed VI, optó por no salirse de las teorías oficiales repetidas hasta la saciedad por todos los dirigentes de su país.

El asegura, para marcar diferencias con la tensa etapa de Aznar, que la relación con España «nunca ha estado tan llena de promesas como ahora» y que el vínculo entre los dos países debe ser un «modelo entre la Europa ampliada y el sur del Mediterráneo».Y recalca que Rabat y Madrid tienen la «voluntad política de ir hacia adelante, de encontrar solución adecuada a todas las cuestiones pendientes de interés común, de construir una vecindad de progreso, de solidaridad y de prosperidad compartida». Quizá para no estropear esta filosofía idílica, Yetu evitó las preguntas molestas hasta el punto de que ni siquiera optó por desmentir las informaciones que aportan pruebas según las cuales determinados círculos de los servicios secretos de su país, bien por acción o por omisión, aparecen vinculados con el atentado de Madrid del 11 de Marzo.

«España», dijo, «no es el único país que ha sido víctima de unos atentados que lamentamos. Hemos expresado nuestra solidaridad tanto con las familias como con el pueblo español. Marruecos también ha sido víctima del espanto del terrorismo, el 16 de mayo en Casablanca, pero yo», añadió, «soy un optimista: para mí las relaciones entre Marruecos y España son ejemplares».

«Cuando pienso en España», continuó el primer ministro, «prefiero pensar en el segundo socio comercial de Marruecos con más de 3.000 millones de euros; en las más de mil empresas con participación española que se desarrollan en mi país y en el primer inversor que es, con más de 1.600 millones de euros». Driss Yettu se esforzó por imbuir a la audiencia del espíritu de cambio y modernidad que el rey Mohamed VI quiere imprimir a su país. «Estamos apostando», afirmó, «por un determinado tipo de sociedad democrática, que respeta las libertades y los derechos humanos, que garantiza la igualdad entre el hombre y la mujer y también hemos optado por la libertad comercial y económica».

Basándose en todo ello, el primer ministro se hizo eco de la aspiración del rey de elevar el estatus de Marruecos en relación con la Unión Europea. «Queremos dejar de ser un país asociado para tener un estatus de país avanzado» en la UE ampliada, afirmó.


Lea mas

This page is powered by Blogger. Isn't yours?