Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




30.10.04

 

Reyerta en la cárcel de León

 

30-10-06



Reyerta en la cárcel de León


La prisión de Mansilla de las Mulas, en León, vivió este jueves graves incidentes cuando, a la hora del reparto de la cena, se produjo una fuerte pelea entre 16 reclusos magrebíes y cuatro albano-kosovares.

Según el testimonio de los funcionarios del centro, los presos magrebíes se abalanzaron sobre los albano-kosovares y les golpearon con varios objetos contundentes, entre ellos las bandejas de metal en las que se sirve la comida.

Los funcionarios atribuyeron el enfrentamiento a que los magrebíes intentaban imponer a los albano-kosovares -que son musulmanes, pero no practicantes- que siguiesen el Ramadán.

También denunciaron que los musulmanes llevan tiempo luchando por hacerse con el poder en el módulo. Tras la reyerta, cinco reclusos resultaron heridos y tuvieron que ser atendidos en la enfermería.

Para sofocar la pelea, acudieron todos los empleados del resto de departamentos y tuvieron que abrir una cancela para meter a algunos de los magrebíes, ante la imposibilidad de separarlos.Nueve de los musulmanes cabecillas de la revuelta fueron aislados como castigo.


Lea mas

 

Los 13 radicales detenidos formaban un grupo de captación y preparación de atentados

 

30-10-06



TERRORISMO ISLAMISTA / 'OPERACION NOVA II'

Los 13 radicales detenidos formaban un grupo de captación y preparación de atentados

Uno de los presos arrestados, Aspri Smali, envió un giro de dinero a Lamari, 'emir' del 11-M - Los cinco reclusos estaban identificados como integristas y habían sido trasladados de prisión

MADRID.- Los 13 presuntos terroristas islamistas detenidos el jueves en la segunda fase de la operación Nova constituían un grupo de apoyo y captación de nuevos miembros para la célula que planeaba un atentado contra la Audiencia Nacional, y comparecerán ante el juez Baltasar Garzón el próximo martes, según informaron fuentes de la investigación.

Estos últimos arrestados, cinco de los cuales ya se encontraban en prisión por otros delitos, no están directamente relacionados con la planificación del atentado suicida contra la Audiencia, comandado por Mohamed Achraf, por el que fueron detenidas 18 personas la semana pasada.
(.../...)

Los 13 arrestados, cuatro marroquíes y nueve argelinos, tenían otros planes criminales y están acusados de «presunta implicación en la preparación de acciones terroristas, habiendo realizado labores de captación, proselitismo y actividades de apoyo e infraestructura a una célula islamista», informa Efe.

Así figura en las órdenes de detención libradas por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, quien tomará declaración a los implicados en la operación Nova II el próximo martes 2 de noviembre.

En el registro del domicilio en Madrid del marroquí A. A. se han intervenido cuadernos y agendas en árabe y documentación, y en el de su compatriota A. O. se han hallado 71 cintas de vídeo, cintas de casete, libros, álbumes de fotos y diversa documentación.En Cádiz, fueron detenidos Nordin B. y su hermano, A.B.

Los cinco presos implicados en la célula integrista estaban, en su mayoría, identificados como radicales islámicos y habían sido trasladados de prisión por su conflictividad. Los reclusos son Sohbi Kouni, Aspri Smali y Mohamed Amin, ingresados en la cárcel de A Lama (Pontevedra); Mustafa Zanibar en Nanclares de Oca (Alava) y Khalid Farid, en el centro de Puerto I en Cádiz.

Documentación

Smali, miembro del grupo terrorista argelino GIA, envió un giro de dinero dirigido a Allekema Lamari, considerado por la Policía como el emir del 11-M, según informaron fuentes penitenciarias.Precisamente, Lamari, el séptimo suicida de Leganés, también cumplió condena durante cinco años y medio en la prisión de A Lama.

Estas personas, junto con los demás sospechosos, fueron interrogadas por la Policía Judicial de Madrid, a raíz de la documentación incautada el pasado día 19 a otros reclusos islamistas, la mayoría de ellos argelinos, en varias cárceles.

Aspri Smali, considerado el imam de A Lama y miembro del GIA, se encontraba habitualmente aislado en una celda y era sometido diariamente «a un control minucioso».

Los otros dos internos interrogados, el marroquí Amin Mohamed y el argelino Sohbi Khouni, eran los «secuaces» del líder espiritual islámico y se encargaban de extorsionar al resto de los reclusos árabes. Khouni fue condenado en 2001 por la Audiencia Nacional junto a Lamari, considerado el emir de los atentados del 11-M.

Khalid Farid, interno de Puerto I, está condenado a 20 años de cárcel por agresión sexual y no había dado muchos problemas en este centro.


Lea mas

29.10.04

 

Zaníbar, el preso que celebró los atentados del 11-M en A Lama

 

29-10-06



Zaníbar, el preso que celebró los atentados del 11-M en A Lama


ANA DEL BARRIO

MADRID.- Cuando, la mañana del 11 de marzo, toda España estaba desolada ante la masacre terrorista que costó la vida a 191 personas, Mustafá Zaníbar se dedicaba a invitar a todos los presos de su módulo, entre ellos dos etarras, en A Lama (Pontevedra) para celebrar los atentados.

Zaníbar, condenado a 29 años de cárcel por haber quemado vivo en el Ejido (Almería) a un compatriota mientras dormía, ha dejado su huella en todas las prisiones por las que ha pasado.

Primero fue el cabecilla de los islamistas de Topas (Salamanca) y en A Lama, destacó por su comportamiento conflictivo y su amistad con Kepa Etxebarria y otros etarras. Numerosos partes de los funcionarios dan cuenta de las presiones que ejercía Zaníbar sobre otros reclusos para captarlos para la 'yihad'.

A los empleados siempre les llamó la atención que el líder islamista dispusiese de grandes cantidades de dinero. De hecho, la semana pasada recibió un ingreso de 6.000 euros en la prisión de Nanclares de Oca (Alava), donde llegó procedente de A Lama. Los reclusos integristas utilizan su poder económico para ejercer influencia sobre el resto de musulmanes, con pocos recursos. En ocasiones, les dan un préstamo, y a la semana siguiente les tienen que devolver el doble de dinero.

En A Lama también se encuentra Sohbi Khouni, preso del GIA argelino, pero sus coacciones al resto de reclusos pasaban más desapercibidas y apenas figura en los informes internos. «Es muy fino y lo sabe hacer muy bien. Nos hemos enterado de sus presiones gracias a los chivatazos de otros presos», declaró un funcionario. Khouni mantenía una buena relación con el etarra Luis Mariñelarena Garciandía.


Lea mas

28.10.04

 

La Fiscalía pide ocho años de internamiento para 'El Gitanillo'

 

28-10-06


TERRORISMO ISLAMISTA

La Fiscalía pide ocho años de internamiento para 'El Gitanillo'


MANUEL MARRACO

MADRID.- La fiscal de Menores de la Audiencia Nacional ha solicitado que el único menor implicado en el 11-M cumpla ocho años de internamiento en régimen cerrado y cinco más de libertad vigilada, según informaron ayer fuentes jurídicas.

El Gitanillo está acusado de transportar en autobús una mochila cargada de Goma-2 desde Asturias a Madrid para entregársela a uno de los miembros de la célula del 11-M, probablemente El Chino. La fiscal Blanca Rodríguez le imputa por estos hechos un delito de tenencia de explosivos con fines terroristas.
(.../...)

El Ministerio Público propone en el escrito de alegaciones presentado ayer ante el juez central de Menores, José María Vázquez Honrubia, que declaren en el juicio más de una docena de testigos, entre imputados por el 11-M y miembros de las Fuerzas de Seguridad.Uno de los que deberá pasar a declarar es el ex minero José Emilio Suárez Trashorras que, según reconoció el propio menor ante el juez, fue quien le encargó hacer el viaje a Madrid.

El Gitanillo -que se encuentra internado en un Centro de Menores madrileño desde el 16 de junio- será el primero de los imputados por el 11-M que irá a juicio, previsiblemente a mediados de noviembre.La defensa del menor tiene ahora un plazo de cinco días hábiles para presentar su escrito de alegaciones. A mediados de diciembre vencía el plazo máximo de internamiento preventivo del menor, decretado por tres meses en junio y prorrogado por otros tres en septiembre.

La fiscal solicita al juez central de Menores que la vista oral se celebre a puerta cerrada, al tratarse de un menor. Además, algunos de los elementos que salgan a la luz están declarados secretos en el sumario principal sobre el 11-M que instruye el juez Juan del Olmo.


Lea mas

27.10.04

 

El PP denuncia en comisaría lazos de ETA con los asturianos del 11-M

 

28-10-06



TERRORISMO ISLAMISTA / LAS CONEXIONES

El PP denuncia en comisaría lazos de ETA con los asturianos del 11-M


Del Burgo, con el respaldo de su partido, pide a la Justicia que investigue los hechos delictivos expuestos por Zouhier y varios comparecientes en la Comisión

MANUEL MARRACO

MADRID.- El diputado popular Jaime Ignacio del Burgo presentó ayer, con el respaldo de su partido, una denuncia en la Comisaría del Congreso en la que enumera diversas coincidencias entre la trama asturiana que proporcionó los explosivos del 11-M y ETA.Unas coincidencias que, a su juicio, merecen ser investigadas.
(.../...)

En su escrito, el miembro de la Comisión de Investigación del 11-M menciona el robo junto al domicilio del ex minero Emilio Suárez Trashorras de un coche luego utilizado por ETA para atentar en Santander; el ofrecimiento de explosivos por parte de Antonio Toro a etarras, revelado por el confidente de la Guardia Civil Rafá Zouhier y corroborado posteriormente por otro confidente, El Nayo; y la partida simultánea el 29 de febrero de dos caravanas de la muerte hacia Madrid, una de ETA y otra del comando de Leganés.

El diputado solicita que la denuncia se traslade «al órgano jurisdiccional competente», en este caso, al tratarse de delitos de terrorismo, a la Audiencia Nacional.

Del Burgo encabeza la denuncia recordando que la ley obliga a todos los ciudadanos a denunciar los delitos de que tengan noticia y, en los cuatro folios siguientes, el miembro de la Comisión resalta los aspectos más relevantes de la posible conexión ETA-trama asturiana.

ETA 'visita' a Trashorras. El 3 de diciembre de 2002, ETA hizo estallar un coche bomba en un aparcamiento de Santander. El vehículo había sido robado en la madrugada del día anterior en la calle de Avilés donde vive Trashorras por dos miembros de ETA luego detenidos, según explicó a la Comisión el jefe de la policía asturiana, Juan Carretero, el pasado 15 de octubre: «El día 1 de diciembre [los dos etarras] se trasladan en taxi a Avilés, se alojan en una pensión de Avilés con documentación falsa, pero no llegan a pernoctar. En la madrugada del 1 al 2 roban el citado coche [...]. No llegan a pernoctar en Avilés. El día 2 se trasladan a Santander, preparan el coche bomba». Además, el ex minero -acusado de proporcionar los explosivos para el 11-M- traficaba con vehículos robados, según consta en un auto del juez de la Audiencia Nacional que investiga los atentados, Juan del Olmo.

Zouhier denuncia. ¿Supo que Antonio Toro ofrecía dinamita a ETA? Sí. ¿Contactó Toro en prisión con presos etarras? Sí. ¿Proporcionó Toro a Trashorras un número de contacto con ETA? Sí. Del Burgo reproduce en su denuncia las respuestas a un cuestionario contestado desde prisión, «libremente y con pleno respeto a sus derechos», por Rafá Zouhier. También afirma que «tuvo acceso» al cuestionario del confidente «sin vulneración alguna de la normativa penitenciaria».El diputado explica que se ve obligado a hacer constar estas respuestas de Zouhier porque el juez Del Olmo ordenó guardar en un sobre cerrado la copia del cuestionario que le remitió.

'El Nayo' confirma. «Que el abogado [...] informó que un cliente suyo, apodado El Nayo, confidente de la Guardia Civil, que había coincidido en la cárcel de Villabona con Antonio Toro, le había informado de que éste poseía un cargamento de dinamita, escondida en un zulo, con destino a ETA, hecho que por su gravedad puso en conocimiento del fiscal jefe del Tribunal Superior de Asturias».

De los tres elementos expuestos, Del Burgo concluye que resulta «más que verosímil» que el robo del vehículo no fuera fruto de la casualidad, «sino de una acción concertada de los asturianos Toro y Suárez Trashorras con la banda terrorista ETA».

Que los etarras, cargados de explosivos, tomaran un taxi desde Oviedo para robar el coche en Avilés, que acabaran, casualmente, junto a la casa de Trashorras, así como que éste traficara con coches robados refuerza, según Del Burgo, que esa colaboración con ETA existió «al menos para la comisión del atentado de Santander».

El diputado añade otros elementos en su denuncia.

Un día, dos caravanas. «Que el día 28 de febrero de 2004 una furgoneta bomba de ETA entraba en España por la frontera de Hendaya con destino a Madrid, siendo interceptada por la Guardia Civil en la localidad de Cañaveras (Cuenca) el día 29 de febrero y que en la misma fecha y casi a la misma hora salió de Avilés una caravana, dirigida por el terrorista al que se conoce con el apodo de El Chino, con los explosivos utilizados en los atentados del 11-M, pese a que el terrorista fuera multado hasta tres veces».

'Operación Nova'. Aunque todo lo anterior fuera fruto «de una siniestra casualidad», Del Burgo añade otra conexión más reciente, esta vez por medio de la célula islamista que pretendía volar la Audiencia Nacional. Uno de los principales implicados, Abdelkrim Beresmail, había mantenido contactos con elementos del 11-M.Por tanto, «si se confirmara que el atentado de Santander hubiera contado con la colaboración de la denominada trama asturiana del 11-M, podría haber existido una conexión a través de los asturianos entre la banda terrorista y los terroristas islamistas».

Otros delitos. El diputado concluye su escrito añadiendo que, además de las revelaciones sobre los explosivos, las respuestas de Zouhier al cuestionario «contienen revelaciones sobre otros hechos, presuntamente delictivos», como la venta ilegal de las armas encontradas a los terroristas del 11-M en el piso de Leganés.Según reveló EL MUNDO, el confidente explicó a Del Olmo que un guardia civil llamado Pedro había vendido armas a un socio de El Chino.



Lea mas

 

Al menos 15 investigados por el 11-M están vinculados con la célula de 'Abú Dahdah'

 

27-10-06


TERRORISMO ISLAMISTA / LA INVESTIGACION

Al menos 15 investigados por el 11-M están vinculados con la célula de 'Abú Dahdah'


Uno de ellos, Walid Altarakji Almasri, le visitó en la cárcel cinco días antes de los atentados - La policía tiene fotos de 'El Tunecino', 'Abu Dahdah' y 'Yusuf Galán' en la mezquita de la M-30

FERNANDO LAZARO

MADRID.- Provocó sorpresa entre todos menos entre los que saben la peligrosidad, la capacidad de liderazgo y de influencia entre los radicales. Todos los expertos coincidían en que Imad Eddin Barakat Yarkas, Abú Dahdah, era -y probablemente sigue siendo- uno de los máximos responsables del terrorismo islamista de Europa.«Era el eje del mal». Fue detenido en 2001 por Garzón. Está procesado por el 11-S. Según las actuaciones policiales y judiciales, todo lo que hacía estaba teledirigido por Osama bin Laden.
(.../...)

Las Fuerzas de Seguridad han constatado múltiples vínculos entre su célula y la del 11-M. Hasta 15 son los sospechosos en las investigaciones sobre los atentados con vínculos con Abú Dahdah.Uno de ellos le visitaba con frecuencia. Su último encuentro se produjo cinco días antes de los atentados.

Walid Altarakji Almasri


Se trata de uno de los seguidores de Abú Dahdah, según consta en las conversaciones intervenidas durante las investigaciones. Es la persona que, junto a Mohamad Badr Ddin Al Akkad, alquiló la finca de Chinchón. Su firma consta en los documentos de alquiler. También participó en el alquiler de la finca El Tunecino. Desde que fue detenido Abú Dahdah, en noviembre de 2001, hizo las veces de padre en la educación islámica para el hijo mayor de éste. Por este motivo, las visitas a Abú Dahdah eran muy frecuentes, acompañando al hijo de éste. Los investigadores destacan el hecho de que la última se produjera el 6 de marzo de este año, apenas cinco días antes de los atentados.Las visitas comenzaron en junio de 2003 y se interrumpieron el 6 de marzo.

Jamal Zougam

Estrechamente relacionado con la rama marroquí que dirigía Abú Dahdah. En 2001 su domicilio ya fue registrado por comisión rogatoria francesa. Pese a que había evidencias de su conexión a grupos extremistas islámicos, no se consideró suficiente para detenerle. Está en prisión como presunto autor material del 11-M.

Sarhane Ben Abdelmajid Fakhet, 'El Tunecino'


Existen fotografías de la policía, tomadas en 2001 en las inmediaciones de la mezquita de la M-30, en las que están El Tunecino y Abú Dahdah conversando.En esas fotos aparece también José Luis Galán, Yusuf Galán, otro de los procesados por la operación Dátil, y Muhanna El Mallah, seguidor de Abú Dahdah y detenido en relación con el 11-M por ser propietario de un local de Madrid donde se alojaban dos de los supuestos autores materiales: Basel Ghalyoun y Fouad Al Morabit.La policía tiene registradas conversaciones entre El Tunecino y el hijo de Abú Dahdah.

Amer Azizi


Se le vincula directamente a Jamal Ahmidan, El Chino. Era mano derecha y hombre de confianza de Abú Dahdah en todo lo relacionado con el reclutamiento de muyahidin en España.Coincidió en 2000, camino de Chechenia y de Afganistán, en un piso de Turquía con Said Berraj, Lahcen Ikassrrien y Chej Hasan (preso en Guantánamo), que utilizaba un pasaporte a nombre de Mohamed Haddad. Está procesado por el juez Garzón en el sumario sobre Abú Dahdah. Se encuentra en paradero desconocido.

Said Berraj


En las investigaciones de la operación Dátil, en el marco de las intervenciones telefónicas, queda clara la relación de esta persona con Abú Dahdah. Realizando el mismo camino que Amer Azizi hacia Afganistán, coincidió también con Ikassrrien y Hasan en Turquía. Está procesado en el mismo sumario y también está huido. Los investigadores sospechan que se marchó de España pocos días antes de los atentados de Madrid. Existen llamadas de teléfono desde una cabina de Morata de Tajuña al número que utilizaban él y su mujer.

Mohamed Haddad

Fue reconocido como uno de los que colocaron las bombas en los trenes. Huyó a Marruecos apenas dos días después de la masacre. Fue detenido en ese país. Se trata del que le facilitó en 2000 a Said Berraj su propio pasaporte para que pudiera ir a Chechenia y a Afganistán, en el marco de la operación que dirigía Abú Dahdah.

Dris Chebli


En prisión como miembro de la célula de Abú Dahdah.Procesado por los atentados del 11-S. Antes de su captura, convivió en el mismo piso que Said Berraj. Estaba también conectado con Mustapha Maymouni y con Amer Azizi. Su huella apareció en uno de los libros que la policía logró recuperar en el piso de Leganés.

Mohamed Needl Acaid


Era el propietario de la finca próxima a Chinchón, donde los terroristas prepararon los explosivos.Actualmente, está en prisión, procesado en el sumario instruido por Garzón como miembro de la célula de Abú Dahdah. El pasado mes de febrero, le visitó en la cárcel Walid Altarakji Almasri, que fue quien alquiló esa finca donde los terroristas escondieron los explosivos.

Mohamed Badr Ddin Al Akkad


Es el hermano del dueño de la finca cercana a Chinchón. Es el que la alquiló, primero a Mustapha Maymouni (en prisión en Marruecos por los atentados de Casablanca) y, posteriormente, a Jamal Ahmidan, El Chino. Su nombre y firma consta junto a la de Walid Altarakji Almasri, en los dos contratos de alquiler.

Mustapha Maymouni


Seguidor de Abú Dahdah y de Amer Azizi, según consta en el sumario de Garzón. Actualmente, cumple condena en Marruecos por su implicación en los atentados de Casablanca.Es el que alquiló, el primero, la casa cercana a Chinchón a Mohamed Needl Acaid, también seguidor de Abú Dahdah. Su hermana está casada con El Tunecino.

Muhanna el Mallah


Considerado seguidor de Abú Dahdah, está muy vinculado a otros miembros de su célula. Así consta en intervenciones telefónicas y en seguimientos. Propietario del local de Madrid utilizado por dos de los autores materiales de los atentados: Basel Ghalyoun y Fouad Al Morabit.

Mohamed Chaoui


También seguidor de Abú Dahdah. Hermanastro de Zougam. También detenido por su presunta implicación en la matanza de Madrid.

Khalid Zeimi Pardo


Es otro de los seguidores de Abú Dahdah.Acudía a reuniones dirigidas por éste donde intentaban captar adeptos para enviarlos a Afganistán. También aparece muy vinculado a El Tunecino y a Maymouni. Ha sido detenido ya en dos ocasiones por el 11-M. El juez Baltasar Garzón le ha retirado su pasaporte para que no pueda salir de España.

Abdennabi Chadadi


Es hermano de Said Chedadi, encarcelado como miembro de la célula de Abú Dahdah. Fue detenido por los atentados del 11-M, sospechoso de formar parte de la célula de Lavapiés dirigida por Zougam. Ha visitado en prisión a Driss Chebli en reiteradas ocasiones durante 2003.

Abu Dudjan al Afgani


En el vídeo reivindicativop de los atentados del 11-M recogido cerca de la mezquita de la M-30, el anónimo se identificó como Abu Dudjan al Afgani. En el sumario de la célula de Abú Dahdah existe una conversación de 2001 entre éste y un individuo que se identifica como Abu Dudjan. En el marco de esta investigación aparecía también Amer Azizi y Dris Chebli.


Lea mas

 

Del Olmo pide la declaración de 'Víctor' en el Congreso al detectar contradicciones

 

27-10-06



Del Olmo pide la declaración de 'Víctor' en el Congreso al detectar contradicciones


El alférez de la UCO habló de 150 kilos de explosivos en el Congreso y de sólo tres ante el juez


FERNANDO LAZARO

MADRID.- El titular del Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Luis del Olmo, ha seguido con atención las sesiones de la Comisión parlamentaria del Congreso que investiga los atentados del 11-M.

Y, de momento, ya ha enviado al Parlamento una petición, la única hasta ahora. Quiere la transcripción íntegra de la comparecencia del alférez de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, conocido como Víctor.
(.../...)


El magistrado instructor de las investigaciones sobre los atentados de Madrid ha detectado importantes contradicciones entre la declaración que prestó este oficial del Instituto Armado en la Cámara Baja y la que previamente aportó en el juzgado.

El juez entiende que el funcionario de la Seguridad del Estado incurrió en varias y claras contradicciones. No obstante, antes de tomar una decisión y de -probablemente- citarle de nuevo a declarar, quiere conocer la literalidad de su testimonio.

Este periódico ya constató que existían al menos tres importantes diferencias entre lo declarado en el Congreso y la declaración judicial de este agente.

Quizá la diferencia más significativa se produjo sobre la cantidad de explosivos que, según el confidente Rafá Zouhier, un grupo de delincuentes trataba de poner en circulación desde Asturias.Zouhier hacía estas confidencias a los agentes de la UCO en función de los datos que, al parecer, le aportaba Antonio Toro. Víctor, que declaró en el Congreso bajo la protección de su identidad, había declarado ante el juez que la cantidad de la que hablaba Zouhier era de «dos kilos y medio o tres kilos de Goma 2». Aseguró que la querían vender por dinero o por droga.

Esta contradicción entre ambos testimonios ya fue puesta de relieve en el Congreso por los diputados del Partido Popular. Entonces, Víctor explicó que no se lo había contado al juez porque «posiblemente» se le pasó.

La segunda contradicción entre su testimonio ante el juez y ante la Comisión parlamentaria se produjo en torno a la figura de José Emilio Suárez Trashorras, encarcelado por su presunta implicación en los atentados del 11-M. El juez presume que fue éste quien proporcionó los explosivos a los terroristas.

En su declaración, Víctor afirmó en el Congreso que no se pudo identificar a Suárez Trashorras cuando él y otros agentes de la Unidad Central Operativa se desplazaron a Asturias para investigar las denuncias de Zouhier sobre la trama de los explosivos. Según su versión, Zouhier sólo les dio el nombre de Antonio Toro. Sin embargo, esta versión era contradictoria según lo declarado en el juzgado, donde aseguró: «Vimos a Emilio [Suárez Trashorras] cómo salía de la tienda de vehículos de su compañera». De nuevo, esta contradicción se puso sobre la mesa en el Congreso. El agente del Instituto Armado explicó que la identificación de Trashorras se produjo días después. Sin embargo, el juez prefiere estudiar con detenimiento su declaración.

Pero aún hay una tercera parte de su testimonio ante la Comisión parlamentaria que no cuadra con la judicial. El alférez de la Unidad Central Operativa aseguró que, periódicamente, preguntaban a su confidente Rafá Zouhier sobre la dinamita sobre la que les había informado que se estaba tratando de «colocar». Indicó que estas gestiones se realizaron después de marzo de 2003, pero que el confidente no aportó información de «interés» sobre este asunto.

Sin embargo, ante el juez de Del Olmo, el alférez aseguró: «A partir del 6 de marzo volvimos a hablar con él [Zouhier], pero de otros asuntos. En relación a los explosivos, no hemos vuelto a hablar nada». Víctor reconoció en el Congreso haber realizado 30 llamadas desde su teléfono al de Zouhier desde enero a marzo de 2003.

Del Olmo, además, ha trasladado al Congreso su preocupación por el hecho de que en algunas de las comparecencias ante la Comisión de Investigación se está sobrepasando el secreto sumarial decretado sobre las pesquisas del 11-M.


Lea mas

 

«Gestoras saca la cara a todos los moros»

 

27-10-06



TERRORISMO ISLAMISTA

«Gestoras saca la cara a todos los moros»


MADRID.- Las buenas relaciones entre el entorno etarra y el islamista pueden comprobarse desde hace años. En noviembre de 1991, el terrorista vasco Juan Antonio Urrutia Aurteneche mantenía una conversación con un familiar en la que criticaba el respaldo de la organización Gestoras pro-amnistía a otros grupos que apoyaban a internos islamistas que se encontraban en huelga de hambre.

La conversación fue intervenida por las Fuerzas de Seguridad, y en ella Urrutia afirmaba: «Se ponen a sacar la cara los de las Gestoras a [quiere decir por] todos los moros que están en huelga de hambre aquí. Bueno, en huelga de hambre de risa, porque se ponen hasta arriba de magdalenas y de comida y de todo, claro.Bueno, pues se pone a sacarle la cara a [por] esos».

Urrutia criticaba la buena relación de la plataforma abertzale, ya que consideraba que todos eran traficantes. «Todos traficantes.Todos, todos, todos traficantes, y le sacan la cara a [por] esa gente. Yo no entiendo, yo no sé si nos estamos volviendo todos locos o qué nos pasa», decía.

En esta conversación, el etarra manifestaba su oposición a los últimos atentados ordenados por la cúpula de la banda, en los que habían resultado heridos varios niños, entre ellos Fabio Moreno e Irene Villa.

Esas críticas le valieron la expulsión del colectivo de presos de la organización terrorista. Urrutia, miembro del comando Kyoto y condenado a más de 70 años de prisión, salió en libertad tras cumplir algo más de 10 años de cárcel.


Lea mas

 

El PP pregunta por la grabación a etarras

 

27-10-06



El PP pregunta por la grabación a etarras


Zaplana cree ridículo que se dé validez a lo que dicen y no a los confidentes
AGUSTIN YANEL

MADRID.- El PP quiere saber quién ha facilitado a la Cadena Ser las conversaciones grabadas a unos presos de ETA y de Jarrai, en la cárcel asturiana de Villabona, en las que niegan cualquier relación con los atentados del 11 de Marzo y critican a EL MUNDO.

En esas conversaciones, que fueron difundidas el lunes último por la Cadena Ser, los etarras acusan a este periódico de llevar varios meses «vendiendo por capítulos» una posible conexión de ETA con los islamistas que cometieron esos atentados en Madrid.

(.../...)

Todos los presos de ETA tienen intervenidas sus comunicaciones, según fuentes de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias, por lo que es probable que, en este caso, cuando mantenían esa conversación supieran que les estaban grabando.

El miércoles de la semana próxima, en la habitual sesión de control al Gobierno por parte del Congreso, el PP va a preguntar quién ha filtrado esas grabaciones a la citada emisora, «pese a que contienen expresiones que denigran y ofenden a un medio de comunicación y al principal partido de la oposición».

¿Desviar la atención?

En el PP se preguntaban ayer si la filtración de esas conversaciones es «una estrategia para tapar indicios que están apareciendo o para desviar la atención». Indicaron, también, que de esta manera «puede aumentar el riesgo a la seguridad de los aludidos en esas cintas».

En relación con este asunto, el portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, mostró su sorpresa por el hecho de que el PSOE se niegue a que unos confidentes policiales declaren ante la Comisión que investiga en el Congreso de los Diputados los atentados del 11 de Marzo, con el argumento de que son unos delincuentes, y ahora «dé validez» a lo que hablan unos etarras.

«¿No es ridículo que, cuando hay una cinta grabada a un etarra, que es muy posible que sepa que le están grabando, se apresuren a difundirla y darla validez, y esos mismos se nieguen a que venga un confidente?», se preguntó el portavoz popular en el Congreso. «¿Por qué ese miedo a investigar?», añadió.

Zaplana indicó que el PP es el único partido que puede mantener todo lo que ha dicho desde que se constituyó la Comisión del 11-M. «Nosotros, con mucha prudencia, siempre hemos dicho que no hay que descartar nada, que hay que investigar», afirmó, en referencia a que pueda haber alguna conexión entre ETA y los autores de esos atentados.

En cuanto a la convocatoria de una próxima reunión del Pacto Antiterrorista, Zaplana opinó que es «una justificación ante la presión política nuestra y de la opinión pública». «Tenían que buscar una válvula de escape», indicó el portavoz del PP.



Lea mas

 

Garzón ordena a la policía que investigue los contactos entre presos de ETA e islamistas

 

27-10-06



TERRORISMO ISLAMISTA / El juez quiere que se estudien las informaciones del confidente 'Cartagena' y el hallazgo de los nombres de Parot e Iragi en manos de Beresmail / La orden se limita a lo sucedido dentro de las cárceles

Garzón ordena a la policía que investigue los contactos entre presos de ETA e islamistas


MANUEL MARRACO

MADRID.- El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha encargado a la Policía Nacional que investigue las conexiones entre etarras e islamistas. El magistrado ordenó hace unos días que la Comisaría General de Información rastree las relaciones que han mantenido internos de ETA y de diferentes grupos radicales islámicos dentro de las cárceles. La petición no se extiende a los contactos que se hayan podido producir fuera de los recintos carcelarios.
(.../...)

El sábado por la noche, Garzón decretó el ingreso en prisión de 17 personas dentro de la operación Nova por haber participado en la preparación de un atentado con camión bomba contra la sede de la Audiencia Nacional. El auto no hacía referencia en ningún momento a ETA, pese a que a lo largo de la investigación policial y judicial contra la célula liderada por Mohamed Achraf habían surgido algunas conexiones entre los dos tipos de terrorismo.La primera, las palabras del imam Cartagena, el confidente policial que permitió la desarticulación de la célula. La última, el hallazgo de los nombres de dos etarras en manos de uno de los principales implicados, Abdelkrim Beresmail.

En su declaración policial a mediados de julio, Cartagena -declarado testigo protegido por Garzón- aseguró que Achraf afirmaba haber contactado con un miembro de ETA que a su vez le había proporcionado varios número de teléfono por si necesitaba colaboración para atentar contra la Audiencia. Se refería a Rego Vidal, encarcelado por intentar asesinar al Rey durante el verano de 1995 y que, según el testigo protegido, había mostrado también su interés por atentar contra Garzón y su colega Juan del Olmo.

Respecto a la conexión Beresmail -lugarteniente de Allekema Lamari, al que Interior considera «el emir» de la célula de Leganés-, un funcionario de prisiones se percató de que el miembro del Grupo Islámico Armado (GIA) guardaba algo en el bolsillo cuando la policía se disponía a registrar por orden de Garzón su celda en la prisión de Villabona (Asturias), según informaron a Europa Press fuentes penitenciarias.

Parot e Iragi

Cuando Beresmail se vació los bolsillos, los agentes comprobaron que el papel incluía los datos de dos miembros de ETA: Henry Parot, autor del atentado contra la casa cuartel de Zaragoza, y Harriet Iragi, condenado por tres asesinatos. Este dato tampoco aparecía en el auto de Garzón, quien, según la defensa de Beresmail, no le interrogó sobre el asunto. Sí recogía el auto que Beresmail había recibido 150 euros del propio Lamari apenas cinco días antes del 11-M.

Entre los internos investigados en la cárcel de Topas (Salamanca) por la operación Nova se encuentra Said Afif, que mantiene buenas relaciones con José Manuel Errazkin Beldarrain, antiguo enterrador del Ayuntamiento de Hernani y experto de ETA en zulos, según aseguraron los funcionarios de la prisión salmantina.

Uno de los detenidos junto a Lamari y Beresmail en 1997 por su pertenencia al GIA es Sohbi Khouni, que se encuentra ingresado en la cárcel de A Lama (Pontevedra). Según informaron los funcionarios del centro, el argelino mantiene buenas relaciones en el módulo 3 con el etarra Luis Mariñelarena Garciandía.

Otra posible conexión entre los dos entornos proviene de la conversación mantenida a finales de 2001 por el dirigente de Jarrai Juan Luis Camarero, que relataba al etarra Joseba Iñaki Bereciartúa su opinión sobre Beresmail: «Es la leche [...] Es un tío superserio.Este es de los que, en cuanto salga, va con una bomba encima.Yo me llevo superbién con él. Todo lo que sea guerra, de puta madre. Para él hay cosas que nosotros hacemos muy mal. Según él, tú pones la bomba y no tienes que avisar. Tiene que haber muchos muertos [...] Para mí, chapeau». La conversación fue remitida por los servicios de información al Gobierno un día después del 11-M, dentro de una serie de documentos que avalaban la posible relación entre ETA y el terrorismo islamista.


Lea mas

26.10.04

 

LAS VICTIMAS PIDEN Y ZP ASIENTE

 

26-10-06



LAS VICTIMAS PIDEN Y ZP ASIENTE


Zapatero recibió ayer en La Moncloa a la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y le dijo que sí a todo. La AVT pidió que se limiten las imágenes de atentados, que no se apruebe un posible acercamiento de los presos etarras a cárceles del País Vasco, que se mantenga el Pacto Antiterrorista (donde el colectivo quiere tener presencia el próximo 3 de noviembre) y que el propio Zapatero participe en los actos con motivo del primer aniversario del 11-M. La asociación asegura que ZP se mostró de acuerdo en todo.


Lea mas

 

El PP pide llevar al Pacto Antiterrorista la relación ETA 11-M

 

26-10-06



El PP pide llevar al Pacto Antiterrorista la relación ETA 11-M


Acebes dice que hay «indicios» suficientes y que no hay que descartar esta investigación - Fernández de la Vega convocó ayer a Rajoy

CARMEN REMIREZ DE GANUZA. FERNANDO GAREA

MADRID.- El secretario general del PP, Angel Acebes, pidió ayer al Gobierno que informe acerca de las relaciones entre ETA y los autores materiales del 11-M, en el seno del Pacto Antiterrorista, cuya próxima reunión tendrá lugar el día 3 de noviembre, según la convocatoria hecha pública, minutos antes, por el ministro del Interior, José Antonio Alonso.

La reunión se produce a iniciativa del Gobierno. En concreto, la vicepresidenta primera del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, telefoneó ayer al líder del PP, Mariano Rajoy, para comunicarle el interés del Gobierno por convocar la reunión del Pacto por segunda vez en lo que va de legislatura.
(.../...)

El Ejecutivo quiere aportar información sobre la operación policial que desmanteló la cúpula de ETA en Francia y la que ha abortado la actuación de una célula islamista que pretendía, presuntamente, atentar contra la Audiencia Nacional.

Además de la reunión del Pacto, que volverá a presidir Zapatero, el ministro del Interior comparecerá posteriormente ante la Comisión de Secretos Oficiales para explicar a todos los grupos esas dos operaciones policiales.

El número dos del PP aseguró que ha llegado el momento, transcurridos seis meses del atentado más grave de la historia de España, de abordar entre los dos grandes partidos un balance del resultado de las investigaciones en curso.

En particular, el ex ministro del Interior -que apostó en su día por la tesis de la autoría de ETA- aseguró ayer que existen ya «indicios» de la relación existente entre etarras y terroristas islamistas. Acebes se refirió en rueda de prensa al publicitado hallazgo de las direcciones de dos «importantes» cabecillas de ETA en la agenda de Benesmail Abdelkrim, lugarteniente de uno de los principales implicados en la masacre.

Atentado complejo

Acebes no sólo no se mostró sorprendido por las recientes noticias que han puesto en conexión a las dos principales organizaciones terroristas que han actuado en nuestro país, sino que recordó haberlo dicho él mismo «desde el primer día». «En un atentado de esta gravedad y de esta complejidad», insistió, «no se puede descartar a priori ninguna investigación. Y no se puede decir, como se dijo en el Congreso, que 'aquí no hay nada que investigar'».

«No afirmo nada sobre el grado de participación de ETA, pero lo que sí digo es lo que aconseja el sentido común, y es que hay que investigarlo todo, en todas direcciones, por arriba y por abajo, porque así se lo merecen los ciudadanos y las propias víctimas».

Por contra, fuentes del Gobierno no conceden credibilidad a los posibles vínculos entre los autores del 11-M y ETA.

Como ex ministro, Acebes defendió la captura de los presuntos autores materiales del 11-M durante los últimos días de su mandato, así como las comparecencias en las que dio cuenta a la opinión pública, en primera persona, de los avances de la investigación.El hecho de que el contacto entre etarras e islamistas hubiera tenido lugar en la cárcel de Topas durante su mandato no le mereció ninguna autocrítica. Acebes aseguró que «la responsabilidad» acerca de la investigación de estos hechos reside en el Gobierno».

Además, el dirigente popular abogó ayer por que el Pacto Antiterrorista incluya en su agenda del día 3 las anunciadas reformas legislativas que despenalizarán tanto la convocatoria de referéndum como el que el lehendakari Ibarretxe se propone celebrar en el País Vasco sobre su plan soberanista, como la asignación de fondos públicos en favor de sociedades vinculadas a organizaciones ilegalizadas o terroristas.

Según el Gobierno, esta reforma legal estaba contenida en su programa electoral y, además, el Ejecutivo del PP no lo consideró objeto del Pacto Antiterrorista cuando la aprobó en la anterior legislatura.

Es decir, según fuentes del Gobierno, el PP quiere someter ahora al Pacto Antiterrorista lo que antes excluyó del acuerdo.


Lea mas

 

El error judicial de excarcelar a Lamari, impune por prescripción

 

26-10-06



TERRORISMO ISLAMISTA / LA ACTUACION DE LA JUSTICIA

El error judicial de excarcelar a Lamari, impune por prescripción


Las firmas de dos magistrados que en teoría integraron el Tribunal no figuran en los autos - El presidente de la Sala centra la responsabilidad en el presidente de la Sección, actualmente de baja


MARIA PERAL

MADRID.- El error cometido por la Sección Penal Tercera de la Audiencia Nacional al excarcelar dos años antes de lo debido a Allekema Lamari, uno de los presuntos cabecillas de los atentados del 11-M, quedará impune. Así se desprende de un informe elaborado por el presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, que, además de considerar prescritas las posibles faltas disciplinarias, revela que en una de las resoluciones adoptadas sólo aparece la firma de uno de los tres magistrados que teóricamente integraban el Tribunal, lo que considera una «grave irregularidad».
(.../...)

Gómez Bermúdez centra toda la responsabilidad en el presidente de la Sección, Francisco Castro Meije, al que atribuye la función de ser el «ponente natural» (sic) de la causa contra el terrorista argelino.

Exculpa, en cambio, a los miembros de la Sección Angela Murillo y Luis Martínez de Salinas, que le manifestaron en sendas entrevistas que «no conocen» cómo se ejecutó la condena impuesta a Lamari, pese a formar parte del Tribunal. Gómez Bermúdez no se entrevistó con Castro Meije «al estar de baja por enfermedad», señala.

El informe del presidente de la Sala alude al «error» en que incurrió la Sección al computar el plazo de prisión preventiva de Lamari, una equivocación que se arrastró desde el 6 de abril de 2001, cuando se dicta la resolución que fija la fecha de la excarcelación.

El auto de 6 de abril de 2001 -notificado al fiscal, que tampoco advirtió el error- lleva las firmas de Castro y de Martínez de Salinas, pero no la de Murillo, cuyo nombre sí se reseña en el encabezamiento.

Un año después, el 9 de abril de 2002, la Sección emite otro auto para rectificarse a sí misma en cuanto a la concreta fecha de la excarcelación (efectivamente realizada el 29 de junio siguiente).Aparecen de nuevo las rúbricas de Castro y de Martínez de Salinas, pero tampoco la de Murillo.

El 30 de mayo de 2002, el Tribunal resuelve un recurso de la defensa de Lamari contra el auto del 9 de abril. La única firma que ahora se encuentra es la de Castro y ni siquiera está la del secretario judicial. Para Gómez Bermúdez, «tanto la omisión de firmas de los magistrados cuanto del secretario judicial supone una grave irregularidad que ha propiciado una ausencia de control que, junto con la práctica de no dictar una resolución expresa de puesta en libertad (sólo se dictaron los mandamientos correspondientes llegado el 29 de junio de 2002), suprimió un último y extremo control sobre la regularidad de la excarcelación».

Por lo que se refiere a Murillo, el presidente de la Sala indica que «no ha firmado ninguno de los autos, por lo que no puede imputársele el error. Simplemente, no tuvo conocimiento de las resoluciones».

Sobre Martínez de Salinas, manifiesta que «además de no firmar el auto de 30 de mayo, no formó parte del Tribunal de enjuiciamiento, de modo que no es razonable exigirle el conocimiento del tiempo de condena impuesto a Lamari, fiándose de la información sobre un dato objetivo que le facilitó el ponente». A su juicio, la comprobación de esa información por los jueces no ponentes «supondría una mayor dilación en la ya lenta administración de justicia».

En todo caso, la «posible responsabilidad disciplinaria», dice, parece haber prescrito, ya que el plazo de prescripción más amplio (el establecido para las faltas muy graves) es de dos años y, por tanto, habría transcurrido el 29 de junio pasado.


Lea mas

 

Otro fiscal dice que la Guardia Civil no les dio datos para actuar

 

26-10-06



TERRORISMO ISLAMISTA / LA TRAMA DE LOS EXPLOSIVOS

Otro fiscal dice que la Guardia Civil no les dio datos para actuar


El jefe de la Fiscalía asturiana afirma que si hubieran sabido que Antonio Toro intentaba vender dinamita en Madrid habrían abierto diligencias


AGUSTIN YANEL

GERARDO HERRERO

  • Fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Asturias.
  • Lleva dos meses en ese puesto.
  • Afirma que supo por la prensa que Emilio Suárez Trashorras, un ex miniero que está encarcelado por su presunta relación con la venta de explosivos, era un confidente de la Guardia Civil.

MADRID.- El fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, Gerardo Herrero, reiteró ayer en el Congreso de los Diputados lo mismo que han dicho con anterioridad tanto su predecesor en ese cargo como el fiscal general del Estado: no investigaron una supuesta trama de venta de explosivos porque la Guardia Civil nunca les proporcionó datos concretos que permitieran iniciar unas diligencias.

Gerardo Herrero compareció ayer ante la Comisión del 11-M. Pero poco pudo aportar a los 16 diputados que la integran, porque fue nombrado fiscal jefe hace dos meses y antes se dedicaba en la Fiscalía a otras cuestiones.
(.../...)


Los diputados de los distintos grupos intentaron que aclarase los motivos por los que la Fiscalía asturiana no investigó la noticia de que, según un confidente, unos presuntos delincuentes estaban relacionados con la venta de explosivos robados en una mina. El fiscal Herrero reiteró, una y otra vez, lo mismo: la Guardia Civil no facilitó nunca datos concretos para iniciar una investigación.

Explicó que el capitán Marful, de la Guardia Civil, acudió un día a la Fiscalía para hablar de otro asunto y, cuando se marchaba, comentó a un fiscal que también estaban pendientes de «un asunto de tráfico de explosivos». La conversación entre ambos continuó en una cafetería.

Ese jefe de la Guardia Civil quedó en aportar más datos cuando los tuviera, pero no volvió a comentar este asunto. Por eso, según el fiscal Herrero, no pudieron iniciar una investigación.

Un caso tan importante como la venta de explosivos robados suele ser comunicado al fiscal jefe en su despacho, y no en una conversación informal en una cafetería. En este caso, no ocurrió así, según Herrero, porque los datos aportados por ese capitán de la Guardia Civil no eran nada concretos.

«El capitán Marful no pidió a los fiscales que abrieran diligencias porque no había pruebas, sólo un confidente anónimo. Si hubiera habido algo de peso habría ido a ver al fiscal jefe», explicó.

Según dijo, en este caso no falló la comunicación de la policía o la Guardia Civil con la Fiscalía, que era prácticamente constante.«Falló que ellos [los guardias civiles] no tenían más datos».Con esa información «tan genérica no se podía pedir un mandamiento judicial de entrada y registro o una intervención telefónica», añadió.

La actitud de la Fiscalía asturiana no habría sido la misma, según su actual fiscal jefe, si la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil les hubiera comunicado una nota informativa del 27 de febrero de 2003, en la que se indicaba que el confidente policial Antonio Toro intentaba vender en Madrid 150 kilos de dinamita.

Ese dato fue conocido por la Comisión del 11-M el pasado día 14, en una sesión secreta. Entonces supieron que la Guardia Civil había seguido a Antonio Toro durante 24 horas, que llegaron a identificar sus vehículos y que tuvieron conocimiento de que pretendía vender dos kilos y medio de Goma 2 por un millón de pesetas o por droga.

«Eso hubiera sido suficiente para abrir diligencias de investigación», afirmó Herrero. También explicó ante la Comisión del 11-M que él se ha enterado por la prensa de que Emilio Suárez Trashorras -cuñado de Antonio Toro y actualmente en prisión acusado de haber facilitado la dinamita del 11-M- era un confidente de la Guardia Civil. Pero aseguró que esta circunstancia no influyó para que fuera puesto en libertad en el año 2001, tras ser detenido por un caso de tráfico de hachís, sino que sólo influyó el hecho de que se trataba de una droga menos perjudicial para la salud que otras como la heroína o la cocaína.

Tras la intervención de Herrero, la Comisión escuchó a un traductor de árabe que trabaja en la Dirección General de la Policía. Yousef Nedal Zial dijo que el contenido de la cinta hallada en Alcalá dentro de la furgoneta que usaron los terroristas el 11-M pertenece a la sura número tres, que es «dialogante con los cristianos» y «no excita a los asesinatos de éstos».



Lea mas

 

La Ser difunde diálogos de etarras desligándose del 11-M y vituperando a EL MUNDO

 

26-10-06



La Ser difunde diálogos de etarras desligándose del 11-M y vituperando a EL MUNDO


Funcionarios de prisiones recuerdan que todos los presos de ETA saben que sus conversaciones están intervenidas

MADRID.- La cadena Ser difundió ayer unas conversaciones interceptadas a los reclusos de ETA y de Jarrai de la prisión asturiana de Villabona en las que se desligan de los atentados del 11-M y se dedican a vituperar al diario EL MUNDO.
(.../...)

Los terroristas de ETA acusan a este diario de llevar meses «vendiéndolo por capítulos» [las conexiones con los terroristas islamistas], y añaden: «Están intentando justificar la hija putada que hicieron los del PP. Porque aquí te viene uno ofreciéndote comprar una pistola y lo mandas a tomar por el culo. ¡Pero si son unos chivatos, unas perrancas y lo sabía todo el mundo!».

Además, el recluso etarra compara con un chiste de Gila la información de EL MUNDO sobre el teléfono de ETA que proporcionaron a Toro Castro: «Dan a entender que le dieron un teléfono para llamar a la oficina de ETA, como si fuese un chiste de Gila».

Se da la circunstancia de que todos los presos de ETA, así como otros internos condenados o preventivos que hayan cometido delitos contra la seguridad del Estado, tienen intervenidas las comunicaciones por orden judicial, según reconocieron fuentes de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias.

A los reclusos etarras se les informa por escrito de que sus comunicaciones están intervenidas y son muy conscientes de ello.Sólo si existe una resolución judicial expresa del juez de Vigilancia Penitenciaria no se les intervienen las comunicaciones. Tampoco se les informa de que sus charlas están grabadas, si el que dicta la orden es un juez de la Audiencia Nacional.

Por tanto, cuando los internos de ETA quieren que no se conozca el contenido de sus cartas o de sus conversaciones telefónicas suelen utilizar a presos comunes de intermediarios, con el fin de no levantar sospechas, según los testimonios de distintos funcionarios de prisiones.

«Ellos saben que tienen las comunicaciones intervenidas. Es lógico que, cuando saben que les están escuchando, lo que digan no sea nada parecido a la realidad. Si soy un preso de ETA, ¿cómo voy a reconocer que estoy aliado con un interno islamista? Eso no significa que en privado estén todo el día juntos», declaró ayer a este diario uno de los trabajadores de la prisión de Villabona.

Fuentes penitenciarias mostraron ayer su extrañeza por el viaje, a primera hora de la mañana, de la directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, a Asturias, aunque después anuló un acto oficial que tenía en la cárcel de Villabona.

Dichas fuentes apuntaron a altos cargos de la Dirección General o la propia Gallizo como autores de la filtración de las grabaciones a la Ser, ya que son conversaciones muy restringidas a las que muy poca gente tiene acceso.

En cualquier caso, los funcionarios no dieron ninguna credibilidad a estas conversaciones. «Lo que ellos dicen por el canuto es lo que quieren que se oiga, porque saben que está pinchado», manifestó otro de ellos.

El portavoz del PSOE en la Comisión de Investigación del 11-M, Alvaro Cuesta, anunció ayer que su formación ha solicitado al Gobierno que le remita la transcripción de estas conversaciones porque considera que desde el PP se está «confundiendo» en este asunto.

En las charlas, los reclusos de ETA descalifican también a los traficantes de explosivos Emilio Suárez Trashorras y Antonio Toro Castro. Aseguran que son unos «descerebrados de calibre mayor, unos bocazas» y se preguntan cómo se le puede ocurrir a alguien «hacer algo con ellos».

Según la Ser, en otra de las conversaciones los etarras siguen despreciando las noticias que les acusan de comprar dinamita: «Decían que había dos etarras éramos Asier y yo. Están diciendo que estábamos comprando dinamita y no sé qué hostias, como si esto fuese el Corte Inglés. Encima, a ese tío no le conozco, ni le reconozco. ¡Me da una rabia!». Sobre su relación con Toro Castro, en otra conversación declaran: «El tío que vendió los explosivos estuvo aquí en la cárcel, un bocazas de puta madre; no he tenido relación con él, pero le he conocido, él estaba en otro módulo ». Y añade: «Total, que antes de vender a los moros los explosivos, por lo visto el tío nos los quería vender a nosotros, ¿entiendes?».

Además, siguen hablando de Toro Castro: «Los quería vender a todo dios porque andaba pegando voz en grito [sic] que tenía Goma 2; pero claro, aquí no te puedes imaginar que un tío en sus cabales ». Los presos hablan sobre el etarra Juan Luis Camarero, y uno de ellos destaca: «A raíz de que estuvieron aquí, han sacado una película en EL MUNDO pero que al pobre Juan Luis Camarero lo han tenido frito».


Lea mas

 

Garzón no preguntó a Beresmail por qué apuntó el nombre de dos etarras

 

26-10-06


TERRORISMO ISLAMISTA

Garzón no preguntó a Beresmail por qué apuntó el nombre de dos etarras


MADRID.- El abogado que representó a Abdelkrim Beresmail aseguró ayer que Baltasar Garzón no preguntó al islamista, en el interrogatorio al que le sometió el pasado viernes, sobre el papel que supuestamente le encontraron en su poder en el que figuraban los nombres de los etarras Henri Parot y Harriet Iragi.

Beresmail, que cumple condena en la prisión de Villabona, en Asturias, es uno de los 17 islamistas contra los que el juez Garzón decretó prisión incondicional el pasado sábado. Según el abogado que le correspondió por el turno de oficio, el acusado no fue preguntado en ningún momento por el citado papel -que presuntamente fue hallado por un funcionario de prisiones en el bolsillo de Beresmail durante un registro de su celda-, y ni el juez ni el fiscal se lo llegaron a mostrar, según informa Europa Press.

Las fuentes consultadas indicaron, además, que el juez Garzón está investigando el origen de la información relativa al citado papel, ya que la causa se encuentra bajo secreto y la filtración a la prensa podría constituir un quebrantamiento de la ley.

Fuentes cercanas al Juzgado Central de Instrucción número 5 ni desmintieron ni confirmaron la existencia del papel con los nombres de Parot e Iragi y se limitaron a asegurar que se está investigando «todo» lo relacionado con esta causa.


Lea mas

 

NO QUIEREN OIR A ZOUHIER PERO INVOCAN A LA AUTORIDAD DE LOS ETARRAS

 

26-10-06


EDITORIAL

NO QUIEREN OIR A ZOUHIER PERO INVOCAN A LA AUTORIDAD DE LOS ETARRAS


La Cadena Ser difundió ayer una información destinada a neutralizar el impacto del hallazgo de un papel con los datos de los etarras Henri Parot y Harriet Iragi en el bolsillo del islamista Abdelkrim Beresmail. Alega la radio de Polanco que, en conversaciones, los etarras presos en Villabona se han desvinculado de la trama de la dinamita y del 11-M en general. Habrían negado rotundamente cualquier relación con Antonio Toro, asegurado que nunca le dieron un número de teléfono para contactar con ETA, y acusado a EL MUNDO de estar vendiendo una hipótesis falsa en capítulos, como «chistes de Gila».

El contenido de estas conversaciones es menos significativo que el hecho de que hayan sido difundidas. Los etarras saben de sobra que es práctica habitual de las instituciones penitenciarias grabar sus comunicaciones. Es probable, por tanto, que se limitaran a seguir la línea oficial de la dirección de la banda, que desde el principio ha consistido en disociarse claramente de la peor masacre terrorista de la Historia de este país.

Mucho más grave es la actitud de la Ser. En un alarde de irresponsabilidad, la cadena ha difundido argumentos derogatorios y vituperios contra un medio de comunicación que acaba de recibir de ETA una nueva coacción en la persona de uno de los miembros de su redacción en el País Vasco. A esto se añade su doble moral. La misma radio y el mismo partido, el PSOE, que se cierran en banda y vetan la comparecencia del confidente Zouhier -que goza de la presunción de inocencia- convierten ahora en argumento de autoridad y referencia incontestada, y piden que se remitan a la Comisión, las conversaciones de presos condenados por terrorismo. Si como indicaban ayer fuentes sindicales, la directora de Instituciones Penitenciarias Mercedes Gallizo fuera la responsable de la filtración, todo quedaría dicho sobre su perfil ético y moral.

El sectarismo monolítico de la Cadena Ser contrasta con la actitud abierta y constructiva que respecto al 11-M mantiene este periódico.Para que quede claro, repetimos lo que ayer decíamos en estas páginas: «Hoy por hoy, no hay pruebas de la colaboración entre etarras e islamistas, ni en el 11-M ni en otros atentados. Ahora bien, tan indiscutible como esto es que hay suficientes indicios, casualidades, coincidencias y relaciones personales que obligan a un Estado de Derecho a investigar esta posibilidad». Es la misma actitud que ayer mostró ante la Comisión el máximo responsable operativo de la lucha policial contra el terrorismo islamista en España, Rafael Gómez Menor. Este comisario considera compatible la hipótesis de que el autor intelectual del 11-M sea el líder de Al Qaeda en España, Abu Dahdah, -encarcelado por Garzón- con que ETA haya estado de alguna forma involucrada. Calificó el hallazgo de las anotaciones de Beresmail como «muy relevante» y pidió que el asunto se investigue.

Lamentablemente, las probabilidades de que eso suceda son remotas.El abogado de Beresmail ha asegurado que, en ningún momento del interrogatorio, preguntó Garzón al terrorista sobre el papel hallado en su bolsillo ni sobre su relación con ETA. Es un dato ciertamente alarmante que, sumado a la filtración interesada de las conversaciones de Villabona, pone seriamente en duda el deseo de los poderes del Estado de averiguar la verdad.


Lea mas

 

Un jefe policial experto en islamismo pide que se investigue la pista de ETA

 

26-10-06



TERRORISMO ISLAMISTA / El comisario jefe de la UCIE pide que se indague sobre los vínculos con ETA / Asegura que antes del 11-M, la policía y el juez Garzón investigaron a 'El Tunecino', 'El Egipcio', Zougam y Lamari

Un jefe policial experto en islamismo pide que se investigue la pista de ETA


El responsable operativo de la UCIE, Rafael Gómez Menor, considera «muy relevante» el hallazgo de los nombres de Henri Parot y Harriet Iragi en el bolsillo del terrorista Abdelkrim Beresmail - Afirma que el autor intelectual de la matanza es el cabecilla de Al Qaeda en España, 'Abú Dahdah'

FERNANDO LAZARO

RAFAEL GOMEZ MENOR

  • Comisario Jefe de la Sección Segunda de la Unidad Central de Información Exterior.
  • Su grupo fue el que desarrolló la 'operación Dátil' contra la célula dirigida por 'Abú Dahdah'.
  • En la investigación sobre el 11-M, fue su grupo el que localizó la dirección del piso de Leganés.

MADRID.- Está considerado uno de los mayores expertos de España en terrorismo islamista y lleva más de 20 años destinado en la Unidad Central de Información Exterior (UCIE). Por eso, la declaración del comisario Rafael Gómez Menor se consideraba muy importante.Y no defraudó.

El responsable operativo de la UCIE aportó ayer importantes novedades sobre el 11-M en la Comisión de Investigación parlamentaria.Entre otras cosas, recomendó no descartar ninguna posibilidad en las pesquisas sobre terrorismo islamista, incluida la conexión con ETA.

(.../...)

Gómez Menor explicó a los comisionados que, de sus conocimientos, de su análisis y de su experiencia, el autor intelectual de los atentados de Madrid fue Eddin Barakat Yarkas, Abú Dahdah, detenido en 2001 en el marco de la operación Dátil como el jefe de la célula de Al Qaeda en España.

El comisario cree que Abú Dahdah fue el que ideó y preparó el dispositivo y el que seleccionó a los integrantes del comando del 11-M.

Gómez Menor explicó que él había dirigido las investigaciones que culminaron en 2001 con la detención de Abú Dahdah y la desarticulación de su célula terrorista. De hecho, es el instructor policial de las diligencias de esta operación dirigida por el juez Garzón.

Durante su comparecencia, aprovechó para denunciar algunas deficiencias de la lucha antiterrorista. Una de ellas es el tratamiento penitenciario de los terroristas. Pidió mecanismos que eviten que se produzcan agrupamientos en las prisiones. «Es que los estamos juntando nosotros». Sobre ese argumento, este experto policial afirmó que, como consecuencia de estas situaciones, no se puede descartar la posibilidad de que presos de ETA e islamistas hayan podido mantener contactos.

Gómez Menor evitó referirse a las últimas informaciones sobre el hallazgo de las direcciones postales de los presos de ETA Henri Parot y Harriet Iragi en poder del preso islamista Abdelkrim Beresmail, lugarteniente del jefe de la célula del 11-M, Allekema Lamari. No obstante, desde su prisma policial, consideró que no se debe descartar nada y que se debe investigar. «Es una investigación en la que yo no he participado. Se ha desarrollado durante los últimos días por compañeros míos y he conocido los detalles por los medios de comunicación».

El mando policial también hizo una velada referencia al hecho de que dentro de las cárceles se estaba procediendo a la captación de adeptos por parte de la célula que tenía previsto volar la Audiencia Nacional.

Beresmail estaba también implicado en esta trama. Ante las preguntas del diputado del PP Jaime Ignacio del Burgo sobre las posibles conexiones entre ETA y los islamistas, tras el hallazgo de los citados documentos en poder de Beresmail, Gómez Menor fue claro: «No debemos descartar nada. Se debe investigar y me imagino que tanto el juez como la policía lo estarán investigando». No obstante, aseguró que durante los años que él ha estado investigando el terrorismo islamista no ha encontrado ninguna conexión entre ambas organizaciones. «Pero después de lo que se ha conocido en los últimos días, no se puede descartar».

Además de los vínculos con Parot e Iragi, Cartagena, un confidente de la policía en la operación Nova, informó de que el jefe de la célula desmantelada, Mohamed Achraf, también había mantenido contactos con el etarra Rego Vidal, encarcelado por intentar asesinar al Rey. Todos estos datos fueron calificados por Gómez Menor de «muy relevantes».

Este comisario de la UCIE fue el primer compareciente que explicó que antes del 11-M, los máximos responsables del comando terrorista, El Egipcio, El Tunecino, Jamal Zougam y Allekema Lamari, estaban siendo investigados por el juez Garzón y por la propia Comisaría General de Información. Pero unas veces por falta de pruebas y otras porque, directamente, los sospechosos lograron huir, no se pudo concluir nada sobre ellos. Explicó, por ejemplo, que El Tunecino mantenía fuertes medidas de seguridad y cambiaba constantemente de teléfono móvil, lo que complicaba cualquier seguimiento. Algo parecido pasaba con El Egipcio, que fue seguido, según Gómez Menor, durante ocho meses.

«El extremismo de El Egipcio estaba ya claro en 2003. Sabíamos sus convicciones sobre la Yihad. Le seguimos, le investigamos los teléfonos, vigilamos a sus colaboradores... pero no había indicios para detenerle», argumentó el mando policial. Se informó a Francia de que estaba allí, donde le siguieron durante otros tres meses. Posteriormente se detectó de nuevo su presencia en España pero se le perdió la pista.

Tras el 11-M fue hallado en Italia y detenido. Tras el relato de los seguimientos, Gómez Menor señaló: «Estuvimos muy cerca pero no somos dioses». Aprovechó su comparecencia para lanzar una andanada contra el Centro Nacional de Inteligencia. Cuando se le preguntó por qué no se detuvo a Lamari cuando los servicios secretos lo pidieron, Gómez Menor aseguró que en ningún momento el CNI facilitó datos sobre su localización. No informó de su paradero. Explicó que la célula autora del 11-M estaba integrada por tres tramas diferentes: «La trama de los explosivos o trama del norte; la trama de Lavapiés, donde estaban los islamistas de toda la vida, y el resto de fundamentalistas vinculados a la delincuencia común».

«Se han evitado miles de muertos»

Rafael Gómez Menor pidió más medios y, sobre todo, más reconocimiento para los funcionarios que, «con su brillante y rápida operación, la mejor de la Historia de la policía en España, han evitado miles de muertos».

Gómez Menor se quejó hasta con amargura de la falta de reconocimiento profesional. «A todos los policías nos gusta tener reconocido el mérito policial», aseguró. Explicó que el comando pretendía seguir atentando y, de hecho, ya lo intentó contra el AVE. «Se han evitado miles de muertos. Querían convertir España en una auténtica masacre», insistió. Advirtió de que los servicios policiales españoles quizá no estén preparados para hacer frente a las acciones de terroristas suicidas: «Hay que cambiar muchas cosas», admitió.

Al ser preguntado sobre cuáles deben ser los cambios para hacer frente al terrorismo islamista, el mando policial comenzó explicando que este fenómeno terrorista no tiene nada que ver con el de ETA. Aseguró que, pese a tener sospechas policiales, se puede tener intervenido el teléfono de sospechosos durante varios meses y que no aparezcan datos o informaciones relevantes. En esos casos, según Gómez Menor, los fiscales y jueces suelen suspender las intervenciones telefónicas.

Por este motivo, el compareciente considera que se deben producir intervenciones únicamente con autorización administrativa de los teléfonos de los sospechosos. Según este comisario, solamente cuando se detecte alguna sombra de sospecha, alguna actuación delictiva, se trasladará esa intervención telefónica al juez.


Lea mas

25.10.04

 

Etarras en el bolsillo de Beresmail

 

25-10-06



TERRORISMO ISLAMISTA / 'OPERACION NOVA'

Etarras en el bolsillo de Beresmail


La anotación manuscrita con los nombres de los etarras Henri Parot y Harriet Iragi en propiedad de Abdelkrim Beresmail fue descubierta después de que un funcionario de prisiones le ordenara vaciarse los bolsillos, según informaron a Europa Press fuentes penitenciarias.

Este descubrimiento tuvo lugar durante el registro de su celda en la prisión de Villabona (Asturias), ordenado por el juez Baltasar Garzón en el marco de la 'operación Nova', que se saldó con la detención de un supuesto grupo radical islámico que posiblemente trataba de atentar contra la Audiencia Nacional.

Así, cuando la policía procedía a sacarlo de su celda para efectuar un registro, un funcionario de prisiones se percató de que Beresmail llevaba algo en los bolsillos, lo que suscitó sus sospechas.Por ello, le ordenó que vaciase todo el contenido y descubrió los papeles con las anotaciones referentes a los etarras.

Por otra parte, según otras fuentes, Instituciones Penitenciarias ha realizado diversas comprobaciones, constatando que durante al menos los dos últimos años no ha habido ningún tipo de comunicación entre Beresmail y los etarras Parot e Iragi.

Instituciones Penitenciarias realizará esta semana una investigación pormenorizada para conocer si, a lo largo de su estancia en la cárcel, Beresmail ha tenido algún tipo de relación con Parot e Iragi.


Lea mas

 

Garzón no menciona la denuncia del confidente 'Cartagena' sobre los contactos con ETA

 

25-10-06



TERRORISMO ISLAMISTA / 'OPERACION NOVA'

Garzón no menciona la denuncia del confidente 'Cartagena' sobre los contactos con ETA


El juez reconoce que aún «no se ha podido identificar» a quien debía proporcionar los explosivos

MANUEL MARRACO

MADRID.- Todavía no se ha logrado identificar a una de las piezas esenciales para que la célula islamista desarticulada esta semana lograse volar la Audiencia Nacional: el hombre que iba a proporcionar los explosivos.

Así lo reconoce el juez Baltasar Garzón en un auto hecho público en la noche del sábado, en el que explica que se trata de «un ciudadano de etnia gitana [...] no identificado de momento» excepto por su nombre, «Antonio». Según el juez, se dedica al tráfico de armas y explosivos en la provincia de Almería.
(.../...)

El líder de la célula, Mohamed Achraf, encargó al mauritano Kamara Birahima Diadie que obtuviera de Antonio «1.000 kilogramos de explosivo (Goma 2)». Según el relato judicial, ese contacto no se había producido todavía, aunque sí iba a tener lugar de forma «urgente».

El juez omite en su auto de 14 páginas las información proporcionada por el confidente Cartagena -que permitieron la operación Nova- sobre las conexiones entre los islamistas y ETA. En su declaración policial a mediados de julio, Cartagena aseguró que el líder de la célula afirmaba haber contactado con un miembro de ETA, que a su vez le había proporcionado varios número de teléfono por si necesitaba colaboración para atentar contra la Audiencia.

El etarra al que se refería era Rego Vidal, encarcelado por intentar asesinar al Rey durante el verano de 1995 y que, según el testigo protegido, había mostrado también su interés por atentar contra los mismos jueces.

El magistrado destaca que en el registro de la celda de uno de los implicados, Abdelkrim Beresmail, se encontró el resguardo de un giro postal que le había enviado el 6 de marzo el argelino Allekema Lamari, líder de la célula del 11-M. En este punto, el juez tampoco considera relevante dejar constancia en el auto de que la agenda de Beresmail incluía los teléfonos de dos etarras: Henry Parot, autor del atentado contra la casa cuartel de Zaragoza, y Harriet Iragi , condenado por tres asesinatos.

En su auto, el juez ordena el ingreso en prisión incondicional de 17 de los 18 supuestos miembros de esta célula, y mantiene la situación de detención judicial del confidente del CNI arrestado en la operación. Además, ordena la busca y captura internacional de otros siete.

La orden ya estaba dada

La célula autodenominada «Mártires por Marruecos» iba a atentar contra la Audiencia de manera urgente empotrando un camión con al menos media tonelada de Goma 2. El ataque era factible, ya que el propio Achraf había comprobado que la Audiencia «carecía de protección adecuada» contra ese tipo de atentado. La orden, dice Garzón, ya había sido dada por Achraf, que también había explicado a los miembros de la célula que «no importaba» el coste económico de la operación. El juez atribuye una verosimilitud «absoluta» a la inminencia de ese ataque contra la sede judicial.

El técnico

Los contactos con la persona que debía preparar el camión bomba ya se habían producido. Se trata de un ciudadano palestino conocido como Salim, de quien el juez explica que es «especialista en electrónica» y que, «al parecer», reside en Suiza, al igual que Achraf. En una conversación telefónica con éste, Salim le pide «que rece por él para que Dios le permita ser mártir lo antes posible y Alá le ayude para hacer un buen robo a los infieles para los hermanos de Argelia que lo necesitan».

Al menos tres suicidas

Del relato del juez se desprende que al menos tres miembros de la célula tenían previsto inmolarse.El propio Achraf «tenía decidido ser uno de los mártires» junto con uno de sus «más fieles seguidores», Djamel Merabet, detenido el pasado lunes en Málaga. Un tercer mártir sería Mokhatar Siah, alias Jelloul, arrestado en Gandía (Valencia). Este era un hombre de confianza de Achraf y por orden suya aguardaba en la localidad valenciana «hasta el momento de participar en el atentado como mártir».

Dos grupos que se unen

Al tiempo que Achraf captaba a posibles colaboradores en las prisiones españolas, otros miembros del GIA (Grupo Islámico Armado) que se encontraban encarcelados «realizaban una labor similar de proselitismo y captación de personas». Los miembros del GIA mantuvieron contactos con el grupo de Achraf, lo que a juicio de Garzón demuestra «la fusión en un sólo grupo salafista».

Delincuentes comunes

«El núcleo de reclutamiento se centra en personas condenadas por delitos comunes»: «existe una conversión o transformación de personas integradas en redes delincuenciales comunes en directos implicados en actuaciones terroristas». La primera afirmación la sostiene Garzón en su auto del sábado.La segunda la expuso su colega de la Audiencia Nacional Juan del Olmo el pasado mes de julio en un auto sobre los integrantes de la célula del 11-M.

Los jueces que instruyen las investigaciones más importantes sobre el terrorismo islamista en España han percibido los vínculos entre la delincuencia común y el terrorismo islamista, unos vínculos que exigen, según Del Olmo, «no abandonar el análisis de este tipo de relaciones previas». Según Garzón, «una actuación anticipada» de las Fuerzas de Seguridad.

En el caso de la célula islamista desarticulada esta semana, el juez explica que los captadores se acercaban a los presos comunes ofreciéndoles una visión extremista del islam «como medio de expiación de sus pecados anteriores [para] sacarlos de un modo de vida y conferirles la purificación a través del martirio».

Las «rendijas» de prisiones

«En el relato de los hechos se comprueba como, aprovechando las rendijas y zonas libres de control del sistema penitenciario, han conseguido armar un grupo amplio de personas dispuestas a cometer acciones terroristas de forma inmediata, a medio o a largo plazo».

Con estas palabras, el juez Garzón advierte de la relativa facilidad que los islamistas han encontrado en las cárceles españolas para mantener unos contactos fluidos que les han permitido organizar células terroristas.

Además, señala que se ha constatado la dificultad de persecución de este tipo de delitos «si no es con una coordinación absoluta» entre todos los servicios policiales y de inteligencia. Una coordinación, subraya, que «debe extenderse también a Instituciones Penitenciarias».La razón está clara: la cárcel, «una vez más, se ha desvelado como el lugar donde se planean y diseñan acciones criminales».

En el caso del grupo desarticulado, el auto afirma que «se ha ido estructurando a lo largo de estos años aprovechando la coincidencia en las prisiones, especialmente la de Topas (Salamanca)». Quien seleccionaba a los miembros era Achraf, «que los recibía una vez salían en libertad, [...] con el fin de que el espíritu de radicalidad y unidad [...] permaneciera hasta el momento oportuno en que fueran requeridos para la misión».


Lea mas

 

Tras la pista de Lamari

 

25-10-06



CRONICA DE LA SEMANA

Tras la pista de Lamari


CASIMIRO GARCIA-ABADILLO


El caso Lamari ilustra bien a las claras algunos aspectos relevantes que contribuyeron a permitir que la masacre del 11 de Marzo se llevase a cabo.

El primero de esos aspectos es la chapuza y el segundo, la irresponsabilidad; es decir, que cada uno de los cuerpos y fuerzas de seguridad y estamentos judiciales trate de echarle las culpas de los fallos propios a los otros.

El País está siendo el medio predilecto para llevar a cabo las maniobras de ocultación y/o difamación.
(.../...)

El pasado lunes, el citado diario acusaba al Ministerio del Interior (de la época del PP, claro) de hacer caso omiso a los reiterados avisos del CNI sobre la peligrosidad de Allekema Lamari, el argelino que puede considerarse jefe del comando operativo que perpetró los atentados del 11-M.

Nadie puede negarle al CNI el acierto a la hora de señalar a Lamari como un hombre clave en la trama terrorista. Para probarlo no hay más que leer sus informes del mes de noviembre de 2003.

En efecto, el servicio de inteligencia español había valorado en su justa medida el peso específico de un fundamentalista miembro del GIA que unos meses antes de la fatídica fecha del 11 de Marzo ya había dejado caer entre los radicales de su entorno su deseo de provocar una matanza en España.

Rastreando a Lamari, el CNI localizó al marroquí Mohamed Afalah, que hacía las veces de conductor y escolta del argelino y cuyas huellas fueron encontradas en el Skoda Fabia localizado en las cercanías de la estación de Alcalá de Henares.

El CNI también detectó en el entorno de Lamari a otro marroquí, Mohamed Belhadj, que fue la persona que alquiló el piso de la calle de Martín Gaite en Leganés que saltó por los aires el 3 de abril de 2004.

Según fuentes solventes, los servicios secretos también seguían la pista, antes del 11-M, al también marroquí Abdelmajid Bouchar, que fue el joven atleta que echó a correr cuando se percató de la presencia policial en las inmediaciones del piso de Martín Gaite el mismo 3 de abril, y que avisó del peligro a los siete terroristas que se encontraban en la vivienda en ese momento y entre los cuales figuaraba el propio Lamari.

Las mismas fuentes apuntan que los servicios secretos españoles, en el curso de dicha investigación, detectaron la presencia en el círculo cercano a Lamari de Said Berraj, otro hombre clave en la preparación del 11-M y probablemente uno de los autores materiales de los atentados.

Pues bien, Afalah, Belhadj, Bouchar y Berraj se encuentran actualmente huidos y junto a Mohamed Haddad (detenido el 17 de marzo por la policía marroquí en virtud de una orden de detención de la policía española y posteriormente puesto en libertad de forma inexplicable), conforman el núcleo de una célula que, según informes de la UCIE, estaría preparando una «venganza» en forma de atentado por lo ocurrido el día 3 de abril en el piso de Leganés.

Según fuentes policiales, las llamadas de atención del CNI sobre Lamari siempre fueron genéricas, nunca hubo un sólo dato preciso para que se llevara a cabo su detención. De ser ciertas las acusaciones filtradas a El País por parte de los servicios secretos, los altos mandos policiales deberían comparecer ante los tribunales por no colaborar con la Justicia, ya que, desde el 18 de julio de 2003, Lamari estaba en busca y captura en virtud de una orden dictada por la Audiencia Nacional.

Nadie ha acusado hasta ahora al CNI de falta de diligencia por haber estado tras la pista de al menos cinco implicados en el 11-M y no haberse enterado de lo que se estaba cociendo delante de sus narices. Y tal vez, si alguien lo hiciera, sería injusto con el trabajo llevado a cabo por los agentes secretos españoles.

Ahora bien, ¿por qué se produce esa maniobra de culpabilización sobre la policía?

El 11-M ha desatado una dramática guerra de cuerpos. Tanto el CNI, como la policía y la Guardia Civil, disponían de información suficiente como para que una coordinación adecuada hubiera podido prever la masacre de los trenes de cercanías en Madrid.

Todos quieren escurrir el bulto. Incluso dentro de los propios cuerpos, los mandos se echan la pelota unos a otros, como puso de relieve la comparecencia del jefe de la UCO, Félix Hernando y la de los responsables de la Guardia Civil en Asturias a cuenta de la trama de los explosivos.

Sin embargo, parece como si el Gobierno actual en su obsesión por responsabilizar al PP por la imprevisión ante el riesgo de atentados terroristas de origen fundamentalista, hubiera decidido dejar desguarnecida a la policía, el cuerpo más vulnerable, permeable y menos homegéneo.

Como prueba de ese trato discriminatorio, sólo hay que recordar que en la primera lista del PSOE de comparecientes a la Comisión de investigación parlamentaria no había ni un sólo miembro de la Guardia Civil, ni, por supuesto, ningún miembro del CNI que no fuera su anterior responsable, Jorge Dezcállar.

Es una simplificación un tanto ingenua. Centrar las responsabilidades en la policía es, para el Gobierno, como corroborar la ineficacia del PP en su lucha contra el terrorismo.

Cualquiera que mire con un poco de distancia lo ocurrido tras el 11-M convendrá en que la actuación de la policía a través de sus distintas unidades (UCIE, UCAO, Tedax, etc.) fue fundamental para detener en tiempo récord a gran parte de los terroristas que partiparon en la matanza, sin que ello signifique que la Guardia Civil y el CNI no hayan trabajado con similar diligencia.

Pero, volvamos a las maniobras de ocultación. El martes 19 de octubre, El País publicó que la Audiencia Nacional había ordenado la detención de Lamari ocho meses antes del atentado. Al día siguiente, acusaba al Tribunal Supremo de permitir la excarcelación del jefe del comando operativo del 11-M por su tardanza en notificar la sentencia condenatoria.

En su afán por ocultar su propia falta de celo, la Sección Tercera de lo Penal (Francisco Castro Meije, Angela Murillo y Luis Martínez de Salinas) había decidido poner el acento en un retraso administrativo para justificar la puesta en libertad de un terrorista que, de haberse cumplido la ley, tendría que seguir en prisión.

Lamari fue condenado por la Audiencia Nacional el 26 de junio de 2001 a 14 años de cárcel (había sido detenido el 7 de abril de 1997 en Valencia). El 29 de junio de 2002 Lamari salió en libertad dado que la Sección Tercera entendió que ya había cumplido la mitad de su condena como preso preventivo. La citada Sala, como ha puesto de manifiesto una investigación interna de la propia Audiencia Nacional, aplicó el criterio sobre la pena principal de 10 años (por pertenencia a banda armada) a la que fue condenado el terrorista, en lugar de hacerlo sobre el total de la pena (14 años).

Ese fallo permitió a Lamari salir de prisión, como mínimo, dos años antes de lo que le hubiera correpondido.

El 18 de julio de 2003, cuando la Audiencia Nacional dictó orden de busca y captura contra Lamari por quebrantamiento de condena, el argelino ya tenía en mente llevar a cabo un gran atentado en España.

Poco después de esa fecha, el CNI detectó diversas conversaciones en las que se ponía de manifesto que se estaba preparando un atentado.

Los agentes del CNI hicieron su trabajo de rastreo y, en efecto, localizaron a los citados Afalah, Belhajd, Bouchar y Berraj.Uno de ellos, Afalah, vivía justo a 150 metros de la vivienda de Martín Gaite. Cuando la policía detectó la existencia del piso de Leganés, los agentes del CNI ya estaban en las inmediaciones.Su pista era buena, pero, cuando reaccionaron, ya era demasiado tarde. Poco después, Lamari hizo saltar todo por los aires.


Lea mas

 

Los misiles de ETA, ¿comprados a Al Qaeda?

 

25-10-06



Los misiles de ETA, ¿comprados a Al Qaeda?


Del Burgo sospecha que tres etarras los pudieron adquirir en Afganistán en 2001

FERNANDO LAZARO

MADRID.- Jaime Ignacio del Burgo pondrá hoy sobre la mesa la posible conexión de ETA con terroristas islamistas para adquirir y aprender a utilizar misiles similares a los localizados recientemente en el sur de Francia durante la operación que permitió la captura del número uno de ETA Mikel Antza.
(.../...)


El diputado del PP y miembro de la Comisión de Investigación del 11-M afirmó ayer que el hecho de que en la celda de Beresmail apareciera una anotación manuscrita con los nombres de Henri Parot y Harriet Iragi es un dato más que avala sus sospechas de conexiones entre ETA y los islamistas.

Incidió en que, tras las últimas informaciones, «las casualidades» que apuntaban a una posible vinculación de los terroristas islamistas y ETA se han convertido en «evidencias». Recalcó, y así lo pondrá hoy de manifiesto en la Comisión, que sería «más que verosímil» que la banda terrorista hubiera adquirido en Afganistán, por medio de tres de sus miembros, que habrían recibido instrucción de Imad Eddin Barakat, Abú Dha Dha -detenido en 2001 en la operación Dátil- los dos misiles aire-tierra que se encontraron en Francia en la operación contra ETA de principios de octubre.

El comisionado popular subrayó que los últimos descubrimientos demuestran que ha habido «conexiones evidentes» entre islamistas y etarras en las cárceles españolas, que entre ellos se ha producido una «transmisión de información» y, por último, que el preso islamista Abdelkrim Beresmail tenía en su celda instrucciones para fabricar artefactos compuestos por cloratita, la misma sustancia que utiliza ETA desde 1995, fecha en que descartó el uso de amosal por la peligrosidad que implica su manipulación.

Del Burgo recuerda que ya en 2002 se publicaron informaciones muy detalladas y precisas sobre relaciones de etarras con terrorista de Osama bin Laden. En concreto, se publicó que tres militantes de ETA recibieron en 2001 instrucción sobre el manejo de misiles en un campo de entrenamiento de Al Qaeda, en Afganistán.

También se informó de que los terroristas habían realizado gestiones allí para adquirir tres misiles tipo «Stinger». Ya en aquellas fechas se apuntaba la posibilidad de que estas gestiones estuvieran finalizadas y que esos misiles podían estar ya en España.

Esta información fue avalada por el gobierno provisional afgano e investigada por los servicios secretos paquistaníes. Ya el Cesid, en noviembre de 2001, alertaba de que ETA podía estar en disposición de utilizar misiles Stinger. Este mes, la Policía francesa localizó, en uno de los zulos de ETA localizados tras la captura de Mikel Antza, dos misiles Sam, de fabricación soviética, similares a los Stinger norteamericanos.


Lea mas

 

El PP exige al Gobierno que investigue posibles vínculos entre ETA y terroristas islamistas

 

25-10-06



TERRORISMO ISLAMISTA / Zaplana anuncia que su grupo pedirá la comparecencia urgente del ministro del Interior / Acebes asegura que ya no hay ni un solo español que dude de que hay relaciones entre ambos terrorismos

El PP exige al Gobierno que investigue posibles vínculos entre ETA y terroristas islamistas


MADRID.- El Partido Popular salió ayer en tromba tras desvelarse que uno de los presos relacionados tanto con el 11-M como con la célula que pretendía volar la Audiencia Nacional tenía un papel con las direcciones de los sanguinarios etarras Henri Parot y Harriet Iragi.

Así, dirigentes populares exigieron ayer al Ministerio del Interior que investigue las posibles conexiones entre la organización etarra y los terroristas islamistas.
(.../...)

Además del documento de Beresmail, el testigo protegido de Garzón en esta última investigación ya le relató al juez que Mohamed Achraf, jefe de la célula desmantelada, había tenido contactos con un etarra encarcelado por intentar matar al Rey y que éste le había proporcionado teléfonos de contacto.

El portavoz del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, Eduardo Zaplana, aseguró ayer, en declaraciones a Europa Press, que el hallazgo de datos de los dos etarras demuestra que existía algún tipo de conexión entre los islamistas y la banda terrorista ETA.

Zaplana, que anunció que su grupo parlamentario pedirá hoy mismo la comparecencia urgente del ministro del Interior, José Antonio Alonso, para que explique «lo que sabe», señaló que este descubrimiento prueba que lo que dijo el PP en su día «no era tan enloquecido».Asimismo, manifestó su sorpresa por el hecho de que, en virtud de las últimas informaciones periodísticas, el Ministerio del Interior «se haya apresurado» a negar que se hayan producido contactos entre Beresmail y ETA.

«Dije hace tiempo que el tiempo pone cada cosa en su sitio, que más tarde o más temprano sabríamos la verdad. Parece que está siendo más temprano, y seis meses después del fatídico atentado hemos tenido conocimiento de un primer documento que establece algún tipo de conexión entre el terrorismo islámico y ETA. Debe ser la Justicia la que determine en qué consiste esa relación, pero nos sorprende que rápidamente desde el Ministerio del Interior se hayan apresurado a negar que los terroristas hayan contactado», explicó.

En opinión de Zaplana, el hecho de que Interior haya rechazado esa vinculación entre los terroristas de la célula desarticulada esta semana y ETA sugiere que Alonso dispone de alguna información que no ha sido dada a conocer a la opinión pública ni al Congreso.

Afirmó que existe «terror» en algunas personas a que se sepa lo que ocurrió «verdaderamente» el 11-M. «Quizá es que estas nuevas detenciones ya echaron por tierra una de las principales estrategias de algunos, la de la causa y el efecto, y quizá temen que otras derivadas de la investigación echen por tierra otras estrategias o las pongan al descubierto. Algunos quisimos saber siempre la verdad. Otros lo que querían era ganar las elecciones», denunció.

Por su parte, el secretario general del PP, Angel Acebes, aseguró ayer que «ya no hay ningún español» que dude de que han existido vínculos entre ETA y el terrorismo islamista, y pidió al Gobierno socialista que «rectifique», investigue en esta línea y no la dé por descartada.

Acebes, que participó en la clausura del Congreso del PP extremeño, aseguró: «Fue el Gobierno socialista el que dijo que no había la más mínima prueba ni indicio de vinculación entre ETA y los terroristas islamistas. Ahora está apareciendo información y ya no hay ningún ciudadano español que dude que han existido esas vinculaciones. Por tanto, me parece que el Gobierno tiene que rectificar aquellas declaraciones que realizó el ministro del Interior descartando cualquier tipo de investigación sobre la posible participación o colaboración o contacto entre islamistas y la organización terrorista ETA», explicó.

El secretario general del Grupo Socialista en el Congreso Diego López Garrido, señaló, en declaraciones a Europa Press, que este último hallazgo tiene «una importancia relativa». Afirmó que le corresponde al juez Del Olmo determinar el alcance de los datos. Rechazó que la Comisión de Investigación parlamentaria deba entrar a analizar vínculos entre islamistas y etarras. Por el contrario, IU y ERC insistieron en que no hay ni un solo indicio que vincule a ETA con los islamistas.


Lea mas

24.10.04

 

TRES HIPOTESIS COMPATIBLES

 

24-10-06



TERRORISMO ISLAMISTA / LA INVESTIGACION

TRES HIPOTESIS COMPATIBLES


La larga mano de Al Qaeda


Nadie considera que Al Qaeda en sentido restrictivo organizó el 11-M. Pero Al Qaeda se ha convertido en una marca y fuente de inspiración para terroristas en muchos rincones del mundo. España, por su parte, es hace tiempo una base de operaciones de la organización.Varios de los autores del 11-S -entre ellos Mohamed Atta- pasaron por aquí en vísperas del ataque.
(.../...)

Al Suri. Según la Policía española, varios de los implicados en la matanza han reconocido contactos con el emir sirio Abu Musab Al Suri, considerado un peso pesado de Al Qaeda, llegando a acusar a Bin Laden de «blando». Al Suri se habría reunido con Atta en Salou para organizar el 11-S y habría dado, a través de un enlace, la luz verde a El Tunecino para atentar en Madrid.

Morata de Tajuña. La casa donde se prepararon las mochilas-bomba era propiedad de la mujer del sirio Mohamed Neddl, que fue detenido por orden de Garzón junto a Abu Dahdah en el curso de la operación Dátil contra la célula de Al Qaeda en España. Fue alquilada por Maymouni, el padrino de El Tunecino -con quien contrajo matrimonio su hermana menor-, quien posteriormente fue detenido por los atentados de Casablanca. El siguiente inquilino fue El Chino.

Estambul: en 2000 un grupo de significados islamistas celebraron una reunión en esta ciudad turca. Estaban, entre otros, Salahedin Benyaich -a quien Zougam, el dueño del locutorio de Lavapiés imputado por el 11-M, visitó en la cárcel-, y los dos autores materiales del 11-M que se fugaron. Uno de ellos era Said Berraj, según Garzón, un hombre de confianza de Abu Dahdah.

'El Egipcio'. Varios de los implicados en el 11-M tenían una estrecha relación con Mohamed El Egipcio, que está actualmente detenido en Italia. La policía grabó conversaciones en las que se proclama el cerebro del 11-M al asegurar que había sido un proyecto suyo. También se congratula de que haya caído el Gobierno «del perro Aznar» y del cambio en la política exterior de Zapatero.Su mentor y protector era un importante imam radical saudí llamado Salman Al Aouda, que es amigo personal de Bin Laden y uno de los ideólogos de su guerra santa.

Las conexiones con ETA

Sugerir que existe una conexión entre ETA y los islamistas del 11-M es políticamente incorrecto. Pero los datos -al margen de las revelaciones que publicamos hoy- avalan esta hipótesis.

Sable Samurai: En septiembre de 2001, el etarra Urrusolo Sistiaga recibió un carta de un islamista. Este se felicitaba por el 11-S y decía: «Haremos la operación Sable Samurai... Esperemos que una hipotética colaboración islamistas-ETA no incluya el préstamo de un terrorista suicida».

Traductor: El etarra De Juana Chaos pidió en 1998 por carta un traductor de árabe para escribir a integristas de Marruecos y Argelia.

Colaboración: el imam Cartagena ha desvelado que los islamistas que pretendían volar la Audiencia contactaron en la cárcel con el etarra Rego Vidal para conseguir explosivos.

'Un tío superserio': Abdelkrim Beresmail es un miembro del GIA y el lugarteniente de Lamari, el séptimo suicida de Leganés.Coincidió en Villabona, no sólo con Toro y Zouhier, sino también con etarras y con Juan Luis Camarero, un miembro de Jarrai. Este dijo del argelino: «Es un tío superserio... yo me llevo superbién con él. Según él, tu pones la bomba y no tienes que avisar».

Giro postal: Lamari envió a Beresmail, en Villabona, un giro postal de 150 euros el pasado 6 de marzo. Ello demuestra que los miembros del GIA mantenían contactos en vísperas del 11-M, y establece un vínculo entre el jefe del comando de Leganés y los etarras amigos de Beresmail.

Explosivos: Tanta relación tenía Antonio Toro con ETA que hay quienes piensan que era un topo de los servicios secretos. En Villabona, ofreció explosivos a etarras y, según Zouhier, pasó a Trashorras un número de contacto con la banda.

Santander: el 3 de diciembre de 2002, ETA hace estallar un coche-bomba en el paseo marítimo de Santander. El vehículo había sido robado la víspera en Avilés, en el mismo callejón donde tiene su garaje Trashorras.

Las caravanas de la muerte: el 28 de febrero de 2004, salieron de Asturias y Francia dos caravanas con explosivos. La de ETA fue interceptada en Cuenca. La del El Chino fue detenida en Burgos y multada, pero siguió su viaje a Madrid.

La pista marroquí

Uno a uno los datos que apuntan a Marruecos no son concluyentes, pero su acumulación permite sospechar que al menos un sector de la Policía o los servicios secretos de Rabat sabía que se estaba preparando el 11-M.

Nacionalidad: el pasaporte de quien comete un atentado no es definitivo. Pero así como la mayoría de los autores del 11-S eran de origen saudí, la patria de Bin Laden, parece relevante que buen parte de los implicados en el 11-M -Azizi, Berraj, Hadad, El Chino o los hermanos Oulad- sean de Marruecos.

Siniestra advertencia. En plena crisis de las relaciones bilaterales por el islote de Perejil, Mohamed VI le advirtió en tono crispado a Piqué que España podía sufrir el azote del terrorismo islámico.Sus palabras fueron ambiguas, pero la siniestra predicción se hizo realidad con el tiempo.

Apresurada liberación. La policía de Marruecos no tardó ni dos días en detener a Mohamed Haddad -uno de los que llevaron las mochilas a los trenes- a petición de España. Pero sin mediar explicación, decidió ponerle en libertad.

Ocultación. La Policía española se enteró por casualidad de que Marruecos había detenido a Hicham Ahmidan, primo y cómplice de El Chino. Rabat se ha negado a aportar información sobre el detenido, a quien se le encontró una anotación que decía «Alcalá. 7 de la mañana».

Enigmáticas llamadas. Antes de volar por los aires en Leganés, los terroristas realizaron dos llamadas a móviles marroquíes.Es clave averiguar la identidad de sus interlocutores, pero Marruecos no se presta a aportar dicha información.

Doble agente: el hecho de que el imam Cartagena -que tenía datos de varios implicados en el 11-M- trabajara también para los servicios secretos marroquíes es muy significativo. Supone que personas en Marruecos pudieron conocer de antemano la preparación del 11-M.

Quid prod est? No se puede soslayar que uno de los principales beneficiarios del vuelco electoral sea Marruecos. El Gobierno de Zapatero ha dado un giro en su postura respecto al Sáhara y ha hecho de la relación con Rabat uno de los ejes de su política exterior.


Lea mas

This page is powered by Blogger. Isn't yours?