Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




23.11.06

 

Zapatero acusa a Rajoy de no respetar la instrucción del sumario del 11-M

 

23-11-06



SESION DE CONTROL / El líder de la oposición critica con dureza al fiscal del Estado y se pregunta si, «al final, las 'herriko tabernas' tendrán que ver con el PP o con los jueces» / El presidente defiende a Conde-Pumpido

Zapatero acusa a Rajoy de no respetar la instrucción del sumario del 11-M


El presidente respalda a la Fiscalía en los casos 'De Juana' y 'herriko tabernas' y dice que es el PP el que «lleva dos años cuestionando la actuación de la Justicia» De la Vega niega que se falsificara el documento que vinculaba ETA y 11-M y alega que, para falsificación, la del vídeo del PP sobre seguridad

MANUEL SANCHEZ

MADRID.- El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acusó ayer al líder de la oposición, Mariano Rajoy, de no respetar la instrucción judicial del 11-M, «y llevar dos años cuestionando la actuación de la Justicia».

Las palabras de Zapatero eran su respuesta a un amplio reproche del líder de la oposición a la actitud del Gobierno -incluido el propio presidente- y del PSOE frente a las actuaciones judiciales contra la banda terrorista ETA y su entorno.

Así, en el debate más esperado en el Congreso este otoño, tras un mes sin sesión de control al Ejecutivo, Mariano Rajoy acusó a la Fiscalía General del Estado de interpretar la Ley en materia terrorista «según sopla el viento».
(.../...)

Zapatero salió en defensa de Cándido Conde-Pumpido, fiscal general del Estado, y en los dos casos que citó Rajoy -el del etarra José Ignacio de Juana Chaos y el de las herriko tabernas- apoyó la actuación del Ministerio Público y su independencia.

No obstante, aunque el debate político versó nuevamente sobre ETA y, tangencialmente, sobre el 11-M, la sesión parlamentaria de ayer entre el presidente del Gobierno y el líder de la oposición fue más blanda, comedida o moderada de lo que se preveía.

Rajoy se ciñó a la textualidad de su pregunta, refiriéndose expresamente a las críticas del mismo presidente del Gobierno (en el caso De Juana Chaos), del PSE o de otros miembros de su partido a la actuación de los jueces en los sumarios contra ETA y su entorno.

Peor, ahí se quedó. No sacó a relucir el robo de las pistolas en Francia por parte de ETA, ni qué significaba aquella frase de Zapatero de que si se confirmaba la autoría de la organización terrorista el asunto tendría «graves consecuencias». Ni siquiera, mencionó la nueva manifestación de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) contra la política antiterrorista del Gobierno. Todo ello se esperaba en las filas del Ejecutivo.

Rajoy se ciñó a la pregunta y estuvo muy crítico, pero en otro tono de oposición, lo que para muchos dirigentes políticos podría estar alentado por la última encuesta hecha pública por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

En esta línea, el líder del PP empezó su intervención reiterando su discrepancia con la política antiterrorista del Gobierno.

Rajoy dijo que, más allá de esas discrepancias, le parecía un «asunto especialmente grave» el ataque que, en su opinión, se está produciendo a la independencia judicial.

El líder popular indicó que estos ataques provienen de «dirigentes del PSOE, y también de la ilegalizada Batasuna», por lo que pidió al Gobierno una rectificación y una desautorización.

Zapatero respondió escuetamente: «Los jueces cumplen con su tarea, con el respeto y respaldo del Gobierno. El Gobierno, en el proceso de paz hace lo que tiene que hacer y, en todo caso, están en otro lado aquellos que pueden intentar dificultar dicho proceso».

Rajoy, en su réplica, subió el tono: «Estas actuaciones [a las que se había referido] son intolerables. Me gustaría oír al presidente de mi Gobierno decir que en una democracia la ley no es un obstáculo para conseguir la paz. La independencia de los jueces es la garantía que tienen todos los ciudadanos frente a lo injusto, lo arbitrario o el abuso».

Y añadió: «Eso es Justicia y seguridad, y si alguien no está de acuerdo con la ley, en esta Cámara puede propiciar su cambio».

Rajoy, luego, se ensañó con el fiscal general del Estado por el caso De Juana Chaos y, en especial, por las herriko tabernas. «Ahora nos hemos enterado de que las herriko tabernas no tienen nada que ver con Batasuna. Al final, tendrán que ver con nosotros o con los jueces», terminó diciendo.

Zapatero, con rostro sobrio durante toda la sesión, no sólo arremetió contra el PP por el caso del 11-M, sino que incluso sacó a colación el vídeo del PP. «No intente manipular unas palabras, porque saben que los intentos de exagerar les llevan a fracasos como el del vídeo de inseguridad ciudadana, donde confunden 1996 con 2006, y Colombia con España».

Zapatero, además, defendió al fiscal del Estado -«forma parte del adecuado funcionamiento del Estado de Derecho respetar cómo interpreta la Ley el Ministerio Público», dijo- y aseguró que en su proceso de paz no caben atajos. «Desde la ley, con la ley y con el respeto a los jueces cada día es como este Gobierno trabaja por el fin de la violencia en España».



Lea mas

 

UNA CORTINA DE HUMO DE ZAPATERO

 

23-11-06



Editorial

UNA CORTINA DE HUMO DE ZAPATERO


Zapatero arremetió ayer en la sesión de control del Congreso contra el PP, al que acusó de «no respetar» la instrucción del sumario del 11-M. Según el presidente, el Gobierno respeta a «los jueces, las pruebas y las sentencias», pero el PP «lleva dos años cuestionando la actuación de la Justicia» en la investigación de los atentados.

Zapatero incurre en un error de concepto: resulta perfectamente compatible «respetar» la instrucción de un juez con denunciar las lagunas, las contradicciones y los errores flagrantes de esa investigación. Igualmente, interpelar a la vicepresidenta -como hizo ayer la diputada del PP, Alicia Castro- sobre la implicación de la cúpula policial en la falsificación del documento que vinculaba a ETA con el ácido bórico tampoco es interferir en la instrucción judicial.
(.../...)

Fernández de la Vega aseguró que «el Gobierno no ha falsificado ningún documento», mientras que el PP sí lo ha hecho con un vídeo. El PP puede haberse equivocado en su propaganda, pero esa metedura de pata es irrelevante en comparación al hecho de que hay en estos momentos cuatro altos cargos de la Policía Científica imputados judicialmente por falsificación.

Zapatero y la vicepresidenta se refugiaron ayer en generalidades y en principios que nadie cuestiona para no responder a las preguntas del PP. Pero «el respeto» a las actuaciones judiciales al que aludieron ambos es también decir la verdad o hacer posible para que ésta prevalezca. En este sentido, el Gobierno no está respetando a los ciudadanos. Por ejemplo, si el Ejecutivo tuviera interés en esclarecer los atentados de Madrid, no seguiría guardando silencio sobre la información publicada por este periódico hace tres días, cuando revelaba que el análisis de los explosivos de los trenes, realizado en el laboratorio de los Tedax, carece de validez legal por estar firmado por un solo perito.

Esta negligencia -unida al propio contenido del informe que no especifica las sustencias detectadas- es gravísima y en cualquier país habría supuesto una depuración de responsabilidades. Pero ni la Comisaría General de Información ni la Dirección General de la Policía ni el Ministerio del Interior han ofrecido todavía una explicación de por qué pudo producirse ese gravísimo error si es que no fue una manipulación. ¿Es esto respeto a la verdad?

Zapatero instó también a Rajoy a no poner en cuestión la labor del fiscal general del Estado, pero ello resulta también muy difícil a juzgar por su actuación en los últimos meses, particularmente en lo que respecta al 11-M. La fiscal del caso, Olga Sánchez, una persona muy vinculada a Cándido Conde-Pumpido, ha cometido también numerosos errores. ¿Por qué no exigió a los responsables de la Policía que el análisis de los explosivos fuera firmado por dos peritos, como había hecho en otros asuntos? ¿Por qué presentó el análisis de los Tedax como si hubiera sido realizado por la Policía Científica? ¿Por qué dijo que no había dudas sobre los explosivos?

Zapatero comparecía ayer para hablar sobre ETA. Pero como quería eludir este tema que tanto le incomoda y sobre el que prefiere callar, optó por intentar poner al PP contra las cuerdas. La cortina de humo le salió mal porque ni dio las explicaciones que esperaba la opinión pública sobre el proceso de paz ni convenció sobre el 11-M.



Lea mas

21.11.06

 

La fiscal presenta el informe de Manzano como si fuera de la Policía Científica

 

21-11-06


La fiscal presenta el informe de Manzano como si fuera de la Policía Científica


Atribuye falsamente los análisis de los focos de las explosiones en los trenes del 11-M a los tres peritos que hicieron el de la mochila de Vallecas

MANUEL MARRACO

MADRID.- El escrito de acusación de la fiscal Olga Sánchez presenta el análisis de los focos del 11-M elaborado por los Tedax como si hubiera sido realizado por el laboratorio de la Policía Científica. En concreto, como si formase parte del informe en el que se analiza el explosivo encontrado en la mochila desactivada en Vallecas. El examen de los focos elaborado por la unidad que dirige Juan Jesús Sánchez Manzano contiene irregularidades que podrían suponer su invalidez en el juicio, algo que no ocurre con el análisis de la Policía Científica.
(.../...)

En el escrito de acusación provisional, la Fiscalía presenta al tribunal del 11-M su versión de cómo sucedieron los hechos relacionados con los atentados y el material necesario para probarlos. En el apartado dedicado a los «análisis periciales de los diferentes explosivos encontrados», la fiscal Olga Sánchez afirma que en el informe con la numeración 173-Q2-04 se analiza «la composición y origen del material explosivo empleado en la confección de los artefactos».

En concreto, explica que los análisis se realizan sobre «muestras de metal, plástico, telas, clavos diversos, restos de material aislante, tierras, sustancia pulverulenta de color rosado, recogidas por los funcionarios Tedax en los distintos focos de explosión o de desactivación».

En realidad, lo que se analiza en el informe con esa numeración es una muestra del explosivo encontrado en la mochila de Vallecas, que sí fue realizado en el Laboratorio Químico-Toxicológico de la Policía Científica. El informe sobre lo recogido en los focos de los atentados fue elaborado por la Unidad Central de Desactivación de Explosivos y NBQ (Tedax), dirigida por Sánchez Manzano, que no dispone de los mismos medios técnicos que el Laboratorio Químico-Toxicológico de la Policía Científica.

El escrito de la Fiscalía no oculta el resultado real de lo encontrado en cada lugar, y que no es coincidente: mientras en la mochila se encontró dinamita de tipo Goma 2 ECO, en los trenes sólo se pudo determinar que estalló algún tipo de dinamita.

Sin embargo, el escrito sí confunde algunas circunstancias relevantes sobre la elaboración de los informes. Así, el realizado por los Tedax con el visto bueno de Sánchez Manzano llegó a la Audiencia Nacional sin número de registro, sin fecha y con la firma de un único perito, en lugar de los dos que exige la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Por el contrario, de la confusa redacción del escrito fiscal se deduce que fue elaborado al día siguiente de los atentados, en el Laboratorio Químico-Toxicológico de la Policía Científica y que fue refrendado por tres peritos. Circunstancias que, en realidad, corresponden al informe de la mochila de Vallecas.

El análisis del explosivo desactivado está suscrito por tres peritos facultativos, números 9, 47 y 179, licenciados en Farmacia y Ciencias Químicas. Ninguno de ellos participó en el informe de los focos de los atentados, que está suscrito por Sánchez Manzano y por la licenciada en Ciencias Químicas con número profesional 17.632.

No se trata de la primera vez que una confusión de informes afecta al sumario del 11-M. Durante la instrucción de la causa, la Policía remitió al juez Juan del Olmo una imagen del explosivo de Vallecas como si fuera el encontrado en la Renault Kangoo. Cuando se hizo público el error, la Policía remitió un nuevo informe explicando que se había producido una confusión al extraer la fotografías del ordenador. Los análisis que adjuntaban para enmendar el error inicial contenían, a su vez, otra confusión: presentaban los análisis del explosivo de Leganés como si fueran los correspondientes a la Renault Kangoo.


Lea mas

 

La fiscal, entre el error y la manipulación

 

21-11-06



Impresiones

La fiscal, entre el error y la manipulación


Si ayer denunciábamos cómo el comisario Sánchez Manzano remitió un informe sobre los explosivos del 11-M que carece de validez según la Ley de Enjuiciamiento Criminal, hoy revelamos que la fiscal del caso, nada menos que en sus conclusiones, presentó ese informe de los Tedax como si fuera el realizado por la Policía Científica. Una de dos: o estamos ante un nuevo error de bulto o ante el intento de Olga Sánchez de tapar el desliz de no haber devuelto en su día el análisis de los explosivos, como debía haber hecho. Ese análisis sólo lo firmó un perito, en lugar de los dos que exige la ley. Al atribuir las conclusiones de las pruebas que realizó la Policía Científica en la mochila de Vallecas a las explosiones que causaron la masacre en los trenes, podría tratar de enmascarar su fallo. Cualquiera de las dos opciones, error o manipulación, deja en muy mal lugar a la fiscal y supone una prueba más de cómo se ha impulsado la investigación del 11-M. Ayer, desde la Fiscalía de la Audiencia Nacional se quería restar trascendencia al hecho de que sólo un perito firmase el informe de los explosivos, y se citaba como ejemplo que eso ha ocurrido en otros casos. El problema que no parece entender la Fiscalía es que no estamos ante un caso más, sino ante el atentado más grave de la Historia de España. Si quiere conservar algo del poco crédito que le queda, Olga Sánchez debería explicar no sólo por qué admitió por bueno el informe de los Tedax, sino qué le llevó a confundir éste con el de la Policía Científica.


Lea mas

 

El Supremo echa abajo por segunda vez el nombramiento de Gómez Bermúdez

 

21-11-06



El Supremo echa abajo por segunda vez el nombramiento de Gómez Bermúdez



El CGPJ deberá repetir el proceso selectivo tras «incumplir» el fallo dictado por el Alto Tribunal

MARIA PERAL

MADRID.- El Pleno de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo volvió a echar abajo ayer el nombramiento de Javier Gómez Bermúdez como presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.


Sólo cinco meses después de que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) le designara por segunda vez para el cargo, el Alto Tribunal ha anulado el procedimiento seguido por la Comisión de Calificación para seleccionarle y, en consecuencia, ha dejado sin efecto el nombramiento.

(.../...)

El Supremo ordena al CGPJ que repita el proceso selectivo desde el momento en que la Comisión de Calificación debe confeccionar motivadamente una terna de candidatos para someterla al Pleno del Consejo.

Será, por tanto, la tercera vez que la cobertura de ese delicado puesto del organigrama judicial pase por la Comisión de Calificación.

La primera vez (12 de julio de 2004) dio lugar a una sentencia del Supremo dictada el pasado 29 de mayo que anuló la designación de Gómez Bermúdez porque el CGPJ no argumentó las razones de su nombramiento. Era la primera vez que el Tribunal aplicaba la doctrina de la exigencia de motivación de los nombramientos judiciales discrecionales.

El Supremo destacó, en particular, la necesidad de que la Comisión de Calificación justifique por qué incluye en la terna a unos candidatos y excluye a otros.

En cumplimiento de esa sentencia, que ordenó la retroacción del proceso, la Comisión de Calificación se reunió el 15 de junio y elaboró un informe en el que repitió la terna de julio de 2004, integrada por Gómez Bermúdez y otros dos jueces de la Audiencia Nacional, Alfonso Guevara y Baltasar Garzón.

En este trámite es en el que el Supremo ha apreciado un «claro incumplimiento» -en expresión de fuentes de la Sala- de su sentencia de 29 de mayo.

Aunque la Comisión de Calificación consignó los méritos que valoraba de cada candidato, en el caso de Gómez Bermúdez incluyó sentencias, conferencias y premios posteriores a junio de 2004, es decir, méritos posteriores al concurso para cubrir la plaza y posteriores, por tanto, al momento en que el Supremo ordenó la retroacción del proceso.

Ello fue denunciado por Garzón en un incidente de ejecución de sentencia estimado ahora por el Alto Tribunal. El juez se quejó de la «burda» reducción de sus méritos y alegó que la actuación de la Comisión de Calificación había sido «abiertamente contraria» al fallo del Supremo, que no ordenó «la apertura de un nuevo trámite de aportación de méritos, y menos aún la admisión sin trámite procesal alguno de nuevos méritos de uno solo de los candidatos».

Fuentes del Tribunal indicaron que «todos» los magistrados consideraron «impresentable» el informe de la Comisión, aunque una minoría estimó que el posterior debate del Pleno subsanó esas deficiencias.

Esa tesis fue compartida por seis magistrados frente a los 24 que consideraron insubsanable el incumplimiento de la Comisión de Calificación. Dos magistrados (Manuel Campos y Manuel Timón) no asistieron al Pleno.

A diferencia de la sentencia de mayo (adoptada por 24 votos frente a cuatro), los discrepantes, que no son los mismos que en la primera ocasión, no anunciaron ayer voto particular.


Lea mas

 

Francia compara la actual tregua de ETA con la de 1998, que usó para rearmarse

 


21-11-06


21-11-06

Francia compara la actual tregua de ETA con la de 1998, que usó para rearmarse


El presidente del Ejecutivo reclama al resto de fuerzas políticas «prescindir de tentaciones partidistas» para encarar el proceso - Mesquida advierte de que ahora el Gobierno español decidirá las consecuencias ante un hecho «muy grave»

Javier Gómez / J. M. Z.



París/Madrid- No fue en una declaración oficial ni por medio de ningún mandatario político, pero el Gobierno francés confirmó ayer que ETA fue autora del robo de 350 pistolas y municiones, el pasado 23 de octubre, en una empresa de importación de armas en Vauvert, en el sudeste de Francia. De paso, un alto mando de la lucha antiterrorista galo estableció un paralelismo entre el actual alto el fuego y la tregua de 1998-1999 que la banda «aprovechó para reconstituirse», subrayó.
(.../...)

La sospecha llevaba semanas sobrevolando en círculos concéntricos, amenazante, el proceso de paz entre las autoridades españolas y la banda terrorista. Su constatación enturbia aún más una negociación a la que, como ayer reconoció el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, «le está costando arrancar».
La previsible confirmación de que la banda terrorista se hizo con un arsenal, a la par que negocia con el Gobierno español, llegó en un decorado cuidadosamente elegido por el Gobierno francés: la sala tercera de lo Criminal del Palacio de Justicia de París. El objetivo era evitar todo tipo de injerencias políticas en la cuestión y dejar claro que, en lo que concierne a Francia, ETA es sólo un grupo de malhechores.
Frédéric Vaux, responsable de la Subdirección Antiterrorista de la Policía Judicial (SDAT), y Jean Pargade, oficial de la misma, explicaron al tribunal que juzga a siete etarras, ex componentes del aparato logístico, que «la actividad de ETA en Francia continúa desarrollándose de forma normal, entre comillas, como antes». «El último robo, hasta la fecha, es el del 23 de octubre de 2006», añadió Pargade, en referencia a la sustracción de las 350 pistolas. Un robo que en estos momentos investiga la Fiscalía Antiterrorista francesa.

En una acotación política poco al uso en un cargo policial francés, Vaux afirmó además que el robo de armas de Vauvert «plantea un problema a todos los que observan el proceso», en referencia a la negociación entre ETA y el Gobierno español. Unas declaraciones que ofician de respuesta al llamamiento que el ex jefe etarra Félix Ignacio Esparza Luri lanzó en esa misma sala, el pasado viernes, en nombre de la banda, al Ejecutivo galo. Esparza Luri amenazó con la «prolongación» y «extensión del conflicto», que es tanto como decir cometer atentados, si el país no se sumaba al proceso de paz.
Los responsables de la lucha antiterrorista enumeraron al presidente de la Corte, Jean Pierre Getti, los cinco atracos a mano armada cometidos por ETA en Francia, desde 2005. Todos con un mismo modus operandi, lo que lleva a los investigadores a pensar que han sido obra de un mismo comando, que no dudó en utilizar rehenes para lograr sus propósitos.
«Desde el verano de 2006 se asiste a una degradación del clima general en torno al proceso», dijo Veaux, que citó como ejemplos el recrudecimiento de la «kale borroka», la acción armada de tres fusileros etarras en el monte Aritxulegi de Oyarzun, tras una declaración sobre la continuidad de la lucha armada, y los mensajes insistentes, con amenazas incluidas, a Francia para que se implique en el proceso.
Tras hacer historia de las treguas que ETA ha mantenido en los últimos años, Veaux alertó de que la declarada entre 1998 y 1999 «se parece mucho a la de hoy, con contactos entre el Gobierno (español) y la organización», la cual «aprovechó para reconstituirse».
Problema español
«El Gobierno francés ha dicho siempre que el problema de ETA es español y no francés. Pero se ve bien que ETA y el movimiento de legales que rodea a ETA empuja al Gobierno francés a implicarse en este proceso», subrayó el responsable de la SDAT. En la misma línea, Pargade había manifestado que la banda «ha pedido al Gobierno francés que se implique y ha amenazado con extender la lucha armada al territorio nacional».
Recordó que en 2001 hubo un intento de asesinato de gendarmes, y en 2002 se descubrieron operaciones de seguimiento contra la juez antiterrorista que se ocupa de los sumarios de ETA, Laurence Le Vert.
También aludió a un documento manuscrito del etarra francés Didier Aguerre que postulaba «pasar a la acción y perpetrar acciones muy mediáticas contra fuerzas del orden» francesas. Como ejemplo de la «actividad» que, según Veaux y Pargade, ETA prosigue actualmente en Francia, citaron el dato del robo de coches. Según Veaux, hasta el 31 de octubre de este año, se han detectado 42 coches robados frente a los 40 de 2004 y los 50 de 2005. Por su parte, Pargade apuntó que desde comienzos de año hasta ahora, van 49 coches robados, de los cuales 31 desde el alto el fuego. Pargade indicó que, según los datos que manejan los expertos, hay 516 miembros de la banda en la clandestinidad.
El ministro del Interior galo, del que dependen jerárquicamente estos dos mandos policales, es Nicolas Sarkozy, líder del partido conservador galo UMP y muy cercano al ex presidente del Gobierno, José María Aznar, y al ex titular de Interior, Ángel Acebes. Sarkozy no escondió recientemente sus diferencias con el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, con quien cruzó varias salvas dialécticas a propósito de las políticas de inmigración opuestas que llevan a cabo Madrid y París.
Si Francia tiene pruebas fehacientes de que ETA fue la responsable del robo de Vauvert, es de suponer que lo ha comunicado ya al Gobierno español. Ni la Moncloa ni Matignon, sede del Gobierno galo, sin embargo, han comunicado oficialmente las conclusiones de la investigación.
Eso sí, la reacción del director general de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida, por la confirmación de la autoría de ETA fue ayer contundente. A su juicio, el Gobierno español deberá «analizar y plantear» las posibles consecuencias que se deriven de esta confirmación, que calificó de hecho de «muy grave». Rubalcaba, por su parte, admitió que «se están moviendo» los activistas de ETA que se esconden en Francia. Mientras Zapatero conminó ayer a los partidos a «prescindir de toda tentación partidista» a la hora de afrontar el «proceso de paz» en el País Vasco y sostuvo que el intento para lograr la paz es «difícil, exige coraje, precaución y un irrenunciable compromiso democrático».



Lea mas

 

García Nicolás, presidente 'provisional' del juicio del 11-M

 

21-11-06



García Nicolás, presidente 'provisional' del juicio del 11-M


M. P.

Cuando el Supremo notifique su decisión -lo que se espera a principios de la próxima semana-, Javier Gómez Bermúdez quedará adscrito a la Sección Penal Segunda de la Audiencia Nacional, la encargada de juzgar el 11-M.

Gómez Bermúdez no tendrá que declinar la ponencia de la sentencia, pero provisionalmente cederá la presidencia del tribunal del 11-M a Fernando García Nicolás, mientras que Fernando Bermúdez de la Fuente será presidente en funciones de la Sala de lo Penal.
(.../...)

El grupo mayoritario del Consejo General del Poder Judicial, responsable del nombramiento, anunció ayer que está dispuesto a repetirlo por tercera vez, ya que el tribunal no cuestiona los méritos de Gómez Bermúdez, sino que sólo aprecia defectos formales en el proceso selectivo.

Deberá hacerlo rápido, ya que el sector mayoritario del Consejo (órgano que entró en funciones el día 7 por agotar el mandato) perderá su mayoría en febrero, cuando se jubila Enrique Míguez.

Preguntadas por si el tribunal tuvo en cuenta ayer que estaba echando abajo el nombramiento del presidente del juicio del 11-M, las fuentes consultadas contestaron que «eso ni nos va ni nos viene». Explicaron que la «única motivación» de la decisión ha sido el cumplimiento de la sentencia de mayo, «que el CGPJ debería haber sido el primero en ejecutar con rigor en lugar de enfadarse con el Supremo».

El auto, que viene a dar la razón al sector minoritario del CGPJ, precisará que la consignación de los méritos de los candidatos debe ser equitativa y que no el suficiente hacer una relación más o menos extensa de los méritos, sino que la Comisión debe valorarlos.






Lea mas

20.11.06

 

UN JEFE DE LOS TEDAX, ENTRE LA NEGLIGENCIA Y EL DELITO

 

20-11-06



Editorial

UN JEFE DE LOS TEDAX, ENTRE LA NEGLIGENCIA Y EL DELITO


Podría parecer increíble, inaudito, inimaginable (pónganle los adjetivos que quieran) en un caso de esta importancia, pero no lo es: estamos o ante una nueva negligencia policial de enormes proporciones o ante una conducta gravemente delictiva en la investigación del 11-M. EL MUNDO revela hoy que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que juzgará en la primavera que viene a los encausados por los atentados de Madrid, tendrá que ordenar con toda probabilidad la repetición de los análisis periciales de las sustancias recogidas en los focos de las explosiones de los trenes en la misma mañana del 11-M.

Los análisis fueron realizados en el laboratorio de los Tedax y, según el informe enviado al juez más de un mes después, sólo se detectaron «componentes de dinamita» sin que fuera posible determinar «el nombre comercial, ya que, al haber sufrido una reacción explosiva, desaparecen los componentes que hacen posible tal designación». Algo tan surrealista como poco verosímil, tratándose de 12 explosiones; dos de ellas, controladas.
(.../...)

Este informe remitido al juez Del Olmo, llamado Anexo número 2, fue firmado por el comisario Jesús Sánchez Manzano, jefe de los Tedax, que es licenciado en Derecho, y por sólo una perito del laboratorio. La Ley de Enjuiciamiento Criminal exige de manera taxativa que los informes tengan que ser suscritos por dos peritos para tener validez como prueba, lo que no se da en este análisis, puesto que Sánchez Manzano carece de conocimientos de Química.

Así se lo recordaba la fiscal Olga Sánchez al propio Sánchez Manzano en un oficio, fechado en abril pasado, en el que, a propósito del uso de teléfonos móviles como temporizadores, le decía textualmente: «Interesa que dicho informe sea emitido como pericial y firmado por dos peritos, al encontrarse en la tramitación de un procedimiento ordinario, arts. 456, 459 y concordantes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal».

El análisis de los explosivos del 11-M va firmado solamente por una perito, por lo que no hay la menor duda técnica de que carece de validez judicial como prueba. Por tanto, tendrá que ser repetido, tal y como ha solicitado ya la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M.

La monumental negligencia de Sánchez Manzano suscita dos importantes cuestiones, que son de sentido común. La primera es por qué, una vez conocido el resultado del análisis, el jefe de los Tedax no remitió las muestras al laboratorio de la Policía Científica, que posee medios técnicos mucho más sofisticados y que podría haber determinado la composición exacta de la dinamita. Todos los expertos consultados por este periódico así lo consideran, resaltando la distancia abismal que existe entre uno y otro laboratorio. De hecho, la sustancia explosiva supuestamente hallada en la Kangoo fue enviada a la Policía Científica, que sí pudo determinar con certeza que se trataba de Goma 2 Eco, significativamente contaminada, eso sí, por la misma sustancia que la muestra patrón.

La segunda de las cuestiones se centra en el extraño comportamiento de Sánchez Manzano, que dijo en el Congreso que habían hallado «nitroglicerina» y luego rectificó. El propio Díaz Pintado, jefe operativo de la Policía Nacional y responsable de la investigación, creía en la mañana del 11-M que el explosivo que había estallado en los trenes era Titadyn. ¿Cómo es posible la confusión de un dato tan importante? ¿Por qué Sánchez Manzano aceptó el resultado de un análisis que no concluía nada? ¿Por qué no quiso que los restos se analizaran en la Policía Científica, mucho mejor preparada?

La hipótesis más favorable para Sánchez Manzano es que es un incompetente redomado. Pero no hay que descartar que actuara conscientemente y quisiera ocultar de manera delictiva la verdadera naturaleza del explosivo. Si la conducta profesional de Manzano -que sigue sin ser destituido- fue incomprensible, tampoco el juez y la fiscal estuvieron a la altura de sus responsabilidades. Unos y otros contribuyeron a que hoy sigamos sin saber cuál fue la dinamita que estalló en los trenes.


Lea mas

 

El informe sobre los explosivos del 11-M carece de valor judicial alguno

 

20-11-06



11-M LA INVESTIGACION / El documento, avalado por el jefe de los Tedax, va firmado sólo por un perito, en contra de lo que estipula la Ley de Enjuiciamiento Criminal / La fiscal no hizo ese requerimiento en este caso / 11-M LA INVESTIGACION / Las incógnitas

El informe sobre los explosivos del 11-M carece de valor judicial alguno

CASIMIRO GARCIA-ABADILLO

MADRID.- El tribunal que juzgará el atentado del 11-M, cuya vista oral comenzará a finales del próximo mes de febrero, tendrá que ordenar la repetición de los análisis periciales que se realizaron sobre las sustancias recogidas en los 12 focos de las explosiones (10 de ellas, en los trenes).

Photobucket - Video and Image Hosting
Pulsar para ampliar
El informe realizado por la Unidad de Desactivación de Explosivos y NBQ, que se remitió al juez Juan del Olmo el 27 de abril de 2004, no tiene ninguna validez desde el punto de vista procesal, según las fuentes consultadas por EL MUNDO.

En dicho documento se adjunta como Anexo número 2 un «informe sobre material explosivo empleado en la confección de los artefactos del 11-M», en el que se concluye que «es técnicamente imposible asignar nombre comercial a dinamitas que han sufrido reacción explosiva, ya que en ella desaparecen determinados componentes que son los que hacen posible tal designación».
(.../...)

Hay que recordar que, de las muestras recogidas por los Tedax en los 12 focos (10 pertenecientes a las explosiones que se produjeron en los trenes y dos a las deflagraciones controladas llevadas a cabo en las estaciones de Atocha y El Pozo con las mochilas que no estallaron), en 10 de ellas se encontraron «componentes de dinamita» y sólo en dos no se detectaron «sustancias dignas de mención».

El Anexo número 2 va firmado por el Comisario Jefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano y por la perito con carné profesional 17.682. Manzano, que es licenciado en Derecho y ni siquiera ha realizado el curso de tedax, carece de cualificación como facultativo. Es decir, que el informe clave de los explosivos del 11-M sólo está avalado por un perito. Según establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal (art. 459) los informes periciales deben de ir firmados por, al menos, dos peritos.

Ese requisito indispensable era suficientemente conocido por la fiscal del caso, Olga Sánchez. A instancias del juez Del Olmo, o Sánchez Manzano remitió el 10 de abril de 2006 un informe a la Audiencia Nacional sobre el uso de los móviles como temporizadores por parte de ETA. Una semana más tarde, el 18 de abril, la fiscal advirtió a Manzano por escrito: «Interesa que dicho informe sea emitido como pericial y firmado por dos peritos, al encontrarnos en la tramitación de un procedimiento ordinario, artículos 456, 459 y concordantes de la L.E. Crim.».

Sin embargo, la fiscal no exigió ese requisito a Sánchez Manzano cuando éste le remitió el informe sobre el explosivo hallado en los focos de las explosiones de los trenes.

La obligación legal de que los informes periciales vayan firmados por dos peritos sólo puede eludirse, según establecen diversas sentencias del TS (por ejemplo, la 1520/2003 de 17 de noviembre), si el laboratorio donde se han realizado los análisis tiene el caracter de «Laboratorio Oficial». En estos momentos, los dos únicos laboratorios pertenecientes a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que reúnen esas características son el de la Policía Científica y el de la Sección de Criminalística de la Guardia Civil.

ANALISIS SOFISTICADOS

El laboratorio de los Tedax cuenta con escasos medios para realizar análisis sofisticados sobre sustancias explosivas. Sus analíticas podrían ser de utilidad con explosivos inorgánicos pero, en ningún caso, para los orgánicos, como las dinamitas.

En 1994 se planteó un conflicto de competencias entre el Tedax y la Policía Científica, a consecuencia de que los primeros pretendían realizar sus propios informes sobre explosivos para remitirlos al juez. Dicho conflicto fue solventado por la Subdirección General Operativa de la Policía a favor de la Policía Científica. Los Tedax realizan sus informes periciales y en ellos incluyen desde entonces las analíticas que les remiten del laboratorio de la Policía Científica.

Un miembro de los Tedax señala: «Los análisis que se hacen en nuestro laboratorio hacen las veces del test del embarazo que se vende en las farmacias. Sirve como una primera aproximación. Pero, si una mujer quiere saber si realmente está embarazada, tiene que visitar al ginecólogo».

Pues bien, siguiendo ese símil, el ginecólogo para determinar la tipología de los explosivos es precisamente el laboratorio de la Policía Científica, que sí está dotado de técnicas avanzadas para realizar análisis sobre todo tipo de sustancias.

El propio Anexo número 2 muestra de forma elocuente la falta de rigor con la que se realizaron las pruebas sobre las sustancias localizadas en los focos de las explosiones.

Según refleja el informe enviado por Sánchez Manzano al juez Del Olmo, en el laboratorio de los Tedax se realizaron los siguientes ensayos analíticos:

- Ensayos organolépticos.

- Vía húmeda clásica.

- Microscopia óptica.

- Extracciones en fase orgánica.

- Cromatografía de capa fina.

ESCASOS MEDIOS

Si se tiene en cuenta que de ellos, el más preciso es el que se hizo con el cromatógrafo (los análisis organolépticos detectan tan sólo las propiedades que pueden ser percibidas por los sentidos, como el olor, el color, etcétera), podría decirse sin exagerar que para investigar el mayor atentado de la Historia de España se utilizaron medios, cuando menos, tercermundistas.

Y, desde luego, no puede aducirse para justificarlo que la Policía carezca de material apropiado. El resto de los análisis de las sustancias explosivas relacionadas con el 11-M se llevó a cabo en el laboratorio de la Policía Científica (a excepción del que realizó la Sección de Criminalística de la Guardia Civil con la dinamita encontrada en las vías del AVE en Mocejón, Toledo).

¿Qué técnicas analíticas se utilizaron en el laboratorio de la Policía Científica para determinar, por ejemplo, el tipo de sustancia que se encontró en la Renault Kangoo o en la mochila de Vallecas? Nada menos que 11 técnicas distintas: análisis organoléptico; extracciones; extracto seco; vía húmeda clásica; microespectrofotometría infrarroja por Transformada de Fourier; microscopía electrónica de barrido y microanálisis EDAX; cromatografía de capa fina; cromatrografía de gases con detector de espectrometría de masas; cromatografía de gases con detector FID; cromatografía de líquidos de alta resolución con detector A.A.D., y difracción de Rayos X.

¿Si se hubieran realizado todas esas analíticas a las sustancias encontradas en los focos de los trenes el 11 de Marzo, se podría haber determinado el tipo de dinamita utilizado por los terroristas? Ésa es la pregunta del millón a la que todas las fuentes consultadas (tanto miembros del Tedax como de la Policía Científica) responden con un rotundo «sí».

Uno de los agentes del Tedax que participó en la recogida de muestras de los trenes el día 11 de Marzo señala: «A veces, en los focos es difícil determinar el tipo de explosivo. Algunas de las muestras que yo recogí estaban incluso manchadas de sangre. Sin embargo, aún suponiendo que en ninguno de los focos de los trenes se hubiera podido determinar el tipo de sustancia, donde es imposible que no se recogieran restos suficientes como para establecer su tipología sin ninguna duda, es en las dos explosiones controladas que se hicieron en Atocha y El Pozo. Ahora bien, si las pruebas sólo se hicieron en nuestro laboratorio, que carece de medios, eso fue un error que no tiene justificación. Sobre todo, cuando estamos hablando de un atentado que costó la vida a 191 personas».

La actitud de Sánchez Manzano al no remitir las sustancias localizadas en los focos al laboratorio de la Policía Científica no tiene niguna explicación razonable. A no ser que el citado jefe policial hubiese querido ocultar una prueba que en aquellos momentos avalaba la tesis del Gobierno sobre el atentado.

¿Por qué envió el jefe de los Tedax a la Policía Científica todas las sustancias explosivas relacionadas con el 11-M a excepción de las más relevantes que son precisamente las de los focos de las explosiones?

Sin embargo, ésta no es la única duda sobre la forma de actuar del responsable de los Tedax. Aún se desconoce por qué no ha remitido a la Audiencia Nacional el primer informe que se hizo sobre dichas sustancias el mismo día 11 de Marzo y en el que, según algunas fuentes, se mencionaba como componente del explosivo la nitroglicerina (lo que, de ser cierto, descartaría que las bombas contuvieran Goma 2 ECO).

La actitud de Sánchez Manzano respecto a los análisis de los focos ha sido sospechosa desde el primer momento. De hecho, el jefe de los Tedax ni siquiera remitió la información de que disponía de forma voluntaria a la Audiencia, sino que fue a instancias del juez Del Olmo. Así es como figura en el encabezamiento del informe en el que se incluye el citado Anexo número 2: «En contestación al escrito del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional (folio 10.916 del sumario).

La Sala de lo Penal de la Audiencia que juzgará a los 29 imputados por el atentado de los trenes tendrá, por tanto, que ordenar nuevas pruebas periciales sobre dichas sustancias para determinar si efectivamente lo que estalló fue Goma 2 ECO, otro tipo de dinamita o Titadyn, como se dijo en un primer momento, y fue lo que llevó a apuntalar la tesis del gobierno de Aznar de que la autoría del atentado había que atribuírsela a ETA.

MAÑANA DE CONFUSION

Durante las primeras horas de la mañana del 11 de Marzo, todo era confusión en torno a los cuatro trenes donde se produjeron las explosiones. Aunque los expertos no sabían muy bien a quién atribuir el atentado, un dato inclinó la balanza definitivamente a favor de ETA. Ese dato era el tipo de explosivo utilizado para provocar la masacre.

Según ha relatado el juez Baltasar Garzón en su comparecencia ante la Comisión Parlamentaria de investigación sobre el 11-M, sobre las 12.20 horas de la mañana, cuando se trasladó desde la estación de Atocha a la calle de Téllez caminando, un miembro de los Tedax (en concreto un inspector jefe) le comentó que el explosivo «podía ser Titadyn».

Esa misma mañana, otro miembro del Tedax le dijo al comisario jefe de Seguridad Ciudadana, Santiago Cuadro Jaén, cuando éste se encontraba en la estación de El Pozo, que, en su opinión, por la forma en que se había producido la explosión controlada de la mochila encontrada por un miembro de la Policía Municipal, se trataba de dinamita Titadyn.

Poco antes de las 14 horas de ese mismo día, el subdirector operativo de la Policía, Pedro Díaz Pintado, que en esos momentos se encontraba reunido con toda la cúpula policial en una dependencia anexa al despacho del secretario de Estado de Interior, Ignacio Astarloa, recibió una llamada de Cuadro Jaén en la que éste (según la versión de Díaz Pintado) le dijo que el explosivo era «Titadyn con cordón detonante». Hay que tener en cuenta que, en esas fechas los Tedax dependían de Seguridad Ciudadana y que, por tanto, Cuadro Jaén era el superior jerárquico de Sánchez Manzano.

El Gobierno trasladó dicha información al CNI, quien la dio por buena y la utilizó para realizar el informe en el que se apuntaba la autoría de ETA. Por su parte, Díaz Pintado también informó al juez Garzón de ese dato que orientaba todas las sospechas hacia ETA.

A primera hora de la tarde del día 11 de Marzo, desde el Ministerio del Interior se filtró a las agencias de noticias que en los restos de explosivos se había detectado «nitroglicerina», lo que apoyaba la hipótesis de que los artefactos contenían Titadyn.

De forma sorpresiva, el consenso sobre el explosivo se vino abajo poco después. A las 17 horas, la cúpula policial fue citada de nuevo para una reunión con el director general de la Policía, Agustín Díaz de Mera.

Nada más comenzar, Cuadro Jaén echó un jarro de agua fría sobre los allí presentes: el explosivo no era Titadyn. El responsable de Seguridad Ciudadana dijo que se trataba de dinamita sin más precision, pero aseguró con rotundidad que el Titadyn estaba descartado.

Dicha información le fue trasladada una hora después al ministro del Interior, Angel Acebes, quien, a las 20.15 horas dio una rueda de prensa para informar de las últimas novedades del atentado, entre las que se encontraba la aparición de la furgoneta Renault Kangoo cerca de la estación de tren de Alcalá de Henares.

Según la versión que el propio Cuadro Jaén dio en el Congreso, de los Diputados, cuando se produjo el análisis sobre las sustancias halladas en los focos de las explosiones, él estaba presente en el laboratorio de los Tedax. Fue desde allí desde donde llamó a Díaz Pintado para decirle que se trataba «de dinamita». Dicha versión, absolutamente contradictoria con la de su jefe, no tiene mucho sentido. ¿Qué interés tendría Díaz Pintado en mentir a la cúpula policial y al ministro sobre el tipo de explosivo? ¿Con qué fin transmitió esta información en teoría falsa a Garzón?

Tampoco tiene mucha explicación que, a las 17 horas del día 11, Cuadro Jaén descartara de plano el Titadyn. Si, como mantiene el propio informe del laboratorio del Tedax (el Anexo número 2), sólo puedieron detectarse restos de «componentes de dinamita», no se podía descartar el Titadyn, que es una dinamita y comparte algunos de sus componentes con la Goma 2 ECO. ¿Qué información tenía en su poder Cuadro Jaén para desechar sin ninguna duda que el explosivo utilizado en el atentado fuera el que señalaba precisamente a ETA?

Efectivamente, en la Renault Kangoo se había encontrado una bolsa en la que había detonadores y un trozo de papel parafinado con restos de explosivo. Sin embargo, dichos restos se enviaron al laboratorio de la Policía Científica para su análisis justamente a las 17 horas (la misma hora a la que dio comienzo la reunión en el despacho de Díaz de Mera).

Hasta las 19.30 horas de ese mismo día, los peritos de la Policía Científica no concluyeron sus análisis, en los que se determinó que sus componentes eran los habituales de la Goma 2 ECO, a excepción de una sustancia extraña: metenamina.

Como es sabido, el jefe de los Tedax envió a la Policía Científica el resto de explosivo de la Kangoo junto a un pedazo de Goma 2 ECO «para su cotejo». Es decir, que Sánchez Manzano, antes de que se analizara dicho explosivo, ya presuponía que se trataba de Goma 2 ECO y no de cualquier otro tipo de dinamita.

Parece lógico pensar que fuera el jefe de los Tedax quien informara a Cuadro Jaén de este hecho, y que dicha hipótesis fuera la que llevó al Comisario de Seguridad Ciudadana a descartar por completo el Titadyn ya a las 17 horas del día 11.

DETONADORES

Sin embargo, Sánchez Manzano no trasladó su convicción al director general de la Policía, ante el que se mostró mucho más prudente. A última hora de la noche del día 11 de Marzo, el jefe de los Tedax remitió un informe a Díaz de Mera en el que, bajo el epígrafe «Explosivo», señala: «Se ha recuperado, en la misma bolsa de los detonadores, un extremo de lo que aparentemente es el envoltorio de un cartucho, así como parte de dicha sustancia, de color blanco, adherido al mismo, aparentemente podría ser una dinamita».

La confusión sobre el explosivo usado no desapareció hasta el día 12, en que la Policía Científica analizo el contenido de la mochila de Vallecas. La investigación se orientó entonces hacia el terrorismo islamista, ya que el informe pericial determinó la existencia de los componentes de la Goma 2 ECO, descartando el Titadyn.

Ahora bien, al margen de la utilización política de esos datos, desde el punto de vista judicial, el tipo de explosivo que se utilizó en el 11-M sigue siendo, dos años y medio después del atentado, cuando menos, dudoso. En primer lugar, porque, como se ha dicho, será necesario realizar nuevas pruebas periciales sobre las sustancias que se localizaron en los focos; en segundo lugar, porque en la sustancia localizada en la Kangoo apareció mezclada con el componente metenamina, circunstancia que, según la propia versión del jefe de los Tedax, pudo deberse a «contaminación», lo que la invalidaría como prueba; en tercer lugar, porque la mochila de Vallecas, que es la que contiene Goma 2 ECO sin contaminar, según el macroinforme policial conjunto de la UCIE-UCI, «pudo ser manipulada en el Ifema», lo que dejaría asímismo invalidada dicha prueba ya que, de ser cierta esa afirmación, se habría roto la cadena de custodia de la misma.


Lea mas

 

Mayor: «Se intenta trocear España»

 

20-11-06



Mayor: «Se intenta trocear España»


MADRID.- Jaime Mayor Oreja, líder del PP en el Parlamento Europeo, aseguró ayer que la negociación con ETA forma parte de un proyecto que podría culminar en el «troceamiento de España».

Mayor señaló «que se equivocan quienes no quieren comprender que las exageraciones en el orden moral que ha impulsado el actual Gobierno socialista constituyen la otra cara de la moneda de la gran ofensiva nacionalista que hoy vivimos en España».
(.../...)

«España vive hoy una gran mentira», dijo, ya que «no hay un proceso de paz, sino una gran negociación entre ETA y el Gobierno», concluyó. Y añadió: «Todo forma parte de un mismo proyecto», argumentó, «que culminaría, de seguir adelante, en un troceamiento de España por la vía de la aceptación del derecho de la autodeterminación, y simultáneamente en una mayor degradación de orden moral para que España fuese definitivamente irreconocible. Desarmar moralmente a la sociedad para repartirse y trocear adecuadamente la nación», informa Servimedia.

Respecto al proceso de paz, el líder de los populares europeos afirmó que con esta iniciativa el Gobierno pretende «legalizar y legitimar parcialmente esta terrible organización con el objetivo simultáneo de sacar fuera del juego político de la alternancia al centro derecha español representado por el PP, lo cual supone la marginación de 10 millones de españoles y de una determinada concepción de España». Y destacó que todos los que negocian políticamente con la banda criminal «necesitan acudir a la mentira como instrumento político, y lamentablemente el Gobierno socialista español es uno de los dos grandes protagonistas de esta inmoralidad. ETA no dialoga, ETA sólo impone».

Mayor Oreja hizo estas declaraciones en la clausura del VIII Congreso Católicos y Vida Pública, organizado por la Fundación Universitaria San Pablo-CEU. En su opinión, es obligación de los cristianos como él decir lo que consideran que es la verdad, ya que así se alcanza el «fin moral» de la libertad.

«A menos España, menos libertad, más miedo, más crisis moral y más crisis religiosa. Cuanto más se trocea una comunidad, una historia en común, una nación, menos referencias morales y religiosas quedan. No es una elucubración teórica», subrayó Mayor.


Lea mas

 

El PSE llama "sinvergüenza" a Alcaraz y la AVT lamenta que "insulte sin piedad a las víctimas mientras negocia con asesinos"

 


SOCIALISTAS Y ETARRAS SE REUNIERON TRAS EL INTENTO DE QUEMAR VIVOS A DOS POLICÍAS
El PSE llama "sinvergüenza" a Alcaraz y la AVT lamenta que "insulte sin piedad a las víctimas mientras negocia con asesinos"
José Antonio Pastor. (Archivo)
El PSE ha vuelto a reunirse con Batasuna-ETA la pasada semana, después del intento de quemar vivos a dos policías. Ni el terror, tan activo como siempre, ni la investigación judicial por celebrar contactos con una organización ilegal disuaden al partido del Gobierno de negociar de espaldas a las instituciones sobre el futuro de Navarra y el País Vasco. Los socialistas han desafiado este domingo a la Justicia con un mitin de desagravio a Patxi López y Rodolfo Ares, llamados a declarar por el TSJPV. El nerviosismo de la Dirección socialista ha estallado en descalificaciones contra el PP y las víctimas. Pastor ha llamado "sinvergüenza" al presidente de la AVT e "indecente" al PP por oponerse a los tratos con ETA. La AVT ha respondido lamentando que el PSE "insulte sin piedad" a las víctimas mientras "se enorgullece" de negociar con asesinos.

Leer el resto de la noticia aqui.


Lea mas

19.11.06

 

CARTA DEL DIRECTOR Sobre héroes y urnas PEDRO J. RAMIREZ

 

19-11-06



CARTA DEL DIRECTOR

Sobre héroes y urnas


PEDRO J. RAMIREZ

Texto de la intervención del director de EL MUNDO en el acto de entrega de los V Premios Internacionales de Periodismo celebrado el pasado jueves día 16 de Noviembre en Madrid

Cuando los troyanos mataron a Aquiles ante las puertas de su ciudad, los griegos recogieron su cadáver y decretaron 17 días de luto. En el día decimoctavo se reunieron ante una enorme pira funeraria para quemarlo junto a rebaños de ovejas y otro tipo de ganado. Según la Ilíada, las nueve musas cantaron su responso y un puñado de nereidas vistió su cuerpo exánime con ropas de sobrenatural belleza. Todo el ejército griego desfiló ante el túmulo con sus mejores galas. Luego reunieron sus huesos calcinados, los preservaron en vino y aceites aromáticos, los colocaron en una urna de oro y los enterraron en una espléndida tumba en la cima de una montaña, para que pudiera ser divisada desde muy lejos -son palabras de Homero - «tanto por los hombres de nuestros días como por los de los días venideros».

«Ése fue», ha escrito la historiadora Lucy Hughes-Hallet, «el final de Aquiles: solemne, público y concluyente, el final que él había elegido libremente».

Cuando ETA mató a José Luis López de Lacalle junto a la puerta de su casa de Andoain, recogimos su cadáver debajo de su paraguas y su bolsa de periódicos, lo honramos en la iglesia del pueblo y lo acompañamos hasta su sepultura. Cuando una banda talibán mató a Julio Fuentes en la fatídica carretera entre Jalalabad y Kabul volamos hasta Pakistán para hacernos cargo de su cuerpo martirizado, lo repatriamos vía Roma y lo incineramos en presencia de su esposa, su padre y sus amigos. Cuando uno de los muy contados misiles iraquíes que dieron en algún blanco destrozó a Julio Anguita Parrado en un acuartelamiento americano en las inmediaciones de Bagdad, aguardamos la identificación de sus restos en un laboratorio en Alemania y acudimos a Córdoba a abrazar a su familia, cuando ésta se hizo cargo de su féretro.
(.../...)

En memoria de ellos tres primero instituimos y luego ampliamos estos premios. Hoy nos hemos reunido por quinto año consecutivo para prolongar sus exequias y rendir tributo a lo que significaron para nosotros y para sus lectores. A diferencia del héroe de Homero ninguno de los tres había buscado deliberadamente ese final. Los héroes de la libertad de expresión, como nuestra finalista de hace tres años Anna Politovskaya, mi querido amigo el libanés Gebran Tueni -es imposible no mencionarlos este año con el corazón encogido- o nuestros añorados compañeros, siempre lo son muy a su pesar porque su propósito es publicar y no perecer en un combate físico que no es el suyo.

Nada puede reparar su pérdida. Cuando Odiseo le visita obsequioso en el subterráneo Mundo de las Sombras, el propio Aquiles le dice que de buena gana renunciaría a ese nuevo reino y a toda su fama inmortal a cambio de recuperar la vida, aunque fuera como un campesino anónimo. José Luis quería seguir dando la batalla de las ideas en defensa de los valores constitucionales en el País Vasco: todos podemos imaginar qué es lo que estaría diciendo y escribiendo ante los alarmantes hechos de estos meses. Los dos Julios, nuestras Torres Gemelas abatidas por el fanatismo y la ofuscación, querían seguir narrando los grandes acontecimientos desde cualquier zona de conflicto en la que hubiera que dar testimonio del sufrimiento humano.

No buscaron la muerte, pero sabían que se exponían a ella y tampoco eludieron el riesgo de encontrarla. A López de Lacalle le había llegado ya un serio aviso en forma de cócteles molotov arrojados contra su ventana. Julio Fuentes era un veterano que había visto caer a algunos de los mejores de la tribu. Cuando consiguió participar en una misión de tanto riesgo, Julio Anguita Parrado tenía muy fresco en la memoria lo ocurrido con su amigo y compañero cuyo trabajo admiraba y anhelaba emular.

No buscaron la muerte, pero la afrontaron con valor y esa valentía es el patrimonio que nos han legado. Porque fue la expresión de un compromiso con la defensa vigorosa de unas nobles ideas y con la búsqueda de la verdad a cualquier precio digno. Sólo siendo fieles a ese compromiso, y mirándonos en su espejo al renovarlo todos los años, contribuiremos a dar sentido a sus muertes generosas.

Ése es el verdadero significado de este acto, que alcanza hoy su primer lustro. Ninguno de nuestros compañeros se sentiría cómodo dentro de la definición del superhombre, pero probablemente los tres habrían hecho suya la teoría de Nietszche sobre la «recurrencia eterna», no tanto de las personas excepcionales como de los conceptos e ideales por los que ellos fueron capaces de entregar sus vidas.

Mientras en España o en cualquier otro lugar se produzca la coacción del nacionalismo excluyente, empeñado en supeditar por la fuerza los derechos individuales al yugo de los mitos identitarios, habrá alguien que recogerá todos los días el paraguas y la bolsa de periódicos de López de Lacalle. Mientras la guadaña de la guerra siga segando vidas inocentes y dejando su reguero de dolor por las cunetas habrá alguien que se echará al hombro la cámara de Julio Fuentes y reanudará la última crónica de Julio Anguita Parrado. Nada a la vez tan impactante y efímero como un periódico para simbolizar esa primavera diaria, ese milagro de la interminable resurrección del afán de perfeccionamiento que anida en la condición humana.

Este acto es, pues, la entrega de un relevo, la ceremonia en la que pasan de manos dos antorchas: el premio internacional Reporteros del Mundo y el premio internacional Columnistas del Mundo. Como en años anteriores, al jurado le ha resultado muy difícil anteponer los méritos de los galardonados a los de otros candidatos. De hecho, ha acordado mencionar expresamente en su acta la extraordinaria labor en el campo del periodismo de investigación -y algo sabemos de eso en este diario- de nuestros colegas y amigos del Corriere della Sera Paolo Biondani y Guido Olimpio, autores de la serie de reportajes sobre los vuelos secretos de la CIA en Europa.

Pero, al ceñirme a los ganadores, puedo decir, en nombre de los restantes miembros del jurado, que tanto el abnegado Frank Gardner como los admirables Boadella, De Carreras y Espada representan la quintaesencia de esos valores que nuestros compañeros desaparecidos hicieron brillar heroicamente y a los que hoy volvemos a rendir nuestro tributo.

¿Cómo no identificar en esa encrucijada en la que Gardner, ejecutivo de un banco de inversiones, percibe a la vez la llamada del reporterismo y la atracción por el mundo árabe, el eco de las voces de Julio Fuentes cuando, sintiéndose poco menos que enjaulado en la redacción, pedía ser enviado al lugar en que estaba la acción y de Julio Anguita Parrado, al que hasta la corresponsalía en Nueva York se le había quedado pequeña para sus ansias de conocimiento, compromiso y aventura?

¿Y cómo no evocar sus muertes violentas, la carne desgarrada por los proyectiles, el odio en la mirada del atacante, el estupor en los ojos de la víctima, la sangre y el espanto que se funden en la nada, a través de ese momento terrible de un día de junio de 2004 cuando en las calles de Ryad el ya corresponsal de la BBC es atacado por un grupo de Al Qaeda, recibe primero dos impactos de bala que le derriban al suelo y luego cuatro tiros más a bocajarro con la inclemente intención de rematarle?

Aquí le tenemos hoy anclado en su silla de ruedas, pero con la frente bien erguida, racionalizando su tragedia, continuando su labor como divulgador y como analista, sin margen para el odio ni el rencor, sobreponiéndose a la adversidad con la elegancia y deportividad -como si hubiera sufrido una lesión al ser derribado del caballo durante un partido de polo- de un buen caballero inglés. Por su afán viajero se le ha comparado a Thesiger y por su amor por Oriente Medio a Lawrence de Arabia, pero es inevitable que en su lúcida tenacidad para seguir ejerciendo el periodismo pese a su discapacidad veamos también la fuerza de voluntad y la mente entera de Lord Nelson enarbolando el catalejo con su única mano. Estoy seguro de que la maravillosa Lady Hamilton estaría de acuerdo. Gracias, Frank, por darnos este ejemplo.

Y gracias a vosotros, Albert, Francesc y Arcadi, tres catalanes contra los dogmas catalanistas, por hacernos sentir de nuevo el pulso caliente de López de Lacalle en su doble dimensión de escritor político y activista cívico. Como en vuestro caso la prensa y la plaza pública eran sus dos tribunas. También venía de la izquierda. También antepuso la defensa de los derechos humanos vulnerados a cualquier otra consideración. Lo que para vosotros ha representado la fundación de Ciutadans para él lo supuso el alumbramiento del Foro de Ermua. No me extraña que se hable y especule sobre la posible colaboración de ambas entidades, pues las dos llevan grabadas en su ADN el grito rebelde de la libertad aldeanamente aherrojada.

Todos sabemos lo que significa Albert Boadella en la vida intelectual del último franquismo, de la Transición y de nuestra imperfecta democracia. Desde sus primeros pasos al frente de Els Joglars hasta sus últimos montajes denunciando la impostura de los personajes mejor embozados en el manto de la honorabilidad, ha remado contra corriente, ha abierto las cajas fuertes de los mayores farsantes con la ganzúa de la sátira, ha encarnado lo políticamente incorrecto y sobre todo ha hecho carne el verbo fértil de la provocación escénica. Es nuestro Alfred Jarry, nuestro Woody Allen, nuestro Dario Fo. A mí me hubiera gustado contribuir a convertirlo también en nuestro Art Buchwald, pero él no termina de dejarse.

Francesc de Carreras representa la pasión racionalista del corredor de fondo. La paciencia del espíritu de las leyes dosificado en columnas de periódicos. La serenidad de quien no mide la correlación de fuerzas sino la solvencia de los argumentos en conflicto. La tenacidad de quien es consciente de que le ha tocado desmontar una inmensa y poderosa superchería y de que no existe otro modo de hacerlo sino tornillo por tornillo. Y todo ello adobado con un sano idealismo quijotesco que emana del optimismo de la voluntad. Como bien sabemos en EL MUNDO, para el periodismo es un lujo contar con la referencia de catedráticos de Derecho que siempre te hacen pisar en tierra firme. Para la política, el mejor de los adornos ha sido haberle tenido a él en el último lugar de la lista de Ciutadans y en primera línea de combate cuando ese movimiento no tenía aún ni siquiera nombre.

Y queda Arcadi, nuestro querido Arcadi, de cuyo fichaje y compañía tan orgullosos nos sentimos ahora en esta casa. Estamos ante un indomable exponente del apego a la ética de la realidad dentro de un panorama periodístico cada vez más invadido por el servilismo, el oportunismo y la gandulería intelectual. Frente a la disposición de tantos colegas a cumplir con el rol previamente autoasignado y pasar cada asunto por el tamiz de su campanuda ignorancia, satisfaciendo siempre las bien remuneradas expectativas de lo previsible, Arcadi Espada abre cada mañana el tenderete dispuesto a hacerse todas las preguntas y, como bien ha subrayado Victoria Prego, a medida que va encontrando las respuestas «es esclavo y no dueño de lo que concluye». Podrá acertar o equivocarse, pero -a diferencia de tantos sinvergüenzas- nunca describe el paisaje sin antes contemplarlo. Hemos tardado demasiado tiempo en encontrarnos en este diario liberal, y por lo tanto transideológico, pues tanto él como nosotros compartimos la incómoda costumbre de hacer y decir muy a menudo cosas distintas -e incluso opuestas- de lo que nos conviene.

Con tales mimbres fundacionales no es de extrañar que todas las apuestas clasificaran a Ciutadans de Catalunya como un divertido e interesante disparate con tantas posibilidades lúdicas como inviabilidad política y que el propio Eugenio Trías, tan identificado con sus principios, se haya sentido obligado a advertir, con una mezcla de regocijo y asombro que «esta fiesta no celebra un premio de consolación para una opción romántica, nueva ocasión perdida, prueba de la inviabilidad en Cataluña de otro paradigma que el nacionalista».

Este premio lo habrían merecido igual, cualesquiera que hubieran sido los resultados, porque el periodismo puede responder de la siembra, no de la cosecha. Pero el milagro de Ciutadans abriéndose camino entre el ostracismo, sin medios ni padrinos, en un tiempo récord, nos hace celebrarlo doblemente y no tanto por ellos como por la sociedad catalana. Sus 90.000 votos, contemplados junto a los 60.000 en blanco, y junto a los 315.000 del PP que con tanto mérito y esfuerzo ha defendido una visión unitaria de España en medio de la hostilidad de unos y la incomprensión de otros, demuestran que incluso en la narcotizada Cataluña existe margen para, movilizando a una parte de esos 2.250.000 abstencionistas, construir una mayoría social alternativa -de la que no tendría por qué sentirse excluido ningún partido nacional- que anteponga los derechos de las personas a los de los pueblos.

Aunque Ciutadans haya circunscrito con muy buen criterio su acción política a Cataluña, ese sueño de reorientar la marcha de las cosas también es posible para el País Vasco y para el conjunto de España. Este no es el momento para entrar en detalles de estrategia, pero sí para hacer dos consideraciones finales. La primera es que tanto en la política como en el periodismo el heroísmo debe tener una proyección práctica. Garibaldi podía arengar a sus hombres diciéndoles: «Cuantos menos seamos, mayor será nuestra gloria». En la política hay que ganar las elecciones y en el periodismo tener el mayor número posible de lectores.

La segunda es que ese pragmatismo de la utilidad puede muy bien ser compatible e incluso complementario con la ética de la autenticidad. Ése es, de hecho, el denominador común que une a nuestros premiados con las personas en cuya memoria se instituyeron estos galardones. De cada uno de ellos puede decirse que antepuso siempre el ser al parecer y que, como escribe Salustio de Catón, «cuanto menos buscó la fama, más la fama se empeñó en perseguirle a él».

Esto es lo que, en definitiva, honramos hoy aquí: el público matrimonio entre el talento y la virtud. Algo tan poco frecuente como ciertamente digno de servir de ejemplo «tanto a los hombres de nuestros días como a los de los días venideros».

pedroj.ramirez@el-mundo.es


Lea mas

 

MARIANO RAJOY «En casos importantes como el 11-M, la democracia no puede tirar la toalla hasta que se sepa toda la verdad»

 

19-11-06



MARIANO RAJOY

«En casos importantes como el 11-M, la democracia no puede tirar la toalla hasta que se sepa toda la verdad»


Una entrevista de / ESTHER ESTEBAN

EN SU DESPACHO, UN LUGAR PEQUEÑO Y ACOGEDOR, SITUADO EN LA SÉPTIMA PLANTA DEL EDIFICIO DEL PP EN LA MADRILEÑA CALLE DE GÉNOVA HAY DOS MESAS: UNA DE TRABAJO Y OTRA DE REUNION, REPLETAS DE PAPELES CLASIFICADOS POR TEMAS E IMPORTANCIA QUE REFLEJAN LA ACTIVIDAD FRENÉTICA


que se vive en ese lugar. Antes de empezar la entrevista -de hora y media de duración-, se disculpa por el desorden y relata rápidamente lo que ha sido la semana donde, además de la tarea parlamentaria en la que se mueve como pez en el agua, ha tenido encuentros y reuniones con militantes en puntos tan distantes de nuestra geografía como Barcelona o Talavera de la Reina.


(.../...)

Si echas un vistazo rápido al habitáculo, te encuentras con curiosos recuerdos personales de su larga y fructífera carrera en la que ha sido casi todo lo que se puede ser en política: cinco veces ministro, vicepresidente del Gobierno, diputado, incluso concejal, pero de todos ellos se queda con dos: la fotografía del primer Gobierno de Aznar: «Era un equipo bárbaro, de matrícula de honor, comparado con lo que tenemos ahora»; y la portada de un periódico en la que aparece con su mujer y sus dos hijos durante una audiencia del Papa en el Vaticano: «Me estoy perdiendo su infancia, y eso me desasosiega», señala.

Sin embargo, Mariano Rajoy no habla del pasado con nostalgia y afronta el futuro con el optimismo de quien cree que su opción política, lejos de diluirse en el frío hielo de la oposición, se mantiene firme como una roca ante los profundos errores de sus adversarios. Sigue siendo un hombre sosegado y tranquilo, que prefiere el diálogo y el consenso a la imposición y el enfrentamiento. Un gran conversador que sólo pierde los estribos si le nombras a ETA y la posibilidad de que el tiro en la nuca tenga un precio político.

Afirma que la única esperanza del proceso de paz es volver al Pacto por las Libertades. Antes de despedirse y, a modo de golpe de efecto, enseña a la periodista un gráfico electoral de consumo interno que subiría y mucho la moral de sus militantes y deprimiría a los inquilinos de La Moncloa. El tiempo lo dirá...

PREGUNTA.- Da la sensación de que hay un parón en el proceso de paz tras el robo de las pistolas, el aumento de la kale borroka o las cartas de extorsión. ¿Cómo valora usted el asunto?

RESPUESTA.- ETA está chantajeando al Gobierno de España, que se ha metido en un proceso sin que casi nadie tenga muy claro qué es lo que pretende. Creo que ETA ha visto una oportunidad para conseguir los objetivos políticos por los cuales ha matado durante casi 40 años, y el Gobierno ha transmitido con su actuación la impresión de que hay una posibilidad de lograr esos objetivos.

P.- Entonces, ¿no le queda ninguna duda ni motivo de esperanza?

R.- El motivo de esperanza que me queda es que siempre es posible volver al Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo. En ese marco, el Gobierno tiene mi apoyo para lo que quiera.

P.- ¿Y por qué no cree al presidente cuando dice que no ha comenzado el proceso, que no hay precio político y que el derecho de autodeterminación jamás se concederá?

R.- Porque nos ha engañado. Cuando ETA declaró la tregua, yo al presidente del Gobierno sólo le pregunté una cosa: si tenía algún compromiso con ETA, y me dijo que no. Durante dos meses le di el apoyo al Gobierno, porque creí que había que darle una oportunidad y la respuesta que me dio fue esa reunión del PSE con Batasuna, que fue un grave error. Desde entonces hemos conocido que se ha hablado de una mesa de partidos, de Navarra y de hacer un nuevo marco político y jurídico... Probablemente no esté concretado, pero se ha iniciado una negociación política con una organización terrorista, lo cual es absolutamente inadmisible.

P.- Pero ETA lleva tres años sin matar, y eso en sí es un avance, ¿no?

R.- Que no haya muertos no significa que no haya terrorismo, porque sigue habiéndolo. Es un hecho objetivo y difícilmente discutible que hoy el Estado está en una posición de mayor debilidad que la que había con el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, y ETA está mucho más cómoda. La soberanía nacional no puede aceptar los chantajes, las presiones ni las peticiones de la banda terrorista.

P.- Pues por mantener esta posición, el resto de los grupos parlamentarios le ha hecho gravísimas acusaciones: de deslealtad, de no ayudar al Gobierno, e incluso se ha dicho que no quiere que ETA deje de matar.

R.- He dado enormes muestras de querer ayudar en el proceso y he recibido muchas críticas por ello. He sido leal al presidente, tal vez sea él quien no lo está siéndolo con los ciudadanos, que consideran inaceptable cualquier precio político. No dejaría de tener su gracia que después de que las Cortes Generales dijeran no al plan Ibarretxe, ahora lo que no ha conseguido el plan ibarretxe lo consiga una banda terrorista porque ha matado, extorsionado y privado de sus derechos a la gente.

P.- Y si el presidente le llama a La Moncloa mañana mismo para decirle que las cosas van mal, ¿iría?

R.- Sí. Siempre que me llame el presidente del Gobierno, aunque se me critique, iré.

P.- La verdad es que este asunto está envenenando las cosas, y nunca se había cuestionado tanto a la Justicia. Admita que si se juega con material sensible como la separación de poderes, mal asunto, ¿no es así?

R.- Tengo muy claro que en democracia por encima de la ley no hay nadie, y cuando digo nadie digo ni el Parlamento, ni los partidos políticos ni el jefe del Estado ni el presidente del Gobierno. La Ley la aplican los jueces, que son seres humanos, y acertarán o se equivocarán, pero si no acatamos las resoluciones de los jueces, esto no será una democracia con su Poder Ejecutivo, su Poder Legislativo y su Poder Judicial, será otra cosa. Lo que no se puede hacer es presionar al Poder Judicial al albur de decisiones políticas.

P.- Pues hay muchas formas de presión. El propio ministro de Justicia ha dicho que el CGPJ es un 'muerto viviente' y le ha acusado de estar al servicio del PP. ¿Es cierto?

R.- El ministro debería recordar que el CGPJ ha sido elegido de conformidad con las leyes democráticas aprobadas por el pueblo español.

P.- Tampoco la decisión del fiscal, ordenando que la ley se adapte al proceso de paz, es muy ortodoxa, aunque parece que ha habido un cambio de posición con el tema de Segi, ¿no?

R.- La Fiscalía va tomando decisiones en función de lo que le conviene al Gobierno. El fiscal general ha demostrado que está al servicio del Gobierno y no del Estado, como debería ser. Es verdad que en el caso de Segi ha podido endurecer su posición, pero no es menos cierto que hace un año pedían 96 años de cárcel para De Juana Chaos y luego pasó a pedir entre cuatro y ocho años.

P.- Admita que las cosas se complican si De Juana Chaos lleva la huelga de hambre a sus últimas consecuencias. Hay voces que ya hablan de indulto, ¿sería factible?

R.- ¿Y si después de De Juana Chaos 50 etarras o 100 hacen una huelga de hambre? ¿O si la hacen las víctimas del terrorismo? ¿La huelga de hambre se va a convertir en un instrumento para liquidar la Ley? De Juana Chaos es un criminal que debe cumplir su sentencia. El Gobierno tiene que hacer todo lo que esté en sus manos para que esa huelga de hambre no ponga en peligro su vida. Pero el Gobierno no puede aceptar un chantaje, porque entonces tendrá que aceptar los chantajes de cualquiera para que se incumpla la Ley.

P.- ¿Qué opinión tiene de Garzón, que tan pronto se ve intimidado en su independencia como se apropia de casos para los que no es competente o hace un encendido apoyo del Gobierno?

R.- Cuando yo era ministro del Interior fue muy combativo y eficaz en la lucha contra ETA. Garzón es un hombre que ha estado en la actividad política, que ha vuelto luego a la Audiencia, que ha tomado decisiones polémicas que todo el mundo conoce y que hace declaraciones públicas. Es él quien tiene que decidir si con ese currículo tiene la independencia suficiente o no para ocuparse de lo que se ocupa. No valoro sus actuaciones judiciales, pero discrepo abiertamente de algunas declaraciones públicas que le he oído recientemente.

P.- ¿Cree que Batasuna va a cumplir los requisitos para ser legalizada? Patxi López dice que no es necesario que condenen la violencia porque ése es un requisito moral, no jurídico...

R.- Las declaraciones de Patxi López sobre que no es necesario condenar la violencia son insólitas. Condenar la violencia es lo mínimo que se le puede pedir a cualquier persona decente. Batasuna podrá presentarse a las elecciones cuando ETA anuncie su disolución y deje de ser una organización terrorista, pero porque lo dice la Ley, no porque lo que digamos nosotros.

P.- Otro asunto espinoso es la mesa de partidos. Los socialistas minimizan su importancia con el argumento de que cualquier decisión deberá pasar luego por el Parlamento vasco y por el español. Si es así es papel mojado, ¿o no?

R.- La mesa de partidos es una exigencia de ETA, constituirla ya es una cesión intolerable al chantaje de los violentos. Supone hurtarle al Parlamento vasco su razón de ser. ¿Para qué votan los ciudadanos vascos? ¿Para que sus representantes den el visto bueno a un papel que les manda ETA? No hay ninguna ley donde se diga que las decisiones las toma una mesa de partidos que luego lo somete a referéndum. Y nosotros jamás vamos a aceptar firmar nada con organizaciones ilegales, de ninguna manera.

P.- Cambiemos de asunto. Su partido acaba de registrar una petición en el Congreso para que se haga una comisión de investigación sobre la presunta falsificación de documentos del 11-M y ETA. ¿Qué le parece este asunto?

R.- Eso de que se falsifiquen documentos del Ministerio del Interior, en un país normal llevaría a la dimisión inmediata del ministro. Y aquí no es que dimita, es que ni siquiera ha dado una explicación. A mí me pasa eso siendo ministro del Interior, y o lo explico o me voy. Y lo menos que puede pedir la oposición es una comisión de investigación sobre este asunto. La inmensa mayoría de los funcionarios públicos es gente honorable, pero es inaceptable que haya gente falsificando documentos que son públicos o dando chivatazos a una organización terrorista, porque estamos ante una degradación del sistema, y el Gobierno da la callada por respuesta.

P.- ¿Usted cree que con el juicio del 11-M se debe dar carpetazo al asunto, o la investigación debe seguir si hay nuevos indicios?

R.- Acataré siempre lo que digan los jueces, porque estamos en un sistema democrático, y no se les puede presionar ni coaccionar. Dicho esto, es obligación del Estado continuar esa investigación. Oswald asesinó a Kennedy, al Papa Juan Pablo II intentó asesinarle Ali Agca y se ha seguido años investigando quién estaba detrás de esos atentados. Hay casos tan importantes como éstos, y el 11-M lo es, en los que la democracia no debe tirar la toalla nunca hasta que se sepa toda la verdad. Tal vez haya algo más o no lo haya pero, por lo menos, intentemos averiguarlo.

P.- ¿Qué hay de cierto en que usted ha decidido fijar su liderazgo con el sector más centrista del PP en detrimento del más conservador para no perder votos?

R.- El PP perdió las elecciones en el año 2004 y hoy está ahí y es una alternativa real de Gobierno a la cual yo veía antes con posibilidades reales de ganar y hoy con probabilidades reales de ganar. En este momento en España la prioridad no es el debate ideológico, no es el clásico debate entre la derecha y la izquierda, sino el del sentido común, el respeto a las reglas del juego, los consensos básicos, y el de ocuparse de los problemas reales de la gente. Ése será el eje de mi alternativa cuando haya elecciones en España.

R.- ¿Eso de la extrema derecha es un cliché que le han puesto sus adversarios para debilitarle?

R.- Este debate de la extrema derecha es tan poco real, tan falso, que ni siquiera me preocupa. El PSOE lo que ha hecho son políticas absolutamente radicales. Y hoy en día el sentido común, la normalidad y el centro político en este país lo ocupa el PP. Digan ellos lo que digan.

P.- Sí, pero mi pregunta era por su liderazgo, porque a muchos como a Zaplana no les ha gustado que se acepte el asunto de la realidad nacional en Andalucía.

R.- Somos 700.000 militantes y hay personas que pueden tener criterios diferentes. Pero yo soy el presidente y debo tomar las decisiones mejores para el interés de todos. Le diré que me he sentido respaldado por la inmensa mayoría de mi partido y de la sociedad cuando tomé la decisión del Estatuto andaluz. Y no la tomé en 24 horas. Pienso que cuando aprobamos el Estatuto de Andalucía hicimos un servicio a la Constitución, al sentido común, a la lógica y a la razón.

P.- Y ahora me dirá que ha logrado la cuadratura del círculo, que Ruiz-Gallardón y Esperanza se entiendan, o Zaplana y Arenas...

R.- Lo que sí tiene el PP es que en lo esencial, en los principios y en las convicciones, hay un acuerdo inquebrantable entre todos. Este partido se puede presentar tranquilamente ante la sociedad española diciendo que somos unas personas serias, con credibilidad y firmeza para gobernar este país. Y eso el PSOE no lo puede afirmar.

P.- En todo caso, ¿admitirán el término nación para otros estatutos, como el de Galicia por ejemplo?

R.- No admitiré ninguna reforma de ningún Estatuto de autonomía que contravenga lo que diga la Constitución. Además, ningún responsable autonómico del PP va a avalar propuestas abiertamente inconstitucionales. Es más, el 2 de diciembre lanzaré una propuesta que concilie el Estado de las autonomías con un Estado fuerte para servir a los ciudadanos y que garantice su igualdad, similar a la que se está debatiendo en Alemania.

P.- Tal vez de lo que se trata es de ser valiente, como ha dicho Francisco Vázquez, y cambiar la ley electoral para que los partidos minoritarios no tengan la sartén por el mango. ¿Ustedes apoyarían tal reforma?

R.- Estoy dispuesto a hablar con el PSOE de un cambio en la ley electoral. Las reglas del juego hay que pactarlas, y estoy dispuesto a hacerlo.

P.- ¿Aceptaría un cambio constitucional al final de esta legislatura para modificar el asunto de la sucesión de la Corona, en vista del embarazo de la Princesa Leticia?

R.- Si el Gobierno cree que debe hacerlo, que lo plantee antes de acabar la legislatura. Ésa es su responsabilidad, porque fue él quien lo anunció en el debate de investidura.

P.- Me decía antes que se siente apoyado por la mayoría del PP, pero hay quien dice que está doblemente atrapado entre quienes desde fuera le llaman maricomplejines y quienes le acusan de permitir que la extrema derecha anide en su partido.

R.- Me siento enormemente libre y puedo presumir de que soy independiente. Escucharé a todo el mundo, pero haré lo que crea que es mejor para todos. Sólo me mueve el interés general.

P.- Si le sirve de consuelo, también a Zapatero unos le llaman radical y otros insustancial. ¿Usted con qué calificativo se queda?

R.- Yo le reprocho a Zapatero muchas cosas, pero las resumo en dos o tres: ha roto consensos básicos de una nación, ha dividido innecesariamente a los españoles y se ha ocupado de cosas que no le importan a nadie descuidando lo que de verdad le importa a los ciudadanos.

P.- Pero él tiene apoyos y ustedes están solos, lo cual les lleva al dilema de conseguir una mayoría absoluta o quedarse de por vida en la oposición.

R.- Zapatero cuando llegó al Gobierno supuestamente era un hombre intuitivo, habilidoso y cuando hacía alguna cosa sorprendente, la gente pensaba: '¡Lo hará porque tendrá claves que desconocemos!' Pero hoy hay muchos sectores que creen que el rey va desnudo. Y la sociedad lo percibe. Hemos pasado de papeles para todos a tolerancia cero, de una política exterior puntera a reunirnos con los señores de Irán y la Alianza de Civilizaciones, de cargarse el tripartito a reeditarlo con un Carod en pleno esplendor. Yo, por el contrario, cada vez me encuentro más acompañado, y la soledad del PP no es tal, y eso,créame, le quita el sueño a los socialistas.

P.- Después de lo que ha ocurrido en Cataluña, ¿estarían dispuestos a pactar con CiU si lo necesitan?

R.- De momento las noticias que tengo de CiU es que se han ido a un notario para certificar que no quieren nada con el PP. Nosotros nos entenderemos con cualquiera en base a programas que sean buenos para el interés general de los ciudadanos.

P.- Ustedes no han sacado tampoco unos buenos resultados en Cataluña, y ahí está el fenómeno de Ciutadans que les puede hacer la competencia, ¿no?

R.- Ciudadanos nació como rechazo a lo que ha pasado en Cataluña en los últimos años, que realmente es difícil de superar y tiene pocos precedentes. Lo que pasa es que Ciudadanos no les quita votos a los responsables del desaguisado. Hoy el partido con posibilidades reales de ganar las elecciones y cambiar lo que está ocurriendo solo es uno: el PP. No veo ninguna razón para que Ciudadanos de Cataluña se extienda al resto de España.

P.- ¿Por qué no han aceptado el pacto contra la corrupción que le ha ofrecido el PSOE?

R.- La corrupción no es un problema de pactos, sino de leyes, de aplicar la Ley con la mayor celeridad posible, de que funcionen bien las Fuerzas de Seguridad y la Fiscalía y de que el que robe vaya a la cárcel. El corrupto viola la Ley y, por tanto, es un problema de que la Ley funcione y se aplique. Que no se busquen excusas y que cada uno acepte sus responsabilidades.

P.- ¿Quién le dice a usted que su partido está libre de culpa? ¿Y si cogen a alguno de los suyos?

R.- Insisto en que éste es un partido con muchos militantes, y si aparecen cuatro ladrones, se les expulsa de manera fulminante. No acepto que jueguen con los intereses de millones de personas, y en cuanto tenga la prueba de que alguien ha robado o es un corrupto, aquí no tienen sitio. En el PP nadie mete la mano en la caja, y si lo hacen, se les expulsa.

P.- Pero en Marbella ni la Administración de Chaves ni los distintos gobiernos han actuado.

R.- Efectivamente en el asunto de Marbella hay dos elementos particularmente llamativos, que todos estos escándalos ocurrieron ante la pasividad incomprensible de Manuel Chaves y que en todo ese piélago de corrupción, con decenas de detenidos, no hay ni un solo concejal del PP que haya sido implicado. Desconozco las razones por las que no se intervino en su día, pero es evidente que lo de Marbella es una vergüenza nacional, un asco. Y lo que más me gustaría es que en 48 horas se hicieran los juicios, se dictaran las sentencias y comenzáramos una nueva etapa.

P.- Me hablaba antes de política internacional, pero admita que tampoco usted ha estado muy fino recibiendo a Obiang.

R.- A mí el Gobierno me pidió que le recibiera y yo lo hice para reclamarle que hubiera democracia y Derechos Humanos en Guinea. Ni me escondí como el Gobierno, que organizó el viaje, ni monté un cirio en el Congreso como montaron los socios de Zapatero.


Lea mas

 

RAJOY MANTIENE AL PP UNIDO, SURGEN GRIETAS EN EL PSOE

 

19-11-06



Editorial

RAJOY MANTIENE AL PP UNIDO, SURGEN GRIETAS EN EL PSOE


Aunque la izquierda abertzale y ETA están presionando al Gobierno con una intensificación de la kale borroka y un discurso cada vez más maximalista, no hay signos de ningún acercamiento entre Zapatero y Rajoy, al menos a juzgar por sus palabras.

Zapatero se limitó ayer en el Comité Federal del PSOE a subrayar que estamos ante «la mejor oportunidad» que ha habido en España «para acabar con el terrorismo», sin querer profundizar en los obstáculos que han surgido en las últimas semanas.

En una entrevista que publica hoy nuestro periódico, Mariano Rajoy afirma que Zapatero le «ha engañado» sobre la negociación con la banda terrorista. «Me dijo que no tenía ningún compromiso con ETA y desde entonces hemos conocido que se ha hablado de una mesa de partidos, de Navarra y de un nuevo marco jurídico», afirma el líder del PP.

¿Le ha engañado realmente Zapatero en el fondo del asunto? ETA sostiene que sí hay compromisos del Gobierno y se habla de unas actas depositadas en Suiza. El tiempo dirá si es cierto, pero el presidente se está comportando como si esos pactos existieran.

Sea como fuere, el alejamiento entre Gobierno y oposición es mayor que nunca, aunque Rajoy deja la puerta abierta a acudir a Moncloa si Zapatero le llama. El presidente del Ejecutivo debería recoger el guante e invitarle con un doble propósito: disipar sus dudas sobre la negociación e intentar reconstruir el consenso.

Malo es que en un tema de Estado los dos grandes partidos estén abiertamente enfrentados, pero Zapatero además fue ayer testigo del clima de división que se produjo en su Comité Federal por dos cuestiones: el reparto del agua y el nombramiento de Miguel Sebastián como candidato a la alcaldía de Madrid.

José Ignacio Plá, el líder del socialismo valenciano, increpó duramente a Juan José Barreda, presidente de Castilla-La Mancha, al que le acusó de insolidario y de hacer un uso electoralista del agua. Barreda le replicó que no entendía su defensa de un trasvase «faraónico concebido en un Estado dictatorial». José Acosta, el veterano guerrista de la FSM, se enfrentó con José Blanco, al que le reprochó haber designado a Sebastián como candidato sin contar con el partido. Son, tal vez, síntomas de un naciente descontento en las filas del PSOE, en el que se detecta una fuerte marejada de fondo por la negociación con ETA.

Rajoy no tiene ese problema porque el PP ha cerrado filas en torno a él a pesar de que los resultados electorales no han sido buenos en Cataluña y del giro en el Estatuto de Andalucía. Por ello, el líder del PP puede jactarse con razón de que existe «un acuerdo inquebrantable» en la dirección del partido, pero no está afortunado en el análisis sobre el éxito de Ciutadans, cuando afirma contra toda evidencia que esta formación no ha restado votos a los miembros del Gobierno tripartito.

PSOE y PP deberían extraer las conclusiones correctas de lo sucedido en Cataluña. La fuerte caída del voto del PSC -el más afectado por la eclosión de Ciutadans- es otra fractura que se abre y que podría tener consecuencias muy negativas para Zapatero en Cataluña si Montilla no rectifica los errores cometidos por el anterior Gobierno tripartito.


Lea mas

This page is powered by Blogger. Isn't yours?