Zapatero acusa a Rajoy de no respetar la instrucción del sumario del 11-M

23-11-06



SESION DE CONTROL / El líder de la oposición critica con dureza al fiscal del Estado y se pregunta si, «al final, las 'herriko tabernas' tendrán que ver con el PP o con los jueces» / El presidente defiende a Conde-Pumpido

Zapatero acusa a Rajoy de no respetar la instrucción del sumario del 11-M


El presidente respalda a la Fiscalía en los casos 'De Juana' y 'herriko tabernas' y dice que es el PP el que «lleva dos años cuestionando la actuación de la Justicia» De la Vega niega que se falsificara el documento que vinculaba ETA y 11-M y alega que, para falsificación, la del vídeo del PP sobre seguridad

MANUEL SANCHEZ

MADRID.- El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acusó ayer al líder de la oposición, Mariano Rajoy, de no respetar la instrucción judicial del 11-M, «y llevar dos años cuestionando la actuación de la Justicia».

Las palabras de Zapatero eran su respuesta a un amplio reproche del líder de la oposición a la actitud del Gobierno -incluido el propio presidente- y del PSOE frente a las actuaciones judiciales contra la banda terrorista ETA y su entorno.

Así, en el debate más esperado en el Congreso este otoño, tras un mes sin sesión de control al Ejecutivo, Mariano Rajoy acusó a la Fiscalía General del Estado de interpretar la Ley en materia terrorista «según sopla el viento».
(.../...)

Zapatero salió en defensa de Cándido Conde-Pumpido, fiscal general del Estado, y en los dos casos que citó Rajoy -el del etarra José Ignacio de Juana Chaos y el de las herriko tabernas- apoyó la actuación del Ministerio Público y su independencia.

No obstante, aunque el debate político versó nuevamente sobre ETA y, tangencialmente, sobre el 11-M, la sesión parlamentaria de ayer entre el presidente del Gobierno y el líder de la oposición fue más blanda, comedida o moderada de lo que se preveía.

Rajoy se ciñó a la textualidad de su pregunta, refiriéndose expresamente a las críticas del mismo presidente del Gobierno (en el caso De Juana Chaos), del PSE o de otros miembros de su partido a la actuación de los jueces en los sumarios contra ETA y su entorno.

Peor, ahí se quedó. No sacó a relucir el robo de las pistolas en Francia por parte de ETA, ni qué significaba aquella frase de Zapatero de que si se confirmaba la autoría de la organización terrorista el asunto tendría «graves consecuencias». Ni siquiera, mencionó la nueva manifestación de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) contra la política antiterrorista del Gobierno. Todo ello se esperaba en las filas del Ejecutivo.

Rajoy se ciñó a la pregunta y estuvo muy crítico, pero en otro tono de oposición, lo que para muchos dirigentes políticos podría estar alentado por la última encuesta hecha pública por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

En esta línea, el líder del PP empezó su intervención reiterando su discrepancia con la política antiterrorista del Gobierno.

Rajoy dijo que, más allá de esas discrepancias, le parecía un «asunto especialmente grave» el ataque que, en su opinión, se está produciendo a la independencia judicial.

El líder popular indicó que estos ataques provienen de «dirigentes del PSOE, y también de la ilegalizada Batasuna», por lo que pidió al Gobierno una rectificación y una desautorización.

Zapatero respondió escuetamente: «Los jueces cumplen con su tarea, con el respeto y respaldo del Gobierno. El Gobierno, en el proceso de paz hace lo que tiene que hacer y, en todo caso, están en otro lado aquellos que pueden intentar dificultar dicho proceso».

Rajoy, en su réplica, subió el tono: «Estas actuaciones [a las que se había referido] son intolerables. Me gustaría oír al presidente de mi Gobierno decir que en una democracia la ley no es un obstáculo para conseguir la paz. La independencia de los jueces es la garantía que tienen todos los ciudadanos frente a lo injusto, lo arbitrario o el abuso».

Y añadió: «Eso es Justicia y seguridad, y si alguien no está de acuerdo con la ley, en esta Cámara puede propiciar su cambio».

Rajoy, luego, se ensañó con el fiscal general del Estado por el caso De Juana Chaos y, en especial, por las herriko tabernas. «Ahora nos hemos enterado de que las herriko tabernas no tienen nada que ver con Batasuna. Al final, tendrán que ver con nosotros o con los jueces», terminó diciendo.

Zapatero, con rostro sobrio durante toda la sesión, no sólo arremetió contra el PP por el caso del 11-M, sino que incluso sacó a colación el vídeo del PP. «No intente manipular unas palabras, porque saben que los intentos de exagerar les llevan a fracasos como el del vídeo de inseguridad ciudadana, donde confunden 1996 con 2006, y Colombia con España».

Zapatero, además, defendió al fiscal del Estado -«forma parte del adecuado funcionamiento del Estado de Derecho respetar cómo interpreta la Ley el Ministerio Público», dijo- y aseguró que en su proceso de paz no caben atajos. «Desde la ley, con la ley y con el respeto a los jueces cada día es como este Gobierno trabaja por el fin de la violencia en España».

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
¡Y vale ya....!

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma