UNA CORTINA DE HUMO DE ZAPATERO

23-11-06



Editorial

UNA CORTINA DE HUMO DE ZAPATERO


Zapatero arremetió ayer en la sesión de control del Congreso contra el PP, al que acusó de «no respetar» la instrucción del sumario del 11-M. Según el presidente, el Gobierno respeta a «los jueces, las pruebas y las sentencias», pero el PP «lleva dos años cuestionando la actuación de la Justicia» en la investigación de los atentados.

Zapatero incurre en un error de concepto: resulta perfectamente compatible «respetar» la instrucción de un juez con denunciar las lagunas, las contradicciones y los errores flagrantes de esa investigación. Igualmente, interpelar a la vicepresidenta -como hizo ayer la diputada del PP, Alicia Castro- sobre la implicación de la cúpula policial en la falsificación del documento que vinculaba a ETA con el ácido bórico tampoco es interferir en la instrucción judicial.
(.../...)

Fernández de la Vega aseguró que «el Gobierno no ha falsificado ningún documento», mientras que el PP sí lo ha hecho con un vídeo. El PP puede haberse equivocado en su propaganda, pero esa metedura de pata es irrelevante en comparación al hecho de que hay en estos momentos cuatro altos cargos de la Policía Científica imputados judicialmente por falsificación.

Zapatero y la vicepresidenta se refugiaron ayer en generalidades y en principios que nadie cuestiona para no responder a las preguntas del PP. Pero «el respeto» a las actuaciones judiciales al que aludieron ambos es también decir la verdad o hacer posible para que ésta prevalezca. En este sentido, el Gobierno no está respetando a los ciudadanos. Por ejemplo, si el Ejecutivo tuviera interés en esclarecer los atentados de Madrid, no seguiría guardando silencio sobre la información publicada por este periódico hace tres días, cuando revelaba que el análisis de los explosivos de los trenes, realizado en el laboratorio de los Tedax, carece de validez legal por estar firmado por un solo perito.

Esta negligencia -unida al propio contenido del informe que no especifica las sustencias detectadas- es gravísima y en cualquier país habría supuesto una depuración de responsabilidades. Pero ni la Comisaría General de Información ni la Dirección General de la Policía ni el Ministerio del Interior han ofrecido todavía una explicación de por qué pudo producirse ese gravísimo error si es que no fue una manipulación. ¿Es esto respeto a la verdad?

Zapatero instó también a Rajoy a no poner en cuestión la labor del fiscal general del Estado, pero ello resulta también muy difícil a juzgar por su actuación en los últimos meses, particularmente en lo que respecta al 11-M. La fiscal del caso, Olga Sánchez, una persona muy vinculada a Cándido Conde-Pumpido, ha cometido también numerosos errores. ¿Por qué no exigió a los responsables de la Policía que el análisis de los explosivos fuera firmado por dos peritos, como había hecho en otros asuntos? ¿Por qué presentó el análisis de los Tedax como si hubiera sido realizado por la Policía Científica? ¿Por qué dijo que no había dudas sobre los explosivos?

Zapatero comparecía ayer para hablar sobre ETA. Pero como quería eludir este tema que tanto le incomoda y sobre el que prefiere callar, optó por intentar poner al PP contra las cuerdas. La cortina de humo le salió mal porque ni dio las explicaciones que esperaba la opinión pública sobre el proceso de paz ni convenció sobre el 11-M.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma