Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




25.1.07

 

Los jueces reaccionan ante la petición del fiscal de excarcelar a De Juana

 

25-01-07



CRISIS ANTITERRORISTA / Consideran que su excarcelación puede crear un precedente que merece ser revisado por toda la Sala de lo Penal / Los tres jueces que hoy iban a adoptar una resolución se opusieron a renunciar al caso

Los jueces reaccionan ante la petición del fiscal de excarcelar a De Juana


MANUEL MARRACO

MADRID.- Una decena de magistrados de la Audiencia Nacional reaccionó ayer a la revisión de la situación procesal de José Ignacio de Juana Chaos prevista para hoy y forzó que sea el Pleno del tribunal el que resuelva el asunto. Eso supone que serán todos los magistrados los que decidan sobre la prisión o libertad del etarra, y no sólo los tres de la Sección Primera en quienes había recaído el asunto.

La decisión es un mal augurio para De Juana. Fuentes de la Audiencia consideran que una mayoría de magistrados se inclina por mantenerle en prisión, mientras que la Sección Primera dudaba entre la prisión atenuada en su domicilio y la libertad provisional. Las mismas fuentes consideran que la libertad ha quedado descartada y que el punto de encuentro podría ser el arresto domiciliario. El Pleno está convocado para hoy a partir de las 9.30 horas y en él podrán participar 17 de los 19 magistrados de la Sala de lo Penal.

(.../...)

La recogida de firmas para avocar el asunto a Pleno se produjo tras conocerse la petición de prisión atenuada de la Fiscalía y fue promovida por el presidente de la Sección Tercera, Alfonso Guevara. Fuentes del tribunal indicaron que contó con la oposición de los tres miembros de la Sección Primera, que ya habían mantenido al menos una deliberación sobre el caso y que llegaron a amenazar con anticipar su resolución a ayer mismo.

La respuesta a esa amenaza de resolver ayer mismo fue reunir las firmas de manera inmediata para que los tres magistrados -Manuela Fernández de Prado, Angel Luis Hurtado y Carmen Paloma González- perdieran su jurisdicción sobre el caso.

Los jueces respaldaron la decisión de llevar el asunto a Pleno alegando que se trata de un caso de gran relevancia, ya que no existen precedentes de una excarcelación por el deterioro de la salud del preso debido a una huelga de hambre.

La remisión a Pleno contó con el apoyo de los tres magistrados que condenaron a De Juana a 12 años y siete meses de prisión por amenazas terroristas en dos artículos publicados en Gara. Ricardo Rodríguez, Fermín Echarri y Flor Sánchez ya habían mostrado su profundo desacuerdo con la excarcelación de De Juana. Dos de ellos coincidieron con Guevara en un juicio por terrorismo que precedió a la recogida de firmas.

También rubricaron la solicitud el propio presidente de la Sala de lo Penal, Fernando Bermúdez de la Fuente, y los magistrados Angeles Barreiro, Julio de Diego, Clara Bayarri, Juan Francisco Martel y Fernando Grande-Marlaska.

Este último fue quien, cuando ejercía de magistrado instructor, ordenó la prisión provisional de De Juana por amenazas y, posteriormente, dictó su procesamiento. Fuentes próximas al magistrado indicaron que, por esa razón, aún no había decidido si hoy participaría en la votación. Quien no estará presente en el Pleno será Javier Gómez Bermúdez, que se abstendrá al haber sido uno de los amenazados en los escritos de De Juana.

Por su parte, la juez Teresa Palacios, que acaba de incorporarse a la Sala procedente del Juzgado Central de Instrucción número 3, optó por no firmar la petición tras conocer que ya contaba con apoyos suficientes. Los otros tres magistrados con voto en el Pleno no se encontraban ayer en la Audiencia.

«Chantaje procesal»

Los magistrados firmantes se ampararon en el artículo 197 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, que faculta tanto al presidente de la Sala de lo Penal como a una mayoría de sus miembros a enviar cualquier asunto a Pleno.

La Sala de lo Penal está presidida actualmente por Fernando Bermúdez de la Fuente, puesto que el reciente nombramiento de Gómez Bermúdez aún no se ha hecho efectivo. Guevara consultó con Bermúdez de la Fuente la posibilidad de que fuera él quien enviase directamente el asunto al Pleno, pero el presidente indicó que prefería que lo hiciera una mayoría de magistrados.

El Pleno tiene carácter jurisdiccional, es decir, que se constituye como un tribunal de Justicia que resolverá sobre el asunto. Los magistrados presentes deberán emitir su voto y tendrán la posibilidad de emitir uno particular si no están conformes con la decisión final.

Sin embargo, otras fuentes jurídicas consultadas mantienen que los magistrados no tenían capacidad de convocar un Pleno jurisdiccional en contra del criterio de la Sección a la que, por reparto, había recaído el asunto. Estas fuentes explicaron que lo primero que se debatirá hoy en el Pleno será su carácter jurisdiccional o, simplemente, consultivo.

En este último caso, la Sección Primera podría adoptar la decisión que considerase oportuna sin seguir los criterios del Pleno.

Algunos de los magistrados firmantes mantuvieron ayer que la Ley Orgánica del Poder Judicial deja «muy claro» que sí pueden convocar el Pleno jurisdiccional.

El último capítulo del caso De Juana comenzó el pasado viernes, cuando, por propia iniciativa, la Sección Primera solicitó un informe médico sobre su estado de salud y la posible evolución. La respuesta fue que corría riesgo de fallecer a medio plazo, aunque no se descartaba que pudiera morir de manera súbita. La Sala remitió el informe a las partes y les preguntó si eran partidarias de modificar la situación procesal. La defensa del etarra, obviamente, pidió la libertad, mientras que la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) solicitó que se le mantuviera en prisión provisional. A su juicio, rebajar las medidas cautelares impuestas supondría ceder al «chantaje procesal» del etarra.

CARCAJADAS Y CHAMPAN FRANCÉS

«Me encanta ver las caras desencajadas de los familiares en los funerales. Aquí, en la cárcel, sus lloros son nuestras sonrisas y acabaremos a carcajada limpia», escribía De Juana en una carta en 1998, mostrando su alegría por el asesinato del concejal del PP Alberto Jiménez Becerril y su esposa.

Meses después, solicitó al subdirector de la prisión de Melilla champán francés, una tarta y un kilo de langostinos para celebrar «la jubilación forzosa de un franquista antivasco», en referencia a Tomás Caballero, portavoz municipal de UPN en Pamplona, que acababa de ser asesinado por ETA.


Lea mas

 

EL ESTADO DE DERECHO, EN MANOS DE 17 JUECES DE LA AUDIENCIA

 

25-01-07



Editorial

EL ESTADO DE DERECHO, EN MANOS DE 17 JUECES DE LA AUDIENCIA


La de ayer fue una jornada aciaga para el Estado de Derecho al cruzar la Fiscalía, es decir el Ministerio Público, es decir el promotor activo de la defensa de la legalidad, el Rubicón de la claudicación ante el chantaje etarra. Sólo así se puede calificar el informe presentado en la Audiencia Nacional, en el que se pide la aplicación de una prisión atenuada en su domicilio -o sea, la excarcelación- para De Juana.

Lo que parecía que iba a ser un daño irreparable al Estado de Derecho pues los tres componentes de la Sección Primera parecían inclinarse por acceder a la petición del fiscal, fue conjurado provisionalmente gracias a la reacción espontánea de varios magistrados que lograron ayer que la decisión se adopte hoy por el Pleno, es decir, por 17 jueces de la Sala de lo Penal.
(.../...)

ETA ya intentó chantajear a Aznar cuando secuestró a Miguel Angel Blanco en 1997. Exigió entonces como moneda de cambio el acercamiento de presos. Aznar no cedió pese a que el precio solicitado era cualitativamente menor y el beneficio era mucho mayor: la vida de un inocente. El Estado tampoco cedió cuando los grapos se declararon en huelga de hambre y dos de ellos murieron en el empeño.

De Juana Chaos está en la cárcel tras haber sido juzgado y condenado. Hay quien sostiene que la pena de 12 años de cárcel por amenazas terroristas fue muy dura. Pero, ¿fue duro el Estado cuando permitió que cumpliera solamente 19 años de los 3.000 a los que había sido sentenciado por el asesinato de 25 personas? Lo que no se puede es invocar la ley cuando beneficia a un ser despreciable como éste y soslayarla cuando le perjudica.

La huelga de hambre es una opción personal que él ha elegido voluntariamente. Su vida podría alargarse durante mucho tiempo con una alimentación forzosa y De Juana no se encuentra en situación terminal, como los médicos que le atienden subrayan. Por tanto, no caben las razones humanitarias en las que algunos han puesto el énfasis.

Dejarle marchar a su casa sería una recompensa al chantaje y un gran éxito para ETA y su entorno. En la misma medida, sería una bofetada para sus víctimas, además de para los jueces, los policías, los funcionarios de prisiones, los militares, los periodistas y todos aquellos que hacen frente a la banda. También crearía un precedente peligrosísimo, ya que otros presos de ETA en la misma situación, como el sanguinario Txapote, podrían seguir el ejemplo de su homólogo De Juana.

Si el Pleno de la Audiencia Nacional decidiera hoy excarcelar a este terrorista no arrepentido, ello sería interpretado inevitablemente como la primera gran claudicación inspirada por el Gobierno desde el inicio del proceso de paz. De forma significativa, líderes del PSOE como Manuel Chaves y Patxi López defendieron ayer la propuesta de la Fiscalía. Dando muestra de una supina ignorancia procesal, López llegó a argumentar que es mejor excarcelar a De Juana que verle absuelto después de muerto, pensando tal vez que el etarra podría ser declarado inocente en el Juicio Final pues si falleciera ésa sería ya la única instancia que podría pronunciarse.

El futuro del Estado de Derecho está en manos de los jueces de la Audiencia, que encarnan hoy la esperanza de millones de ciudadanos de que la Justicia pueda prevalecer frente a este órdago de ETA.



Lea mas

 

Las víctimas creen que «De Juana debe cargar con las consecuencias»

 

25-01-07



CRISIS ANTITERRORISTA / Las reacciones

Las víctimas creen que «De Juana debe cargar con las consecuencias»

Ibarretxe les dedicará un gran «acto de reconocimiento ético y moral» en abril

ELENA P. IRIARTE

VITORIA.- La Federación de Asociaciones Autonómicas de Víctimas del Terrorismo rechazó ayer que la Audiencia Nacional tome cualquier decisión que no sea la de mantener en prisión al etarra Iñaki de Juana Chaos porque, según destacó, ha sido él quién ha decidido ponerse en huelga de hambre y quien, por lo tanto, «debe cargar con todas las consecuencias» de esta decisión.

Un portavoz del colectivo, Roberto Manrique, leyó un comunicado con estas declaraciones en un escenario poco usual, el salón de recepciones de Ajuria Enea, residencia oficial del lehendakari, Juan José Ibarretxe, adonde habían sido invitados en el marco de unas jornadas sobre víctimas que desde ayer se celebran en Vitoria.
(.../...)

Las asociaciones denunciaron el «chantaje» que el preso etarra mantiene con su huelga y sostuvieron que cada ciudadano tiene derecho a «decidir de qué manera quiere comer, del mismo modo que cada ciudadano tiene el derecho a decidir cómo quiere vivir». «Desgraciadamente, el mismo derecho que ahora exige el terrorista De Juana no lo aplicó a sus víctimas, a las que robó el máximo derecho humano: el derecho a la vida», añadieron.

Tras aseverar que las decisiones judiciales les merecen «el máximo respeto» aunque no sean «de su agrado», las asociaciones reprocharon al fiscal la actuación en este caso, solicitando que se le aplique un régimen de prisión atenuada, cuando su función consiste en actuar «tras la presunta comisión de un delito».

Criticaron también la visita que miembros del Comité para la Prevención de la Tortura del Consejo de Europa cursaron al preso etarra a mediados de mes. Así, manifestaron su «sorpresa» por la «diligencia para preocuparse» por De Juana Chaos de este organismo mientras que en los últimos 20 años no hay «constancia de que hayan hecho lo mismo con las víctimas del mencionado asesino».

Por su parte, el Gobierno vasco celebrará el próximo mes de abril un gran acto institucional de reconocimiento y solidaridad a las víctimas, según anunció ayer el lehendakari, Juan José Ibarretxe.

El homenaje, que está ya siendo organizado por la Oficina de Víctimas del Terrorismo, tiene por objetivo trasladar a todas ellas el «cariño, la cercanía y la solidaridad» de las instituciones vascas y mostrarles un «reconocimiento ético, moral y material». Será un acto «potente» en el que el Gobierno vasco quiere contar con el «máximo número de personas afectadas directamente por el terrorismo».

Éste será el primer acto de reconocimiento a las víctimas organizado por el Ejecutivo vasco. Llega después del que el Ayuntamiento de Vitoria celebró en diciembre y que reunió a medio centenar de afectados.


Lea mas

 

El PP cree que la Audiencia tendrá «algún fundamento» para citar a tres etarras en el 11-M

 

25-01-07



El PP cree que la Audiencia tendrá «algún fundamento» para citar a tres etarras en el 11-M

Acebes dice que el juicio debe aclarar «quién diseñó, participó y ejecutó» ese atentado en Madrid En IU esperan que esos testigos sirvan para probar que no ha habido «conspiraciones ni agujeros»

AGUSTIN YANEL

MADRID.- En el Partido Popular (PP) creen que el hecho de que la Audiencia Nacional haya acordado citar para declarar a tres miembros de ETA como testigos en el próximo juicio del 11-M «escandaliza» al PSOE. Por eso, según el diputado popular Vicente Martínez-Pujalte, los socialistas tratan de «tapar» este asunto con otras cuestiones.

«Los jueces no se habrán vuelto locos y algún fundamento tendrán» para citarles como testigos, declaró ayer Martínez-Pujalte, portavoz adjunto del PP en el Congreso.

(.../...)

Martínez-Pujalte considera que esta decisión del tribunal «está demostrando que el PP iba en la buena dirección» en las críticas que ha realizado y en las propuestas que ha planteado en torno a ese atentado.

Se preguntó, con ironía, si los socialistas van «a encadenarse» ante la Audiencia Nacional para evitar que los etarras declaren. Y se mostró convencido de que en el PSOE «quieren tapar lo que está pasando en el sumario del 11-M».

«Por eso montan toda esta parafernalia, este show mediático», añadió, refiriéndose tanto a la detención de alcaldes del PP por presunta corrupción urbanística como a la petición del fiscal para que el etarra Iñaki de Juana Chaos sea trasladado desde la cárcel a su domicilio bajo vigilancia policial.

Martínez-Pujalte hizo una advertencia: el PP va a «estar atento» todos los días del juicio del 11-M. «Y que no crea el PSOE que esto ha acabado», subrayó.

Angel Acebes, secretario general del partido, también se refirió al juicio del 11-M. Declaró a la agencia Servimedia que debe servir para saber «quién diseñó, quién participó y quién ejecutó» el atentado.

Acebes no habló en concreto de la citación de Henri Parot y otros dos presos de ETA como testigos, pero sí mostró su confianza en que los magistrados que van a juzgar a las 29 personas acusadas lleguen «hasta las últimas consecuencias y hasta los últimos detalles» para conocer la verdad de lo que ocurrió.

Su deseo y el del PP, según dijo, es «que la democracia, los ciudadanos y las víctimas conozcan qué es lo que ocurrió, qué responsabilidades tuvo cada quien en la elaboración, en el diseño y en la ejecución del mayor atentado terrorista de nuestra historia».

El número dos del PP insistió en que, cada vez que ha surgido un dato nuevo o alguna laguna en relación con aquel atentado, su partido ha pedido que se investigue. «No se trata de creer en una tesis y mantenerla hasta sus últimas consecuencias. No lo hicimos nunca», indicó.

En la dirección de Izquierda Unida consideran que citar a declarar a tres etarras, entre varios centenares de testigos, es «una gota en el mar de un amplísimo sumario». Esas citaciones no debieran ser más que una anécdota, según indicaron a este periódico fuentes de IU, y no lo hubieran sido «a no ser por intereses de algunos partidos y medios de comunicación».

No obstante, esas fuentes afirmaron: «Si esas declaraciones van a servir para demostrar de una vez por todas que no existen conspiraciones ni agujeros en la investigación policial y judicial sobre ese atentado, bienvenidas sean».

La Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, a través de uno de sus dirigentes, Eloy Morán, celebró que tres etarras vayan a declarar. Aunque no lo esperaba, opinó que su presencia puede ser positiva si contribuye a conocer toda la verdad sobre lo que sucedió el 11 de mayo de 2004 en Madrid.



Lea mas

24.1.07

 

El Tribunal exige saber hoy qué restos explosivos del 11-M tiene la Policía

 

24-01-07



11-M LA INVESTIGACION / La Audiencia Nacional ordena realizar un nuevo análisis pericial de las sustancias antes del 13 de febrero / Permite que participe una decena de peritos y exige que se grabe en vídeo

El Tribunal exige saber hoy qué restos explosivos del 11-M tiene la Policía


MANUEL MARRACO

MADRID.- La Audiencia Nacional dio ayer un plazo de 24 horas a la Policía y a la Guardia Civil para que le comuniquen qué restos de explosivos del 11-M tienen en su poder, y ordenó que antes del próximo 13 de febrero -a sólo dos días del inicio del juicio- presenten al tribunal un nuevo análisis pericial de todas las muestras conservadas.


La nueva prueba pericial acordada por la Sección Segunda, responsable de celebrar el juicio por la masacre, supone que, por primera vez, los elementos recogidos junto a los focos de la masacre serán analizados en el laboratorio de la Policía Científica. Según consta en el sumario del 11-M, los análisis de lo recogido junto a los trenes fueron realizados por los Tedax. Su máximo responsable, el ya destituido Juan Jesús Sánchez Manzano, reconoció ante Del Olmo que se trató de unos análisis «de carácter investigativo, no científico», puesto que el de los Tedax «realmente no se trata de un laboratorio», sino de un grupo de investigación «con los medios elementales».

(.../...)

El oficio dirigido por la Sección Segunda a las Fuerzas de Seguridad solicita que le comuniquen «las muestras testigo que tengan reservadas y los vestigios y/o restos de explosivos recogidos en todos y cada uno de los focos de las explosiones». «Incluidos aquellos que quedaran tras la explosión controlada y/o desactivación de artefactos que no explosionaron en los trenes y el explosivo encontrado en la furgoneta Renault Kangoo», añade.

«Si no existieran restos», prosigue, «deberá, antes del día 10 de febrero del presente año, emitirse informe en el que se exprese si existe pericial sobre los restos del foco o focos de las explosiones de los que no quede muestra alguna y razón por la que no se recogieron o consumieron o no se realizó pericia sobre ellos».

La Sala -compuesta por el presidente de la Sala de lo Penal, Javier Gómez Bermúdez, y los presidentes de Sección Alfonso Guevara y Fernando García Nicolás- explica que la decisión de ordenar los nuevos análisis responde a la petición de la defensa de Jamal Zougam y de tres acusaciones, entre ellas la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M. Respecto a las numerosas peticiones planteadas en otros escritos «de forma más o menos concreta, con naturaleza pericial o documental», el tribunal las ha «integrado» en esa prueba única que abarca todos los aspectos.

Cuánto y de qué

Los magistrados ordenan que sobre los restos que se conserven de cada foco de explosión se realice «una nueva prueba pericial que permita determinar las sustancias, elementos y/o componentes químicos que hay en ellas». El análisis deberá ser tanto cualitativo como cuantitativo, es decir, que se indique tanto el nombre de los componentes detectados como la proporción en la que éstos se encuentran.

Por último, señala que el informe deberá indicar, a la vista de los resultados obtenidos, «el tipo de explosivo que racionalmente se estime que pudo haber sido el o los utilizados».

El nuevo análisis pericial se efectuará «en las dependencias y laboratorios de la Policía Científica», y en él participarán, como mínimo, dos expertos de la Policía y otros dos de la Guardia Civil. El tribunal también acepta que se incorpore otro perito por cada una de las cuatro partes que solicitaron la pericial de manera correcta. Por último, admite que el resto de defensas y el resto de acusaciones se pongan de acuerdo para designar, respectivamente, a otro perito. En total, un máximo de 10 expertos que han sido citados el próximo lunes en la Audiencia Nacional.

Para extremar las garantías de los nuevos análisis, la Sala ordena que sean grabados en vídeo por al menos dos cámaras y bajo la vigilancia del secretario judicial de la Sección Segunda, que también deberá estar presente en el laboratorio.

Fuentes del tribunal indicaron que han mostrado una «amplitud absoluta» a la hora de aceptar la pruebas solicitadas por las defensas, para cerrar así la posible vía de nulidad por indefensión en los previsibles recursos ante el Tribunal Supremo.

También indicaron que gran parte de la prueba aceptada proviene del escrito presentado por el abogado José Luis Abascal, responsable de la defensa de Jamal Zougam y Basel Ghalyoun.

La Sala ha aceptado que declare en la fase testifical la cúpula policial en el momento de los atentados. Sin embargo, rechaza las comparecencia del ex presidente del Gobierno José María Aznar, del ex ministro del Interior Angel Acebes y del ex secretario de Estado de Seguridad Ignacio Astarloa. Del mismo modo, no considera procedente que testifique Jorge Dezcallar, responsable del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en el momento de la masacre. Tampoco lo hará el director de la Ertzaintza.

Calendario

El tribunal ha fijado el inicio del juicio para el próximo jueves 15 de febrero a las 10 de la mañana. También ha señalado una sesión ese mismo día por la tarde y el viernes por la mañana.

La Sala confía en que en esas tres sesiones se puedan resolver los aspectos que propongan las partes con antelación al inicio de los interrogatorios. Así, el lunes 19 a las 10.00 horas se podría llamar a declarar al primero de los 29 procesados. Las sesiones se celebrarán mañana y tarde todos los lunes, martes y miércoles.

En ellas deberán comparecer alrededor de 600 testigos citados, así como 98 peritos, una docena de los cuales está relacionado con los análisis de los explosivos. Entre estos últimos se encuentran los expertos que elaboraron el informe sobre el ácido bórico intervenido a uno de los procesados, que finalmente fue alterado por sus superiores para eliminar la referencia a ETA. El tribunal resalta que ese informe ya consta en el sumario y no resulta necesario incorporar las diligencias relacionadas.

Etiquetas:



Lea mas

 

PRIMER PASO FIRME DEL ESTADO EN POS DE LA VERDAD SOBRE EL 11-M

 

24-01-07



Editorial

PRIMER PASO FIRME DEL ESTADO EN POS DE LA VERDAD SOBRE EL 11-M


Las decisiones anunciadas ayer por el tribunal en el auto que prologa el juicio del 11-M son una muy buena noticia para la salud de nuestro sistema democrático. A sólo 20 días del inicio de la vista oral y como adelantábamos ayer, los magistrados han ordenado a la Policía que entregue en 24 horas los restos de explosivos de la masacre para realizar un completo peritaje con luz y taquígrafos, y han admitido la declaración de testigos polémicos cuya presencia reclamaba alguna de las partes y a quienes Del Olmo nunca quiso interrogar.

Los magistrados -Gómez Bermúdez, García Nicolás y Guevara Marcos- han demostrado una voluntad por esclarecer los hechos que se ha echado de menos durante toda la fase de instrucción del proceso. Esta actitud avala además el trabajo que EL MUNDO ha venido desarrollando en los últimos tres años y pone en evidencia a quienes, desde el periodismo y desde la política, han intentado siempre acallar o distorsionar nuestros planteamientos.

(.../...)

Unos trataron de retratarnos como una patrulla de cazafantasmas en busca de conspiraciones imaginarias. Otros incluso echaron mano del viejo argumento de que tratábamos de desestabilizar el sistema. Ni una cosa ni la otra. Nuestra intención desde el primer momento no ha sido corroborar ninguna hipótesis previa sino aportar informaciones relevantes que contribuyeran a aclarar el atentado. Casi tres años después, podemos decir que tres magistrados -tres presidentes de sección, con una larga experiencia procesal a sus espaldas- comparten con nosotros y nuestros lectores el afán por desentrañar la verdad de los hechos y dan muestras de que intentarán obtenerla por todos los medios a su alcance en el marco de la vista oral.

Varapalo a Del Olmo

Ahora bien, el auto no debería avergonzar sólo a quienes han ridiculizado nuestro empeño por investigar el 11-M sino también a quienes tenían el mandato constitucional de llegar hasta el fondo de la trama y no lo han hecho. Porque a la luz de lo que plantea el tribunal, queda en evidencia que ni el instructor ni la fiscal ni los jefes policiales han estado a la altura del envite.

La orden de repetir los análisis de los restos de los explosivos pasa por encima del criterio expresado por Del Olmo, de la malencarada actitud de Olga Sánchez y su célebre «vale ya» y de la sospechosa conducta del comisario Sánchez Manzano, que llegó a confesar al juez que los análisis de los Tedax -los únicos practicados a los restos de los trenes- no eran «científicos».

El tribunal establece que se lleve a cabo una nueva prueba pericial sobre las sustancias halladas en los distintos focos de los trenes, incluidas aquéllas que fueron explosionadas por la Policía, las de la bolsa encontrada en la comisaría de Vallecas y las halladas en la Kangoo de Alcalá de Henares. Para ello, la Policía deberá decirle a la Audiencia antes de 24 horas qué muestras tiene en su poder. Si esos restos ya no existen, deberá clarificar -dice el auto- por qué «no se recogieron o consumieron o no se realizó pericia sobre ellos». Las pruebas se efectuarán -esta vez sí- en los laboratorios de la Policía Científica y serán supervisadas por un grupo de peritos, en el que junto a policías y guardias civiles habrá profesionales propuestos por las partes. Para evitar suspicacias, los análisis se registrarán en una grabación de vídeo y audio, lo que introduce un saludable criterio de transparencia ausente durante toda la instrucción del sumario. De haberse actuado así antes, la percepción que una buena parte de la ciudadanía tiene de este proceso sería bien diferente.

ETA ya no es un tabú

Especial atención merece el hecho de que el tribunal haya aceptado incluir en la vista oral la declaración como testigos de tres miembros de ETA. Se trata de Henri Parot y de los dos terroristas detenidos en Cañaveras con 500 kilos de Titadine poco antes de la masacre. El nombre y el teléfono del primero se encontraron entre las pertenencias de Benesmail, lugarteniente de Allekema Lamari, presunto jefe militar de la célula del 11-M. En cuanto a los otros dos, conviene recordar que Trashorras dijo en estas mismas páginas que El Chino le había dicho que les conocía. Todos ellos tendrán ahora la oportunidad de explicar el alcance de esas supuestas amistades gracias al criterio de un tribunal que no sigue la consigna oficial de silenciar cualquier vínculo de ETA con los atentados.

Los magistrados llaman también a declarar a Mohamed Haddad, el marroquí al que un testigo reconoce como uno de los autores materiales del atentado y que sin embargo continúa viviendo en Tetuán sin que Del Olmo lo haya procesado por la masacre. Si acude a la vista podrá aclarar si tiene relación, como se ha dicho, con los servicios secretos de su país de origen.

Sería ingenuo creer que todas estas decisiones garantizan per se el esclarecimiento completo de los hechos. Ni siquiera certifican que sabremos qué fue lo que explotó en los trenes. El hecho de que haya sido precisamente Manzano quien ha custodiado durante casi tres años los restos incrementa nuestra cautela ante los resultados de estos nuevos análisis. Ahora bien, no cabe duda de que el auto de ayer es el mayor esfuerzo que hasta ahora ha llevado a cabo el Estado para conocer la verdad de los atentados del 11-M.

Nuestra opinión sigue y seguirá siendo la misma: la versión oficial -plasmada en las conclusiones apresuradas y tramposas de la comisión del Congreso y en los escritos del juez y la fiscal- está plagada de errores, contradicciones e incógnitas que nadie hasta ahora ha podido despejar. EL MUNDO no tiene una teoría alternativa. Sólo quiere que se agoten todas las posibilidades para aclarar la masacre. Precisamente por ello, el auto del tribunal refuerza nuestra fe en el Estado de Derecho y demuestra que al menos hay una instancia judicial empeñada en intentar averiguar -dentro del limitado margen de una vista oral con unos acusados muy concretos- qué ocurrió aquel 11 de marzo de 2004 en el que fueron asesinadas casi 200 personas con el obvio propósito de condicionar nuestro proceso democrático. Veremos si estos tres jueces han llegado o no demasiado tarde.


Lea mas

 

Luz a las últimas investigaciones

 

24-01-07



Luz a las últimas investigaciones

M. M.

El tribunal del 11-M ha acordado que se incorpore al sumario el contenido «íntegro» de las diligencias previas (147/2006) en las que el juez Juan del Olmo continúa, a fecha de hoy, investigando aspectos relacionados con la masacre. El juez instructor se ha opuesto repetidamente a hacerlo -incluso cuando se lo pidió la Fiscalía-, pero ahora deberá cumplir la orden del tribunal y enviar una copia a la Sección Segunda.

En estas diligencias, que ya suman ocho tomos, se incluye la declaración ante Del Olmo en la que el destituido jefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano, explicó por qué había dicho en el Congreso que había detectado nitroglicerina en los focos, pese a que no es uno de los componentes de la Goma 2 ECO.

Según fuentes de la investigación , tres de los tomos están dedicados a intervenciones telefónicas.

La decisión del tribunal supone que todas las partes personadas en el sumario del 11-M podrán acceder al contenido de las diligencias. En los últimos meses, Del Olmo había obstaculizado el intento de varias acusaciones de personarse en las diligencias y, por tanto, de poder consultar declaraciones como la de Sánchez Manzano. La Asociación de Ayuda a Víctimas del 11-M llegó a denunciar la actitud del juez instructor ante el Consejo General del Poder Judicial.


Lea mas

 

En busca de Haddad

 

24-01-07



En busca de Haddad

M. M.

El tribunal ha aceptado la declaración como testigo del marroquí Mohamed Haddad, «condicionada a la averiguación de su actual paradero». La Policía española se puso tras su pista 48 horas después del 11-M, cuando un testigo lo reconoció, «sin ningún género de dudas», como uno de los individuos que «se encontraba junto a la furgoneta Renault Kangoo manipulando una mochila que portaba en unión de otros dos individuos minutos antes de los atentados». Dos días después, un testigo protegido aseguró haberle visto el 12 de marzo abandonar su domicilio de Getafe (Madrid).

Con esos datos, las Fuerzas de Seguridad se pusieron en contacto con las marroquíes, que detuvieron a Haddad el 18 de marzo. Sin embargo, fue puesto en libertad porque, según Rabat, el 10 de marzo de 2004 «se encontraba en una cafetería de Tetuán viendo un partido de fútbol», según varios testigos. Los investigadores españoles insistieron, sin éxito, en que eso no le exoneraba de haber participado de alguna manera en la masacre. Meses más tarde, Del Olmo (que no llegó a imputarlo formalmente) pidió a Marruecos que le enviara su ADN, pero Rabat le respondió que desconocía su paradero. El marroquí aseguró a este diario que la Policía le había retirado el pasaporte y que estaba dispuesto a volver a España para aclarar su situación.


Lea mas

 

Pero, ¿no estaba todo tan claro?

 

24-01-07



A FONDO

Pero, ¿no estaba todo tan claro?


CASIMIRO GARCIA-ABADILLO

El auto de apertura del juicio oral por el atentado del 11-M supone una enmienda a la totalidad a la instrucción llevada a cabo por el juez Juan del Olmo y la fiscal Olga Sánchez.


La Sala que ha de juzgar los hechos más graves ocurridos en España desde la muerte de Franco ha hecho un esfuerzo por enderezar, sin complejos, las deficiencias de una causa que ha estado viciada de origen por la orientación unívoca y politizada de la investigación.

Admitir la repetición de las pruebas periciales sobre los explosivos implica una decisión insólita que pone de relieve una de las fallas más profundas del sumario: casi tres años después del atentado aún no se sabe con exactitud qué explotó en los trenes.
(.../...)

Hace tan sólo 24 horas, hacer esa afirmación era motivo de escándalo. La versión oficial de los hechos (construida en base a los escritos del juez, la fiscal y, hay que recordarlo, las conclusiones de la Comisión de Investigación) no admitía fisuras. Cuestionar esa verdad acarreaba graves acusaciones.

Pero ahora, es la Sala que va a juzgar los hechos la que determina la necesidad de realizar de nuevo esas pruebas con un equipo de peritos independiente. También es inusual, aunque no por ello menos acertado, el modo y la celeridad con los que el Tribunal requiere a la Policía para que le informe sobre la existencia de los restos y se lleven a cabo los análisis.

Ese esfuerzo por intentar saber la verdad es lo que, desde EL MUNDO, se ha reclamado a la Justicia y a la Policía, con escaso éxito hasta el momento.

Seguramente, a una parte de la opinión pública le habrá llamado la atención que el Tribunal admita pruebas testificales sobre tres etarras: Henri Parot, Gorka Vidal e Izkur Badillo.

No sabemos si ETA colaboró o no en el atentado del 11-M. Lo que sí sabemos con certeza, por los testimonios de los peritos de la Policía Científica, es que había instrucciones de la «superioridad» para que ETA no apareciera en ningún caso relacionada con la masacre.

No hacía falta ser un lince para darse cuenta de ello. Bastaba con ver la ligereza con la que la dirección de la Policía, con la anuencia del juez y la fiscal, despachaban algunos asuntos. Como, por ejemplo, el hecho de que en la celda de Abdelkrim Bensmail, mano derecha de uno de los presuntos autores materiales del atentado (Allekema Lamari), se hubiesen hallado en un registro el teléfono de Parot y la fórmula de la cloratita. Es que ambos «eran argelinos». Ésa fue la explicación. Y todos tan contentos. El juez no se molestó en ir más allá de la endeble teoría del paisanaje para aclarar la relación entre los dos terroristas.

Otro tanto sucede con los etarras Vidal y Badillo, que conducían la caravana con 500 kilos de explosivo que fue interceptada por la Guardia Civil cerca de Cañaveras y que se dirigía a Madrid casi al mismo tiempo que El Chino y sus secuaces trasladaban 200 kilos de Goma 2 Eco desde Asturias. Suárez Trashorras declaró que Jamal Ahmidan le había dicho que conocía a esos etarras. Pero ni el juez, ni la fiscal les llamaron nunca a declarar.

Del mismo modo, la Sala ha admitido otra prueba testifical sobre Mohamed Haddad, el marroquí que huyó poco después del atentado, que fue identificado por un testigo, que, según un informe de la Policía, formaba parte del grupo que cometió el atentado, y que vive cómodamente en su país tras haber simulado una misteriosa desaparición.

¿Significa esto, como dirían algunos medios, que la Sala ha asumido la teoría conspiratoria sobre el atentado: una colaboración de ETA y los servicios secretos de Marruecos? No. Sencillamente, que el Tribunal está dispuesto a hacer su trabajo sin que queden cabos sueltos.

Para este periódico, el auto de ayer supone un aval de credibilidad para una labor de investigación periodística no exenta de dificultades. ¿Qué dirán ahora los que han afirmado que la instrucción lo ha dejado todo claro? ¿Qué argumentarán los que han defendido a capa y espada que las dudas expuestas por EL MUNDO ponían en cuestión la labor de la Policía y a la Justicia?

Como en otros casos relevantes, unos hemos buscado la verdad. Otros, el encubrimiento.

casimiro.g.abadillo@el-mundo.es



Lea mas

 

Parot y los etarras de la 'caravana de la muerte' declararán en el juicio

 

24-01-07



11-M LA INVESTIGACION / La conexión con ETA

Parot y los etarras de la 'caravana de la muerte' declararán en el juicio


La Sección Segunda acepta la petición de la defensa de Jamal Zougam, que los relaciona con el islamista Bensmail y con 'El Chino'


MANUEL MARRACO

MADRID.- Tres presos etarras comparecerán en el juicio del 11-M. Se trata del sanguinario Henri Parot -culpable de al menos 25 asesinatos- y de Gorka Vidal e Izkur Badillo, detenidos por dirigir la caravana de la muerte interceptada por las Fuerzas de Seguridad en Cañaveras (Cuenca) dos semanas antes del 11 de Marzo.

La Sección Segunda de lo Penal ha aceptado oír sus testimonios en la Audiencia Nacional «por solicitud de la defensa de Jamal Zougam». Según el tribunal, se pretende evitar así la nulidad que pueda solicitar el procesado ante el Tribunal Supremo por no haberse aceptado un medio de prueba que era pertinente.
(.../...)

La Sala aclara que rechaza la misma petición proveniente de una acusación, cuya posición en el proceso es muy distinta a las defensas y no puede abrir una vía de investigación que dejó cerrada el auto de procesamiento.

El letrado de Zougam, José Luis Abascal, explica en su escrito qué «extraño episodio» le lleva a pedir la comparecencia de Parot: «Ocurrió en octubre de 2004, dentro de la denominada operación Nova. La Policía detuvo, estando ya en prisión, al terrorista del GIA Abdelkrim Bensmail y le intervino una nota en la que estaba escrito a mano el texto: 'Iragi Gurrutxaga Hariet. Parot, Unai Córdoba carretera Sevilla Madrid Km 391 Apdo.479 1400 Alcolea'».

Bensmail, que no ha sido procesado por el 11-M, había sido detenido en la misma operación antiterrorista que el suicida de Leganés Allekema Lamari.

El letrado afirma que «el hecho de que se le interceptara la nota con los nombres de los dos etarras, la dirección y el código postal de la prisión en que se encontraban se ha sumado a otros indicios sobre un posible conocimiento o una posible colaboración de la banda ETA en los atentados de Madrid». «En esos papeles intervenidos», añade, «Parot aconsejaba a Bensmail que se hicieran con explosivo militar, es decir, que no trataban de literatura. También se le ocupó a Bensmail la fórmula de la cloratita, un explosivo muy utilizado por la banda terrorista ETA, escrita a mano en una nota».

El tribunal ha considerado «suficiente» la declaración de Parot para aclarar estos hechos y ha rechazado que comparezcan como testigos Harriet Iragi y otros dos etarras cuyos nombres también aparecieron en manos de Bensmail: Jorge García Sertucha y Fernando Irakula.

Respecto a los dos etarras detenidos en Cañaveras, el escrito que Zougam dirige al tribunal resalta que el día 17 de marzo de 2004, seis días después del 11-M, «el ex minero asturiano José Emilio Suárez Trashorras, encarcelado por su presunta implicación en los hechos, vinculó a uno de los presuntos autores de los atentados con ETA, ante un importante número de agentes de la Seguridad del Estado especializados en la lucha antiterrorista».

«En concreto, aseguró que Jamal Ahmidan, El Chino, era amigo de los dos etarras que fueron detenidos por la Guardia Civil en Cuenca con 500 kilos de explosivos. En aquel encuentro informal, el minero contó que El Chino le dijo, cuando se produjo la detención de estos dos etarras (Izkur Badillo Borde y Gorka Vidal), que eran 'sus amigos'».

También destaca el escrito que los etarras fueron capturados por la Guardia Civil el 29 de febrero de 2004, «justo el mismo día en que se presume que los autores del 11-M trasladaron a Madrid la Goma 2 con la que perpetraron la masacre. El destino de los etarras era Madrid, el llamado Corredor del Henares».

«Al menos ocho agentes de la Seguridad del Estado lo escucharon y dos lo trasladaron en sendos escritos a sus respectivos superiores, pero nadie lo consideró como línea prioritaria de investigación», concluye.


Lea mas

 

36 meses sin coger el tren

 

24-01-07



11-M LA INVESTIGACION / Las secuelas

36 meses sin coger el tren


Tres años después, una de cada seis víctimas de los atentados no ha vuelto a tomar el Cercanías y el 57% ha desarrollado problemas de convivencia familiar

JOAQUIN MANSO

MADRID.- No han vuelto a coger el tren para acudir a su puesto de trabajo o de estudio. Una rutina diaria, aparentemente inocua, que cientos de miles de madrileños siguen cada mañana con resignación, provoca todavía un rechazo insuperable a casi una de cada seis víctimas (el 15,9%) del 11-M. Entre sus familiares, ese porcentaje incluso se incrementa hasta el 17,3%. Entre las que sí lo toman, una mayoría manifiesta síntomas de ansiedad durante el trayecto o necesita ir acompañada.


A poco menos de un mes de que comience el juicio por los atentados, la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M presentó ayer el estudio Las víctimas, 36 meses después. El trabajo, que toma como población de referencia a 300 miembros de la citada asociación -un 40% de ellos, familiares directos de fallecidos o heridos en los atentados-, expone las consecuencias psicológicas y sociales que, tres años después, siguen padeciendo los afectados.
(.../...)

Según el documento, un 57,6% de las víctimas han acudido a algún profesional para resolver dificultades de convivencia familiar. La psicóloga Syra Balanzat, que presentó el estudio, sostuvo que ese dato se explica «porque las lesiones físicas han obligado a muchos de ellos a reorientar sus vidas, y las secuelas psicológicas les llegan a impedir salir a la calle y mantener las amistades o su puesto laboral. Todo ello provoca irritabilidad y tensiones que afectan al núcleo familiar».

De hecho, la mitad de las familias dice no haber recuperado aún su vida social previa a la masacre, y un porcentaje similar (el 50,4%) sigue padeciendo depresión, miedos, problemas de autoestima y desconfianza hacia los demás. Un 4,4% de las víctimas ha debido jubilarse después de los atentados, y una de cada 10 permanece de baja laboral. Un 8% de sus familiares ha tenido que dejar sus trabajos para atenderles.

Ante el juicio, que comenzará el próximo 15 de febrero, el equipo que elaboró el estudio -formado por las trabajadoras sociales Ana Zapardiel y Silvia Merino, y las psicólogas Cristina Halffter y Syra Balanzat- alerta del riesgo de «victimización secundaria», que se produce cuando los afectados no encuentran satisfacción en su relación con el sistema jurídico-penal.

El comienzo de la vista, según el informe, puede estimular una reactualización del trauma y sentimientos de indefensión y desamparo. En este sentido, el estudio mantiene que los medios de comunicación pueden convertirse en una «fuente adicional de cronificación» por su tratamiento de la información. La Asociación iniciará la semana próxima un taller con objeto de preparar psicológicamente a las víctimas para el juicio.

Las ponentes hicieron hincapié en la situación de las 15 familias que perdieron su casa en el atentado de Leganés, en el que murió un GEO. Nueve de ellas no han podido regresar a sus domicilios y 13 se muestran insatisfechas con el trato dispensado por las administraciones públicas: fundamentalmente, sostienen, porque no se les ha reconocido como víctimas ni se les ha dado la oportunidad de pasar por un tribunal médico para que evalúe si padecen o no daños psicológicos.

Otro aspecto destacado es el del grado de información que reciben las víctimas sobre el atentado: nueve de cada 10 consideran que han recibido poca información, y un 75% asegura que esa carencia influye negativamente en su recuperación. Para Syra Balanzat, «incrementa su sentimiento de indefensión y no les facilita pasar página».

Durante la presentación también intervino la presidenta de la Asociación, Angeles Domínguez, que ha sufrido tres operaciones de oído y tiene problemas de movilidad a consecuencia de las explosiones. Domínguez manifestó que el estudio forma parte de un proyecto, financiado por la Comunidad de Madrid, para determinar las necesidades de las víctimas, aunque matizó que también han recibido ayudas del Ministerio del Interior para otros programas.



Lea mas

 

Rajoy concede una «enorme relevancia» a la citación de Parot

 

24-01-07



Rajoy concede una «enorme relevancia» a la citación de Parot


CARMEN REMIREZ DE GANUZA

MADRID.- El presidente del PP, Mariano Rajoy, no dudó ni un momento cuando se le preguntó por la citación de Henri Parot y otros etarras en el juicio del 11-M. En un corrillo de periodistas, a la salida de su almuerzo en el Foro ABC, Rajoy afirmó: «La decisión del tribunal de la Audiencia Nacional es de una enorme relevancia».

Y añadió: «Lo que esto significa es que el tribunal está investigando, que es lo que siempre ha pedido en este asunto el Partido Popular». «Nuestra tesis es que se debe investigar», argumentó Rajoy insistiendo varias veces en la «importancia» de la noticia, «y que los jueces decidan».

(.../...)

El portavoz adjunto de Interior del PP, Alejandro Ballestero, reaccionó en todo caso acusando al Gobierno de estar «interesadísimo» en que no se esclarezcan los «agujeros negros» del 11-M.

«En los últimos tiempos se están conociendo demasiados hechos que certifican que hubo mucha negligencia, y eso exige que se investigue a fondo», reiteró en el Congreso el portavoz del PP, según informa Efe. Ballestero consideró, no obstante, que el Ejecutivo no parece estar «en condiciones de investigar».

Así, el diputado insistió en que su partido seguirá exigiendo que se investiguen con «claridad y rigor» cada uno de los «agujeros negros» del 11-M, tal y como «piden los ciudadanos y las familias de las víctimas del peor atentado de la Historia de Europa».

La AVT pide un retraso

Por su parte, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) pidió que se retrase la celebración del juicio sobre el 11-M, que comenzará el 15 de febrero, para que la Audiencia Nacional disponga de mayor tiempo para practicar nuevas pruebas sobre los explosivos.

La asociación valoró de forma «positiva» este hecho, pero también dijo que sería «muy precipitado» presentar el borrador de las nuevas pruebas a tan «sólo dos días antes de comenzar el juicio».

Sobre la citación de los tres etarras, la asociación que preside Francisco José Alcaraz mostró su sorpresa por que esa presencia se haya admitido a petición de la defensa, «denegando explícitamente la misma petición a la AVT». La cúpula de la asociación entendió, así, que la Audiencia viene a dar la razón a sus exigencias para proseguir la investigación sobre el 11-M y deja «en evidencia a los que quisieron pasar página» de manera «irresponsable y sospechosa».

La asociación de víctimas confirmó, por último, que denunciará a Arnaldo Otegi por la rueda de prensa que celebró tras conocerse la sentencia que declaraba a los colectivos Jarrai y Segi como formaciones vinculadas a ETA.


Lea mas

 

La Audiencia Nacional, a punto de excarcelar al etarra De Juana por su estado de salud

 

24-01-07



CRISIS ANTITERRORISTA / La actuación judicial

La Audiencia Nacional, a punto de excarcelar al etarra De Juana por su estado de salud

Decidirá hoy, después de conocer la opinión del fiscal, si adopta alguna medida de prisión atenuada La AVT pide que se alimente al preso etarra de manera forzosa en el caso de que su situación empeore

EL MUNDO

MADRID.- La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional tiene previsto decidir hoy, casi con seguridad, si otorga la libertad provisional o aplica alguna medida que atenúe la situación penitenciaria del preso etarra José Ignacio de Juana Chaos, tras conocer por el Hospital 12 de Octubre de Madrid -donde se encuentra ingresado- que su estado de salud es grave. Según fuentes solventes, la decisión está ya prácticamente tomada y se adoptarán medidas de prisión atenuada que implicarían su excarcelación, atendiendo a los criterios del fiscal Fernando Burgos.

De Juana se encuentra en huelga de hambre desde el pasado 7 de noviembre, cuando se enteró de que había sido condenado a 12 años y siete meses de prisión por un delito de amenazas terroristas. Es la tercera vez en que se somete a un ayuno, ya que utilizó esta forma de protesta en los años 90, lo que le produjo daños en un riñón.

(.../...)

Después de conocer el parte médico del Hospital 12 de Octubre, que advierte de la existencia de riesgo de muerte, la Audiencia Nacional pidió a las partes personadas en la causa -la Fiscalía, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y la defensa de De Juana- que informaran sobre si consideraban procedente la adopción de alguna medida ante el deterioro del estado de salud del preso etarra.

De Juana, obviamente, ha pedido la libertad.

La AVT rechaza la excarcelación del miembro de ETA y solicita que se le alimente de manera forzosa en caso de que su salud empeore. En el escrito que remitió a la Audiencia, el abogado Juan Carlos Rodríguez Segura sostiene que la situación médica del etarra ha sido «creada directamente por él en un proceso de chantaje procesal con el objeto de conseguir su libertad sin cumplimiento de penas y sin la aplicación legal de las mismas, creándose una situación de víctima del sistema penal, de mártir de la izquierda abertzale».

La Sección Primera de la Sala de lo Penal se encuentra a la espera sólo de recibir los informes del fiscal, que deberán estar entregados antes de las 11.00 horas de hoy. El tribunal podría ordenar la libertad provisional, la prisión atenuada del etarra u otras medidas de control policial o telemático, pero en ningún caso el tercer grado penitenciario, ya que ésta es una medida que sólo puede adoptar la Dirección General de Instituciones Penitenciarias.

Además, aunque De Juana fue condenado por la Audiencia Nacional a 12 años y siete meses de cárcel por amenazas terroristas contra cinco responsables de prisiones, el etarra recurrió la sentencia ante el Tribunal Supremo, por lo que sigue siendo un preso preventivo, que ni siquiera ha sido clasificado y, por tanto, no puede progresar de grado penitenciario.

Entretanto, la Fiscalía ha pedido al Supremo que rechace el recurso de De Juana contra su última condena, ya que estima que hay prueba de cargo suficiente para mantener esta pena.

Por otro lado, el Gobierno tendrá que decidir si da a conocer o no a los medios de comunicación el informe con el resultado de la visita que la semana pasada realizó una delegación del Comité para la prevención de la Tortura y los Tratos o Castigos Inhumanos o Degradantes del Consejo de Europa para examinar la atención que está recibiendo el preso durante su huelga de hambre, informa Europa Press.



Lea mas

23.1.07

 

El Tribunal ordenará repetir los análisis de explosivos del 11-M

 

23-01-07



11-M LA INVESTIGACION / La Sección Segunda acepta las peticiones formuladas por defensas y acusaciones / El auto de apertura del juicio oral, que se comunicará hoy, convoca a 600 testigos y un centenar de peritos

El Tribunal ordenará repetir los análisis de explosivos del 11-M

MANUEL MARRACO

MADRID.- La Audiencia Nacional ordenará hoy un nuevo análisis de los explosivos del 11-M, según confirmaron ayer fuentes del tribunal. La Sección Segunda de lo Penal, responsable de juzgar a los 29 procesados por la masacre, tiene previsto comunicar a lo largo de la mañana el auto en el que, además de fijar la fecha de inicio de las vistas para el próximo día 15 de febrero, responde a las nuevas peticiones de prueba efectuadas por todas las partes personadas en la causa. Entre ellas, todas las relacionadas con los explosivos que estallaron en los trenes y los localizados a lo largo de la investigación.

Tanto las defensas de algunos de los procesados como varias de las acusaciones pidieron al tribunal que ordenase nuevos análisis de los explosivos, ante las dudas surgidas acerca del material empleado por la célula.

(.../...)

La Fiscalía de la Audiencia también llegó a sumarse a la petición. Antes de dar por concluido el sumario, la fiscal Olga Sánchez solicitó a Del Olmo que ordenara un análisis cuantitativo -el que refleja la proporción en que se encuentra cada componente- de los restos de explosivo encontrados en la furgoneta supuestamente empleada por la célula para desplazarse hasta Alcalá de Henares.

El juez se negó alegando que no había suficiente cantidad de explosivo para ofrecer un resultado fiable y que, además, el estudio consumiría la poca cantidad disponible.

En contra del criterio de Del Olmo, el tribunal ha acordado que se analicen de nuevo las muestras, aunque éstas se agoten, puesto que su objeto es arrojar luz sobre los aspectos que se van a juzgar.

Los primeros análisis sobre los explosivos los realizó la unidad dirigida por el destituido Juan Jesús Sánchez Manzano. Los Tedax analizaron las «muestras diversas de metal, plástico, telas, clavos diversos, restos de material aislante, tierras y sustancia pulverulenta de color rosado» recogidas en los focos de la masacre.

La conclusión fue que en la mayor parte de los focos se encontraron «componentes genéricos de dinamita», sin especificar qué tipo de dinamita ni cuáles eran esos componentes. Ante Del Olmo, Sánchez Manzano aclaró que estos análisis tuvieron «un carácter investigativo, no científico».

En la Comisión de Investigación, el jefe de los Tedax afirmó que en los focos se detectó nitroglicerina, que tampoco es un componente de la Goma 2 ECO, la que supuestamente sustrajo la trama asturiana. Cuando tuvo que dar explicaciones sobre este punto ante el juez instructor, aseguró que se refería a otros focos de otros atentados, no a los que investigaba la Comisión.

Los siguientes restos de explosivo hallados tras la masacre fueron los encontrados en la furgoneta Renault Kangoo. La Policía Científica determinó que se trataba de Goma 2 ECO. Sin embargo, en el análisis se detectó la presencia de metenamina, también ajena a la Goma 2 ECO. Igualmente, se encontró metenamina en la muestra de Goma 2 ECO enviada al laboratorio por los Tedax para ver si coincidían.

La explicación policial fue que tanto la sustancia hallada en la furgoneta como la muestra patrón empleada para cotejo habían resultado contaminadas con metenamina.

La misma sustancia fue detectada por la Guardia Civil en los análisis del explosivo encontrado en la vía del AVE en Mocejón (Toledo). Lo sorprendente de esa nueva aparición llevó al Instituto Armado a elaborar un informe en el que concluía que la sustancia se podía generar al someter la dinamita a ciertas pruebas de laboratorio.

A lo largo de la investigación, también se encontró explosivo o restos de explosivo en la mochila bomba desactivada en Vallecas, entre los escombros del piso de Leganés, en el zulo de la casa de Morata de Tajuña y en dos vehículos supuestamente empleados por la célula terrorista.



Lea mas

 

Manzano tardó en hacer su informe porque había «otras diligencias»

 

23-01-07



11-M LA INVESTIGACION / La reacción

Manzano tardó en hacer su informe porque había «otras diligencias»


El ex jefe de los Tedax sostiene que los restos del explosivo utilizado en la masacre fueron sometidos al mismo análisis que los de otros atentados

MADRID.- El ex comisario jefe de los Tedax Juan Jesús Sánchez Manzano explicó ayer que si su unidad tardó 15 días en elaborar un informe por escrito sobre los análisis de las sustancias halladas en los focos de las explosiones del 11-M, fue porque antes había que resolver «otras incidencias y diligencias de investigación urgentes».


EL MUNDO publicó el pasado domingo que, en su declaración ante el juez Juan del Olmo el 17 de julio de 2006, el ex responsable de los Tedax dijo que el 11 de Marzo su Unidad no llegó a escribir ningún informe y que no fue hasta el «día 26 de marzo que se elaboró mecanográficamente por escrito el resultado de los análisis realizados en los focos de las explosiones del 11 de marzo de 2004».
(.../...)

Este informe -que sólo lleva las firmas de Sánchez Manzano y de la funcionaria que realizó las pruebas, a pesar de que, por ley, debe ir rubricado por al menos dos peritos- no fue remitido a la Audiencia Nacional hasta que, el 26 de abril, el juez Del Olmo lo reclamó a los Tedax de manera apremiante.

En una nota de prensa difundida ayer por el Sindicato Profesional de Policía (SPP), Sánchez Manzano asegura que el informe «se elaboró cuando lo permitieron otras incidencias y diligencias de investigación urgentes», teniendo prioridad «localizar y detener» a los autores de los atentados, según informa Europa Press.

Ajustados a las normas

En esta labor, sostiene, contribuyó «de manera importante» la Unidad Central de Desactivación de Explosivos.

Sánchez Manzano señala también que los restos de explosivos hallados en las estaciones de Atocha y El Pozo fueron sometidos a los mismos análisis que otros recogidos tras cualquier atentado precedente. Esos análisis se han «ajustado estrictamente a la normativa y protocolos establecidos», afirma. «Las actuaciones llevadas a cabo con los restos de explosión en el 11-M por el Grupo de Investigación de la Unidad Central han sido las mismas que las llevadas a cabo en los atentados con explosión» cometidos por otros grupos terroristas, como ETA.

Así, estos análisis «constan en los fundamentos de hechos y de derecho de decenas de sentencias condenatorias de miembros de ETA, esencialmente».

«Por desgracia», admite, «no es siempre lo que se quiere y sí casi siempre lo que se puede, y en el caso de los análisis de los restos de explosión del 11-M no se han podido determinar componentes completos y proporciones de los mismos, siendo imposible obtener otros resultados más precisos que los emitidos».

Para apoyar esta afirmación, menciona la investigación del atentado en la T-4 del aeropuerto madrileño de Barajas, «donde sólo ha sido posible detectar los componentes genéricos de los explosivos amosal o amonal, sin poder discriminar cuál de ellos, del mismo modo que sólo se ha podido determinar hexógeno, sin precisar marca o fabricante».

Sánchez Manzano, que no había hecho declaraciones públicas sobre este asunto desde su intervención en la Comisión de Investigación del Congreso, ha trasladado al SPP «su pesar y malestar por las últimas noticias aparecidas en los medios de comunicación», en alusión a este periódico.

«El nivel de prudencia y discreción que debe guardar cualquier funcionario público respecto a las actuaciones que están sub iudice ha determinado que el profesional afectado por estas noticias se mantuviera en silencio, a pesar de las infundadas críticas y falsas imputaciones vertidas», explica el sindicato al que está afiliado Sánchez Manzano.

Según el SPP, «una vez más, la cuerda se rompe por el mismo lado, por el lado de unos profesionales a los que el único pecado que se les puede atribuir es el de dedicar buena parte de su tiempo a servir los intereses de la sociedad, averiguando el delito y poniendo a disposición de las autoridades judiciales a los causantes del mismo».

El sindicato policial lamenta «profundamente» que se haga llegar a la opinión pública la percepción de que distintos servicios y unidades de la Policía «no trabajan de forma profesional e independiente»


Lea mas

 

La sorprendente (y evasiva) versión de Manzano

 

23-01-07



Impresiones

La sorprendente (y evasiva) versión de Manzano

A la espera de conocer sus términos exactos, preferimos aplazar la opinión que nos merece una decisión tan trascendente para el juicio del 11-M como la que hoy anunciamos en nuestra primera página. Entretanto, no podemos pasar por alto la versión que ayer dio el comisario Sánchez Manzano de su propia declaración ante el juez Del Olmo, que EL MUNDO reveló en exclusiva el domingo después de que el magistrado la mantuviera escondida en una pieza separada del sumario. Colocado ante sus propias contradicciones, Sánchez Manzano trata de contraatacar con una retahíla de mentiras y medias verdades. En primer lugar, cita el caso de la bomba de la T-4 como ejemplo de que no siempre es posible conocer los componentes completos que explotan en un atentado. Sin embargo, es justo al contrario: en Barajas sí se ha determinado la naturaleza del explosivo -una mezcla de amonal o amosal y hexógeno- y, lo que es más importante, los análisis los ha realizado la Policía Científica y no el rudimentario laboratorio de los Tedax, como sorprendentemente ocurrió en el 11-M. Manzano sigue sin aclarar el punto clave: si como admitió ante el juez su análisis no era «científico», ¿por qué no lo remitió, como es habitual, a quien tenía medios para llevarlo a cabo? Por último, suena a broma macabra que el comisario justifique la tardanza de 15 días en elaborar el informe diciendo que lo hizo «cuando lo permitieron otras incidencias urgentes». ¿Acaso había algo más «urgente» para el jefe de los Tedax que averiguar qué explosivo había matado a casi 200 personas?


Lea mas

 

LOS MIEMBROS DEL TRIBUNAL

 

23-01-07



LOS MIEMBROS DEL TRIBUNAL


JAVIER GOMEZ BERMUDEZ.



El presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional será también el encargado de presidir el juicio por el 11-M. Además, ejercerá de magistrado ponente, es decir, que deberá redactar la sentencia. Pese a no pertenecer a la Sección Segunda de lo Penal -la responsable de celebrar el juicio-, Gómez Bermúdez adoptó las primeras decisiones como miembro del tribunal del 11-M el pasado verano, cuando el magistrado Ignacio Bigeriego se ausentó por vacaciones. Posteriormente, Bigeriego dejó su plaza en la Audiencia y Gómez Bermúdez ocupó definitivamente su puesto en la Sala. Gómez Bermúdez tiene experiencia tanto en macrojuicios como en investigaciones sobre islamismo, ya que presidió el juicio celebrado en la Casa de Campo contra la célula española de Al Qaeda dirigida por Imad Eddin Barakat Yarkas, Abu Dahdah.

FERNANDO GARCIA NICOLAS.

Es el presidente de la Sección Segunda de la Audiencia, por lo que hasta la llegada de Gómez Bermúdez le correspondía presidir el juicio por la masacre. García Nicolás ya ha celebrado anteriormente juicios relacionados con terrorismo islamista. En concreto, presidió el tribunal que condenó al empresario valenciano Enrique Cerdá a cinco años de prisión por colaborar con una organización terrorista. La Sala consideró que había financiado el atentado de Al Qaeda contra la sinagoga de Yerba (Túnez), que mató a 21 personas. García Nicolás también dirigió la Sala que el pasado mes de abril acabó condenando a 10 años de cárcel al argelino Ahmed Brahim como dirigente de Al Qaeda. Según el tribunal, hasta su detención en Barcelona preparaba una página web para difundir los discursos de los jeques islamistas que propugnaban la yihad.

FÉLIX ALFONSO GUEVARA.

Ha sido el último en incorporarse al tribunal del 11-M. Entró en la Sala después de que el magistrado Antonio Díaz Delgado -al que había correspondido ser ponente de la causa- abandonara la Audiencia Nacional. Guevara preside actualmente la Sección Tercera de la Audiencia, lo que supone que los tres magistrados que juzgarán el 11-M componen un macrotribunal: todos son, a su vez, presidentes de una de las cuatro Secciones de lo Penal. La entrada de Guevara en la Sala supone aplazar el otro gran sumario de terrorismo islamista, el construido tras la operación Nova. Guevara es el magistrado ponente, por lo que la vista oral no podrá celebrarse hasta que concluya el juicio por la masacre de Madrid. Guevara también fue el ponente de la sentencia en la que se condenó a seis años de prisión al talibán español, luego absuelto por el Supremo.


Lea mas

 

El juicio comenzará el 15 de febrero en la Casa de Campo

 

23-01-07



El juicio comenzará el 15 de febrero en la Casa de Campo

M. M.

MADRID.- El juicio por la masacre del 11 de Marzo comenzará el próximo 15 de febrero, a tan sólo un mes del tercer aniversario de la masacre. El tribunal -compuesto por Javier Gómez Bermúdez, Fernando García Nicolás y Alfonso Guevara- calcula que serán necesarias algo más de un centenar de sesiones para poder llegar al «visto para sentencia».


Según fuentes de la Audiencia Nacional, el juicio se celebrará tres días a la semana -lunes, martes y miércoles- en sesiones de mañana y tarde, con el objetivo de concluir la vista en junio o julio y poder dictar la sentencia en el mes de septiembre.

(.../...)

De esta manera, el Tribunal Supremo dispondría aún de un plazo de medio año para resolver los previsibles recursos de casación antes de tener que ordenar la puesta en libertad de algunos condenados por haber cumplido la mitad de la condena sin que la sentencia sea aún firme. Varios condenados por islamismo en el juicio contra la célula española de Al Qaeda quedaron en libertad por este motivo, aunque reingresaron en prisión después de que el Tribunal Supremo ratificara las penas.

Por la sede especial que la Audiencia Nacional tiene en la Casa de Campo pasarán en torno a 600 testigos y un centenar de peritos propuestos por las partes. Todos ellos deberán responder a las preguntas de la Fiscalía -representada por Olga Sánchez y Carlos Bautista-, las defensas de los 29 procesados y la veintena de acusaciones personadas. El tribunal también ha habilitado un espacio para atender a las víctimas que se desplacen hasta la Casa de Campo.



Lea mas

21.1.07

 

CARTA DEL DIRECTOR La lección de Sarkozy PEDRO J. RAMIREZ

 

21-01-07



CARTA DEL DIRECTOR

La lección de Sarkozy


PEDRO J. RAMIREZ

Si ha habido un momento en mis ya casi 27 años como director de periódico en el que parecía imposible que nada relacionado con la actualidad rompiera la magia de un breve paréntesis de intimidad, vedado a la tensión informativa, fue durante el atardecer del 26 de diciembre de 2003, cuando desde la terraza de la suite Agatha Christie del Hotel Old Cataract de Asuán me disponía a asistir al fastuoso espectáculo del encierro del carro de Ra -así le llamaban los faraones del Viejo Reino a la puesta de sol- en su cochera de detrás de la Isla Elefantina, dentro de la más seductora ensenada del Alto Nilo.

Sin embargo, mientras el disco de fuego declinaba contra las dunas en un festín de tonalidades rojas, extendiendo una cortina de polvo irisado sobre el mausoleo del tercer Aga Khan y la mítica Begum Salima, justo cuando el baile de ruidos y sombras de una civilización milenaria emergía entre las moles de granito negro, cuyas formas de proboscídeos dan nombre al islote ocupado por ruinas de viejos templos, unos pasos nerviosos primero, una conversación inquisitiva después, unas referencias muy concretas a los recientes «événements de Madrid», no pudieron por menos que captar mi atención.
(.../...)

No tuve que esforzarme ni en aguzar demasiado el oído ni en ajustar en exceso la vista, escudriñando a través de una rendija, para darme cuenta de que al otro lado de la mampara de la terraza, desde una suite gemela de la nuestra, bautizada como Winston Churchill en memoria del otro gran personaje británico que pasó en su día por el hotel, el ya notorio e inconfundible ministro del Interior de Francia, Nicolas Sarkozy, estaba recabando información telefónica de algún miembro de su gabinete sobre la detención de los etarras que habían colocado las bombas destinadas a estallar en la estación de Chamartín.

Ni siquiera todo el magnetismo de aquella fantasmagórica puesta de sol sobre el más grandioso de los ríos pudo sustraerme a la atracción de ese inesperado foco informativo, y cuando al poco rato bajé con mi familia al restaurante de techos altos y columnas de madera verde en el que la reina de la novela de misterio situó algunas de las escenas clave de Muerte en el Nilo, ya lo hice con la intención deliberada de buscar el encuentro con aquella estrella emergente de la política europea.

Pronto conseguí mi propósito. «He estado permanentemente informado y lo de Madrid en Nochebuena pudo haber sido muy grave», me dijo aquel hombre compacto de rostro rectangular, grandes orejas, pelo ensortijado y una especial determinación en los gestos. «Seguiré ayudando a España todo lo que pueda», añadió mientras en un ademán de complicidad me presentaba a Cécilia, la atractiva nieta de Isaac Albéniz con la que lleva diez años casado. La inquietante combinación entre una sonrisa dulce y una mirada de hielo, enmarcada por su media melena y una nariz larga y perfecta, se quedó grabada en mi retina.

El pasado domingo volví a ver a Sarkozy en el Parque de Exposiciones de la Puerta de Versalles de París durante el mitin en que fue entronizado como candidato del centro-derecha a la Presidencia de la República francesa. Gracias al brazalete rojo de invitado que me permitió brujulear entre las filas delanteras de un recinto que acogía a casi 80.000 personas pude darme cuenta de que, a medida que el orador atacaba los primeros compases de su discurso de aceptación, el centro de todas las miradas no era ni Alain Juppé, ni Jean Pierre Raffarin, ni Michèlle Alliot-Marie, ni Édouard Balladur -grandes figuras de las galaxias gaullista y liberal, fusionadas en la UMP, a las que Sarkozy acababa de hacer referencia- ni la viuda del legendario Chaban Delmas, ni siquiera el primer ministro Villepin, semiescondido tras su patente falta de entusiasmo. No, el centro de todas las miradas era una vez más Cécilia.

Y no ya porque, entre Asuán y la Puerta de Versalles, sus idas y venidas con un conocido ejecutivo publicitario pusieran en crisis su matrimonio y dejaran en una situación incómoda -que a veces bordeó el ridículo- a su atribulado marido, sino porque, por inaudito que pareciera, en esta Francia falsamente pudibunda en la que las biografías son públicas pero las vidas reales, privadas hasta el hermetismo, Sarkozy casi comenzó su intervención aludiendo con muy pocos ambages a lo ocurrido. Todos dimos un respingo cuando, tras una declaración ya de por sí impactante y rotunda -«Yo he cambiado»-, el pequeño gran hombre añadió: «Yo he cambiado porque las pruebas de la vida me han cambiado. Quiero decirlo con pudor, pero quiero decirlo porque es la verdad y porque no se puede comprender el dolor del otro cuando no lo ha experimentado uno mismo...».

Todos nos dimos cuenta en ese momento de que aquel no iba a ser un discurso al uso. Las gargantas que segundos antes gritaban «¡Sarko! ¡Sarko!» enmudecieron y hasta las adolescentes embutidas en las camisetas que fundían la S de Supermán con el nombre de su líder adquirieron la súbita madurez de quien se da cuenta de que le ha tocado tener que escuchar algo especial. En medio de ese imponente silencio de 80.000 almas en vilo el candidato vocalizó despacio cada palabra: «No se puede compartir el sufrimiento del que vive un fracaso o un desgarramiento personal si no lo ha sufrido uno mismo. Yo he conocido el fracaso y he debido sobreponerme a él como millones de franceses... Hasta ahora yo había escondido esta dimensión humana porque pensaba que para ser fuerte era preciso no mostrar las debilidades. Hoy he comprendido que son las debilidades, las penas, los fracasos los que te vuelven más fuerte. Que son los compañeros del que quiere llegar lejos».

Con una audiencia hipnotizada por este lenguaje insólito en un mitin político, Sarkozy repitió hasta siete veces más el estribillo «yo he cambiado» para tirar por elevación y referirse al impacto que le han ido produciendo sus experiencias como ministro, desde el contacto con los descendientes de las víctimas del Holocausto hasta la comprobación de «la angustia del obrero que teme que cierre su fábrica».

Nunca había visto a alguien reinventarse a sí mismo de forma tan eficaz en menos tiempo. Al día siguiente lo reconocerían diarios tan poco adictos a su causa como Le Monde y Libération. Quien había entrado al recinto era un tipo duro y autoritario, irritantemente inteligente y dispuesto a pasar por encima de cualquiera para satisfacer su ambición. Quien había concluido el acto, cantando La Marsellesa en medio de un coro escolar, era un hombre abierto a los demás, curtido por la vida y dispuesto a actuar a la vez con sentido común y sentido del Estado al servicio de un proyecto ilusionante. Sólo el camaleónico dios Proteo fue capaz de tal metamorfosis.

Sarkozy se había apropiado entre tanto de todos los perfiles atractivos, de todos los momentos de gloria y coraje de la Historia de Francia, materializándola en figuras de muy diversa significación ideológica, pero hablando de la Nación como de una única persona que va cambiando de edad: «Ella tiene 14 años y su padre acaba de ser asesinado (la hija del ministro Georges Mandel, contrario al armisticio con los alemanes)... Ella tiene 19 años y el rostro luminoso de una hija de Lorena (Juana de Arco)... Ella tiene 44 años y la cara ensangrentada cuando muere bajo la tortura (Jean Moulin)... Ella tiene 50 años y la voz del general De Gaulle el 18 de junio de 1940... Ella tiene 58 años y el rostro de Zola cuando firma Yo acuso... Ella tiene 60 años y el rostro de un proscrito que se llama Victor Hugo... Ella tiene 77 años y la fuerza del Tigre (Clemenceau)...».

Y por esos variopintos caminos había llegado a un atractivo recinto en el que caben todos los ciudadanos: «Mi Francia es el país que ha hecho la síntesis entre el Antiguo Régimen y la Revolución, que ha inventado el laicismo para que vivan juntos quienes creen en el Cielo y quienes no creen... Es la de las catedrales y la de la Enciclopedia... Es la de los derechos del hombre y la de la libertad de conciencia... Mi Francia es la de los franceses que votan por los extremos no porque crean en sus ideas, sino porque han perdido la esperanza de hacerse escuchar. Yo quiero tenderles la mano. Mi Francia es la de los trabajadores que han creído en la izquierda de Jaurès y de Blum y que no se reconocen en la izquierda inmóvil que ha dejado de respetar el valor del trabajo. Yo quiero tenderles la mano».

No es de extrañar que en cuestión de horas este discurso lograra sembrar la confusión en el campo de Ségolène Royal. Los clichés se derrumbaron como cuando el mejor Aznar reivindicaba la figura de Azaña o recitaba de carrerilla las primeras canciones de Serrat en catalán. «¿Puede un hombre que cita a Jaurès, Hugo, Mandel y Zola ser absolutamente malvado?», se preguntaba en voz alta el nuevo director de Libé, Laurent Joffrin.

El problema para la izquierda es que este vampirismo de las referencias históricas abría paso además a un planteamiento ecléctico, destinado a reivindicar y ocupar el decisivo espacio de centro. «Yo no soy un conservador», advirtió Sarkozy replicando fielmente los argumentos liberales de mi capítulo favorito en el más famoso libro de Hayek: «Yo quiero la innovación, la creación, la lucha contra las injusticias». Pero, precisamente por eso, proclamó que los ejes de su programa serían la revalorización del trabajo, la protección de la propiedad con un «escudo fiscal» que impida que nadie pague impuestos que supongan más del 50% de sus ingresos y el principio -largamente aplaudido- de que «nadie reciba un salario mínimo social sin que preste la contrapartida de una actividad de interés general».

En política internacional, la misma reinvención no exenta de autocrítica. En su único elogio al padre-padrastro al que lleva camino de retirar forzosamente, el más pronorteamericano de los políticos franceses afirmó: «Quiero rendir un homenaje a Jacques Chirac, que defendió el honor de Francia al oponerse al error de la Guerra de Irak». Y a continuación desgranó los compromisos de defender a las enfermeras búlgaras condenadas a muerte en Libia, a las mujeres que corren el riesgo de ser lapidadas por adúlteras en Nigeria o a las obligadas a llevar el burka. Pero también repudió la opresión rusa sobre Chechenia o la pasividad ante lo que ocurre en Darfur: «Yo no creo en la realpolitik... Yo no quiero ser cómplice de ninguna dictadura en ningún lugar del mundo».

Al cabo de casi hora y media durante la que mantuvo a su multitudinaria audiencia en una especie de ininterrumpido éxtasis, Sarkozy concluyó con dos estocadas magistrales. La primera le sirvió para enlazar con las alusiones personales del comienzo, dando la sensación de que implicaba a todos los franceses en su propia intimidad: «Le pido a mi familia -es decir a Cécilia- que me ayude. Yo sé lo que ella ha tenido que sufrir. Yo quiero que ella comprenda que ahora no se trata de mí, sino que se trata de Francia».

Y cuando ya les tenía a todos con un nudo en la garganta fue cuando lanzó un órdago a los fundamentalistas de su propio partido que algunos deberían escuchar todas las mañanas en España: «Les pido a mis amigos que me han acompañado hasta aquí que me dejen libre, libre para ir hacia los otros, hacia quien no ha sido nunca mi amigo, hacia quien no ha pertenecido jamás a nuestro bando, ni a nuestra familia política, incluso hacia quien nos ha combatido. Porque cuando se trata de Francia ya no existe ningún bando».

En un jardín retórico tan fértil como el de este gran discurso que sin duda quedará para las antologías de la oratoria política -sobre todo si Sarkozy llega en mayo al Elíseo- cada asistente pudo elegir sus flores favoritas. Nuestro corresponsal Rubén Amón escogió con buen criterio para abrir su crónica la referencia a lo que debe ser la escuela francesa, dentro de una serie de antinomias entre lo que el candidato llamaba «República virtual» y la anhelada «República real». Todos los franceses -y españoles- pueden entender perfectamente cuanto hay detrás de estas dos estampas: «La República virtual es aquella que hace del alumno un igual del profesor. La República real en la que yo creo es aquella que quiere que haya una escuela con autoridad y respeto en la que el alumno se ponga de pie cuando el profesor entre en la clase».

A juzgar por el inmovilismo conceptual del uno -incapaz de rectificar su política antiterrorista ni siquiera tras el atentado de Barajas- y por la aspereza formal del otro -empeñado en asfixiar sus certeros argumentos bajo un alud de frases estrepitosas-, es obvio que ni Zapatero ni Rajoy recibieron el pasado lunes un buen informe de urgencia sobre lo que había ocurrido la víspera en la Puerta de Versalles. Aún están a tiempo de pedir a la embajada de España el uno y a su representante en el acto, Jorge Moragas, el otro, el dossier completo sobre la ocasión y su significado. Tendrán, eso sí, la obligación de leerlo de pie pues cuando se le puede hablar a una Nación, que también tiene sus vascos, sus corsos y sus bretones, en los términos en los que lo hizo Sarkozy, a este lado de los Pirineos no nos queda sino tratar de aprender la lección y preguntarnos ipso facto cómo, a base de transferir poder y más poder a las minorías nacionalistas que no tienen otro empeño sino la destrucción del proyecto constitucional común, hemos podido llegar a convertirnos en la democracia más estúpida de Europa.

pedroj.ramirez@el-mundo.es

Etiquetas:



Lea mas

 

Manzano admite que no se hizo ningún análisis 'científico' del explosivo del 11-M

 

21-01-07



11-M LA INVESTIGACION / La declaración del ex jefe de los Tedax, que aportó las pruebas clave para sostener la versión oficial de los hechos, no se había hecho pública y no está incorporada al sumario del 11-M

Manzano admite que no se hizo ningún análisis 'científico' del explosivo del 11-M


CASIMIRO GARCIA-ABADILLO / MANUEL MARRACO

MADRID.- Los análisis que hizo la Unidad de Desactivación de Explosivos el día 11 de marzo sobre las sustancias halladas en los focos de las explosiones de los trenes tenían «un carácter investigativo, no científico». Esa es una de las sorprendentes afirmaciones que realizó el ex comisario jefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano, en su declaración ante el juez Del Olmo el 17 de julio de 2006.


El titular del Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional llamó a declarar a Sánchez Manzano tras desvelar EL MUNDO la contradicción existente entre sus manifestaciones ante la Comisión de Investigación del 11-M, en las que afirmó que en los análisis se había detectado nitroglicerina, y el hecho de que dicha sustancia no sea uno de los componentes de la Goma 2 ECO, que, según el informe de los Tedax, fue el explosivo que usaron los terroristas en el atentado que costó la vida a 191 personas.

(.../...)

Hasta ahora, dicha declaración no había trascendido, ya que el juez Del Olmo ha puesto todas las trabas posibles para que no viera la luz. Las manifestaciones de Sánchez Manzano no han sido incorporadas al sumario del 11-M, sino que forman parte de las diligencias previas 147/2006 que se incluyen en una pieza separada sobre el explosivo utilizado el 11-M, abierta tras cerrarse el sumario.

Editorial en

A pesar de la insistencia de las partes personadas en el caso e, incluso, de la fiscal Olga Sánchez, Del Olmo se ha opuesto a incorporar dichas actuaciones al sumario del 11-M.

El que fuera comisario jefe de los Tedax fue destituido de su cargo a mediados del pasado mes de diciembre, aunque su posición era insostenible desde que EL MUNDO publicó las contradicciones en las que había incurrido.

Todos los sindicatos policiales pidieron su dimisión ya en el verano de 2006. Sin embargo, el Ministerio del Interior esperó infructuosamente hasta el mes de diciembre con el fin de encontrar un sustituto para un puesto clave en la Policía. El desgaste era tal, que el comisario general de Información, Miguel Valverde, forzó su destitución aún sin tener listo su relevo.

El testimonio de Sánchez Manzano ante Del Olmo pone de relieve, cuando menos, una injustificable falta de diligencia a la hora de gestionar la investigación de una de las pruebas más determinantes para determinar la autoría final del atentado.

Tras su sorprendente declaración sobre el «carácter investigativo» (se supone que los informes periciales que se remiten al juez deben tener un carácter científico), Sánchez Manzano confesó ante el juez que su Unidad «no puede dar la composición del explosivo, ni cuantitativamente, ni cualitativamente». Y añadió otro valioso dato sobre el laboratorio con el que cuentan los Tedax para hacer sus análisis sobre explosivos: «Realmente, no se trata de un laboratorio, sino de un grupo de investigación dentro de una unidad central con los medios elementales para conocer el tipo de explosivo, que es su única finalidad».

Es decir, que Sánchez Manzano reconoció explícitamente ante Del Olmo que el laboratorio de los Tedax no tiene capacidad técnica suficiente como para hacer los análisis que requerían las sustancias halladas en los focos de los trenes.

Para resumir, Sánchez Manzano afirma que lo único que se podía decir, con dichos medios, es que «el explosivo era dinamita, pero no discernir el tipo de dinamita». Lo cual es fundamental, porque tan dinamita es la Goma 2 Eco como el Titadyn.

El ex responsable de los Tedax también declaró que el día 11 de marzo en su Unidad no se llegó a elaborar ningún informe por escrito, y ello a pesar de que en su comparecencia ante la Comisión de Investigación parlamentaria, a preguntas del diputado del Partido Popular, Jaime Ignacio Del Burgo, admitió que «sí» había emitido un informe, aunque «luego se van haciendo los informes periciales».

Pero aún hizo ante el magistrado instructor una afirmación más inverosímil: «Fue sobre el día 26 de marzo que se elaboró mecanográficamente por escrito el resultado de los análisis realizados en los focos de las explosiones del 11 de marzo de 2004».

Hay que recordar que dicho informe no fue remitido a la Audiencia Nacional, hasta que el día 26 de abril el juez Del Olmo los requirió por escrito a la Unidad Central de Desactivación de Explosivos.

Recapitulando. El día 11 de marzo de 2004 Sánchez Manzano ordenó a la inspectora con carnet profesional 17.632 que realizara unos análisis sobre las sustancias halladas en los focos. Dicha funcionaria realizó algunas pruebas de laboratorio con los escasos medios a los que se refirió Sánchez Manzano.

Pero, incomprensiblemente, no se hizo ningún informe por escrito ¡hasta quince días después del atentado! A pesar de que los Tedax enviaron todas las demás muestras sobre sustancias explosivas a la Policía Científica, las de los focos, las más complicadas de analizar y las más relevantes desde el punto de vista penal, no se remitieron a dicha Unidad. A pesar de todo, no se remitió el informe por escrito hasta que el juez los requirió de forma explícita y apremiante.

Y, por si todo esto fuera poco, dicho informe sólo lleva la firma de la funcionaria que realizó las pruebas y la del propio Sánchez Manzano, con lo que se inclumplía la ley que exige que los informes periciales lleven al menos la firma de dos peritos.

A pesar de que, en su comparecencia ante la Comisión de Investigación del 11-M Sánchez Manzano se presentó como un experto, ante el juez Del Olmo fue mucho más modesto: reconoció que no era diplomado Tedax y que tampoco era licenciado en Químicas.

Es más, cuando el juez le preguntó por la composición de la Goma 2 ECO, Sánchez Manzano afirmó: «No recuerdo su composición exacta». Otro tanto dijo cuando Del Olmo le preguntó sobre la composición de Titadyn.

Entonces, ¿por qué dijo en varias ocasiones durante su comparecencia ante la Comisión Parlamentaria del 11-M que lo «único que se pudo encontrar fue nitroglicerina» al analizar los focos de las explosiones en los trenes?

A esa misma pregunta por parte del juez, Sánchez Manzano respondió que su manifestación en el Congreso de los Diputados fue «errónea» y lo justificó diciendo que él «no es un experto en explosivos». Sin embargo, los diputados le interrogaron como si, de hecho, lo fuera, y él asumió ese papel a plena satisfacción.

Lo verdaderamente increíble de la declaración de Sánchez Manzano que, como puede verse, está plagada de reveladoras afirmaciones, es que el juez Del Olmo en ningún momento le preguntara por qué no remitió las sustancias a la Policía Científica. O por qué esperó quince días para realizar el informe por escrito, cuando la Policía Científica entregó los suyos prácticamente en el mismo día en el que se le remitieron las sustancias.

¿Cómo es posible que el comisario jefe de los Tedax cometiera tamaño «error» en el Congreso de los Diputados y no lo rectificara posteriormente?

Sin duda, la clarificación sobre el tipo de explosivo que hizo volar por los aires los cuatro trenes de cercanías el 11-M será uno de los asuntos a dilucidar en el juicio oral que, con toda probabilidad, comenzará el próximo 19 de febrero.



Lea mas

 

EL SECRETO INCONFESABLE DE MANZANO QUE OCULTABA DEL OLMO

 

21-01-07



Editorial

EL SECRETO INCONFESABLE DE MANZANO QUE OCULTABA DEL OLMO


Resulta totalmente inaudito que, a punto de cumplirse el tercer aniversario de la masacre del 11-M, nos enteremos hoy de que no existe -porque no se hizo- ningún análisis con valor «científico» de los restos de los explosivos que estallaron en los trenes. Según revela EL MUNDO, así lo declaró ante el juez el comisario Jesús Sánchez Manzano, que reconoció que los análisis entregados al juzgado tenían «un carácter investigativo, no científico» porque habían sido realizados en el laboratorio de los Tedax, dotado de muy escasos medios.

Ello constituye, sin duda, un gran escándalo pero hay otro escándalo dentro del escándalo: que sea una vez más este periódico quien haya tenido que descubrir este secreto inconfesable, tan extraordinariamente relevante para la investigación judicial.

(.../...)

Según la narración efectuada por Sánchez Manzano ante el juez Del Olmo en julio pasado, el único examen de los focos de los explosivos lo realizó en la mañana del 11-M una funcionaria que no pudo determinar su composición «ni cuantitativa ni cualitativa» porque carecía de medios. A pesar de la importancia del asunto, no se hizo ningún informe por escrito hasta el 26 de marzo. Y el informe no se remitió al juez hasta que éste lo solicitó un mes después. Iba firmado por la funcionaria y por Sánchez Manzano, que no es técnico, incumpliendo los requisitos que fija la ley de Enjuiciamiento -que exige la firma de dos expertos- para que un informe pericial sea válido.

La principal prueba incriminatoria contra el comando de Leganés en el 11-M reside en que las Fuerzas de Seguridad hallaron en el piso restos de Goma 2 Eco, el explosivo que, según consta en el sumario, se utilizó para volar los trenes. Pero ahora resulta que no hay análisis científico ni documento alguno que pruebe que el explosivo de los trenes era Goma 2 Eco.

En el informe remitido al juez se dice que se hallaron «componentes genéricos de la dinamita» en los focos de los trenes, pero no se determinan qué componentes y en qué proporción. Y ahora Sánchez Manzano, tras sus contradicciones en el Congreso, reconoce que el análisis no fue «científico».

Ningún tribunal serio puede aceptar en estas condiciones como probable la hipótesis policial sobre la Goma 2 Eco. Y ello nos conduce a la pregunta esencial, que Del Olmo no planteó a Sánchez Manzano y que formularía cualquier persona con sentido común: ¿por qué no se enviaron las muestras obtenidas el 11-M por los Tedax al laboratorio de la Policía Científica, que posee todos los medios para efectuar esos análisis?

No hay respuesta, como tampoco la hay al hecho de que el juez Del Olmo aceptara como válido un informe policial tan endeble como el del 26 de marzo y haya mantenido en secreto la declaración de Sánchez Manzano en una pieza separada que se ha negado a incorporar al sumario.

No hay la menor duda de que la actuación profesional de Sánchez Manzano, destituido de su cargo en diciembre, oscila entre la incompetencia extrema y la conspiración para obstruir la acción de la Justicia. Merecería una investigación interna y una dura sanción por su como minimo flagrante incapacidad.

Queda además patente la grave negligencia en la investigación del juez Del Olmo, que ha ocultado las declaraciones de Sánchez Manzano en un intento de autoprotegerse y tapar su propia ineptitud. Su actuación no sólo merecería una seria investigación disciplinaria o penal, sino que además pone en evidencia la desastrosa instrucción del mayor atentado de la Historia de España. ¿Seguirá diciendo ahora la prensa gubernamental que todo está muy claro y que EL MUNDO siembra dudas sin fundamento?


Lea mas

 

El caso del atentado de la T-4

 

21-01-07



El caso del atentado de la T-4


El día 30 de diciembre, ETA hizo saltar por los aires el aparcamiento de la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas, provocando dos muertos.

La investigación sobre el tipo de explosivo utilizado por la banda terrorista fue muy complicada. De hecho, las cuatro plantas del aparcamiento se vinieron abajo y resultó muy difícil aproximarse al foco de la explosión, absolutamente enterrado por toneladas de escombros.

Tras la actuación de los bomberos, que apagaron el fuego provocado por la deflagración y de los equipos sanitarios que atendieron a los heridos, los primeros en intervenir fueron los Tedax. El protocolo de actuación policial es muy claro al respecto. Los expertos en desactivación de explosivos rastrean la zona, ayudados por perros, y tratan de detectar la presencia de un nuevo explosivo.

Una vez descartada la posibilidad de una nueva explosión, los Tedax recogen muestras de los restos de posibles sustancias integrantes del explosivo. Es un trabajo muy delicado que requiere experiencia, paciencia y nervios de acero. ¿Qué hicieron los Tedax con las muestras encontradas en el aparcamiento de la T-4? Las enviaron inmediatamente a la Unidad de Policía Científica, cuyo laboratorio cuenta con los medios más avanzados para realizar ese tipo de análisis.

Tras catorce días de trabajo, el pasado 13 de enero, la Policía Científica hizo público su informe sobre el explosivo utilizado por ETA en la T-4: se trataba de amonal reforzado con un explosivo plástico conocido como hexógeno.

Esa es la forma habitual de actuar por parte de la Policía. Justo todo lo contrario de lo que se hizo tras el atentado del 11 de marzo de 2004.


Lea mas

This page is powered by Blogger. Isn't yours?