Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




6.11.04

 

Me alegro por Aznar

 

La globoprogresía apostaba por la derrota de Bush, querían que cayera un personaje más de la foto de las Azores como forma de reivindicar su visión del mundo; la de un antiamericanismo ramplón contra el que todo vale, incluido el respaldo implícito a los enemigos de civilización occidental.

De los 4 naipes de la foto de las Azores uno ha salido directo a la Presidencia de la Comisión Europea, Durao; otro se recupera lentamente pero sin pausa para la renovación de su mandato; de los otros dos, un naipe caí­do por la confabulación que se expresó con un monstruoso atentado y su manipulación para hacerles creer a los ciudadanos que era la respuesta a la apuesta más seria por preservar nuestra civilización y de la que había que desistir.

Aznar hizo esa apuesta sin pensar en las elecciones, sin pensar en el utilitarismo inmediato, lo hizo por que vió los peligros y los intento atajar por responsabilidad. Esta visión la compartía con su "amigo" Bush, la victoria de este último naipe es la reafirmación de sus ideas. Estará crecido y veremos quien se atreve a toserle en su comparecencia del díaa 22 de Noviembre en la comisión del 11-M.

La globoprogresíaa ha perdido, Aznar de alguna forma ha ganado y yo me alegro por él por que se lo merece.



Lea mas

 

Pruebas gráficas de la relación ETA-Islamistas

 

El Mundo nos da pruebas gráficas de la relación ETA-islamistas, esa misma
relación que el gobierno no quiere ver:



El problema es que tenemos a mudito por Ministro del Interior,
con la eficaz colaboración de el grupo PRISA se dedica a
contraprogramar todas estas informaciones para que en la mente
de estos:



Todo siga igual.


Lea mas

 

Inaguro este blog

 

Después de intervenir activamente en varios foros, en especial en http://www.elzapatazo.com empiezo a simultanearlos con estos incipientes
pasos en la blogscopia.


Lea mas

5.11.04

 

Interrogan a 17 funcionarios de Villabona sobre la filtración de datos

 

04-11-04



Interrogan a 17 funcionarios de Villabona sobre la filtración de datos


MADRID.- Diecisiete funcionarios de la cárcel asturiana de Villabona fueron interrogados ayer por inspectores de Instituciones Penitenciarias que viajaron desde Madrid. Según fuentes sindicales, fueron preguntados por un parte penitenciario que ha publicado EL MUNDO y por una conversación grabada a unos presos de ETA que hablaban del atentado del 11-M y que difundió la cadena Ser.
(.../...)

Los funcionarios interrogados ayer se encontraban de servicio el pasado 25 de octubre, día en que estaba prevista la visita de la directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, para inaugurar unas jornadas sobre los «módulos terapéuticos» que existen en esa prisión, según explicó a Efe José Ramón García, dirigente del sindicato CSI-CSIF.

La directora no acudió a la inauguración debido a un cambio en su agenda de trabajo para ese día, pero sí llegaron los periodistas que habían sido convocados para el acto.

Fuentes sindicales indicaron que los interrogatorios están relacionados con el parte penitenciario que publicó este periódico y con la difusión de la conversación entre unos etarras.

Datos sobre un argelino

Otras fuentes dijeron que esta investigación está relacionada con la filtración a los medios de comunicación de unos datos referidos al interno de esa cárcel Abdelkrim Bensmail, condenado por pertenecer al argelino GIA (Grupo Islámico Armado) y que fue detenido el pasado 19 de octubre por su presunta vinculación con la célula islamista que pretendía atentar contra la Audiencia Nacional.

El 25 de octubre, la cadena Ser informó de unas conversaciones de presos etarras y de Jarrai en las que desvinculaban a ETA de la trama relacionada con la venta de explosivos para cometer los atentados del 11-M.

El día 2 de noviembre, EL MUNDO publicó que, según un informe de esa prisión del año 2001, el argelino Bensmail tenía «una clara complicidad» con el etarra Igarataundi Peñagaritano. El ministro del Interior ordenó investigar quién ha filtrado esas noticias.

Instituciones Penitenciarias ha enviado una circular a todas las cárceles en la que pide que los funcionarios «extremen el celo» en la custodia de los documentos oficiales.


Lea mas

 

Un colaborador de Lamari celebró el 11-M con el carcelero de Ortega Lara

 

05-11-04


LA AMENAZA TERRORISTA / Amine Akli festejó la masacre con una comida a la que acudieron al menos cinco etarras, incluidos Bolinaga y Rekarte / El preso del GIA ha sido arrestado por Garzón por querer volar la Audiencia

Un colaborador de Lamari celebró el 11-M con el carcelero de Ortega Lara

Amine Akli festejó la matanza de Madrid con los etarras Bolinaga y Rekarte en una comida celebrada en el patio de la cárcel de El Puerto de Santa María - El islamista fue detenido en 1997 con el jefe del comando del 11-M y acaba de ser acusado por el juez Garzón de preparar la voladura de la Audiencia

CHEMA RODRIGUEZ

HUELVA.- Mohamed Amine Akli, detenido en 1997 junto a Allekema Lamari, el emir del 11-M, por su pertenencia al Grupo Islámico Armado (GIA), celebró los atentados del 11 de Marzo con varios presos de la banda terrorista ETA en el centro penitenciario Puerto I de Cádiz.

Las fotografías, a las que ha tenido acceso EL MUNDO, muestran a Amine Akli compartiendo mesa con históricos miembros de la organización terrorista como Jesús María Uribecheverría Bolinaga, secuestrador de Ortega Lara, o Iñaki Rekarte Ibarra, condenado a 203 años de cárcel por perpetrar un atentado con coche bomba en Santander. Amine Akli es uno de los 15 presos arrestados por el juez Garzón por su presunta vinculación con la célula integrista que quería volar la Audiencia Nacional.
(.../...)

La comida, que transcurrió en un ambiente festivo, se produjo algunas semanas después de la masacre terrorista de Atocha y, según los funcionarios de la prisión gaditana del Puerto de Santa María, con la explícita intención de festejar el éxito del plan islamista para sembrar el pánico en las estaciones de tren madrileñas.

Al ágape también acudieron, entre otros, los etarras Juan Carlos Arruti Azpitarte, condenado a 39 años de cárcel por el asesinato del general Luis de Azcárraga Pérez; Jesús María Ciganda Sarratea, sentenciado a 29 años de prisión por el atentado de un guardia civil en Guipúzcoa, y Arkaitz Sáez Arrieta, que cumple condena de 18 años por formar parte de un comando legal que se dedicaba a robar máquinas troqueladoras.

Como adelantó este diario, Amine Akli tenía un trato especial con Iñaki Rekarte Ibarra, pero también sostenía lazos cordiales con el resto de reclusos de la banda terrorista.

De su más que cercana relación da fe un vídeo, que obra en poder de EL MUNDO, en el que, además, queda constancia de su vinculación y amistad, según fuentes penitenciarias, con el histórico Uribecheverría Bolinaga, uno de los constructores del zulo donde la banda mantuvo secuestrado a José Antonio Ortega Lara y al industrial Julio Iglesias Zamora. Este miembro de ETA cumple una condena de más de 200 años de cárcel por estos secuestros y por el atentado contra una patrulla de la Guardia Civil en Oñate (Guipúzcoa), en el que murieron dos agentes.

En el vídeo se observa cómo Amine Akli pasea por el patio de la prisión gaditana donde cumplía una condena de 14 años desde 2001, junto a Rekarte Ibarra y Uribecheverría Bolinaga en una actitud amistosa y cómo éstos llegan, incluso, a reírse con las ocurrencias del recluso islamista.

Detalles de la operación

Estas últimas imágenes corresponden al mes de marzo de este año, apenas unos días antes de que explotaran las bombas en Madrid.Las fuentes penitenciarias consultadas indicaron que en esa conversación pudieron estar presentes algunos de los detalles de la operación en la que participó muy activamente Allekema Lamari, al que Amine conocía desde hacía años.

El interno argelino, que procedía de los campamentos de muyahidin en Bosnia, había trabajado con el emir del 11-M en el GIA facilitando pasaportes españoles falsos y documentos de identidad a otros miembros de la organización fundamentalista que llegaban a Europa desde Argelia.

Las relaciones «personales» a las que aludió el miércoles el ministro del Interior, José Antonio Alonso, parecen ir más allá, a tenor de los documentos gráficos y de la información obtenidos en Puerto I. Es la primera vez que hay pruebas gráficas indiscutibles de la vinculación entre los reclusos de ETA y los extremistas islámicos.

Unos tratos que, hasta hace sólo unos días, eran negados insistentemente por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y, en particular por los responsables de las prisiones, el ministro Alonso y la directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo.

Los contactos entre los internos fundamentalistas, en concreto Amine Akli, y los etarras se remontan a los inicios de la Guerra de Afganistán, en 2002, y, según los trabajadores de Puerto I, los dos grupos se prestan «ayuda y apoyo mutuos».

Todos ellos compartían, hasta hace muy poco, techo en el módulo 3, ya que la dirección del centro penitenciario no tomó medidas de incomunicación después del 11-M. Sólo lo hizo cumpliendo órdenes después de que el juez Garzón impulsase la operación Nova, en la que se desarticuló la célula integrista que quería volar la Audiencia Nacional.

Islamistas y etarras no fueron separados a pesar de que, según los funcionarios, los responsables de la penitenciaría Puerto I habían sido puestos al corriente sobre la «estrecha» relación entre ambos grupos terroristas, a través de informes internos que fueron sistemáticamente ignorados. Amine Akli, según las investigaciones dirigidas por el juez Garzón, se encargaba de captar nuevos miembros para la célula terrorista, al igual que Abdelkrim Benesmail y Bachir Belhakem, también detenidos en 1997 en la operación Appreciatte.

En esta actuación policial, fue desarticulada una red de apoyo logístico al GIA, asentada en España, motivo por el cual fueron arrestados 11 integristas argelinos, en Valencia y en Torrent.

Por decisión del juez, Amine Akli fue puesto en libertad y aprovechó para huir de España y establecerse en otros países europeos como Italia, Bosnia y Suiza, donde precisamente ha sido arrestado el líder de la célula, Mohamed Achraf.

El 23 de mayo de 2000, Amine Akli fue entregado a España por las autoridades suizas, a las que se había reclamado su extradición.

Junto con Amine otros cinco detenidos en la operación Nova han mantenido tratos con los reclusos de ETA. De todos ellos, ha destacado Benesmail, a quien se halló los nombres de Harriet Iragi y Henri Parot y que se relacionaba «casi en exclusividad con los internos de la banda terrorista ETA» en la prisión asturiana de Villabona, según los partes de los funcionarios.

Tras conocer la existencia del vídeo y las fotografías que prueban las relaciones entre etarras e islamistas, un portavoz del sindicato CSI-CSIF denunció que las cárceles españolas se han convertido en «germen de cultivo» de la delincuencia organizada, algo que hay que atribuir, en su opinión, a la masificación que soportan las prisiones y la falta de medios de los funcionarios. «Los contactos entre terroristas unidos a la ineficacia de Instituciones Penitenciarias dan estos resultados», subrayó el citado portavoz del sindicato.



Lea mas

4.11.04

 

Detenidos otros cuatro islamistas buscados en la 'operación Nova'

 

04-11-04



LA AMENAZA TERRORISTA / LA ACTUACION POLICIAL

Detenidos otros cuatro islamistas buscados en la 'operación Nova'


Uno de ellos es un hombre de confianza de Achraf y otro ya fue imputado por Del Olmo en el sumario por el 11-M y se encontraba en libertad provisional

FERNADO LAZARO / MANUEL MARRACO

MADRID.- La policía detuvo ayer por orden del juez Baltasar Garzón en Madrid y Gandía (Valencia) a otros cuatro islamistas pertenecientes a la célula que pretendía volar la Audiencia Nacional y varios edificios significativos de la capital de España. Uno de ellos es Faisal Allouch, imputado por el magistrado Juan del Olmo en el sumario del 11-M y que se encontraba en libertad provisional.
(.../...)

Allouch, arrestado en su domicilio de Villaverde (Madrid), fue detenido por primera vez el pasado 26 de marzo como presunto colaborador del 11-M y puesto en libertad el 5 de mayo, aunque con algunas medidas cautelares para impedir su huida. En su casa pudieron celebrarse reuniones de personas implicadas en los atentados de Madrid.

Por la noche, agentes de la Comisaría General de Información detuvieron a otros tres presuntos terroristas de origen argelino, uno de ellos considerado un hombre de confianza del presunto jefe del grupo, Mohamed Achraf, detenido actualmente en Suiza.Se trataría, según fuentes policiales, de Abdellah Hawari, aunque sus huellas, como las de sus otros dos compañeros, aún estaban siendo cotejadas anoche.

Los tres eran buscados desde que el pasado 18 de octubre se desarrolló la primera fase de la operación Nova, y no pudieron ser localizados por la policía.

Hasta ahora, en esta operación habían sido detenidas 31 personas, 18 en la primera fase y 13 en la segunda. A todas excepto a una el juez les imputa delitos de terrorismo. Según fuentes jurídicas, Allouch formaba parte de una célula terrorista creada en Madrid por Mustafá Maimouni, preso en Marruecos por los atentados de Casablanca. Fuentes de la investigación atribuyen a Allouch labores de financiación del grupo.

Según el auto del juez, Maimouni recibió la orden de crear dos grupos salafistas orientados a la yihad, uno en Marruecos y otro en España. Maimouni seguía instrucciones del «operativo de Al Qaeda» Abdelatif Mourakit, y había sido reclutado por otro destacado miembro de Al Qaeda, Amer El Azizi, con la colaboración del presunto líder de la red en España, Abu Dahdah.

Maimouni creó la célula entre finales de 2002 y febrero de 2003.Sus miembros, al menos una quincena, se reunían semanalmente y por espacio de entre seis y ocho horas para ver vídeos con sermones y escenas de la yihad. Maimouni actuaba como emir del grupo y controlaba el material de adoctrinamiento.

Entre los miembros de la célula de Madrid se encontraban algunos de los responsables del 11-M: El Tunecino (casado con una hermana de Maimouni), Jamal Zougam (que no asistía a las reuniones), Said Berraj y Mohamed Afalah, ambos en busca y captura por Del Olmo. El propio Maimouni alquiló por primera vez la casa de Morata donde se prepararon las bombas del 11-M.

Fuentes jurídicas señalaron que buena parte de la información que ha permitido desentrañar el grupo se obtuvo en la comisión rogatoria practicada por el juez Garzón el pasado mes de julio, en la que pudo interrogar al propio Maimouni en Marruecos. Antes de esa visita, el magistrado ya contaba con las revelaciones del confidente Cartagena.

En el segundo de los autos dictado de madrugada por Garzón explica que el líder del grupo Mártires por Marruecos, Mohamed Achraf, había estructurado en 2004 un grupo de salafistas en Levante, aprovechando las estructuras anteriores vinculadas con el GIA argelino y en especial con Allekema Lamari, considerado por el Ministerio del Interior como el emir del 11-M.


Lea mas

 

No conoce, pero tampoco descarta posibles vínculos con ETA

 

04-11-04



LA AMENAZA TERRORISTA

No conoce, pero tampoco descarta posibles vínculos con ETA


El máximo responsable de Europol no evitó ninguna pregunta. Así, sobre la posibilidad de que existan nexos de conexión entre el terrorismo islamista y ETA, Simancas aclaró: «No hemos encontrado ninguna vinculación, pero eso no quiere decir que no exista».
(.../...)

El máximo responsable de Europol explicó durante su comparecencia en el Congreso que una de las dificultades en la lucha contra el terrorismo islamista es que, a pesar de que Bin Laden ha «catalizado» a grupos que antes no tenían contacto entre sí, estas células mantienen la independencia al elegir sus objetivos y recurren a lo que denominó como «microfinanciación» mediante la delincuencia común.

«Esa falta de estructura orgánica les es muy rentable y les va a ser muy rentable en el futuro, porque cuando se neutralice a la cúpula de Al Qaeda, y eso es algo que sucederá antes o después, no dejarán de suceder atentados», concluyó el compareciente.

Simancas habló también del «caldo de cultivo» que para el terrorismo islamista constituyen las cárceles, pero también los barrios de las ciudades europeas en los que habitan los más de 15 millones de inmigrantes musulmanes que residen en Europa. Aclaró que el reclutamiento de estos terroristas se produce en cárceles y en mezquitas.

«La disminución del riesgo pasa por la disminución de la amenaza, y para ello hay que combatir los factores que la producen, como el extremismo religioso: si se recluta a alguien no es sólo porque sea un extremista, sino por sus condiciones de vida, porque tiene poco que perder. Habría que tratar de que hubiera una mayor integración de nuestros trabajadores de otros países», dijo.

Las recomendaciones pasan por «definir un modelo de seguridad europeo que no tenga sólo que ver con iniciativas puntuales y descoordinadas, sino con tener herramientas comunes de investigación y de información», según el director de Europol, que añadió: «No podemos tener una actividad criminal extendida a lo largo de la UE combatida por 25 modelos legales distintos».

«Seguramente, nunca acabaremos con el problema, pero vamos a tratar de atajarlo hasta un nivel aceptable», manifestó.



Lea mas

 

El PP reclama dimisiones por la 'filtración' de una charla de etarras

 

04-11-04


LA AMENAZA TERRORISTA

El PP reclama dimisiones por la 'filtración' de una charla de etarras


AGUSTIN YANEL

MADRID.- El diputado del PP Vicente Martínez-Pujalte pidió ayer en el Congreso la dimisión de la persona que resulte responsable de haber filtrado a la cadena Ser, la semana pasada, una conversación grabada a unos miembros de ETA que están internos en la cárcel asturiana de Villabona.

«Aquí tiene que haber dimisiones», dijo el diputado al ministro del Interior, José Antonio Alonso. «Si no, podremos sospechar que usted sabía algo y que lo que está hablando de mandar investigar es falso».

(.../...)

En esas conversaciones, dos etarras dicen que no tienen ninguna relación con la venta de los explosivos utilizados el 11-M y que EL MUNDO está «vendiendo por capítulos» que existe una supuesta conexión entre ETA y los islamistas que cometieron esos atentados.Es probable que supieran que les estaban grabando, porque todos los presos etarras tienen intervenidas sus comunicaciones.

Martínez-Pujalte afirmó, en el Pleno del Congreso, que con la difusión de estas grabaciones se ha querido «intentar demostrar que no había conexión entre presos de ETA y presos que eran terroristas islámicos».

Frente a ese intento, añadió, «en la cárcel de Villabona cada vez es más palpable que ha habido conexiones entre miembros de ETA y terroristas islámistas y, además, con delincuentes de la trama de Asturias».

Custodiar grabaciones

El ministro explicó al diputado del PP que este asunto de las filtraciones -«un viejo problema» de Instituciones Penitenciarias, según dijo- está siendo investigado. «Se investiga y luego se sacan conclusiones. Usted prefiere hacer juicio de intenciones, ése es su problema, en el que no voy a entrar», afirmó.

Martínez-Pujalte dijo que, entre los directores de cárceles que ha nombrado la directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, uno es el de la prisión de Villabona, que tenía «el deber de custodiar» esas grabaciones.

«El que tenía el deber de custodiar es el que filtra, y el que filtra depende directamente de usted», indicó el diputado.

Como respuesta, a esas afirmaciones, José Antonio Alonso manifestó que él y su Ministerio se dedican «a dirigir la política de seguridad del Estado con toda seriedad y con todo el rigor, y no a enredarse en cosas que no tienen que ver con esa dirección política de la seguridad».

Añadió que él informa «limpiamente», cuando debe hacerlo, al Congreso y a la opinión pública. Lo que hablaban los etarras no le preocupa: «Lo que digan los presos de ETA, como comprenderá, a estas alturas de la vida me da exactamente igual, no entro ni salgo en el tema».


Lea mas

 

El ministro suizo de Justicia conoció por la prensa el historial de Achraf

 

04-11-04



LA AMENAZA TERRORISTA

El ministro suizo de Justicia conoció por la prensa el historial de Achraf

BERNA.- El ministro helvético de Justicia, Christoph Blocher, lamentó ayer haber conocido en primer lugar por la prensa española las presuntas actividades terroristas de Mohamed Achraf, encarcelado en Suiza y considerado responsable de la desarticulada célula de islamistas que pretendía atentar en Madrid.

Señaló que «los indicios concretos de actividad terrorista» de Achraf los conoció por la prensa española y señaló que su homólogo español, Juan Fernando López Aguilar, le habló «por teléfono al respecto el 19 de octubre al mediodía. Es lamentable tener que enterarse por la prensa».
(.../...)

Blocher dijo ayer en rueda de prensa que aún hay aspectos por aclarar en este caso, que ha levantado la polémica en Suiza por las críticas a la falta de coordinación entre los diferentes servicios dependientes de Justicia.

La prensa helvética ha señalado que Achraf pudo haber hecho llamadas desde la prisión de Zurich con un teléfono móvil a sus cómplices en España, con los que planeaba atacar la Audiencia Nacional, Atocha y edificios emblemáticos de Madrid.

El fiscal general de la Confederación Helvética, Valentin Roschacher, se reunió ayer con el juez Baltasar Garzón para analizar su colaboración en el caso.


Lea mas

 

El Gobierno limita la conexión de etarras e islamistas a las «relaciones personales en las cárceles»

 

04-11-04



LA AMENAZA TERRORISTA / Alonso expone ante el Pacto Antiterrorista dos informes que descartan relaciones entre ETA y los autores del 11-M / Interior informa de 29 comunicaciones entre presos de ambas organizaciones terroristas

El Gobierno limita la conexión de etarras e islamistas a las «relaciones personales en las cárceles»

FERNANDO GAREA. FERNANDO LAZARO

MADRID.- «No se puede establecer una relación o vinculación entre ETA y organizaciones vinculadas al terrorismo islamista. Tan sólo habría relaciones personales entre internos que comparten un mismo espacio». Esta es la conclusión principal de los informes de la policía y del coordinador de Seguridad de Instituciones Penitenciarias que el Gobierno presentó ayer ante el Pacto Antiterrorista.

El ministro del Interior, José Antonio Alonso, y el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, comparecieron ante la Comisión de Seguimiento del Pacto, de la que forman parte PSOE y PP. Por los socialistas estuvieron José Blanco, Alfredo Pérez Rubalcaba, Joan Lerma, Alvaro Cuesta y Patxi López, y por los populares Mariano Rajoy, Angel Acebes, Eduardo Zaplana, Pío García Escudero y María San Gil.
(.../...)

El PP tenía especial interés en conocer los datos sobre vinculaciones entre ETA y los terroristas islamistas, tanto con los presuntos autores del 11-M como con los detenidos recientemente por orden del juez Baltasar Garzón.

El ministro Alonso respondió con la lectura de dos informes: uno de la policía y otro del coordinador de Seguridad de Prisiones.En estos informes se habla de más de 220.000 cartas interceptadas y más de 4.000 cintas grabadas a presos terroristas desde 1998.La mayoría de ellas han sido destruidas sin traducirse siquiera.

El informe se centra en el análisis de 29 comunicaciones entre internos de ETA o islamistas sobre relaciones entre ambos. Seis de ellas son previas a la masacre de marzo y el resto, posteriores.

También se habla de dos episodios concretos: la presencia de ejemplares del diario abertzale Gara en la celda de Abdelkrim Benesmail, uno de los últimos detenidos por orden de Garzón en el marco de la operación Nova, y el hallazgo en su poder del nombre de dos destacados etarras como Henri Parot y Harriet Iragi.

Según explicó el ministro, la investigación sobre estos indicios no ha conducido a demostrar vínculo alguno entre ETA y los islamistas, más allá de esas relaciones personales. Los representantes del PP respondieron exigiendo que continúe la investigación. Insistieron en que estas pesquisas son muy complicadas debido a las dificultades para averiguar los correos o cauces concretos de información entre los presos. Aclarar estos vínculos puede prolongarse durante meses.

El Gobierno se comprometió a seguir investigando. Los populares plantearon también indicios que apuntan a esa presunta relación, como la coincidencia el mismo día de febrero del traslado de explosivos utilizados en el 11-M desde Asturias y los interceptados a ETA hacia Madrid. O la coincidencia del robo en el callejón de Avilés de un coche utilizado por ETA en la misma zona donde un implicado en el 11-M, José Emilio Suárez Trashorras, tiene un garaje donde guardaba explosivos.

El Gobierno se remitió a las investigaciones policiales. Alonso explicó el plan de dispersión de presos islamistas que ha puesto en marcha, así como un catálogo de media docena de medidas de seguridad que se establecerá sobre estos internos. Varias de estas iniciativas están dirigidas fundamentalmente a controlar sus comunicaciones por carta o por teléfono, así como sus relaciones con otros internos.

El PP pidió explicaciones por la filtración de grabaciones a presos de ETA de la cárcel de Villabona en las que negaban la relación con el 11-M y criticaban a EL MUNDO. Según el PP, el Gobierno no contestó.

Sobre ETA, el ministro habló de la operación que permitió desarticular su cúpula, se refirió a la documentación que está aún pendiente de analizar y aseguró que las Fuerzas de Seguridad desconocen quién ocupa ahora la dirección de la organización terrorista.

Otro tema tratado fue el de la carta suscrita por destacados ex dirigentes de ETA presos en la que cuestionan la lucha armada.El análisis formulado por el ministro del Interior a puerta cerrada no difiere del explicado en público: marca el camino del final de ETA, pero huyendo de triunfalismos. PSOE y PP discreparon sobre la eliminación del Código Penal de la reforma que tipificaba la financiación pública de organizaciones ilegales como Batasuna.Según el PSOE, es innecesario porque ya hay instrumentos jurídicos y, según el PP, era un elemento legal más contra el entorno de ETA.

Ambos se comprometieron a tratar en el seno del Pacto Antiterrorista la posibilidad de que los presos de ETA puedan estudiar en la Universidad Pública del País Vasco y no sólo en la Uned, como ocurre ahora, tras la reforma legal aprobada el año pasado.



Lea mas

3.11.04

 

Los tres empleados de un servicio de ambulancias detenidos por difundir por Internet imágenes del 11-M han quedado en libertad

 

03-11-04



Los tres empleados de un servicio de ambulancias detenidos por difundir por Internet imágenes del 11-M han quedado en libertad

Los tres empleados de un servicio de ambulancias detenidos por difundir por Internet imágenes del 11-M han quedado en libertad tras declarar ante la policía. Los tres declararán en los próximos días ante el juez, previsiblemente por revelación de secreto de sumario.


Lea mas

 

El PP pide que se indaguen los contactos con ETA

 

03-11-04



El PP pide que se indaguen los contactos con ETA


MADRID.- El Partido Popular pedirá hoy al Gobierno, en el seno del Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, que se investiguen hasta el final todas las conexiones entre la organización ETA y el terrorismo islamista.

Tras las revelaciones de EL MUNDO sobre las intensas relaciones del número dos de Allekema Lamari, Abdelkrim Benesmail, con los presos de ETA en la prisión asturiana de Villabona, el portavoz del PP en la Comisión del 11-M, Vicente Martínez-Pujalte, destacó ayer que la tesis del PSOE de que nunca se habían producido dichos contactos es falsa.
(.../...)

El PP también preguntará al ministro del Interior, José Antonio Alonso, quién filtró las cintas de los etarras de la cárcel de Villabona a la cadena Ser, en las que los presos de la banda se desvinculaban del 11-M y vituperaban a EL MUNDO. «La cárcel de Villabona fue un núcleo duro donde se produjo una relación cordial entre miembros de ETA y el terrorismo islamista. Lo que debería hacer el Gobierno es tomarse en serio este tema e investigarlo a fondo. No hay una teoría que beneficie a unos o a otros. La única teoría es averiguar la verdad», manifestó Martínez-Pujalte.

Los partes de los funcionarios desvelados por este diario relatan que Benesmail «se relacionaba casi en exclusividad con los internos de la banda terrorista ETA» y mostraba «una clara complicidad y compañerismo con el interno de dicha organización Igarataundi Peñagaritano».

Sin embargo, en la línea opuesta, Alonso aportará durante la reunión del Pacto Antiterrorista las informaciones que obran en su poder sobre el 11-M. Fuentes próximas a la reunión señalaron a Servimedia que los datos con los que cuenta Interior acreditan la ausencia de relación entre el terrorismo etarra y las células islamistas. Incluso hay pruebas de la desaprobación que produjeron dichas acciones entre los presos de ETA.

Mientras que el PP defiende no cambiar «ni una coma» del Pacto, el PSOE pretende articular algún sistema que permita dar más información sobre la lucha antiterrorista al resto de los partidos.



Lea mas

2.11.04

 

Benesmail se relacionaba «casi en exclusividad» con los etarras en la cárcel de Villabona desde hace 3 años

 

02-11-06



TERRORISMO ISLAMISTA / Comentaba la prensa con los dirigentes de la banda y leía el diario 'abertzale' 'Gara' / En la prisión de Ocaña también tuvo trato con los reos vascos Valentín Lasarte y Fernando Elejalde

Benesmail se relacionaba «casi en exclusividad» con los etarras en la cárcel de Villabona desde hace 3 años


Abdelkrim Beresmail.

ANA DEL BARRIO

MADRID.- Abdelkrim Benesmail no sólo tenía en su poder las direcciones postales de dos de los miembros más sanguinarios de la banda terrorista ETA, Henri Parot y Harriet Iragi. El lugarteniente de Allekema Lamari, jefe de la célula terrorista que perpetró los atentados del 11-M y que se suicidó en Leganés (Madrid), se relacionaba «casi en exclusividad con los internos de la banda terrorista ETA» desde diciembre de 2001 en la prisión asturiana de Villabona.

Es más, el recluso argelino mostraba «una clara complicidad y compañerismo con el interno de dicha organización Igarataundi Peñagaritano», según un informe de los funcionarios del centro asturiano, al que ha tenido acceso EL MUNDO.

El preso Benesmail fue nuevamente detenido el 18 de octubre en la operación Nova por su presunta vinculación con la célula integrista que pretendía volar la Audiencia Nacional, colocando en sus proximidades un camión bomba cargado con 500 kilos de explosivos.

Benesmail dejó su huella hasta en su despedida de Villabona.Cuando iba a dejar el centro penitenciario, este preso del GIA argelino agredió a uno de los policías que le escoltaban, al que tumbó de un cabezazo.

A su paso por las prisiones de Ocaña (Toledo) y Villabona, Benesmail siempre ha destacado por sus estrechos lazos con los presos de la banda ETA. «Eran uña y carne. Salían juntos al patio, realizaban las actividades juntos y compartían consignas. La relación entre ellos era muy estrecha», recuerdan los trabajadores de Villabona.

El argelino fue detenido en 1997 junto con Allekema Lamari, el emir del 11-M, Sohbi Khouni, Bachir Belhakem y Mohamed Amine Akli, por su pertenencia al grupo terrorista argelino GIA. Estos tres últimos también han vuelto a ser arrestados en la operación Nova por su presunta vinculación con la célula terrorista desarticulada por el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón.

Benesmail estaba ingresado en el módulo de aislamiento de la prisión de Villabona, donde trabó una gran amistad con el etarra Juan María Igarataundi, como atestiguan los partes de los funcionarios.El argelino celebró por todo lo alto los atentados del 11 de Septiembre en Nueva York. Como él no tenía televisión, pidió una a los presos de ETA para ver cómo los dos aviones se estrellaban contra las Torres Gemelas.

No ha sido ésta la única desgracia que ha festejado. También aplaudió la muerte de los siete agentes del Centro Nacional de Inteligencia en Irak, invitando a otros reclusos y manifestando en voz alta: «Estoy celebrando la muerte de los infieles».

Según los funcionarios de la prisión, Benesmail tenía una obsesión con la actualidad informativa y, a primera hora de la mañana, ya estaba reclamando el periódico para enterarse de lo que sucedía en Irak o Palestina: «Comenta la prensa con los etarras. Se intercambian los periódicos. Gara circula por las celdas», manifestó un trabajador que prefiere mantener el anonimato.

Su grado de amistad ha quedado patente en las palabras afectuosas que se han profesado. «Hemos escuchado cómo entre ellos se llamaban hermanos. Se decían: que aproveche la comida, hermano», prosiguió.Los funcionarios de la prisión se lamentan de que ellos no tienen medios para averiguar las conexiones entre los islamistas y los etarras, unos vínculos que el juez Garzón ha ordenado investigar.Las conversaciones de los condenados por terrorismo, que han atentado contra la seguridad del Estado, están intervenidas, pero sólo las que conciernen a sus diálogos con el exterior, no dentro de la cárcel.

Los trabajadores les vigilan en el patio desde lejos y ellos se cuidan mucho de que no trasciendan sus charlas. Por tanto, es difícil probar dónde termina la amistad y dónde comienza la colaboración entre islamistas y etarras para cometer atentados.Pero, los funcionarios de prisiones lo tienen claro: «Aunque los fines no son los mismos, las tácticas son similares. Es normal que intercambien información sobre cómo conseguir armas para atentar», declaró uno de ellos.

Los funcionarios sí que cuentan con un arma fundamental: los chivatazos de otros internos, que son sus confidentes dentro de la cárcel. Uno de los trabajadores penitenciarios, que recibe información de primera mano de los confidentes, maneja esta teoría: «Se necesitan y ayudan mutuamente. En prisión es donde hay más gente que sabe de explosivos. Los islamistas necesitan a los etarras para conseguir la materia prima. ETA está ahora en la línea de no cometer atentados indiscriminados, pero les está utilizando. A ETA le está saliendo gratis mantener el terror.Unos son los inductores y otros los ejecutores. El terrorismo lo único que pretende es mantener el terror», insistió.

Benesmail era un recluso violento, aunque no buscaba enfrentamientos directos con los funcionarios. «En cuanto algo le contrariaba, enseñaba los dientes. no le gustaba nada que le cachearan y no podíamos tocarle el Corán. Era muy radical y tenía mucho poder sobre el resto de internos, especialmente los musulmanes», relató un empleado.

Antes de estar en Villabona, Benesmail pasó cuatro años en Ocaña 1, donde recuerdan la gran camaradería que mantenía con los reclusos de la banda ETA. Valentín Lasarte, asesino de Gregorio Ordóñez y Fernando Múgica, y Fernando Elejalde, condenado por matar a un funcionario de prisiones, fueron sus amigos. Según los funcionarios, era frecuente ver al argelino llevar café o Coca Cola a los etarras: «Tenían muy buena relación. Era como uno de ellos».

Cuando se les inquiere sobre el tema de sus charlas, un trabajador pone un ejemplo muy gráfico: «¿De qué habla un yonqui cuando se encuentra con otro? Pues ¿de qué va a ser?: de dónde pillar.Los terroristas hablan de cómo poner una bomba».

DOCUMENTO REPRODUCIDO

«HAY QUE MATAR MUCHOS A LA VEZ»

Uno de los partes de la prisión asturiana de Villabona, a los que ha tenido acceso EL MUNDO, muestra la agresividad de interno musulmán Aziz Nayin hacia los funcionarios de la cárcel. Nayin también recrimina a los internos de la banda terrorista ETA su modus operandi, lo que pone de manifiesto que etarras e islamistas intercambian opiniones sobre sus estrategias en las cárceles.


Lea mas

31.10.04

 

Detenidos tres trabajadores de ambulancias por la difusión de las imágenes del 11-M

 

31-10-06


TERRORISMO ISLAMISTA. El Código Penal castiga con dos años de cárcel a quienes humillen a las víctimas

Detenidos tres trabajadores de ambulancias por la difusión de las imágenes del 11-M

Las declaraciones de sus compañeros han permitido identificar a los autores de las 34 fotografías

MADRID.- La policía ha detenido a tres trabajadores de una empresa de ambulancias por la difusión en Internet de 34 fotografías y un vídeo con imágenes de los atentados del 11-M en las que se podía observar a los cadáveres mutilados por las explosiones.

Según informó ayer el Ministerio del Interior, estas tres personas realizaron las fotografías y el vídeo y, posteriormente, promovieron su distribución a través de un servidor de Internet alojado en EEUU.

Su detención ha sido posible gracias a la declaración de sus compañeros en la empresa de ambulancias, que les han identificado rápidamente ya que no es la primera vez que los detenidos hacían algo semejante.
(.../...)

Según Interior, tras analizar la página web en la que se colgaron las imágenes del 11-M, se descubrió que estos tres trabajadores de ambulancias también habían difundido fotografías de un accidente de tráfico en las que aparecía un vehículo volcado con una persona atrapada en su interior y diferentes imágenes de los restos de una menor que había fallecido.

Se ha puesto así fin a una investigación que comenzó el pasado día 22, cuando el juez de la Audiencia Nacional encargado de la investigación del 11-M, Juan del Olmo, dio instrucciones a la policía para que adoptara las medidas necesarias para el cese de la distribución de las imágenes y para que localizara a los responsables.

La Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional inició entonces la investigación, al tiempo que estableció enlaces con las autoridades estadounidenses para retirar la distribución de las imágenes.

Los agentes descubrieron en poco tiempo que las fotografías habían sido tomadas en dos puntos distintos: en la estación de El Pozo, entre las 12.58 y las 13.19 horas del 11 de Marzo, y en la estación de Atocha, en el tren que explosionó a la altura de la calle Téllez, entre las 16.28 y las 18.01 horas de ese mismo día.

Las sospechas se centraron entonces en los servicios de emergencia y de seguridad que acudieron a esas horas a ambos lugares, ya que desde el primer momento se descartó que los autores de las fotografías pudieran ser periodistas o ciudadanos -las imágenes se habían tomado con total libertad entre agentes de policía cuando los accesos a los lugares de los atentados hacía horas que habían sido acotados-.

Los investigadores comprobaron que a El Pozo y a la calle Téllez habían acudido dotaciones de ambulancias del Summa y del Sermas -dos de los servicios de emergencias que trabajan en la Comunidad de Madrid-, bomberos y guardias civiles.

Pese a la cantidad de técnicos sanitarios, conductores de ambulancias, agentes y bomberos que estuvieron presentes, fuentes de Interior aseguraron ayer que la investigación duró apenas tres días y que el primer detenido, C.M.C., de 30 años, fue arrestado el jueves pasado gracias a las declaraciones de sus compañeros de trabajo.

Ayer fueron detenidos los otros dos trabajadores: F.J.C.Z., de 28 años, y S.R.M.D., de 33. Los tres son empleados de una empresa subcontratada por el Sermas, uno de los servicios de emergencias que trabajan en Madrid, encargado de cubrir la zona sur de la Comunidad.

Según el Ministerio del Interior, los arrestados han reconocido ser los responsables de la toma y difusión de las imágenes. Además, la policía se ha incautado en los domicilios de C.M.C. y de F.J.C.Z.de las dos cámaras con las que se tomaron las imágenes, copias de las instantáneas, el vídeo que también se colgó en Internet y las tomas fotográficas del accidente de tráfico.

Un delito contra la intimidad de las víctimas o violación de secreto

MADRID.- ¿De qué se les puede acusar a los tres empleados de la empresa de ambulancias que fotografiaron a las víctimas del 11-M? Según Enrique Gimbernat, catedrático de Derecho Penal y miembro del Consejo Editorial de EL MUNDO, han cometido «un delito de violación del secreto de sumario». Para Gimbernat, las fotografías estaban tomadas en lugares públicos, con lo cual no estaría castigada dicha acción, pero sí, si esas imágenes forman parte del sumario en el que se investiga el 11-M y que el juez Juan del Olmo ha declarado secreto.

Los tres acusados también podrían ser castigados por un delito contra el honor de las víctimas. El Ministerio del Interior anunció ayer que «hará todo lo posible para evitar que se produzcan filtraciones o hechos de este tipo que socaven la intimidad e integridad de las víctimas y sus familiares».

El Código Penal recoge en su artículo 578 que «se castigará con la pena de prisión de uno a dos años» «la realización de delitos que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas de los delitos terroristas o de sus familiares».

Este artículo fue precisamente el que utilizó la Asociación Víctimas del Terrorismo contra el ex dirigente etarra Xabier Zumalde, El Cabra, que organizó el pasado abril una exposición sobre ETA en la localidad vizcaína de Artea. La Audiencia Nacional admitió a trámite la querella formulada por la AVT por considerar que dicha exposición podría ser constitutiva de un delito de enaltecimiento del terrorismo.

La presidenta de la Asociación de Afectados del 11-M, Clara Escribano, reclamó ayer la adopción de medidas judiciales «adecuadas» contra los tres acusados de hacer fotografías de las víctimas mutiladas de los atentados, e indicó que su difusión supuso «una vuelta atrás» en la recuperación de muchos afectados.

La Comunidad de Madrid anunció que esperará a que haya un pronunciamiento judicial para actuar contra los tres empleados. Dejó claro que «no tienen nada que ver con los servicios de emergencia madrileños», ya que pertenecen a una empresa privada de transporte sanitario subcontratada por la Consejería de Sanidad.


Lea mas

 

La Guardia Civil investigó al testigo protegido del juez Garzón por reclutar islamistas

 

31-10-06


TERRORISMO ISLAMISTA

La Guardia Civil investigó al testigo protegido del juez Garzón por reclutar islamistas


El CNI cree que el imam 'Cartagena', confidente de la policía, coordinaba la célula desmantelada

FERNANDO LAZARO

MADRID.- El confidente policial, imam y testigo protegido conocido como Cartagena, cuya colaboración fue clave para desarrollar la operación Nova y desarticular la célula terrorista que pretendía atentar contra la Audiencia Nacional, fue investigado el pasado mes de mayo por la Guardia Civil por ser sospechoso de haber estado reclutando islamistas en el sur de España para formar una célula terrorista.

Los agentes del Instituto Armado se encontraron con su nombre el pasado mes de mayo, cuando estaban investigando una trama dedicada a captar a jóvenes para convertirlos en potenciales terroristas islamistas.

(.../...)

La investigación se inició gracias a una denuncia de una asociación de trabajadores inmigrantes en Andalucía, que comunicó a la Guardia Civil que una serie de personas estaban recorriendo el sur de España -especialmente, la zona en torno a la provincia de Almería, en las grandes explotaciones agrícolas- para contactar con jóvenes inmigrantes en paro, trabajadores despedidos de los invernaderos o en condiciones de trabajo muy precarias.

Según explicaron a EL MUNDO fuentes de la Guardia Civil, la asociación denunciaba que este grupo de personas estaba aprovechando la mala situación laboral de algunos inmigrantes para tantearles e intentar integrarles en el terrorismo islamista.

El Instituto Armado comenzó entonces las investigaciones, y rápidamente se encontró con que Cartagena era uno de los islamistas que estaba rondando por los invernaderos y las plantaciones de Almería.Los agentes decidieron abrir una investigación especial sobre él.

En ese momento, la Guardia Civil no sabía que, en realidad, Cartagena era un confidente de la Policía Nacional que estaba suministrando valiosa información sobre la gestación de una nueva célula islamista en España.

Los agentes del Instituto Armado empezaron a sospechar semanas después de comenzar su investigación, cuando comprobaron que la Policía Nacional tenía montado un dispositivo especial de seguimiento sobre Cartagena. En un primer momento, la Guardia Civil pensó que los dos cuerpos de seguridad habían iniciado dos investigaciones paralelas sobre la misma persona. Sin embargo, poco después comprobó que, en realidad, la policía ni estaba vigilándolo ni estaba investigándolo.

Por este motivo, el Instituto Armado decidió ponerse en contacto con la Policía Nacional para aclarar cuál era la situación de Cartagena. Sólo entonces supieron que era un confidente que estaba pasando información sobre la formación de una célula islamista en España que pretendía atentar con 500 kilos de explosivos contra la Audiencia Nacional, y decidieron abandonar la investigación.

En efecto, cinco meses después, y por orden de Baltasar Garzón, se desarrolló la operación Nova, con la que se desarticuló esta célula islamista. Cartagena fue entonces declarado testigo protegido y de su identidad sólo ha trascendido el seudónimo que utilizaba la policía para referirse a él. Hasta el momento, ya han sido detenidas 31 personas gracias a la información facilitada por Cartagena.

Varias de ellas han sido arrestadas en diferentes localidades de Málaga y Almería, en la zona en la que la Guardia Civil estuvo siguiendo e investigando a Cartagena. Es el caso de Ismail Latrech, de Mourad Yala, Abu Anas, de Abdol Ghaffar Hasemi, Mehdí, y de Magid Machmacha, detenidos en la provincia de Almería; y de Djamel Merabet, arrestado en Málaga. Todos ellos cayeron en la primera parte de la operación Nova, que se desarrolló el pasado 18 de octubre.

Sin embargo, la magnitud de la operación ha llevado a los servicios secretos a sospechar que el papel del confidente en la célula islamista era mucho más importante de lo que previamente se sospechaba.

Según han explicado fuentes del Centro Nacional de Inteligencia, Cartagena no era un espectador, ni un simple colaborador de los islamistas detenidos. La célula desmantelada por el juez Garzón estaba dirigida por el argelino Mohamed Achraf -actualmente detenido en Suiza y pendiente de ser extraditado a España-, pero, según el CNI, Cartagena era la persona que coordinaba y controlaba a todo el grupo.

No hay que olvidar que el CNI también disponía de importante información de esta célula islamista, ya que Ismail Latrech, uno de los primeros detenidos, colaboraba con el Centro como confidente. Latrech fue el último detenido en ingresar en prisión, cuatro días más tarde que el resto de sus compañeros.



Lea mas

This page is powered by Blogger. Isn't yours?