Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




6.2.06

 

Al menos tres terroristas detenidos en la 'operación Nova' tenían relación con etarras

 

06-02-06

Al menos tres terroristas detenidos en la 'operación Nova' tenían relación con etarras

El líder de la célula, Mohamed Achraf, quería poner en contacto a su lugarteniente, un colaborador policial, con un etarra de Bilbao para comprar explosivos a ETA si fallaba un primer intento en Almería

FERNANDO LAZARO

MADRID.- Probablemente se evitó otra masacre. La Policía concretó la denominada operación Nova en octubre de 2004, siete meses después de la matanza de Madrid. En aquella actuación se desmanteló una célula que pretendía volar por los aires la Audiencia Nacional.Además de detener a una decena de presuntos terroristas, la actuación policial se desarrolló también en varias cárceles, donde se volvió a arrestar a casi una docena de delincuentes habituales por su implicación en esta célula.
(.../...)


Al menos tres de los integrantes de esta trama, desmantelada gracias al testimonio del colaborador policial Cartagena, tenían relaciones con miembros de la organización terrorista ETA. Dos de ellos tenían contactos con etarras en Bilbao. El tercero tenía documentos en su celda con nombres de miembros de esta organización terrorista.

Según explicaron a este periódico fuentes de la investigación, el líder de la célula, Mohamed Achraf, detenido en Suiza, tenía un contacto con un etarra en Bilbao. Además, había conectado durante su estancia en prisión en España, antes de huir a Suiza, con el etarra Rego Vidal, encarcelado por tratar de asesinar al Rey. En principio, según la instrucción realizada por el juez Baltasar Garzón, esta célula iba a adquirir los explosivos en Almería a un ciudadano de etnia gitana con antecedentes policiales.

Pero, además, Achraf tenía abierta la línea para contactar con ETA y que fuera esta organización la que le proporcionara explosivos, por si fallaba la vía andaluza.

Viaje a Bilbao

Por su parte, el mauritano Kamara Birahima Diadie, otro de los integrantes de esta célula, detenido mientras cumplía condena por delitos comunes en Acebuche (Almería), también tenía contactos con otro etarra en la capital vizcaína. Según estas fuentes, antes de ingresar en prisión había previsto desplazarse a Bilbao y contactar con un etarra durante los preparativos de la acción contra la Audiencia Nacional. Sin embargo, el mauritano, que se dedicaba al tráfico de hachís, no contaba en ese momento con medios económicos para realizar el viaje.

El tercer implicado en la operación Nova que mantenía vínculos con etarras es Abdelkrim Benesmail. Su relación fue descubierta por los agentes cuando registraron su celda. Allí localizaron una libreta en la que aparecían los nombres de varios miembros de ETA. Además, en conversaciones intervenidas a varios presos etarras éstos hablaban de Benesmail y de las buenas relaciones que mantenían con él.

El hombre clave para el desmantelamiento de este entramado terrorista fue Cartagena, colaborador policial que había logrado infiltrarse en esta célula y se había ganado la confianza absoluta del responsable.Tal es así que Achraf había decidido convertir a Cartagena en su lugarteniente, y como tal quería presentarlo a todos sus contactos radicales en Europa. También tenía previsto ponerle en contacto con un etarra de Bilbao con el fin de tener abierta una vía para obtener explosivos.

Según explicaron fuentes de la investigación, todos estos datos fueron facilitados por este infiltrado tanto a sus controladores de la Unidad Central de Información Exterior como al juez instructor de la causa, entonces Baltasar Garzón.

Sin embargo, ni la Policía ni la Audiencia Nacional consideraron relevantes las posibles conexiones entre islamista y etarras en cuanto a posibles negocios de compra venta de explosivos.Por este motivo no se intentó investigar quiénes eran los etarras de Bilbao a los que conocían los islamistas detenidos. Nadie le preguntó al colaborador policial si en algún momento algunos de los miembros de la célula de Achraf le dio más información sobre estos terroristas.

Mohamed Achraf le iba a dar a Cartagena los números de teléfono de su contacto de Bilbao para que se presentara como su lugarteniente.Pero la actuación policial evitó que se avanzara más en esa línea de investigación.

Inicialmente, según el auto del juez Garzón, los detenidos pretendían volar la Audiencia con explosivos que iba a comprar a un conocido gitano de Almería, con antecedentes por tráfico de armas y de explosivos. Achraf dejó abierta la puerta para adquirir explosivos a ETA por si fallaba esa gestión. De hecho, así se lo transmitió al colaborador policial: si no conseguía los explosivos en Andalucía, tenía contactos en Bilbao. Finalmente, ni una ni otra gestión.Todos fueron detenidos antes de obtener el material. El líder de la trama fue localizado en Suiza, donde ya estaba detenido por estancia irregular. De las averiguaciones de Cartagena tuvieron datos tanto la Policía como el juez Garzón.

Mohamed Achraf está considerado en el mundo islámico como un emir y tenía un gran reconocimiento entre los radicales asentados en Europa. Por ese motivo hubiera sido de la máxima importancia avanzar en la infiltración de Cartagena en este entramado, según explicaron a este periódico fuentes de la investigación.

Achraf reclutó a la mayor parte de los integrantes de su célula mientras estaba en la cárcel. Este periódico ha tenido en su poder varias de las tarjetas telefónicas utilizadas por Mohamed Achraf durante su estancia en prisión.



Lea mas

This page is powered by Blogger. Isn't yours?