La fiscal presenta el informe de Manzano como si fuera de la Policía Científica

21-11-06


La fiscal presenta el informe de Manzano como si fuera de la Policía Científica


Atribuye falsamente los análisis de los focos de las explosiones en los trenes del 11-M a los tres peritos que hicieron el de la mochila de Vallecas

MANUEL MARRACO

MADRID.- El escrito de acusación de la fiscal Olga Sánchez presenta el análisis de los focos del 11-M elaborado por los Tedax como si hubiera sido realizado por el laboratorio de la Policía Científica. En concreto, como si formase parte del informe en el que se analiza el explosivo encontrado en la mochila desactivada en Vallecas. El examen de los focos elaborado por la unidad que dirige Juan Jesús Sánchez Manzano contiene irregularidades que podrían suponer su invalidez en el juicio, algo que no ocurre con el análisis de la Policía Científica.
(.../...)

En el escrito de acusación provisional, la Fiscalía presenta al tribunal del 11-M su versión de cómo sucedieron los hechos relacionados con los atentados y el material necesario para probarlos. En el apartado dedicado a los «análisis periciales de los diferentes explosivos encontrados», la fiscal Olga Sánchez afirma que en el informe con la numeración 173-Q2-04 se analiza «la composición y origen del material explosivo empleado en la confección de los artefactos».

En concreto, explica que los análisis se realizan sobre «muestras de metal, plástico, telas, clavos diversos, restos de material aislante, tierras, sustancia pulverulenta de color rosado, recogidas por los funcionarios Tedax en los distintos focos de explosión o de desactivación».

En realidad, lo que se analiza en el informe con esa numeración es una muestra del explosivo encontrado en la mochila de Vallecas, que sí fue realizado en el Laboratorio Químico-Toxicológico de la Policía Científica. El informe sobre lo recogido en los focos de los atentados fue elaborado por la Unidad Central de Desactivación de Explosivos y NBQ (Tedax), dirigida por Sánchez Manzano, que no dispone de los mismos medios técnicos que el Laboratorio Químico-Toxicológico de la Policía Científica.

El escrito de la Fiscalía no oculta el resultado real de lo encontrado en cada lugar, y que no es coincidente: mientras en la mochila se encontró dinamita de tipo Goma 2 ECO, en los trenes sólo se pudo determinar que estalló algún tipo de dinamita.

Sin embargo, el escrito sí confunde algunas circunstancias relevantes sobre la elaboración de los informes. Así, el realizado por los Tedax con el visto bueno de Sánchez Manzano llegó a la Audiencia Nacional sin número de registro, sin fecha y con la firma de un único perito, en lugar de los dos que exige la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Por el contrario, de la confusa redacción del escrito fiscal se deduce que fue elaborado al día siguiente de los atentados, en el Laboratorio Químico-Toxicológico de la Policía Científica y que fue refrendado por tres peritos. Circunstancias que, en realidad, corresponden al informe de la mochila de Vallecas.

El análisis del explosivo desactivado está suscrito por tres peritos facultativos, números 9, 47 y 179, licenciados en Farmacia y Ciencias Químicas. Ninguno de ellos participó en el informe de los focos de los atentados, que está suscrito por Sánchez Manzano y por la licenciada en Ciencias Químicas con número profesional 17.632.

No se trata de la primera vez que una confusión de informes afecta al sumario del 11-M. Durante la instrucción de la causa, la Policía remitió al juez Juan del Olmo una imagen del explosivo de Vallecas como si fuera el encontrado en la Renault Kangoo. Cuando se hizo público el error, la Policía remitió un nuevo informe explicando que se había producido una confusión al extraer la fotografías del ordenador. Los análisis que adjuntaban para enmendar el error inicial contenían, a su vez, otra confusión: presentaban los análisis del explosivo de Leganés como si fueran los correspondientes a la Renault Kangoo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma