Dos guardias heridos y desperfectos en propiedades de más de 300 personas


25-08-07



VUELTA A LAS ARMAS / El atentado

Dos guardias heridos y desperfectos en propiedades de más de 300 personas


BELEN FERRERAS

DURANGO (VIZCAYA).- ETA eligió ayer la casa cuartel de Durango (Vizcaya) para reaparecer y hacer explotar un coche bomba cargado con más de 100 kilos de explosivo, que podría ser una mezcla de amonal y pentrita.

El atentado se produjo sobre las 3.30 horas, sin llamada previa. Provocó heridas leves a dos guardias civiles que realizaban labores de vigilancia y ocasionó cuantiosos daños materiales tanto en la casa cuartel como en las viviendas cercanas y en multitud de vehículos estacionados en los alrededores. En total, unas 300 personas sufrieron en sus propiedades las consecuencias de la explosión. La masacre pudo evitarse en cierto modo gracias a que los coches blindados del instituto armado estacionados en el lugar amortiguaron en parte el efecto de la deflagración.

Los etarras llegaron al lugar en dos coches y aparcaron el primero de ellos, una furgoneta Citroën C-15, junto al cuartel, marcha atrás y con su parte trasera orientada hacia el muro de protección, para que la onda expansiva causase el mayor daño posible, según explicó el director general de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida, que se trasladó al lugar del atentado a primera hora de la mañana.

Inmediatamente después, los terroristas huyeron en otro vehículo, un Seat Ibiza, que hicieron explotar una hora más tarde en un descampado de la localidad vecina de Amorebieta, a 12 kilómetros de Durango, y que tenía matrícula portuguesa.

Inhibidor de ondas

Un agente que se encontraba de vigilancia en el cuartel vio la llegada de los dos vehículos a través de las cámaras de seguridad. Apreció la extraña maniobra del primer vehículo y cómo un encapuchado se apeaba de la furgoneta y se introducía en el coche con el que se daban a la fuga. El terrorista abandonó la furgoneta bomba pero volvió sobre sus pasos de nuevo, probablemente para comprobar el mecanismo de activación. El guardia intentó activar un inhibidor de ondas de radio al sospechar que se tratase de un coche bomba, pero la explosión se produjo de manera inmediata.

La bomba -que, según fuentes de la investigación, se activó mediante un temporizador- destruyó el coche y esparció restos del vehículo hasta unos 300 metros del lugar. Además, destrozó seis coches de la Guardia Civil y varios vehículos oficiales. Arrancó de cuajo las ventanas de los edificios ocupados por los agentes y sus familias, y causó destrozos en más de 60 viviendas de los alrededores. Los agentes heridos, de 30 y 37 años, fueron dados de alta después de ser atendidos de cortes.

El de ayer no es el primer atentado que sufre esta casa cuartel. El 31 de marzo de 1984, ETA lanzó varias granadas contra el edificio. En 1986, se produjo un atentado frustrado cuando ETA colocó un vehículo con dos tubos lanzagranadas con cargas anticarro y antipersona que fue localizado antes de que estallara.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma