Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




12.4.07

 

«Nos dijeron que no era Titadyn porque no había nitroglicerina»

 

12-04-07



Juicio por una masacre / Día 24

«Nos dijeron que no era Titadyn porque no había nitroglicerina»

Díaz-Pintado desvela que la opinión sobre cuál era el explosivo cambió la tarde del 11-M cuando los Tedax analizaron los componentes de los focos «Nadie pudo dar la orden de no enviar los análisis a la Policía Científica»

MANUEL MARRACO

MADRID.- El que era número 2 de la Policía el 11 de marzo de 2004 reveló ayer que los Tedax sí informaron de componentes específicos del explosivo empleado en los trenes, en contra de lo mantenido por el entonces comisario jefe de esa unidad, Juan Jesús Sánchez Manzano.


Según explicó Pedro Díaz-Pintado ante el Tribunal del 11-M, el mismo día de la masacre el comisario general de Seguridad Ciudadana, Santiago Cuadro, le informó de que los Tedax descartaban el uso de Titadyn, ya que los análisis no habían detectado la presencia de uno de sus componentes: la nitroglicerina.
(.../...)

A lo largo de la investigación, los informes remitidos por Sánchez Manzano al juez instructor Del Olmo nunca han hecho referencia a la aparición de sustancias concretas en los vestigios de los focos. Tan sólo que se trataba de rastros de dinamita, sin poder especificar de qué tipo.

Aquella tarde, ya se habló de un elemento concreto de las bombas que estallaron en los trenes: no había nitroglicerina. Sánchez Manzano declaró en el tribunal que ellos sólo pudieron detectar «componentes genéricos». Por otra parte, el policía que vivía pared con pared con los islamistas era experto en vigilancia.

El ex responsable de los Tedax mantuvo ese mismo criterio hace apenas unas semanas ante el tribunal del 11-M. Al tiempo que descargaba la responsabilidad en la perito que realizó los análisis, explicó que sólo pudieron detectar «componentes genéricos» de la dinamita.

En otro punto de su larga declaración, el número dos de Agustín Díaz de Mera puso de nuevo en evidencia a Sánchez Manzano. Esta vez por haber guardado en su unidad las muestras recogidas en los trenes. Fue a preguntas del abogado de la Asociación de Ayuda a Víctimas del 11-M, José María de Pablo, que quiso saber si alguien había ordenado al jefe de los Tedax que no enviara las muestras a la Policía Científica. «En absoluto, no puede haber nadie que dé esa orden porque quien tiene que hacer los informes periciales definitivos para elevar al órgano judicial es la Comisaría General de la Policía Científica», respondió Díaz-Pintado.

No fue eso lo que sucedió en el sumario 20/04. Los únicos análisis sobre los focos de la masacre que llegaron al despacho de Del Olmo en la Audiencia Nacional son los elaborados por Manzano. Más bien, los elaborados por la perito, como se encargó de subrayar el propio Manzano ante el tribunal.

La Policía Científica, la encargada, según Díaz-Pintado, de hacer el análisis definitivo, sólo se ha puesto a ello tres años después de la masacre, cuando el tribunal ha ordenado realizar una nueva pericial sobre los explosivos.

El ex subdirector general operativo aprovechó las preguntas del abogado José María Fuster Fabra para explicar por qué los Tedax nunca deberían hacerse responsables de un análisis definitivo: «Son especialistas en desactivar los explosivos. Es decir, tienen que saber qué contienen los artefactos, pero no son analistas del propio explosivo. Tienen un pequeño laboratorio en el que se hacen primeros análisis para orientar la investigación rápidamente».

«Sólo había una licenciada en Químicas», prosiguió, «y no tiene el aparataje de un laboratorio homologado como el de la Policía Científica. Además estos análisis requieren mucho tiempo, ocho, 10, 14 días... y los investigadores necesitan una primera información».

En otro punto del interrogatorio, Díaz-Pintado explicó que él nunca llegó a ver informes sobre los explosivos. «Supongo que algunos análisis estarían haciendo de los componentes básicos. De ahí la nitroglicerina, aunque por tiempo no creo que hicieran análisis in extenso». Manzano siempre ha asegurado que no se hizo ningún informe por escrito hasta semanas después porque su unidad estaba «muy ocupada».

Pese a que la nitroglicerina desapareció el mismo 11 de marzo hacia las 17.00 horas, ha vuelto a surgir en la investigación. El propio Sánchez Manzano dijo a la Comisión parlamentaria que esa era la sustancia que había aparecido en los trenes, pese a que, por lo visto ayer, el dato clave del 11-M fue que no había aparecido.

Además, los peritos designados por el tribunal han detectado la nitroglicerina en el único vestigio de los trenes que no había sido tratado con agua y acetona por los Tedax. También han detectado DNT en casi todos los focos. Y ni el DNT ni la nitroglicerina forman parte de la dinamita de tipo Goma 2 ECO, supuestamente obtenida en Asturias por la célula del 11-M.

El dato de que no había aparecido nitroglicerina supuso, en torno a las 17.30 horas del 11-M, descartar la primera información aportada al ministro Angel Acebes: que el explosivo era el habitual de ETA, Titadyn con cordón detonante.

«¿Cómo me vienes a decir eso ahora?», le dijo Díaz-Pintado a Santiago Cuadro Jaén cuando el comisario general de Seguridad Ciudadana le cambió el explosivo. «Es una dinamita, y el Titadyn está excluido porque dentro de sus componentes [de lo analizado] no tiene nitroglicerina», le espetó Cuadro Jaén.

«Le dije que llamara por si había habido un error. Él lo hace, recaba datos y me vuelve a decir que realmente queda descartado el Titadyn. A partir de ese momento, lo único que tenemos es que es una dinamita sin identificar y que no es Titadyn porque no tiene el componente de nitroglicerina», prosiguió el testigo.

Según la versión de Díaz-Pintado, había sido el propio Cuadro Jaén el que cuatro horas antes le había dicho otra cosa. «Me llama el comisario y me dice escuetamente: 'El explosivo es Titadyn con cordón detonante'. ¿Pero seguro?, le pregunté. 'Seguro', dijo. Lo anoté en una libreta porque era mi costumbre».

Las novedades le llegaron al ministro del Interior en la reunión mantenida una hora más tarde. Fue entonces, según explicó ayer Díaz-Pintado, cuando se plantean «si hay que seguir la línea de investigación de ETA o se iniciaba una nueva vía. Fue el propio ministro el que dice: 'no, abran una nueva vía'».

Etiquetas: ,


This page is powered by Blogger. Isn't yours?