El mensajero de 'El Egipcio' niega siquiera conocerle

22-02-07



JUICIO POR UNA MASACRE / Las declaraciones de los acusados

El mensajero de 'El Egipcio' niega siquiera conocerle


Larbi será juzgado hoy por otra causa, en la que declarará 'Cartagena'

JOAQUIN MANSO

MADRID.- Asegura que ni siquiera le conoce. Mohamed Larbi ben Selam, a quien la fiscal Olga Sánchez atribuye la condición de mensajero de El Egipcio, declaró ayer que nunca coincidió personalmente con el presunto ideólogo del 11-M. «Sólo conozco a su cuñado, que vivía en su casa», señaló.


El Ministerio Público sostiene que Larbi era el encargado de transmitir el material propagandístico y de adoctrinamiento de El Egipcio a la célula islamista que atentó en Madrid. Pide para él 27 años de prisión por integración en organización terrorista e inducción al suicidio.
(.../...)

La acusación por este segundo delito se basa en que Larbi, presuntamente, coordinaba una trama para enviar muyahidin a Irak. Entre estos suicidas se encontraría, según el relato de la fiscal, Mohamed Afalah, uno de los presuntos autores materiales del 11-M, que huyó del cerco policial de Leganés. La Policía informó en mayo de 2005 al juez Del Olmo de que Afalah podría haberse inmolado en un atentado en Kerbala (Irak).

Larbi confesó que conocía a Afalah, pero negó que le hubiese adoctrinado para el suicidio o que le recomendase desprenderse de sus bienes antes de viajar a Irak vía Turquía. A este respecto, dijo que había sabido de la posible muerte de Afalah a través de un amigo y de la Policía.

Larbi tampoco admitió conocer a El Tunecino -al que también se le vincula- ni a ninguno de los suicidas de Leganés. De entre los presuntos autores, reconoció una relación superficial con Basel Ghalyoun y con el huido Said Berraj. A Jamal Zougam dijo conocerle «de vista». También desmintió que se desplazase a Cataluña tras los atentados para facilitar la huida del comando que colocó las bombas.

Asimismo, Larbi rechazó que hubiese estado alguna vez en el piso de Leganés. Sobre el hecho de que una huella dactilar suya apareciese en un Corán encontrado allí, Larbi explicó que él solía tocar el libro sagrado cuando entraba en una mezquita, por lo que -dijo- los suicidas quizá lo tomasen de una de ellas.

Muchas de las preguntas de acusaciones y defensas giraron en torno a otro juicio que se celebra hoy en la sede ordinaria de la Audiencia Nacional. Larbi está también acusado de integrar una célula terrorista, dirigida por Mustafá Maymouni (el cuñado de El Tunecino al que ayer dijo conocer).

Según el escrito del fiscal Pedro Rubira, de ese grupo salafista (Larbi se desvinculó ayer de este movimiento) también habrían formado parte los implicados en el 11-M El Egipcio, El Tunecino, Said Berraj, Mohamed Afalah y Jamal Zougam, por lo que los hechos que se juzgan están estrechamente vinculados con la matanza de Madrid.

La célula fue desmantelada gracias a las confidencias del imam Cartagena. Éste, que declarará como testigo, estuvo informando desde octubre de 2002 a la Policía y al CNI de los movimientos del grupo que atentó el 11-M.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma