Un superanálisis de la Fiscalía no halló contaminación de DNT en la Goma 2 ECO

19-02-07



JUICIO POR UNA MASACRE / La investigación

Un superanálisis de la Fiscalía no halló contaminación de DNT en la Goma 2 ECO

CASIMIRO GARCIA-ABADILLO

MADRID.- El Informe Pericial Preliminar sobre los explosivos del 11-M ha supuesto una sorpresa para todos aquellos que compartían la tesis oficial de que los terroristas utilizaron Goma 2 ECO. El tipo de explosivo utilizado es clave para determinar la autoría del atentado, ya que tanto el auto de procesamiento del juez Juan del Olmo como el escrito de acusación de la fiscal Olga Sánchez establecen como hechos probados que los terroristas utilizaron para provocar la matanza Goma 2 ECO robada en Mina Conchita por un grupo de delincuentes encabezado por José Emilio Suárez Trashorras.
(.../...)

En el caso de que el informe final de los peritos (que incorporará, entre otras cosas, los análisis cuantitativos de los componentes de las sustancias analizadas) establezca que lo que estalló en los trenes no fue Goma 2 ECO, quedaría en cuestión la versión oficial.

Los defensores de la tesis oficial, sorprendidos ante la aparición de un componente que no forma parte de la Goma 2 ECO, el dinitrotolueno, se han sacado de la manga la teoría de la contaminación, según la cual, toda la dinamita que con esa denominación fabrica UEE está impregnada de DNT

Una versión que insiste en que el 11-M fue un atentado islamista y sólo islamista cometido en venganza por la participación de España en la Guerra de Irak.

Como puede verse, el asunto es crucial y, por ello, se ha iniciado una maniobra brutal de intoxicación de la opinión pública que sólo tiene un objetivo: confundir, hacer pensar que nunca se llegará a saber la verdad porque cualquier cosa puede ser interpretada al gusto de las teorías de unos y de otros. Sin embargo, cuando hablamos de compuestos, de explosivos, las teorías valen de muy poco. Lo único que tiene valor son los análisis demostrables en el laboratorio.

Por ello, es muy importante tener claro algunos conceptos de cara a la gran ofensiva que se ha puesto en marcha.

1.- ¿ES EL DNT UN ELEMENTO DE LA GOMA 2 ECO?

La aparición de DNT (dinitrotolueno) en la mayoría de las muestras analizadas por los peritos en el informe preliminar entregado a la Audiencia Nacional el pasado día 13 de febrero, supone un revolcón a la teoría oficial del atentado, por cuanto la Goma 2 ECO no contiene ese componente.

Es más, la empresa Unión Española de Explosivos (UEE) desarrolló ese nuevo tipo de dinamita con el objeto de eliminar el DNT, que sí está presente en la Goma 2 EC. Esta última fue elaborada en las fábricas de UEE hasta el primer trimestre de 2000.

En la Ficha de Medidas de Seguridad, UEE establece que los componentes de la Goma 2 ECO son: nitrogricol (26%-31%); nitrocelulosa (0,5%-3%); nitrato de amoniaco (60%-70%), y combustibles (2%-6%). Es decir, el DNT no aparece por ningún lado. Por lo tanto, si el informe final de los peritos estableciera que el DNT es un componente del explosivo que estalló en los trenes, lo que quedaría descartado sin lugar a dudas es que fuera Goma 2 ECO.

Además de estar presente en la Goma 2 EC, el DNT es un compuesto que está presente en diversos tipos de explosivos. Por ejemplo, en el Titadyn 30, dinamita robada por ETA en el polvorín de la ciudad francesa de Plevin en 1999.

Decir que la Goma 2 ECO contiene DNT es un absurdo y, aunque algunos medios insisten en esta tesis, pronto será desechada ya que ningún perito estaría dispuesto a sostenerla y cualquier químico podría desmontarla sin despeinarse.

2.- LA TEORIA DE LA CONTAMINACION

Sostener que el DNT forma parte de la Goma 2 ECO es tanto como decir que el agua contiene alcohol, los que han sostenido que en los trenes estalló ese tipo de dinamita han comenzado a desarrollar la teoría de la contaminación.

¿En qué consiste esa nueva aportación al caso? Muy sencillo: como en las fábricas de UEE se elaboró Goma 2 EC, en sus amasadoras quedaron restos de DNT, que son los que han contaminado la Goma 2 ECO ahora analizada.

Si Unión Española de Explosivos admitiera esa explicación tendría que asumir que sus instalaciones no cumplen las normas de calidad que se exigen a una empresa de este tipo (que tiene entre sus clientes a la OTAN), ya que habría permitido que sus partidas de Goma 2 ECO se contaminaran con un compuesto de otro tipo de explosivo.

Pero, supongamos que UEE, que al fin y al cabo es una empresa que vive de sus pedidos y que dichos pedidos provienen en gran medida del sector público (Ejército y Fuerzas Armadas), se viera obligada a admitir que en su proceso de producción se ha contaminado la Goma 2 ECO con DNT.

Pero, ¿por cuánto tiempo puede permanecer un elemento contaminante impregnado en las máquinas que producen el explosivo? Hay que tener en cuenta que, según establecen tanto el auto de procesamiento como el escrito de acusación, basados en informes de la Guardia Civil, la numeración que figura en fundas de los cartuchos de Goma 2 ECO hallados en el piso de Leganés indican que el explosivo era de fabricación muy reciente, que habría llegado a Mina Conchita entre enero y febrero de 2004. Dado que la Goma 2 EC se dejó de fabricar en el primer trimestre del año 2000, eso implicaría que la contaminación habría pervivido en las máquinas ¡al menos cuatro años!

Pero, en fin, vamos a dar también por bueno ese hecho inaudito (que debería llevar a las autoridades a tomar medidas contra UEE).

Admitamos, por tanto, que cuando los terroristas colocaron sus bombas el día 11 de marzo de 2004 la Goma 2 ECO que utilizaron estaba contaminada por DNT. Entonces, ¿por qué no lo detectaron los análisis que se hicieron con el explosivo intacto -hallado en la furgoneta Kangoo, en la bolsa de Vallecas, en Leganés, Mocejón, etc.- que hizo inmediatamente la Policía Científica?

Los laboratorios de la Comisaría General de la Policía Científica -y eso es algo que no podrá negar ni el propio Miguel Angel Santano- no sólo gozan de los mejores medios, sino de los más cualificados profesionales. ¿Acaso las 11 técnicas analíticas empleadas entonces no eran suficientes como para encontrar el DNT? Eso, sencillamente, es una tontería.

El DNT es un componente habitual en muchas dinamitas y los peritos de la Policía Científica están habituados a analizarlo. Si los peritos de dicha unidad fueron capaces de detectar una contaminación de metenamina en la muestra extraída del trozo de cartucho de la Kangoo y en la muestra patrón entregada para su cotejo por el entonces jefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano, ¿no hubieran sido capaces de localizar una contaminación de DNT que estaba presente en casi todas las muestras del explosivo analizado?

Si eso fuera así, el señor Santano tendría que dimitir y los peritos de la Policía Científica deberían de acompañarle por ineptos. Porque, en ese caso, estaríamos ante la evidencia de que todos los análisis sobre explosivos que se hicieron tras los atentados estarían mal hechos.

Por cierto, uno de los peritos designados por la Policía Científica para realizar los nuevos análisis ordenados por la Audiencia Nacional, concretamente el número 47, fue uno de los que analizó en su día la sustancia encontrada en el cartucho de la Renault Kangoo, la muestra patrón de Goma 2 ECO, la dinamita de la bolsa de Vallecas, un trozo de panel de porespán del zulo de Morata, etc. En sus informes (realizados en el mes de marzo de 2004) no aparece por ningún lado el DNT. ¿Aceptará ahora que hizo mal su trabajo?

Como se ve, la teoría de la contaminación provoca no pocas bajas: el prestigio de UEE, la solvencia profesional de la Policía Científica y la base probatoria del propio sumario. ¡Ahí es nada!

Pero claro, la teoría de la contaminación implica aún algo más: que toda la Goma 2 ECO debería estar contaminada por DNT.

Involuntariamente, la propia fiscal Sánchez será la encargada de desmontar esa teoría. Empeñada en salvar a Sánchez Manzano, que también quiso hacer pasar la metenamina como elemento habitual de la Goma 2 ECO e incluso llegó a mentir afirmando que en la bolsa de Vallecas también había esa sustancia (luego dijo que había sido un error mecanográfico), la fiscal encargó un análisis a fondo de ese tipo de dinamita.

Como revela en su escrito de acusación, el 28 de junio de 2005 la Guardia Civil llevó a cabo un trabajo concienzudo para determinar todos y cada uno de los elementos de ese tipo de dinamita. Vayamos, pues, al escrito de acusación: «Para comprobar la existencia de metenamina, la empresa Unión Española de Explosivos remitió a la Guardia Civil muestras representativas de los distintos componentes que entran a formar parte de la Goma 2 ECO, así como de la pasta obtenida tras el proceso de fabricación de dicha mezcla explosiva -pasta bruta-. (La negrita está en el escrito original).

Era, pues, un análisis a fondo, algo así como el padre de todos los análisis, que tenía por objeto demostrar que, en determinadas circunstancias, y al aplicar determinadas pruebas (cromatógrafo de gases) podría producirse in situ la dichosa metenamina. Pues bien, en ese superanálisis de los componentes de la Goma 2 ECO y de la pasta bruta, los peritos expertos de la Guardia Civil no fueron capaces de detectar la presencia de DNT.

Pero, admitamos un milagro para seguir dando sustento a la teoría de la contaminación: inexplicablemente, el DNT, que permaneció impregnado en las amasadoras de UEE durante cuatro años, al quinto (fecha del macroanálisis de la Guardia Civil a que hemos hecho referencia), ¡desapareció!

Es decir, que, a partir de 2005, la contaminación de DNT en las fábricas de UEE, que había impregnado la Goma 2 ECO al menos hasta 2004, comenzó a evaporarse como por encanto. ¿Acaso se habían extremado por entonces las medidas de control de calidad?

Vale, démoslo por bueno, aunque sólo sea por la tranquilidad de los responsables de los departamentos de calidad y seguridad de dicha empresa.

Pero claro, lo que ya sí que sería imposible es que la misma partida de dinamita, la fabricada en 2004, estuviera, a la vez, contaminada y no contaminada.

No crean que a fuerza de darle la razón a los teóricos de la contaminación nos hemos vuelto locos. Es que el informe preliminar de los peritos, que ahora está en manos del Tribunal y de las partes, establece ese hecho metafísicamente imposible.

En el apartado muestras de explosivo intacto (es decir, el que se recuperó sin explosionar), se reseñan, entre otras, las muestras recuperadas en la vía del AVE Madrid-Sevilla.

Se sometieron a estudio un total de tres muestras: M-9-5; M-10-1C; y M-10-2.

Y, ¿qué dice el informe sobre ellas? Pues que, hasta el momento, sólo se ha detectado DNT en una de ellas: la M-10-1-C. Es decir, que al analizar tres muestras de una misma masa de Goma 2 ECO, sólo en una de ellas se ha detectado contaminación con DNT.

¿Cómo es posible que se haya dado esa circunstancia tan sorprendente como extraordinaria?

No hay explicación en el escrito. Pero sí que hay alguna diferencia entre unas y otras muestras.

La primera de ellas, la M-9-5 (no contaminada con DNT), ha estado bajo la custodia de la Audiencia Nacional, en la llamada pieza número 163.

Las otras dos muestras, han estado bajo la custodia de la Unidad Central de Desactivación de Explosivos. Una de ellas, según consta en el informe, la M-10-1-C, un sobre con 3,205 gramos de peso bruto, fue analizada por la Policía Científica en el informe pericial 04-Q1-233. Ésa es precisamente la muestra que aparece contaminada por DNT.

La otra, denominada M-10-2, que tampoco aparece contaminada con DNT, corresponde a una muestra en sobre cerrado con un peso bruto de 85,290 gramos que no fue sometida a análisis por parte de la Policía Científica.

Lo curioso, lo realmente curioso, es que todas las muestras custodiadas por la Unidad de Desactivación de Explosivos (excepto la que corresponde a ese sobre cerrado) hayan aparecido contaminadas con DNT, mientras que las muestras custodiadas por la Audiencia Nacional: el resto de explosivo encontrado en el AVE y las bolsas (una de Lidl y otra de Carrefour) que lo contenían, no estén contaminadas por DNT.

Este hecho relevante debería ser suficiente como para desanimar a los partidarios de la teoría de la contaminación, según la cual, lo que estalló en los trenes es Goma 2 ECO contaminada con DNT.

3.- DNT COMO ELEMENTO INTEGRANTE DEL EXPLOSIVO Y DNT COMO CONTAMINANTE

Los peritos que han realizado el análisis de las muestras de los focos de los trenes y de la dinamita intacta hallada en los otros lugares se han cuidado mucho a la hora de hacer en su informe algún tipo de consideración sobre el tipo de explosivo de que se trata. No aventuran ninguna hipótesis.

Sin embargo, cuando se refieren a los componentes detectados en los focos de los trenes hablan de DNT sin más, mientras que cuando se refieren a ese mismo elemento encontrado en los explosivos intactos, apuntan siempre: «en cantidad minoritaria».

Claramente, y a falta de sus análisis cuantitativos, los peritos están apuntando a una hipótesis: mientras que en los focos de los trenes el DNT es un elemento básico del explosivo, en el resto de las muestras su presencia puede ser fruto de la contaminación.

Hay que tener en cuenta que los restos de los focos han sido sometidos a lavado con acetona y agua. Es decir, que, además de corresponder a muestras de un explosivo ya explosionado y que han pasado casi tres años, los efectos de ese lavado a que hace referencia el informe pericial, han eliminado gran parte de las sustancias del compuesto que se trata de analizar. Por lo tanto, si aparece DNT quiere decir que estamos ante un elemento básico del explosivo y no ante una presencia fruto de la contaminación.

La utilización de la acetona y el agua implica que, en su día, los restos fueron sometidos a análisis en los laboratorios de los Tedax. El agua se utiliza como disolvente de algunos componentes, como, por ejemplo, el carbonato cálcico. La acetona también es un disolvente y sirve para detectar, por ejemplo, el DNT.

¿Dónde están los resultados de los análisis que se hicieron en su día en el laboratorio de los Tedax? No se sabe. Según Sánchez Manzano, dichos análisis sólo fueron transmitidos oralmente y no existe ningún escrito donde se reflejen sus conclusiones. Esa explicación es, sencillamente, increíble.

Lo más probable es que Sánchez Manzano supiera ya en la mañana del día 11 de marzo que el explosivo utilizado contenía DNT y nitroglicerina, como señaló en repetidas ocasiones ante la Comisión de Investigación parlamentaria.

Esos dos elementos se encuentran presentes en el Titadyn, explosivo que fue apuntado por el responsable de Seguridad Ciudadana, Santiago Cuadro Jaén, en conversación telefónica con el subdirector operativo de la Policía, Díaz Pinado, a media mañana del 11 de marzo.

¿Qué ocurrió después de aquella conversación? Esperemos que el juicio oral sirva, entre otras cosas, para aclararnos esa gran incógnita.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma