Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




27.5.07

 

La confesión

 

27-05-07



La confesión


CASIMIRO GARCIA-ABADILLO

Fue el informe pericial que orientó la investigación policial hacia la autoría islamista. El trocito de papel parafinado hallado en la Renault Kangoo era el primer indicio, la primera pista que llevaba a descartar el Titadyn como el explosivo que provocó la matanza del 11-M. La convicción de Sánchez-Manzano de que aquel pequeño pedazo de envoltorio de cartucho se correspondía con una muestra de Goma 2 ECO la puso de manifiesto el hecho de que remitiera al laboratorio de la Policía Científica una muestra patrón de dicho explosivo para su cotejo con aquél. Además, remitió una muestra de un polvo rosáceo recogido de uno de los focos de la estación de El Pozo.
(.../...)


El análisis se comenzó a hacer a primera hora de la tarde del día 11 de Marzo. Por la noche ya se tenía el resultado. El informe (cuya referencia es 173-Q1-04) señala que las muestras numeradas como 2 y 3 contienen los mismos elementos: nitrocelulosa, nitrogricol, nitrato amónico, ftalato de dibutilo, metenamina y carbonato cálcico. Es decir, justo los componentes de la Goma 2 ECO (eso sí, con la misteriosa aparición de algo que no tiene nada que ver: la metenamina).

La muestra enviada al laboratorio como número 1 -la del polvo rosáceo- no dió ningún resultado relevante al considerarse que era sólo polvo de extintor y no contenía ningún elemento explosivo (curiosamente, la pericia ordenada por el tribunal halló allí nitroglicerina, otro de los componentes del Titadyn).

La Goma 2 ECO era lo que llevó a las minas asturianas, lo que descartaba, al menos teóricamente, a ETA. Por tanto, ese informe pericial realizado el 11 de marzo de 2004 por la Policía Científica tenía un valor crucial en ese momento de la investigación.

¿Quién era una de las personas que lo firmaba? Nada menos que el facultativo del CNP con carné profesional número 47, que, posteriormente, sería designado por el comisario general de la Policía Científica, Miguel Angel Santano, como director de la pericia ordenada por el tribunal.

Pues bien, más de tres años después de firmar aquel informe, apenas unos días antes de tener que comparecer ante sus señorías, el perito número 47 revela que ya en aquel primer análisis apareció DNT (dinitrotolueno), que no es un componente de la Goma 2 ECO. En un escrito remitido el pasado miércoles a Gómez Bermúdez, dicho perito confiesa que fue un error no reflejarlo en el informe, pero que la aparición de DNT le «paso desapercibida» al tratarse sólo de unas «trazas».

Es decir, el policía que ha ejercido como director de la pericia nos cuenta ahora que no hizo constar en un documento oficial la aparición de un componente que, como mínimo, hubiera dejado abierta la puerta a otro tipo distinto de explosivo, al margen de la Goma 2 ECO.

¿Estamos ante un rasgo de arrepentimiento? ¿O quizás ante una maniobra de anticipación destinada a amortiguar un mal mayor?

El lunes comienzan a declarar los peritos. Algunas dudas podrán aclararse. Sin embargo, lo que ha quedado acreditado ya es que hubo intención de ocultar determinados datos: justo los que iban en dirección contraria a lo que constituyó la teoría oficial sobre el 11-M.

Etiquetas: ,


This page is powered by Blogger. Isn't yours?