Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




5.4.06

 

Marlaska apartó de 'Nova' al inspector que instruyó el 11-M

 

05-04-06

11-M LA INVESTIGACION / Las lagunas del proceso

Marlaska apartó de 'Nova' al inspector que instruyó el 11-M

Sospechaba que podía estar filtrando datos sobre los testigos protegidos en la causa por el intento de volar la Audiencia
FERNANDO LAZARO

MADRID.- Las conexiones entre las diferentes operaciones policiales contra el terrorismo islamista son constantes. Que han existido vínculos entre algunos de los detenidos en la operación Nova y en la masacre de Madrid está fuera de duda. Y también es claro que los investigadores, básicamente, tenían que ser los mismos.
(---/---)

Así, en la operación Nova en la que presuntamente se desmanteló una célula islamista que pretendía volar con un camión cargado de explosivos la Audiencia Nacional, participaron numerosos miembros de la Comisaría General de Información, entre ellos el inspector que actuó de instructor en las diligencias policiales sobre la masacre. Pero el juez que instruye la operación Nova, Fernando Grande-Marlaska, tuvo algunos recelos sobre éste y algunos otros funcionarios. Tan es así que durante varios meses le ha tenido apartado de las investigaciones sobre el entramado dirigido por el marroquí detenido en Suiza Mohamed Achraf. En una decisión sin muchos precedentes, el magistrado decidió apartar a varios de los máximos expertos de la Unidad Central de Información Exterior de estas investigaciones. Sospechaba que alguno de ellos estaba filtrando datos sobre las actuaciones policiales. En concreto, sobre algunos de los testigos protegidos en este proceso. Recientemente, el magistrado ha reincorporado a las pesquisas a estos funcionarios justo antes de dictar el auto de procesamiento. Según las fuentes consultadas por este periódico, la cifra de agentes apartados durante meses de la operación Nova ascendió a cinco.

En dicho sumario hay al menos dos testigos protegidos: uno era colaborador de la Policía Nacional y el segundo, del Centro Nacional de Inteligencia. Ambos fueron claves para llevar a cabo estas pesquisas en las que, presuntamente -según el auto del entonces instructor de la causa, Baltasar Garzón- los detenidos iban a contactar con un conocido gitano de Almería, con antecedentes por tráfico de armas y explosivos, al que le iban a comprar el material para volar las dependencias policiales. Uno de los testigos protegidos, conocido a nivel interno como Cartagena, fue el que dio la mayor parte de las pistas a la Policía. Además de centrar al líder de la célula, explicó que éste había contactado en prisión con el etarra que intentó matar al Rey y que se ofreció para ayudarle a adquirir los explosivos. El otro testigo protegido colabora con el CNI. Ambos mantuvieron un encuentro en Madrid, en un conocido restaurante del centro, cuando la instrucción estaba en plena efervescencia.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?