Destituido el 'número dos' de la Comandancia de Gijón que investigaba la corrupción interna

30-10-07



Destituido el 'número dos' de la Comandancia de Gijón que investigaba la corrupción interna


Sus superiores han argumentado «pérdida de confianza» en el comandante Gonzalo Moreno Este mando alertó a Asuntos Internos de posibles casos de extorsión y cohecho de agentes

FERNANDO LAZARO

MADRID.- En plena investigación. Con datos muy delicados. Los nombres de agentes de la Comandancia, en la picota. Y cuando estaba a punto de estallar judicialmente el caso, el comandante Gonzalo Moreno, número dos de la Comandancia de Gijón, ha sido destituido del cargo.

Se encontraba inmerso en las pesquisas que hacían presagiar un importante caso de corrupción en el seno de esas dependencias del Instituto Armado. Pero, oficialmente, la destitución se produce por «pérdida de confianza» de sus superiores. Este comandante estuvo al frente de la Comandancia, de forma interina, tras la destitución del teniente coronel Rodríguez Bolinaga por ocultar la cinta grabada donde Lavandera informaba a la Guardia Civil de los planes de José Emilio Suárez Trashorras y Antonio Toro (procesados por el 11-M) con Goma 2 ECO.
(.../...)

La destitución oficiosa del número dos de Gijón se produjo cuando Moreno se encontraba al frente de la Comandancia, ya que su superior, el teniente coronel Juan Bautista Martínez Raposo, se encontraba en ese momento de vacaciones.

Fue en agosto cuando Moreno actuó contra una trama que se dedicaba a la venta falsificada de ropa de marca. Esa actuación fue el desencadenante de su destitución. En la operación fue detenida, entre otros, la mujer de un agente ya fallecido del Instituto Armado, que estaba siendo investigado por Asuntos Internos cuando falleció. El Juzgado no pudo intervenir tras este fallecimiento, ya que el cadáver del agente, adscrito a la Policía Judicial, fue incinerado.

Venta de ropa falsa

En esa investigación por venta de ropa falsificada apareció implicada la viuda de este agente, que fue detenida por la Patrulla Fiscal apoyada por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Comandancia. Se da la circunstancia de que la operación llevada a cabo por el equipo dirigido por el comandante recibió la felicitación por escrito y personalizada del director general de la Policía y de la Guardia Civil, Joan Mesquida.

Pero ya antes de llevar a cabo esta operación, en plena Feria de Gijón, cuando la trama delincuencial movía más cantidad de ropa falsificada, se había abierto una investigación interna, a instancias de este mando y tras consultar con su coronel, Alfonso Santos. Los datos sobre posibles casos de corrupción de agentes del Instituto Armado de Gijón fueron remitidos a la Unidad de Asuntos Internos de Madrid. Según explicaron a este periódico fuentes de la Guardia Civil, las sospechas estaban centradas en agentes de la Policía Judicial. Se investigaba si estos guardias protegían al mayorista de la ropa falsificada, el que la vendía a intermediarios que, a su vez, la vendían por las esquinas. Según estas fuentes, los agentes se encargaban de que los inmigrantes ilegales que se dedicaban a la venta de esta ropa se la adquirieran al mayorista para el que trabajaban. En caso contrario, les detenían, lo que podría significar su expulsión. Los investigadores cifraban en 800 euros al mes lo que podían percibir los agentes corruptos.

La investigación sobre esta presunta trama de corrupción estaba en manos de Asuntos Internos. Fue Moreno quien solicitó a su coronel que trasladara los datos a esta unidad.

Desde Asuntos Internos se propuso cerrar las investigaciones tras el fallecimiento del guardia antes citado, que era objeto de seguimiento y de pinchazos telefónicos. Entendían que, una vez fallecido, no tenía sentido continuar investigando. Pero fue el Juzgado de Instrucción número 1 de Gijón, dirigido por el juez decano Juan Laborda, el que decidió no archivar el caso. Y es que todo apunta a una trama de corrupción. La viuda del agente fallecido ya amenazó con tirar de la manta cuando fue detenida.

La razón aducida por sus mandos para destituirle es la «pérdida de confianza». Aseguraban que no había informado a sus superiores. Los documentos apuntan lo contrario.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma