Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




29.10.07

 

El PSOE ultima su ofensiva contra el PP a cuenta de la sentencia del 11-M

 

29-10-07



JUICIO POR UNA MASACRE / El partido reunirá a su Permanente de forma excepcional el jueves para dar una respuesta / Estudia elaborar un vídeo, aunque también podría esperar a que la campaña esté más cerca

El PSOE ultima su ofensiva contra el PP a cuenta de la sentencia del 11-M


Blanco recopila material para exigir que Rajoy pida disculpas por las «infamias»

MARISA CRUZ / MANUEL SANCHEZ

MADRID.- El Gobierno y el PSOE se repartirán los papeles. En tanto que el primero mantendrá la compostura institucional abanderando el principio de respeto a las decisiones judiciales, el segundo tendrá vía libre para cobrarse las facturas pendientes con el PP por el 11-M.


En Moncloa dicen que esperarán a conocer la sentencia, la estudiarán y sólo después valorarán si se hace una declaración solemne con la que zanjar especulaciones. Algo del tipo: «Esta es la verdad de los hechos y no simples opiniones. Ahora lo que toca es trabajar para que algo así no se produzca nunca más».

En Ferraz, por el contrario, están más que dispuestos a pronunciarse, sobre todo si el próximo miércoles, día 31 de octubre, la sentencia del tribunal es, como esperan, condenatoria, contundente y aclaratoria sobre la matanza de Atocha.

(.../...)

En Presidencia del Gobierno aseguran aguardar con absoluta tranquilidad la decisión, pero están alerta, conscientes, como señala un miembro del Ejecutivo, de que será la sentencia «más importante de la historia de la democracia sólo comparable con la emitida por el intento de golpe de Estado del 23-F».

En cualquier caso, afirman que esperan el pronunciamiento «como siempre, trabajando», y, para demostrarlo, insisten en que ahora el presidente Zapatero y su equipo están concentrados casi en exclusiva en intentar resolver el caos de Barcelona. De hecho, el mismo día 31, el presidente del Gobierno debe comparecer ante el Pleno de la Cámara para «asumir responsabilidades» y «dar la cara» por la grave situación de las infraestructuras en Cataluña. No se descarta que antes en la Moncloa, o allí mismo, se preste a verbalizar su declaración de corte institucional.

Por el momento, ni siquiera se ha previsto que ese día Madrid sea objeto de un despliegue de las Fuerzas de Seguridad. «Más riesgos que los que han existido durante la celebración del juicio, es difícil que se den», advierten desde la vicepresidencia.

En la sede del PSOE, las cosas son bien distintas. El partido bulle porque, en esta ocasión, sí piensan utilizar el 11-M colocándolo en primera línea de la actualidad política. El objetivo es no sólo ajustar cuentas con los populares, sino también sacar el máximo rédito electoral.

En Ferraz consideran que, a cuatro meses de las generales, les vendrá como anillo al dedo recordar cómo gestionó el Gobierno de Aznar aquel atentado y cómo, después del resultado de las urnas, el PP emprendió una campaña que ha durado toda la legislatura y que ha estado basada en lo que el PSOE denomina «teoría de la conspiración».

Estas reflexiones han ido cuajando en varias reuniones de la dirección del partido, y la conclusión de las mismas es la de que se saldrá por tierra, mar y aire a denunciar «las mentiras del PP», tanto desde el Gobierno como desde la oposición.

La respuesta se hará en tres fases. El miércoles habrá una reacción rápida y el jueves se reunirá de forma excepcional la Comisión Permanente para dar una respuesta oficial a la sentencia. El lunes se volverá a reunir la Comisión Permanente.

El propio secretario de Organización del PSOE, José Blanco, ya adelantó uno de los argumentos que utilizará el partido si la sentencia es condenatoria, en un desayuno informativo que mantuvo hace unos días. En esa ocasión, afirmó que Mariano Rajoy debería pedir disculpas a todos los españoles «por las infamias vertidas estos años». Blanco vaticinó que el líder del PP no lo hará, pero no por ello el PSOE va a dejar de recordárselo durante mucho tiempo. Zapatero e incluso la vicepresidenta De la Vega también están dispuestos a apuntarse a esta labor de refrescar la memoria al adversario político, pero lo harán sólo en el fragor de las batallas cuerpo a cuerpo que propicia la sesión semanal de control al Ejecutivo.

El partido, sin embargo, trata de volver a sacar a la luz algunas de las afirmaciones más contundentes del propio presidente del Gobierno, especialmente aquéllas que vertió durante su comparecencia ante la comisión parlamentaria que durante meses intentó dilucidar las responsabilidades de la matanza de Madrid.

Zapatero mantuvo en el Parlamento tres principios básicos: que la culpa del atentado sólo es achacable a terroristas islamistas; que la participación de España en la guerra de Irak no fue la causa de la matanza, aunque sí elevó el riesgo que existía sobre España, y que el Gobierno de su predecesor engañó masivamente a los españoles induciéndoles a pensar que todo había sido obra de ETA.

De estas tres claves saldrán ahora muchas derivadas más que se combinarán inevitablemente con una crítica durísima a la actitud que ha mantenido el Partido Popular en su labor de oposición. El objetivo es afearles el trabajo hasta la náusea.

Para ello, el PSOE está recopilando información audiovisual y rastreando las hemerotecas con el fin de disponer de un argumentario vasto y sólido con el que hostigar al PP.

Incluso, según fuentes de la dirección del PSOE, se ha estado pensando en elaborar un vídeo para después de la sentencia. La decisión no está tomada todavía y, por el momento, no hay nada preparado. Posiblemente, este tipo de material se utilizará más cerca de la campaña.

La estrategia adoptada por la dirección de Ferraz con la luz verde de Moncloa es aplaudida por la mayoría de los dirigentes socialistas que consideran que si el fallo judicial «pone las cosas en su sitio», el partido está en todo su derecho de exigir disculpas, explicaciones y rectificaciones.

Etiquetas: ,


This page is powered by Blogger. Isn't yours?