Rajoy acusa al PSOE de enviar a miembros de UGT a boicotear sus actos públicos

19-07-06



Rajoy acusa al PSOE de enviar a miembros de UGT a boicotear sus actos públicos

Decenas de sindicalistas le abuchean en Benavente entre conatos de agresión a militantes del PP


ROSTROS SOCIALISTAS EN LA ALGARADA CONTRA RAJOY

Justo detrás de la letra O de la pancarta, se encuentra Manuel Fuentes López, procurador del Partido Socialista por Zamora en las Cortes de Castilla y León. A su derecha, con gafas, está José Ignacio Martín Benito, secretario de la Agrupación del PSOE de Benavente. La fotografía, distribuida ayer por los populares, pone cara a los «dirigentes socialistas» acusados ayer por Rajoy.



JOSÉ LUIS CABRERO

BENAVENTE (ZAMORA).- «A cada lugar que voy, el Partido Socialista me manda a la UGT, o a ellos mismos a organizarme un lío, o me plantean una reivindicación que, como es sabido, no es de mi competencia». Con estas palabras reaccionaba ayer el líder del PP, Mariano Rajoy, a los incidentes registrados durante su visita a la localidad zamorana de Benavente entre simpatizantes del PP y representantes del sindicato socialista, que le abuchearon entre conatos de agresión.

Representantes de la Mesa pro Hospital y de la sección de Sanidad de UGT, cada uno con su propia reivindicación, se manifestaron frente a la iglesia de Santa María de Azoague junto a miles de simpatizantes populares justo cuando Rajoy llegaba al templo. Los concentrados afines al PP que esperaban al líder nacional con gritos de «presidente, presidente» interpretaron la protesta como un intento de boicotear la visita de Rajoy e increparon a los manifestantes, muchos de los cuales, decían, vinieron adrede del pueblo leonés de Ponferrada.

(.../...)

De los gritos y los insultos entre unos y otros se pasó a las manos, cuando simpatizantes del PP intentaron quitar una pancarta a una sindicalista de UGT, y ésta, que protestaba por la política sanitaria de la Junta, acabó conmocionada en el suelo.

Rajoy tuvo que salir del tumulto escoltado por la Guardia Civil y la Policía Local, que le abrieron pasó para poder abandonar las inmediaciones de la iglesia donde se congregaron miles de personas y recorrer el centro de Benavente.

El secretario del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, pidió ayer la dimisión del delegado del Gobierno en la región, Miguel Alejo, al considerar que hubo «falta de previsión» a la hora de hacer frente a los incidentes.

«Dinámica de acoso»

Por su parte, el presidente del PP reconoció ante los periodistas haberse sentido «baqueteado» durante la algarada, y reclamó «respeto», apelando expresamente a los «dirigentes socialistas que aquí había», para poder ejercer el derecho «de hacer las visitas y exponer nuestras posiciones de manera normal».

Rajoy interpretó, en todo caso, el incidente como un hecho no aislado y relacionado con anteriores algaradas en «Cataluña o Guadalajara». Según afirmó, todos responden a la «dinámica de acosar a un partido político como el mío y de dividir». «Esto no es un problema ideológico sino de exclusión», dijo, «que en nada beneficia a la convivencia en España».

El presidente nacional del PP aseguró que en los dos próximos años trabajará para que en España se recupere el consenso en los temas esenciales, entre los que mencionó la lucha antiterrorista.

Por otra parte, defendió la labor de los populares en el País Vasco y el vídeo colgado en su página web, en la que aparece la rosa socialista con la serpiente etarra. Dijo que el vídeo no hace sino «reflejar una realidad objetiva y ni siquiera contiene juicios de valor».

Aseguró que el PSOE «no tiene autoridad moral para decir nada al PP» después de afirmar que, si el proceso de paz sale mal, será por culpa del PP y si sale bien, a pesar de él.

Además, invitó a los socialistas a «reflexionar» después de comprobar que el diario Gara ha elogiado su manera de actuar. «Cuando el órgano de expresión de ETA te apoya es que estás haciendo algo mal», dijo. «Creo que en todo este proceso se está actuando con demasiada frivolidad y poca prudencia», insistió.

«El problema que tenemos ahora», añadió Rajoy en relación con la tensión política generada por el proceso de paz y la amenaza de los socialistas de romper sus alianzas con los populares en los ayuntamientos vascos, «es que el PSOE en el País Vasco trata mejor a Batasuna que a María San Gil».

Rajoy calificó la posibilidad de esta posible ruptura entre el PP y el PSOE de «disparate» y exhortó a que «alguien propicie una reflexión» sobre un problema «gravísimo» que comparó con el de la Ley de la Memoria Histórica.

«¿Usted se cree que a un español normal, o a un joven de 18 o 20 años, se le puede venir ahora con la historia de la guerra, de lo que pasó con Franco?», preguntó. «Miremos al futuro, que es lo que le importa a la gente, o miremos al presente».



Comentarios

Anónimo ha dicho que…
La partida de la porra (el zamorano prof. De Miguel,dixit)
Anónimo ha dicho que…
Benavente, buena villa y mejor gente

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XXX).- La furgoneta del 11-M tenía una tarjeta del Grupo Mondragón en el salpicadero

LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XXV). Las mentiras de 'El Gitanillo'