'Txapote' llama 'monigote de circo' al juez y se niega a obedecerle

22-07-06



'Txapote' llama 'monigote de circo' al juez y se niega a obedecerle


Mantiene un enfrentamiento con el presidente de Sala, que ordenó a la Policía que le esposara - El fiscal jefe confirma su petición de 72 años de cárcel por el atentado contra Fernando Múgica

MANUEL MARRACO

MADRID.- Txapote amplió ayer su catálogo de desafíos al tribunal. A las patadas, gritos y desobediencias protagonizadas por etarras en juicios recientes, el miembro del comando Donosti añadió los insultos al presidente de la Sala.

En un momento de la segunda sesión del juicio por el asesinato del dirigente socialista Fernando Múgica, el presidente de la Sección Tercera de la Audiencia Nacional, Alfonso Guevara, ofreció al acusado la posibilidad de sentarse. La respuesta de Txapote comenzó por el «ahora no quiero» y acabó con un «para monigote de circo tú, yo no» dirigido al magistrado. Guevara ordenó entonces a las Fuerzas de Seguridad que le esposaran y durante el resto de la vista dos agentes de la Policía permanecieron junto a Francisco Javier García Gaztelu dentro de la cabina blindada.
(.../...)

El rifirrafe concluyó con el fiscal pidiendo al tribunal que dé cuenta a los juzgados y a la prisión de la actitud de Txapote, con el presidente negándose a que constara la protesta del abogado del etarra y con éste pidiendo que constara la protesta porque no se le permitía protestar. Al final, Guevara también ordenó deducir testimonio contra el letrado, Alfonso Zenón, por considerar que había acusado al tribunal de torturas, «en especial al presidente», según informa Efe.

El incidente dio paso al turno en el que el fiscal jefe, Javier Zaragoza, ratificó los 72 años de prisión que pide para García Gaztelu: 30 por el asesinato, otros 30 por disparar contra dos ertzainas que le persiguieron en su huida, seis por robo y seis por falsificación.

Además, para cumplir con las instrucciones de la Fiscalía General, Zaragoza modificó el escrito de acusación para solicitar que durante los 10 años siguientes a su excarcelación el etarra no pueda acudir a San Sebastián. Múgica fue asesinado en el centro de la ciudad el 6 de febrero de 1996, cuando acudía a pie desde su despacho a los juzgados de la ciudad.

Zaragoza expuso ante el tribunal -completado por Fermín Echarri y Flor Sánchez- el abrumador material probatorio que pesa contra Txapote por este asesinato. El jueves, en la primera jornada del juicio, el hijo del asesinado José María Múgica reconoció «sin ningún género de dudas» a Txapote como el asesino de su padre. También fue reconocido por la persona a la que robó el coche en su huida en un testimonio que el fiscal describió «de gran valor cívico». A esos reconocimientos se suman, explicó Zaragoza, numerosos informes técnicos.

El fiscal jefe recordó que durante varios años coincidió en San Sebastián con Fernando Múgica, al que describió como «un ciudadano de bien, bueno y querido», un profesional «excelente» y «un demócrata convencido, un tolerante y un luchador por la libertad». Según dijo, su asesinato supuso un ataque «al corazón de la Justicia y al corazón del Estado de Derecho».

«Ante un asesinato cruel y despiadado hay que hacer justicia con mayúsculas, que incluya cierta reparación para la familia. No es posible reparar el dolor, pero sí mitigarlo con el castigo de los culpables. Con el castigo de Txapote, aplicando la ley penal con todo el rigor. Ésa es la respuesta», concluyó Zaragoza.

La de ayer fue la primera acusación mantenida por Zaragoza desde que se hizo cargo de la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Por esa razón, Guevara le deseó éxitos profesionales, un deseo que dijo, compartía con el resto de acusaciones y -ante el gesto estupefacto del letrado Zenón- de la defensa.

ENFRENTAMIENTO ENTRE PRESIDENTE Y ACUSADO

- Guevara: Si el acusado desea sentarse...

- 'Txapote': No me da la gana ahora.

- G.: (Dirigiéndose a los policías) ¡Siéntenle!

- 'T'.: ¿Qué pasa?, ¿vamos a estar con estas tonterías de siéntense una y otra vez?

- G.: ¡Manténganle esposado al asiento!

- Defensa: Señoría, quisiera expresar mi protesta de la defensa.

- 'T'.: ¡A la silla, que me esposen a la silla también y los pies, y la boca! ¿Así nos queréis?

- Defensa: Que se tenga que decir que se siente y que se levante me parece que no ha lugar.

- 'T'.: ¿Qué queréis, circo? Todo vale para el circo.

- G.: (Al abogado) Se le ha dicho que si desea sentarse y ha dicho que no le da la gana.

- 'T'.: (A Guevara) Para monigote de circo tú, yo no.

- G.: Ante esta actitud, sí le ordeno sentarse.

- Defensa: Que conste la protesta porque...

- G.: ¡No consta ninguna protesta!

- Defensa: Pues que conste la protesta porque no se deja constar la protesta.

- G.: ¡Aquí no se interrumpe!

- 'T'.: (A Guevara) ¿Me vas a decir tú cuándo me puedo levantar y cuándo no?

- G.: Sí señor, porque lo ordeno yo. ¡Se acabó!

- 'T'.: Tú no te puedes imponer sobre mí.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XXX).- La furgoneta del 11-M tenía una tarjeta del Grupo Mondragón en el salpicadero

LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XXV). Las mentiras de 'El Gitanillo'