Una recogida de pruebas poco rigurosa

02-05-07




Una recogida de pruebas poco rigurosa


MADRID.- La recogida de restos en los lugares donde se produjeron las explosiones el 11 de Marzo de 2004, que podían servir de pruebas, se llevó a cabo de manera poco rigurosa, según han declarado en el juicio expertos policiales.


El ex inspector jefe Carlos Corrales, que era el máximo responsable de la Policía Científica en la fecha del atentado, declaró en el juicio que había advertido a los Tedax -los especialistas en explosivos- que la manera en que le enviaban los restos recogidos en los trenes no permitía acreditar que esas pruebas habían permanecido en todo momento bajo custodia policial. (.../...)

Explicó que esos restos le llegaban sin especificar en qué lugar habían sido localizados ni qué agente los había recogido, algo que es un principio básico en el trabajo de la Policía Científica.

El ex comisario jefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano, que fue destituido de ese puesto, también mantuvo las dudas sobre la recogida y custodia de los restos de explosivos y la llamada mochila de Vallecas.

Sánchez Manzano explicó al tribunal que los Tedax revisaron concienzudamente los trenes, por lo que no se explica por qué no encontraron esa mochila que después fue hallada en la comisaría de ese barrio de Madrid.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma