De fraile mercedario a informador con categoría A-1

08-01-08



11-M / El papel de las Fuerzas de Seguridad

De fraile mercedario a informador con categoría A-1

ANTONIO RUBIO

MADRID.- Se llama Mario Gascón, fue fraile mercedario, colaborador de la UCO (Unidad Central Operativa) de la Guardia Civil, director de discotecas, gerente de varios puticlubs, amigo y socio de Jamal Ahmidan, El Chino, y controlaba a un grupo de marroquíes entre los que estaban Rafá Zouhier y Rachid Aglif, El Conejo, que han sido condenados en el juicio del 11-M a 10 y 18 años de cárcel, respectivamente, por colaboración con banda armada.


Gascón fue citado como testigo en la vista del 11-M, pero no se presentó y la Justicia ordenó su localización. Lleva tres años fuera de España, huido, y no tiene intención de volver porque teme por su vida: «Tengo miedo de que me piquen el billete. El capitán Paco me amenazó con una pistola después del 11-M y me dijo que cerrara la boca».
(.../...)
En uno de los documentos aportados al sumario del 11-M (que ilustra esta información) se confirma que el ex fraile mercedario tenía relación con esa unidad (en referencia a la UCO): «Colabora una persona con la identidad de Mario Gascón». El informe (17 julio de 2004) está firmado por el coronel jefe, que era y es Félix Hernando.

Gascón tampoco se olvida de todos los delincuentes a los que ha denunciado durante los cinco años que trabajó para la UCO. «Seguro que algunos me quieren pasar factura», dice.

Antes de convertirse en un colaborador de la Guardia Civil con la categoría A-1, la máxima que se otorga a los confidentes, Gascón vistió hábitos de la orden de los mercedarios en Barcelona y estudió teología: «Mi relación con la delincuencia comenzó en la cárcel Modelo de Barcelona. Allí ayudaba, como fraile, a los internos».

Gascón, que ya ha cumplido los 40 años, también hizo el servicio militar en la Ciudad Condal, donde contactó con los servicios de información: «Hacía la asistencia en la cárcel militar y me colocaron en el servicio de inteligencia. Trabajaba con el sargento Landero y en las manifestaciones de insumisos tenía una cámara oculta y hacía fotos del personal».

No duró mucho tiempo como fraile. Tras la jura de los votos simples, abandonó. La seguridad y el mundillo de los servicios de información coparon sus siguientes años: «Comencé a trabajar la noche de Barcelona y terminé como hombre de seguridad en varias discotecas. Más tarde fui encargado».

Y de las discotecas Gascón pasó a los puticlubs: «Regenté el club Pipols, con 140 mujeres. También estuve en La Mansión y El Riviera en Barcelona, que es el puticlub más importante de España». Más tarde el ex colaborador de la UCO recaló en Alicante. Por último, en 1999 se trasladó a Madrid.

En Madrid el ex fraile se convirtió en el rey de la noche y en uno de los principales colaboradores de la UCO: «Me sentía como una parte más de ellos».

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma