El CGPJ destituye a Beni por el libro sobre su marido como presidente del Tribunal del 11-M

10-01-08



El CGPJ destituye a Beni por el libro sobre su marido como presidente del Tribunal del 11-M


La Comisión de Comunicación pide a Hernando que la cese como jefa de prensa por pérdida de confianza

MARIA PERAL

MADRID.- La Comisión de Comunicación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordó ayer proponer al presidente, Francisco Hernando, que destituya a Elisa Beni como directora de comunicación del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) por la «pérdida de confianza» que ha supuesto el contenido de un libro dedicado a su marido, Javier Gómez Bermúdez, como presidente del Tribunal del 11-M.


La decisión era previsible desde el momento en que la Comisión, responsable de haber propuesto el nombramiento de Beni en 2004, ya constató en su anterior reunión, el pasado 20 de diciembre, la inidoneidad de la mujer del juez Bermúdez para seguir siendo responsable de comunicación del TSJM. Y también era previsible desde el momento en que Beni optó por no atender lo que era una clamorosa invitación a dejar el cargo voluntariamente, evitando su destitución.
(.../...)

El escrito de alegaciones presentado por la periodista, en el que defiende su obra y apela a la «libertad de crítica», no ha convencido a los miembros de la Comisión, ninguno de los cuales apoyó ayer su permanencia en el gabinete de prensa del Tribunal madrileño. La propuesta de destitución fue respaldada por cuatro de los cinco vocales (Enrique López, Adolfo Prego, José Luis Requero y Montserrat Comas), mientras que Juan Carlos Campo se abstuvo. Este consejero indicó que le faltaban datos para pronunciarse sobre la pérdida de confianza en la directora de comunicación del TSJM e indicó que «sólo aquél que la otorga [en referencia a Hernando] o aquél para quien se trabaja [el presidente o la Sala de Gobierno del TSJM] pueden mostrar su pérdida de confianza».

Según explicó el vocal portavoz, Enrique López, la Comisión no ha propuesto la destitución de Beni por su trabajo en el TSJM, que «ha venido desarrollando a plena satisfacción hasta este momento». Por ello no se ha solicitado informe alguno ni al presidente del Tribunal madrileño ni a la Sala de Gobierno.

Por lo que respecta al presidente del CGPJ, Hernando delegó en su día en la Comisión de Comunicación la elección de los jefes de prensa de los órganos judiciales, por lo que también asumirá el criterio de la misma Comisión sobre la procedencia de destituir a Beni. Fuentes del Consejo señalaron que el presidente firmará el decreto de cese la próxima semana.

En una nota de prensa, el CGPJ justifica la destitución de la jefa de prensa del TSJM indicando que «algunos de los pasajes contenidos en el libro [La soledad del juzgador] no se acomodan a las exigencias propias del cargo de responsable de comunicación institucional».

El vocal José Luis Requero lo explica con claridad en un escrito que entregó ayer en la Comisión y en el que, tras subrayar que Beni no ostentaba un puesto funcionarial sino un cargo de confianza de naturaleza temporal, afirma que «no es adecuado que una responsable de comunicación institucional de la Justicia critique a ciertos medios de comunicación o a ciertos profesionales de la prensa, cuando parte esencial de su cometido es, precisamente, mantener una buena relación con todos los medios».

De otro lado, Beni ha dado motivos para «quebrantar» la necesaria confianza de los jueces de Madrid al haber transcrito en el libro «conversaciones privadas de jueces, fiscales y secretarios judiciales sin su conocimiento» y también porque «siendo responsable de la comunicación institucional del Poder Judicial, hace comentarios críticos o inadecuados hacia miembros de la carrera judicial» distintos de Gómez Bermúdez. Este es el «protagonista de una obra no dedicada a la Justicia en general, ni siquiera al Tribunal sentenciador del 11-M en particular, sino a su marido».

El escrito de Requero, compartido por el resto de los miembros de la Comisión partidarios del cese de Beni, recuerda que el libro incluye referencias «irónicas y críticas» sobre el CGPJ y algunos vocales, referencias que «no puede decirse que se inserten en la relación de confianza y lealtad que conlleva el cargo» de jefa de prensa de un tribunal. Para el consejero, un libro así es «inconcebible» en un responsable de comunicación institucional e implica «una grave quiebra de la lealtad a la organización a la que sirve».

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma