Vera admite que trasladó a Ibarra su opinión de que ETA no estaba detrás de los atentados del 11-M

12-12-06



11-M / Afirma que estuvo en Madrid, y no en Mérida, porque fue al nacimiento de un nieto / El presidente extremeño reclama amparo al fiscal general, con quien se reúne hoy, y asegura que no tuvo nada que ver / Blanco lo niega

Vera admite que trasladó a Ibarra su opinión de que ETA no estaba detrás de los atentados del 11-M


MANUEL SANCHEZ

MADRID.- El ex secretario de Estado de Seguridad Rafael Vera admitió ayer que trasladó al presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, su opinión de que ETA no estaba detrás de los atentados del 11-M, según declaraciones realizadas a la agencia Servimedia.

Vera explicó que recibió una llamada del presidente extremeño en relación a esta masacre, y en la conversación le trasladó a Ibarra su opinión -«no basada en ningún dato», según dijo- respecto a que la banda etarra no estaba detrás de los atentados de Madrid. «Y ahí se acabó toda mi intervención; no ha habido más intervenciones mías», aseguró.

(.../...)

Vera, que olvidó la conversación que también mantuvo con Alfredo Pérez Rubalcaba, según reconoció éste en la Comisión de Investigación del 11-M, aseguró ayer que es «falso» que el 12 de marzo de 2004 informara al PSOE de que al día siguiente iban a producirse detenciones de islamistas en relación con los atentados del 11-M. Incluso, por la noche, en declaraciones a la agencia Efe, llegó a decir que desde que salió de Interior no ha tenido contactos con el PSOE, que este partido no le «debe nada» sobre este tema y que la información de este periódico es «falsa de principio a fin». A su juicio, lo publicado se enmarca «en todas las conspiraciones» que lleva a cabo EL MUNDO.

Vera dijo que nunca manejó informes sobre detenciones de islamistas añadió que sí es cierto que pensó que los atentados no eran obra de ETA, pero que llegó a esta conclusión al analizar en sentido contrario los datos que estaba dando a conocer públicamente el Gobierno.

En este sentido, aludió a que la interceptación de las furgonetas de ETA que integraban la llamada caravana de la muerte suponía, a su juicio, que la organización criminal vasca no podía haber introducido en tan pocos meses otro comando en Madrid para perpetrar el 11-M.

Al mismo tiempo, Vera aseguró que es falso que Ibarra pusiese a su disposición un despacho en la sede de la Junta de Extremadura para hacer gestiones sobre quién podía ser responsable de la masacre de Madrid, según la información publicada ayer por EL MUNDO.

Según el ex secretario de Estado, la falsedad de este dato es «fácil de comprobar», puesto que el 11-M y los días siguientes estuvo en el hospital con motivo del nacimiento de un nuevo nieto suyo.

Éste fue el motivo, según señaló el ex secretario de Estado, por el que no estuvo presente en la visita que los ex ministros del Interior José Barrionuevo y José Luis Corcuera realizaron a la cárcel el día de los atentados de Madrid para visitar al ex general Enrique Rodríguez Galindo.

Vera explicó que Barrionuevo y Corcuera visitaron a Galindo para «expresarle su solidaridad pensando que (el 11-M) era un atentado de ETA. Y a mí no me llamaron porque el día anterior había nacido mi nieto», afirmó.

Rodríguez Ibarra también desmintió rotundamente su mediación en la información tras el 11-M, y ha pedido amparo incluso al fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido. Ibarra subrayó ayer que es «radicalmente falso» que tras los atentados del 11-M facilitara un despacho a Vera en Mérida.

Rodríguez Ibarra reiteró que se siente un «ciudadano indefenso» y que hoy entregará personalmente un escrito al fiscal general del Estado en el que le pedirá que le «proteja» de las acusaciones que este diario vierte contra él y le dirá que «si no le tienen miedo a Pedro J. Ramírez, que terminen con él de una vez».

El presidente extremeño insistió en que la información publicada por este periódico es un intento de meterle a él «en una historia» en la que no tiene «absolutamente nada que ver», al tiempo que lamentó que también se pretenda «meter a una juez que durante años ha tenido una actuación brillante en la lucha antiterrorista, la juez Levert».

Sostuvo también que este diario le acusa «sencillamente» porque es él. «Y como no pueden atacarme por ningún sitio, intentan inventar historias. Éste es un invento de una historia», dijo Ibarra, «secundado por el otro sinvergüenza de la Cope», en alusión al periodista Federico Jiménez Losantos.

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, calificó la información de «falsa de toda falsedad». Blanco indicó que todos estos temas no son más que cortinas de humo para impedir lo que más teme el PP, «el juicio sobre el 11-M, donde quedará acreditada la realidad de lo que ocurrió y lo que percibieron, esos tres días, todos los españoles». El dirigente socialista añadió que el PSOE no tuvo información directa de Vera tras el atentado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma