...a la Kangoo en la que el perro no detectó nada...

20-03-07



Impresiones

...a la Kangoo en la que el perro no detectó nada...


Si enigmático es el origen de la mochila, más aún lo es la peripecia de la furgoneta Kangoo, sobre todo en relación con dos aspectos clave: las inspecciones caninas y los objetos que había en el interior del vehículo. En cuanto a lo primero, cada vez es más difícil entender por qué ninguno de los dos perros que la examinaron detectó nada en una furgoneta. Conviene recordar que según la versión oficial la Kangoo contenía ya entonces restos de dinamita y que había transportado varias de las mochilas que explotaron en los trenes. Uno de los guías caninos afirmó ayer ante el juez que si las bolsas hubieran viajado en la furgoneta, su olor no le habría pasado inadvertido al animal. ¿Por qué entonces el perro no detectó nada? En cuanto al interior del vehículo, tanto el guía como el policía que entró por detrás en él aseguraron que no vieron en él nada que infundiera sospecha. De haber estado allí las bolsas que luego se le devolvieron al dueño, ¿acaso no se habría llamado a los Tedax para que las inspeccionaran?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma