Los nuevos análisis descartan que la Goma 2 ECO se contaminara en fábrica

19-03-07



CRECE EL CONVENCIMIENTO DE QUE EN LOS TRENES ESTALLO OTRO EXPLOSIVO

Los nuevos análisis descartan que la Goma 2 ECO se contaminara en fábrica


CASIMIRO GARCIA-ABADILLO

MADRID.- Tras la declaración de Juan Jesús Sánchez Manzano, ex comisario jefe de los Tedax, ante el Tribunal del 11-M, el informe que están realizando los peritos sobre los explosivos que utilizaron los terroristas en el atentado cobra aún mayor relevancia.


Después de la elaboración del segundo Informe Preliminar, remitido a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional el pasado 27 de febrero, los técnicos han seguido profundizando en la llamada «fase experimental», de cara a verificar los resultados obtenidos en los primeros análisis.

(.../...)

Los peritos acordaron, tras la aparición de dinitrotolueno (DNT) en cantidades mínimas en la mayoría de los restos de explosivo intacto, solicitar a la empresa Unión Española de Explosivos (UEE) muestras de Goma 2 ECO para comprobar si dicho componente podía ser fruto de una contaminación de la propia fábrica (dado que el DNT no forma parte de dicho explosivo).

En efecto, UEE remitió al laboratorio de la Policía Científica, que es donde se realiza la pericia, muestras de cartuchos de Goma 2 ECO fabricados en 2004, 2005 y 2006. Hay que tener en cuenta que, según los informes de la Guardia Civil, incorporados al sumario, la Goma 2 ECO que se encontró en el piso de Leganés en función de las numeraciones inscritas en las fundas de los cartuchos, llegó a Mina Conchita entre el 15 de enero de 2004 y el 18 de febrero de 2004.

El objetivo de los análisis era el siguiente: comprobar si, aplicando las mismas técnicas analíticas que se han utilizado con el explosivo intacto hallado en Mocejón, Leganés, la Kangoo, la mochila de Vallecas y los restos impregnados en una placa de porespán que sirvió para recubrir el zulo de la casa de Morata, en la Goma 2 ECO remitida por UEE aparecía algún rastro o traza de DNT. El resultado ha sido negativo. En ninguna de las muestras de cartuchos remitidas a la Policía Científica por UEE aparece ni rastro de dicho componente.

Para asegurar la fiabilidad del experimento, los peritos recurrieron al envejecimiento de la Goma 2 ECO que contenía dichos cartuchos. Se la sometió a temperaturas de 50 grados centígrados; primero durante 24 horas, después durante 48 horas y así sucesivamente hasta 10 días. El resultado fue el mismo. El DNT no apareció por ningún lado.

Por tanto, para los peritos, hay una conclusión que ya se puede extraer sin ningún género de dudas: la aparición de trazas de DNT en 25 de las 28 muestras de explosivo intacto localizadas durante la investigación policial no se debe en ningún caso a una contaminación en fábrica.

En dependencias policiales

Otra hipótesis es que la contaminación se hubiese producido en la manipulación por parte de los terroristas. Pero esa posibilidad se reduce a cero, por cuanto existen muestras (Mocejón) no contaminadas. La tesis de que la aparición del DNT se produjera en dependencias policiales (voluntaria o involuntariamente) es más plausible, ya que la muestra patrón usada por los Tedax también contenía trazas de DNT.

La no contaminación en fábrica es para los peritos «incontrovertible», y echa por tierra la tesis manejada por medios afines al Gobierno, según la cual la aparición del DNT se debe a que en las máquinas de la fábrica de Páramo de Masa de UEE quedaron restos de Goma 2 EC, que se dejó de producir en 2001 y que sí contiene DNT. Según esa insostenible teoría, dichos restos habrían impregnado posteriormente las partidas de Goma 2 ECO.

Al mismo tiempo, los peritos han sometido a análisis una muestra de cinco gramos de Titadyn que fue facilitada por la Guardia Civil y que procede de los cartuchos incautados al comando etarra detenido en Cañaveras (Cuenca) el 28 de febrero de 2004. En su composición se ha detectado nitrogricol y DNT. Estos dos componentes son los que han aparecido en los análisis de los restos hallados en los focos de los trenes.

ETA robó el 28 de septiembre de 1999 en el polvorín de la localidad francesa de Plevin ocho toneladas de explosivos de dos tipos: Titadyn 30 A y Titadyn 50. La diferencia fundamental entre ambos es que el primero no contiene entre sus componentes trinitroglicerina, mientras que el segundo sí.

Según fuentes próximas a los peritos, las pruebas realizadas hasta ahora ponen de relieve que el DNT detectado en los focos de los trenes es un componente del explosivo y, por tanto, es una «evidencia» que el explosivo del 11-M no puede ser Goma 2 ECO.

Ésta es una de las conclusiones que tratarán de consensuar los peritos nombrados por las partes con los dos peritos de Guardia Civil y los dos de Policía Científica que integran el equipo nombrado a propuesta del Tribunal.

De hecho, la aparición de DNT en los restos de los focos, gracias a la aplicación de la técnica denominada microextracción en fase sólida y la cromatografía en fase gaseosa, fue una auténtica sorpresa para los peritos. Sobre todo para los dos de la Policía Científica. El hecho de que los restos hubieran sido lavados en su día con acetona y agua, además del tiempo transcurrido desde que se produjo el atentado, hacían impensable que los análisis pudieran detectar algún componente con la suficiente consistencia.

Determinar el tipo exacto de explosivo que hizo saltar los trenes por los aires es una tarea más que complicada, por cuanto no hay muestras suficientes como para hacer análisis cuantitativos de los componentes. Los peritos han solicitado a la Unidad Central de Desactivación de Explosivos (Tedax) que les remita nuevas muestras de los focos, así como los informes que se hicieron por escrito el 11 de Marzo de 2004. Sin embargo, hasta ahora sólo han recibido la callada por respuesta. Según declaró Sánchez Manzano ante el Tribunal el pasado miércoles, en su Unidad se estuvieron analizando muestras de los trenes hasta el 17 de marzo de 2004. ¿Dónde están esas muestras? ¿Y los análisis que se hicieron?

Al extraño proceder del jefe de los Tedax en esas fechas hay que añadir un dato muy revelador: entre los restos conservados no hay ninguno que provenga de las dos explosiones controladas que hicieron los Tedax en las estaciones de Atocha y El Pozo.

En estos momentos, el equipo formado por los ocho peritos se encuentra trabajando en la fase final de la analítica. En concreto, ahora se está estudiando la aparición de pequeñas trazas de metenamina en algunos de los restos de los focos. En resumen, el Informe Final sobre los explosivos no estará listo para entregar al Tribunal hasta dentro de una semana o 10 días. Sin embargo, en lo esencial no se esperan grandes cambios.

La discusión se va a centrar en cómo se van a reflejar en el escrito las conclusiones obtenidas hasta el momento. El consenso sobre la imposibilidad de contaminación en fábrica parece fácil. Sin embargo, los peritos oficiales (sobre todo los de Policía Científica) se van a resistir a aventurar una hipótesis sobre el tipo de explosivo que estalló en los trenes. Una posible alternativa sería la de mencionar los explosivos que sí contienen entre sus componentes los hallados en los análisis de los focos. Es decir, mencionar los que incluyen el DNT y el nitrogricol. En ese caso, quedaría completamente descartada la Goma 2 ECO y quedaría abierta la posibilidad de que se tratase de Titadyn o bien de Goma 2 EC.

Para eliminar cualquier duda, los peritos de las partes propondrán al Tribunal la realización de explosiones controladas con Goma 2 ECO para analizar posteriormente sus restos, con el fin de descartar de manera definitiva que el DNT pudiera aparecer fruto de alguna reacción química tras la deflagración.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma