Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




21.5.07

 

COMENTARIOS LIBERALES Vergüenza intelectual FEDERICO JIMÉNEZ LOSANTOS

 

21-05-07



COMENTARIOS LIBERALES

Vergüenza intelectual


FEDERICO JIMÉNEZ LOSANTOS

Aunque no faltará quien lo interprete como un anuncio de que el medio más importante de los cuatro, sólo cuatro entre pequeños y grandes, empeñados en investigar el 11-M se da por vencido, el artículo de Pedro Jota publicado ayer subraya con acierto dos aspectos esenciales del caso. El primero, que el juicio está permitiendo constatar el carácter escandalosamente negligente y presuntamente delictivo de la instrucción del caso durante tres años -la «minuciosa» y «profesional» instrucción del juez Del Olmo y la fiscal Valeyá, según ha declarado repetidas veces Ruiz-Gallardón- y la descomunal destrucción de pruebas acometida por la Justicia y la Policía, que han hecho desaparecer nada menos que cuatro trenes, otras tantas estaciones de ferrocarril afectadas, dos mochilas que se hicieron estallar de forma controlada sin dejar un solo átomo de polvo, centenares de objetos enteros, rotos o destrozados, miles de restos humanos e infinidad de indicios, testimonios y vestigios de las explosiones. Nada de eso ha quedado. De las toneladas de pruebas no ha quedado, según los peritos independientes e incluso los muy dependientes del Gobierno que llegó al poder manipulando desvergonzadamente el 11-M, material ferroviario, inmobiliario, objetual y humano en cantidad suficiente para averiguar qué estalló en los trenes, mató a la gente y provocó la conmoción necesaria para cambiar el Gobierno. La primera, pues, en la frente: destrucción de pruebas. Y cabe incluir en la destrucción de pruebas el dizque suicidio o suicidación de Leganés para volatilizar, incluidos los restos de sangre, a los supuestos responsables de la masacre.

(.../...)

La segunda en el cogote: la creación de pruebas falsas, desde la mochila de Vallecas traída de la estación de El Pozo, que ni era mochila, ni de Vallecas ni estuvo nunca en la estación, la furgoneta Kangoo llena de explosivos que los policías y sus perros siempre vieron vacía y cuyos explosivos nunca olieron los canes, amén del Skoda Fabia lleno de pruebas de ADN de islamistas puesto tres meses después de la masacre en uno de sus teatros, que todo ha sido teatro en esta farsa sangrienta excepto, ay, los muertos.

La tercera, en fin, en la sien derecha: el miserable, delictivo y delictuoso comportamiento de los máximos responsables de las Fuerzas de Seguridad del Estado y de esa fuerza esencial de nuestra seguridad que debería ser la Justicia, colaborando en la destrucción de pruebas y la creación de otras falsas, léase sustitución, y atacando a quien denunciaba la estafa.

Ah, y la última en la sien izquierda: la feroz campaña de los medios izquierdistas o de alquiler contra los cuatro gatos empeñados en no comulgar con ruedas de molino. Por vergüenza intelectual y cívica, tanta mentira, tanta infamia, tanto muerto no pueden quedar amortizados a beneficio de inventario criminal. Hay que seguir.

Etiquetas: , ,


This page is powered by Blogger. Isn't yours?