De ubicuidades y regañinas del juez a la fiscal

15-03-07



ASI LO CUENTAN

De ubicuidades y regañinas del juez a la fiscal


VICTOR DE LA SERNA

Vamos a ver. ¿Pudo Jamal Zougam estar, en la mañana del 11 de Marzo de 2004, en tres de los cuatro trenes que estallaron? «Podría parecer imposible tal movilidad por parte de Zougam al ser visto en tres trenes diferentes, pero durante la instrucción el juez Juan del Olmo hizo una reconstrucción de los hechos y los reconocimientos eran compatibles», decía ayer 'El País'. «El responsable de Renfe, Manuel Rodríguez Simos, declaró que es posible que este procesado fuera visto en distintas estaciones, pues pudo bajarse de un tren y subirse en otro de forma sucesiva», ratificaba, cómo no, 'ABC'.

(.../...)


'La Vanguardia' no se quedaba en tan simplistas aseveraciones: «El problema es que la presencia de Zougam fue detectada en tres puntos distintos, por lo que el tribunal tendrá que estudiar ahora con la mayor atención si tales reconocimientos son compatibles entre sí, o si resulta inverosímil que esa mañana pudiera haber estado en los diversos lugares en los que los testigos le sitúan. El jefe de Seguridad de Renfe aclaró que era posible haber viajado en varios trenes, pero el tribunal deberá comparar las declaraciones de los testigos con las horas de las explosiones de las mochilas». Y EL MUNDO apuntaba: «El director de Protección Civil y Seguridad de Renfe afirmó en el juicio que esto es posible, pero lo que convierte en contradictoria la versión de los testigos es la sucesión horaria de los tres convoyes en los que fue visto».

Y es que una mujer vio «sin ninguna duda» a Zougam bajándose en Entrevías (la penúltima parada) del tren que salió de Alcalá a las 7.05 horas; por su parte, un hombre vio a Zougam, con una férula nasal, en el tren que salió de Alcalá a las 7.10 y estalló en El Pozo; y, finalmente, dos mujeres vieron a Zougam en el último tren, el de las 7.15, que explotó en Santa Eugenia. ¿Ubicuidad?

En 'ABC', Germán Yanke no comparte las dudas de otros, y todo se le va aclarando: «Lo que me parece relevante es lo que se va poco a poco estableciendo, que se parece mucho más al sumario que a las teorías especulativas. Y ya estoy siendo generoso con los calificativos».

Otro aspecto llamativo, aunque quizá menor: «El ímpetu con el que se expresa la fiscal Olga Sánchez lleva en ocasiones a que se produzca la nada habitual escena de observar a un presidente de tribunal reprender a un representante del Ministerio Público», contaba ayer EL MUNDO, refiriéndose al rapapolvo que le propinó el juez a la fiscal porque ésta se había lanzado a hacer reproches al secretario judicial. ¿Nada habitual? Cada vez parece serlo más... Durante la retransmisión de ayer por La Otra, por ejemplo, pudimos ver y oír a Gómez Bermúdez regañar a la apresurada fiscal por interrumpir a un testigo -el tedax que nunca había visto la Goma 2 ECO- con una nueva pregunta antes de que hubiese contestado a la anterior.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma