El peligro de dudar de la versión oficial

16-03-07



CRISIS ANTITERRORISTA / Las acusaciones

El peligro de dudar de la versión oficial


Los abogados de la AVT y de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M tienen que soportar duras críticas por preguntar lo que no cabe en el escrito de la Fiscalía


M. MARRACO

MADRID.- Sacar el pie de la versión oficial conlleva riesgos. Es el juicio del 11-M, y lo mismo recibes la reprimenda de un hiperactivo presidente del tribunal, que te encuentras con tu foto bajo un wanted en distribución nacional. Así lo pueden confirmar los abogados que dan voz a dos asociaciones de víctimas. Tres días a la semana, mañana y tarde, buscan en el juicio por la masacre lo que esas víctimas les exigen: «Que se sepa toda la verdad».


Sus preguntas se demuestran más reveladoras -o peligrosas, según el punto de vista - cuanto más se acercan al hilo que recorre los 339 folios del escrito de acusación fiscal. Así ocurrió el miércoles, cuando ante el tribunal comparecía el comisario cuya actuación tras la masacre logró inquietar incluso al paciente Del Olmo. También que el Gobierno reconociera al destituirle que sus profusos errores y torpezas han conseguido que buena parte del prestigio de su unidad también quedara moribundo en los andenes.
(.../...)

«Que se lo pregunten a la perito», fue la respuesta más repetida en el intenso interrogatorio al que le sometieron los dos primeros abogados que tomaron el anodino testigo que les ofreció la fiscal Olga Sánchez: José María de Pablo y Emilio Murcia. El primero, por la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M. El segundo, por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT).

«Actúo como actúo», explica De Pablo, «porque lo piden las víctimas. La estrategia procesal de la asociación la definen las víctimas. Ni abogados ni partidos, ni nadie. Son ellas las que lo piden. Sería muy fácil ir sólo a la condena de los que ya están en el banquillo. Facilísimo».

«Nuestro escrito de acusación», añade, «busca la condena de los 29 procesados, pero también acusamos al Estado como responsable civil subsidiario por negligencias policiales». Eso, explica, justifica que se interrogue de manera tan dura a algunos miembros de las Fuerzas de Seguridad para saber con qué datos contaron antes del 11-M y cómo actuaron tras la masacre. La asociación que preside Angeles Domínguez también duda de que los que se sientan en el banquillo y los suicidas fueran capaces de preparar el atentado ellos solos. «Tuvo que haber alguien más y hacia ahí también se dirigen nuestras preguntas».

Cuando llegó su turno, Murcia, que lleva más de 15 años como abogado de la AVT, fue especialmente incisivo. «Era necesario, para bien y para mal, para que se sepa qué papel jugó cada uno en aquellos días», dice. Conforme llegaban las respuestas del inspector jefe, las preguntas del abogado se afilaban aún más. «Es que no es admisible, como dijo, que sólo seguía los protocolos y que no sabe nada de lo que ha pasado. Es incompatible estar encima de la investigación, decirle al tedax de Vallecas que no haga nada hasta que él llegue y, luego, no saber nada de lo que se le pregunta».

El abogado defiende el papel de la AVT en el juicio. «Es cierto que somos acusación», añade, «pero hay que estar a lo que se ve en el juicio, no podemos estar a ciegas de lo que ocurre. Si preguntas y te responden de cierta manera no es culpa de quien pregunta, sino de quien responde».

El miércoles por la mañana fue Murcia el representante de la AVT. En la sesión de tarde fue Manuela Rubio, y en otras jornadas ha sido Juan Carlos Rodríguez Segura. Entre ellos juegan a las tres en raya todas las semanas para intentar cubrir los numerosos juicios que lleva la asociación, muchos de ellos ocultos tras la polvareda del 11-M. Por ejemplo, el macrojuicio contra el entorno de ETA.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma