Un comisario declara que el Gobierno no ordenó orientar las pesquisas hacia ETA

28-03-07



JUICIO POR UNA MASACRE / La trama asturiana

Un comisario declara que el Gobierno no ordenó orientar las pesquisas hacia ETA


Asegura que Suárez Trashorras admitió haber llevado a la mina a sus amigos «los moritos»

FERNANDO LAZARO

MADRID.- En una larga y confusa declaración, el comisario de la Unidad Central de Información de Interior, Miguel Angel Gamonal, uno de los responsables de la investigación sobre la trama de explosivos, negó haber recibido orden alguna sobre la orientación que debían llevar las pesquisas sobre la masacre.

Este comisario, especializado en la lucha contra ETA, aseguró que en ningún momento recibió instrucciones del Ministerio del Interior ni de la Dirección General ni de ninguno de sus mandos para orientar la investigación sobre la matanza hacia la organización terrorista ETA. «No recibimos instrucción en ningún sentido» para orientar la investigación. Cuando viajó a Asturias, el 16 de marzo de 2004, aún no se había producido la entrega de poderes al nuevo Gobierno tras el 14-M.
(.../...)

Destacó que a las 15.00 horas del 11-M tuvieron «sospechas bastante firmes» de que el terrorismo islamista estaba detrás de la masacre. No obstante, este especialista se desplazó a Asturias junto con un agente de la UCIE para investigar el tráfico de explosivos. ¿Si las sospechas eran tan firmes, por qué acude a la zona un experto en ETA con categoría de comisario?

Admitió que recibió órdenes de realizar un informe sobre su viaje a Asturias, durante el cual fue detenido Suárez Trashorras, y detallar en él la entrevista que, junto a su compañero de la UCIE y un agente del CNI, mantuvo con el ex minero. No realizó un informe para incluirlo en las diligencias policiales o en el sumario, sino para consumo interno. En esa nota no se relataban los datos que Suárez Trashorras contó en el juicio sobre las relaciones entre El Chino y los etarras detenidos en Cuenca. Según declaró el ex minero, Jamal Ahmidan le contó, en la última conversación que mantuvo con él, que los etarras que habían detenido en Cuenca eran amigos suyos y que estos datos se los contó a los agentes que se desplazaron desde Madrid para investigar la trama de los explosivos.

El comisario Gamonal negó este extremo y aseguró que en ningún momento Suárez Trashorras les dijo nada de ETA. No obstante, admitió que en parte de la conversación, que se prolongó durante muchas horas, no estuvo presente. Incluso, dijo no haber escuchado a Suárez Trashorras aportar algunos de los detalles que en su informe (ya desclasificado por el Gobierno) recogía el agente del CNI.

Gamonal explicó que, tras realizar gestiones infructuosas con la empresa Caolines de Merillés, se desplazó con su compañero a Avilés porque esta localidad aparecía en el tráfico de llamadas de las tarjetas telefónicas investigadas.

Explicó que en la comisaría de esta localidad se encontró con el inspector Manolón, al que ya conocía. Éste le dijo que un colaborador suyo creía tener datos relacionados con los atentados. Esa misma tarde se reunieron con Suárez Trashorras. Siempre según Gamonal, éste les contó que conocía a «unos moritos de Madrid» relacionados con su negocio y que podrían estar relacionados con los atentados. El ex minero les relató que Mowgli (Ahmidan) le dijo que no tenía miedo a la muerte y que su ejército era el más poderoso del mundo.

El comisario negó en todo momento que Trashorras les hablara de tráfico de explosivos. Sin embargo, admitió, cuando le recordaron su informe sin fecha, que Trashorras les dijo que, «una noche, después de cenar y en ambiente de copas, pasó por delante de la mina donde él trabajó y se la enseñó a los «moritos».

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma