Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




5.6.07

 

ETA anuncia a través de 'Berria' que esta noche da por terminado el alto el fuego

 


05-06-07



ETA VUELVE A LAS ARMAS / El comunicado de la banda

ETA anuncia a través de 'Berria' que esta noche da por terminado el alto el fuego


Pone fin a la 'tregua' decretada el 22 de marzo de 2006 y afirma que defenderá «Euskal Herria con las armas y en todos los frentes» Los terroristas aseguran estar legitimados por los votos de ANV Fuentes de la lucha antiterrorista le otorgan credibilidad

ANGELES ESCRIVA

MADRID.- ETA dará por finalizado esta noche a las doce el alto el fuego que anunció el 22 de marzo de 2006. Así lo hizo saber ayer en un comunicado remitido al diario en euskara Berria y que fue hecho público esta madrugada. La banda terrorista asegura que «no se dan las condiciones mínimas para seguir con un proceso porque con seudo soluciones no se llega a ningún sitio». ETA realiza un análisis del resultado electoral muy beneficioso para sus intereses: sostiene que los votos obtenidos por la izquierda abertzale, también por ANV, son votos «a favor de un proceso de liberación cuyo fin será un Estado independiente».
(.../...)

Se cumplen así los peores augurios. Los frecuentes contactos mantenidos por representantes del Gobierno con dirigentes de la banda en las semanas previas a las elecciones, e incluso después, se han revelado infructuosos. ETA, como ya hiciera en comunicados anteriores insiste en que «defenderá Euskal Herria con las armas y en todos sus frentes» en una expresión que adquiere una dimensión inmediata. Los expertos reconocen que temían este desenlace definitivo aunque no con tanta premura.

Efectivamente, la banda terrorista, ha utilizado los datos de los últimos comicios autonómicos para realizar una lectura interesada y torticera de la realidad. ETA, sabedora de que las treguas han beneficiado los resultados electorales de las opciones presentadas por la izquierda abertzale -en esta ocasión ANV-, tuvo buen cuidado en no perpetrar atentados antes de los comicios. Sin embargo, una vez superada la convocatoria democrática hace uso de los votos obtenidos por sus simpatizantes para apuntalar su regreso sin ambigüedades a los atentados.

Según las conclusiones a las que llega, «son miles de votos en favor del cambio político y también ETA se posiciona a favor del proceso de liberación de este pueblo, un proceso cuyo fin, sin lugar a dudas, será un Estado independiente llamado Euskal Herria». La banda insiste en que sus objetivos son «la autodeterminación y la territorialidad».

Sus análisis electorales afectan también al PNV -cuya cantidad de votos ha descendido y al que llama «traidor»-, sobre el que se permite el lujo de decir que «los ciudadanos no les han dado un cheque en blanco para que sigan alimentando el sufrimiento de este pueblo bajo la protección del españolismo». ETA ironiza incluso con una expresión empleada por el presidente de la formación nacionalista en la que aseguraba que quería «seducir» a España, no enfrentarse a ella. La banda sostiene que «no han seducido sino a los responsables del aplastamiento de los derechos del pueblo».

Insuficiente

Después de más de un año del comunicado en el que declaraba un alto el fuego permanente y cinco meses después del atentado de Barajas, la banda terrorista deja claro que no le han parecido suficientes ni las decisiones del Ejecutivo, que permitieron que la mitad de las listas de ANV se presentaran a las últimas elecciones municipales, ni la retirada de cargos en favor del portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, ni la concesión del permiso para que se celebrasen los actos electorales de Batasuna con el nombre de ASB al principio de la campaña, ni el gesto que permitió que el etarra De Juana Chaos saliese de prisión 17 meses antes de cumplir su condena por amenazas.

La organización terrorista responsabiliza de la ruptura definitiva al Gobierno del presidente Rodríguez Zapatero al que acusa de haber convertido su talante en «fascismo que deja a los ciudadanos y a los partidos sin derechos». «Las máscaras han caído», dice; «la Justicia española ha dejado a miles de ciudadanos fuera de estas elecciones antidemocráticas que carecen de legitimidad», y « el Gobierno español ha respondido con detenciones y torturas» a lo que denomina «la suspensión permanente de actividades armadas», añade, obviando naturalmente su rearme y los asesinatos de los ciudadanos ecuatorianos Diego Armando Estacio y Carlos Alonso Palate.

Como adelantó este periódico, desde el atentado perpetrado en el aeropuerto de Barajas, representantes del Partido Socialista de Euskadi se habían venido reuniendo con los dirigentes de Batasuna, primero para administrar la situación que se había generado y después para tantear una posible solución.

Asimismo, enviados del Ejecutivo han mantenido varios y frecuentes contactos en las semanas previas a las elecciones con representantes de ETA con varios objetivos entre los cuales se encontraba como prioridad fundamental la de impedir atentados que se especulaba que podían ser inmediatos. Unas reuniones que se produjeron en ciudades como Ginebra o Bruselas. Nada de esto ha obtenido resultados positivos: la banda terrorista ha cerrado, ahora sí por su parte, toda posibilidad de retomar la situación.

Finaliza con este comunicado una situación de ambigüedad en la que la banda ha jugado a administrar los tiempos a su conveniencia.

ETA anunció el pasado mes de marzo un «alto el fuego permanente» con el fin de impulsar un «proceso democrático». Se dijo entonces que la banda terrorista había renunciado a exigir la autodeterminación y la territorialidad y había aceptado un método de negociación formado por dos mesas -una técnica entre el Gobierno y ETA y otra política entre los partidos vascos-; se aseguró asimismo que este comunicado implicaba el cese del mal llamado impuesto revolucionario y de las acciones de terrorismo callejero. La banda terrorista pronto aclaró que no estaba dispuesta a renunciar a nada de eso y se empeñó en dictar los tiempos de la negociación política.

Fuentes conocedoras de la negociación, se mostraban convencidas hace escasas jornadas de que ETA decidió romper el proceso de negociación realmente en el mes de agosto, pero que alargó la situación para fortalecerse y para comprobar si podía sacar algún rédito político más.

La banda siempre alegó que el Gobierno había incurrido en «incumplimientos» y se quejó de que las reuniones secretas y extra parlamentarias entre PSE, PNV y Batasuna, no dieran el resultado deseado. Su estratagema fue la de modernizar el concepto clásico de negociación para que éste no excluyese la posibilidad de atentar y lo puso en práctica en Barajas. Tras el coche bomba de la T-4 sostuvo que su intención no era asesinar y que ella no daba por cerrado el proceso. Se tomó su tiempo para mental izar a las bases radicales que no habían entendido que perpetrase el atentado, de que el responsable era el Ejecutivo. Hace pocas semanas, las Fuerzas de Seguridad comprobaron que la mayor parte de su base social ya había asimilado la necesidad de atentar para espolear al Gobierno. Transcurridas las elecciones, ha dado por finalizada definitivamente, su tregua.

Etiquetas:


This page is powered by Blogger. Isn't yours?