Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




4.6.07

 

La fiscal intenta volver a incriminar a 'El Egipcio' como 'cerebro' del 11-M

 

04-06-07



Juicio por una masacre

La fiscal intenta volver a incriminar a 'El Egipcio' como 'cerebro' del 11-M


Ha hecho gestiones de espaldas al Tribunal para que comparezcan los intérpretes italianos cuya traducción del árabe quedó desmentida por los traductores oficiales de la vista En el sumario consta que los italianos reflejaron «el contexto general sin atender a la traducción literal»

MANUEL MARRACO

MADRID.- El escrito final de la Fiscalía mantiene a El Egipcio como ideólogo del 11-M, pero eso no significa que no haya acusado el golpe que el pasado miércoles le propinaron los dos peritos traductores designados por el Tribunal. El más directo, que Rabei Osman Sayed nunca dijo aquello de «el hilo de la operación de Madrid fue mío».


Según fuentes jurídicas italianas, la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha contactado con los dos intérpretes de ese país para que comparezcan hoy mismo ante el Tribunal y ratifiquen la versión con la que la fiscal Olga Sánchez preparó su escrito provisional de acusación. Las fuentes indicadas no han identificado a los intérpretes, pero todo indica que se trata de quienes elaboraron la traducción ahora cuestionada.
(.../...)

La maniobra se ha llevado a cabo a espaldas del Tribunal, al que la Fiscalía no ha comunicado sus intenciones.

De esta manera, los intérpretes, uno árabe y otro italiano, podrán defender ante el tribunal su versión de las palabras interceptadas a El Egipcio en su domicilio milanés de Vía Cadore. La variante de los peritos del tribunal sigue siendo incriminatoria, pero plantea muchas dudas sobre el papel de El Egipcio como ideólogo de la masacre.

Aunque el juicio está a punto de entrar con la fase de conclusiones, el tribunal aún no ha dado por terminada la de prueba. Fue precisamente el ajetreo que entre las acusaciones provocó la nueva traducción -el tribunal suspendió durante una hora la sesión- lo que retrasó la práctica de la escasa prueba documental prevista.

Así que, aún en la fase probatoria, la Fiscalía podría solicitar al tribunal que admitiese la declaración de los peritos, resaltando que la pericial con la nueva interpretación se había incorporado a última hora.

La maniobra de la Fiscalía supone el reconocimiento de un error. Ante el tribunal sólo comparecieron los miembros de la Policía antiterrorista italiana (Digos) encargados de la investigación, no los intérpretes que habían traducido los diálogos obtenidos.

La Fiscalía sí había solicitado su comparecencia en el escrito de conclusiones provisionales, pero finalmente renunció ella, considerando que la prueba contra El Egipcio ya había quedado bien atada. Se trataba de la pericial número 38 de las solicitadas por Olga Sánchez: «Pericial intérpretes de árabe-italiano de la Digos de Milán, con nº S 20-04-T-51 y S 20-04-S-48, folios 73.132 y ss. TOMO 188 en relación con las traducciones aportadas en las comisiones rogatorias libradas a Italia».

Fuentes de la Fiscalía indicaron que, en realidad, el Ministerio Público nunca llegó a renunciar expresamente a esa pericial, aunque sí lo hicieran el resto de acusaciones que la habían solicitado. Se limitó a no decir nada y permitir el inicio de la fase documental, sin exigir entonces que se practicara.

La Fiscalía decidió renunciar -o al menos dejar pasar- aun sabiendo que el tribunal había aceptado la nueva pericial de traducción solicitada por el letrado de El Egipcio, Endika Zulueta.

Pese a no comparecer finalmente en el juicio, los traductores italianos sí ratificaron su informe el 17 de febrero de 2006 ante el juez Juan del Olmo. El acta levantada en el Juzgado Central de Instrucción número 6 recogía su capacitación profesional. Y también lo siguiente: «Se evidencia, además, que con respecto a las conversaciones ambientales los peritos han tenido en cuenta el contexto general de las conversaciones sin atender exclusivamente a la traducción literal».

Esa era, precisamente, una de las críticas vertidas el pasado miércoles por los peritos: que los italianos habían ajustado la interpretación de las palabras al contextos de terrorismo islamista por el que se acusa a El Egipcio.

En otros casos, simplemente, los peritos no habían escuchado algunas frases comprometidas que sí oyeron los italianos. La de «el hilo» de Madrid, o la que hacía referencia a incorporarse a las filas de Al Qaeda. «En ningún momento de la totalidad de la conversación hay mención alguna a Al Qaeda, en absoluto, sino que se trata de otros términos de la misma raíz etimológica».

El listado es más amplio. El fragmento «esta operación requirió muchas lecciones y mucha paciencia a lo largo de dos años y medio» tampoco consta, dicen.

Ante estas afirmaciones, la reacción de la sorprendida fiscal Olga Sánchez fue cuestionar la formación de los dos peritos designados por el tribunal, que durante todo el juicio se han encargado de traducir a los propios procesados. La fiscal dudó de que hubieran dedicado a la nueva traducción el tiempo necesarios. Ellos explicaron que le dedicaron más de 60 horas y que algunos pasajes los llegaron a escuchar una veintena de veces. También resaltaron que habían logrado traducir un 60% más que los italianos.

Gracias a la solicitud de la Asociación 11-M Afectados por el terrorismo, el tribunal dio un tiempo a las partes para que estudiaran el informe antes de seguir interrogando y luego permitió un segundo turno de interrogatorio a la fiscal. Esta volvió a cuestionar la capacidad de los peritos frente a los «más experimentados» de Italia.

Las dudas sobre la traducción italiana ya se vislumbraron en la declaración de un intérprete de la Audiencia Nacional al que se le encargó traducir las transcripciones de árabe al español. M. CH. insistió en que él no había oído las cintas y que, aunque algunos pasajes le resultaban extraños, él había tenido que limitarse a traducirlos. Aun así, algunos errores eran tan evidentes que había consignado entre paréntesis la traducción correcta.

VERSION ANTERIOR

El Egipcio.- La operación de Madrid fue mía (idea mía)... Fueron los más queridos amigos,... cayeron mártires, que Alá les tenga en su misericordia....El hilo de la operación de Madrid fue mío, ¿entiendes? Los trenes...

Yahia.- Ah.

El Egipcio.- Todos fueron mi grupo. En realidad, yo no estuve con ellos el día de la operación, pero el día 4 me puse en contacto con ellos, y me enteré de todos los detalles. Ten cuidado y no hables. Ellos se movían juntos mientras yo me muevo solo.

Yahia.- ¿Todos murieron?

El Egipcio.- No, no. Murieron 5, que Alá les tenga en su misericordia, y 8 fueron encarcelados. Son de los mejores amigos... Empecé la preparación el día 4. El programa fue de alto nivel, incluso yo estaba preparado para ser mártir, pero ciertas circunstancias me lo impidieron. Todo está en la mano de Alá. Si la operación hubiera tenido éxito, nadie habría podido olvidarlo nunca, porque el material estaba preparado, pero el problema fue el transportarlo. Esta operación requirió muchas lecciones y mucha paciencia a lo largo de dos años y medio.

VERSION ACTUAL

El Egipcio.- No te voy a ocultar la operación de Madrid que acaban de hacer... El tren de Madrid que explotó...

Yahia.- Ah, sí.

El Egipcio.- Son mi gente quien lo hizo..., nuestra gente.

Yahia.- ¿En España?.

El Egipcio.- Sí... todos son amigos míos, de ellos, cinco cayeron mártires, que en paz descansen, y ocho, en la cárcel... Pero Dios no quiso mi martirio, y me salvó de... de la cárcel. Yo no estaba con ellos en aquellos días... Pero fue mi gente..., y yo estaba al tanto previamente, pero exactamente,... pero exactamente..., lo que iba a pasar no me dijeron...


Etiquetas: ,


This page is powered by Blogger. Isn't yours?