Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




6.6.07

 

Zapatero responderá al fin de la tregua de ETA enviando a la cárcel a De Juana

 


06-06-07



CALIFICA DE 'NUEVA EQUIVOCACION' EL COMUNICADO EN EL QUE LA BANDA ANUNCIA QUE VOLVERA A MATAR Y LE LLAMA 'FASCISTA'

Zapatero responderá al fin de la tregua de ETA enviando a la cárcel a De Juana


Rajoy le exige una 'rectificación' para derrotar a ETA y el presidente le convoca para el lunes en La Moncloa

FERNANDO GAREA

MADRID.- El presidente del Gobierno reaccionó ayer a la amenaza de ETA invocando el Estado de Derecho y la «fuerza de la ley» y pidiendo la unidad de todos los partidos frente al terrorismo, mientras prepara el reingreso en prisión del etarra Ignacio de Juana Chaos.


José Luis Rodríguez Zapatero compareció por la mañana en La Moncloa para responder al comunicado de ETA en el que anuncia el fin del alto el fuego iniciado en marzo de 2006, aunque roto de hecho el pasado 30 de diciembre con el asesinato de dos personas en la T-4 de Barajas.
(.../...)


Por la tarde, se reunió en La Moncloa con la cúpula de Interior para intentar transmitir un mensaje de apoyo a las Fuerzas de Seguridad, de firmeza hacia ETA y, sobre todo, de tranquilidad hacia los ciudadanos ante la nueva situación que se inició la pasada noche. Desde este momento, la organización terrorista buscará cometer un atentado, según especifica literalmente el comunicado conocido ayer, en el que llama «fascista» a Zapatero. El mismo al que Batasuna alabó como el «Tony Blair español» hace año y medio.

Zapatero leyó ayer una declaración breve, preparada en los últimos días y que, según fuentes de La Moncloa, está basada en el texto que leyó el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, cuando ETA rompió la tregua anterior, en noviembre de 1999.

Hasta en los detalles como el uso de la expresión «ETA se equivoca», los mensajes diferenciados hacia la sociedad española y la vasca y la reiteración de la palabra paz, coinciden los comunicados de los dos últimos presidentes.

«He realizado todos los esfuerzos posibles para alcanzar la paz», dijo José Luis Rodríguez Zapatero en su comparecencia en La Moncloa. El Gobierno había dado por roto hace meses el llamado proceso de paz y esperaba estos días el comunicado de ruptura formal del alto el fuego.

Entre sus planes estaba ya desde hace semanas el reingreso en prisión del etarra Ignacio de Juana Chaos, que podría formalizarse en los próximos días cuando reciba el alta hospitalaria, según fuentes del Gobierno.

Según dichas fuentes, la decisión estaba tomada. Por eso se bloqueó el alta hospitalaria y se esperaba sólo que ETA hiciera público el comunicado de ruptura del alto el fuego. Por este motivo, el Gobierno desmintió en las últimas semanas las informaciones sobre la negativa del etarra a ser sometido a control telemático si era enviado a su domicilio.

El comunicado leído por Zapatero incluye referencias de firmeza como la que asegura que «ETA vuelve a equivocarse», y que la respuesta «está anclada en la defensa común de las instituciones democráticas, en la estricta aplicación del Estado de Derecho, en la eficacia de las Fuerzas de Seguridad del Estado y en la cooperación internacional».

Formalmente, el Ejecutivo asegura que no modifica su posición, ya que en los últimos meses se han producido ya numerosas detenciones, como la desarticulación del comando Donosti. La visualización de la nueva situación podría ser el reingreso en prisión de De Juana.

Sobre ANV, el Gobierno no contempla en principio instar a su ilegalización, pero no lo descarta en el futuro. Es decir, si se produjeran atentados y no hubiera una condena podría darse ese paso en el futuro. Anoche el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, verbalizó, en declaraciones a la Ser, un cambio en el Gobierno tras el comunicado de ETA. «A tiempos cambiantes, soluciones diferentes», dejó caer el ministro en seria advertencia a ANV. «Hay que examinar atentamente lo que se produce en el día a día» de la formación abertzale, «para reaccionar adecuadamente», avisó Bermejo.

Pero esa ilegalización no impediría que los concejales electos de ANV tomen posesión de sus cargos. Zapatero siempre ha mantenido que existía la posibilidad de lanzar un mensaje a la izquierda abertzale sobre la posibilidad de hacer política desde la legalidad, al margen de la violencia. Desde hace meses, el presidente no ha ocultado su contrariedad por la falta de solidez de dirigentes de la ilegalizada Batasuna que habían dado muestras de querer impulsar el proceso, al margen de la dirección de ETA pero, que, finalmente, han quedado superados por la banda.

También es previsible ahora que la maquinaria de la Justicia siga adelante y actúe contra dirigentes, como Arnaldo Otegi, que tienen procesos judiciales abiertos. El jueves, el Tribunal Supremo revisará una condena de Otegi y la sentencia puede devolverle a prisión.

Respecto a De Juana, ANV y los dirigentes de Batasuna, la estrategia de Zapatero en los últimos meses buscaba restar apoyo social a ETA, una vez que el proceso de paz había encallado en la T-4 y era imposible de recuperar. El Gobierno asegura que el diálogo con ETA se interrumpió tras el atentado de Barajas, más allá de contactos que el propio Zapatero caracterizó recientemente como destinados a conocer información sobre la organización terrorista.

Zapatero incluye un llamamiento a la unidad de todos los partidos políticos ante la nueva situación que se abre ahora. Fuentes del Gobierno traducen ese apartado como un mensaje hacia el PP en el sentido de pedirle que abandone el discurso de acusarle de hacer hecho concesiones a ETA. El planteamiento del Ejecutivo es que, si la banda terrorista anuncia el final del alto el fuego y descalifica duramente a Zapatero, se caen las acusaciones del PP sobre cesiones a las peticiones de la banda.

Al malestar de La Moncloa con el PP le pusieron voz ayer desde el PSOE José Blanco y Manuel Chaves, entre otros.

El Gobierno había trasladado ya a Rajoy hace semanas el temor a que se produjeran atentados y le ofreció incrementar la seguridad de sus cargos. Ayer, Zapatero llamó al líder popular y ambos se reunirán el próximo lunes a las 11 de la mañana.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, llamó a todos los portavoces entre ayer y hoy para avisarles del final del alto el fuego.

Fuentes oficiales aseguran que no hay ninguna intención de suscribir ningún pacto o acuerdo específico con los partidos, aunque se visualice esa posición común. En todo caso, el presidente del Gobierno no quiere dejar fuera al resto de partidos, especialmente al PNV.

El pasado mes de enero, Zapatero ofreció en el Pleno del Congreso un gran acuerdo con todos los partidos y hasta con grupos sociales y sindicatos, pero, una vez terminado ese debate, no dio paso alguno para ponerlo en marcha.

Respecto a Navarra, el Gobierno sostiene que no tiene nada que ver con el fin del proceso de paz o con los planes de ETA. Se trata de una Comunidad en la que los distintos partidos negocian acuerdos y donde los socialistas ya han dejado claro que, en todo caso, están en contra de cambiar su estatus. Añaden que Nafarroa Bai es un partido democrático y claramente contrario al uso de la violencia, y por eso, aún no se ha descartado pactar con él.

Etiquetas:


This page is powered by Blogger. Isn't yours?