Zapatero hunde la reunión del lunes con Rajoy


08-06-07



A FONDO

Zapatero hunde la reunión del lunes con Rajoy


CASIMIRO GARCIA ABADILLO

Rodríguez Zapatero no estuvo ayer a la altura de un presidente del Gobierno. Se comportó como un dirigente de partido resentido, dolido, incapaz de trascender de su propia situación personal.


¡Qué mal asesorado! ¿Cómo se puede hacer una aparición pública tan decepcionante en un momento tan trascendental? Si él no era consciente de ello, ¿por qué nadie le advirtió de que, además de los militantes del PSOE, muchos españoles que votan a otros partidos, incluido, naturalmente, el PP, iban a escrutar sus palabras con lupa?

Porque ayer era la primera vez que, tras la ruptura del alto el fuego, millones de personas tenían la oportunidad de escucharle en directo. Y muchos esperábamos de él algo más que reprimendas a Rajoy.

(.../...)

A pesar de que Iñaki Gabilondo hizo notables esfuerzos por sacar al presidente de su ensimismamiento lastimero, Zapatero fue incapaz de explicar, por ejemplo, por qué creyó a ETA cuando decidió abrir el proceso de diálogo; o por qué se rompió la tregua si, como reconoció él mismo, los terroristas siempre buscan contrapartidas políticas que, según dijo, nunca estuvo dispuesto a conceder.

Sin embargo, lo peor no fue su autocompasión y su falta de sentido autocrítico. Ni siquiera que no explicase los errores de información que le llevaron a anunciar el pasado 29 de diciembre un año aún mejor, justo un día antes del atentado de la T-4. No. Lo realmente decepcionante fue que se cargara de un plumazo las esperanzas que muchos españoles albergaban de que aún podía rehacerse el diálogo y el consenso en la lucha antiterrorista.

En una confesión absolutamente inoportuna, el presidente auguró que el PP seguirá utilizando la política sobre ETA hasta el final de la legislatura porque le interesa electoralmente.

Fue entonces cuando Gabilondo le interrumpió para preguntarle si, sobre esas bases, estaba dispuesto a mantener la reunión del próximo lunes con el líder de la oposición. Lógico. Eso sí, Zapatero está dispuesto a recibir a Rajoy cuantas veces hagan falta pero ¡para nada! El presidente no sólo desinfló toda expectativa de rectificación de su política antiterrorista, sino que exigió al PP que cambiara la suya y que, de paso, le pidiera disculpas por su críticas.

Tras ver la entrevista de ayer, no hay ninguna esperanza de que el Gobierno y el PP lleguen a algún acuerdo serio en materia antiterrorista.

Si eso es así, nos esperan meses muy duros. ETA va a cumplir su amenaza y hará lo posible por causar dolor y muerte. Mientras tanto, a Zapatero parece que lo único que le preocupa es que los españoles culpen al PP y sientan pena por él. Realmente, uno espera más de un hombre que se supone que debe guiar al país con firmeza y altura de miras, incluso en los momentos más duros.

casimiro.g.abadillo@el-mundo.es

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma