Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




23.7.04

 

Una tomadura de pelo como traca final

 

23-07-04

11-M LA INVESTIGACION / LAS COMPARECENCIAS

Una tomadura de pelo como traca final

Por Victoria Prego

Esto sí que es cerrar en falso. No se puede pretender un gramo de seriedad si la Comisión de Investigacion sobre el 11-M se termina como ayer decidieron los comisionados. Para empezar, no puede ser que esta llamada investigación se cierre sin que haya comparecido el jefe de la comandancia de la Guardia Civil de Asturias. De allí es de donde debería haber partido la orden de investigación, control e incautación de los explosivos que estuvieron almacenados por cientos de kilos en un garaje de Avilés y recorrieron media España a bordo de un coche, cuyo conductor, por cierto, fue interceptado tres veces por la Guardia Civil de Tráfico, sin que nadie detectara nada.
(.../...)

No es aceptable que los diputados del PSOE, apoyados por los grupos minoritarios, hayan denegado a los ciudadanos la posibilidad de escuchar las explicaciones del más directo responsable de una tarea que, de haberse hecho con eficacia, habría resultado determinante para impedir lo que sucedió. ¿Por qué no han querido que viniera? En todas las conjeturas que se han estado haciendo en los días previos, las dudas estaban en torno a si serían convocados los confidentes, y a nadie en su sano juicio se le había ocurrido descartar al jefe de la comandancia de Asturias. Pero no viene, está decidido, y los españoles se van a quedar con dos palmos de narices. Voilà.

Otro que no viene es Astarloa, ex secretario de Estado de Interior, es decir, el señor en quien se concentraron todas las informaciones que, provenientes de la investigación de los hechos, se produjeron en aquellos días. Y esto es otro disparate que alguien tendrá que justificar. Porque no es de recibo, ni tiene el menor sentido, que el tiempo precioso de los trabajos de la Comisión se haya podido dedicar generosamente a escuchar al portero de Alcalá de Henares, al policía guía canino que entró en la furgoneta, y a no sé cuántos catedráticos y expertos del mundo islámico, y ahora se niegue a la ciudadanía el derecho a recibir información de primerísima mano y de alta responsabilidad en asuntos claves de este drama.

Y no es que resultaran demasiados comparecientes para las sesiones de una semana: ocho personas. Pero, si fuera así, ¿es que les ha parecido a sus señorías más importante para el esclarecimiento de los hechos lo que pueda contarnos la ex ministra de Exteriores que el señor Astarloa?

En EEUU, a la Comisión de Investigación sobre el 11-S han acudido todos los que tenían algo que decir o a quienes había algo que preguntar, sin melindres de ninguna clase. Pero aquello era algo serio y esto se ha mostrado, al final, como un paripé o, algo peor, como una tomadura de pelo. Siempre nos quedan los tribunales pero es que, para este viaje, no habríamos venido.


This page is powered by Blogger. Isn't yours?