«Pudimos volar cuatro veces el AVE, pero decidimos no atacar a ver si sacaban sus tropas»

08-11-04



LA INVESTIGACION DEL 11-M / RELACIONES ENTRE ETARRAS E ISLAMISTAS

«Pudimos volar cuatro veces el AVE, pero decidimos no atacar a ver si sacaban sus tropas»


Los hermanos Oulad conversaron con su familia momentos antes de suicidarse en Leganés

MADRID.- Los terroristas del 11-M estuvieron a punto de volar la línea del AVE, pero no lo hicieron a la espera de que el nuevo Gobierno socialista retirase sus tropas de Afganistán. Así consta en una conversación telefónica, publicada por ABC, mantenida entre los hermanos Oulad Akcha, con otro de sus hermanos antes de suicidarse en Leganés.
(.../...)

«Estos últimos días les íbamos a tumbar el tren [se refiere a la línea del AVE a su paso por la localidad toledana de Mocejón].No es que lo encontraran, sino que nosotros no quisimos. Allí no había nadie. Estaba vacío. Pasaron hasta cuatro trenes y decidimos por voluntad de Dios no atacarlos para ver si eran capaces de reflexionar y sacar a sus tropas y que dejen de torturar a los musulmanes», aseguran los terroristas poco antes de accionar sus cinturones explosivos y llevarse por delante a siete integrantes del comando y al geo Javier Torronteras. Los integristas se referían a un artefacto que fue descubierto el 2 de abril en la línea del AVE por un trabajador de Renfe.

Rachid Oulad también hace alusión al momento de la colocación de los artefactos en los trenes de la muerte, que costaron la vida a 191 personas: «Nosotros andábamos delante de los infieles y todos nos miraban a la cara y a los ojos. Y no nos veían por la voluntad de Dios».

Cuando el familiar que está al otro lado del hilo telefónico les recrimina lo que han hecho, Rachid Oulad responde: «No te tienen que dar pena los malditos infieles porque nos tienen declarada la guerra. Matan a musulmanes todos los días en todas las partes del mundo y todos guardan silencio». Y recuerda entonces a su hermano la siguiente frase del Corán: «Golpeadles de la misma manera que os golpean ellos».

Ante las advertencias de su hermano de que la policía se encuentra con ellos, el terrorista replica: «Sí, están aquí. Los estamos esperando y se la tenemos preparada. Muy pronto nos encontraremos con Dios».

La grabación conduce a entender que los suicidas pretendían llevarse por delante en su acción a un número indeterminado de policías, si bien sólo resultó muerto un miembro de los GEO.

El hermano les recrimina insistentemente su actitud: «¿Por qué lo habéis hecho? No necesitábais nada. ¿Por qué hermano? Te aseguro que el camino que habéis tomado no es el de Dios».

Pero Mohamed Oulad, que ha cogido el teléfono móvil, le espeta: «Lo que quiero es el martirio y reencontrarme con Dios. Es lo único que deseo».

Según la transcripción de la cinta, Rachid Oulad y su hermano Mohamed -ambos muy próximo al cabecilla del grupo, Jamal Ahmidan, El Chino- trasladaron a otro hermano sus impresiones sobre los detenidos por la matanza de Madrid. «Ninguno ha hecho nada. Todos son inocentes».

En un claro mensaje de despedida, Mohamed Oulad le dice a su hermano: «Reza por nosotros y cuida bien a tus hijos, que será lo único que encontrarás el día de mañana delante de Dios».

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma