¡ALERTA! ETA PREPARA «UN REGALO» PARA REYES

3-12-06



¡ALERTA! ETA PREPARA «UN REGALO» PARA REYES


El 10 de enero, fecha clave. Según un informe de la Policía francesa, se espera una acción «incruenta» como un secuestro o una voladura. Personas amenazadas por ETA
confiesan que observan seguimientos extraños

ANIBAL MALVAR

¿Prepara ETA un regalo de Reyes? Según un informe de la policía francesa al que ha tenido acceso CRONICA, sí. Temen los galos que ETA -anuncie o no el fin del alto el fuego el día 21 de diciembre- pueda actuar en Francia o España alrededor del día 10 de enero de 2007. El informe apunta el temor a que el objetivo sea francés o, en caso de que sea español, que se dirija a las impopulares -según el entorno batasuno- obras del AVE vasco. Las fuerzas de seguridad españolas están en «máxima alerta», reconocía la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega el miércoles en el Congreso. Dos días antes, el lunes, Ertzaintza, Guardia Civil y Policía Nacional creaban una comisión conjunta para proteger las obras del tren de alta velocidad de Euskadi, respondiendo a las recomendaciones elevadas a través de dicho informe elaborado con pesquisas de la UCLAT (Unidad Antiterrorista gala), en el que los franceses advierten del riesgo de -no usan la palabra atentado- un sabotage. Mientras, en España, las escoltas de varios cargos políticos vascos de PSOE y PP han remitido al Centro de Coordinación de Escoltas, dependiente del Ministerio del Interior, varios partes de incidencias. Advierten de reiteradas presencias de personas y vehículos sospechosos en las cercanías de los lugares de trabajo y viviendas de varios amenazados por la banda terrorista. Y los franceses han comunicado a los españoles que ETA está ensayando la efectividad de nuevos explosivos caseros en vehículos que han encontrado reventados en zonas rurales del sur.
(.../...)

El informe francés, al que ha tenido acceso CRONICA, consta de 27 folios. En él se detalla el hallazgo de nueve vehículos robados en España en los que fueron realizadas prácticas (en distintos parajes de las Landas y Pirineos occidentales franceses) con bombas-lapa direccionales. Se trata, según un interventor de armas de la Guardia Civil, de artefactos caseros de fácil elaboración -un péndulo, imán potente, tornillería, explosivo, recipiente y detonante- que dirigen la carga de manera selectiva hacia los asientos delanteros o traseros, dependiendo de si el objetivo sea el conductor o la víctima lleve chófer. Policías nacionales adscritos a servicios sensibles en Euskadi han reconocido haber escuchado hablar ya de este tipo de artefactos, aunque en España no han sido utilizados hasta la fecha.

El documento -sin fecha, semejante a una nota informativa de las que elabora en España la Guardia Civil, pero más extensa- también advierte del hallazgo de más de una veintena de vehículos quemados que, suponen, han sido utilizados para transporte de explosivos o para doblar placas de matrícula (se fabrican placas nuevas con una plancha y se colocan en coches robados; si hay algún control rutinario de carretera, no se sospecha de un conductor sin antecedentes; también se fabrican matrículas gemelas de modelos semejantes al robado para que pase desapercibido; los coches quemados, los que han pasado algún control, se destruyen). Además hallaron en octubre, en un merendero de Bayonne (a pocos kilómetros al Este de Biarritz, en la costa cantábrica francesa), más placas dobladas y un taladro arrojados en un contenedor de basura. La policía francesa está convencida de que los vehículos a los que corresponden las matrículas desechadas están circulando por España.

Y las fuerzas de seguridad españolas han tenido oportunidad durante las últimas semanas de confirmar la veracidad del escrito. En él se advierte que estos vehículos pueden estar siendo utilizados por militantes de ETA legales -sin fichar- para seguir a personalidades españolas y recabar información sobre sus actividades. Fuentes de los servicios de escolta, de la Policía Nacional y de la Guardia Civil consultadas -que reconocieron ignorar la existencia de esta nota informativa- han confirmado sin embargo la veracidad de las sospechas francesas. Hay varias denuncias al respecto. Y la seguridad de determinadas personas ha sido reforzada.

Desde hace tres semanas, Gotzone Mora va mejor acompañada en su visita diaria a la Universidad en Bilbao. Allí imparte clases de Sociología entre graffitis amenazantes. Sus dos escoltas habituales desde que fuera por primera vez amenazada en 2000, se han multiplicado por tres. No es una contravigilancia (incrementos esporádicos de efectivos a su alrededor designados aleatoriamente o por cualquier circunstancia especial) sino un aumento directo de dos a seis agentes por parte de la Policía Nacional en días concretos, cuando se desplaza a su lugar de trabajo.

«MEJOR QUE ME MATEN»

-¿Crees que puede pasar algo?

-En Francia se habla de un atentado incruento. O de un secuestro.

-No, no. Yo prefiero que me maten a que me secuestren -responde Gotzone Mora.

Vicente de la Cruz, presidente de la asociación de escoltas, confirma el aumento del número de «incidencias de servicio». El Centro de Coordinación de Escoltas, dependiente del Ministerio del Interior, recibe desde hace tres semanas un creciente número de informes sobre seguimientos o cercanía demasiado frecuente de personas afectas al movimento abertzale. También confirma que en los últimos dos meses las escoltas privadas han recibido un listado de más de 30 matrículas robadas para que los ángeles de la guarda de los amenazados comprueben si algún vehículo avistado demasiadas veces luce alguno de esos 30 DNI.

Antonio Basagoiti, presidente del Partido Popular de Vizcaya y candidato a la Alcaldía de Bilbao, confirma tres incidencias enunciadas por escoltas de otros tantos miembros de su partido: dos en Vizcaya y una en Alava, aún pendientes de investigación.

Un portavoz del Foro de Ermua ha reconocido a CRONICA que sus simpatizantes han sido también objetivo de los informadores etarras. «Puedo decir fehacientemente que nosotros hemos tenido constancia de seguimientos». No da su nombre, como la mayoría de los protagonistas de este reportaje. «Alarmaría a nuestras familias y, además, los escoltas no siempre comunican estas cosas al implicado».

-Mis escoltas no me suelen alarmar -responde un profesor universitario con carné del PSOE cuando se le pregunta sobre el seguimiento que ha sufrido. Lleva dos escoltas. Además de afiliado socialista, su proyección pública se debe a sus responsabilidades en una empresa de estudios de opinión en Euskadi.

-¿Pero ha percibido si la contravigilancia ha aumentado?

-No lo sé. No quiero hablar de eso. Pero lo intuyo. Sí. algo se intuye.

«NOS ESTAN OBSERVANDO»

Entre los asistentes esta semana al juicio contra Javier García Gatzelu, alias Txapote, se encontraba Antonio, con más de una década de experiencia en los servicios de Información de la Policía Nacional. Antonio es amigo de familiares de Gregorio Ordóñez, concejal socialista de Donosti asesinado por Txapote el 23 de enero de 1995: «Hay preocupación. Hablábamos allí de que existe la misma sensación que había antes de que asesinaran a Gregorio Ordóñez. Nos están siguiendo. Nos están observando».

El presidente del PP vizcaíno confirma la sensación: «Se ha avistado a personas en actitud de controlar. Y nos espera un fin de semana complicado, sobre todo después de lo ocurrido en Francia». En Francia han ocurrido dos cosas significativas durante esta semana. El día 27, en el Tribunal Especial de lo Criminal de París, durante el juicio a nueve miembros del aparato logístico de ETA, el fiscal del caso y jefe de la Fiscalía Antiterrorista Francesa entre marzo de 2004 y febrero de 2005, Christophe Teissier, pedía explícitamente al tribunal firmeza en su sentencia: «No entremos en la lógica política que ellos plantean a modo de chantaje diciéndonos: cuidado, seamos prudentes, si los condenamos incluso a penas mínimas, cargaremos con la responsabilidad de la ruptura de esta tregua». Al ex jefe del aparato logístico de la banda, Asier Oyarzábal Chapartegui, le cayeron 20 años de cárcel, y a cinco de sus adláteres, 15.

Item más: El miércoles 29, la policía francesa detenía a tres miembros de ETA en Quezac -sureste galo- como presuntos responsables del robo de 350 pistolas el 23 de octubre en una armería de Vauvert. Fuentes oficiosas de la Guardia Civil achacan la huida de otros dos etarras a una petición expresa del Ministerio de Interior español. Según estas fuentes, el departamento de Rubalcaba solicitó a Francia una dilación de la operación que permitió la fuga (primero desmentida por el ministerio y el viernes confirmada por distintos medios digitales) de estos dos gudaris.

Los franceses aluden también en su informe a las obras de la denominada Y vasca -las obras del tren de alta velocidad, TAV- como posible objetivo de un atentado. Eso sí, en los 27 folios del informe basado en las investigaciones de la UCLAT jamás se usa la palabra attentat, sólo alude a un posible sabotage, descartando con semántica delicadeza la posibilidad de que la ekintza (acción) pueda conllevar víctimas.

A pesar de este presumible carácter incruento, tres cuerpos policiales tan secularmente distanciados como la Ertzaintza, la Guardia Civil y la Policía Nacional dieron el lunes una muestra inequívoca de la veracidad con que España ha acogido el informe francés. Por primera vez en la historia de los tres cuerpos, se ha creado una comisión trilateral para una actuación no puntual: la protección de estas obras.

Según las encuestas, el 35% de los simpatizantes de Batasuna están a favor de la llegada del tren de Alta Velocidad a Euskadi. Pero la dirección de la formación abertzale considera el TAV una «agresión a la soberanía vasca». Incluso han hecho público un documento bajo el lema «Vamos a parar el TAV». Se trata de una infraestructura tan polémica que aún hoy, tras 15 años del inicio de las discusiones, permanece en estado casi embrionario por las reticencias planteadas por entornos nacionalistas hacia ella. De hecho, el 18 de noviembre pasado miembros de Ezker Batua, una de las tres patas políticas sobre las que se sustenta el gobierno de Juan José Ibarretxe, participaron activamente en una movilización contra las obras.

LA «COARTADA» DE ETA

Todas las fuentes consultadas coinciden en un punto: ETA no va a matar a nadie. Un acto de sabotage no superaría cualitativamente la acción perpetrada en Francia el 23 de octubre. El robo de 350 armas de la importadora francesa Sidam S. A. en Vauvert fue, además, un secuestro: la hija y dos nietos del propietario fueron retenidos por los cinco etarras. Pero aquello no conllevó la ruptura unilateral de las conversaciones de paz con el entorno etarra por parte del Gobierno socialista. Sin muertos ni heridos, no fue suficiente.

Vicente de la Cruz, presidente de la Asociación Española de Escoltas, tranquiliza a los amenazados: «Se habla mucho y hay mucho movimiento. Pero yo creo que no van a hacer nada que obligue al Gobierno a romper el diálogo porque les interesa demasiado llegar a las elecciones municipales de marzo. Volver a los ayuntamientos significa algo tan básico como hablar de dinero». Coincide con este diagnóstico Inma Castilla de Cortázar, vicepresidenta del Foro de Ermua: «No creo que hagan nada hasta las municipales, aunque nunca se sabe. Para ellos es fundamental tener una marca electoral legalizada para su financiación».

-Pero esa marca no puede ser ya Batasuna... ¿No es así?

-Quizá Izquierda Abertzale. En los juicios, desde hace tiempo, nunca aluden a Batasuna o ETA. Reconocen siempre haber servido a la Izquierda Abertzale. Habría cierta permisividad en la configuración de esta nueva lista blanca, donde sí se incluirían nombres de familiares (sin antecedentes) de presos etarras, por ejemplo. Aunque todo esto son suposiciones.

Plataformas anuladas en las pasadas municipales por su vinculación a Batasuna, como Gasteiz Izan o Baga-Boga, ya han iniciado movimientos para agrupar simpatizantes e intentarlo de nuevo. Saben que, difícilmente, el ya descontento Gobierno francés aceptaría la relegalización de Batasuna o la presencia de ex líderes de esta formación en una HB rebautizada antes de marzo. Sobre todo manejando las fuerzas de seguridad del país galo un calendario reciente de acciones -además de la de Vauvert- que incluye el robo de 30.000 placas blancas de matrículas y troqueladoras para grabarlas (15 de marzo); desaparición de cuatro toneladas de clorato sódico para fabricar explosivos (22 de abril); sustracción de equipos y sustancias químicas para fabricar carnés de identidad (5 de octubre); o hurto de una tonelada de polvo de aluminio (en noviembre).

El informe de la UCLAT también incluye alusiones a que muchos de los miembros legales de ETA que pueden estar pasando información sobre diversos objetivos cruzando los Pirineos, no están fichados: los exhaustivos listados de implicados en actos de kale borroka que recibían de los españoles han ido perdiendo grosor desde el anuncio del alto el fuego. «La tortilla se ha dado la vuelta. Ya no es Francia la acusada de permisividad con los etarras, como ocurría en los 70 y en los 80. Hoy es Francia la que se queja de falta de colaboración. Y están asustados».

EL CONTENIDO DEL INFORME FRANCÉS

- LAPAS DIRECCIONALES. En los últimos meses, se han localizado nueve coches reventados con un nuevo tipo de explosivo casero: bombas-lapa direccionales, más eficaces a la hora de atentar contra el objetivo. VCOCHES QUEMADOS. Se ha localizado también una veintena de coches quemados que pueden haber sido utilizados para transportar explosivos y armas. O quizá fueron usados para seguimientos y «avistados» en algún control.

- MIEDO FRANCÉS. Temor a que ETA atente en suelo galo para forzar al gobierno francés a implicarse en las negociaciones. La banda terrorista habría decidido actuar alrededor del 10 de enero.

- SIN VICTIMAS. El informe de la policía francesa no habla de un atentado sino de un sabotaje. Las fuerzas de seguridad galas no contemplan la posibilidad de que la acción que prepara la banda terrorista deje muertos o heridos. ETA no quiere cortar la línea, sólo forzar a los gobiernos español y francés a contemplar un marco de concesiones más amplio.

- PLACAS LIMPIAS. En octubre se hallaron en un contenedor de basuras de un merendero de Bayonne (sur de Francia) decenas de placas de coche (originales, de vehículos robados, sustituidas por placas limpias) y un taladro troqueladora.

- LA FRONTERA. En el informe se critica a España por desatender el seguimiento de la «kale borroka». Sus autores creen que los jóvenes «legales» pasan la información a la dirección etarra cruzando libremente la frontera. No están fichados.

- ENFADO. Francia critica a España por la blanda reacción tras el robo de 350 armas en Vauvert el 23 de octubre.

- EL OBJETIVO ESPAÑOL. El AVE vasco puede ser un objetivo prioritario ya que distintos partidos y asociaciones pro-nacionalistas lo consideran una agresión contra su soberanía.

- LISTADO. El informe detalla las acciones etarras en Francia desde que se enfriaron las conversaciones en verano, pero precisa que los robos claves comenzaron en primavera.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma