Casi todos ven a un 'Egipcio' muy sospechoso .


09-05-07






ASI LO CUENTAN

Casi todos ven a un 'Egipcio' muy sospechoso

VICTOR DE LA SERNA

Mohamed Rabei, El Egipcio, el que se jactaba en Italia de ser el cerebro del 11-M y del que su abogado dice ahora que era poco menos que un iluminado, se ha encontrado en el juicio con el testimonio de un comisario de policía italiano que ha convencido a la mayoría de los cronistas de que este individuo no era sólo un bocazas.


Así, Victoria Prego escribe en EL MUNDO: «Lo que habíamos escuchado del policía italiano a propósito de El Egipcio era una losa demasiado pesada como para que los certeros golpes del martinete del letrado lograran desintegrar la mole de fanatismo y violencia que nos acababan de presentar». (.../...)

En 'El País' apuntaba, por su parte, Ernesto Ekaizer: «No, Rabei no es acusado aquí como Manny el músico de jazz del film de Hitchcock denunciado por una empleada que le confunde con el atracador de una empresa aseguradora. La guinda de Rabei es esa fotografía del sumario que reproduce un maletín con un teléfono móvil en el centro y los cables conectados a 10 cartuchos de dinamita. El acusado la bajó de una página de internet norteamericana relacionada con los soldados que están en Irak en el mes de mayo de 2004. Se non è vero, è ben trovato».

Ricardo Coarasa, en 'La Razón', agrega: «Si El Egipcio esperaba que la comparecencia del policía italiano, que se prolongó durante casi cuatro horas, sirviera para ahuyentar posibles equívocos, sus esperanzas rodaron ayer por los suelos pese a que su letrado bregó hasta la saciedad con el testigo».

José María Brunet concuerda en 'La Vanguardia' -aunque con alguna reserva- y agrega una notita de color: «Dada su procedencia y elegancia, nada más poner pie en los estrados [el comisario italiano] recibió el sobrenombre de Armani. (...) El comisario Armani tuvo que reconocer que entre todas las llamadas no hubo ninguna a los miembros del comando islamista en Madrid, salvo a Fouad el Morabit. Aunque no logró hablar con él, porque ya había sido detenido. La policía italiana está convencida, en todo caso, de que Rabei Osman el Sayed no es un inofensivo fanfarrón».

Por su parte, empero, Luis del Pino pone serias objeciones en su Bloc de EL MUNDO: «En una de esas conversaciones se jacta Mohamed de disponer de un sistema para cambiarse de huellas dactilares todos los días. ¿Qué nos dice eso? Pues que dichas conversaciones sólo cabe interpretarlas como los desvaríos de alguien que, o no está en sus cabales, o pretende impresionar a algún interlocutor ingenuo».

Germán Yanke, en 'ABC', concluye con una reflexión general: «Así que también hemos visto y escuchado en la sala de vistas a una colección de charlatanes». Pero no se refiere a El Egipcio.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma