El amoroso divorcio de la chica y el minero

01-03-07



PREGUERIAS

El amoroso divorcio de la chica y el minero


VICTORIA PREGO

Ayer asistimos a una representación casi idéntica del laberinto musulmán al que ya nos habíamos asomado la semana pasada, pero esta vez en versión hispánica. Más reconocible, por tanto, menos mareante, aunque igualmente oscuro fue el recorrido que hicimos de la mano de los asturianos, gentes de ínfimo nivel cuyo modo de vida era idéntico al de los maletillas de los islamistas: el tráfico de drogas, la compraventa de automóviles, la mentira y, en este caso, una rigurosa falta de escrúpulos que sustituye como motor de actuación al fanatismo religioso que pudo mover a los islamistas a cometer este espanto. Éste de ayer era, con otra pinta, el mismo mundo de hampones de chichinabo, tan sórdido como el anterior, pero de corte nacional.

(.../...)


Ahí tuvimos a un ex minero de 30 años, Emilio Suárez Trashorras, con problemas psiquiátricos, archiprotegido por un padre que le compró un piso cuando cumplió los 18 y que le sigue pasando una pensión. Un tipo que, con su economía resuelta por obra y gracia de un progenitor magnánimo y tolerante, vive de vender droga y explosivos. Él lo niega, naturalmente, lo mismo que lo han negado, sin excepción, todos los que han pasado hasta ahora por el banquillo de los acusados. Pero da la casualidad de que éste ya ha sido condenado en otro caso por tráfico de explosivos, de modo que sí, que se puede decir sin precipitarse que este individuo vendía dinamita. Ya veremos si en este caso se puede demostrar o no que la sacaba de la mina en la que había trabajado porque hay que esperar a oír a los testigos y saber si existen pruebas serias contra él.

Y luego tuvimos a otro sujeto, Antonio Toro, que habló de su negocio de tráfico de hachís con tal empaque y seguridad que parecía que estábamos ante un empresario de postín hecho a sí mismo, un modelo para la infancia. Un tipo que también asegura, por supuesto, no tener nada que ver con la dinamita y que se presentó como un hombre decidido a proteger a su hermana -la única mujer encausada- de todo riesgo e incluso de las garras del ex minero, con el que asegura que él mantiene unas pésimas relaciones. Mentira.

Durante toda la jornada, los dos asturianos estuvieron vendiéndonos la moto de que no se aguantan el uno al otro, de que Toro detesta a Trashorras, de que ni se dirigen la palabra. Pero cuando las cámaras de televisión de la sala no enfocaban el habitáculo de cristal blindado en el que se sientan los procesados, se les veía de charleta, cómplices de bromas recíprocas, dos coleguis en plena y divertida conversación. No es verdad que se odien. Puede que se odiaran en su día o quizá las penalidades de la prisión les han obligado a arrimarse, pero no hay duda: a día de hoy, estos dos señores no son enemigos. Si no son compadres, que lo parecen, son aliados. Eso seguro.

Otra de las bolas que se escucharon ayer envolviendo alguna declaración interesante -como la de que Trashorras fue conminado por la Policía a declarar que vio explosivos en el coche de 'El Chino', a cambio de ciertas garantías personales- fue la de que la chica, Carmen Toro, no sólo está divorciada del ex minero, sino que no tiene ya nada que ver con él. Mentira. El arrobo, el auténtico embeleso con el que él escuchó la declaración de ella; los gestos de alegría y de ánimo que él le dedicó al terminar, con los pulgares hacia arriba; el «¡muy bien!» exageradamente articulado con los labios para que ella, al otro lado del cristal, le entendiera y las dulces sonrisas que ella le devolvía cada vez que sus miradas se encontraban, nos hablaban de una pareja francamente bien avenida. Unos divorciados muy raros éstos, de los que no se encuentran entre las habituales perras vidas de las parejas rotas. Un matrimonio divorciado, sin duda, de muy mutuo y muy amoroso acuerdo. Una trapisonda más de las muchas que llevamos oídas en estos primeros compases. A ver si llegan pronto los testigos, que a ésos la ley no les permite mentir.

victoria.prego@el-mundo.es

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma