Acusado por «sospechas» y «medias verdades»

20-06-07



JAVIER GONZALEZ 'EL DINAMITA'

Acusado por «sospechas» y «medias verdades»


J. M.

MADRID.- «Madrid tiene 4 millones de habitantes. Avilés, 80.000. Todo el mundo se conoce». La defensa de Javier González El Dinamita aportó ayer al tribunal esos datos para ilustrar «el calvario» que, según dijo, ha vivido el acusado «desde que apareció su foto en los periódicos». Por ello, pidió expresamente que se condene en costas a las 10 acusaciones particulares que mantienen los cargos contra él -la Fiscalía los retiró-, basándose, a su juicio, en «sospechas», «conjeturas» y «medias verdades».

El abogado Santiago Tejero presentó a su patrocinado como una «víctima más de los atentados», que ha tenido que trabajar sábados y domingos para poder pagar sus viajes a Madrid, y los de su letrado, para asistir a la vista, y que ha sufrido «una acusación injusta e insostenible», como lo probaría el hecho de que el Ministerio Fiscal ya la haya retirado.
(.../...)

«Es una temeridad seguir acusando a Javier González», mantuvo el letrado, y añadió: «No es banal acusar por acusar». A modo de ejemplo, expuso que, el lunes, la parte que representa a Pilar Manjón dijo «sospechar» que, cuando El Dinamita se trasladó a Madrid con Trashorras para recoger un BMW, es que conocía las actividades delictivas del ex minero.

«Lamento la pérdida de sus seres queridos. Son dignos de todo elogio y admiración», dijo, refiriéndose a las víctimas, y de seguido, añadió: «Pero eso no debe cegar a los letrados que las representan para acusar indiscriminadamente».

Tejero explicó que el acusado se ganaba la vida como mecánico, y que durante un tiempo trabajó para el negocio de compraventa de vehículos que Trashorras y Antonio Toro tenían en la localidad asturiana de Piedras Blancas.

Dos son los principales argumentos de cargo que se mantienen contra El Dinamita. El primero, el tráfico de llamadas con otros acusados. El segundo, una declaración en sede policial de El Gitanillo, el único condenado hasta el momento por el 11-M.

Respecto a las llamadas, el letrado expuso que no podían incriminar a su defendido pues, según dijo, se trata de comunicaciones de mínima duración, «exiguas». «Más bien se trata de intentos de contactar que de contactos», relató.

De la declaración de El Gitanillo, hizo hincapié en que no había sido ratificada en ninguna sede judicial, y que podría deberse a alguna animadversión hacia su defendido. Es más, insistió especialmente en que se le preguntó de forma expresa en cuatro ocasiones durante la vista oral si era cierto que El Dinamita había sustraído explosivos de Mina Conchita. El joven, que cumple condena en un centro para menores, lo negó.

Asimismo, el abogado expresó su intuición de que el sobrenombre El Dinamita podía haber perjudicado su imagen. «Es un mote, no un alias», por el que, aseguró, sólo le conocía El Gitanillo.

El letrado también se aplicó en desmentir que Javier González ostentase el cargo de «lugarteniente» de Suárez Trashorras, como siguen argumentando algunas acusaciones. «Si lo fuese, tendría que conocer a los miembros de la organización», razonó, «y no sabe quiénes son ninguno de los acusados, excepto Iván Granados».

Además, una posición de esa naturaleza exigiría, en su opinión, que El Dinamita hubiese participado en alguna de las reuniones preparatorias del supuesto intercambio de explosivos por hachís. «Ni estuvo en el McDonald's de Moncloa ni en el de Carabanchel», recordó.

ARGUMENTOS DE SU DEFENSA

Dice que ha vivido «un calvario» y pide que se condene en costas a las partes que mantienen una acusación «injusta».

Cree que su apodo pudo perjudicar su imagen. «Es un mote, no un alias», por el que sólo le conoce 'El Gitanillo'

'El Gitanillo' no ratificó en el juicio la principal declaración que le incriminaba, que pudo deberse a alguna animadversión.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma