Banner QSVTV

 

 

   La paz sin honor no es paz, es rendición.

 
Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

        

  Image hosting by Photobucket

    Escribeme

   
 

   Prensa Digital 
Apycom Java Applets
Links solidarios
Apycom Java Applets

Links 

Apycom Java Applets
Otras  bitácoras
Archivos




19.6.07

 

«Dar un cheque en blanco al Gobierno en materia antiterrorista sería alterar el principio de la democracia»

 

19-06-07



RAMON LUIS VALCARCEL / Presidente de Murcia

«Dar un cheque en blanco al Gobierno en materia antiterrorista sería alterar el principio de la democracia»


Ha sido el presidente regional más votado estas elecciones y eso le llena de orgullo. El agua es su caballo de batalla y no tiene pelos en la lengua cuando habla de Zapatero, de su rival Pedro Saura o del 'popular' Alberto Ruiz-Gallardón. Acumula ya cuatro mayorías absolutas, pero asegura que éste será su último mandato. Es genio y figura

Una entrevista de ESTHER ESTEBAN

Pregunta.- Menudo éxito ser el presidente autonómico más votado. ¿Corre el riesgo de morir de éxito?

Respuesta.- No, nunca me ha ocurrido y nunca ha de ocurrir, porque ese 58,5% de ciudadanos que nos ha votado lo ha hecho no tanto por lo que hemos hecho hasta ahora, sino por lo que tenemos que hacer. Ése es el compromiso que tengo que asumir para los cuatro años que tengo por delante y, a partir de ese momento, es imposible morir de éxito.

P.- Vamos, que los murcianos le han pedido que dé caña con el agua, uno de sus estandartes estos años...

R.- Con el agua mantenemos un discurso que no es nuevo, que está en la coherencia de quien ha venido reclamando ese bien, escaso en Murcia. La diferencia es que hubo sensibilidad con José María Aznar y no la ha habido con José Luis Rodríguez Zapatero, que no responde a las expectativas reales de la región.
(.../...)

P.- Pues va a tener trabajo, porque en el Estatuto de Castilla-La Mancha le han puesto fecha de caducidad al trasvase Tajo-Segura...

R.- Espero que no sea así, que en el Congreso sea literalmente tumbado, por lo menos en estos aspectos. Poner fecha de caducidad al trasvase es un mensaje insolidario y carente de rigor. Castilla-La Mancha, región vecina y hermana, tiene recursos suficientes para abastecer las necesidades hídricas durante muchos años. No tiene sentido levantar esas banderas, que traen votos fáciles pero generan insolidaridad y enfrentamiento entre las regiones.

P.- Sin embargo, su partido ha apoyado ese Estatuto en la región manchega, lo que le va a plantear un serio problema a Mariano Rajoy.

R.- Soy murciano antes que militante del PP. Defiendo los intereses de Murcia y, si tuviera que enfrentarme a criterios distintos que pudiera tener el PP a nivel nacional, lo haría.

P.- Usted ha llegado a decir que los socialistas han actuado como carteristas hidráulicos...

R.- Sí, lo he dicho y lo mantengo. El Plan Hidrológico Nacional estaba pactado, pero Zapatero cerró el grifo del Ebro para ser presidente con los votos de una minoría: ERC. Cedió ante ese chantaje, y yo siento cómo que me roban la cartera del agua.

P.- Precisamente ayer se cumplieron tres años de la derogación del trasvase del Ebro, y el Gobierno no parece tener alternativa...

R.- Zapatero prometía en su programa que habría trasvases con consenso y lo único que ha conseguido es enfrentar a los territorios. La derogación del trasvase del Ebro abrió la puerta de la insolidaridad en España. Hemos pasado del agua para todos al agua para nadie. Venden la desalación como que si fuera la gran panacea, y la realidad es que el Gobierno socialista ha inaugurado varias veces la misma planta desaladora.

P.- Si ganan las elecciones, ¿el PHN volverá a ponerse en marcha?

R.- En el PP tenemos una fórmula: el PHN, y no hay otra mejor. La hemos aplicado cuando hemos estado en el Gobierno, y lo haremos cuando volvamos a ser gobierno. El agua es la bebida que más emborracha, porque es la que más enfrenta a los pueblos. Los ríos no pueden ser nunca propiedad exclusiva de las comunidades autónomas, tienen que ser algo compartido. Ése es el principio de vertebración.

P.- Zapatero y Rajoy se han dado un respiro después de que ETA haya roto su tregua...

R.- El terrorismo no debe ser herramienta para la confrontación. Las fuerzas democráticas debemos estar unidas, como con el Pacto Antiterrorista. Algunos lo abandonaron e hicieron lo que creían conveniente en contra de la opinión de los españoles. Ahora no es momento de rencores ni de rencillas y hay que mirar hacia delante.

P.- Algunos piensan que Zapatero debería rectificar en asuntos esenciales.

R.- Un político tiene derecho a equivocarse, pero tiene que saber rectificar. Con humildad o con habilidad, pero rectificar. El PP ha tendido la mano en todo momento para derrotar a ETA, pero lo que no se nos podría pedir es un apoyo incondicional a una política que se ha demostrado completamente errónea. En democracia no vale lo incondicional.

P.- ¿Por qué?

R.- Porque el apoyo se presta cuando se habla de un pacto y las partes lo cumplen. Aquí ha habido un afán de arrinconar al PP a costa de lo que sea, también en la lucha antiterrorista. Y ha habido el dejarme solo, que yo, Superman, puedo con todo. Al final hemos visto que no es Superman ni podía con todo.

P.- En resumen, que no se le puede dar un cheque el blanco al Gobierno en materia antiterrorista.

R.- Dar un cheque en blanco sería defraudar a nuestros votantes y alterar el principio de la democracia. Un político en democracia no puede pedir un cheque en blanco, ni adhesión incondicional. Esto me recuerda a otros tiempos. Máxime cuando tenemos un antecedente vergonzante, como el GAL. No valen cheques en blanco cuando estamos en democracia, donde lo que cuenta es pactar.

P.- Finalmente no se ha impedido que ANV esté en las instituciones. ¿Qué consecuencias puede tener?

R.- ANV nunca debería haber existido en unas listas democráticas. Han permitido que un partido que sustenta a una banda terrorista se presente a las elecciones y se convierta en legal. Es un error. El Gobierno debe actuar y estudiar seriamente la situación. Aunque ya sea tarde, debe intentar ilegalizar ANV.

P.- Hay que reconocer que el Gobierno ha hecho algunos gestos: José Ignacio de Juana Chaos y Arnaldo Otegi están en la cárcel.

R.- Ése es el camino. Lo que no convence es la explicación de por qué lo que antes era legal ahora no lo es. La ley no es moldeable. El presidente no puede explicar lo que no tiene explicación. Él sabrá lo que se ha hablado con Otegi y con ETA. Es verdad que Zapatero lo ha negado muchas veces, pero al final se ha descubierto que ha habido conversaciones. El presidente se ha visto atrapado en sus compromisos -si es que los hubo- y en sus reuniones -que sí que las hubo-, cuyo contenido debe ser conocido urgentemente.

P.- ¿Sobre todo porque ETA parece dispuesta a contar sus reuniones por capítulos en el Gara, ¿no?

R.- Esto es un castillo de naipes que se está cayendo. Y no sabemos qué oculta alguno de esos compartimentos. Todo el mundo está expectante de qué puede contar ETA. Tenemos derecho a saber qué se ha hablado y en qué términos.

P.- ¿Zapatero ha actuado ingenua o irresponsablemente?

R.- Zapatero, quizá con buena voluntad, ha intentado arrinconar al principal partido de la oposición. Es muy difícil entender que la buena voluntad sea compatible con esa forma de actuar. Se le ha visto una cierta tendencia a la iluminación, aunque muchos le pedimos que pusiera los pies en la tierra. Me preocupa que haya derrochado tanta energía contra el PP y no contra ETA.

P.- Muchos creen que el final de ETA sólo se podrá escribir con el acuerdo del PP y PSOE.

R.- Estoy convencido. Cuando se firmó el Pacto Antiterrorista se dejó a ETA sin oxígeno, sin ingresos, sin posibilidad de maniobra, sin presencia internacional. Estaba asfixiada, aunque desconocíamos cuánto tardaría en llegar el final. Ahora, los etarras se sienten fuertes, tienen armas y dinero. El camino será mucho más largo y difícil.

P.- ¿Aceptarían que otros partidos se incorporaran al Pacto?

R.- Podría ser. Pero el Pacto no vale de nada si están todos los partidos salvo el PP. ¿Qué hace Zapatero pactando con todo el mundo menos con nosotros? Sólo tratar de demostrar que el PP tiene que desaparecer.

P.- Tampoco sirve si un partido suscribe un pacto y el otro lo traiciona hablando a la vez con ETA, ¿no?

R.- Es la historia de una gran deslealtad. Es inconcebible que Zapatero, mientras apoyaba el Pacto, estuviera manteniendo reuniones clandestinas con ETA-Batasuna. Ha engañado a los españoles.

P.- Pues, a quien miente, los ciudadanos le mandan a su casa...

R.- El PSOE va a perder las elecciones. En tres años, el presidente ha desmontado la unidad antiterrorista, el equilibrio territorial y ha provocado la confrontación entre comunidades. Nos ha mentido y por eso merece salir de La Moncloa.

P.- Y queda la resolución del Constitucional sobre el Estatut.

R.- Cuando uno juega con fuego se termina quemando. Que el propio Pasqual Maragall reconozca que el Estatuto catalán tiene déficits constitucionales significa que estamos ante un fiasco.

P.- Aún estamos en la vorágine de pactos electorales, y todo apunta a que ni en Navarra ni en Canarias gobernarán las listas más votadas...

R.- Los pactos poselectorales están permitidos por la ley. Yo soy partidario de que gobierne la lista más votada, sobre todo en los ayuntamientos, donde los ciudadanos votan a las personas. En cambio, a nivel nacional y autonómico debe primar el interés general de los españoles.

P.- ¿Va a mantener su promesa de que éste sea su último mandato?

R.- Éste ha de ser mi último mandato, después de cuatro mayorías absolutas. Es verdad que dije que sólo estaría ocho años, pero entonces le planteé a Aznar mi retirada y me dijo que en estos momentos era muy importante que siguiera. Y así hice.

P.- Quien no estará contento es su adversario Pedro Saura, todo un icono para los socialistas, que ha perdido un escaño y algunos ayuntamientos.

R.- Efectivamente, además de perder las elecciones y de retroceder en un escaño, ha perdido dos plazas fortificadas como Lorca, la más importante porque es la tercera en población, y Ceutí, que era un buque insignia del PSOE.

P.- ¿En qué medida la durísima campaña emprendida por su adversario contra usted ha tenido un efecto bumerán?

R.- Las calumnias y las injurias se le han vuelto en contra. Cuando un partido pretende ser alternativa de gobierno y se dedica a la calumnia, y cuando se busca el desgaste personal del adversario político, el resultado no puede ser otro que el que ha sido. Los murcianos saben muy bien quién dice la verdad y quién les ha mentido.

P.- Permítame un inciso. ¿Qué le parece que Alberto Ruiz-Gallardón quiera acompañar a Rajoy en su lista de las generales?

R.- En política es legítimo aspirar, como aspira Gallardón, a ir en listas con Rajoy, incluso postularse como número dos. Ha sido sincero. Es más noble decir que quieres ser algo que ocultarlo. Pero, al final, quien hace las listas decide quién le acompaña. Lo que quizá esté menos claro es que la sociedad pueda entender que alcaldes de ayuntamientos tan importantes como Madrid quieran jugar en dos canchas, porque o atiendes una cosa o atiendes la otra.

P.- ¿Es partidario de que el PP haga un congreso ahora, o sería mejor esperar a después de las generales?

R.- Me es indiferente. El PP tiene una solidez a prueba de bombas, es un partido muy sólido, muy maduro y puede afrontar ahora el congreso o hacerlo después. Da igual.

Etiquetas: ,


This page is powered by Blogger. Isn't yours?