MOHAMED MOUSSATEN: Su defensa alega que la inculpación fue lograda bajo presión

21-06-07



MOHAMED MOUSSATEN
Su defensa alega que la inculpación fue lograda bajo presión
MANUEL MARRACO

MADRID.- La consanguinidad en segundo grado puede acabar en ocho años de prisión. Así resumió ayer el abogado Miguel García Pajuelo la acusación que la Fiscalía mantiene contra Mohamed Moussaten, sobrino del supuesto ideólogo de la masacre, Yousef Belhadj.

El letrado encajó en la «normal» relación familiar de ambos todos los movimientos presuntamente incriminatorios del acusado, que escuchó la intervención impasible. Era normal, dijo, que Belhadj durmiese en su casa cuando estaba en España, que en alguna ocasión fuera con su tío a la mezquita, que viajara a Bélgica -donde él residía-, a comprar un coche, o que el hermano del huido Afalah le buscase por Madrid para pedirle el teléfono de Belhadj. «Lo normal es que su familia tenga el teléfono».(.../...)


Respecto a la profusa declaración incriminatoria -para él y para su tío- reflejada en el atestado policial, el abogado consideró que los magistrados no deben considerarla válida. Ni esa ni todas las posteriores a las que contaminó con la multitud de irregularidades que se produjeron.

En esa declaración, el acusado situó a su tío Belhadj dentro de la red de Al Qaeda, aseguró que recaudaba dinero para la yihad y afirmó que le había mostrado vídeos islamistas violentos. García Pajuelo repasó las palabras del propio Moussaten sobre cómo la Policía obtuvo esa confesión. «Cuando estaba detenido, oía los gritos de su madre. Estuvo cuatro días incomunicado con hambre, con sed, con amenazas, sin dejarle dormir en ningún momento, siempre con policías, 10 distintos que se turnaban. Todo sin abogado y sin saber cuál era la acusación contra él. También le amenazaban con 40 años de prisión y le decían lo que tenía que decir, que su tío era de Al Qaeda y que era el que aparecía en un vídeo [del 11-M]» .

Para respaldar la verosimilitud de esta denuncia, el letrado sacó a relucir un reciente informe del Comité de la la ONU contra la Tortura, en el que afirma que «no hay la menor duda de que en España hay casos de tortura».

La Fiscalía pide ocho años para Moussaten por colaboración con los terroristas, aunque otras acusaciones le imputan pertenecer a la trama. Sobre esta variante, García Pajuelo rememoró la peripecia vivida por el hermano de un huido del 11-M para encontrar el domicilio de la familia Moussaten: dos direcciones erradas y, al final, la correcta gracias a un conocido que se encontró en la calle. «Pues la organización sería un auténtico desastre organizativo», dijo.

El Ministerio Público sostiene que, al contrario que su hermano Brahim -al que ha retirado la acusación- Mohamed sí estaba al tanto de las actividades de su tío.

La defensa del marroquí hizo una descripción muy distinta: «No ha tenido ningún tipo de participación ni directa ni indirecta. Estaba, más bien, ocupado en actividades más propias de un chico de su edad, 19 años: trabajar, divertirse y estar con su novia».

ARGUMENTOS DE SU DEFENSA

Hay numerosas irregularidades respecto a la profusa declaración incriminatoria -para él y su tío- reflejadas en el atestado policial.

«Cuando estaba detenido, estuvo cuatro días incomunicado, con hambre, sed, amenazas (...) y sin poder disponer de un abogado».

Para respaldar el anterior argumento, el letrado sacó a relucir un reciente informe de la ONU contra la Tortura en España.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma