El letrado de Ghalyoun ve tras la Fiscalía las «cloacas del Estado»

21-06-07



JUICIO POR UNA MASACRE / Las conclusiones de las defensas

El letrado de Ghalyoun ve tras la Fiscalía las «cloacas del Estado»

Dice que le recuerda a los juicios contra negros en la Alabama de los años 50
MANUEL MARRACO

MADRID.- «El Ministerio Fiscal invoca sutilmente intereses generales, también denominados de Estado, para justificar su petición al tribunal... Esto no son intereses de Estado, es decir de todos, sino intereses espurios de cloacas del Estado». Así comenzó ayer su intervención final el abogado José Luis Abascal, defensor de dos presuntos pesos pesados del banquillo, Basel Ghalyoun y Jamal Zougam.

Abascal recordó en su informe sobre Ghalyoun -para el que la Fiscalía pide 12 años de cárcel por pertenencia a banda armada- a un tercer detenido al que defendió de oficio, el dueño de la peluquería en la que, según el Ministerio Público, los terroristas se reunían para hacer abluciones con agua de La Meca. Al final no fue procesado. «Alguna acusación ha dicho que la instrucción ha hecho historia. Efectivamente, lo que ahora se llama novela histórica de ficción. Ha mezclado La Meca con una peluquería, Asturias con Tetuán y a la Virgen del Coro con Bin Laden, pero pruebas, lo que se dice pruebas, no existen ni existirán. Como alguien dijo, porque todo es una ilusión creada para las elecciones del año 2004, en esto estamos de acuerdo con el Ministerio Fiscal».(.../...)


El letrado también criticó la tesis de la numerología aireada por la fiscal Olga Sánchez para vincular el 11-S y el 11-M. «Éste es uno de los principales argumentos de su acusación y tiene el mismo origen racional que los empleados en Alabama para acusar y condenar a negros injustamente, es decir, son los culpables porque son musulmanes y como fueron musulmanes quienes realizaron los atentados del 11 de septiembre no hay duda ninguna que también fueron musulmanes los que atentaron el 11 de marzo».

Esta persecución ha estado llena de extraños episodios, como el desmesurado celo de algunos mandos policiales. Por ejemplo, «el del jefe de la UCAO y su amigo, el jefe de seguridad de Amena. A través de una llamada organizaron todo el entramado telefónico que hoy sirve de sustento a la causa».

El informe final también detalló la docena de causas de nulidad que ha invocado ante el tribunal y a las que se han adherido el resto de defensas. En particular, a la del inacabable secreto sumarial, «que llevó a una indefensión de libro de la que se pueden percatar hasta los fans menos aventajados de Barrio Sésamo».

Recordando la frase con la que el Tribunal Supremo absolvió a un detenido de Guantánamo, se preguntó si la instrucción del sumario 20/2004 también podía describirse como un «limbo jurídico».

Abascal, que volverá a intervenir dentro de unos días para defender la causa de Zougam, apenas hizo una breve referencia a ETA. Tras señalar que no sabe si está detrás, sí considera que se han encontrado «demasiadas casualidades».

Entrando en los indicios concretos que pesan contra Ghalyoun, insistió en que el gorro encontrado en Leganés que llevaba su ADN tenía escrito el nombre de su dueño, que no era Basel, sino Abdullah, y que lo pudo llevar allí el suicida Rifaat Anuar. Más allá del gorro, Abascal hizo un repaso de los «extraños» hechos de Leganés: «Extraño alquiler» (el único de una inmobiliaria), «extraño vecino» (un policía especializado en seguimientos) y «extraña muerte».

Sobre la acusación de que la noche posterior a los atentados acogió a Anuar en el local de Virgen del Coro, denunció que la Fiscalía no ha querido encontrar a otro inquilino que estaba aquella noche en el local y podría acreditar que Anuar tenía su propia llave.

Abascal también destacó que resultaba incoherente acusar a Ghalyoun de estar «subordinado jerárquicamente» a El Tunecino cuando la propia policía reconoció ante el tribunal que ambos se enfrentaron por sus diferencias religiosas.

ARGUMENTOS DE SU DEFENSA

«El Ministerio Fiscal invoca sutilmente los intereses generales (...), es decir, de todos, pero se trata de intereses espurios de las cloacas del Estado».

El inacabable secreto sumarial llevó, según Abascal, a una indefensión «de libro», de las que «se podrían percatar hasta los 'fans' menos aventajados de Barrio Sésamo».

Ghalyoun no puede estar «subordinado jerárquicamente» a 'El Tunecino', pues ambos se enfrentaron a causa de sus diferencias religiosas.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Los agujeros negros del 11-M.- Links

EL CHULO TXAPOTE

Los agujeros negros XIII - La dinamita fantasma